Las Noticias de hoy 16 Marzo 2020

Enviado por adminideas el Lun, 16/03/2020 - 13:05
c

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    lunes, 16 de marzo de 2020       

Indice:

ROME REPORTS

Homilía del Papa Francisco en Santa Marta

Ángelus: “Que María Santísima nos ayude a cultivar el deseo de Cristo”

Se suspenden los actos públicos y la Semana Santa hasta el 12 de abril

El Papa evoca al arzobispo de Milán rezando en el tejado de su catedral

“Redescubrir y profundizar el valor de la comunión” en la Iglesia

DOCILIDAD Y BUENAS DISPOSICIONES PARA ENCONTRAR A JESÚS: Francisco Fernandez Carbajal

“Es preciso que seas hombre de vida interior”: San Josemaria

Los deseos de Dios: Diego Zalbidea

‘Una sabiduría que no es de este mundo’ (1Co 2, 6-16 ): Juan Luis Caballero

La fragilidad de la paz

La limpieza del corazón en 40 días: ​ Sheila Morataya

¿Castigo de Dios? No: Ernesto Juliá 

TE LLAMO POR TU NOMBRE: María de los Ángeles Albornoz

La Dama Azteca de la Pluma de Oro: MAGUI DEL MAR

     SIIMPLICIDAD DEL FEMINUSMO: Ing. Jose Joaquín Camacho                                                                                                 

¿Qué son la cultura y la civilización cristianas?: Plinio Corrêa de Oliveira

Valores y virtudes ciudadanas en la familia: Raúl Espinoza

¿Cómo afrontaban los primeros cristianos las epidemias y la enfermedad?: Daniel Tirapu

La droga como escape de sí mismo: JD Mez Madrid

El coronavirus y el pánico: Jesús Martínez Madrid

Crecer juntos y acompañados:  Xus D Madrid

LA MASACRE DE MADRID: RELATO DE AQUELLOS DÍAS del 2004: (REFRESCANDO LA MEMORIA): Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

ROME REPORTS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Homilía del Papa Francisco en Santa Marta
Domingo, 15 de marzo de 2020

https://youtu.be/WGYvw5Ki6Z0


 
Monición de entrada

Este domingo de Cuaresma recemos todos juntos por los enfermos y por las personas que sufren. Hoy quería hacer con todos vosotros una oración especial por las personas que con su trabajo garantizan el funcionamiento de la sociedad: los trabajadores de las farmacias, de los supermercados, del transporte, los policías. Recemos por todos los que están trabajando para que en este momento la vida social, la vida de la ciudad, pueda seguir adelante.

 
Homilía

El Evangelio (cfr. Jn 4,5-42) nos da a conocer un diálogo, un diálogo histórico –no es una parábola, esto pasó– de un encuentro de Jesús con una mujer, con una pecadora.
 
Es la primera vez en el Evangelio que Jesús declara su identidad. Y la declara a una pecadora que tuvo el valor de decirle la verdad: “Los que he tenido no eran mis maridos” (cfr. vv. 16-18). Y luego, con el mismo argumento, fue a anunciar a Jesús: “Venid, quizá sea el Mesías porque me ha dicho todo lo que he hecho” (cfr. v. 29). No va con argumentos teológicos –como quería tal vez al dialogar con Jesús: “En este monte, en el otro monte…” (cfr. v. 20)–; va con su verdad. Y su verdad es lo que la santifica, la justifica, es lo que el Señor usa –su verdad– para anunciar el Evangelio: no se puede ser discípulos de Jesús sin la propia verdad, lo que somos. No se puede ser discípulos de Jesús solo con argumentos: “En este monte, en aquel otro…”. Esta mujer tuvo el coraje de dialogar con Jesús –porque esos dos pueblos no dialogaban entre sí (cfr. v. 9)–; tuvo el valor de interesarse de la propuesta de Jesús, de aquella agua, porque sabía que tenía sed. Tuvo la valentía de confesar sus debilidades, sus pecados; es más, el coraje de usar su propia historia como garantía de que aquel era un profeta. «Me ha dicho todo lo que he hecho» (v. 29).
 
El Señor siempre quiere el diálogo con transparencia, sin esconder las cosas, sin dobles intenciones: “Soy así”. Y así hablo con el Señor, como soy, con mi verdad. Y así, desde mi verdad, por la fuerza del Espíritu Santo, encuentro la verdad: que el Señor es el Salvador, el que vino para salvarme y para salvarnos.
 
Este diálogo tan transparente entre Jesús y la mujer acaba con aquella confesión de la realidad mesiánica de Jesús, y con la conversión de aquella gente de Samaría, con aquel “campo” que el Señor vio “blanco para la siega”, que venía de Él, porque era el tiempo de la cosecha (cfr. v. 35).
 
Que el Señor nos dé la gracia de rezar siempre con la verdad, de dirigirme al Señor con mi verdad, no con la verdad de los demás, ni con las verdades destiladas por argumentos: “Es verdad, he tenido cinco maridos, esa es mi verdad” (cfr. vv. 17-18).

 

 

Ángelus: “Que María Santísima nos ayude a cultivar el deseo de Cristo”

Palabras del Papa antes del Ángelus

MARZO 15, 2020 14:09RAQUEL ANILLOANGELUS Y REGINA COELI

(zenit – 15 marzo 2020).-  A las 12 del mediodía de hoy, el Papa Francisco dirigió la recitación del rezo del Ángelus
desde la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano.
Estas son las palabras del Papa al introducir la oración mariana:

***

Palabras del Papa antes del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En este momento está terminando en Milán una misa que el Arzobispo está celebrando en el Policlínico por los enfermos, los médicos, enfermeras, voluntarios. El Arzobispo está cercano a su pueblo, cercano a Dios en la oración. Me viene al recuerdo la fotografía de la semana pasada: él solo desde el tejado de la catedral rezando a Nuestra Señora. También me gustaría agradecer a todos los sacerdotes, la creatividad de los sacerdotes. Me llegan muchas noticias de Lombardía sobre esta creatividad. Ya que la Lombardía ha sido muy afectada. Sacerdotes que piensan en mil maneras de estar cerca de la gente, para que el pueblo no se sienta solo y abandonado; sacerdotes con celo apostólico, que han comprendido muy bien que en los tiempos de pandemia no tienes que hacer el “don Abbondio”. Muchas gracias a los sacerdotes.

El pasaje del Evangelio de este domingo, el tercero de la Cuaresma, presenta el encuentro de Jesús con una mujer samaritana (cf. Jn 4, 5-42). Está en camino con sus discípulos y hacen una parada en un pozo, en Samaria. Los samaritanos eran considerados herejes por los judíos, y muy despreciados, como ciudadanos de segunda clase. Jesús está cansado, tiene sed. Una mujer viene a por agua y él le pide: “Dame de beber” (v. 7). Así que, rompiendo todas las barreras, comienza un diálogo en el que revela a esa mujer, el misterio del agua viva, es decir, el Espíritu Santo, el don de Dios. De hecho, a la reacción de sorpresa de la mujer, Jesús responde: “Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: ‘Dame de beber!´, le habrías pedido y te habría dado agua viva” (v. 10).

En el centro de este diálogo está el agua. Por un lado, el agua como elemento esencial que apaga la sed del cuerpo y sostiene la vida. Por otro lado, el agua como símbolo de la gracia divina, que da la vida eterna. En la tradición bíblica, Dios es la fuente de agua viva, así se habla en los salmos: alejarse de Dios, y de su Ley implica la peor sequía. Es la experiencia del pueblo de Israel en el desierto. En el largo camino hacia la libertad, ellos ardiendo de sed, protestan contra Moisés y Dios porque no hay agua. Entonces, por voluntad de Dios, Moisés… hace que el agua brote de una roca, como un signo de la providencia de Dios que acompaña a su pueblo y le da vida (cf. Ex 17, 1-7).

Y el apóstol Pablo interpreta esa roca como un símbolo de Cristo. Él dirá así: “Y la roca es Cristo” (cf. 1 Cor 10, 4). Es la misteriosa figura de su presencia en medio del pueblo de Dios que camina. Porque Cristo es el Templo del que, según la visión de los profetas, brota el Espíritu Santo, que es agua viva que purifica y da vida. Aquellos que tienen sed de salvación pueden sacar libremente de Jesús, y el Espíritu Santo se convertirá en él o ella en una fuente de vida plena y eterna. La promesa del agua viva  que Jesús hizo a la mujer samaritana se hizo realidad en su Pascua: de su costado traspasado salió “sangre y agua” (Juan 19:34). Cristo, Cordero inmolado y resucitado, es la fuente de la que mana el Espíritu Santo, que perdona los pecados y regenera a una nueva vida.

Este don es también la fuente del testimonio. Como la mujer samaritana, cualquiera que se encuentre con Jesús vivo siente la necesidad de hablar de él a los demás, para que todos vengan a confesar que Jesús “es verdaderamente el salvador del mundo” (Jn 4:42), como dijeron más tarde los paisanos de esa mujer. También nosotros, generados a una nueva vida a través del Bautismo, estamos llamados a dar testimonio de la vida y la esperanza que hay en nosotros. Si nuestra búsqueda y nuestra sed encuentran en Cristo la plena satisfacción, manifestaremos que la salvación no reside en las “cosas” de este mundo, que al final producen la sequía, Sino en Aquel que nos amó y siempre nos ama: Jesús nuestro Salvador, ese agua viva que nos ofrece.

Que María Santísima nos ayude a cultivar el deseo de Cristo, fuente de agua viva, el único que puede saciar la sed de vida y de amor que llevamos en nuestros corazones.

 

 

Se suspenden los actos públicos y la Semana Santa hasta el 12 de abril

“solo pueden ser seguidas por streaming”

MARZO 15, 2020 10:29REDACCIÓNPAPA Y SANTA SEDE

(zenit – 15 marzo 2020).-  Ante la situación que se ha creado por el coronavirus, (Covid-19) el Papa ha decidido que la Misa que celebra en Santa Marta a las 7 horas de la mañana todas las mañanas seguirá transmitiéndose en directo este domingo 15 de marzo, y durante toda la semana próxima.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede comunica, que “para cumplir con las normas que imponen la prohibición de las reuniones de modo de evitar la propagación del virus COVID-19,  el rezo del Ángelus del Santo Padre este domingo 15 de marzo y la Audiencia General el miércoles 18 de marzo serán transmitidos en directo por televisión, también en la página web de Vatican News, y en nuestra página de facebook y las imágenes serán distribuidas por los Medios de Comunicación del Vaticano (Vatican Media) a los medios que las soliciten, para que lleguen a los fieles de todo el mundo”

Por nuestra parte podrás seguir en vivo todas las celebraciones por medio de nuestra página de facebook: https://www.facebook.com/ZenitAgenciaDeNoticias/

La Prefectura de la Casa Pontificia anuncia que las celebraciones de la Semana Santa se llevarán a cabo “sin la presencia de los fieles”, en otras palabras, solo pueden ser seguidas por streaming por Vatican News.

Esta nota fue publicada en rojo en la página en línea de la Prefectura: “La Prefectura de la Casa Pontificia comunica que debido a la actual emergencia sanitaria internacional, todas las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa se desarrollarán sin la presencia física de los fieles”.

La misma nota prolonga hasta el 12 de abril las disposiciones anteriores según las cuales el Ángelus  de los domingos (12 del mediodía) y las audiencias de los miércoles (9:30) serán transmitidos en vivo por los medios de Vatican Media: “Además, esta Prefectura comunica que hasta el 12 de abril, las Audiencias Generales del Santo Padre y las oraciones del Ángelus solo estarán disponibles por transmisión en vivo en la web oficial de Vatican News

 

El Papa evoca al arzobispo de Milán rezando en el tejado de su catedral

“Gracias” del Papa a los sacerdotes que muestran “creatividad”

MARZO 15, 2020 16:32ANITA BOURDINANGELUS Y REGINA COELI

(zenit – 25 marzo 2020).- El Papa Francisco agradece al Arzobispo de Milán, que subió a rezar solo, en el techo de su catedral, y a los sacerdotes que demuestran, en Lombardía (Italia) en particular, “creatividad” y “celo apostólico”, en este momento de la pandemia de coronavirus.

Antes del Ángelus de este domingo 15 de marzo de 2020, en la biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa alabó la actitud del Arzobispo de Milán, Mons. Mario Delpini.

El 11 de marzo, el Arzobispo subió al tejado de su catedral, al pie de la estatua dorada de la Virgen María, que corona la flecha, para interceder por el pueblo de Dios que sufre la pandemia en diferentes países y especialmente en Lombardía: el video de más de cinco minutos está en línea.

El Arzobispo reza, cuatro veces, en italiano, español, francés e inglés “Ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén”.

Luego invoca a María, consoladora de los afligidos en una oración bien conocida en Lombardía: “O mia bela madunina”.

El Papa Francisco evocó estas imágenes tomadas por la diócesis de Milán, antes del Ángelus, diciendo: “En este momento, en Milán, termina la misa que el Arzobispo celebra en el Policlínico, por los enfermos, los médicos, las enfermeras, voluntarios. El Arzobispo está cerca de su pueblo y también está cerca de Dios en la oración. Tengo en mente la fotografía de la semana pasada: él solo en el tejado de la catedral rezando a la Virgen María”.

El Papa también elogió el “celo apostólico” de los sacerdotes: “También me gustaría agradecer a todos los sacerdotes, su creatividad. Lombardía me trae muchas noticias sobre esta creatividad. Es cierto, Lombardía se vio muy afectada. Sacerdotes que piensan en mil maneras de estar cerca de la gente, para que la gente no se sienta abandonada; sacerdotes con celo apostólico, que han entendido que en tiempos de pandemia no se debe hacer el “regalo de Abbondio”. Muchas gracias sacerdotes”.

Don Abbondio es uno de los personajes principales de la novela de Alessandro Manzoni “Les fiancés”: una figura religiosa mezquina y cobarde que rehuye las dificultades y obstáculos que encuentra.

 

“Redescubrir y profundizar el valor de la comunión” en la Iglesia

«Unidos a Cristo, nunca estamos solos»

MARZO 15, 2020 18:19ANITA BOURDINANGELUS Y REGINA COELI

(zenit – 15 marzo 2020).- Con ocasión del encierro en casa en Italia, Francia, España… El Papa Francisco nos invita a tomar conciencia de la «comunión» espiritual en Cristo.

Después del Ángelus de este domingo 15 de marzo de 2020, en la biblioteca del Vaticano, el Papa aclaró: «Estamos invitados a redescubrir y profundizar en el valor de la comunión que une a todos los miembros de la Iglesia.

El Papa habló de la soledad acentuada por la pandemia del coronavirus: «Unidos a Cristo, nunca estamos solos, pero somos un Cuerpo del cuál Él es la Cabeza. es una unión que se nutre de la oración, pero también de la comunión espiritual con la Eucaristía, es una práctica muy recomendable cuando no es posible recibir el sacramento. Lo digo para todos, especialmente para las personas que viven solas».

***

Palabras del Papa después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas:

En estos días, la plaza San Pedro está cerrada, por eso mis saludos están dirigidos directamente a ustedes que están conectados a través de los medios de comunicación.

En esta situación de pandemia, en la que nos encontramos viviendo más o menos aislados, estamos invitados a redescubrir y profundizar el valor de la comunión que une a todos los miembros de la Iglesia. Unidos a Cristo, nunca estamos solos, sino que formamos un Cuerpo del cual Él es la Cabeza. Es una unión que se nutre de la oración, pero también de la comunión espiritual con la Eucaristía, una práctica muy recomendable cuando no es posible recibir el Sacramento. Lo digo para todos, especialmente para las personas que viven solas.

Renuevo mi cercanía con todos los enfermos y con quienes los cuidan. Además de los numerosos operadores y voluntarios que ayudan a las personas que no pueden salir de sus hogares y a quienes satisfacen las necesidades de los más pobres y sin hogar.

Muchas gracias por todo el esfuerzo que cada uno hace para ayudar en este momento tan difícil. Que el Señor os bendiga, que la Virgen María os proteja; y por favor no os olvidéis de rezar por mí. ¡Buen domingo y buen almuerzo! Gracias

 

 

DOCILIDAD Y BUENAS DISPOSICIONES PARA ENCONTRAR A JESÚS

— Fe y correspondencia a la gracia. Purificar nuestra alma para ver a Jesús.

— La curación de Naamán. Docilidad y humildad.

— Docilidad en la dirección espiritual.

I. Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor, mi corazón salta de gozo por el Dios vivo, leemos en la Antífona de entrada de la Misa1. Y para penetrar en la morada de Dios es necesario tener un alma limpia y humilde; para ver a Jesús hacen falta buenas disposiciones. Nos lo muestra, una vez más, el Evangelio de la Misa.

El Señor, después de un tiempo de predicación por las aldeas y ciudades de Galilea, vuelve a Nazaret, donde se había criado. Allí todos le conocen: es el hijo de José y de María. El sábado asistió a la sinagoga, según era su costumbre2. Jesús se levantó para la lectura del texto sagrado, y escogió un pasaje mesiánico del profeta Isaías. San Lucas recoge la extraordinaria expectación que había en el ambiente: enrollando el libro se lo devolvió al ministro, y se sentó; todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Habían oído maravillas del hijo de María y esperaban ver cosas más extraordinarias en Nazaret.

Sin embargo, aunque al principio todos daban testimonio a favor de Él, y se admiraban de las palabras de gracia que procedían de sus labios3, no tienen fe. Jesús les explica que los planes de Dios no se fundan en razones de patria o de parentesco: no basta con haber convivido con Él. Es necesaria una fe grande.

Utiliza algunos ejemplos del Antiguo Testamento: Muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, el sirio. Se conceden las gracias del Cielo, sin limitaciones por parte de Dios, sin tener en cuenta la raza –Naamán no pertenecía al pueblo judío–, la edad o la posición social. Pero Jesús no encontró buenas disposiciones en los oyentes, en la tierra donde se había criado, y por esto no hizo allí ningún milagro. Aquellas gentes solo vieron en Él al hijo de José, el que les hacía las mesas y les arreglaba las puertas. ¿No es este el hijo de José?, se preguntaban4. No supieron ver más allá. No descubrieron al Mesías que les visitaba.

Nosotros, para contemplar al Señor, también debemos purificar nuestra alma. «Ese Cristo, que tú ves, no es Jesús. —Será, en todo caso, la triste imagen que pueden formar tus ojos turbios... —Purifícate. Clarifica tu mirada con la humildad y la penitencia. Luego... no te faltarán las limpias luces del Amor. Y tendrás una visión perfecta. Tu imagen será realmente la suya: ¡Él!»5.

La Cuaresma es buena ocasión para intensificar nuestro amor con obras de penitencia que disponen el alma a recibir las luces de Dios.

II. En la Primera lectura de la Misa se nos narra la curación de Naamán, general del ejército del rey de Siria6, al que hace referencia el Señor en el Evangelio. Este enfermo de lepra oyó decir a una esclava hebrea que en Israel vivía un Profeta con poder para curarle de su mal. Y después de un largo viaje llegó Naamán con sus caballos y sus carros, y se paró ante Eliseo. Y el profeta le mandó un mensajero diciendo: ve, y lávate siete veces en el Jordán y tu carne recobrará la salud y quedarás limpio.

Pero Naamán no entendió estos caminos de Dios, tan distintos de los que él había imaginado. Yo creía -dice- que saldría a mí, y puesto en pie invocaría el nombre de Yahvé, su Dios, y tocaría con su mano el lugar de la lepra y me curaría. Pues qué, ¿no son mejores el Abana y el Farfar, ríos de Damasco, que todas las aguas de Israel, para lavarme en ellas y limpiarme?

El general sirio quería curarse y había recorrido un largo camino para esto, pero llevaba su propia solución sobre el modo de ser curado. Y cuando ya regresaba, dando como inútil el viaje, sus servidores le decían: aunque el profeta te hubiese mandado una cosa difícil debieras hacerla. Cuanto más habiéndote dicho lávate y serás limpio.

Naamán reflexionó sobre las palabras de sus acompañantes y volvió con humildad a cumplir lo que le había dicho el Profeta Eliseo. Marchó, pues, y se lavó siete veces en el Jordán, conforme a las palabras del varón de Dios, y su carne se volvió como la de un niño, y quedó limpio. Recibió con humildad y docilidad un buen consejo que humanamente podía parecer inútil y quedó curado. Sus disposiciones interiores hicieron eficaz la oración de Eliseo.

También nosotros andamos con frecuencia enfermos del alma, con errores y defectos que no acabamos de arrancar. El Señor espera que seamos humildes y dóciles a las indicaciones y consejos de aquellas personas que Dios ha puesto para ayudarnos a buscar la santidad en medio de nuestro trabajo y en nuestra familia. No tengamos soluciones propias cuando el Señor nos indica otras, quizá contrarias a nuestros gustos y deseos. En lo que se refiere al alma, no somos buenos consejeros de nosotros mismos, ni buenos médicos. De ordinario, el Señor se vale de otras personas. «También a San Pablo le llamó Cristo por sí mismo y le habló. Mas, pudiendo revelarle en el acto el camino de la santidad, prefirió encaminarlo a Ananías y le ordenó que aprendiera de sus labios la verdad: levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que has de hacer»7. San Pablo se dejará guiar. Su fuerte personalidad, manifestada de tantos modos y en tantas ocasiones, le sirve ahora para ser dócil. Primero sus compañeros de viaje le llevaron a Damasco; luego Ananías le devolverá la vista y será ya un hombre útil para pelear las batallas del Señor.

En la dirección espiritual el alma se dispone para encontrar al Señor y reconocerle en lo ordinario.

III. La fe en los medios que el Señor nos da, obra milagros. En una ocasión el Señor pidió a un hombre que hiciera algo de lo que tenía sobrada experiencia que no podía realizar: extender una mano «seca», sin movimiento. Y la docilidad, muestra de una fe operativa, hizo posible el milagro: la extendió y quedó tan sana como la otra8. A nosotros nos pedirán a veces cosas de las que nos sentimos incapaces, pero que serán posibles si dejamos que la gracia de Dios actúe en nosotros. Gracia que, con gran frecuencia, nos llegará como consecuencia de la docilidad en la dirección espiritual.

A nosotros nos pide el Señor no tener solo un apoyo humano, que nos llevaría al pesimismo, sino una confianza sobrenatural. Nos pide ser sobrenaturalmente realistas, que es contar con Él, sabiendo que Jesucristo sigue actuando en nuestra vida.

Diez hombres encuentran su curación porque son dóciles. Jesucristo solo les dice9: —Id, mostraos a los sacerdotes. Y mientras iban, quedaron curados.

En otra ocasión, el Señor se compadeció de un mendigo ciego de nacimiento10 y, nos dice San Juan, Jesús escupió en tierra e hizo lodo con la saliva, y con este barro le untó sus ojos y le dijo: ve, lávate en la piscina de Siloé. El mendigo no lo dudó un instante. Fue, pues, y se lavó allí, y volvió con vista.

«¡Qué ejemplo de fe segura nos ofrece este ciego! Una fe viva, operativa (...). ¿Qué poder encerraba el agua, para que al humedecer los ojos fueran curados? Hubiera sido más apropiado un misterioso colirio, una preciosa medicina preparada en el laboratorio de un sabio alquimista. Pero aquel hombre cree; pone por obra el mandato de Dios, y vuelve con los ojos llenos de claridad»11.

La ceguera, los defectos, las flaquezas son males que tienen remedio. Nosotros no podemos nada, pero Jesucristo es omnipotente. El agua de aquella piscina siguió siendo agua, y el barro, barro. Pero el ciego recuperó la vista, y después, además, una fe más viva en el Señor. Y así, tantas veces a lo largo del Evangelio, se nos muestra la fe de los que tratan a Jesús. Sin docilidad la dirección espiritual quedaría sin frutos. Y no podrá ser dócil quien se empeñe en ser tozudo, obstinado, incapaz de asimilar una idea distinta de la que ya tiene o de la que le dicta una experiencia negativa porque no contó con la ayuda de la gracia. El soberbio es incapaz de ser dócil, porque para aprender hay que estar convencido de que aún hay cosas que desconocemos y de que es necesario que alguien nos enseñe. Y para mejorar espiritualmente, debemos estar convencidos de que no somos todo lo buenos que Dios espera de nosotros.

En asuntos de la propia vida interior debemos estar prevenidos con una prudente desconfianza en el propio juicio, para poder aceptar otro criterio distinto u opuesto al nuestro. Y dejaremos que Dios nos haga y nos rehaga a través de acontecimientos e inspiraciones, a través de las luces recibidas en la dirección espiritual. Con la docilidad del barro en las manos del alfarero. Sin poner resistencias, con visión sobrenatural, oyendo a Cristo en aquella persona. Así nos dice la Sagrada Escritura: Bajé a casa del alfarero, y hallé que estaba trabajando sobre la rueda. Y la vasija de barro que estaba haciendo se deshizo entre sus manos; y al instante volvió a formar del mismo barro otra vasija de la forma que le plugo (...). Sabed que lo que es el barro en manos del alfarero eso sois vosotros en mis manos12. Disponibilidad, docilidad, dejarnos hacer y rehacer por Dios cuantas veces sea necesario. Este puede ser el propósito de nuestra oración de hoy, que llevaremos a cabo con la ayuda de la Virgen.

1 Antífona de entrada. Sal 83, 3. — 2 Lc 2, 16. — 3 Lc 4, 22. — 4 Ibídem. — 5 San Josemaría Escrivá, Camino, n. 212. — 6 Cfr. 2 Rey 5, 1-15. — 7 Casiano, Colaciones, 2. — 8 Cfr. Mt 12, 9 ss. — 9 Lc 17, 11-19. — 10 Jn 9, 1 ss.  11 San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, 193. — 12 Jer 18, 1-7.

 

 

“Es preciso que seas hombre de vida interior”

Es preciso que seas “hombre de Dios”, hombre de vida interior, hombre de oración y de sacrificio. –Tu apostolado debe ser una superabundancia de tu vida “para adentro”. (Camino, 961)

16 de marzo

Vida interior. Santidad en las tareas ordinarias, santidad en las cosas pequeñas, santidad en la labor profesional, en los afanes de cada día...; santidad, para santificar a los demás. Soñaba en cierta ocasión un conocido mío -¡nunca le acabo de conocer bien!- que volaba en un avión a mucha altura, pero no dentro, en la cabina; iba montado sobre las alas. ¡Pobre desgraciado: cómo padecía y se angustiaba! Parecía que Nuestro Señor le daba a entender que así van –inseguras, con zozobras– por las alturas de Dios las almas apostólicas que carecen de vida interior o la descuidan: con el peligro constante de venirse abajo, sufriendo, inciertas.

Y pienso, efectivamente, que corren un serio peligro de descaminarse aquellos que se lanzan a la acción –¡al activismo!–, y prescinden de la oración, del sacrificio y de los medios indispensables para conseguir una sólida piedad: la frecuencia de Sacramentos, la meditación, el examen de conciencia, la lectura espiritual, el trato asiduo con la Virgen Santísima y con los Ángeles custodios... Todo esto contribuye además, con eficacia insustituible, a que sea tan amable la jornada del cristiano, porque de su riqueza interior fluyen la dulcedumbre y la felicidad de Dios, como la miel de panal.

En la personal intimidad, en la conducta externa; en el trato con los demás, en el trabajo, cada uno ha de procurar mantenerse en continua presencia de Dios, con una conversación -un diálogo- que no se manifiesta hacia fuera. Mejor dicho, no se expresa de ordinario con ruido de palabras, pero sí se ha de notar por el empeño y por la amorosa diligencia que pondremos en acabar bien las tareas, tanto las importantes como las menudas. (Amigos de Dios, 18-19)

 

 

Los deseos de Dios

En estos días en muchas partes del mundo estaremos en cuarentena. En algunas zonas del planeta se ha tenido que suprimir hasta la celebración pública de la Eucaristía. Le suplicamos a Dios que esta situación pase y pronto pueda volver a tocar nuestras almas a través de la Comunión sacramental.

VIDA ESPIRITUAL14/03/2020

​Foto: Ismael Martínez Sánchez

El 23 de abril de 1912, san Josemaría hizo su Primera Comunión. Aquel día Jesús “quiso venir a hacerse el dueño de mi corazón”, recordaba con agradecimiento pasados los años.

En la comunión recibimos a Jesús, pero es Él quien nos recibe. Lo invitamos a nuestro hogar, pero es él quien nos acoge en el suyo. Él es nuestro anfitrión. Nuestros deseos de recibirle son un pálido reflejo de los suyos. Nosotros repetimos la comunión espiritual algunas veces cada día, pero para Él ese deseo de intimidad con cada uno de nosotros es mucho más apasionado e irrefrenable: «Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros, antes de padecer» (Lc 22,15).

REPETIMOS LA COMUNIÓN ESPIRITUAL ALGUNAS VECES CADA DÍA, PERO PARA ÉL ESE DESEO DE INTIMIDAD CON CADA UNO DE NOSOTROS ES MUCHO MÁS APASIONADO

También nosotros queremos que nos queme el corazón la ilusión de recibirlo, de hacernos una sola cosa con Él. Consuela escuchar al santo Cura de Ars que «una Comunión espiritual actúa en el alma como un soplo de viento en una brasa que está a punto de extinguirse. Cada vez que sientas que tu amor por Dios se está enfriando, rápidamente haz una Comunión espiritual» (San Juan María Vianney, Sermones).

Imprescindibles para Dios

En estos días en muchas partes del mundo estaremos en cuarentena. Quizá algunos no podamos salir de casa para asistir a Misa. En algunas zonas del planeta se ha tenido que suprimir hasta la celebración pública de la Eucaristía. Pero el Señor sigue ahí. Esperándonos. Deseándonos. Le suplicamos que esta situación pase y pronto pueda volver a tocar nuestras almas a través de la Comunión sacramental. Nos da miedo que esta ausencia justificada enfríe nuestro amor. Puede que después de muchos años recibiéndole a diario nos veamos privados durante unas semanas de su presencia sacramental. Jesús lo sabe, pero no quiere que suframos por este deseo santo sino todo lo contrario. Es fácil que su lejanía física nos haga valorar mucho más el regalo inmerecido de la comunión frecuente, la cercanía tierna de un Dios que se hace pan y el servicio silencioso que nos prestan los sacerdotes que lo hacen presente con su voz y sus acciones.

LE SUPLICAMOS QUE ESTA SITUACIÓN PASE Y PRONTO PUEDA VOLVER A TOCAR NUESTRAS ALMAS A TRAVÉS DE LA COMUNIÓN SACRAMENTAL

Pueden ser días para comprobar hasta qué punto disfruta Dios con nosotros, hasta qué punto nos espera quien es dueño de la eternidad: como dice san Josemaría, «quien no necesita nada, no quiere prescindir de nosotros» (Es Cristo que pasa, n. 84).

Santos en lo corriente

La santidad que Dios nos quiere regalar es posible en medio del mundo, en medio de lo ordinario, en medio de las circunstancias de cada día. Quizá ni siquiera los mayores recuerdan una situación como la actual. Sin embargo, ahora es parte de lo “ordinario”. Dios nos pide ahora que le busquemos en la cuarentena. No sería bueno el deseo de buscarlo en lo extraordinario, en el riesgo de salir a la calle si lo prudente es permanecer en casa. Obedecer a nuestros padres, o quizá a nuestros hijos, o a los médicos, y por supuesto, a la autoridad sanitaria son actitudes propias de los santos. Ellos saben vivir cada momento con la paz que les proporciona la unión con Dios. Saben que Dios utiliza siempre mediaciones, instrumentos; Dios los ama, aunque ellos no lo perciban o no lo puedan comprobar.

DIOS NOS PIDE AHORA QUE LE BUSQUEMOS EN LA CUARENTENA

No sabemos cuánto tiempo nos veremos privados de participar en la Eucaristía, pero queremos comprender el valor que tienen a los ojos de Dios estos deseos nuestros manifestados con constancia y sinceridad. San Josemaría nos ha enseñado a miles de personas en el mundo una oración que él aprendió de un buen escolapio: «Yo quisiera, Señor, recibiros con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre; con el espíritu y fervor de los santos». Cuentan que el mismo Jesús en persona confió a Santa Faustina Kowalska que si rezamos la Comunión espiritual varias veces al día, en tan solo un mes veremos nuestros corazones completamente cambiados. Estas semanas pueden ser una gran oportunidad para agrandar nuestro corazón, para identificarnos con los mismos deseos de Dios.

 

Comunión espiritual que rezaba san Josemaría

 

Es una oración muy audaz porque no se conforma con buenas intenciones. Quiere alcanzar las más altas cumbres que criatura alguna ha soñado. Quiere el alma estar a la altura de María, la bienaventurada entre todas las mujeres. Y no contenta con ello, ansía apropiarse de todo el fervor de los santos. Todo le parece poco para agasajar al huésped que se lo merece todo. Y Dios le concede que sus deseos sean eficaces. Dios limpia al alma que así reza. Si se me permite hablar así, a lo humano, Dios disfruta comprobando cómo se aman su Hijo primogénito y sus hijos adoptivos, y estos días podemos hacer muy feliz a Dios cumpliendo con lo ordinario y recitando multitud de veces esta breve oración. Esa plegaria nos ayudará a encontrarle, no solo en el sagrario cercano pero quizá inaccesible, sino en las mil menudencias que se suscitarán en nuestros hogares.

¡Cárcel de amor!

Son días para comprender mejor a quien lleva veinte siglos «... ¡voluntariamente encerrado!, por mí, y por todos» (San Josemaría, Forja, n. 827). Cuando la convivencia cueste, o cuando sonreír no sea fácil, será un alivio comprobar que Él nos espera en su «cárcel de amor». Cuando haya que apretarse el cinturón para capear esta crisis, cuando la enfermedad nos asedie, o cuando el aburrimiento se haga presente será un consuelo saber que el Señor no se ha ido, que está presente en quienes viven conmigo, en los que sufren o en los que simplemente tienen miedo. Cuando haya que estudiar sin exámenes o teletrabajar sin que el jefe compruebe si consultamos las redes sociales, cuando nadie eche en falta nuestra puntualidad o nuestra colaboración en el trabajo del hogar nos reclame poner las últimas piedras, será vital contar con su apoyo, con su cercanía y con su cariñoso empuje. Nadie como Él se hace cargo de nuestros deseos, sufrimientos y anhelos incluso antes de que los sintamos nosotros mismos.

NADIE COMO ÉL SE HACE CARGO DE NUESTROS DESEOS, SUFRIMIENTOS Y ANHELOS

San José es uno de aquellos santos que durante meses se alimentó de comuniones espirituales. Soñaba cómo sería el Niño y seguramente lo hablaba con María. Fueron meses de preparación, de ansias de tomarlo en sus brazos. Nadie como María su esposa para comprenderlo, pero nadie tampoco como ella para avivar esa hoguera. Sus palabras fueron posiblemente soplo que encendió la llama de la esperanza en su esposo. No sería extraño que José sorprendiera a María diciéndole a Jesús las ganas que tenía de besarlo, abrazarlo y cuidarlo, o cantándole con el cariño de la madre más enamorada. De lo que no cabe duda es de que juntos se prepararon para el mejor recibimiento que Dios hecho hombre podía soñar aquí en la tierra. Aunque no lo recibamos sacramentalmente, bien podemos hacer la acción de gracias cada día, después de unirnos por televisión o internet a la Santa Misa, y alabarle por lo bien que ha hecho todo, también lo que no comprendemos ahora.

Diego Zalbidea

 

 

‘Una sabiduría que no es de este mundo’ (1Co 2, 6-16 )

Las verdades espirituales sólo pueden ser interpretadas con medios espirituales: se necesita connaturalidad para conocer

Pablo dedica los primeros capítulos de la primera carta a los Corintios a corregir algunas ideas erróneas de sus interlocutores, al mismo tiempo que explica en qué consiste la verdadera sabiduría (cfr. Dn 2). Frente a una “sabiduría de palabras” (1Co 1, 17), propone el “mensaje” o “palabra de la cruz” (1Co 1, 18); frente a la “sabiduría humana” o “palabras persuasivas de sabiduría”, habla de la “sabiduría divina” (1Co 2, 7). El pasaje 1Co 2, 6-16 retoma el razonamiento precedente, aunque ahora con un planteamiento positivo, el de la exposición de la naturaleza y el acceso a la sabiduría divina, al mismo tiempo que prepara lo que comenzará en 1Co 3, 1.

“Misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria” (1Co 2, 6-9)

Los corintios se creen sabios y espirituales. Pablo quiere decirles que, en realidad, ni son sabios ni son espirituales, sino carnales, pues están obrando a lo carnal. Pero su discurso es genérico. Sólo a partir de 1Co 3, 1 lo aplicará a los corintios.

El Apóstol comienza diciendo: “Sabiduría, sí, hablamos entre los perfectos” (1Co 2, 6). La expresión “perfectos” no significa que haya una categoría de personas a las que predique y a otras no, sino que se trata de una referencia a los cristianos maduros, a los que han llegado a ser lo que pueden ser, a los que son dóciles a la gracia recibida. Estos son los que entenderán el mensaje de la cruz. Con estas palabras, Pablo, que ha pasado del “yo/vosotros” que estaba usando hasta ahora al “nosotros”, no deja claro si los corintios están incluidos en ese pronombre: ¿quiénes son esos perfectos?, ¿en qué consiste la verdadera sabiduría?

¿Qué no es la sabiduría? Dice Pablo que la sabiduría de verdad no es de este “eón” (tiempo) ni pertenece a los “príncipes de este eón” (tanto gobernantes humanos como poderes cósmicos; cfr. 1Ts 2, 18; Ga 1, 4; 1Co 15, 24; 2Co 4, 4; Rm 8, 38; Ef 6, 12), sino que es una realidad de los tiempos venideros, escatológica. Cristo es la sabiduría de Dios (1Co 1, 24.30), opuesta tanto a la sabiduría humana, que ha sido hecha necedad por Dios (1Co 1, 20), como a las fuerzas que, aparentemente, lo han vencido crucificándolo. Todo esto es “pasajero”, “está condenado a perecer” (1Co 2, 6); no así la sabiduría divina.

¿Qué es la sabiduría? La sabiduría de la que habla Pablo es de Dios y alberga el misterio de Dios. Está, por tanto, más allá de la competencia humana y ha sido revelada “escatológicamente”. Por eso se la denomina “escondida” y “predestinada antes de los siglos para nuestra gloria”. Esa “gloria” hace referencia a la vocación del hombre, llamado a la participación de una gloria que sólo Dios posee verdaderamente, esto es, a la vida eterna. Dicha gloria, que es tan sublime e inaccesible al hombre que nadie la ha visto ni oído, y ningún corazón la ha podido alcanzar, ha sido revelada en Cristo. Ha sido el Espíritu el que ha hecho posible lo que, para nosotros, en cuanto hombres, nos era imposible.

“El Espíritu lo sondea todo” (1Co 2, 10-16)

¿Tienen los corintios la verdadera sabiduría?; ¿qué están demostrando con su forma de actuar? Pablo quiere insistir en que la sabiduría verdadera es un don y no se puede alcanzar como conquista personal. ¿Y cuál es el camino para alcanzar la sabiduría de Dios? El Espíritu. No es posible acceder al misterio de la cruz sin la ayuda del Espíritu. No es posible ser sabio sin la acción del Espíritu. Y ello es así porque sólo el Espíritu puede sondear y llegar a lo que no está al alcance del hombre, a lo alto y a las profundidades, que es donde está la sabiduría (Qo 7, 23-24). Los designios de Dios están más allá de lo que el hombre puede alcanzar. La imagen paulina busca animar a reconocer la pequeñez propia del hombre y a ensalzar y confiar en la sabiduría de Dios y sus caminos, aunque sean tan desconcertantes como el anuncio de un Mesías crucificado.

Pablo insiste en lo que puede el espíritu humano y lo que puede el Espíritu divino (1Co 2, 11-12). Sólo éste es capaz de conocer lo íntimo de Dios (cfr. la cita de Is 40, 13). Y el hombre recibe ese Espíritu como don. La cuestión es si los corintios, que han recibido dicho don, le están dejando realmente que les transforme. Porque el Espíritu actúa en la mente del creyente para formar en él a Cristo (Ga 4, 19). Para conocer las cosas de Dios no sirve la sabiduría humana, la mente humana, sino que se ha de tener la mente de Cristo. Y esta transformación en el hombre la obra el Espíritu, otorgando una mentalidad −unos criterios rectores del discernimiento de la persona− que permite entender las verdades espirituales y que discierne desde los criterios que emanan de la palabra de la cruz, del anuncio del Mesías crucificado.

Los que tienen la mente de Cristo son los espirituales. Y Pablo quiere decir a los corintios que no son espirituales: aunque han recibido el don del Espíritu, no tienen la mente de Cristo (1Co 3, 1). El hombre natural (psíquico), dice Pablo, considera necedad lo que es propio del Espíritu de Dios. Los corintios deben, por tanto, decidir de qué bando quieren estar y deben comprender, mirando sus acciones, en cuál están de hecho: ellos se creen espirituales, capaces de juzgar (“discernir”) todo, pero sus divisiones revelan lo contrario. Por eso, con sus palabras, Pablo les exhorta a dejarse transformar de nuevo. Además, este es el camino hacia la unidad, pues sólo alcanzarán una misma mentalidad cuando compartan, todos ellos, la mentalidad de Cristo (1Co 1, 10; 2, 16).

“Interpretando realidades espirituales con términos espirituales” (1Co 2, 13)

En 1Co 2,13, Pablo establece un importante criterio: “interpretando realidades espirituales con términos espirituales”. La expresión original griega (pneumatikois pneumatika sygkrinontes) puede traducirse de varias maneras, pero dos son las más plausibles y, de algún modo, Pablo quiere significar ambas: “interpretando verdades espirituales con términos espirituales”; “explicando verdades espirituales a personas espirituales”. La primera traducción va en la línea de lo que se acaba de decir: que él enseña esas cosas (la palabra de la cruz, el misterio de Dios, la sabiduría divina, lo profundo de Dios, el don recibido) no con palabras aprendidas por sabiduría humana (filosofía o retórica), sino con palabras aprendidas del Espíritu. La segunda va en la línea de lo que se mencionará más adelante acerca de si los corintios están o no capacitados para el discernimiento espiritual.

Las verdades espirituales, en efecto, sólo pueden ser interpretadas con medios espirituales: se necesita connaturalidad para conocer. Sólo puede acceder a los secretos de Dios quien posee los medios espirituales concedidos por Él. Los Padres y el magisterio de la Iglesia han adoptado este texto como principio exegético y como norma para la interpretación de la Biblia: la Escritura ha de ser leída con el mismo Espíritu con el que fue escrita (Dei Verbum 12).

Juan Luis Caballero
Profesor de Nuevo Testamento, Universidad de Navarra

Fuente: Revista Palabra.

 

 

La fragilidad de la paz

Alcanzar la paz quiere decir trabajar desde la humildad, la actitud que me ayuda a aceptar la levedad de mi ser, y a alegrarme de ser frágil y quebradizo.

Vivimos en una época que algunos autores describen como de extrema fragilidad, como si todo lo que se ha construido estos últimos años se pudiera romper en cualquier momento. Sólo depende de que alguno de los conflictos abiertos se nos vaya un poco de las manos y estalle de una u otra manera. Hay un magma de acontecimientos, una encrucijada de situaciones que nos hacen caer en la cuenta, una vez más, de que la realidad no es estática —como quizá nosotros quisiéramos—, y que todo el movimiento que se genera alrededor, el progreso técnico, científico y económico no lo podemos dominar, y tampoco se puede evitar el miedo de los ciudadanos a que todo tambalee y se puedan hundir los esfuerzos por vivir con mayores cotes de bienestar para todo el mundo.

En la actualidad, el valor que más sufre este temblor es la paz. Todo el mundo, o casi todo el mundo, como dice la «Carta de la paz, dirigida a la ONU», desea la paz. Si hiciéramos una encuesta, seguramente el valor más unánimemente votado sería el de la paz. Pero, por otra parte, existe la sensación de que, a pesar de que es lo más deseado, no sabemos valorar y apreciar suficientemente lo que significa vivir en paz. La deseamos, pero, al mismo tiempo no dedicamos los esfuerzos y los recursos necesarios para consolidar la paz y que ésta se entienda realmente en todo el mundo. Habitualmente aquello que más apreciamos, lo cuidamos, lo trabajamos y hacemos lo que sea necesario para conservarlo, pero con la paz no obramos así; nos dormimos y no velamos para que se afirme y se extienda por todo el planeta.

Quién sabe si no es precisamente la fragilidad de la paz lo que nos lleva a apreciarla tanto. Y cuando descubrimos el riesgo de un posible rompimiento, es cuando todos nos movilizamos y gritamos con fuerza para mantenerla. Otros, precisamente porque valoran su fragilidad, quieren protegerla de manera desmesurada, como si creyeran que nunca tendrá suficiente consistencia en sí misma para sostenerse, y caen en la tentación de fabricarle búnkeres defensivos. Piensan que la paz se debe proteger con medidas políticas y económicas que permitan tener los ejércitos más sofisticados, que hagan cerrar los países sobre sí mismos y establecer unas fronteras seguras e inviolables, medidas que aseguren el bienestar cueste lo que cueste y al precio que haga falta. Creen que cuanto más fuertes seamos en todos los ámbitos posibles, más seguros estaremos y mejor protegeremos algo tan preciado y frágil como es la paz.

¡Qué contradicciones tan grandes, todo por no querer asumir y aceptar nuestra fragilidad! Porque el miedo nos lleva a buscar medidas de defensa exageradas, que nos hacen caer en el error de querer defendernos de todos aquellos que se nos acercan, aunque lo hagan en tono de amistad. Fruto del enclaustramiento y encasillamiento en nuestras posturas, consideramos que esto es una ingerencia contra nuestro individualismo o nuestra civilización. Se habla de «choque de civilizaciones», porque olvidamos algo tan elemental como lo que la «Carta de la paz» denomina «fraternidad existencial», argumento que podría convertir este posible choque en encuentro de civilizaciones.

Pero la defensa, como se dice en el argot deportivo, nos lleva siempre a tener un buen ataque, y nos protegemos atacando a los demás. Ver enemigos por todas partes es caer en la tentación del dominio, que nos conduce a utilizar la estrategia de las creencias religiosas e ideológicas. Olvidamos que todos somos capaces de hacer el mal; los demás se hacen dignos de nuestra furia santa e ignoramos la viga de nuestro ojo, o que todos tenemos derecho a vivir nuestra vida según lo que pensamos, y entonces nos lanzamos contra aquellos que no aceptan nuestra manera de pensar y vivir, y por más inocentes que sean, se convierten en culpables porque no son de los nuestros.

Nuestra limitación, el miedo a la fragilidad, nos hacen buscar apoyos para poder caminar y vivir. Buscamos unas barandillas que nos ayuden a ir más seguros. Pero si no consideramos suficientemente seguros el amor, la amistad, el aprecio cordial o lo solidaridad, entonces necesitamos otra barandilla, y nos apoyamos en el «contraísmo», es decir, en la actitud de vivir enfrentado con alguien, de ir contra los demás para encontrar así nuestro equilibrio. Un náufrago necesita encontrar algo para agarrarse, incluso en parte debe hundirlo para poder subir él y salir fuera del agua. Si es necesario, nos apoyaremos en la persona, el pueblo o la nación que tengamos al lado —o lejos de nosotros—, porque aunque él se hunda nosotros podremos sobrevivir y mantener nuestra civilización hegemónica. La paz pide que yo revise el hecho de mi hundimiento, del tipo que sea, no que quiera sobrevivir y mantener mi bienestar a costa de todo y de todos.

Alcanzar la paz quiere decir trabajar desde la humildad, la actitud que me ayuda a aceptar la levedad de mi ser, y a alegrarme de ser frágil y quebradizo. Y si la paz es un valor muy querido, su fragilidad nos debe mostrar la importancia de dedicar tiempo y esfuerzos a preparar los fundamentos que la mantengan en el espacio y en el tiempo, a pesar de todos los acontecimientos que se puedan ir produciendo a lo largo de la historia.

La sociedad debe cultivar el ejercicio de la paz en todos los ámbitos de la vida social, de tal manera que llegue a ser uno de los ejes vertebradores de las actuaciones de los diferentes grupos y organizaciones. Hay que entusiasmar a las personas por la paz. Trabajemos por la paz, no porque tengamos un enemigo común, sino porque el espectáculo social que ofrecen las personas, las familias, los pueblos y el mundo cuando viven en armonía, es lo que nos entusiasma a vivir y a consolidar la paz.

El autor es economista y rector de la Universitas Albertiana de Barcelona.

http://www.universitasalbertiana.org

 

La limpieza del corazón en 40 días

Estos días donde toda la iglesia, tú, yo, que somos hijos de Dios y soldados del Reino de Dios nos unimos en devota oración, son muy importantes para hacer una limpieza profunda de nuestros rencores, amarguras y tristezas. Los llevamos en el corazón acumulados y amontonados, quizá ya demasiado tiempo.

Los 40 días sirven para profundizar no sólo en quién era el Señor, sino también en meditar sobre el gran amor de nuestro padre Dios y el sí de su santísima madre, la siempre Virgen María.

Piensa hoy en la relación de verdadero y ejemplar amor entre el padre y el hijo, la Santísima Virgen y el Ángel, ella y San José y la forma en que cada uno tenía de relacionarse. Al ser cristianos, es nuestro deber profundizar en todo este misterio bajo la luz del Espíritu Santo. Él es quien con su sabiduría nos ayudará a comprender por qué ser cristiano significa ser guardián, protector, restaurador de relaciones y, sobre todo, TEMPLOS DEL DIOS VIVO.

Esto no es algo que se lleve a cabo fácilmente ya que humanamente parecería normal que los hermanos se peleen entre ellos, esposos se divorcian y amigos se dejan de hablar. Para un cristiano esto no es así y por ello en estos días cada uno se puede preguntar:

–¿Cómo andan mis relaciones con los demás?

–¿Qué llevo en el corazón?

–¿Qué quiero sacar?

–¿Quisiera perdonar a esta persona que hace tantos años me hizo daño?

–¿Cómo estaré imitando a Jesús si lo hago?

No dejes que estos cuarenta días pasen de largo sin dejar huella en tu alma. Esta primera semana es importante para trabajar en el restablecimiento de todas las relaciones rotas. Podría ser útil hacer una lista de resentimientos contra personas puntuales: Mamá, papá, hermanos, cónyuge, amigos, colegas, etc. Atreverse a mirarse en un espejo para ver si está tan claro que es la imagen de Jesús la que se ve ahí, o quizá esté tan empañado que es mi imagen egoísta que miro ahí.

Si esto se hace con valentía, sinceridad Dios te dará abundantes gracias para sacar todo ello del corazón y así impulsarte a restablecer relaciones con todos Incluyendo a los enemigos.

Por medio del perdón que les darás, establecerás el reino de Dios que es amor, bien, paz, y armonía en tu corazón.

Si todavía esto se te hace muy dificultoso, acércate a la santísima Virgen y ponte a dialogar con ella con mucha sinceridad, pues ella afortunadamente es quién más puede comprender tus luchas y deseos del corazón.

Anímate, estos días son para caminar junto a Jesús, sigue sus pasos en el desierto y no dejes de acompañarlo con el ayuno, la oración y la limosna que tanto le agrada a Dios, para el bien de tu alma y de todos tus hermanos y hermanas en Cristo Jesús.

Busca un sagrario y siente y conoce más a Jesús con la siguiente oración:

¡Alma de Cristo, santifícame!
¡Cuerpo de Cristo: sálvame!
¡Sangre de Cristo: embriágame!
¡Agua del costado de Cristo: lávame!
¡Pasión de Cristo: confórtame!
¡Oh buen Jesús: óyeme!
¡Dentro de tus llagas: escóndeme!
¡No permitas que me separe de Ti!
¡Del enemigo malo, defiéndeme!
¡A la hora de mi muerte , llámame!
¡Mándame a ir a ti!
¡Para que con tus ángeles y santos te alabé por toda la eternidad, así sea!

Sheila Morataya

 

 

¿Castigo de Dios? No

 Ernesto Juliá 

El cortometraje de un párroco de Palermo recorriendo, bajo palio, las calles de su parroquia con el Santísimo expuesto en una Custodia, bien a la vista de todos, ha dado la vuelta al mundo.
Pocas personas se cruzan con él. Y algunas reaccionan verdaderamente como cristianos creyentes en la Presencia Real de Jesucristo en la Hostia Consagrada. Unos se arrodillan a su paso, se persignan; otros quedan de pie, hacen reverencia y se santiguan. Ningún encuentro lamentable. El silencio convertido en oración llena el vacío de la ciudad.

El párroco quiere acercar la ternura de Cristo, la cercanía de Jesús, al sufrimiento de hombres y de mujeres que están librando una batalla para salir airosos de la epidemia. Y todos se lo agradecen; quizá no tienen ocasión de decírselo personalmente; pero sus gestos hablan desde su corazónYa comenté en otro artículo de hace un par semanas –La fuerza de un virus-, la capacidad que tienen estos acontecimientos imprevisibles y tan difíciles de dominar en un primer momento, para hacernos reflexionar un poco, y pararnos a pensar en las perspectivas, y el sentido de nuestras vidas.

Hoy me quedo ante la reacción de algunas personas, quizá con la mejor voluntad del mundo, que hablan del virus como si fuera “un castigo de Dios” por nuestros pecados, por la apostasía y abandono de la Iglesia que está teniendo lugar en varias partes del mundo.

NO. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, no castiga. ¿Cómo puede castigar Dios que recibe, y vive, la muerte de su Hijo hecho hombre: que da su vida para redimirnos de nuestros pecados; y perdonarnos cuando le presentamos nuestro arrepentimiento y le pedimos perdón en el sacramento de la Reconciliación?

NO es un castigo, aunque algunas personas, basándose en “visiones” del infierno que hayan podido vivir personas intachables, y algunas en proceso de beatificación. Es una situación que nos pone delante de nuestra fragilidad, de las limitaciones de nuestra naturaleza y de nuestro sistema nervioso, y nos quita la vergüenza de pedir ayuda, de elevar nuestros brazos, nuestras oraciones, a los
brazos tendidos que el Señor abre para abrazarnos.

NO. Dios no nos castiga nunca. Somos nosotros quienes nos castigamos, y castigamos haciendo el mal a los demás, cuando no nos arrepentimos de nuestro pecado, cuando rechazamos la misericordia que nos ofrece Cristo en la Cruz y en la Resurrección, quienes nos condenamos al encerrarnos en nuestro egoísmo, en nuestra miseria, que es el peor castigo que nos podemos infligir.

En situaciones semejantes a las que ese microorganismo –coronavirus- está poniendo en un trance difícil a tantas personas, la reacción de un cristiano con fe, con esperanza, y con caridad, es mirar al Cielo; y pedir a Dios que nos conforte, que nos dé serenidad, que nos sostenga en la tribulación, y que nuestro corazón se abra más y más a las necesidades de los demás.

La Virgen María acogió a los apóstoles en un momento de desconcierto después de la muerte de Jesús. El Papa nos invita a dirigirnos a Ella: “Confiamos en ti, Salud de los enfermos…Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios…Líbranos de todo peligro, ¡Oh Virgen Gloriosa y Bendita! Amén,

ernesto.julia@gmail.com

 

 

TE LLAMO POR TU NOMBRE

                                  …El Señor ruge desde lo alto…

                                                          Jeremías  25, 30

Covid- 19, engendro del mal, cruza de murciélago y serpiente

Te liberaste en diciembre del 2019, te parieron  allá por 1981

Hoy vuelas por el mundo  sembrando  pánico y miedo.

No te temo Covid-19,  Dios , el Hacedor de vida,

 el único que porta  corona, Rey de la Creación.

La tuya una  réplica falsa., por eso no te nombro.

Nuestra Fe, más poderosa, que tu guadaña asesina.

triunfará sobre tus ruinas.

La humanidad toda debe  estar prevenida

no  ser caldo de cultivo ,  portador de tu crueldad.

Atacas lo más preciado, el aire de los pulmones.

asfixiando a tu presa, asesino impiadoso.

Sabremos defendernos, el agua que sacia la sed,

dadora de vida   y un trozo  de jabón, nuestra vacuna..

El calor,  nuestro escudo, para parar tu estocada.

Y volver a las raíces, al seno del hogar paterno.

La familia en recogimiento,  alrededor de la mesa tendida.

Quienes te dieron vida con negras intenciones,

siguen   amasando fortunas, cegados por el poder.

Arma mortal,   las manos limpias, las manos que bendicen,

que preparan alimentos  calientes , hechos  con amor ,

¡Hermanos,  unidos, venceremos al enemigo!

Desde lo alto, el  Rey del Universo, contemplará su derrota…

                                 María de los Ángeles Albornoz

                             Monteros-Tucumán-Argentina

 

La Dama Azteca de la Pluma de Oro
Poeta Mexicana.

Las lágrimas se agolpan en mis ojos,
con ansias infinitas de encontrar
el punto exacto que me haga superar
estos lazos que me atan, cual cerrojos,

que aumentan por momentos mis enojos
luchando con denuedo sublimar,
mis deseos acuciantes por llegar
hasta Dios, olvidando mis antojos.

Mas si Dios en sus designios infinitos
lo ha dispuesto así…¡Es el Patrono!
Un canto agradecida alegre entono.

Los dones que me ha dado…son gratuitos
por eso mi alma y corazón contritos
¡En sus divinas Manos…abandono!.

Derechos Reservados

 

MAGUI DEL MAR

La Dama Azteca de la Pluma de Oro

ruizrmagui@gmail.com

 

 

     SIIMPLICIDAD DEL FEMINUSMO

Ing. Jose Joaquín Camacho                                                                                                 

Siglo 21, Guatemala 24 marzo 1020

            Hace poco se propagaba una frase que impactó: decía  que  el siglo 21 será de la mujer ó no será. Y  continúa afirmando que no se puede evitar el reflexionar esa          frase sin agregar que  la mujer limpiará la raza humana. La mujer tendrá en sus manos ese poder, ya depositado y confiado a ella, En fin…

            También recientemente, con ocasión de la entrega de un  premio Nobel de Literatura  a una mujer (Doris Lessing), y se ha relacionado con su capacidad de retratar la experiencia femenina. Aparte méritos literarios, esto trae a la memoria la historia de tantas luchas feministas, muchas positivas y el tema feminista. Y cómo, aún conseguida una igualdad en la vida pública y la conciencia de que la mujer es igual al varón, quedan todavía numerosos estereotipos y prejuicios por eliminar.

En esta línea Juan Pablo II explicaba que hay dos tendencias erróneas en la cultura contemporánea. Una, subraya que para que la mujer sea ella misma tendría que ser antagonista del hombre; plantea, equivocadamente, una rivalidad entre los sexos: la ventaja de uno es desventaja del otro. La otra corriente cancela las diferencias entre sexos, que serían simples condicionamientos socio-culturales. De ahí nace el cuestionamiento de la familia –compuesta por padre y madre- y la equiparación de la homosexualidad. Según ellos la naturaleza humana no lleva en sí misma características sexuales claras: toda persona podría configurarse, sin predeterminación biológica.

Por esto es básico reafirmar la diferencia sexual. La persona humana, marcada por el sello de la masculinidad o la feminidad, está llamada a existir en la afinidad y en donación recíproca. En esta concepción realista las mujeres están llamadas a estar presentes en la familia y en la sociedad, aportando soluciones innovadoras a los problemas económicos y sociales; siempre según su carisma propio, el 'genio de la mujer', que le permite adquirir muy pronto madurez, sentido de responsabilidad, respeto por lo concreto, resistencia ante las adversidad|es.

Como un tema conexo a este planteamiento, cada vez se oyen más voces de mujeres con resonancia pública que reinventan el orgullo de ser madre. Muchas veces son mujeres que han alcanzado el éxito profesional y advierten que eso no justifica el sacrificio de sus deseos y satisfacciones familiares. Y precisamente piden que la sociedad permita realmente que la mujer pueda elegir, sin que el Estado ni la empresa decidan por ella. Son triunfadoras que se atreven a ir contra corriente, luchando para rehabilitar una ocupación –la familia, los hijos- que ha sido quizá no debidamente valorada durante años e incluso maltratada. Podemos reafirmar que el feminismo moderno valora a las mujeres que se dedican a sus hijos.

Por otra parte, como alguien señalaba, actualmente la mujer no es un ser definido en relación al varón. Ella tiene valor y dignidad por sí misma, no lo recibe de otro. No es sólo “la hija del presidente” o “la madre del arquitecto”. Puede ser ella misma presidenta o arquitecta. Y con esto, si que de veras todos salimos ganando: hombres y mujeres.

 

¿Qué son la cultura y la civilización cristianas?

 

 

Se llamó Civilización Cristiana a una luminosa realidad, hecha de un orden y de una perfección más sobrenatural y celeste que natural y terrestre, producto de la cultura cristiana, la cual a su vez es hija de la Iglesia Católica.

 

Por cultura del espíritu podemos entender el hecho de que determinada alma no se encuentra abandonada al juego desordenado y espontáneo de las operaciones de sus potencias ‒inteligencia, voluntad, sensibilidad‒ sino que, por el contrario, por un esfuerzo ordenado y conforme a la recta razón, adquirió en estas tres potencias algún enriquecimiento: así como el campo cultivado no es aquel que hace fructificar todas las semillas que el viento caóticamente deposita en él, sino que, por efecto del trabajo recto del hombre, produce algo útil y bueno.

En este sentido, la cultura católica es el cultivo de la inteligencia, de la voluntad y de la sensibilidad según las normas de la moral enseñada por la Iglesia. Ella se identifica con la propia perfección del alma. Si existe en la generalidad de los miembros de una sociedad humana (aún cuando en grados y modos acomodados a la condición social y a la edad de cada cual), será un hecho social y colectivo. Y constituirá un elemento ‒el más importante‒ de la propia perfección social.

La Civilización Cristiana – La cultura Cristiana

Civilización es el estado de una sociedad que posee una cultura y que creó, según los principios básicos de esta cultura, todo un conjunto de costumbres, de leyes, de instituciones, de sistemas literarios y artísticos propios.

Una civilización será católica, si fuera la resultante de una cultura católica y si, por ende, el espíritu de la Iglesia fuera el propio principio normativo y vital de sus costumbres, leyes, instituciones, y sistemas literarios y artísticos.

Si Jesucristo es el verdadero ideal de perfección de todos los hombres, una sociedad que aplique todas Sus leyes tiene que ser una sociedad perfecta, y la cultura y la civilización nacidas de la Iglesia de Cristo tiene que ser forzosamente, no sólo la mejor civilización, sino la única verdadera.

Lo enseña el Santo Pontífice Pío X: “No hay verdadera civilización sin civilización moral, y no hay verdadera civilización moral sino con la Religión verdadera” (Carta al Episcopado francés del 28-VIII-1910). De donde se infiere con evidencia cristalina que no hay verdadera civilización, sino como derivación y fruto de la verdadera Religión.

El ideal Cristiano de perfección social

​La antigua tradición de la bendición de los trigales

Si admitiéramos que en determinada sociedad la generalidad de los individuos practica la Ley de Dios, ¿qué efecto se puede esperar para la sociedad? Eso equivale a preguntar: si en un reloj cada pieza trabaja según su naturaleza y su fin, ¿qué efecto se puede esperar para el reloj? O, si cada parte de un todo es perfecta, ¿qué se debe decir del todo?

Si hoy en día todos los hombres practicasen la ley de Dios, ¿no se resolverían rápidamente todos los problemas políticos, económicos, sociales, que nos atormentan? ¿Y qué solución se podrá esperar para ellos mientras los hombres vivieren en la inobservancia habitual de la Ley de Dios?

Plinio Corrêa de Oliveira

 

 

                           

Valores y virtudes ciudadanas en la familia

Raúl Espinoza

La familia es una escuela de humanización y personalización: que ha de llevar al entendimiento entre las distintas personas.

 

Este mes de marzo está dedicado a la familia. Sabemos que el hogar es la escuela donde se forman a los futuros ciudadanos en valores y virtudes para ejercer sus derechos y cumplir con sus obligaciones. Muchos personajes ilustres de la historia tuvieron unos progenitores que educaron a sus hijos con ideales de servir a la Patria y las brindaron adecuada formación.

¿Cuáles son los objetivos en que los padres pueden ayudar en la formación cívica de sus hijos?

a) Escuela de amistad: Se trata de entablar relaciones de verdadera amistad con todos los miembros de la comunidad, sin importar su raza, nacionalidad, lengua, condición social.

b) Escuela de humanización y personalización: que ha de llevar al entendimiento entre las distintas personas. Los padres han de formar a sus hijos para que tengan interés en la cuestión social y, de acuerdo con su edad y libremente, animarlos a participar en la vida política; que tengan la sana inquietud de poner remedio a las dolorosas injusticias y actos de corrupción o a las pronunciadas diferencias en los diversos estratos socioeconómicos.

c) Fomentar en los hijos un gran cariño por su país, su estado y su terruño de tal manera que se sientan solidarios de todos los demás ciudadanos, con el deseo de participar activamente en mejorar las condiciones materiales y en los valores de sus conciudadanos.

d) En un mundo tantas veces dividido por tensiones y luchas de unas personas contra otras, resulta fundamental la invitación a la comprensión recíproca. Su mejor escuela ha de ser la familia, en la que se viva con gozo la experiencia de la entrega a los demás.

Otros aspectos a considerar son:

e) La familia ha de constituir, de igual forma, un ámbito de irradiación –de apertura– a los demás, a otras familias y a otros ambientes de la sociedad entera.

f) La comunidad familiar, sociedad perfecta en su orden, ha de estar abierta a las otras comunidades semejantes y a la entera sociedad, de modo análogo como las células de un organismo sano, aun teniendo vida propia, cooperan al bien de todo el cuerpo.

g) Es preciso, por tanto, que los valores familiares no queden solamente en el hogar para provecho de unas cuantas personas. La vida familiar puede alcanzar un gran eco, un efecto multiplicador de enorme bien para toda la sociedad.

Por ello, conviene fomentar en los hijos de modo particular:

h) La convivencia con otras personas; las relaciones de amistad y vecindad; con compañeros de escuela o de deporte, etc.

i) El respeto mutuo, la amabilidad para con todos, la cordialidad y otras virtudes aprendidas en el hogar, tienen repercusión en ámbitos más amplios. Si en el seno de la familia se ha aprendido a dialogar; a comprender los puntos de vista de otros; a ceder en las propias opiniones cuando se está equivocado; a prestar servicios con forma desinteresada, será más fácil transmitir esos modos de vivir a la sociedad.

En otro orden de ideas, tiene también importancia:

j) El animar a los hijos –adolescentes y universitarios– a participar activamente en la conformación de la opinión pública escribiendo en las redes sociales o en diversos medios de comunicación. Muchas vocaciones al periodismo, a las humanidades y a la vida intelectual han surgido por ese aliento de los padres. Bastantes escritores reconocen que su afición por dedicarse a la Literatura se inició gracias a que sus progenitores les facilitaron –desde su infancia y juventud– los clásicos de la literatura universal, entre otros muchos libros.

k) Considero clave que los hijos tengan relación con los niños desamparados; con los enfermos y ancianos, para despertar en ellos la generosidad y el deseo de servir a los demás.

l) Escuela del buen ejemplo: El propio testimonio y el ejemplo son el mejor modo de inculcar, también, en los demás valores, sin respetos humanos y con una firme convicción.

En conclusión, como afirma acertadamente el Dr. Ángel Rodríguez Luño: “La defensa de la familia no hunde sus raíces únicamente en los derechos que ella posee por naturaleza; es también un deber derivado del derecho irrenunciable de toda sociedad a la conservación y defensa de su propia vida”.

 

 

¿Cómo afrontaban los primeros cristianos las epidemias y la enfermedad?

Su ejemplo fue un motivo de evangelización

1. El testimonio de vida de los cristianos no quedó  sólo en sus hogares. Su Fe les llevaba a las obras de misericordia en serio. Las enfermedades, grandes epidemias producían más muertos que las guerras.  Cuando se desataba una epidemia, las familias ricas se iban al campo, y los médicos se iban con ellas. El resto de la población se quedaba en una perspectiva de muerte. Los contagios eran masivos, los padres abandonaban sus hijos enfermos y los hijos a sus padres enfermos.

En su libro Stark analiza dos de las más graves epidemias que asolaron al imperio. Una del año 165 y otra del 251.Se llevaron en torno a un tercio de la población. Esta proporción no se dio entre los cristianos, es más seguían creciendo.

2. Los cristianos no vivían como los paganos en estas circunstancias. Los cristianos no huían; cuidaban de sus enfermos y agonizantes, que con pequeñas medidas de higiene frenaban la epidemia. Es más cuidaban también de sus vecinos paganos, abandonados por sus familias. Dionisio, obispo en el año 260 en Alejandría describe la firmeza y la heroicidad de los cristianos en la epidemia. Muchos murieron per partieron felices acompañados por sus familias. Los paganos, incluso, les culpaban de infectarles a ellos, pero los cristianos demostraron paciencia y fortaleza, como mártires cita Dionisio.

3. El emperador Juliano, enemigo de los cristianos escribe a un amigo con enfado y admiración a la vez. Los impíos galileos no apoyan sólo a sus enfermos, sino también a los nuestros, que efectivamente fueron conscientes de la falta de ayuda del Imperio, que pasaba sus días en el campo. El testimonio de los cristianos de cuidarse unos a otros y de cuidar a susvecinos paganos, creó un nuevo estilo de vida bien percibida, como ahora se dice, por la gente. La fe pagana no ofrecía consuelo alguno ante la calamidad; el testimonio de los cristianos y su Fe era un contraste clamoroso. Ofrecían sentido, consuelo y piedad con los suyos y sus vecinos.

4. Un pagano culto de la época escribe: “los estoicos aprendieron a no temer a la muerte, mediante una austera disciplina de vida; en los cristianos la falta de miedo a la muerte es un hábito incluso entre niños y jóvenes”.  Muchos de los supervivientes se hicieron masivamente cristianos; por estima, pero sobre todo por el gozo, la alegría serena. Además de agradecidos, querían vivir el gozo, la serenidad y el sentido de comunidad de los cristianos. En esas situaciones de pánico y desesperación, la Fe de los cristianos superaba la oferta pagana. La decisión estaba tomada y clara: quiero ser como éstos.

5. La famosa epístola a Diogneto, constata que los cristianos no se distinguen por su modo de vestir,  ni por la lengua, ni sus costumbres como ciudadanos.

“Dan muestras de  una vida admirable y ciertamente increíble. Se casan, engendran, pero no abandonan a sus hijos e hijas; tienen mesa común pero no  el lecho. Superan las leyes, son en el mundo lo que el alma en el cuerpo. Viven en el mundo pero su religión no se y da vida a todo. Hacen lo mismo que todos pero en su conducta ordinaria, su modo de ser familia, de atender a los pobres los hace distintos. Viven extraordinariamente la vida ordinaria”

Hemos avanzado mucho, gracias a Dios y al trabajo de generaciones. Pero el atractivo de los cristianos está en sus vidas. No se divorcian, cuidan a sus enfermos, se preocupan de los demás, tienen hijos con deficiencias psíquicas o físicas y son aceptados con alegría. Mueren con los suyos. Se preocupan de su familias, vecinos, de los enfermos y mayores y niños. Luchan por ser castos en un mundo podrido. Perdonan a sus enemigos. Los misioneros y misioneras por todo el mundo no dejan a sus cristianos, aunque la Embajada lo pida o lo exija. La historia de las misiones es algo increíble.

Hay mucha gente sola, desorientada, fastidiada en un mundo avanzado pero cruel. El cristiano con su Fe tiene respuestas al dolor, a la muerte, a la enfermedad, a las contradicciones, que no le hace perder la sonrisa; en el Castillo de Javier en Navarra hay un Cristo precioso que desde la cruz perdona y SONRÍE. No es todo esto demasiado sobre humano, sí, sin duda. Pero la gente no es tonta, detecta ese modo de vivir, esa paz. Y la ansía como los paganos de antaño.

Cristianos, no seamos cómodos, apáticos, no os encerréis en un ghetto. Están deseando nuestro anuncio. Iglesia en salida, dice Papa Francisco, cristianos de 24 horas, Dios está empeñado además y su Madre.

Con ideas de Rodney Stark, “La expansión del cristianismo”, y Scot Hann, “La nueva evangelización de los católicos”.

Daniel Tirapu

 

 

La droga como escape de sí mismo

Para Ratzinger, “la persona siempre se reconoce en el otro, a través del otro. Nadie puede encontrarse a sí  mismo si sólo observa su intimidad e intenta comprenderse y construirse a partir de sí mismo. La persona, en cuanto ser relacional, ha sido creada de tal forma que se hace en el otro, y descubre su sentido, su misión, su exigencia y posibilidades vitales en los encuentros con los demás” (Dios y el mundo, 2000).

Una investigación de  Holden (1975) halló que los adolescentes que beben lo hacen por la misma causa que consumen drogas: la huida de sus sentimientos negativos y la evasión de sus responsabilidades personales.

Cada vez son más los adolescentes que ven en la droga la solución para los problemas propios de la edad. Lo ven como  un paraíso (artificial) en el que no existirían problemas. A ello se suma que la gratificación de consumir droga es inmediata.

Los adolescentes muy tímidos suelen decir que mientras se encuentran bajo la influencia de las drogas hacen cosas que de otra manera no se atreverían a hacer. Este efecto es parte del atractivo que tienen las drogas, aun para los adolescentes que tienen confianza en sí mismos. Las drogas no solo tienden a relajar sus inhibiciones, sino a aliviar la ansiedad.

JD Mez Madrid

 

 

El coronavirus y el pánico

Una de las cosas que más rápido se contagia es el miedo, y eso está sucediendo con el coronavirus, esto se ha agravado por la sospecha de que el régimen chino no estaba diciendo toda la verdad sobre el asunto. En cualquier caso el pánico se extiende, basta ver lo que ha ocurrido en Italia y lo que está ocurriendo aquí. La llamada de la OMS a estar preparados para una pandemia, el lunes negro en las bolsas, el millar de personas aisladas en diversos lugares, o la compra compulsiva de mascarillas y gel desinfectante de manos, ahora también de alimentos, abonan esta situación en la que no es fácil mantener el equilibrio y la proporción. A nuestra sociedad le cuesta gestionar situaciones como ésta. Queremos tenerlo todo asegurado, como si la fragilidad no formara parte de la misma condición humana. Al final el caso concreto revela cuestiones más profundas acerca del miedo y de la confianza, de lo que esperamos y en qué bienes ponemos nuestro verdadero interés.

Jesús Martínez Madrid

 

Crecer juntos y acompañados

En el desarrollo del programa “-Juntos en Camino, + Q2-“, preparado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) para parejas de jóvenes, hay dinámicas de grupo con preguntas o casos para animar la conversación; a este momento le sigue la exposición del tema por parte del matrimonio encargado; luego, cada pareja puede intervenir. Las sesiones comienzan y acaban con un rato de oración. La figura del matrimonio formador resulta clave, ya que no se trata solo de "proporcionar unos contenidos", sino de que aporte su experiencia y de que acompañe a los novios personalmente, ayudándoles también a interpretar su mundo afectivo

Aunque las reuniones sean cada quince días, entre encuentro y encuentro los participantes pueden enviar sus dudas a los formadores o hablar con ellos cualquier asunto que les preocupe. Además, al final de cada sesión, suele haber una serie de preguntas para reflexionar sobre el asunto tratado o una recomendación de una película para ver y comentar. Según Oriol, este es uno de los grandes objetivos del itinerario: "Crear inquietud entre los novios para que hablen mucho, porque vemos que uno de los problemas que hay es la poca o mala comunicación".

El itinerario también hace hincapié en la práctica sacramental, la oración, los planes familiares o con otras parejas del grupo, etc., como una forma de "ir adquiriendo hábitos importantes para consolidar el noviazgo y el futuro matrimonio".

Realizar este itinerario no será una condición necesaria para casarse por la Iglesia, aunque Iceta subrayaba su pertinencia: "La preparación al matrimonio no es-un elemento administrativo, es una necesidad vital".

Xus D Madrid

 

 

LA MASACRE DE MADRID: RELATO DE AQUELLOS DÍAS del 2004: (REFRESCANDO LA MEMORIA)

 

            Se cumplen DIECISÉIS largos años de aquella masacre y aún hoy se desconoce quienes organizaron el mayor atentado terrorista de toda Europa y el que dejara 200 muertos y más de dos mil heridos. Los políticos (todos o en mayoría) han guardado y siguen guardando un silencio cómplice, de algo que por dignidad nacional hay que aclarar. He escrito diferentes escritos y publicado los mismos; hoy reflejo alguno de ellos ESCRITO Y PUBLICADO EN AQUELLOS DÍAS; y al final, dejo una dirección que deben leer el texto completo, todos los interesados en este incalificable hecho ocurrido en España y que aún sigue impune. NO DEBEMOS ACEPTAR ESA IMPUNIDAD QUE NOS IMPLICA A TODOS SI NO EXIGIMOS QUE TODO SEA ACLARADO Y CAIGA QUIÉN CAIGA. Entre tantas cosas como ahora se publican; reparen en la que sigue y que se produce “en caliente y en aquellos momentos angustiosos”: “En un informe remitido del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), al Presidente Aznar dos días después del atentado por su entonces director, Jorge Dezcállar, después premiado por Rodríguez Zapatero con la embajada del Vaticano, se afirmaba textualmente que, “no estamos en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas [ETA o terrorismo islamista] en presencia (…) Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada, ni dentro ni fuera de España, que pudiera indicar una preparación por lo que ha ocurrido”. (Diario “Vozpópuli” 09-03-2014)

DECLARACIONES DE UNO DE LOS CONDENADOS A PRISIÓN: El exconfidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier, que esta semana cumple la pena de 10 años (era entonces el 2014) que le fue impuesta por los atentados del 11M, ha escrito una carta en la que confía en que algún día se sepa "la verdadera verdad" de la tragedia terrorista. En la misiva, a la que ha tenido acceso Efe a través de su abogado Antonio Alberca, Zouhier dice que quiere "dejar claro a la sociedad española" que sale "de la injusta condena con la conciencia superlimpia de no haber hecho daño a nadie y menos a un pueblo que me ha tratado bien", informa Efe. "Sé que es difícil creer a un moro -añade Zohuier-, pero os aseguro que los peligrosos son los que ordenaban cada paso, aquellos que nos han mentido, engañado y finalmente sentenciado lo ocurrido para que no se sepa la verdad". El marroquí Rafá Zouhier abandonará el 16 de marzo la cárcel de Puerto de Santa María I (Cádiz), donde contrajo matrimonio recientemente con una mujer española, lo que podría evitar su expulsión a Marruecos, tal y como propuso la Audiencia Nacional a la Policía Nacional al dictar su licenciamiento definitivo”. http://vozpopuli.com/actualidad/40108-zouhier-insiste-en-la-teoria-de-la-conspiracion-del-11m-nos-han-mentido-y-enganado

Y REFRESCANDO LA MEMORIA:

 

UN PUEBLO DESORIENTADO Y MANIPULADO    

 

            El terrible atentado criminal, perpetrado por terroristas no identificados  al día en que escribo y realizado en Madrid el 11 de Marzo de 2004,[i] tres días antes de unas elecciones generales, coincidentes con las autonómicas de Andalucía, es algo que aparte de conmocionarnos a todos, menos a los canallas que lo han realizado e igualmente a quienes en la sombra los han dirigido, ha producido unos hechos que hay que vivirlos para contarlos o ser un buen observador para hacer un relato que diga algo, sobre lo que no tiene explicación en sus consecuencias finales; o sea, en el repudio de un gobierno que es considerado (yo así lo considero) como el mejor de todos cuantos ha tenido España, desde la muerte del dictador Franco... y es que, a consecuencia de esa tragedia, que deja más de doscientos muertos en Madrid, otros varios cientos hospitalizados, donde desde la situación crítica, grave en varios grados, hasta los que serán dados de alta en breve, han sido mil quinientos más; muchos de los cuales van a quedar con secuelas para toda su vida... no hablemos de sus familiares y allegados.

            Pues bien, ese estado de cosas, ha sido empleado por los demagogos y sin escrúpulos, para mover y dirigir a grandes masas de  españoles, para que voten al contrario, pues y que duda cabe, era la ocasión para derribar un gobierno[ii] y eso es lo que se ha hecho... aún...  “mojando las papeletas del voto con la sangre de todos esos inocentes muertos o heridos en tres de las estaciones ferroviarias y de cercanías, de Madrid”... cuesta creerlo, pero esas cosas ocurren en esta insólita España, que protagonizara igualmente aquel  incalificable hecho, del grito de... ¡Vivan “las caenas”![iii]. Una vez más  una multitud de  no preparados españoles, han sido manipulados a favor de otras minorías que se estarán frotando las manos, viendo al alcance de su codicia lo que los antecesores dejan bien administrado y con amplísimas reservas de fondos contantes y sonantes.

           Secuelas de todo ello, considero es principalmente, el de una enseñanza mezquina y una preparación insuficiente en todo tipo de escuelas españolas, que no han enseñado a los españoles a ser hombres libres, responsables y amantes de sus decisiones, meditadas y sopesadas hasta llegar a grados óptimos de equidad. De ello el español apenas sabe... y lo peor de todo, es que no quiere saber... sigue obrando visceralmente en la mayoría de sus actuaciones. Y así nos va.

            Pues aunque los dos gobiernos (8 años en total) de José María Aznar López, no hayan sido perfectos, pero sí infinitamente mejores que sus antecesores y las cuentas del Estado, quedan limpias y con unas reservas económicas, de trabajo, prosperidad y proyectos para proseguir en ello, que ya veremos como los asimilan  los “invictos ganadores”, los que hace sólo unos días, las encuestas más favorables, les daban una representación que poco variaría de la  que han tenido, desde la nefasta administración del anterior regidor Felipe González Márquez y sus 14 años gobernando España.   Por lo que todos esperábamos una continuidad de tan equilibrados gobiernos, que tan bien han administrado los intereses de España, en general.

            Para comprender todo ello, hay que ir a los datos oficiales y del propio Estado y ver en los números oficiales, la situación económica, de trabajo, inflación, terrorismo (que controlan y reducen a grados insospechados) etc. de unos períodos y otros y nos asombraremos de lo conseguido en esos años de los dos gobiernos del Sr. Aznar.

           Pero los demagogos y “sedientos de poder”... han sabido mezclar en el último momento, el triple atentado terrorista (que no es otro que el ya planeado por los terroristas de ETA y que quedó descubierto, puesto que en dos ocasiones recientes, las fuerzas policiales españolas, les han detenido a hombres y las cargas de metralla, en tránsito hacia sus destinos finales)...  pero que tras las explosiones y consiguientes catástrofes, aparecen una furgoneta, un video con suras del Corán, algún tipo de metralla o detonadores, que dicen no emplea ETA; y todo ello “avalado” por un escrito publicado en Inglaterra, por alguien que dice representar a un grupo de terroristas islámicos... los demagogos activan su nefasta labor... y las masas les creen, dicen que el Gobierno de Aznar, ha atraído a ese terrorismo, sobre la base de la alianza que han contraído con los EE.UU. y el traslado de tropas al por otra parte atormentado Irak o Afganistán... todo ello manipulado sin escrúpulo alguno y aireado por las ondas, al servicio de vete tu a saber que intereses (que indudablemente pasarán factura en su momento)  ha propiciado y conseguido, que un partido, el denominado “Socialista Obrero Español”, encabezado por el Sr. Zapatero, salga de ese lugar ignoto en que se encontraba, hace sólo unos días... y pase a ser llevado al máximo de las votaciones y por tanto a la jefatura del próximo Gobierno de España, en el que si bien, no tendrá mayoría absoluta, pero sí que cuenta con “voluntarios de partidos afines”, que andan locos por entrar en el Gobierno y es claro que para llevarse cada cual la parte más grande que puedan; caso de lo ocurrido en las recientes elecciones autonómicas de Cataluña, donde un insignificante dirigente, y un minoritario grupo político, consiguen  con una unión “a presión”, lo que con su insignificante fuerza representativa, nunca hubieran conseguido. Para entender todo ello, habría que leer e informarse bien, de todo lo ocurrido en los últimos seis meses en España, puesto que en la Autonomía de Madrid, también hubo incidentes que forzaron a suspender las elecciones y convocar nuevas, para aclarar ciertas irregularidades y chanchullos, todo ello buscando lo de siempre... el dinero y cuanto más mejor, no sólo para “los que encabezan”, sino igualmente para la infinidad de acompañantes y por tanto, aspirantes a enormes cantidades de prebendas y sinecuras de las que tan abundantes son hoy; y aquí... “entran todos los partidos políticos como una nefasta plaga nacional”.

           En Andalucía, que es feudo del PSOE desde que muriera Franco, han conseguido una mayoría absoluta, sobre la base de todo cuanto antes he comentado de ámbito nacional, pero que aquí además, cuentan con “unos incondicionales numerosísimos” y son la inmensidad de gente que cobra pagas denominadas “sociales”; muchos de ellos que ni han trabajado ni van a trabajar en su vida, pero es claro que con esas pagas, que si bien son mínimas, pero si lo suficientemente apetitosas para esas pobres gentes, que con ello se sienten pagadas y es claro que pagan con su voto incondicional... pero de esta forma, no progresarán y seguirá siendo Andalucía junto a Extremadura (que en política van paralelas) las dos regiones más atrasadas de España y de toda Europa...  “En fin, no es algo nuevo en la historia de la política, recordemos el pan y circo y a la plebe o chusma de Roma... donde igualmente los tribunos compraban el voto”.

            Es claro que este artículo no es publicable aquí en España y pese a que digan que hay libertad de expresión y de prensa; pero ello es mentira, por cuanto los medios, están controlados en mayoría por el citado Polanco y el resto por otros grupos, que “no quieren complicaciones”... por tanto tendré que guardarlo en mis archivos, como un testimonio, quizá, pero más aún, cómo un desahogo individual de mi mismo, puesto que no entiendo nada de nada, tras todo lo ocurrido y que me temo, no son otra cosa, que preludios de cosas peores, que habrán de venir tras de ello y por cuanto de experiencias tenemos, de los 14 años de lo que vino en denominarse “El Felipismo”[iv]. El mundo sigue siendo gobernado por la mentira, como bien afirma en uno de sus libros, François Revel (libro: El conocimiento inútil).

            No me extiendo más, hoy siento (una vez más) vergüenza de ser español, pues veo y observo que la masa de españoles, siguen “envenenados”[v] con el pan y circo que les facilitan los demagogos de turno; y un pueblo que sólo se preocupa de “su panza, su bolsillo y su aparato sexual” (amén del poder que pueda obtener y de la forma que sea) poco se puede esperar a corto plazo... quizá sea igual en cualquier otro país, de los mal denominados “desarrollados”; pero todo ello en realidad me crea tristeza, desazón y la pregunta que cada vez me va, “quemando más”... escribiendo y hablado, desde que se hablar y escribir, tratando de crear inquietudes, al final y ya lo dije... soy un simple mondadientes, flotando en el río Amazonas y ya en su delta y próximo a ser tragado por el inmenso Océano... tal es mi soledad hoy. Espero y ruego a Dios que me ayude a proseguir... pero cada vez tengo más dudas.

            Afortunadamente y de vez en cuando, recibo correos de gentes que con sinceridad valoran mi quehacer cotidiano; y en esos escritos, encuentro el nuevo alimento para obtener fuerzas y continuar... espero que no me falten mientras viva.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

 

En Jaén: lunes 15 de Marzo del 2004; día después del de las elecciones generales. Retocado y ultimado el 18, tres días después y tras haber hecho y enviado un artículo más corto, que lo trasladado a más de 600 destinos...

 

ANEXO: De lo último que se ha escrito les dejo lo que sigue y la dirección para que pinchando en la misma, lean el total del texto, que en beneficio de España deben leer los españoles. Tamba pueden ver el vídeo de una conferencia, pronunciada por un coronel que trabajaba para el CESID.

 

http://www.niunpasoatras.org/t5518-la-masacre-de-madrid-relato-de-aquellos-dias-11-anos-despues#30959 vídeo de una conferencia a cargo del Coronel de Infantería y ex-agente del CESID Diego Camacho.

Carta abierta al Fiscal General del Estado

9 de Diciembre de 2012 - 13:24:57 - Luis del Pino

Estimado D. Eduardo Torres Dulce,
Permítame decirle que he leído con preocupación, y con extraordinaria tristeza, sus declaraciones de esta semana en el Congreso acerca del atentado del 11-M, del que ha dicho que para usted se trata de "un caso cerrado".
Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben tantos miembros de la judicatura, de la fiscalía y de las fuerzas y cuerpos de seguridad - que las investigaciones policiales y judiciales sobre el atentado del 11-M han sido una estafa de principio a fin.
Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben tantos millones de españoles - que el 11 de marzo de 2004 no hubo en España ningún atentado islamista. Tampoco etarra.
Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben muchas víctimas directas de la masacre - que el 11-M fue, en realidad, un golpe de estado ideado, organizado y ejecutado desde lo más siniestro de las cloacas del estado. (Pulse arriba y lea el resto)

 


[i]  Sorprendentemente y convocados por el Gobierno Aznar, se producen al día siguiente, manifestaciones enormes en toda España, calculándose un total de más de once millones y medio de manifestantes, que apoyan las consignas de ese Gobierno, al que luego van a abandonar retirándole su confianza... ¡Inexplicable!

[ii]  Por ello los políticos de la oposición, organizaron grandes manifestaciones (con vocerío insultante incluido) en la calle y ante la sede central (y otras periféricas) del partido en el poder y todo ello arropado, por declaraciones continuas difamando y vertiendo infundios y mentiras, que eran transmitidas por los grandes medios de prensa, radio y TV. que controla el “patrón” del Partido Socialista Obrero Español, o sea, Jesús de Polanco y “asociados”, los que ya venían haciendo la clásica anti-campaña para ensombrecer lo realizado por el Gobierno en estos ocho años en que ha mantenido de principio a fin, las dos legislaturas. Seguro que “el patrón” sacará grandes beneficios de ello, como ya los sacara en las legislaturas presididas por Felipe González Márquez, donde seguro que duplicó o triplicó su poder económico. Todo ello se puede averiguar consultando minuciosamente las hemerotecas y leyendo uno de los varios libros que fueron editados, yo sólo cito el titulado  El negocio de la libertad, escrito por Jesús Cacho  y editado en Madrid por, Foca Ediciones y del que se hicieron docenas de ediciones y fue ampliamente difundido, pero todo siguió igual y no procesaron al autor, pese a la cantidad de cosas que allí denuncia, no sólo de Polanco, sino de otros muchos y que alcanzan al mismo Rey Juan Carlos.

[iii] El grito fue... ¡¡Vivan las cadenas!! Y se dice que la chusma o plebe de Madrid, lo gritó, cuando regresando a Madrid, tras su huída a Francia, el nefasto rey Fernando VII  (denominado “el rey felón”) aquella chusma, influenciada por los demagogos de siempre, fue incitada para desenganchar los caballos del carruaje del nefasto rey, y ellos mismos se engancharon al tiro como pobres bestias... que es lo que en realidad eran aquellos pobre diablos que gritaban vitoreando a aquel tirano, que cercenó los incipientes movimientos liberales de aquella España, que volvió con ello a igual o peor situación, que existía antes de la invasión napoleónica... tuvieron la desgracia de derrotar a Napoleón y con la derrota, se fueron... “los buenos efluvios que de la más avanzada Europa entraron en la Península Ibérica, Sobre la base de aquel estadista que luego la Historia, reconocería como a tal, pero al que igualmente terminaran por deportar a una aislada isla y allí murió de pena o desesperación”.

[iv] Son los 14 años de Gobierno de Felipe González Márquez y en los que se desarrolla todo tipo de corrupciones y de las que sólo con las que se pudieron airear, hay para llenar una biblioteca de libros, relatando los hechos.  Fueron publicados muchos libros y hay muchos procesos en los juzgados y que llegaron a ser sentencias carcelarias, incluso de ministros, gobernador del Banco de España y otros altos empleados estatales.

[v] Compruebo con tristeza, que la gente sigue hablando de fútbol (“veneno nacional”) y de otras cosas intrascendentes y ya la inmensa mayoría, se ha olvidado de lo ocurrido el domingo y si recuerdan lo de la masacre terrorista, es por cuanto se están pasando programas por televisión (amén de radio y prensa e incluso los clérigos en sus iglesias) de forma masiva, para resaltar la sangre, las lágrimas y el dolor de esas pobres gentes, a las que incluso se emplea en programas de índole morbosa para que con ellos, la gente se sumerja en ese dolor... pero que no hable nunca nada de los motivos que lo provocaron, en análisis profundos y tratando de llegar a conclusiones fáciles de conseguir... o sea, QUE EL TERRORISMO ES UN NEGOCIO MÁS Y QUE LOS TERRORISTAS VIVEN Y VIVEN BIEN DE LO QUE OBTIENEN DE SUS CRIMINALES ACTUACIONES, pues tras todo ello no hay otra cosa que EL DINERO, que en grandes cantidades cobran esos criminales actores.