Las Noticias de hoy 29 Mayo 2021

Enviado por adminideas el Sáb, 29/05/2021 - 12:15

Mayo, Mes de María - ACI Prensa

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    sábado, 29 de mayo de 2021     

Indice:

ROME REPORTS

El Papa: el buen diplomático, anclado en la tradición, pero dispuesto al diálogo

El Papa: gracias hermana Norma, ángel de los migrantes entre EEUU y México

El próximo 31 de mayo el Papa concluirá la maratón de oración

DERECHO Y DEBER DE HACER APOSTOLADO : Francisco Fernandez Carbajal

Evangelio del sábado: sencillos o complicados

"El Dulce Corazón de María" : San Josemaria

«Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno» (La creación, I) : Marco Vanzini / Carlos Ayxelá

Famosos Científicos Que Creyeron en Dios : Rich Deem 

María Calvo: “El feminismo nunca se ha preocupado por la maternidad”

Hacia una redefinición de los tratamientos hormonales de transición de género : Julio Tudela Cuenca

Fiesta de la Santísima Trinidad

Evangelio del domingo: la Santísima Trinidad

El confidente necesario y el registro de objetores a la eutanasia: Rogelio Altisent

 Resurrección. : José Luis Velayos

La empatía, nuestra aliada desconocida  : Silvia del Valle Márquez

Roma locuta, causa finita. : Jesús Domingo Martínez

Para AIN la situación es dramática: Enric Barrull Casals

La beatificación del "médico de los pobres" : Jesús D Mez Madrid

Mascarillas sí… mascarillas no  : Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

ROME REPORTS

 

El Papa: el buen diplomático, anclado en la tradición, pero dispuesto al diálogo

Ayer, el Papa Francisco se reunió con la Comunidad de la Pontificia Academia Eclesiástica y pasó más de una hora con los sacerdotes en un diálogo sencillo y abierto. El Papa también saludó a las Religiosas de la Comunidad Apostólica de María Siempre Virgen, que prestan su servicio en la Pontificia Academia Eclesiástica.

 

L’Osservatore Romano

"Esta mundanidad asfixiante se cura saboreando el aire puro del Espíritu Santo, que nos libera de permanecer centrados en nosotros mismos, escondidos en una apariencia religiosa vacía de Dios. No nos dejemos robar el Evangelio" (EG 97). Con estas palabras se puede resumir bien el encuentro del Papa Francisco con la Comunidad de la Pontificia Academia Eclesiástica (PAE), que tuvo lugar ayer por la tarde en la Institución situada en la Plaza de la Minerva 74, de Roma, que desde hace 320 años forma al futuro personal de las Representaciones Pontificias.

Fue un encuentro sencillo, intenso y familiar, caracterizado por la fraternidad y la cercanía del Sucesor de Pedro con los jóvenes sacerdotes que se preparan para vivir su ministerio al servicio de la Iglesia y del Santo Padre en las distintas misiones diplomáticas.

Poco antes de las 18:30, el Papa fue recibido por el Presidente del PAE, Monseñor Joseph Marino, por el Secretario para las Representaciones Pontificias, Monseñor Jan Romeo Pawłowski, por el Ecónomo y Prefecto de Estudios, Monseñor Gabriel Marcelo Viola Casalongue y por los estudiantes. Un encuentro esperado durante dos años con inquietud y entusiasmo, que se perdió el año pasado a causa de la pandemia; un signo concreto de la paternal cercanía y atención del Santo Padre.

Pontificia Academia Diplomática

El Papa Francisco permaneció durante más de una hora con los sacerdotes en un diálogo sencillo y abierto. El Presidente, en nombre de todos, saludó y agradeció al Santo Padre la aceptación de la invitación, presentando a la comunidad, formada por 40 sacerdotes, 38 de los cuales son estudiantes de 25 países, e informándole de que, a pesar de la crisis sanitaria provocada por la pandemia, se han llevado a cabo todas las actividades previstas para el curso académico, marcadas por la oración, el estudio y diversos encuentros formativos.

En un ambiente familiar, los alumnos de la Academia formularon algunas preguntas al Santo Padre, que no dejó de dar respuestas claras, paternales y concretas. Se abordaron numerosos temas, como los desafíos actuales de la Iglesia, la labor misionera, el camino sinodal y el importante papel de la diplomacia papal bilateral y multilateral.

El Papa Francisco esbozó algunas características y atenciones que el buen diplomático debe cultivar y ejercer en su ministerio: ser hombres de oración, abiertos a la escucha del Evangelio, a las novedades, pero al mismo tiempo enraizados en la Tradición, dispuestos al diálogo y a la confrontación.

Encuentro con los estudiantes

Al hablar de la esperada experiencia del año misionero de los ex alumnos, el Papa destacó que este período formativo, realizado en las periferias de la Iglesia Universal, enriquecerá su bagaje personal, humano, cultural y lingüístico.

Posteriormente, el Papa Francisco compartió la cena con la comunidad de la Academia, animando de manera especial a los 13 ex alumnos que pronto comenzarán su servicio en las Representaciones Pontificias. La Bendición Apostólica concluyó la velada y antes de regresar al Vaticano, el Santo Padre se reunió también con las Religiosas de la Comunidad Apostólica de María Siempre Virgen, que prestan sus servicios en la misma Pontificia Academia Eclesiástica.

 

El Papa: gracias hermana Norma, ángel de los migrantes entre EEUU y México

El Papa envió un vídeo mensaje dirigido a la misionera de Jesús y directora de la Catholic Charities en el Valle del Río Grande. La organización ha acogido a más de 20.000 personas a lo largo de los años y trabaja para reunir a las familias separadas en la frontera. El Papa Francisco: "Gracias por acoger a quienes huyen de verdaderos infiernos sociales".

Salvatore Cernuzio - Ciudad del Vaticano

Cinco veces dice "gracias" el Papa Francisco en un video mensaje a la hermana Norma Pimentel, misionera de Jesús y directora de Catholic Charities en el Valle del Río Grande, la frontera entre México y Estados Unidos, donde llegan cada día cientos de miles de migrantes de América Latina. Y es precisamente la acogida y el cuidado de numerosos hombres y mujeres, niños, ancianos y familias separadas, que huyen de una realidad de penuria y pobreza y buscan una vida mejor, lo que fundamenta la misión de la hermana Norma, basada en el principio evangélico de "fui forastero y me acogisteis".

"Gracias por su equipo"

Precisamente por esta labor de fe y humanitaria, el Papa quiso agradecer a la religiosa con un mensaje de vídeo en respuesta a una carta que la hermana Pimentel había enviado al Pontífice el pasado 3 de mayo.

LEA TAMBIÉN

28/05/2021

Migrantes en la frontera con Estados Unidos: Arriesgar la vida por ¿un futuro mejor?

"Gracias por lo que usted y todo su equipo están haciendo", dice el Pontífice, en el clip en español. "Gracias por acogerlos, por recibir a estos migrantes que vienen buscando una vida mejor, vienen a progresar, otros vienen huyendo de verdaderos infiernos sociales. Gracias hermana, gracias por tu equipo".

Los migrantes: acogidos, protegidos, acompañados e integrados

El Papa Francisco reiteró los cuatro verbos sobre los que debe articularse la respuesta común a la emergencia migratoria: "Acoger, proteger, acompañar e integrar." "Los migrantes deben ser acogidos, es decir, deben ser protegidos, deben ser acompañados y deben ser integrados", subraya el Papa. Y vuelve a dar las "gracias" a la hermana Norma Pimentel y a su equipo "por lo que hacen con todos los migrantes que vienen a pedir ayuda para vivir con más dignidad." "Los acompaño desde aquí, rezo por vosotros y por todas las personas que los acompañan en este trabajo", concluyó Francisco. "Que Dios te bendiga... Que Dios te bendiga mucho".

En primera línea en el Valle del Río Grande

La hermana Pimentel es un rostro familiar en Estados Unidos, conocido como el "ángel" de los migrantes. Con sus sandalias en los pies, su pelo blanco y corto, su hábito de misionera. En las redes sociales -donde es muy activa- se la puede ver lidiando con niños y mujeres embarazadas, o dialogando con Obispos, magistrados y jueces federales. Durante tres décadas ha estado en primera línea para apoyar a los refugiados y migrantes en esa franja de tierra que separa Texas de México, donde tantos han encontrado la muerte a lo largo de los años, como demuestra la imagen -tan dramática que ha quedado grabada en la memoria colectiva- del padre que se ahogó en el río con su hija pequeña en junio de 2019.

Comidas calientes y ropa limpia para los desplazados

Desde 2015, la hermana Norma ha sido directora ejecutiva de "Caridades Católicas del Valle del Río Grande", una organización asociada a Caritas Internationalis, abierta en la Iglesia Católica del Sagrado Corazón.

Entre esas cuatro paredes, hasta ahora -informa el sitio web oficial- se ha acogido a más de 23 mil personas vulnerables. La monja dirige los esfuerzos para proporcionar refugio y albergue las 24 horas del día, para ofrecer una comida caliente incluso a 300 personas a la vez o la oportunidad de ducharse y cambiarse de ropa limpia. El centro también distribuye medicamentos y otro tipo de asesoramiento o ayuda de emergencia a todos aquellos que luego desean continuar su viaje. A veces todo lo que estas personas necesitan es un poco de consuelo.

La alegría de ver a las familias reunidas

Un consuelo que la Hermana Norma nunca deja de proporcionar, incluso cuando parece que le faltan las fuerzas. Todos los días, relató la religiosa en una entrevista con Vatican News, llegan autobuses llenos de migrantes. A menudo son familias separadas en la frontera que los voluntarios intentan reunir, yendo a buscar números, contactos, documentos. "Es una experiencia increíble poder estar presente con estas familias que han sufrido tanto, han experimentado la pérdida de sus hijos, sin saber si los volverían a ver, y los niños llorando y de repente juntos de nuevo y experimentar con ellos ese momento de alegría y gracia que Dios les ha reunido. Que formemos parte de esto es magnífico", dijo la hermana Pimentel en la entrevista.

Entre las personas más influyentes de 2020 según la revista Time

El trabajo realizado por la misionera fue también el centro de un cortometraje, titulado "Oh Mercy", dedicado a la crisis migratoria y filmado en el campo de refugiados mexicano de Matamoros, donde la hermana Norma presta sus servicios. Por su compromiso, el año pasado la revista Time la incluyó en su lista de las cien personas más influyentes de 2020.

 

El próximo 31 de mayo el Papa concluirá la maratón de oración

El próximo lunes, 31 de mayo, el Papa Francisco concluirá la maratón de oración para invocar el fin de la pandemia rezando el Rosario en los Jardines Vaticanos, a las 17:45 horas (CET). La soledad, el desempleo, la violencia doméstica y social, pero también el progreso humano accesible a todos, y la reanudación de un fuerte impulso en la pastoral: estas son las distintas situaciones que se le confían a María en el rezo del Rosario con el que el Papa cerrará el mes mariano el lunes 31 de mayo y que puedes seguir en directo desde www.vaticanews.va

 

Ciudad del Vaticano

Fue el mismo Papa Francisco a abrir la maratón de oración el pasado 1 de mayo con una oración ante el icono de la Virgen del Socorro en la Basílica de San Pedro, tras la cual, los días posteriores, diferentes santuarios de todo el mundo participaron en esta "maratón" de oración.

La iniciativa, que, por deseo expreso del Santo Padre, ha sido organizada por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, fue muy apreciada por su sencillez y al mismo tiempo por el profundo sentido de comunión con la Iglesia y con el Papa Francisco, en la que millones de personas han rezado el Rosario cada día de la forma en que su cultura y país lo expresa de forma natural.

La oración se retransmitirá en directo por los canales oficiales de la Santa Sede, se conectarán todas las redes católicas del mundo y será accesible para las personas sordas y con problemas de audición a través de la traducción a la lengua de signos italiana LIS.

Fin de la maratón frente a la Virgen María Desatando Nudos

Como signo final, el Papa Francisco ha querido dirigir su oración a una imagen de la Virgen de la que es muy devoto: la Virgen María Desatando Nudos. El icono que recoge esta particular representación de la Virgen, se encuentra en Augsburgo, Alemania, y consiste en una pintura al óleo sobre lienzo realizada por el pintor alemán Johann Georg Melchior Schmidtner hacia 1700, que actualmente se encuentra en la iglesia de San Pedro am Perlach. El Papa Francisco siempre ha mostrado una fuerte devoción por esta imagen, y ha difundido su culto especialmente en Buenos Aires y Argentina. El cuadro representa a la Virgen intentando desatar los nudos de una cinta blanca tendida por dos ángeles, rodeada de escenas bíblicas que remiten simbólicamente a imágenes de esperanza, misericordia y victoria sobre el mal.

Virgen María Desatando Nudos

"Copia única del icono original conocido en toda Baviera con motivo de una peregrinación de las diócesis bávaras a Augsburgo celebrada en el año 2015, llegará a Roma acompañada por el obispo de Augsburgo, monseñor Bertram Johannes Meier", quien lo donará al Papa Francisco que lo destinará según sus intenciones, según da a conocer el comunicado del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, organizador de la iniciativa de la maratón de oración. 

El Papa Francisco confía a la Virgen cinco "nudos" a desatar

La elección de esta imagen quiere representar una oración especial para que la Virgen interceda para "disolver" el sufrimiento que ha atado al mundo en este tiempo de crisis sanitaria, pero también económica, psicológica y de relaciones sociales. Poe ello, el Papa Francisco confiará a la Virgen cinco intenciones de oración, cinco "nudos" a desatar.

El primer nudo que hay que desatar es el de la relacionalidad herida, la soledad y la indiferencia, que se han profundizado en este tiempo.

El segundo nudo es el del desempleo, con especial atención al desempleo juvenil, al femenino, al de los padres de familia y al de los que intentan defender a sus empleados.

El tercer nudo está representado por el drama de la violencia, en particular la que se origina en la familia, en el hogar dentro de las paredes de la casa, hacia las mujeres o deflagrada en las tensiones sociales generadas por la incertidumbre de la crisis.

El cuarto nudo se refiere al progreso humano, que la investigación científica está llamada a apoyar, poniendo en común los descubrimientos para que sean accesibles a todos, especialmente a los más débiles y pobres.

El quinto nudo a desatar es el de la atención pastoral. Que las Iglesias locales, las parroquias, los oratorios, los centros de pastoral y de evangelización redescubran el entusiasmo y el nuevo impulso en toda la vida pastoral. Que los jóvenes puedan casarse y construir una familia y un futuro.

 

 

DERECHO Y DEBER DE HACER APOSTOLADO

— El derecho y el deber de todo fiel cristiano de hacer apostolado deriva de su unión con Cristo.

— Rechazar las excusas que impidan «meternos» en la vida de los demás.

— Jesús nos envía ahora como envió a sus discípulos de los comienzos.

I. Se acercaron a Jesús los sumos sacerdotes y los letrados mientras paseaba por los atrios del Templo y le preguntaron: ¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante poder?1. Quizá porque no iban dispuestos a escuchar, el Señor acabará dejándoles sin respuesta.

Pero nosotros sabemos que Jesucristo es el soberano Señor del universo, y en Él fueron creadas todas las cosas en los cielos y sobre la tierra, las visibles y las invisibles... Todo ha sido creado por Él y para Él, y el mismo Cristo reconcilió a todos los seres consigo, restableciendo la paz, por medio de su sangre derramada en la Cruz2. Nada del universo ha quedado fuera de la soberanía y del influjo pacificador de Cristo. Se me ha dado todo poder... Tiene la plenitud de la potestad en los cielos y en la tierra: también para evangelizar y llevar a la salvación a cada pueblo y a cada hombre.

Él mismo nos ha llamado a participar de su misión, a meternos en la vida de los demás para que sean felices aquí en la tierra y alcancen el Cielo, para el que han sido creados. Hemos recibido el mandato de extender su reino, reino de verdad y de vida, reino de santidad, reino de justicia y de paz3: «somos Cristo que pasa por el camino de los hombres del mundo»4, y de Él debemos aprender a servir y a ayudar a todos, metidos en el entramado de la sociedad. Para poner la vida al servicio de los demás, los fieles laicos no necesitan otro título que el de la vocación de cristianos, recibida en el Bautismo. Ya es suficiente motivo. «El deber y el derecho del laico al apostolado deriva de su misma unión con Cristo Cabeza. Insertos por el bautismo en el Cuerpo Místico de Cristo, robustecidos por la confirmación en la fortaleza del Espíritu Santo, es el mismo Señor el que los destina al apostolado»5. De Él viene el encargo y la misión.

Tenemos derecho a meternos en la vida de los demás, porque en todos nosotros corre la misma vida de Cristo. Y si un miembro cae enfermo, o se encuentra débil, o quizá muerto, todo el cuerpo queda afectado: padece Cristo y sufren también los miembros sanos del cuerpo, ya que «todos los hombres son uno en Cristo»6. Todos, tan distintos, nos unimos en Cristo, y la caridad se hace entonces condición de vida. El derecho a influir en la vida de los demás se torna deber gozoso para cada cristiano, sin que nadie quede excluido, por muy particular que sea su situación en la vida. Él, Jesús, «no nos pide permiso para “complicarnos la vida”. Se mete y... ¡ya está!»7. Y quienes queremos ser sus discípulos debemos hacer eso mismo con los que nos acompañan en el caminar. Hemos de aprovechar las oportunidades que se presentan y también aprenderemos a suscitar otras que nos den ocasión de acercar esas almas al Señor: sugiriéndoles la lectura de un buen libro, dándoles un consejo, hablándoles claramente de la necesidad de acudir al sacramento de la Confesión, prestándoles un pequeño servicio.

II. En algún momento quienes están a nuestro alrededor podrían decirnos también: ¿con qué derecho te metes en la vida de los demás?, ¿quién te ha dado permiso para hablar de Cristo, de su doctrina, de sus amables exigencias? O quizá somos nosotros mismos quienes podemos sentir la tentación de preguntarnos: «¿quién me manda a mí meterme en esto?». Entonces, «habría de contestarte: te lo manda –te lo pide– el mismo Cristo. La mies es mucha, y los obreros son pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe operarios a su mies (Mt 9, 37-38). No concluyas cómodamente: yo para esto no sirvo, para esto ya hay otros; esas tareas me resultan extrañas. No, para esto, no hay otros; si tú pudieras decir eso, todos podrían decir lo mismo. El ruego de Cristo se dirige a todos y a cada uno de los cristianos. Nadie está dispensado: ni por razones de edad, ni de salud, ni de ocupación. No existen excusas de ningún género. O producimos frutos de apostolado, o nuestra fe será estéril»8. La Iglesia nos anima y nos impulsa a dar a conocer a Cristo, sin disculpas ni pretextos, con alegría, en todas las edades de la vida. «Los jóvenes deben convertirse en los primeros e inmediatos apóstoles de los jóvenes, ejerciendo su apostolado personal entre sus propios compañeros (...). También los niños tienen su propia actividad apostólica. Según su capacidad, son testigos vivientes de Cristo entre sus compañeros»9. Los jóvenes, los niños, los ancianos, los enfermos, quienes se encuentran sin trabajo o con una tarea floreciente..., todos debemos ser apóstoles que dan a conocer a Cristo con el testimonio de su ejemplo y con su palabra. ¡Qué buenos altavoces tendría Dios en medio del mundo! Él nos dice a todos: Id al mundo entero y predicad el Evangelio...10. ¡Nos envía el Señor!

El amor a Cristo nos lleva al amor al prójimo; la vocación que hemos recibido nos impulsa a pensar en los demás, a no temer los sacrificios que lleva consigo un amor con obras, pues «no hay señal ni marca que así distinga al cristiano y al amador de Cristo, como el cuidado de nuestros hermanos y el celo por la salvación de las almas»11. Por eso, el afán de dar a conocer al Maestro es el indicador que señala la sinceridad de vida del discípulo y la firmeza de su seguimiento. Si alguna vez advirtiéramos que no nos preocupa la salvación de las almas, que su lejanía de Dios nos deja indiferentes, que sus necesidades espirituales no provocan una reacción en nuestra alma, sería señal de que nuestra caridad se ha enfriado, pues no da calor a quienes están a nuestro lado. No es el apostolado algo añadido o superpuesto a la actividad normal del cristiano; es su misma vida cristiana, que tiene como manifestación natural el interés apostólico por familiares, colegas, amigos...

III. ¿Con qué autoridad haces esto?..., le preguntaban aquellos fariseos a Jesús. No es este el momento oportuno para revelar de dónde proviene su potestad. Más tarde dará a conocer a sus discípulos su origen: Se me ha dado todo poder en el Cielo y en la tierra12. La autoridad de Jesús no proviene de los hombres, sino de haber sido constituido por Dios Padre «heredero universal de todas las cosas (cfr. Heb 1, 2), para ser Maestro, Rey y Sacerdote de todos, Cabeza del Pueblo nuevo y universal de los hijos de Dios»13.

De ese poder participa la Iglesia entera y cada uno de sus miembros. A todos los cristianos compete esta tarea de proseguir en el mundo la obra de Cristo, pero de modo especial a aquellos que, además de la vocación recibida en el Bautismo, han recibido una particular llamada del Señor para seguirle más de cerca. Jesús nos apremia, pues «los hombres son llamados a la vida eterna. Son llamados a la salvación. ¿Tenéis conciencia de esto? ¿Tenéis conciencia (...) de que todos los hombres están llamados a vivir con Dios, y que, sin Él, pierden la clave del “misterio” de sí mismos?

»Esta llamada a la salvación nos la trae Cristo. Él tiene para el hombre palabras de vida eterna (Jn 6, 68); y se dirige al hombre concreto que vive en la tierra. Se dirige particularmente al hombre que sufre, en el cuerpo o en el alma»14.

Jesús nos envía como a aquellos discípulos a quienes hace ir a la aldea vecina en busca de un borrico que se encontraba atado y en el que todavía no había montado nadie. Les manda que lo desaten y se lo lleven, pues había de ser la cabalgadura en la que entraría triunfante en Jerusalén. Y les encargó que si alguno les preguntaba qué hacían con él, le dijeran que el Señor lo necesitaba15. Actúan para el Señor y en su nombre. No lo hacen por cuenta propia, ni para obtener ellos ningún beneficio personal. Fueron aquellos dos y, efectivamente, encontraron el borrico como les había dicho el Señor. Al desatarlo, sus dueños les dijeron: ¿Por qué desatáis el borrico? Ellos contestaron: Porque el Señor lo necesita16, y aquellos discípulos, de quienes no sabemos los nombres pero que serían amigos fieles del Maestro, cumplieron el encargo y realizaron lo que se ha de hacer en todo apostolado: Se lo llevaron a Jesús17. Al explicar San Ambrosio este pasaje, pone de manifiesto tres cosas: el mandato de Jesús, el poder divino con que se lleva a cabo, y el modo ejemplar de vida y de intimidad con el Maestro de quienes realizan el encargo18. Y a este comentario añade San Josemaría Escrivá: «¡Qué admirablemente se acomodan a los hijos de Dios estas palabras de San Ambrosio! Habla del borrico atado con el asna, que necesitaba Jesús, para su triunfo, y comenta: “solo una orden del Señor podía desatarlo. Lo soltaron las manos de los Apóstoles. Para un hecho semejante, se requieren un modo de vivir y una gracia especial. Sé tú también apóstol, para poder librar a los que están cautivos”.

»—Déjame que te glose de nuevo este texto: ¡cuántas veces, por mandato de Jesús, habremos de soltar las ligaduras de las almas, porque Él las necesita para su triunfo! Que sean de apóstol nuestras manos, y nuestras acciones, y nuestra vida... Entonces Dios nos dará también gracia de apóstol, para romper los hierros de los encadenados»19, de tantos como siguen atados mientras el Señor espera.

1 Mc 11, 27-33. — 2 Cfr. Col 1, 17-20. — 3 Misal Romano, Prefacio de Cristo Rey. — 4 San Josemaría Escrivá, Carta 8-XII-1941. — 5 Conc. Vat. II, Decr. Apostolicam actuositatem, 3. — 6 San Agustín, Comentario al salmo 39. — 7 Cfr. San Josemaría Escrivá, Forja, n. 902. — 8 ídem, Amigos de Dios, 272. — 9 Conc. Vat. II, loc. cit., 12. — 10 Cfr. Mc 16, 15. — 11 San Juan Crisóstomo, Homilías sobre lo incomprehensible, 6, 3. — 12 Mt 28, 19. — 13 Conc. Vat. II, Const. Lumen gentium, 13. — 14 Juan Pablo II, Homilía en Lisboa, 14-V-1982. — 15 Cfr. Lc 19, 29-31. — 16 Lc 19, 33-34. — 17 Lc 19, 35. — 18 Cfr. San Ambrosio, Comentario al Evangelio de San Lucas, in loc. — 19 San Josemaría Escrivá, Forja, n. 672.

 

Evangelio del sábado: sencillos o complicados

Comentario del sábado de la 8° semana del tiempo ordinario. “Respondedme, y os diré con qué potestad hago estas cosas”. El diálogo sincero con Jesús nos abre el corazón para conocerle y conocernos mejor.

COMENTARIOS AL EVANGELIO

Evangelio (Mc 11,27-33)

En aquel tiempo:

Llegaron de nuevo a Jerusalén. Y mientras paseaba por el Templo, se le acercaron los príncipes de los sacerdotes, los escribas y los ancianos, y le dijeron:

— ¿Con qué potestad haces estas cosas? ¿O quién te ha dado tal potestad para hacerlas?

Jesús les contestó:

— Os voy a hacer una pregunta. Respondedme, y os diré con qué potestad hago estas cosas: el bautismo de Juan ¿era del cielo o de los hombres? Respondedme.

Y deliberaban entre sí: «Si decimos que del cielo, replicará: “¿Por qué, pues, no le creísteis?” Pero ¿vamos a decir que de los hombres?» Temían a la gente; pues todos tenían a Juan como a un verdadero profeta. Y respondieron a Jesús:

— No lo sabemos.

Entonces Jesús les dijo:

 

— Pues tampoco yo os digo con qué potestad hago estas cosas.


Coemntario

La purificación del Templo dejó atónitos a los jefes religiosos del pueblo. Fue una especie de restauración del culto, como la que tuvo lugar en tiempo de los Macabeos; por entonces fue una celebración muy solemne: “lo celebraron durante ocho días con alegría” (2 Macabeos 10,6), porque habían sido derrotados los enemigos del pueblo de Dios que profanaron su Templo. Pero ahora la profanación venía de dentro del pueblo: las autoridades permitieron que la Casa de Dios dejase de ser casa de oración para ser casa de negocios. Hacía falta una potestad superior, la de Jesús, para restablecer el orden en aquel lugar santo.

Nos sorprende también a nosotros este diálogo. Jesús, ante la pregunta desconfiada, responde con otra pregunta con la que invita al interlocutor al examen de conciencia. Así suele hacer el Maestro cuando encuentra una actitud hostil a sus acciones y enseñanzas. Quien había escuchado al Bautista y había aceptado su predicación, estaba bien dispuesto para acoger a Jesús como Maestro. Pero aquellos jefes no acogieron con humildad el ministerio de Juan. No reconocen la verdad de aquellas palabras proféticas, aplicadas al precursor: “Es como fuego de fundidor, como lejía de lavanderos. Se pondrá a fundir y a purificar la plata; purificará a los hijos de Leví, los acrisolará como oro y plata: así podrán ofrecer al Señor una oblación en justicia” (Malaquías 3,2-3). Como no aceptaban la purificación de sus corazones, no entendieron la purificación del Templo.

Necesitamos hacer un esfuerzo interior para entender a Jesús en todos sus gestos y palabras. Aquellos hombres no fueron sencillos como palomas; por eso Jesús se mostró sagaz como una serpiente (cf. Mateo 10,16), y los dejó sin palabras. No pudo haber diálogo sincero. La sinceridad es necesaria para el entendimiento con las personas, en primer lugar, con Dios. Una virtud que acaba convirtiéndose en sencillez. Lo vemos en la Virgen María, en el diálogo con el arcángel, que concluyó con un sencillo y entregado “hágase en mí según tu palabra”. Se la pedimos a Ella para poder hablar con Dios, y conociéndole más cada día, nos conozcamos mejor a nosotros mismos. Así, conscientes de que somos también templos de Dios (cf. 1 Corintios 3,16-17), desearemos la purificación de nuestros pecados.

 

"El Dulce Corazón de María"

Acostúmbrate a poner tu pobre corazón en el Dulce e Inmaculado Corazón de María, para que te lo purifique de tanta escoria, y te lleve al Corazón Sacratísimo y Misericordioso de Jesús. (Surco, 830)

Cumplido el tiempo de la purificación de la Madre, según la Ley de Moisés, es preciso ir con el Niño a Jerusalén para presentarle al Señor. (Luc., II, 22.)

Y esta vez serás tú, amigo mío, quien lleve la jaula de las tórtolas. –¿Te fijas? Ella –¡la Inmaculada!– se somete a la Ley como si estuviera inmunda.

¿Aprenderás con este ejemplo, niño tonto, a cumplir, a pesar de todos los sacrificios personales, la Santa Ley de Dios?

¡Purificarse! ¡Tú y yo sí que necesitamos purificación! –Expiar, y, por encima de la expiación, el Amor. –Un amor que sea cauterio, que abrase la roña de nuestra alma, y fuego, que encienda con llamas divinas la miseria de nuestro corazón. (Santo Rosario. 4º misterio gozoso).

 

«Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno» (La creación, I)

Si el mundo antes transparentaba a Dios, hoy se ha vuelto, para muchos, opaco. Por qué la fe en la creación es aún decisiva en la era de la ciencia.

LA LUZ DE LA FE06/08/2017

«Cuando veo los cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas, que Tú pusiste, ¿qué es el hombre, para que de él te acuerdes, y el hijo de Adán, para que te cuides de él?» (Sal 8,4-5). La contemplación del mundo inspira asombro en los hombres de todas las épocas. También hoy, aunque podamos conocer bien las causas físicas de los colores de una puesta de sol, de un eclipse o de la aurora boreal, nos fascina presenciar estos fenómenos. Además, a medida que la ciencia avanza, se hace más patente la complejidad y la inmensidad que nos rodea, tanto por debajo de nuestra escala –desde la vida microscópica hasta las entrañas mismas de la materia– como por encima de ella, en las distancias y magnitudes de las galaxias, que sobrepasan la imaginación de cualquiera.

A MEDIDA QUE LA CIENCIA AVANZA, SE HACE MÁS PATENTE LA COMPLEJIDAD Y LA INMENSIDAD QUE NOS RODEA, TANTO POR DEBAJO COMO POR ENCIMA DE NUESTRA ESCALA

El estupor también nos puede captar de modo profundo al detenernos a considerar la realidad de nuestro yo: cuando uno se da cuenta de que existe, sin ser capaz de comprender del todo el origen de su vida, y de la conciencia que tiene de sí mismo. ¿De dónde vengo? –Aunque la velocidad con que se vive hoy en muchas partes del planeta lleva a eludir este tipo de preguntas, en realidad no son algo reservado a espíritus particularmente introspectivos: responden a una necesidad de dar con las coordenadas fundamentales, un sentido de la orientación que a veces puede adormecerse, pero que de un modo u otro, tarde o temprano, vuelve a aflorar en la vida de todos.

La búsqueda de un Rostro más allá del universo

La percepción del abismo de la propia conciencia o de la inmensidad del mundo puede limitarse a veces a experimentar un profundo vértigo. Sin embargo, la religiosidad de los hombres ha sondeado en todas las épocas más allá de estos fenómenos; ha buscado, de formas muy variadas, un Rostro que adorar. Por eso, ante el espectáculo de la naturaleza, dice el salmista: «Los cielos pregonan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos» (Sal 19,2); y también, ante el misterio del yo, de la vida: «Te doy gracias porque me has hecho como un prodigio» (Sal 139,14). Durante siglos este paso desde el mundo visible hasta Dios se hacía con gran naturalidad. Pero el creyente se ve hoy a veces ante interrogantes que pueden causarle perplejidad: ¿no es esta búsqueda de un Rostro más allá del universo conocido una proyección del hombre, propia de un estadio superado de la humanidad? Los avances de la ciencia, aun cuando esta no disponga de respuesta para todas las preguntas y problemas, ¿no hacen de la noción de creación una suerte de velo de nuestra ignorancia? ¿No es, por lo demás, una cuestión de tiempo que la ciencia llegue a salir al encuentro de todas esas preguntas?

Sería un error descartar demasiado rápido estas cuestiones como impertinencias, o como síntomas de un escepticismo infundado. Sencillamente, ponen en evidencia cómo «la fe tiene que ser revivida y reencontrada en cada generación»[1]: también en el momento presente, en el que la ciencia y la tecnología han mostrado con creces todo lo que el hombre puede conocer y hacer por sí mismo, hasta el punto de que la idea de un orden anterior a nuestra iniciativa se ha vuelto a veces lejana y difícil de imaginar. Estas cuestiones, pues, requieren una consideración sosegada, que permita afianzar la propia fe, comprendiendo su sentido y su relación con la ciencia y la razón, para poder iluminar también a otros. Naturalmente, en un par de artículos solo es posible trazar algunas vías, sin agotar una cuestión que por sí misma incide en multitud de aspectos de la fe cristiana.

La revelación de la creación

En nuestro recorrido podemos partir sencillamente de la afirmación fundamental de la Biblia sobre el origen de todo lo que existe y, en particular, de cada persona a lo largo de la historia. Se trata de una afirmación muy concreta y fácil de enunciar: somos creación de Dios, fruto de su libertad, de su sabiduría y de su amor. «Todo cuanto quiere el Señor, lo hace en los cielos y en la tierra, en los mares y en los abismos» (Sal 135,6). «¡Qué numerosas son tus obras, Señor! Todas las hiciste con sabiduría. Llena está la tierra de tus criaturas» (Sal 104,24).

EL GÉNESIS NO AHORRA DETALLES SOBRE LOS MODOS EN QUE EL MAL Y EL DOLOR SE ABREN CAMINO DESDE MUY PRONTO, Y SIN EMBARGO AFIRMA REPETIDAMENTE QUE EL MUNDO ES ESENCIALMENTE BUENO

Sin embargo, a veces las afirmaciones más simples encubren las realidades más complejas. Si en la actualidad la razón humana percibe a veces borrosamente esta visión del mundo, tampoco llegó de un modo sencillo hasta ella. Históricamente, la noción de creación –en el sentido en que la Iglesia la recoge en el Credo– surgió solo en el curso de la revelación al pueblo de Israel. El apoyo de la Palabra divina permitió poner al descubierto los límites de las distintas concepciones míticas sobre los orígenes del cosmos y del hombre, para llegar más allá de las especulaciones de los brillantes filósofos griegos, y reconocer al Dios de Israel como el único Dios, que creó todo de la nada.

Un rasgo distintivo del relato bíblico es, pues, el hecho de que Dios cree sin partir de nada preexistente, con la sola fuerza de su palabra: «Dijo Dios: –haya luz. –Y hubo luz (…). –Hagamos al hombre a nuestra imagen (…) –Y creó Dios al hombre a su imagen» (Gn 1,3.26-27). También es propio de este relato el que en el origen no haya ningún rastro de mal: «Y vio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era muy bueno» (Gn 1,31). El propio Génesis no ahorra detalles sobre los modos en que el mal y el dolor se abren camino desde muy pronto en la historia. Con todo, y en abierto contraste con esta experiencia universal, la Biblia afirma repetidamente que el mundo es esencialmente bueno, que la creación no es una forma degradada de ser, sino un inmenso don de Dios. «El universo no surgió como resultado de una omnipotencia arbitraria, de una demostración de fuerza o de un deseo de autoafirmación. La creación es del orden del amor (…): «Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que hiciste, porque, si algo odiaras, no lo habrías creado» (Sb 11,24). Entonces, cada criatura es objeto de la ternura del Padre, que le da un lugar en el mundo. Hasta la vida efímera del ser más insignificante es objeto de su amor y, en esos pocos segundos de existencia, él lo rodea con su cariño»[2].

 

NUESTROS ANTEPASADOS NO TENÍAN MICROSCOPIO, ACELERADORES DE PARTÍCULAS O REVISTAS ESPECIALIZADAS, PERO QUIZÁ SABÍAN Y VEÍAN COSAS ESENCIALES QUE NOSOTROS PODEMOS HABER PERDIDO DE VISTA POR EL CAMINO

El inicio del evangelio de San Juan arroja también una luz decisiva sobre este relato. «En el principio existía el Verbo» (Jn 1,1), escribe el cuarto evangelista, retomando las primeras palabras del Génesis (Cfr. Gn 1,1). En el inicio del mundo está el logos de Dios, que hace de él una realidad profundamente racional, radicalmente llena de sentido. «Contigo está la sabiduría, que conoce tus obras, que estaba presente cuando hiciste el universo, y sabe lo que es agradable a tus ojos y conforme con tus mandamientos» (Sb 9,9). A propósito del término griego con que se designa al Verbo de Dios, explicaba Benedicto XVI: «Logossignifica tanto razón como palabra, una razón que es creadora y capaz de comunicarse, pero precisamente como razón. De este modo, san Juan nos ha brindado la palabra conclusiva sobre el concepto bíblico de Dios, la palabra con la que todos los caminos de la fe bíblica, a menudo arduos y tortuosos, alcanzan su meta, encuentran su síntesis. En el principio existía el logos, y el logos es Dios, nos dice el evangelista. El encuentro entre el mensaje bíblico y el pensamiento griego no era una simple casualidad»[3]. Todo diálogo presupone un interlocutor racional, con logos. Así, el diálogo con el mundo que empezaron a entablar los filósofos griegos era posible precisamente porque la realidad creada está transida de racionalidad, de una lógica muy simple y muy compleja a la vez. Este diálogo venía a encontrarse, pues, con la afirmación decidida de que el mundo «no es producto de una necesidad cualquiera, de un destino ciego o del azar»[4], sino de una inteligencia amorosa –un Ser personal– que trasciende el orden mismo del universo, porque lo precede.

 

El núcleo de los relatos de la creación

No es infrecuente que los relatos de la creación en el Génesis se perciban hoy como textos bellos y poéticos, llenos de sabiduría, pero quizá a fin de cuentas poco a la altura de la sofisticación y la seriedad metodológica que entretanto han adquirido la ciencia y la crítica literaria e histórica. Sin embargo, sería un error tratar con desdén a nuestros antepasados porque no tuvieran microscopio, aceleradores de partículas o revistas especializadas: olvidaríamos demasiado fácilmente que quizá sabían y veían cosas esenciales; cosas que nosotros podemos haber perdido de vista por el camino. Para comprender lo que una persona o un texto quieren decirnos es necesario atender a su modo de hablar, sobre todo si es distinto del nuestro. En este sentido, conviene tener en cuenta que, en los relatos de la creación, «la imagen del mundo queda delineada bajo la pluma del autor inspirado con las características de las cosmogonías del tiempo»; y que es en ese cuadro donde Dios inserta la novedad específica de su revelación a Israel y a los hombres de todos los tiempos: «la verdad acerca de la creación de todo por obra del único Dios»[5].

INCLUSO EN MEDIO DE LA IMPERFECCIÓN, DEL MAL, DEL DOLOR, EL CRISTIANO VE EN CADA SER UN REGALO QUE SURGE DEL AMOR Y QUE LLAMA AL AMOR: A DISFRUTAR, A RESPETAR, A CUIDAR, A TRANSMITIR

Con todo, se objeta con frecuencia que, si la noción de creación tuvo un papel en el pasado, hoy resulta ingenuo intentar proponerla de nuevo. La física moderna y los hallazgos acerca de la evolución de las especies habrían hecho obsoleta la idea de un creador que interviene para generar y dar forma al mundo: la racionalidad del universo sería, en el mejor de los casos, una propiedad interior a la materia, y hablar de otros agentes supondría desafiar la seriedad del discurso científico. Sin embargo, se hace así fácilmente, sin saberlo, una lectura literalista de la Biblia, que la Biblia misma descarta. Si, por ejemplo, se comparan los dos relatos sobre los orígenes, situados uno detrás de otro en los dos primeros capítulos del Génesis, se observan diferencias muy claras que no es posible atribuir a un descuido redaccional. Los autores sagrados eran conscientes de que no tenían que proporcionar una descripción detallada y literal acerca de cómo se produjo el origen del mundo y del hombre: procuraban expresar, a través del lenguaje y los conceptos de que disponían, algunas verdades fundamentales[6].

Cuando se acierta a comprender el lenguaje peculiar de estos relatos –un lenguaje primitivo, pero lleno de sabiduría y de profundidad–, se puede identificar su verdadero núcleo. Nos hablan de «una intervención personal»[7] que trasciende la realidad del universo: antes del mundo existe la libertad personal y la sabiduría infinita de un Dios creador. A través de un lenguaje simbólico, aparentemente ingenuo, se abre camino una profunda pretensión de verdad, que podríamos resumir así: todo esto lo hizo Dios, porque quiso[8]. La Biblia no pretende pronunciarse sobre los estadios de la evolución del universo y del origen de la vida, sino afirmar la «libertad de la omnipotencia»[9] de Dios, la racionalidad del mundo que crea, y su amor por este mundo. Se despliega así una imagen de la realidad, y de cada uno de los seres que la conforman, como «un don que surge de la mano abierta del Padre de todos»[10]. La realidad, a la luz de la fe en la creación, queda marcada en su entraña misma bajo el signo de la acogida. Incluso en medio de la imperfección, del mal, del dolor, el cristiano ve en cada ser un regalo que surge del Amor y que llama al amor: a disfrutar, a respetar, a cuidar, a transmitir.

Marco Vanzini / Carlos Ayxelá

Foto: Kurt K. Kreger (cc)


[1] J. Ratzinger, Dios y el mundo, Random House Mondadori, Barcelona 2002, 49.

[2] Francisco, Enc. Laudato si’ (24-V-2015), 77.

[3] Benedicto XVI, Discurso en la Universidad de Ratisbona (12-IX-2006).

[4] Catecismo de la Iglesia Católica, 295.

[5] San Juan Pablo II, Audiencia, 29-I-1986.

[6] Junto a esas razones internas a la propia Biblia, el conocimiento sobre la forma correcta de interpretar el texto sagrado también se ha logrado a través del diálogo –no exento de tensiones, pero muy fructífero– entre la teología y la ciencia. En estos largos procesos es frecuente que se den excesos por ambas partes, que se alimentan mutuamente: una lectura fundamentalista de la Biblia, por la que se pretende hacerle decir más de lo que realmente dice, suele desacreditar al texto sagrado, de modo que la ciencia se considera autorizada a decir más de lo que realmente es capaz de decir sobre el origen y sentido de la realidad.

[7] J. Ratzinger, La fiesta de la fe, Desclée, Bilbao 1999, 25.

[8] Esta convicción estaba radicada fuertemente en la fe de Israel, como muestran las palabras de una madre a su hijo, antes del martirio: «Te suplico, hijo, que mires el cielo y la tierra, y viendo todo lo que hay en ellos reconozcas que Dios no los ha hecho de cosas ya existentes, y que lo mismo sucede con el género humano» (2 M 7,28).

[9] R. Guardini, La fine dell’epoca moderna. Il potere, Morcelliana, Brescia 1993, 17.

[10] Francisco, Laudato si’, 76.

 

Famosos Científicos Que Creyeron en Dios

por Rich Deem 

¿Creer en Dios?

¿Es la creencia en Dios irracional? En estos días, muchos científicos famosos son también fuertes defensores del ateísmo. Sin embargo, en el pasado, y aun hoy, muchos científicos creen que Dios existe y que es responsable de lo que vemos en la naturaleza. Esta es una muestra pequeña de científicos que colaboraron en el desarrollo de la ciencia moderna mientras creían en Dios.

Rich Deem

1. Nicolás Copérnico (1473-1543)

Copérnico era el astrónomo polaco que puso el primer sistema de planetas basado matemáticamente que giran alrededor del sol. Asistió a varias universidades europeas, y se hizo un Canon en la iglesia católica en 1497. Su nuevo sistema fue en realidad presentado primero en los jardines del Vaticano en 1533 ante el Papa Clemente VII que lo aprobó, y urgió a Copérnico a publicarlo alrededor de ese tiempo. Copérnico nunca estuvo bajo ninguna amenaza de persecución religiosa - y fue instado a que lo publicara por ambos el obispo Católico Guise, el Cardenal Schonberg, y también el profesor Protestante George Rético. Copérnico hizo referencia a Dios a veces en sus obras, y no vio su sistema como en el conflicto con la Biblia.

2. Sir Fancisco Bacon (1561-1627)

Bacon era un filósofo que es conocido por establecer el método científico de investigación sobre la base de la experimentación y el razonamiento inductivos. En De Interpretatione Naturae Prooemium, Bacon estableció sus metas como el descubridor de la verdad, servidor a su país, y servidor a la iglesia. Aunque su trabajo estaba basado en la experimentación y el razonamiento, rechazó el ateísmo como que era el resultado de la insuficiente profundidad de la filosofía, diciendo, "Es cierto que una filosofía ligera inclina a la mente del hombre al ateísmo, pero la profundidad en la filosofía conduce las mentes de los hombres a la religión; pues mientras la mente del hombre busca segundas causas dispersadas, puede algunas veces descansar en ellas, y no ir más lejos; pero cuando contempla la cadena de ellas confederadas, y acopladas juntas, debe necesitar volar a la Providencia y Deidad" (Del ateísmo)

3. Juan Kepler (1571-1630)

Kepler era un matemático brillante y astrónomo. Hizo un trabajo temprano sobre la luz, y estableció las leyes del movimiento planetario sobre el sol. También llegó a estar cerca de llegar al concepto Newtoniano de la gravedad universal - incluso antes de que Newton naciera! Su introducción de la idea de la fuerza en la astronomía cambió de manera radical en una dirección moderna. Kepler era un Luterano sumamente sincero y piadoso, cuyas obras sobre astronomía contienen escritos sobre cómo el espacio y los cuerpos celestes representan la Trinidad. ¡Kepler no sufrió persecución por su declaración abierta del sistema centrado por el sol, y era permitido como un Protestante quedarse en la Graz católica como un catedrático (1595-1600) cuando otros Protestantes habían sido expulsados!

4. Galileo Galilei (1564-1642)

Galileo es recordado a menudo para su conflicto con la Iglesia Católica Romana. Su trabajo polémico sobre el sistema solar fue divulgado en 1633. No tenía ninguna prueba de un sistema centrado por el sol (los descubrimientos del telescopio de Galileo no demostraron una tierra móvil) y su sola "Prueba" sobre la base de las mareas era inválida. Ignoraba las órbitas elípticas correctas de los planetas publicada veinticinco años antes por Kepler. Debido a que su trabajo terminó poniendo el argumento favorito del Papa en el diálogo en la boca del simplón, el Papa (un viejo amigo de Galileo) estaba muy ofendido. Después del "Juicio" y siendo prohibido de enseñar el sistema centrado por el sol, Galileo hizo su trabajo teórico más útil, que fue sobre dinámica. Galileo dijo expresamente que la Biblia no puede equivocarse, y vio su sistema como una interpretación alterna de los textos bíblicos.

5. René Descartes (1596-1650)

Descartes era un matemático francés, científico y filósofo que ha sido llamado el padre de la filosofía moderna. Sus estudios de la escuela lo hicieron insatisfecho con la filosofía previa: tenía una fe religiosa profunda como un Católico Romano, que conservó hasta su último día, al mismo tiempo que un deseo decidido y apasionado de descubrir la verdad. A la edad de 24 tenía un sueño, y sintió el llamado vocacional de tratar de traer juntos conocimientos en un sistema de pensamiento. Su sistema comenzó preguntando qué podía ser conocido si todo lo demás fuera dudado - sugiriendo al famoso "Pienso, por lo tanto existo". En realidad, es olvidado a menudo que el próximo paso para Descartes fue establecer la certeza por muy poco de la existencia de Dios - porque solamente si Dios ambos existe y no quiere que nosotros seamos engañados por nuestras experiencias - podamos confiar en nuestros sentidos y en los procesos del pensamiento lógicos. Dios es, por tanto, fundamental para toda su filosofía. El lo que realmente quería ver era que su filosofía fuese adoptada como la enseñanza estándar Católica Romana. René Descartes y Francisco Bacon (1561-1626) son en general respetados como figuras clave en el desarrollo de la metodología científica. Ambos tenían sistemas en los que Dios era importante, y ambos parecen más devotos que el promedio por su era.

6. Isaac Newton (1642-1727)

En óptica, mecánica, y matemáticas, Newton era una figura de genio indiscutible e innovación. En toda su ciencia (incluyendo química) el vio las matemáticas y los números como central. Lo que es menos conocido es que era fervientemente religioso y vio a los números tan involucrados en el plan de Dios para la historia a partir de la Biblia. Hizo una obra considerable sobre numerología bíblica, y, aunque los aspectos de sus creencias no eran ortodoxos, pensaba que la teología era muy importante. En su sistema de física, Dios es esencial para la naturaleza y el carácter absoluto del espacio. En Principia dijo, "El sistema más hermoso del sol, los planetas, y cometas, podía sólo proceder del consejo y dominio de un Ser inteligente y poderoso."

7. Roberto Boyle (1791-1867)

Uno de los fundadores y miembros tempranos de la Real Sociedad, Boyle dio su nombre a "La ley de Boyle" para los gases, y también escribió una obra importante sobre química. La Encyclopedia Britannica dice de él: "Por su voluntad dotó de una serie de conferencias de Boyle, o sermones, que todavía continúan", para demostrar la religión cristiana contra los infieles conocidos....' Como un Protestante devoto, Boyle recibió un interés especial promoviendo la religión cristiana por todas partes, dando dinero para traducir y publicar el Nuevo Testamento en irlandés y turco. En 1690 desarrolló sus opiniones teológicas en el Cristiano virtuoso, que escribió para mostrar que el estudio de la naturaleza era un deber religioso principal." Boyle escribió contra los ateos en su día (la noción de que el ateísmo es una invención moderna es un mito), y era evidentemente mucho más fervientemente cristiano que el promedio en su era.

8. Miguel Faraday (1791-1867)

Miguel Faraday era el hijo de un herrero que se convirtió en uno de los científicos más grandes del siglo XIX. Su trabajo sobre la electricidad y el magnetismo no sólo revolucionó la física sino también resultó en gran parte de nuestros estilos de vida de hoy, que dependen de ellos (incluir computadoras y líneas telefónicas y sitios web). Faraday era un miembro fervientemente cristiano de los Sandemanianos, que influyeron en él significativamente y afectaron fuertemente la manera en la que se acercó e interpretó la naturaleza. Originados de los Presbiterianos, los Sandemanianos rechazaron la idea de las iglesias estatales, y trataron de regresar a un tipo de Cristianismo del Nuevo Testamento.

9. Gregorio Mendel (1822-1884)

Mendel fue el primero en ofrecer los fundamentos matemáticos de la genética, en lo que llegó a ser llamado "Mendelianismo". Empezó su investigación en 1856 (tres años antes que Darwin publicara su Origen de las Especies) en el jardín del monasterio en el que era un monje. Mendel fue elegido abad de su monasterio en 1868. Su obra permaneció comparativamente desconocida hasta finales del siglo, cuando una nueva generación de botánicos empezó a encontrar resultados similares y lo "Redescubrieron" (aunque sus ideas no eran idénticas a la suya). Una idea interesante en los años 1860's fue notable por la formación del X - club, que estaba dedicado a disminuir las influencias religiosas y propagar una imagen de "conflicto" entre la ciencia y la religión. Un simpatizante fue el primo de Darwin, Francisco Galton, cuyo interés científico estaba en la genética (un defensor de la eugenesia - la reproducción selectiva entre los seres humanos para "Mejorar" la estirpe). Estaba escribiendo cómo la "Mente sacerdotal" no era propicia para la ciencia mientras, alrededor del mismo tiempo, un monje austriaco estaba haciendo progresos en la genética. El redescubrimiento del trabajo de Mendel vino demasiado tarde para afectar la contribución de Galton.

10. Guillermo Thomson Kelvin (1824-1907)

Kelvin era más importante entre el grupo pequeño de científicos británicos que ayudaron a poner los cimientos de la física moderna. Su trabajo cubrió muchas áreas de la física, y fue dicho que tenía más credenciales que alguien más en la comunidad de naciones, puesto que recibió numerosos títulos honoris causa de universidades europeas, que reconocieron el valor de su trabajo. Era un Cristiano muy comprometido, que era indudablemente más religioso que el promedio por su era. Curiosamente, sus colegas físicos Jorge Gabriel (1819-1903) y Jaime Clerk Maxwell (1831-1879) eran también hombres de profunda dedicación cristiana, en una era cuando muchos eran sólo de nombre, apáticos, o anticristianos. La Encyclopedia Britannica dice "Maxwell es visto por la mayoría de los físicos modernos como el científico del siglo XIX que tenía la influencia más grande sobre física de siglo XX; es clasificado con Sir Isaac Newton y Alberto Einstein por la naturaleza fundamental de sus contribuciones." Lord Kelvin era un creacionista de la tierra vieja, que calculó que la tierra tenía una edad entre 20 millones y 100 millones de años, con un límite superior en 500 millones de años sobre la base de ratios de enfriamiento (un cálculo aproximado bajo atribuible a su falta de conocimientos sobre la calefacción radiogénica).

11. Max Planck (1858-1947)

Planck hizo muchas contribuciones a la física, pero fue más conocido por la teoría cuántica, que revolucionó nuestro conocimiento de los mundos atómicos y subatómicos. En su conferencia de 1937 sobre "Religión y Ciencia", Planck expresó la opinión de que Dios estaba por todos lados presente, y sostuvo que "La santidad de la Deidad ininteligible era expresada por la santidad de los símbolos." Los ateos, creía él, dan demasiada importancia a lo que son simplemente símbolos. Planck era una persona que ayudaba al clero en asuntos seculares desde 1920 hasta su muerte, y creyó en un Dios Todopoderoso y Omnisciente y caritativo (aunque no necesariamente uno personal). Tanto la ciencia como la religión hacen una "Lucha incansable en contra del escepticismo y el dogmatismo, en contra de la incredulidad y la superstición" con la meta "Hacia Dios!"

12. Alberto Einstein (1879-1955)

Einstein es probablemente el mejor conocido y el más reverenciado científico del siglo veinte, y es relacionado con las revoluciones muy importantes en nuestro pensar en el tiempo, la gravedad, y la conversión de la materia en energía (E = mc2). Aunque nunca llegó a la creencia en un Dios personal, reconoció la quimera de un universo no creado. La Encyclopedia Britannica dice de él: "Firmemente negando el ateísmo, Einstein expresó una creencia en el Dios de Spinoza que se revela a Sí Mismo en la armonía de lo que existe." En realidad esto motivó su interés en la ciencia, como una vez se lo comentó a un joven físico: "Quiero saber cómo Dios creó este mundo, no estoy interesado en este o ese fenómeno, en el espectro de este o ese elemento. Quiero conocer Sus ideas, el resto son detalles." El epíteto famoso sobre el "Principio de incertidumbre" de Einstein era "Dios no juega dados" - y para él ésta era una declaración legítima sobre un Dios en el que él creía. Un famoso refrán suyo era que la "Ciencia sin religión está coja, religión sin ciencia está ciega."

 

María Calvo: “El feminismo nunca se ha preocupado por la maternidad”

La profesora de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid considera que "la identidad femenina es un asunto antropológico vital"

María Calvo.

Las conferencias de la profesora María Calvo Charro no dejan indiferentes a nadie, sobre todo en la era del discurso políticamente correcto. La profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid ha argumentado sobre "la identidad femenina" en un encuentro de reflexión CARF, un "asunto antropológico vital de este momento". 

Para la también presidenta en España de EASSE-European Asociation Single Sex Education, hablar de identidad, ya sea masculina o femenina "es un asunto urgente". 

Para ella hablar de feminidad es hablar de esa parte de la humanidad que da vida o bien lo frena y en este punto afirma que, por ese motivo, "el aborto es tan retrógrado". 

La evolución del movimiento feminista 

En su conferencia, hizo un recorrido por lo que ha supuesto el movimiento feminista, que ha tenido ganancias y pérdidas en relación a la identidad femenina. En lo público, el feminismo ha conseguido la equidad en los mismos derechos y libertades y ha logrado que la mujer tenga éxito. 

Sin embargo, en su opinión, a medida que el feminismo avanza, retrocede la feminidad, que ha ido evolucionando en una "desfeminización de la mujer" y, por lo tanto, desfavoreciéndola. Actualmente, la mujer está sometida a algunas esclavitudes "perversas" como por ejemplo los vientres de alquiler - "la mujer es un contenedor de un producto"- o la pornografía. También, la esclavitud de dar la talla de mujer con éxito profesional narcisista que conduce a una soledad sin precedentes.

Olvido de la maternidad 

"El feminismo nunca se ha preocupado de la mujer", ha afirmado María Calvo para quien todo el movimiento feminista "se ha olvidado de la maternidad y nunca se ha preocupado de las madres. Ignorar este factor tan importante es llamativo". Según Red Madre solo siete comunidades autónomas tienen planes de apoyo a la maternidad y en cambio, el Estado español dedica muchos recursos al aborto.

En este encuentro, María Calvo, autora de su último libro Paternidad Robada (Almuzara 2021), recordó como el feminismo comienza con la revolución francesa, cuando un grupo de mujeres valientes piden los mismos derechos y libertades que los hombres, y acabaron siendo guillotinadas. 

Mayo del 68 

La profesora detalló lo que supuso la revolución de Mayo del 68 para la mujer, una revolución que "queriendo ser colectivista fue individualista en estado puro, una revuelta contra los hombres y contra la masculinidad" a la que acusaban de ser opresora. "La calles de París estaban inundadas de carteles que decían muerte a los padres y a la autoridad", recordó. 

Para María Calvo, esta revolución fue también una revuelta contra la mujer que aunque consiguió la emancipación de la mujer respecto al hombre en el terreno público, exigió también una igualdad en el ámbito reproductivo que consiguió con la anticoncepción y el aborto. "El aborto es una fractura irreversible en el corazón de la feminidad", aseveró. 

Feminismo de género y mágico 

De la revolución del 68 hemos pasado al feminismo de género que "para los ideólogos de género, mujer y hombre no existen ya que en solo construcciones sociales. "Ahora uno puede ser hombre y mujer solo por sus deseos, y los deseos se convierten en derechos.  Es la muerte de la razón. Con este movimiento estamos acabando con las bases de la tradición occidental, acabamos con la alteridad sexual y la familia y el matrimonio pasan a ser subjetivos", manifestó la profesora de la Carlos III. 

Después de este feminismo mal llamado de género llegamos a la hipermodernidad. "Es lo que yo llamo feminismo mágico porque todos mis deseos se convierten en derechos por arte de magia, como el derecho a tener un hijo sin la presencia masculina". 

En su opinión, "este feminismo mágico" ha provocado que exista miedo a ser hombres y a expresar esos atributos esencialmente masculinos como la defensa del débil, la valentía o la competitividad.   

Confusión de la identidad femenina 

Pero en este confusión de la identidad femenina, María Calvo recordó que la ciencia nos está demostrando que existe una diferencia sexual desde la gestación. "La ciencia demuestra que existe un cerebro femenino y masculino, con los mismos derechos pero formas de ver la vida de manera distinta".

En esta sociedad en que la mujer no sabe exactamente quién es porque se niega su esencia, se está produciendo según algunas escuelas de psiquiatras, desviaciones de la feminidad. "Por ejemplo, la mujer que niegan su vertiente psicológico-materna. Todas las mujeres tenemos una huella maternal imborrable que nos hace preocuparnos de los demás seamos madres o no, y tenemos otra vertiente que es la erótica-profesional. El equilibrio va a venir de esas dos partes, no de la negación de una sobre la otra", aseveró la profesora. 

Otro tipo de desviación del que hablan los psiquiatras es la madre sola que renuncia a un hombre porque lo considera perjudicial y perturbador.

Madres que niegan la paternidad 

"Esta mujer condena al hijo a ser huérfano de padre antes de nacer que, a la larga, puede crear problemas psíquicos a esos niños. El ser humano necesita conocer sus raíces. Estudios de psiquiatría dicen que estos niños nacidos de fecundación in vitro sin conocer al padre en el futuro, tienen obsesión por conocerle", aseguró. 

Según la experta, las familias monomarentales están creciendo en España exponencialmente. "Estos hijos corren el riesgo de rellenar un vacío existencial de la madre, es lo que llaman algunos especialistas incesto psicológico y algunos de estos hijos en el futuro son agresivos con sus madres porque éstas no les han dado la autonomía y libertad que requieren, algo que normalmente proporciona el padre", señaló María Calvo.

Retomar la esencia psiquico-materna 

Por lo tanto, en su opinión, la mujer debe retomar su esencia psíquico-materna y su vertiente erótico-profesional para alcanzar el equilibrio. "Esa libertad también la podemos conseguir gracias al varón. Cuando el hombre entre en el hogar, nosotras podremos salir fuera con más tranquilidad y conseguiremos ese equilibrio y, por eso, la alteridad humana es tan importante".

Por último, para aquellos padres que tienen un hijo que  dicen que se sienten mujer, María Calvo da una respuesta: "Primero, quererle más que nada en el mundo, pero creo que el ejemplo de conducta es lo más importante. Creo que el ejemplo del padre es fundamental. La identificación sexual primaria de los niños es con la madre, cuando nacen se identifican con la sexualidad femenina, que tiene que ir sufriendo un desgarro y experimentando una vinculación con el campo magnético paterno. Por eso, la ausencia paterna es un problema actual". 

 

 

Hacia una redefinición de los tratamientos hormonales de transición de género

El Hospital Karolinska en Suecia ha emitido nuevas directrices con respecto al tratamiento de los menores con disforia de género. Esta política, que afecta los servicios de género pediátricos del Hospital Infantil Astrid Lindgren (ALB), ha suprimido la prescripción de bloqueadores de la pubertad y tratamientos hormonales de transición de género a pacientes menores de 18 años con disforia de género (ver más).

Este centro, referente mundial en el abordaje de la disforia de género y uno de los hospitales más famosos del mundo, califica el “Protocolo holandés”, promotor de estos tratamientos desde edades muy tempranas, como experimental, abandonando su uso rutinario fuera de los entornos de investigación. Dicho protocolo, que ha ganado popularidad en los últimos años, establece que los menores con disforia de género deben ser tratados con bloqueadores de la pubertad a los 12 años (y en algunas interpretaciones, al alcanzar la fase II de Tanner de la pubertad, que en las niñas puede ocurrir a los 8 años) y hormonas de transición de género a la edad de 16 años. Este enfoque, también conocido como “afirmación” médica, ha sido respaldado por la guía WPATH “Standards of Care 7”.

El reciente cambio de posición del Hospital Karolinska, que entró en vigor en mayo de 2021, obliga a que, en el futuro, las intervenciones de tratamiento hormonal de bloqueo de la pubertad y transición de género para menores con disforia de género solo pueden realizarse en un entorno de investigación aprobado por la junta de revisión de ética de Suecia. La política establece que se debe realizar una evaluación cuidadosa del nivel de madurez del paciente para determinar si el paciente es capaz de brindar un consentimiento informado significativo. Del mismo modo, se establece que tanto los pacientes como sus tutores reciban información adecuada sobre los riesgos e incertidumbres de esta vía de tratamiento. No está claro si los menores de 16 años serían elegibles para tales ensayos.

Antecedentes

Previamente, en marzo de 2021, la National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido, estableció que la relación riesgo / beneficio de las intervenciones hormonales de bloqueo y transición de genero para menores es muy incierta. Su principal hallazgo es que los agonistas de GnRH producen poco o ningún cambio en la disforia de género, la salud mental, la imagen corporal y el funcionamiento psicosocial. En los pocos estudios que informaron cambios, los resultados podrían atribuirse a sesgos o al azar, o se consideraron poco fiables. El histórico estudio holandés de De Vries et al. (2011), promotor de estos tratamientos, se consideró “con alto riesgo de sesgo” y de “mala calidad en general”, estableciéndose por parte de los revisores del NICE la posibilidad de que la angustia de los sujetos del estudio podría haber aumentado, advirtiendo que todos los estudios evaluados tenían resultados de certeza “muy baja” y estaban sujetos a sesgos y confusión (ver más).

En 2020, una revisión judicial en Reino Unido destacó los problemas éticos generales que plantea la práctica de la “afirmación” médica de menores. Las conclusiones del Tribunal Superior del Reino Unido reflejan una creciente preocupación entre un número significativo de investigadores y médicos sobre el rápido aumento, sin causa que lo justifique, del número de adolescentes con disforia de género y la marcada falta de evidencia de que las hormonas y la cirugía mejoren los resultados de salud a largo plazo (ver AQUÍ).

Ya en 2019, en Suecia, una revisión realizada por la Agencia Sueca de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Evaluación de Servicios Sociales (SBU) encontró una falta de evidencia para los referidos tratamientos médicos y una falta de explicación para el fuerte aumento en el número de adolescentes que presentan disforia de género en los últimos años.

Finlandia también revisó sus pautas de tratamiento en junio de 2020, priorizando las intervenciones psicológicas y el apoyo sobre las intervenciones médicas, en particular para los jóvenes con inicio pospuberal de disforia de género (actualmente la presentación más común) (ver más).

También se están produciendo cambios importantes en el Reino Unido. Tras la sentencia del Tribunal Superior de 2020, el NHS (Servicio Nacional de Salud) suspendió las referidas intervenciones hormonales a menores de 16 años. La sentencia se encuentra actualmente en apelación, con una audiencia prevista para junio de 2021 (ver AQUÍ).

Varios estados de EE.UU. han introducido recientemente leyes que prohíben el uso de intervenciones hormonales en menores con disforia de género.

Paradójicamente, otros estados han introducido leyes que exigen cobertura por parte de los seguros público y privado para una amplia gama de intervenciones médicas y quirúrgicas de redefinición de género en casos de diagnóstico de incongruencia de género, independientemente de la edad o el estado de salud mental del paciente.

En Canadá, el proyecto de ley C-6 va aún más lejos, buscando criminalizar las modalidades de tratamiento psicológico, que representan la principal alternativa no invasiva a la “afirmación” médica y quirúrgica.

A medida que crece la conciencia mundial del bajo nivel de evidencia de los beneficios de estos tratamientos, y el daño potencial de las intervenciones médicas de bloqueo y transición hormonal en menores con disforia de género, las alternativas no invasivas para mejorar la angustia de los menores, como la provisión de servicios psicológicos, pueden empezar a ganar protagonismo, aún con la contradicción de su prohibición por parte de algunos gobiernos, como el español.

Conclusión

En opinión de Society for Evidence Based Gender Medicine (SEGM), la “baja confianza en el equilibrio de riesgos y beneficios” de las intervenciones hormonales requiere extremar la precaución cuando se trabaja con jóvenes con disforia de género, que se encuentran en medio de una fase de exploración y consolidación de la identidad personal. Si bien puede haber beneficios psicológicos a corto plazo asociados con la administración de tratamientos hormonales en estas edades, deben sopesarse con los riesgos a largo plazo para la salud ósea, la fertilidad y otros riesgos, algunos aún desconocidos, de la suplementación hormonal de por vida. 

Además, la naturaleza irreversible de los efectos de las hormonas de transición de género y la posibilidad de que los bloqueadores de la pubertad alteren el curso natural de la formación de la identidad del individuo, deberían hacer reflexionar a todos los profesionales implicados. Los estudios muestran consistentemente que la gran mayoría de los pacientes con disforia de género de inicio en la niñez que no son tratados con intervenciones médicas o de transición social de reasignación de género crecen hasta convertirse en adultos no transexuales. Sin embargo, hay evidencia emergente de que los niños en los que se promueve la transición social y la supresión de la pubertad tienen tasas mucho más altas de persistencia de la identificación transgénero, lo que requiere futuros tratamientos invasivos y con no pocos riesgos. El creciente número de personas que desisten en su intento de transición o solicitan una “detransición” para volver a asimilar su género con su sexo biológico sugiere que la tasa de arrepentimiento dentro de esta nueva cohorte no será tan rara como se había estimado previamente.

La posición que ha adoptado La Society for Evidence Based Gender Medicine (SEGM) y que compartimos desde este Observatorio, se basa en las importantes incertidumbres con respecto al perfil de riesgo / beneficio a largo plazo de las intervenciones hormonales tanto de bloqueo de la pubertad como de transición hormonal de género, que exigen enfoques no invasivos como la primera línea de tratamiento para los jóvenes (ver AQUÍ).

Las intervenciones invasivas y potencialmente irreversibles solo deben abordarse en entornos de ensayos clínicos con estudios diseñados con rigor, capaces de determinar si estas intervenciones son realmente beneficiosas o, por el contrario, contribuyen agravar la disforia y los problemas asociados. Resulta imprescindible, además, someter a rigurosas evaluaciones psicológicas y psiquiátricas a los pacientes, que deben, junto a sus familias, participar en un proceso de consentimiento informado válido. Este último debe mostrar con precisión la capacidad pronóstica limitada del diagnóstico de disforia de género / incongruencia de género para los jóvenes, y las muchas incertidumbres con respecto a los efectos secundarios sobre su salud física y mental a largo plazo de estas intervenciones, poco estudiadas y en gran parte experimentales.

Julio Tudela Cuenca

Instituto Ciencias de la Vida

 

Fiesta de la Santísima Trinidad

Este domingo celebramos la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Proponemos algunos textos del Evangelio, del Magisterio y de San Josemaría, más algunos textos para meditar, que pueden ayudar en la preparación de esta fiesta.

DE LA IGLESIA Y DEL PAPA27/05/2021

 

Para orar en la solemnidad de la Santísima Trinidad

∙ Comentario al Evangelio: Santísima Trinidad

∙ La Santísima Trinidad (Textos de san Josemaría Escrivá)

∙ Beato Álvaro del Portillo«La Santísima Trinidad, misterio que colma nuestra vida de cristianos».

∙ DevocionarioOraciones a la Santísima Trinidad (Descarga el devocionario móvil).

Una de las oraciones a la Santísima Trinidad del devocionario.

 


Textos para profundizar en la Santísima Trinidad

∙ Resúmenes de fe cristianaTema 5. La Santísima Trinidad

∙ 'Creo, creemos', libro electrónico de Mons. Javier Echevarría: El Credo constituye el hilo conductor de “Creo, creemos", ebook compuesto por fragmentos de las Cartas Pastorales que Mons. Javier Echevarría escribió durante el Año de la fe.

∙ Esa corriente trinitaria de Amor (editorial de la serie La luz de la fe): El Misterio de la Trinidad cambia en profundidad nuestra mirada sobre el mundo, porque revela cómo el Amor es el tejido mismo de la realidad.

∙ Preguntas sobre la fe cristiana: ¿Creo en Dios, Uno y Trino? La Santísima Trinidad es el misterio de Dios en sí mismo, el misterio central de la fe y de la vida cristiana. ¿Qué significa en la práctica decir “Creo en Dios Uno y Trino”? ¿Cómo distinguir y tratar a cada una de las Tres Personas divinas?


Las enseñanzas de la Iglesia católica sobre la Santísima Trinidad

¿Cuál es el misterio central de la fe y de la vida cristiana?

El misterio central de la fe y de la vida cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad. Los cristianos son bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

¿Puede la razón humana conocer, por sí sola, el misterio de la Santísima Trinidad?

Dios ha dejado huellas de su ser trinitario en la creación y en el Antiguo Testamento, pero la intimidad de su ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón humana e incluso a la fe de Israel, antes de la Encarnación del Hijo de Dios y del envío del Espíritu Santo. Este misterio ha sido revelado por Jesucristo, y es la fuente de todos los demás misterios.

¿Cómo expresa la Iglesia su fe trinitaria?

La Iglesia expresa su fe trinitaria confesando un solo Dios en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las tres divinas Personas son un solo Dios porque cada una de ellas es idéntica a la plenitud de la única e indivisible naturaleza divina. Las tres son realmente distintas entre sí, por sus relaciones recíprocas: el Padre engendra al Hijo, el Hijo es engendrado por el Padre, el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.

¿Cómo obran las tres divinas Personas?

Inseparables en su única sustancia, las divinas Personas son también inseparables en su obrar: la Trinidad tiene una sola y misma operación. Pero en el único obrar divino, cada Persona se hace presente según el modo que le es propio en la Trinidad. «Dios mío, Trinidad a quien adoro... pacifica mi alma. Haz de ella tu cielo, tu morada amada y el lugar de tu reposo. Que yo no te deje jamás solo en ella, sino que yo esté allí enteramente, totalmente despierta en mi fe, en adoración, entregada sin reservas a tu acción creadora» (Beata Isabel de la Trinidad)

∙ Libro electrónico gratuito: el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.

 

Evangelio del domingo: la Santísima Trinidad

Comentario de la Solemnidad de la Santísima Trinidad. “Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. La verdad de la compañía constante de Dios con nosotros nos llenará de alegría y esperanza en la labor apostólica; y nos llevará a buscar, por encima de los recursos humanos, los medios sobrenaturales.

COMENTARIOS AL EVANGELIO

Evangelio (Mt 28,16-20)

Los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y en cuanto le vieron le adoraron; pero otros dudaron. Y Jesús se acercó y les dijo:

—Se me ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.


Comentario

Hoy, solemnidad de la Santísima Trinidad, la Iglesia proclama en la liturgia el final del evangelio de Mateo. En este breve pasaje se narra precisamente el mandato divino de hacer discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (vv.19-20).

Como expresaba san Josemaría, “la Trinidad se ha enamorado del hombre (…), lo ha redimido del pecado (…) y desea vivamente morar en el alma nuestra” [1]. Por eso Jesucristo envía a los discípulos a evangelizar y a bautizar, en nombre de las Tres Personas Divinas, porque quieren hacer su morada (cfr. Jn 14,23) en cada corazón que libremente le abra sus puertas (cfr. Ap 3,20).

Para que no desfallezcamos en el cumplimiento de este mandato, Jesús nos recuerda que Él ha recibido ya toda potestad en el cielo y la tierra (v. 18). Con la expresión cielo y tierra, el lenguaje bíblico quiere expresar toda la realidad creada: Jesús es todopoderoso en todas partes, las visibles y las invisibles. Su fuerza y potestad puede llegar a todos los rincones y a todos los ambientes y a todos los corazones.

Esta verdad sobre el triunfo de Cristo puede calar cada vez más hondo en nuestra alma, hasta llenarnos de esa gran confianza y seguridad de que gozaban los santos: aunque a veces parezca que el mal se extiende fácilmente y sin remedio, Dios sigue actuando eficazmente en todas las personas y espera nuestra libre cooperación para redimirlos y cambiarlos.

Con este anuncio misterioso que hacía Jesús, “se me ha dado toda potestad”, se revelaba el cumplimiento de los vaticinios del Antiguo Testamento, en especial del libro de Daniel, según los cuales el Hijo del Hombre recibiría el dominio, el honor y el reino, y en los que se anunciaba que todos los pueblos, naciones y lenguas le iban a servir (Dn 7,14ss).

Pero el poder de Dios no pretende abrumar la pequeñez del hombre y someterlo a una sumisión servil, hasta anularlo, como piensan muchos, rechazando a Dios por eso. Al contrario, es tal la victoria del Señor sobre el pecado y la muerte, que exalta a los hombres, para hacerles capaces de un trato amoroso y confiado con Él, como hijos suyos y templos de su divina presencia.

Y la victoria de Jesús es tan grande, que se atreve a confiar, por decirlo así, en sus discípulos, para la inmensa tarea de iluminar el mundo entero con la verdad del evangelio y la gracia del bautismo; y para enseñar a todos los pueblos lo que el Hijo de Dios les había enseñado a ellos.

Jesús también hace una promesa que nos llena de seguridad: “Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (v. 20). Porque, como explica el Papa Francisco, “solos, sin Jesús, ¡no podemos hacer nada! En la obra apostólica no bastan nuestras fuerzas, nuestros recursos, nuestras estructuras, si bien son necesarias. Sin la presencia del Señor y la fuerza de su Espíritu nuestro trabajo, aun si bien organizado, resulta ineficaz. Y junto a Jesús, nos acompaña María, nuestra Madre. Ella ya está en la casa del Padre, es Reina del cielo y así la invocamos en este tiempo; pero como Jesús está con nosotros, camina con nosotros, es la Madre de nuestra esperanza” [2].


[1] San Josemaría, Es Cristo que pasa, n. 84

[2] Papa Francisco, Homilía, 1 de junio de 2014.

 

El confidente necesario y el registro de objetores a la eutanasia

La recién aprobada Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia contempla la creación de registros de profesionales sanitarios que manifiestan su objeción de conciencia a la práctica de la eutanasia y al suicidio asistido, que también se incluye en la ley, aunque sin utilizar el término académico. Este registro ya ha sido objeto de abundantes críticas por cuanto podría suponer una lista negra de profesionales con la potencial discriminación asociada a los inscritos.

El Consejo General de Colegios de Médicos ha redactado un comunicado expresando que no estima oportuna la creación del registro de objetores por considerar que “puede contravenir el derecho a no tener obligación de declarar sobre ideología, religión o creencias (preservado en el artículo 16.2 de la Constitución Española), por lo que la creación de dicho registro podría ir en contra del derecho a la confidencialidad y a la no discriminación”. Sin embargo, y en mi opinión, dentro de su lógica, la Ley ofrece una razonable redacción del artículo 16 donde se plantea la creación de registros de objetores con el fin de “facilitar la necesaria información a la administración sanitaria para que esta pueda garantizar una adecuada gestión de la prestación de ayuda para morir”.

Nos preguntamos entonces: ¿Quién necesita tener un conocimiento nominal de los objetores para la oportuna gestión de la prestación? Sin duda, debe ser el jefe de servicio hospitalario, el coordinador del equipo de atención primaria, o sus equivalentes de las respectivas unidades asistenciales. En los estamentos superiores tan solo necesitarán los datos numéricos. Esto es fácil de entender si aplicamos el criterio del “confidente necesario”, que es la regla de oro de la confidencialidad. Es decir, debe conocer el nombre de los profesionales objetores quien necesita conocerlo, y es evidente que ni el gerente del centro, ni el Departamento de Sanidad tienen necesidad alguna de conocer la identidad de los objetores para los efectos organizativos que contempla la ley, pues les basta tener un conocimiento numérico por unidades asistenciales.

El artículo 16 lo expresa muy claramente: “El registro se someterá al principio de estricta confidencialidad y a la normativa de protección de datos de carácter personal”. Así, solo tiene derecho a conocer la identidad de los profesionales objetores quien lo precise por razones organizativas. De aquí se deduce que el traslado de esa información confidencial a otras instancias más allá de los responsables jerárquicos del servicio o del equipo que deben tomar decisiones organizativas y asistenciales, sería contrario a la Ley de Protección de Datos.

No hay lugar, por tanto, para la creación de un registro nominal de profesionales de ámbito autonómico y en manos de las autoridades sanitarias, como en algún momento se ha llegado a interpretar, sobre lo cual ya existe además un pronunciamiento del Tribunal Constitucional por una situación análoga con ocasión de la creación de un registro de objetores para IVE (Tribunal Constitucional, Sentencia 151/2014 de 25 Sep. 2014, Rec. 825/2011).

El artículo 16 está en mi opinión bien matizado y su exégesis permite deducir que los registros para inscribir las declaraciones de objeción de conciencia para la realización de la eutanasia deben estar bajo la tutela de los responsables de las unidades asistenciales en cuyo ámbito está previsto “garantizar una adecuada gestión de la prestación”.

Es de esperar que esto se especifique convenientemente en el manual de buenas prácticas que deberá elaborar el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Rogelio Altisent

 

 Resurrección.

     Planteamiento teológico.

     Al final del Credo se manifiesta la creencia en la resurrección de los muertos al fin de los tiempos, y en la vida eterna. La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios, que  "no es un Dios de muertos sino de vivos" (Mc 12, 27). Y Jesús liga la fe en la resurrección de la carne a la fe en su propia persona: "Yo soy la resurrección y la vida" (Jn 11, 25). Es el mismo Jesús el que resucitará en el último día a quienes hayan creído en Él (Jn 5, 24-25) y hayan comido su cuerpo y bebido su sangre (Jn 6, 54).

     Dice el Catecismo de la Iglesia Católica (número 999): “El término ‘carne’ designa al hombre en su condición de debilidad y de mortalidad. La ‘resurrección de la carne’ significa que, después de la muerte, no habrá solamente vida del alma inmortal, sino que también nuestros ‘cuerpos mortales’ volverán a tener vida (Rom 8, 11).”

      Dice San Pablo: “El cuerpo es [...] para el Señor y el Señor para el cuerpo. Y Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros mediante su poder. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? [...] No os pertenecéis [...] Glorificad, por tanto, a Dios en vuestro cuerpo” (1 Cor 6, 13-15).

     Creer en la resurrección de los muertos es un elemento esencial de la fe. “Si no resucitó Cristo, vana es nuestra predicación, vana también vuestra fe”,  dice San Pablo (1Cor., 15, 13-14).  En este sentido, "en ningún punto la fe cristiana encuentra más contradicción que en la resurrección de la carne", dice San Agustín.

     ¿Qué es resucitar? En la muerte, el cuerpo cae en la corrupción, mientras que el alma va al encuentro con Dios, en espera de reunirse con su cuerpo glorificado. Dios en su omnipotencia dará definitivamente a nuestros cuerpos la vida incorruptible uniéndolos a nuestras almas, en consonancia con la Resurrección de Jesús: "Los que hayan hecho el bien resucitarán para la vida, y los que hayan hecho el mal, para la condenación" (Jn  5, 29).

     ¿Cómo será la resurrección? “Pero dirá alguno: ¿cómo resucitan los muertos? ¿Con qué cuerpo vuelven a la vida? ¡Necio! Lo que tú siembras no revive si no muere. Y lo que tú siembras no es el cuerpo que va a brotar, sino un simple grano..., se siembra corrupción, resucita incorrupción [...]; los muertos resucitarán incorruptibles. En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad; y que este ser mortal se revista de inmortalidad” (1 Cor 15, 35-37).

      “Este cuerpo será transfigurado en cuerpo de gloria" (Flp 3, 21), en "cuerpo espiritual" (1 Cor 15, 44):

     “Así como el pan que viene de la tierra, después de haber recibido la invocación de Dios, ya no es pan ordinario, sino Eucaristía, constituida por dos cosas. Alimentados en la Eucaristía con su Cuerpo, nosotros pertenecemos ya al Cuerpo de Cristo. Cuando resucitemos en el último día también nos "manifestaremos con él llenos de gloria" (Col 3, 4)

      ¿Cuándo será la resurrección? Será en el "último día" (Jn 6, 39-40. 44, 54), "al fin del mundo" (LG,  48).  La resurrección de los muertos está íntimamente asociada a la Parusía de Cristo, que volverá en ese momento. No se sabe exactamente cuándo será, pero lo más lógico es que sea cuando se descomponga el mundo en que vivimos.

     Como para Dios no hay tiempo, probablemente la resurrección se apreciará personalmente poco después de morir, como si no hubiese pasado el tiempo, o en todo caso, como si hubiese pasado un pequeño lapso de tiempo, en un abrir y cerrar de ojos, en un momento.

      ¿Quién resucitará? Todos los hombres que han muerto. Y como los hombres han de vivir en el mundo, este mundo tendrá que ser transformado, y en cierta manera también resucitará. El mundo se “recompondrá”.

     Planteamientos biológicos.

     ¿Es posible la resurrección?

     La Ciencia no puede decir que habrá resurrección, pues a día de hoy no es un hecho comprobable. Pero no repugna a la razón. Y por otra parte, emocionalmente, emotivamente, constituye una gran ilusión la posibilidad de vivir en el mundo eternamente, en cuerpo y alma, disfrutando siempre.

     ¿Cómo será el cuerpo del resucitado?  Seguramente, el alma informará a la materia en el sentido de que sea totalmente concordante con el cuerpo que le corresponde. El alma humana no puede informar un cuerpo de un asno, por ejemplo; y sí ha de informar un cuerpo determinado, pertenecientes ambos a un ser humano con “nombre y apellidos concretos”.

     ¿Qué edad aparente tendrá el resucitado?  Como el resucitado no estará de forma concreta ni en el espacio ni en  el tiempo, no habrá para él fronteras en tal sentido, por lo que se podría pensar que la edad del resucitado será la que más satisfacción le dé a él y a los que le rodeen.

     ¿Será la hermosura una cualidad del resucitado? Es evidente que el cuerpo del resucitado será hermoso si el sujeto murió en gracia de Dios. Y otras cualidades evidente serán la bondad, el contento, la felicidad, la actividad que no cansa, etc., etc. La hermosura del alma tendrá su efecto en el cuerpo, ya que alma y cuerpo constituyen una realidad única.

     ¿Qué fisiología tendrá el resucitado? Si nos fijamos en los relatos del Nuevo Testamento, Jesús resucitado habla, come, se mueve; su cuerpo atraviesa las paredes, haciéndose presente entre los discípulos. Su aspecto cambió, pues no le reconocen inmediatamente, pero era el mismo, con los mismos gestos, la misma forma de hablar, el mismo comportamiento.

     ¿Qué mecanismos fisiológicos regirán en el cuerpo resucitado? ¿Funcionará el cerebro de una forma similar?  ¿Qué patrones seguirán las áreas cerebrales sensoriales, las motoras, las relacionadas con el mundo emocional? ¿Qué influjo tendrá la alegría del vivir para siempre y estando siempre feliz, en la fisiología del corazón, del riñón, de los órganos en general? ¿Se podrá hablar de cansancio, debilidad, sed, sueño, hambre, etc.? ¿Será necesario dormir? ¿Será necesario comer y beber? ¿Será posible la tristeza? ¿Cómo funcionará la memoria? ¿Qué valores en la tensión arterial tendrá el hombre resucitado? ¿Qué temperatura corporal será la óptima? ¿Cómo funcionarán los órganos de los sentidos: la vista, el oído, el olfato, el gusto, el tacto, el sentido del equilibrio?

    Seguramente el resucitado disfrutará de la visión beatifica. ¿En qué consiste tal visión beatífica? ¿Tendrá que ver con los órganos de los sentidos, con las áreas sensoriales de la corteza cerebral, con el sistema límbico? ¿Qué ingredientes biológicos acompañarán a una felicidad que es completa?

     Son todas preguntas (algunas pueden parecer fuera de tono) cuya contestación precisa no está de momento al alcance de la mano, aunque la imaginación, la intuición, el sentido común, el raciocinio, el manejo de los datos disponibles, el Magisterio de la Iglesia, etc. pueden aproximarnos a una respuesta razonable.

José Luis Velayos

 

 

La empatía, nuestra aliada desconocida

Silvia del Valle Márquez

La empatía genera un amor por los demás y por lo que nos capacita para ayudarnos unos a otros.

Las generaciones actuales no saben qué es la empatía, por lo mismo no la pueden aplicar.

Esto lo podemos constatar porque son los niños y jóvenes que solo buscan su beneficio, a los que no les afecta lastimar o hacer daño a alguien con tal de verse beneficiados ellos, los que están acostumbrados a que se les haga todo, sin importar el esfuerzo que implique para los demás, pues piensan que solo ellos se esfuerzan, que solo ellos sufren, que solo ellos trabajan, etc.

Esto es provocado por la sociedad consumista y falta de valores en que vivimos, donde la inmediatez es el pan nuestro de cada día y el egoísmo es la escénica y motor de los niños y jóvenes de hoy.

Por supuesto que esto lo hemos provocado los papás por no ponerles límites y no educarlos en la empatía, pero nunca es tarde para inculcar estas virtudes y capacidades en nuestros hijos, por eso aquí te dejo mis 5 Tips para educar a nuestros hijos en la empatía.

PRIMERO. Ten claro que es la empatía.
La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones del otro intentando experimentarlo de forma objetiva y racional.

La empatía genera un amor por los demás y por lo que nos capacita para ayudarnos unos a otros.

Esto pasa porque nos hace más humanos al poder sentir el dolor de los otros y esto evita que el egoísmo nos mueva. El que es empático es incapaz de ser egoísta, pues siente con el otro y le duele su dolor y se conmueve hasta el grado de buscar hacer algo por el otro.

Y lo más importante es que sepamos ponerlo en práctica con nuestros hijos, pues solo así podremos educarlos con amor, buscando solo su bien y no el desquitarnos de lo que nos sucede.

SEGUNDO. Compártelo con tus hijos.
La mejor forma de educar es con el ejemplo, por lo que la mejor forma de compartir con nuestros hijos lo que es la empatía es vivirla con ellos.

Es bueno explicarles con palabras sencillas que está bien sentirse tristes, enojados, eufóricos, etc., pero es necesario también ver cómo se sienten los demás y tratar de sentir con ellos.

Así serán capaces de sentir lo que el otro está sintiendo y podrán hacer a un lado lo propio para ayudar al que lo necesita.

Claro está que esto no se da de la nada, es un proceso y debemos trabajar en ello.

TERCERO. Que aprendan a sentir con el otro.

Nuestros hijos no nacen sabiendo esto, por lo que debemos enseñarles cómo se llama lo que sienten y c+omo se llama lo que el otro está sintiendo. Es necesario que aprendan a discernir los signos no verbales que el otro expresa para comprender lo que sienten, aunque no nos lo digan.

Pero ¿cómo podemos sentir lo que el otro siente?
Es muy fácil, hay que detenerse a pensar qué es lo que sucede en cada situación, después es necesario discernir los signos que nos comunica el otro y por último ponerle nombre a lo que el otro está sintiendo.

A veces esto no es tan fácil de detectar, por eso es necesario que los ayudemos diciéndoles, con caridad, lo que el otro está pasando y sintiendo.

Y también es bueno que les mencionemos las características de ese sentimiento o emoción para que lo vaya ubicando y aprenda.

Es bueno hacer a nuestros hijos pensar en lo que el otro siente y piensa, así los ayudamos a salir del yo para ir al tú.

Así estaremos educando a nuestros hijos para ser empáticos, para sentir con el otro y actuar conforme su corazón les marque.

CUARTO. Que justifiquen antes de juzgar.
Ya que ubicaron lo que el otro tiene y siente, por los rasgos y signos que nos comunica, es necesario que no lo juzguen sino que lo justifiquen y traten de minimizar la mala intención de las acciones.

Es bueno que comprendan que la adrenalina que se genera con una emoción nos hace actuar fuera de proporciones y nos puede provocar problemas si no la sabemos manejar correctamente.

Es por esto que debemos enseñar a nuestros hijos a justificar en lugar de enjuiciar. El que enjuicia califica, pero el que justifica ama y trata de apoyar.

Por supuesto que debemos comenzar nosotros justificando a nuestros hijos y pensando siempre que lo que hacen es con buena intención o que son inocentes hasta que se compruebe lo contrario. Nosotros debemos ser los primeros en hacer empatía con nuestros hijos.

Y QUINTO. Hay más gozo en dar que en recibir.
Es importante que enseñemos a nuestros hijos a hacer empatía nosotros primero y que si el otro es empático con nosotros será gracia de Dios.

Hay niños que nos dirán que no es justo y que por qué deben ellos comprender y tratar de sentir lo que el otro siente y no al revés.

Es bueno educar a nuestros hijos para que tengan la capacidad de darse a los demás, de ponerse en los zapatos del otro, antes de buscar que los comprendan a ellos. Esto ayuda a que haya paz en sus corazones.

Hay más gozo en dar que recibir, así que debemos sentirnos mejor de poder comprender a los demás y poder ayudarles a sentir mejor.

Esto es un estilo de vida muy distinto al que la sociedad actual nos trata de imponer, pero es el estilo de vida que Jesús nos dejó y en el que encontraremos nuestra plena realización y que nos llevará, algún día, de regreso a la casa del Padre para celebrar eternamente conforme a nuestras acciones.

 

Roma locuta, causa finita.

Roma locuta, causa finita. Esta rotunda afirmación de la validez de las decisiones del Papa sobre cuestiones controvertidas entre los católicos, la escribió san Agustín ya en el año 417, al recibir el escrito en el que el papa Inocencio I condenaba la herejía pelagiana que, aun manteniendo una cierta presencia en la Iglesia, quedó herida de muerte.

¿Tendrá la misma historia la reciente declaración de la Congregación de la Fe, aprobada por el Papa, afirmando la imposibilidad de bendecir las uniones homosexuales, y con ellas, todo lo que lleva consigo la ideología de género, en todas sus dimensiones; y la pretendida descalificación de la Moral que la Iglesia está enseñando desde sus primeros pasos sobre la tierra?

Habla Roma para dirimir una cuestión de fe o de moral que se le plantea, y la cuestión queda dirimida, aunque algunos no la acepten. Esto es lo que está sucediendo en estos días a propósito del documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del 22 de febrero de este año, sobre la posibilidad, o no, de bendecir uniones homosexuales. El documento fue dado a conocer después de la explícita aprobación del Papa, recogida en el párrafo final del escrito, con estas palabras: “El Sumo Pontífice Francisco, en el curso de una Audiencia concedida al suscrito Secretario de esta Congregación ha sido informado y ha dado su asentimiento a la publicación del ya mencionado Responsum ad dubium con la Nota explicativa adjunta”.

En pocas palabras, lo que Roma ha dicho, es que la Iglesia no puede bendecir las uniones homosexuales, porque “no bendice ni puede bendecir el pecado”. Con lo cual declara explícitamente pecado toda práctica homosexual, por ser pecado, o sea, contraria a la Ley de Dios.

Jesús Domingo Martínez

 

 

Para AIN la situación es dramática

A pesar de estar ya vacunado contra el Covid-19, mantengo las medidas de cautela con paz y sosiego. Pero sigo preocupado por la terrible letalidad que puede llegar de países como Brasil o la India, y por el avance de otros virus “intelectuales” que afectan seriamente al estado de derecho y a libertades fundamentales, como la religiosa.

El último día de abril, Le Monde resume el informe 2021 de la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN): la libertad religiosa disminuye en el mundo, y afecta a todas las confesiones; las amenazas se confirman en uno de cada tres países del mundo (uno de cada cinco hace tres años). Los datos sobre 196 naciones del planeta coinciden con los específicos de una antigua asociación francesa, L’Œuvre d’Orient: la situación de los cristianos orientales sigue siendo muy preocupante, a pesar de avances positivos por la postura de líderes religiosos en favor de la paz, y las visitas del papa Francisco a la región.

Para AIN la situación es dramática, por la violencia, en la República Democrática del Congo, Somalia, Libia y los estados del Sahel. No existe libertad en Arabia Saudí o Corea del Norte, y esta limitadísima en Pakistán y China. La India evoluciona también muy negativamente desde 2014, con la llegada al poder del BJP (partido popular de la India): se llega a expulsar a cristianos y musulmanes de sus casas.

El informe no se basa sólo en sus propias fuentes. Utiliza también investigaciones académicas y documentos de entidades como el conocido Pew Research Center de EEUU sobre las instituciones y los derechos humanos. Por paradoja, tras la victoria de Joe Biden, la esperada vuelta a la normalidad democrática está suscitando nuevas inquietudes, al promover textos normativos que volverían a convertir en discriminaciones jurídicas federales o estatales las presiones de grupos minoritarios.

Enric Barrull Casals

 

La beatificación del "médico de los pobres"

El médico venezolano José Gregorio Hernandez es ya beato. En medio de la pandemia, sin vacunas y con una situación social alarmante, la beatificación del "médico de los pobres" es un aliciente, un respiro y un motivo de esperanza. Por primera vez en mucho tiempo, católicos, chavistas y oposición han tenido un motivo común para celebrar juntos y sin discusiones.

José Gregorio fue un médico eminente y un gran investigador que vivió su profesión como un servicio a los más pobres y necesitados. El Papa lo ha recordado en un mensaje grabado que ha hecho llegar a los venezolanos y en el que reconoce la importancia de esta beatificación en el contexto de pandemia: "es un modelo de santidad comprometida con la defensa de la vida, con los desafíos de la historia y, particularmente como paradigma de servicio al prójimo".

Jesús D Mez Madrid

 

 

Mascarillas sí… mascarillas no 

 

                                Más o menos como en la canción de “la Parrala”; pero tras los que las siguen manteniendo, hay más “un siniestro afán de control del indefenso pueblo, o la recaudación de multas enormes por lo que en absoluto es un delito”; al contrario, quienes delinquen, son los “mascarilleros”; amén de que tras la venta de estos artilugios, hay negocios inmensos, de cuyos beneficios, seguro que participan vete a saber cuántos “mascarilleros”, que no saben otra cosa que destruir mucho de lo que con esfuerzo y trabajo, conseguimos en generaciones hoy “en el valle de Josafat o en pronta espera de emprender ese final viaje”.

                                No es nada nuevo, “el dominar con el miedo y las leyes que imponen los que no saben gobernar de otra manera”; y ya lo dejó sentado, hace varios siglos quien entre otras cosas, también supo pensar y escribir lo que de verdad es democracia, que esto que nos domina, no lo es ni por asomo… ““NO EXISTE TIRANÍA PEOR QUE LA EJERCIDA A LA SOMBRA DE LAS LEYES CON APARIENCIA DE JUSTICIA”…Lo dejó para la Historia, Montesquieu o Barón de Secondat.

                                Tras ya, “camino de dos años de tenernos en la cárcel de nuestros propios domicilios”, haber destruido la economía, en grado como para juzgarlos severísimamente; y tras ir tomando, “a ojo de ciego, o de “cubero”, como decimos en España; una gran cantidad de medidas “cambiantes” y que no han evitado los muertos y contagiados, (recordemos las primeras manifestaciones de marzo del año pasado, para favorecer “a la mujer” y que debiendo no haberlas celebrado, las arroparon gubernativamente, lo que provocó, la friolera de la masa de muertos en residencias de ancianos (30.000 o más); “la marcha del virus chino, siguió y sigue sin que nadie la supiera controlar, salvo los propios chinos (“padres de tan infernal criatura”). Es más, este año, “nadie aquí en España ha muerto (oficialmente) de la gripe invernal y ya crónica, para la que se vacunan millones de súbditos españoles”; todas las muertes las han asignado, “al virus chino”; lo que ya es un engaño manifiesto, puesto que cada año, “la gripe se llevaba su cosecha de miles y miles, que morían de ella”; a pesar de todo ello, “nos siguen encarcelando, si bien ya, “nos dejan salir”, a ciertos patios de las penitenciarías que sufrimos.

                                ¿Qué hicieron o hacen en los demás países? Pues ya lo estamos viendo, cada gobierno hace lo que les place, “a quienes mandan”; pero ya hace tiempo que se van tomando medidas no tan drásticas, como en España; y en algunos otros países “dicen que civilizados”. En Norteamérica y concretamente en USA, el primero en suprimir las mascarillas; ha sido, el gobernador de Texas (territorio enorme) diciéndoles a “sus gobernados”, que precisamente por ello, allí les sobra “el aire y el oxígeno” y que cada cual haga con “esos modernos bozales”, lo que mejor le venga en gana; al parecer y por cuanto se publica, en ese país ya las mascarillas han pasado al recuerdo; puesto que como yo, se han dado cuenta que al final, se contagia el que sea y por lo que sea; pero que la inmensa mayoría, no nos contagiamos, puesto que con nuestra propias defensas naturales, son más que suficientes para que ese maldito virus chino, no dañe a nuestros organismos; ya que repito una vez más; ¿cuántas víctimas ha producido ese tan temido virus en las poblaciones más o menos desarrolladas por sus propios sistemas de sanidad? En realidad pocas, muy pocas; y la mayoría, una vez contagiadas, han salido adelante como de tantas otras enfermedades, “sale el que sale y el que no pues muere y punto”; en España yo he leído en periódico de prestigio como es “ABC”, que sólo del cáncer, las víctimas anuales en España son más que las que produce el “virus chino”; pensemos pues, en el resto de enfermedades mortales, como pueden ser, el tabaco, el alcohol, la diabetes, el resto de drogas que persigue la ley, y otras muchas que yo no soy quién para señalar y que deben razonarlo “los médicos”, que tan sumisos se han mostrado (sálvense las excepciones) con los gobiernos; por tanto menos miedos y mucha más libertad, para que cada cual pueda defenderse o arriesgarse, según estime oportuno, hay suficientes bases para obrar así.

                                Por descontado que hay que “guardar ciertos cuidados”, pero no podemos ser tratados todos, como si de verdad fuéramos responsables, de las barbaridades que puedan hacer “minorías” de irresponsables, que sí, que los hay, pero que en conjunto, son “cuatro gatos”; el resto hemos sabido cuidarnos; y sin incluso vacunarnos, seguimos “tan vivos y coleando”, como antes de estos miedos o terrores, “inducidos políticamente y tapando los inmensos negocios, que derivados de ellos, muchos canallas se han beneficiado y se siguen beneficiando”; y de esto poco o nada se dice; y hay que investigar ello e informarnos de verdad.

                                Como también hay que investigar “el origen y camino de difusión, empleado por China, y pedirle los daños y prejuicios, que ellos han pedido a países que los dominaron, y a los que siguen pidiendo; al igual que Japón, Corea, Formosa, y  “otros”; que aún tienen infinidad de reclamaciones “criminales” de tiempos pasados, pero que ellos y lógicamente, no quieren que pasen… ¿Por qué no se investiga y se habla claro, sobre la culpabilidad China… “Sigue siendo aún válida, la terrible frase de Breno, tras saquear Roma hace milenios… ¡Ay de los vencidos! (aquella espada en aquella balanza que pesaba el oro impuesto, son hoy los millones de soldados y las ineficaces armas atómicas, que aún son, ya digo, “la espada del bárbaro Breno, de antes de Cristo”.

                                NOTA: lo que dijo  en las puertas de Roma, aquel caudillo bárbaro que... al haber saqueado la ciudad y llevándose todo lo de valor, que en ella había; alguien le increpó y le dijo... ¿entonces qué nos dejas? y aquel bestia, riendo como tal energúmeno que era, dijo más o menos... ¡¡OS DEJO LA VIDA!!... ¿Progreso, hoy...? ¡¡Y UNA MIERDAAAAAAAAA!!

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)