Las Noticias de hoy 11 Febrero 2021

Enviado por adminideas el Jue, 11/02/2021 - 13:08

Resultado de imagen de fotografia de frases de como ayudar a los pobres que sufrn la pandemia

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    jueves, 11 de febrero de 2021     

Indice:

ROME REPORTS

El Papa en la Catequesis: impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas

El Papa: "La fraternidad es el verdadero remedio para las crisis y divisiones de hoy"

NUESTRA SEÑORA DE LOURDES*: Francisco Fernandez Carbajal

​ “Ten una devoción intensa a nuestra Madre”: San Josemaria

El cuidado de los enfermos, expresión del amor de Jesucristo

Las claves de la oración en la vida cotidiana

«La confesión es el mejor quitamiedos»

Límites de la libertad de expresión ante la esfera religiosa: Salvador Bernal

De nuevo, el amor: Ángel Cabrero Ugarte

El suicidio de lo femenino: Ana Teresa López de Llergo

Cómo gestionar el sufrimiento: Lucía Legorreta

“Quiero una sociedad que proteja al débil y alivie al enfermo”​​​​​​: Carlos Centeno / Hilda García

LA MASONERÍA INVISIBLE: MANUEL GUERRA GÓMEZ

Derechos humanos, sí. Y las obligaciones humanas. ¿Qué? ESCUELA PARA PADRES: Francisco Gras

Que se defina “maltrato animal”: Pedro García

Pensar en los demás, primero: José Manuel Belmonte

Las 25 mejores películas románticas: Alfonso Mendiz

Oír misa entera…: Domingo Martínez Madrid

Por su propia concepción: Enric Barrull Casals

El desastre del terror al virus chino: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

 

ROME REPORTS

El Papa en la Catequesis: impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas

La oración dispone a un amor sobreabundante: apacigua la ira, sostiene el amor, multiplica la alegría, infunde la fuerza para perdonar. Cuando una oración es según el corazón de Jesús, obtiene milagros. Por eso, rezar cada día por todo y por todos, también por los enemigos, porque "amando con ternura el mundo descubriremos que cada día y cada cosa lleva escondido en sí un fragmento del misterio de Dios". Catequesis del Papa

«Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados. Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por él a Dios Padre». Col 3,16-17.

Quien reza es como el enamorado, que lleva siempre al amado en su corazón

Es la carta a los Colosenses del Apóstol Pablo la que introduce hoy la catequesis del Papa Francisco, que reflexiona sobre la oración en la vida cotidiana. El Santo Padre, desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, presidió la Audiencia General, recordando que en la catequesis de la semana pasada vimos “cómo la oración cristiana está ‘anclada’ a la Liturgia”.

“Hoy – explicó el Papa – destacaremos cómo desde la Liturgia esta vuelve siempre a la vida cotidiana: por las calles, en las oficinas, en los medios de transporte…”, donde “continúa el diálogo con Dios”, pues “quien reza es como el enamorado, que lleva siempre en el corazón a la persona amada, donde sea que esté”.

Cualquier experiencia toque nuestro camino, el amor de Dios puede convertirlo en bien

En este diálogo con Dios, señaló Francisco, “toda alegría se convierte en motivo de alabanza, toda prueba es ocasión para una petición de ayuda”. La oración, afirmó, “está siempre viva en la vida como una brasa de fuego”, y así, también “cuando la boca no habla, el corazón habla”. Incluso un pensamiento “aparentemente profano”, puede ser impregnado de oración”.

El conocimiento de Cristo nos hace confiados que, allí donde nuestros ojos y los ojos de nuestra mente no pueden ver, no está la nada, sino hay Alguien que nos espera, hay una gracia infinita. Y así la oración cristiana infunde en el corazón humano una esperanza invencible: cualquier experiencia que toque nuestro camino, el amor de Dios puede convertirlo en bien.

La oración transforma el “hoy” en gracia

Citando luego el Catecismo, que enseña que aprendemos a orar en ciertos momentos escuchando la Palabra del Señor y participando en su Misterio Pascual, pero que recuerda que “en todo tiempo”, “su Espíritu se nos ofrece para que brote la oración”, el Santo Padre subrayó el “hoy” del encuentro con Dios: en este hoy “real” y “concreto”, enseñó, “Jesús viene a nuestro encuentro. La oración “transforma este hoy en gracia" y "nos transforma", aseguró.  

La oración apacigua la ira, sostiene el amor, multiplica la alegría, infunde la fuerza para perdonar. En algún momento nos parecerá que ya no somos nosotros los que vivimos, sino que la gracia vive y obra en nosotros mediante la oración.

Acompañados por el Señor nos sentimos más valientes, libres y felices

De ahí que el Papa aconseje que, cuando llega un pensamiento de ira, de descontento, que lleva a la amargura, haya que detenerse y hablar con el Señor, porque Él dará “la palabra justa", el consejo "para seguir adelante”:

Cada día que empieza, si es acogido en la oración, va acompañado de valentía, de forma que los problemas a afrontar no sean estorbos a nuestra felicidad, sino llamadas de Dios, ocasiones para nuestro encuentro con Él. Y cuando uno está acompañado por el Señor, se siente más valiente, más libre y también más feliz.

La oración realiza milagros, aún si no lo sabemos

Por eso el Santo Padre exhorta a que recemos siempre “por todo y por todos”, incluso por los enemigos, como nos lo aconsejó Jesús. Exhorta a que recemos por nuestros seres queridos, pero también por quienes no conocemos, y, sobre todo, por las personas infelices, aquellos “que lloran en la soledad y desesperan porque todavía haya un amor que late por ellos”. Recuerda que “la oración realiza milagros” y  asegura que los pobres intuyen “por gracia de Dios” que también en esa situación de precariedad suya “la oración de un cristiano ha hecho presente la compasión de Jesús”:

El Señor es -no lo olvidemos- el Señor de la compasión, de la cercanía, de la ternura: tres palabras que hay que olvidar: siempre con el Señor. Porque es el estilo del Señor: compasión, cercanía, ternura.

Amando con ternura, descubriremos un fragmento del misterio de Dios

Como la oración “dispone a un amor sobreabundante”, “nos ayuda a amar a los otros, no obstante, sus errores y sus pecados”. La persona, dijo el Papa recordando que Jesús no ha juzgado al mundo, sino que lo ha salvado, "siempre es más importante que sus acciones". De ahí que sea “necesario” querer a todos y cada uno sin olvidar que "todos somos pecadores y al mismo tiempo amados por Dios, uno a uno".

Es una vida fea, la de esas personas que siempre están juzgando a los demás, siempre condenando, juzgando... es una vida fea, infeliz.(...) Abre tu corazón, perdona, justifica a los demás, comprende, sé tú también cercano a los demás, ten compasión, ten ternura: como Jesús. Amando así este mundo, amándolo con ternura, descubriremos que cada día y cada cosa lleva escondido en sí un fragmento del misterio de Dios.

Impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas

Porque el “hombre es semejante a un soplo, como la hierba”, basta "un vapor, una gota de agua" para matarlo, al final de la reflexión, el Santo Padre volvió sobre las enseñanzas del Catecismo, para subrayar que es justo y bueno orar para que la venida del Reino de justicia y de paz influya en la marcha de la historia, pero que también es importante impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas. 

Somos seres frágiles, pero sabemos rezar: y esta es la dignidad más grande. Es también nuestra fortaleza. Coraje. Rezar en todo momento, en toda situación, porque el Señor está cerca de nosotros. Y cuando una oración es según el corazón de Jesús, obtiene milagros.

Nuestra Señora de Lourdes conceda salud del alma y cuerpo a todos  

Saludando a los fieles de lengua española recordó que mañana celebramos la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, patrona de los enfermos.

Pidamos por su intercesión que el Señor conceda la salud del alma y cuerpo a todos los que sufren a causa de alguna enfermedad y de la actual pandemia, y fortalezca a quienes los asisten y los acompañan en este tiempo de prueba que atraviesan en sus vidas. Que Dios los bendiga a todos.

LEA TAMBIÉN

 

10/02/2021

Audiencia General del 10 de febrero de 2021

 

Rezar por el don de la paz

También expresó su cercanía a las víctimas de la calamidad ocurrida hace tres días en el norte de la India, recordó que en Extremo Oriente y en varias partes del mundo, el próximo viernes 12 de febrero se celebra el fin de año lunar, que acompañó con sus deseos de fraternidad y solidaridad. Y formuló su deseo, en este momento particular, de que cada uno pueda gozar de buena salud y serenidad en la vida, invitando, por último, a rezar por el don de la paz y de todos los demás bienes que sin olvidar nunca tener un cuidado preferencial hacia los más pobres y los más débiles.

 

 

El Papa: "La fraternidad es el verdadero remedio para las crisis y divisiones de hoy"

En la audiencia con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, Francisco se detiene en las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia. Subraya también la necesidad de actuar rápidamente para resolver la crisis medioambiental y analiza las razones de la persistente crisis política en varias partes del mundo. Esa crisis que aumenta las desigualdades, las emergencias humanitarias y los conflictos. Se necesita una "nueva revolución copernicana", afirma el Papa. Un cambio radical que "ponga la economía al servicio del hombre y no al revés".

El Papa Francisco recibió esta mañana en Audiencia al Cuerpo Diplomático de la Santa Sede. El encuentro, que estaba previsto inicialmente para el pasado 25 de enero, tuvo lugar en el Aula de las Bendiciones, para respetar la exigencia de un mayor distanciamiento personal. Al iniciar su discurso agradeció al Decano, el Embajador de Chipre, Su Excelencia el Sr. Geroge Poulides, por sus amables palabras, y también agradeció la comprensión y la paciencia por la cancelación de la cita del pasado enero. A pesar de la distancia física, el encuentro de hoy, “simboliza”, dijo Francisco”, un signo de cercanía, de proximidad y de apoyo mutuo a los que la familia de naciones debe aspirar: “nuestro encuentro de hoy quiere ser una señal esperanzadora en ese sentido”.

En este tiempo de pandemia, este deber es aún más apremiante porque está claro para todos que el virus no conoce barreras ni puede ser fácilmente aislado. Derrotarlo es, por lo tanto, una responsabilidad que nos involucra a cada uno de nosotros personalmente, como también a nuestros países.

Diálogo interreligioso, importante en el encuentro entre pueblos y culturas

Manifestó, asimismo, el Santo Padre, su voluntad de reanudar los viajes apostólicos, comenzando por el de Irak, previsto para el próximo mes de marzo. Viajes que constituyen, “un aspecto importante de la solicitud del Sucesor de Pedro por el Pueblo de Dios extendido por todo el mundo, así como del diálogo de la Santa Sede con los Estados”, y que “suelen ser una oportunidad favorable para profundizar, en un espíritu de intercambio y diálogo, la relación entre las diferentes religiones”.

En nuestra época, el diálogo interreligioso es un componente importante en el encuentro entre pueblos y culturas. Cuando se entiende no como una renuncia a la propia identidad, sino como una oportunidad para un mayor conocimiento y enriquecimiento mutuo, este constituye una buena ocasión para los líderes religiosos y para los fieles de las diversas confesiones, y puede apoyar los esfuerzos de los líderes políticos en su responsabilidad de construir el bien común.

De igual importancia son “los acuerdos internacionales que permiten profundizar los lazos de confianza mutua y posibilitan a la Iglesia cooperar más eficazmente al bienestar espiritual y social de sus países”.  

Tras hacer una breve reflexión sobre el año que acaba de terminar, “que ha dejado tras de sí una carga de miedo, desánimo y desesperación, junto con muchos lutos”, el Papa Francisco se centró en algunas de las crisis causadas o manifestadas por la pandemia, con el fin de examinar a la vez “las oportunidades que de ellas se derivan para construir un mundo más humano, justo, solidario y pacífico”.

Cada vez más legislaciones se distancian de la protección de la vida

“La pandemia – dijo el Papa - nos ha puesto con gran fuerza frente a dos dimensiones ineludibles de la existencia humana: la enfermedad y la muerte. Precisamente por esta razón, nos recuerda el valor de la vida, de cada vida humana y de su dignidad, en todo momento de su itinerario terrenal, desde la concepción en el seno materno hasta su conclusión natural.

Desafortunadamente, duele constatar que, con el pretexto de garantizar supuestos derechos subjetivos, un número cada vez mayor de legislaciones de todo el mundo parecen distanciarse del deber esencial de proteger la vida humana en todas sus etapas.

Asimismo, “la pandemia nos recuerda también el derecho al cuidado, que es prerrogativa de todo ser humano”. Si se suprime el derecho a la vida de los más débiles, - preguntó - ¿cómo se podrán garantizar efectivamente todos los demás derechos?

Estados contribuyan a asegurar distribución equitativa de las vacunas

De ahí que el Papa a los embajadores renovase su llamado para que se le ofrezca “a cada persona humana el cuidado y la asistencia que necesita”. Es esencial – subrayó – que todos los que tienen responsabilidades políticas y de gobierno se esfuercen para favorecer, antes que nada, el acceso universal a la atención sanitaria básica, […] como esencial es que “los importantes progresos médicos y científicos realizados a lo largo de los años, que han permitido sintetizar en un brevísimo espacio de tiempo vacunas que se perfilan eficaces contra el coronavirus, beneficien a toda la humanidad”.

Por consiguiente, exhorto a todos los Estados a que contribuyan activamente a las iniciativas internacionales destinadas a asegurar la distribución equitativa de las vacunas, no según criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, en particular las de las poblaciones menos favorecidas.

También nuestro planeta está enfermo

“No es sólo el ser humano el que está enfermo, sino que lo está además nuestro planeta tierra”: a partir de esta afirmación, el Sumo Pontífice marcó las diferencias entre la crisis sanitaria provocada por la pandemia y aquella ecológica, causada por la explotación indiscriminada de los recursos naturales, la cual, señaló, tiene una dimensión mucho más compleja y permanente, y requiere soluciones compartidas a largo plazo”.

De hecho, los efectos del cambio climático, por ejemplo, ya sean directos, como los fenómenos meteorológicos extremos, entre los que están las inundaciones y las sequías, o los indirectos, como la desnutrición o las enfermedades respiratorias, suelen tener consecuencias que duran mucho tiempo.

Según el Papa, la solución de estas crisis requiere la colaboración internacional en el cuidado de nuestra casa común, por eso manifestó su esperanza de que la próxima “Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP26), programada en Glasgow” para noviembre, “permita llegar a un acuerdo efectivo para afrontar las consecuencias del cambio climático”.

Este es el momento de actuar, pues estamos ya advirtiendo los efectos de una prolongada inacción.

Urge que autoridades de Sudán del Sur superen malentendidos

El pensamiento del Papa va luego a las repercusiones del clima – incendios, inundaciones, etc.- en diversas partes del mundo, que han obligado a comunidades enteras a desplazarse, “perdiendo su identidad y cultura”, se dirige a las víctimas, y a todas las familias que han quedado sin medios de subsistencia. Repercusionas que han agravado la inseguridad alimentaria en particular en algunos países del cuerno de África. Es particular, de hecho, la atención que el Papa dirige a la situación en Sudán del Sur, donde además del riesgo de carestía, persiste una grave emergencia humanitaria: “más de un millón de niños padecen deficiencias nutricionales, mientras que los corredores humanitarios suelen ser a menudo obstruidos y la presencia de organizaciones humanitarias en la zona se ve limitada”.

Para hacer frente a esta situación, es más urgente que nunca que las autoridades de Sudán del Sur superen los malentendidos y prosigan el diálogo político para lograr una plena reconciliación nacional.

Crisis económica y social

Refiriéndose luego a las medidas restrictivas tomadas por los gobiernos para contener el coronavirus, y a las graves repercusiones para la economía, que ha pesado especialmente en las pequeñas y medianas empresas afectando de modo particular a los más débiles, observó la “otra enfermedad” que afecta actualmente: la de una economía basada en la explotación y el descarte tanto de las personas como de los recursos naturales.

Con demasiada frecuencia, nos hemos olvidado de la solidaridad y los otros valores que permiten que la economía esté al servicio del desarrollo humano integral, y no de intereses particulares, y se ha perdido de vista el valor social de la actividad económica y el destino universal de los bienes y recursos.

La crisis actual es, afirmó Francisco, "una ocasión propicia para replantear la relación entre la persona y la economía". Lo que se necesita, según el Sumo Pontífice, es una especie de “nueva revolución copernicana”, ese cambio radical, "que ponga la economía al servicio del hombre y no al revés, «empezando a estudiar y practicar una economía diferente, la que hace vivir y no mata, que incluye y no excluye, que humaniza y no deshumaniza, que cuida la creación y no la depreda».

Hoy menos que nunca podemos pensar en valernos por nosotros mismos. Se necesitan iniciativas conjuntas y compartidas, incluso a nivel internacional, especialmente para apoyar el empleo y proteger a los sectores más pobres de la población.

Repercusiones de la crisis en el sector informal

Particular y relevante es la atención del Santo Padre a las muchas personas en el mundo que trabajan en los sectores informales, quienes fueron “los primeros en ver desaparecer sus medios de subsistencia”:

Al vivir fuera de los márgenes de la economía formal, ni siquiera tienen acceso a los amortiguadores sociales, incluidos el seguro de desempleo y la asistencia sanitaria. Así pues, empujados por la desesperación, muchos han buscado otras formas de ingresos, exponiéndose a la explotación mediante el trabajo ilegal o forzado, la prostitución y diversas actividades delictivas, incluida la trata de personas.

De ahí la necesidad, manifestada al Cuerpo Diplomático por el Papa, para que “se asegure a todos la estabilidad económica para evitar la lacra de la explotación y combatir la usura y la corrupción que afligen a muchos países del mundo, y muchas otras injusticias que se cometen cada día ante los ojos cansados y distraídos de nuestra sociedad contemporánea”.

No falta la mención a las consecuencias de la alienación a causa del tiempo pasado frente a las computadores y otros medios de comunicación, aún más agudas para los más vulnerables, presas fáciles “del cibercrimen”, en sus aspectos más deshumanizantes: “desde el fraude hasta la trata de personas, la explotación de la prostitución, incluida la de menores, y la pornografía infantil”. Tampoco está ausente la acentuación de las diversas emergencias humanitarias causadas por el cierre de las fronteras a causa de la pandemia, junto con la crisis económica, “tanto en las zonas de conflicto como en las regiones afectadas por el cambio climático y la sequía, al igual que en los campos para refugiados y migrantes”, con la mención del pontífice de las zonas afectadas.

Santa Sede espera relajación de las sanciones económicas

La Santa Sede, afirma luego Francisco, refiriéndose a las sanciones económicas que repercuten en los sectores más débiles de la población, más que en los responsables políticos, “aun comprendiendo la lógica de las sanciones”, “no ve su eficacia" y espera su "relajación”, para "favorecer el flujo de ayudas humanitarias, sobre todo de medicamentos e instrumentos sanitarios, sumamente necesarios en este tiempo de pandemia”. Por otra parte, se espera que la “coyuntura que estamos atravesando sea igualmente un estímulo para condonar, o por lo menos reducir, la deuda que recae sobre los países más pobres y que de hecho impide la recuperación y el pleno desarrollo”.

Urgente erradicar las causas que obligan a emigrar

El aumento de los migrantes que, a causa del cierre de fronteras, tuvieron que acudir a itinerarios cada vez más peligrosos, con el incremento de las expulsiones ilegales, también fue abordado en el discurso del Papa. Migrantes que “son interceptados y repatriados en campos de acogida y de detención, donde sufren torturas y violaciones de los derechos humanos, cuando no encuentran la muerte atravesando mares y otras fronteras naturales”. Si bien los corredores humanitarios contribuyen a afrontar algunas de las problemáticas, “la magnitud de la crisis hace cada vez más urgente erradicar las causas que obligan a emigrar, como también exige un esfuerzo común para apoyar a los países de primera acogida, que se hacen cargo de la obligación moral de salvar vidas humanas”.

Desde la Segunda guerra mundial el mundo todavía no había asistido a un aumento tan dramático del número de refugiados, como el que vemos hoy. Por tanto, es urgente que se renueve el compromiso por su protección, como también por la de los desplazados internos y de todas las personas vulnerables obligadas a huir de la persecución, de la violencia, de los conflictos y de las guerras.

Crisis de la política, en la raíz de las otras

“Los temas críticos que hasta ahora he señalado ponen de relieve una crisis mucho más profunda, que de algún modo está en la raíz de las otras, y cuyo dramatismo ha salido a la luz justamente por la pandemia. Es la crisis de la política, que desde hace tiempo está golpeando con violencia muchas sociedades y cuyos efectos devastadores han emergido durante la pandemia”. Así el Papa comienza refiriéndose a la crisis política, uno de cuyos “factores emblemáticos” es “el crecimiento de las contraposiciones políticas y la dificultad, por no decir la incapacidad, de encontrar soluciones comunes y compartidas a los problemas que aquejan a nuestro planeta”.

Es una tendencia a la que se asiste desde hace mucho tiempo y que se difunde cada vez más incluso en países de antigua tradición democrática. Mantener vivas las realidades democráticas es un desafío de este momento histórico , que afecta profundamente a todos los Estados, sean pequeños o grandes, económicamente avanzados o en vías de desarrollo.

Refiriéndose al golpe de estado la semana pasada en Birmania, el Santo Padre manifiesta su cercanía al pueblo y recuerda que “el proceso democrático requiere que se persiga un camino de diálogo inclusivo, pacífico, constructivo y respetuoso entre todos los miembros de la sociedad civil de cada ciudad y nación”.

El desarrollo de una conciencia democrática exige que se superen los personalismos y prevalezca el respeto del estado de derecho. En efecto, el derecho es el presupuesto indispensable para el ejercicio de todo poder y debe estar garantizado por los órganos competentes, independientemente de los intereses políticos dominantes.

Signos de esperanza

El medio de la crisis, sin embargo, el Papa ve "signos alentadores", como la entrada en vigor, hace algunos días, del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, así como la prórroga por otros cinco años del Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (el llamado Nuevo START) entre la Federación Rusa y los Estados Unidos de América. Y señala que el esfuerzo en el ámbito del desarme y de la no proliferación de los armamentos nucleares, que, “si bien entre dificultades y reticencias, es necesario intensificar”, debería “efectuarse igualmente en lo que se refiere a las armas químicas y a las armas convencionales”.

Fin al conflicto sirio, paz a Tierra Santa

Finalmente, expresa la exigencia de paz, de esa paz que «no es sólo ausencia de guerra, sino que es vida rica de sentido, configurada y vivida en la realización personal y en el compartir fraterno con los otros», y manifiesta un profundo deseo:

¡Cómo quisiera que el 2021 fuera el año en que se escribiese finalmente la palabra fin al conflicto sirio, que ya hace diez años que comenzó! Para que eso suceda, se necesita un renovado interés también de parte de la Comunidad internacional para afrontar con sinceridad y valentía las causas del conflicto y buscar soluciones por medio de las cuales todos, independientemente de la pertenencia étnica y religiosa, puedan contribuir como ciudadanos al futuro del país.

Su deseo de paz obviamente es también por Tierra Santa: “la confianza recíproca entre israelíes y palestinos debe ser la base para un renovado y decisivo diálogo directo entre las partes que resuelva un conflicto que perdura desde hace demasiado tiempo”, afirma. Del mismo modo, Francisco espera en un renovado compromiso político nacional e internacional para favorecer la estabilidad del Líbano, que está atravesado por una crisis interna y “corre el riesgo de perder su identidad y de encontrarse aún más "Foro de diálogo político libio”, realizado en Túnez el pasado mes de noviembre “permita efectivamente la puesta en marcha del esperado proceso de reconciliación del país”.

En el final de su discurso manifiesta la preocupación por otras tantas áreas del mundo, como la República Centroafricana, y todas las que afectan en general “a América Latina, que tienen raíces profundas en la desigualdad, las injusticias y la pobreza, que ofenden la dignidad de las personas”. Y pone especial atención al deterioro de las relaciones en la Península coreana, así como a la situación en el Cáucaso meridional.

La plaga del terrorismo

Francisco no puede olvidar “otra grave plaga de nuestro tiempo”: el terrorismo, que cada año se cobra numerosas víctimas en todo el mundo entre la población civil indefensa. Así, se refiere de modo particular al terrorismo que afecta sobre todo al África subsahariana, pero también en Asia y en Europa. Y destaca que, con frecuencia, objetivo de ataques son los lugares de culto: la protección de los lugares de culto – afirma – es  una consecuencia directa de la defensa de la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, y es un deber para las autoridades civiles, independientemente de la tendencia política o de la pertenencia religiosa.

La "catástrofe educativa"

El Santo Padre no oculta que la pandemia ha provocado un profundo malestar entre los jóvenes, que se han visto obligados a aislarse y algunos aún más marginados por su falta de acceso a plataformas educativas. Un retraso también desde el punto de vista del desarrollo pedagógico. Por ello, es necesario relanzar el Pacto Mundial por la Educación:

Asistimos a una suerte de “catástrofe educativa”, ante la que no podemos permanecer inertes, por el bien de las generaciones futuras y de la sociedad en su conjunto. «Hoy es necesario un nuevo periodo de compromiso educativo, que involucre a todos los componentes de la sociedad»,  porque la educación es «el antídoto natural de la cultura individualista, que a veces degenera en un verdadero culto al yo y en la primacía de la indiferencia. Nuestro futuro no puede ser la división, el empobrecimiento de las facultades de pensamiento e imaginación, de escucha, de diálogo y de comprensión mutua». 

En el aislamiento, algunas familias se han reunido, otras se han distanciado, y en varios casos ha estallado la violencia contra las mujeres: "exhorto a todos, autoridades públicas y sociedad civil, a ofrecer ayuda a las víctimas de la violencia en la familia. Sabemos que lamentablemente son las mujeres, a menudo junto con sus hijos, quienes pagan el precio más alto".

Libertad de religión

Las exigencias para contener la difusión del virus también se ramificaron sobre diversas libertades fundamentales, incluida la libertad de religión, limitando el culto y las actividades educativas y caritativas de las comunidades de fe. Sin embargo, - subraya Francisco - no debemos pasar por alto que la dimensión religiosa constituye un aspecto fundamental de la personalidad humana y de la sociedad, que no puede ser cancelado; y que, aun cuando se está buscando proteger vidas humanas de la difusión del virus, la dimensión espiritual y moral de la persona no se puede considerar como secundaria respecto a la salud física. "La libertad de culto - asevera - no constituye un corolario de la libertad de reunión, sino que deriva esencialmente del derecho a la libertad religiosa, que es el primer y fundamental derecho humano. Por eso es necesario que sea respetada, protegida y defendida por las autoridades civiles, como la salud y la integridad física. Además, un buen cuidado del cuerpo nunca puede prescindir del cuidado del alma".

Por último, el Pontífice dirige un afectuoso pensamiento a Italia, el primer país de Europa duramente afectado por la pandemia, exhortando a sus ciudadanos a no dejarse abatir por las dificultades, "sino a trabajar juntos para construir una sociedad en la que nadie sea descartado u olvidado".

El año de la fraternidad

El Papa Francisco concluye su discurso con una invitación a buscar nuevos caminos de solidaridad y comunión para toda la familia humana:

El 2021 es un tiempo que debemos aprovechar. Y no será desaprovechado en la medida en que sepamos colaborar con generosidad y esfuerzo. En este sentido considero que la fraternidad es el verdadero remedio a la pandemia y a muchos males que nos han golpeado. Fraternidad y esperanza son como medicinas que hoy el mundo necesita, junto con las vacunas

 

NUESTRA SEÑORA DE LOURDES*

Memoria

— Las apariciones de la gruta. Santa María, Salus infirmorum.

— El sentido de la enfermedad y del dolor.

— Santificar el dolor. Acudir a Nuestra Señora.

I. Cuatro años después de haberse proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción, se apareció la Santísima Virgen a una niña de catorce años, Bernadette Soubirous, en una gruta cercana a Lourdes. La Virgen era de tal belleza que era imposible describirla, cuenta la Santa1. Cuando años más tarde el escultor de la gruta preguntó a Bernadette si su obra, que representaba a la Virgen, se asemejaba a la aparición, respondió con gran ingenuidad y sencillez: «¡Oh, no, señor, de ninguna manera! ¡No se parece en nada!». La Virgen es siempre más bella.

Las apariciones se sucedieron durante diecisiete días más. La niña preguntaba su nombre a la Señora, y esta «sonreía dulcemente». Por fin, Nuestra Señora le reveló que era la Inmaculada Concepción.

En Lourdes se han sucedido muchos prodigios sobre los cuerpos y más aún sobre las almas. Incontables han sido las curaciones, y muchos más quienes han vuelto sanos de las diferentes enfermedades que también puede padecer el alma, habiendo recobrado la fe, con una piedad más recia o con una aceptación amorosa de la voluntad divina.

La Primera lectura de la Misa2 propone a nuestra consideración las palabras del Profeta Isaías que consolaba al pueblo elegido en el destierro con la vuelta a la ciudad santa, en la que encontrarían el consuelo como un hijo pequeño en su madre. Porque así dice el Señor: Yo haré derivar hacia ella, como un río de paz, como un torrente en crecida, las riquezas de las naciones. Llevarán en brazos a sus criaturas y sobre las rodillas las acariciarán; como un niño a quien su madre consuela, así os consolaré Yo...

Al meditar en la fiesta de hoy, vemos cómo el Señor ha querido poner en manos de su Madre todas las verdaderas riquezas que los hombres debemos implorar, y nos ha dejado en Ella el consuelo del que andamos tan necesitados. Aquellas dieciocho apariciones a la pequeña Bernadette son una llamada que nos recuerda la misericordia de Dios, que se ejerce a través de Santa María.

La Virgen se muestra siempre como Salud de los enfermos y Consoladora de los afligidos. Nosotros, al hacer hoy nuestra oración, acudimos a Ella, pues son muchas las necesidades que tenemos a nuestro alrededor. Ella las conoce bien, nos escucha allí donde nos encontramos y quiere que acudamos a su protección. Y esto nos llena de alegría y de consuelo, especialmente en la fiesta que hoy celebramos. A Nuestra Señora acudimos como hijos que no se quieren alejar de Ella: «Madre, Madre mía...», le decimos en la intimidad de nuestra oración, pidiéndole ayuda en tantas necesidades como nos apremian: en el apostolado, en la propia vida interior, en aquellos que tenemos a nuestro cargo, y de los que nos pedirá cuentas el Señor.

II. También la Santísima Virgen quiso recordar en aquella gruta la necesidad de la conversión y de la penitencia. Quiso Nuestra Madre poner de relieve que la humanidad fue redimida en la Cruz, y el valor redentor actual del dolor, del sufrimiento y de la mortificación voluntaria.

Lo que los hombres consideran, con mirada solo humana, como un gran mal, con ojos de buenos cristianos puede ser un gran bien: la enfermedad, la pobreza, el dolor, el fracaso, la difamación, la falta de trabajo... En momentos humanamente muy difíciles, podemos descubrir, con la ayuda de la gracia, que esa situación de debilidad es un gran camino para una sincera humildad, al sentirnos necesitados y en especial dependencia de Dios. La enfermedad, o cualquier otra desgracia, puede ayudarnos mucho a despegarnos un poco más de las cosas de la tierra, en las que, casi sin darnos cuenta, estábamos quizá demasiado metidos. Sentimos entonces la necesidad de mirar al Cielo y de fortalecer la esperanza sobrenatural, al comprobar la endeblez de la esperanza humana.

La enfermedad nos ayuda a confiar más en Dios, que nunca tienta por encima de nuestras fuerzas3, y a poner nuestra seguridad en Él, en la filiación divina, en el abandono pleno en sus brazos fuertes de padre. Él conoce bien nuestras fuerzas y no nos pedirá nunca más de lo que podamos dar. La enfermedad, o cualquier desgracia, es buena ocasión para llevar a la práctica el consejo de San Agustín: hacer todo lo que se pueda y pedir lo que no se puede4, pues Él no manda cosas imposibles.

La gran prueba de amor que podemos dar es aceptar la enfermedad, y la misma muerte, entregando la vida como oblación y sacrificio por Cristo, para bien de todo su Cuerpo Místico, la Iglesia. Nuestras penas y dolores pierden su amargura cuando se elevan hasta el Cielo. Poenae sunt pennae, las penas son alas, dice una antigua expresión latina. Una enfermedad puede ser, en algunas ocasiones, alas que nos levanten hasta Dios. ¡Qué diferente es la enfermedad acogida con fe y humildad, aceptando de corazón la voluntad de Dios, de la que, por el contrario, se recibe con fe corta, malhumorados, resentidos o tristes!

III. ... Y estaba allí la Madre de Jesús5. Con alegría vemos cómo a los santuarios de la Virgen se acercan personas de todo tipo y condición y se postran a los pies de Nuestra Señora. Quizá no se habrían acercado si no hubieran experimentado la debilidad, el dolor o la necesidad, propia o ajena.

Refiriéndose a la fiesta que hoy celebramos, se preguntaba el Papa Juan Pablo II por qué gentes tan diversas acuden a la gruta donde tuvieron lugar las apariciones, y respondía: «Porque saben que allí, como en Caná, “está la madre de Jesús”: y donde Ella está no puede faltar su Hijo. Esta es la certeza que mueve a las multitudes que cada año se vuelcan en Lourdes en busca de un alivio, de un consuelo, de una esperanza (...).

»La curación milagrosa, sin embargo, es, a pesar de todo, un acontecimiento excepcional. La potencia salvífica de Cristo, obtenida por la intercesión de su Madre, se revela en Lourdes sobre todo en el ámbito espiritual. En el corazón de los enfermos hace oír la voz del Hijo que desata prodigiosamente los entumecimientos de la acritud y de la rebelión, y restituye los ojos al alma para ver con una luz nueva el mundo, los demás, el propio destino»6.

El Señor, a quien nos conduce siempre su Madre, amaba a los enfermos. San Pedro compendia su vida en estas pocas palabras: Jesús de Nazareth... pasó haciendo el bien y sanando...7. Los Evangelios no se cansan de ponderar la misericordia del Maestro con quienes padecían en el alma o en el cuerpo. Gran parte de su ministerio aquí en la tierra lo dedicó a curar a los enfermos y a consolar a los afligidos. «Era sensible a todo sufrimiento humano, tanto del cuerpo como del alma»8. Él es compasivo y espera de nuestra parte que pongamos los medios a nuestro alcance para salir de esa enfermedad o de ese agobio; y nunca permitirá pruebas por encima de nuestras fuerzas. En todo momento nos dará las gracias suficientes para que esas circunstancias dolorosas no nos separen de Él; por el contrario, deben acercarnos más y más y ayudarnos a llevar a otras personas a una mejora espiritual de sus vidas. Podemos pedir la curación o que se resuelvan los problemas que pesan sobre nosotros, pero, ante todo, debemos pedir ser dóciles a la gracia para que en esas circunstancias -en esas y no en otras sepamos crecer en fe, en esperanza y en caridad.

Nos aliviará las penas y sufrimientos el no pensar excesivamente en ellos, porque los hemos dejado en manos de Dios, y tampoco en las consecuencias futuras de los males que padecemos, pues aún no tenemos la gracia para sobrellevarlas... y quizá no se presenten. Bástele a cada día su propio afán9. No olvidemos que «todos estamos llamados a sufrir, pero no todos en el mismo grado y de la misma manera; cada uno seguirá en esto su llamada, correspondiendo a ella generosamente. El sufrimiento, que desde el punto de vista humano es tan desagradable, se convierte en fuente de santificación y de apostolado, cuando lo aceptamos con amor y en unión con Jesús...»10, corredimiendo con Él, sintiéndonos hijos de Dios, especialmente en esas circunstancias.

Acudamos en todo a María. Ella nos atenderá siempre. Nos alcanzará lo que pedimos, o nos conseguirá gracias mayores y más abundantes para que de los «males saquemos bienes; y de los grandes males, grandes bienes». Y sea cual sea nuestra situación, experimentaremos siempre su consuelo. Consolatrix afflictorum, Salus infirmorum, Auxilium christianorum... ora pro eis... ora pro me.

Ven en ayuda de nuestra debilidad, Dios de misericordia, y haz que, al recordar hoy a la Inmaculada Madre de tu Hijo, por su intercesión nos veamos libres de nuestras culpas11.

1 Liturgia de las Horas, Segunda lectura del Oficio, Carta de Santa María Bernarda Soubirous al padre Godrand, año 1861. — 2 Is 66, 10-14. — 3 Cfr. 1 Cor 10, 13. — 4 Cfr. San Agustín, Tratado de la naturaleza y de la gracia, 43, 5. — 5 Cfr. Jn 2, 1. — 6 Juan Pablo II, Homilía 11-II-1980. — 7 Hech 10, 38. — 8 Juan Pablo II, Carta Apost. Salvifici doloris, 11-II-1984, 16. — 9 Mt 6, 34. — 10 A. Tanquerey, La divinización del sufrimiento, Rialp, Madrid 1955, p. 240. — 11 Liturgia de las Horas, Oración conclusiva de laudes.

En el año 1858, la Inmaculada Virgen María se apareció dieciocho veces a la niña Bernadette Soubirous en una gruta cercana a Lourdes. La primera aparición tuvo lugar el 11 de febrero. Por medio de esta niña, la Virgen llama a los pecadores a la conversión y a un mayor espíritu de oración y caridad, principalmente con los más necesitados. Recomienda el rezo del Santo Rosario, oración con la que acudimos a nuestra Madre como hijos pequeños y necesitados. León XIII aprobó esta festividad y Pío X la extendió a toda la Iglesia. Bernadette fue beatificada y canonizada por Pío XI en 1925.

 

“Ten una devoción intensa a nuestra Madre”

Invoca a la Santísima Virgen; no dejes de pedirle que se muestre siempre Madre tuya: «monstra te esse Matrem!», y que te alcance, con la gracia de su Hijo, claridad de buena doctrina en la inteligencia, y amor y pureza en el corazón, con el fin de que sepas ir a Dios y llevarle muchas almas. (Forja, 986)

11 de febrero

Ten una devoción intensa a Nuestra Madre. Ella sabe corresponder finamente a los obsequios que le hagamos.

Además, si rezas todos los días, con espíritu de fe y de amor, el Santo Rosario, la Señora se encargará de llevarte muy lejos por el camino de su Hijo. (Surco, 691)

Sin el auxilio de Nuestra Madre, ¿cómo vamos a sostenernos en la lucha diaria? –¿Lo buscas constantemente? (Surco, 692)

 El amor a nuestra Madre será soplo que encienda en lumbre viva las brasas de virtudes que están ocultas en el rescoldo de tu tibieza. (Camino, 492)

Ama a la Señora. Y Ella te obtendrá gracia abundante para vencer en esta lucha cotidiana. -Y no servirán de nada al maldito esas cosas perversas, que suben y suben, hirviendo dentro de ti, hasta querer anegar con su podredumbre bienoliente los grandes ideales, los mandatos sublimes que Cristo mismo ha puesto en tu corazón. -"¡Serviam!". (Camino, 493)

A Jesús siempre se va y se "vuelve" por María. (Camino, 495)

 

El cuidado de los enfermos, expresión del amor de Jesucristo

El 11 de febrero, memoria litúrgica de la Virgen de Lourdes, se conmemora la edición número 29 de la Jornada Mundial del Enfermo. Una ocasión para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes las cuidan.

DE LA IGLESIA Y DEL PAPA10/02/2021

Uno solo es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos (Mt 23,8). La relación de confianza, fundamento del cuidado del enfermo

Queridos hermanos y hermanas:

La celebración de la 29a Jornada Mundial del Enfermo, que tendrá lugar el 11 de febrero de 2021, memoria de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes, es un momento propicio para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades. Pienso, en particular, en quienes sufren en todo el mundo los efectos de la pandemia del coronavirus. A todos, especialmente a los más pobres y marginados, les expreso mi cercanía espiritual, al mismo tiempo que les aseguro la solicitud y el afecto de la Iglesia.

1. El tema de esta Jornada se inspira en el pasaje evangélico en el que Jesús critica la hipocresía de quienes dicen, pero no hacen (cf. Mt 23,1-12). Cuando la fe se limita a ejercicios verbales estériles, sin involucrarse en la historia y las necesidades del prójimo, la coherencia entre el credo profesado y la vida real se debilita. El riesgo es grave; por este motivo, Jesús usa expresiones fuertes, para advertirnos del peligro de caer en la idolatría de nosotros mismos, y afirma: «Uno solo es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos» (v. 8).

La crítica que Jesús dirige a quienes «dicen, pero no hacen» (v. 3) es beneficiosa, siempre y para todos, porque nadie es inmune al mal de la hipocresía, un mal muy grave, cuyo efecto es impedirnos florecer como hijos del único Padre, llamados a vivir una fraternidad universal.

Ante la condición de necesidad de un hermano o una hermana, Jesús nos muestra un modelo de comportamiento totalmente opuesto a la hipocresía. Propone detenerse, escuchar, establecer una relación directa y personal con el otro, sentir empatía y conmoción por él o por ella, dejarse involucrar en su sufrimiento hasta llegar a hacerse cargo de él por medio del servicio (cf. Lc 10,30-35).

JESÚS PROPONE DETENERSE, ESCUCHAR, ESTABLECER UNA RELACIÓN DIRECTA Y PERSONAL CON EL OTRO, SENTIR EMPATÍA Y CONMOCIÓN POR ÉL

2. La experiencia de la enfermedad hace que sintamos nuestra propia vulnerabilidad y, al mismo tiempo, la necesidad innata del otro. Nuestra condición de criaturas se vuelve aún más nítida y experimentamos de modo evidente nuestra dependencia de Dios. Efectivamente, cuando estamos enfermos, la incertidumbre, el temor y a veces la consternación, se apoderan de la mente y del corazón; nos encontramos en una situación de impotencia, porque nuestra salud no depende de nuestras capacidades o de que nos “angustiemos” (cf. Mt 6,27).

La enfermedad impone una pregunta por el sentido, que en la fe se dirige a Dios; una pregunta que busca un nuevo significado y una nueva dirección para la existencia, y que a veces puede ser que no encuentre una respuesta inmediata. Nuestros mismos amigos y familiares no siempre pueden ayudarnos en esta búsqueda trabajosa.

A este respecto, la figura bíblica de Job es emblemática. Su mujer y sus amigos no son capaces de acompañarlo en su desventura, es más, lo acusan aumentando en él la soledad y el desconcierto. Job cae en un estado de abandono e incomprensión. Pero precisamente por medio de esta extrema fragilidad, rechazando toda hipocresía y eligiendo el camino de la sinceridad con Dios y con los demás, hace llegar su grito insistente a Dios, que al final responde, abriéndole un nuevo horizonte. Le confirma que su sufrimiento no es una condena o un castigo, tampoco es un estado de lejanía de Dios o un signo de su indiferencia. Así, del corazón herido y sanado de Job, brota esa conmovida declaración al Señor, que resuena con energía: «Te conocía sólo de oídas, pero ahora te han visto mis ojos» (42,5).

LA ENFERMEDAD IMPONE UNA PREGUNTA POR EL SENTIDO, QUE EN LA FE SE DIRIGE A DIOS

3. La enfermedad siempre tiene un rostro, incluso más de uno: tiene el rostro de cada enfermo y enferma, también de quienes se sienten ignorados, excluidos, víctimas de injusticias sociales que niegan sus derechos fundamentales (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 22). La pandemia actual ha sacado a la luz numerosas insuficiencias de los sistemas sanitarios y carencias en la atención de las personas enfermas. Los ancianos, los más débiles y vulnerables no siempre tienen garantizado el acceso a los tratamientos, y no siempre es de manera equitativa. Esto depende de las decisiones políticas, del modo de administrar los recursos y del compromiso de quienes ocupan cargos de responsabilidad. Invertir recursos en el cuidado y la atención a las personas enfermas es una prioridad vinculada a un principio: la salud es un bien común primario.

Al mismo tiempo, la pandemia ha puesto también de relieve la entrega y la generosidad de agentes sanitarios, voluntarios, trabajadores y trabajadoras, sacerdotes, religiosos y religiosas que, con profesionalidad, abnegación, sentido de responsabilidad y amor al prójimo han ayudado, cuidado, consolado y servido a tantos enfermos y a sus familiares. Una multitud silenciosa de hombres y mujeres que han decidido mirar esos rostros, haciéndose cargo de las heridas de los pacientes, que sentían prójimos por el hecho de pertenecer a la misma familia humana.

La cercanía, de hecho, es un bálsamo muy valioso, que brinda apoyo y consuelo a quien sufre en la enfermedad. Como cristianos, vivimos la projimidad como expresión del amor de Jesucristo, el buen Samaritano, que con compasión se ha hecho cercano a todo ser humano, herido por el pecado. Unidos a Él por la acción del Espíritu Santo, estamos llamados a ser misericordiosos como el Padre y a amar, en particular, a los hermanos enfermos, débiles y que sufren (cf. Jn 13,34-35). Y vivimos esta cercanía, no sólo de manera personal, sino también de forma comunitaria: en efecto, el amor fraterno en Cristo genera una comunidad capaz de sanar, que no abandona a nadie, que incluye y acoge sobre todo a los más frágiles.

A este respecto, deseo recordar la importancia de la solidaridad fraterna, que se expresa de modo concreto en el servicio y que puede asumir formas muy diferentes, todas orientadas a sostener al prójimo. «Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo» (Homilía en La Habana, 20 septiembre 2015). En este compromiso cada uno es capaz de «dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles. […] El servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su projimidad y hasta en algunos casos la “padece” y busca la promoción del hermano. Por eso nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a personas» (ibíd.).

LA CERCANÍA ES UN BÁLSAMO MUY VALIOSO, QUE BRINDA APOYO Y CONSUELO A QUIEN SUFRE EN LA ENFERMEDAD

4. Para que haya una buena terapia, es decisivo el aspecto relacional, mediante el que se puede adoptar un enfoque holístico hacia la persona enferma.

Dar valor a este aspecto también ayuda a los médicos, los enfermeros, los profesionales y los voluntarios a hacerse cargo de aquellos que sufren para acompañarles en un camino de curación, gracias a una relación interpersonal de confianza (cf. Nueva Carta de los agentes sanitarios [2016], 4). Se trata, por lo tanto, de establecer un pacto entre los necesitados de cuidados y quienes los cuidan; un pacto basado en la confianza y el respeto mutuos, en la sinceridad, en la disponibilidad, para superar toda barrera defensiva, poner en el centro la dignidad del enfermo, tutelar la profesionalidad de los agentes sanitarios y mantener una buena relación con las familias de los pacientes.

Precisamente esta relación con la persona enferma encuentra una fuente inagotable de motivación y de fuerza en la caridad de Cristo, como demuestra el testimonio milenario de hombres y mujeres que se han santificado sirviendo a los enfermos. En efecto, del misterio de la muerte y resurrección de Cristo brota el amor que puede dar un sentido pleno tanto a la condición del paciente como a la de quien cuida de él. El Evangelio lo testimonia muchas veces, mostrando que las curaciones que hacía Jesús nunca son gestos mágicos, sino que siempre son fruto de un encuentro, de una relación interpersonal, en la que al don de Dios que ofrece Jesús le corresponde la fe de quien lo acoge, como resume la palabra que Jesús repite a menudo: “Tu fe te ha salvado”.

UNA SOCIEDAD ES TANTO MÁS HUMANA CUANTO MÁS SABE CUIDAR A SUS MIEMBROS FRÁGILES Y QUE MÁS SUFREN

5. Queridos hermanos y hermanas: El mandamiento del amor, que Jesús dejó a sus discípulos, también encuentra una realización concreta en la relación con los enfermos. Una sociedad es tanto más humana cuanto más sabe cuidar a sus miembros frágiles y que más sufren, y sabe hacerlo con eficiencia animada por el amor fraterno. Caminemos hacia esta meta, procurando que nadie se quede solo, que nadie se sienta excluido ni abandonado.

Le encomiendo a María, Madre de misericordia y Salud de los enfermos, todas las personas enfermas, los agentes sanitarios y quienes se prodigan al lado de los que sufren. Que Ella, desde la Gruta de Lourdes y desde los innumerables santuarios que se le han dedicado en todo el mundo, sostenga nuestra fe y nuestra esperanza, y nos ayude a cuidarnos unos a otros con amor fraterno. A todos y cada uno les imparto de corazón mi bendición.

Roma, San Juan de Letrán, 20 de diciembre de 2020, cuarto domingo de Adviento.

Francisco

© Copyright - Libreria Editrice Vaticana

 

Las claves de la oración en la vida cotidiana

Durante la audiencia general el Papa dijo que “el que reza es como un enamorado: lleva siempre en el corazón a la persona amada, vaya donde vaya”. Por eso, “podemos rezar en cualquier momento, en los acontecimientos de cada día: en la calle, en la oficina, en el tren; con palabras o en el silencio de nuestro corazón”.

DE LA IGLESIA Y DEL PAPA10/02/2021

Queridos hermanos y hermanas:

En la catequesis precedente vimos cómo la oración cristiana está “anclada” a la Liturgia. Hoy destacaremos cómo desde la Liturgia esta vuelve siempre a la vida cotidiana: por las calles, en las oficinas, en los medios de transporte… Y ahí continúa el diálogo con Dios: quien reza es como el enamorado, que lleva siempre en el corazón a la persona amada, donde sea que esté.

De hecho, todo es asumido en este diálogo con Dios: toda alegría se convierte en motivo de alabanza, toda prueba es ocasión para una petición de ayuda.

LA ORACIÓN CRISTIANA INFUNDE EN EL CORAZÓN HUMANO UNA ESPERANZA INVENCIBLE

La oración está siempre viva en la vida, como una brasa de fuego, también cuando la boca no habla, pero el corazón habla. Todo pensamiento, incluso si es aparentemente “profano”, puede ser impregnado de oración. También en la inteligencia humana hay un aspecto orante; esta de hecho es una ventana asomada al misterio: ilumina los pocos pasos que están delante de nosotros y después se abre a la realidad toda entera, esta realidad que la precede y la supera.

Este misterio no tiene un rostro inquietante o angustiante, no: el conocimiento de Cristo nos hace confiados que allí donde nuestros ojos y los ojos de nuestra mente no pueden ver, no está la nada, sino que hay alguien que nos espera, hay una gracia infinita. Y así la oración cristiana infunde en el corazón humano una esperanza invencible: cualquier experiencia que toque nuestro camino, el amor de Dios puede convertirlo en bien.

Al respecto, el Catecismo dice: «Aprendemos a orar en ciertos momentos escuchando la Palabra del Señor y participando en su Misterio Pascual; pero, en todo tiempo, en los acontecimientos de cada día, su Espíritu se nos ofrece para que brote la oración. […] El tiempo está en las manos del Padre; lo encontramos en el presente, ni ayer ni mañana, sino hoy» (n. 2659). Hoy encuentro a Dios, siempre está el hoy del encuentro.

ES LA ORACIÓN QUE TRANSFORMA ESTE HOY EN GRACIA, O MEJOR, QUE NOS TRANSFORMA

No existe otro maravilloso día que el hoy que estamos viviendo. La gente que vive siempre pensando en el futuro: “Pero, el futuro será mejor…”, pero no toma el hoy como viene: es gente que vive en la fantasía, no sabe tomar lo concreto de la realidad. Y el hoy es real, el hoy es concreto. Y la oración sucede en el hoy. Jesús nos viene al encuentro hoy, este hoy que estamos viviendo. Y es la oración que transforma este hoy en gracia, o mejor, que nos transforma: apacigua la ira, sostiene el amor, multiplica la alegría, infunde la fuerza para perdonar.

En algún momento nos parecerá que ya no somos nosotros los que vivimos, sino que la gracia vive y obra en nosotros mediante la oración. Y cuando nos viene un pensamiento de rabia, de descontento, que nos lleva hacia la amargura. Detengámonos y digamos al Señor: “¿Dónde estás? ¿Y dónde estoy yendo yo?”. Y el Señor está ahí, el Señor nos dará la palabra justa, el consejo para ir adelante sin este zumo amargo del negativo.

Porque la oración siempre, usando una palabra profana, es positiva. Siempre. Te lleva adelante. Cada día que empieza, si es acogido en la oración, va acompañado de valentía, de forma que los problemas a afrontar no sean estorbos a nuestra felicidad, sino llamadas de Dios, ocasiones para nuestro encuentro con Él. Y cuando uno es acompañado por el Señor, se siente más valiente, más libre, y también más feliz.

Y CUANDO UNO ES ACOMPAÑADO POR EL SEÑOR, SE SIENTE MÁS VALIENTE, MÁS LIBRE, Y TAMBIÉN MÁS FELIZ

Por tanto, recemos siempre por todo y por todos, también por los enemigos. Jesús nos ha aconsejado esto: “Rezad por los enemigos”. Recemos por nuestros seres queridos, pero también por aquellos que no conocemos; recemos incluso por nuestros enemigos, como he dicho, como a menudo nos invita a hacer la Escritura.

La oración dispone a un amor sobreabundante. Recemos sobre todo por las personas infelices, por aquellos que lloran en la soledad y desesperan porque todavía haya un amor que late por ellos. La oración realiza milagros; y los pobres entonces intuyen, por gracia de Dios, que, también en esa situación suya de precariedad, la oración de un cristiano ha hecho presente la compasión de Jesús: Él de hecho miraba con gran ternura a la multitud cansada y perdida como ovejas sin pastor (cf. Mc 6,34). El Señor es –no lo olvidemos– el Señor de la compasión, de la cercanía, de la ternura: tres palabras para no olvidar nunca. Porque es el estilo del Señor: compasión, cercanía, ternura.

La oración nos ayuda a amar a los otros, no obstante sus errores y sus pecados. La persona siempre es más importante que sus acciones, y Jesús no ha juzgado al mundo, sino que lo ha salvado. Es una vida fea la de las personas que siempre están juzgando a los otros, siempre están condenando, juzgando: es una vida fea, infeliz.

AMANDO CON TERNURA ESTE MUNDO, DESCUBRIREMOS QUE CADA COSA LLEVA ESCONDIDO EN SÍ UN FRAGMENTO DEL MISTERIO DE DIOS

Jesús ha venido a salvarnos: abre tu corazón, perdona, justifica a los otros, entiende, también tú sé cercano a los otros, ten compasión, ten ternura como Jesús. Es necesario querer a todos y cada uno recordando, en la oración, que todos somos pecadores y al mismo tiempo amados por Dios uno a uno. Amando así este mundo, amándolo con ternura, descubriremos que cada día y cada cosa lleva escondido en sí un fragmento del misterio de Dios.

Escribe el Catecismo: «Orar en los acontecimientos de cada día y de cada instante es uno de los secretos del Reino revelados a los “pequeños”, a los servidores de Cristo, a los pobres de las bienaventuranzas. Es justo y bueno orar para que la venida del Reino de justicia y de paz influya en la marcha de la historia, pero también es importante impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas. Todas las formas de oración pueden ser la levadura con la que el Señor compara el Reino» (n. 2660).

El hombre —la persona humana, el hombre y la mujer— es semejante a un soplo, como la hierba (cf. Sal 144,4; 103,15). El filósofo Pascal escribía: «No es necesario que el universo entero se arme para aplastarlo: un vapor, una gota de agua bastan para matarlo»[1]. Somos seres frágiles, pero sabemos rezar: esta es nuestra dignidad más grande, también es nuestra fortaleza. Valentía. Rezar en cada momento, en cada situación, porque el Señor está cerca de nosotros. Y cuando una oración es según el corazón de Jesús, obtiene milagros.

[1] Pensamientos, 186.


Algunos recursos relacionados con la catequesis del papa Francisco sobre la oración

• La oración de Jesús. Audio y textos de San Josemaría sobre esta escena del Evangelio.

• El arte de la oración.

• ¿Qué es la oración?, ¿cómo se hace?, ¿Dios escucha y responde? (de la serie Preguntas sobre la fe cristiana)

• «Dejé de rezar porque no se cumplía nada de lo que pedía» (Historia de “Regreso a Ítaca”, volver a creer a los 50)

• «Aquella primera oración de hijo de Dios» (de la serie Nuevos Mediterráneos)

• Serie Conocerle y conocerte sobre la oración.

• Meditación del prelado del Opus Dei sobre la oración (15 min.)

 

«La confesión es el mejor quitamiedos»

A raíz de un reportaje en un periódico local, esta semana le han llamado de varios medios de comunicación. El motivo es que D. José Carlos utiliza Confesor GO, una aplicación que localiza a sacerdotes disponibles para impartir el sacramento de la reconciliación.

NOTICIAS11/02/2021

Opus Dei - «La confesión es el mejor quitamiedos»

Imagen de la noticia en el Faro de Vigo

José Carlos López es un sacerdote de Vigo, usuario de la app Confesor Go, una aplicación que indica en tiempo real dónde hay un cura confesando. También muestra la ruta para llegar a él y permite concertar una cita previa para recibir este sacramento de forma segura. “El mejor anticovid es la confesión”, sostiene este presbítero nacido en Murcia hace 61 años y afincado en Galicia desde 1987, cuando llegó recién ordenado.

“Cuando yo voy a confesarme es para sanarme, curar mi alma, sanar el corazón y algo que hice y no funciona bien”. Esto decía el Papa Francisco en una audiencia general. A José Carlos López García le preocupa ver cómo la pandemia está dificultando el acceso al sanador sacramento de la Confesión.

 

“Vivo en un centro del Opus Dei y ahí no puedo confesar porque las medidas sanitarias impiden venir a los no convivientes. Así que me busco la vida por fuera”, explica. Una de las formas ha sido incorporarse a la app Confesor GO, que muestra al posible penitente dónde hay un sacerdote confesando en ese momento y le indica la forma de llegar. Esta aplicación incluye el número de teléfono, y en algunos casos el correo electrónico del sacerdote, algo que facilita concertar una cita para recibir este sacramento. Le hemos entrevistado para que lo explique con más detalle.

¿Por qué empezó a usar esa App?

Vi un reportaje en un periódico sobre la aplicación y llamé al sacerdote que la puso en marcha, que se llama Ricardo Latorre Cañizares. Le envié mis horarios, la parroquia en la que iba a impartir el sacramento, y él me conectó. Alrededor de 300 sacerdotes en España y en varios países de América usamos esta aplicación. Confesor GO tiene mucho futuro.

¿Cómo acceden los posibles penitentes?

Tienen que descargarse la aplicación, que es gratuita, y ahí aparecen los confesores más cercanos, los que están confesando en ese momento y los horarios de otros días. En algunos casos figuran datos como la fecha de nacimiento del sacerdote, cuándo se ordenó, su correo electrónico y el idioma que habla. Ahora mismo la aplicación tiene más de 48.000 descargas. Está muy bien porque con la covid-19 todo se ha desorganizado bastante y a veces la gente no sabe dónde encontrar a un sacerdote.


Contenido relacionado: RESET. Historias sobre la confesión.


¿Es segura la confesión? Porque los confesonarios son pequeños...

Es totalmente segura. No usamos los confesonarios habituales. Yo confieso en espacios abiertos: al final de la iglesia, en un banco o colocando unas sillas que están a metro y medio de distancia. Y, por supuesto, con mascarilla y gel.

Insisto mucho en que la confesión no solo es segura sino que es el mejor quitamiedos: sales contento, con mucha paz, con nuevos ánimos... Tengo un amigo sacerdote que, como su iglesia es pequeña, confiesa en el exterior. También hay sacerdotes que están en esta aplicación que confiesan en un parque o en un colegio.

¿Ve a la gente con miedo?

Sí, pero sobre todo veo a todo el mundo como aplatanado. Rezo todos los días para que acabe esta pandemia. Y mientras tanto, para el alma el mejor anti-covid es la confesión, estar cerca de Dios que, como nos recuerda tantas veces el Papa Francisco, es tan misericordioso. Además, ahora mismo venir a la iglesia es bastante seguro porque se han reducido los aforos para las misas y para todos los actos religiosos.

 

D. José Carlos, en una de las parroquias donde confiesa

D. José Carlos, en una de las parroquias donde confiesa

¿A quienes atiende gracias a esta aplicación?

La mayoría de los que vienen es gente joven. A los mayores les cuesta un poco más. Semanalmente estoy disponible en cuatro parroquias de Vigo, a las que reparto los cinco días en los que habitualmente confieso. Además, una vez al mes voy a dos sitios más de los alrededores para predicar retiros mensuales y aprovecho también para confesar a los que vienen.

¿Se podrá acudir la Confesión de manera online?

La confesión nunca podrá ser online. La Santa Sede ya estableció en el siglo XVII que no se podía confesar por carta. El padre Lombardi, cuando era portavoz de la Santa Sede, dejó claro que no tenía sentido hablar de confesarse por medio de un iPhone. Esto lo explicó cuando ese teléfono ofrecía una aplicación que ayudaba a preparar este sacramento. Explicaba este jesuita que no existe sacramento de la confesión sin diálogo entre el sacerdote y el penitente, y corresponde al confesor dar la absolución en nombre de Dios, por lo que ningún programa informático puede sustituir ese momento.


Contenido relacionado: noticia en una televisión de Galicia

 

D. José Carlos explica en el Telediario cómo funciona la aplicación

D. José Carlos explica en el Telediario cómo funciona la aplicación


Pero hay que gente que usa soportes informáticos en las iglesias...

Sí, para leer, para rezar o para seguir la Misa. También para preparar la confesión con preguntas que les ayuden a hacer un buen examen de conciencia, pero sabiendo que eso no sustituye al sacramento.

Límites de la libertad de expresión ante la esfera religiosa

Salvador Bernal

Vaticano.

Vaticano.

He subrayado un riesgo real al escribir sobre las no pocas amenazas a la libertades ideológicas en occidente, tras la paulatina incorporación al ordenamiento jurídico de planteamientos propios de lo políticamente impuesto (antes, correcto). Me parece importante destacar estos peligros en tiempos proclives a populismos y autoritarismos. Pero no significa cohonestar los excesos radicales en materia religiosa.

No he leído el libro que publicó a finales del año pasado Pierre Conesa, un antiguo alto funcionario del Ministerio de Defensa francés, sobre el auge del radicalismo religioso en el mundo, dato geopolítico de primera importancia. Pero expuso con claridad su experiencia en una larga entrevista aparecida en Le Monde del 6 de diciembre. Analizaba las manifestaciones de ese radicalismo en la guerra de Irak, los atentados yihadistas, la segregación de los musulmanes en la India, la masacre de los rohinyas [etnia minoritaria musulmana en Birmania] y la colonización de Cisjordania. La desintegración de la URSS al final del siglo XX demostró que las identidades religiosas eran en realidad muy fuertes, a pesar de tantas décadas de ateísmo militante desde Moscú. En todo caso, el horizonte planetario real deja lejos el postulado de que sólo los monoteísmos son vectores de intolerancia. Sin desconocer la historia, ni la actual violencia en nombre del islam, ni que los radicalismos se basan en discursos victimistas, considera necesario "desislamizar el debate".

Conesa invita a pensar en algunos hitos del siglo XXI: los atentados del 11 de septiembre y su contrapunto, la guerra contra un "eje del mal" guiada por el mesianismo de los evangélicos estadounidenses; la destrucción de los Budas de Bamiyán por los talibanes, que llevó a la radicalización budista contra el Islam; el atentado en Gujarat en el que murieron 57 hindúes, un ataque motivado por la construcción de un templo en Ayodhya, en lugar de una mezquita destruida diez años antes. A partir de entonces, los radicalismos religiosos se hicieron planetarios. Desde su gran fe en el principio de laicidad, no menciona la sede real de la tolerancia y fraternidad en el nuevo milenio: Roma.

Justamente en Roma, el Concilio Vaticano II consagró la actualidad de una antiquísima tradición cristiana: la legítima autonomía del orden temporal. No se establece en términos de confrontación, como las leyes francesas de comienzos del siglo XX, ahora en trámite de reforma desde cierto bonapartismo protagonizado por Emmanuel Macron: su proyecto contra el “separatismo” (=islam no integrado en la república laica) exige una sumisión religiosa a los principios republicanos. La hipertrofia ideológica de un texto, aprobado ya en primera lectura por la Asamblea Nacional, ha concitado una seria oposición extraparlamentaria, no sólo de musulmanes, sino de los líderes religiosos de las demás confesiones, de los responsables de las múltiples asociaciones que fecundan la sociedad civil, de familias y educadores que rechazan las imposiciones estatales, de los profesionales de la información que ven limitada su libertad de buscar y difundir la realidad de hechos y opiniones.

Cuando se trata de aparentes o reales conflictos en el ejercicio de las libertades y derechos básicos, el Tribunal Constitucional español usa una y otra vez el término ponderar. No hay derechos absolutos, aunque se confiera de ordinario una posición preferente a la libertad de expresión. El nervio democrático de la sociedad exige escucha, atención, ponderación. No todo deseo se convierte automáticamente en derecho (exigible jurídicamente). Ni la apelación a los sentimientos personales puede convertirse en regla de comportamiento social.

Lo explica bien –más allá de la farragosidad del estilo y los necesarios tecnicismos- una sentencia del pleno del Tribunal Constitucional sobre el supuesto conflicto entre libertad de expresión y libertad religiosa, en la acción de manifestantes pro aborto que interrumpieron la celebración de una misa en Girona en febrero de 2014. Por si interesa a algún lector, puede consultarse en el BOE núm. 22, de 26 de enero de 2021, páginas 7831 a 7854. La sentencia no concedió el amparo solicitado por el demandante, condenado en su día a seis meses de prisión, como autor de un delito contra los sentimientos religiosos del artículo 523 del Código penal. Reconoce que es lícita la crítica

 “aunque pueda molestar, inquietar o disgustar”: exigencia del pluralismo, la tolerancia y apertura. Se pueden causar disgustos, pero no violar derechos de terceros, como en este caso, el de ejercer de modo pacífico la libertad religiosa en un acto comunitario de culto; es más, “el Estado tiene el deber de garantizar su pacífica celebración”. Occidente –no sólo España- debería conservar viva esa capacidad de ponderación.

De nuevo, el amor

Ángel Cabrero Ugarte

Jesús Montiel.

Jesús Montiel.

Me ha sorprendido el último libro de Montiel por su perspicacia para entender los problemas de fondo de nuestra sociedad, que no son ni la pandemia, ni las dificultades económicas. Lo explica así: “Un insecto metálico sobrevuela tu casa. Medio centenar de vidas a una altura superior a la del monte Fuji mientras las nubes rezan debajo de sus asientos, perplejas ante la prisa del aparato. Imagina a los antiguos cartógrafos, la cara que pondrían si pudiesen abrir sus tumbas y contemplar desde arriba las fronteras del mar. Su sorpresa al conocer el dibujo de las islas. Ver un mundo tan señalizado con tantos hombres perdidos. Porque, si bien sabemos construir aparatos capaces de la velocidad, pantallas táctiles y robots qué simplifican nuestras vidas, hemos descuidado el alma. Velados por una soberbia que ha cebado nuestros hallazgos, se nos ha olvidado el corazón”(p. 33).

Me parece que es bastante acertada la opinión del escritor, “se nos ha olvidado el corazón”. Tenemos muchas cosas, pero escasea el auténtico amor. No deja de ser curioso -y, desde luego, preocupante- lo que les cuesta a los jóvenes contraer matrimonio y lo poco que duran los que llegaron a ser. Es todo un síntoma. Si hay algo importante en la vida de las personas es su capacidad de amar, pero el ambiente consumista produce egoísmos. Cada uno a los suyo. Como una peste, mucho más preocupante que el coronavirus. Es una epidemia corrosiva, muy dañina, sobre todo porque pocos son conscientes de su extensión y su gravedad.

“La velocidad pasa las páginas deprisa, sin retener nada; el amor subraya, y para el subrayado es necesaria una dosis de atención. Mientras la velocidad lo emborrona todo, El amor perfila, crea rasgos en el lienzo del caos. El detalle es hijo del amor, nace de la poca urgencia. La velocidad nos ha empequeñecido”(p. 33). 

El poeta, observador, padre de familia, con mente cristiana, es consciente, se da más cuenta que el resto de los mortales de la debilidad de la sociedad en la que malvivimos. Hay mucha velocidad, mucho correr, poco pararse y observar. Poca capacidad de meditar, de dar dos vueltas a las cosas, especialmente útiles en la presencia de Dios. “El amor subraya”, hace falta parar, hace falta atención, para valorar, para aprender, para ser conscientes de las necesidades de los demás.

También, en la misma línea, dice Montiel: “Una ventana encendida se parece mucho a la misericordia” (p. 13). Hace falta esa luz de la esperanza. Necesitamos notar que nos ven, que nos quieren. Hay muchas personas solas.  “Lo que verdaderamente transmite la fe es una entrega particular, un determinado abrazo o palabra de aliento. Regazos, rodillas, palabras susurradas en la orilla de la cama donde duerme un niño con miedo a la oscuridad. Vidas concretas y no abstracciones teológicas ni homilías. Un Dios que vive en el ejemplo. Desapercibido. Hospedado en el establo de una caricia, en la carpintería de una sonrisa, en el pesebre de unas manos amorosas (p. 23).

Eso es vida cristiana, y eso es lo que nuestra sociedad precisa. Y lo agradece mucho más que la riqueza, quizá porque de eso ya tenemos, pero los detalles de cariño escasean. No podemos olvidar que es lo más típicamente cristiano: “Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Y si eso falla, nuestra sociedad, nacida en el cristianismo, se destruye.

El suicidio de lo femenino

Ana Teresa López de Llergo

Los principios no son negociables, en este nivel los hombres y las mujeres son absolutamente iguales, ambos tienen la misma dignidad y por lo tanto los mismos derechos.

Dignidad de la mujer

El dilema contemporáneo es feminismo o femenino. Según la filosofía cantinflesca podríamos decir: allí está el detalle. Y la elección no es nada superficial, tiene consecuencias fundamentales.

Desgraciadamente los movimientos feministas están ahogando a lo femenino porque cuentan con más recursos y la promoción es muy grande y aunque haya otras voces, prácticamente las silencian.

Por eso, muchas mujeres bien seguras de lo que son, pero cansadas, prefieren excluirse del campo de batalla, con lo cual las voces que quedan son pocas y no se oyen. Esto es una especie de suicidio porque lo que se escucha, en el fondo no favorece a las mujeres. Los resultados son evidentes en las decisiones que se toman en muchos gobiernos.

El aumento de los feminicidios lleva a unas cifras nunca vistas y tampoco se ven proyectos eficaces para contrarrestarlos. Los motivos son múltiples. Por ejemplo, si quien asume cualquier nivel de autoridad tiene problema de autoidentificación con su sexo seguramente evadirá estos hechos dolorosos. También si lo presionan esos grupos.

La protección de las personas, cuando se dan fricciones graves, tiene que considerar las características femeninas y las masculinas. Generalmente en estos casos la mujer pierde porque los hombres, en general, tienen más fuerza física y sus reacciones son más violentas. Los feminicidios lo comprueban.

Al hablar de igualdad de derechos los movimientos en pro de la mujer tienen razón, hay mucha diferencia, a ellas se les reconoce menos. Se han dado pasos, pero aún hay tareas pendientes en los terrenos de carencias e injusticias.

Los movimientos feministas congelan las soluciones porque no han querido considerar las diferencias físicas y psíquicas entre hombre y mujer, no han querido defender que ellas necesitan algunos espacios y servicios exclusivos. Incluso el feminismo, para tener más fuerza, ha promovido sinergias con los grupos LGBT.

En la lucha por la igualdad que es necesaria, se han cometido muchos errores. Aquí también se necesita distinguir principios de asuntos derivados. Los principios no son negociables, en este nivel los hombres y las mujeres son absolutamente iguales, ambos tienen la misma dignidad y por lo tanto los mismos derechos. Merecen el mismo respetuoso trato.

Ha hecho mucho daño la actitud de bastantes grupos en donde las mujeres quieren demostrar que pueden competir con los varones en todos los terrenos. Incluso proponen prescindir de ellos. Atacan, provocan violencia y pierden.

Para fortalecer la feminidad, las mujeres deben aceptarse, curiosamente se defienden renegando de lo que son porque sus fuerzas las malgastan en imitarlos. En su afán de mostrar que lo pueden hacer como ellos se desvirtúan. Así atrofian lo suyo y hacen una caricatura. Vuelven a perder. ¿Es suicidio?

Todas estas ideas no son de escritorio, hay ejemplos de estas consecuencias no deseadas, ni más ni menos en un país de liderazgo mundial, en donde estrenan presidente. Biden dio la orden, bien pensada, porque sabe que el mundo le observa, de no descartar a ningún deportista transgénero.

Con lo cual, si una mujer trans se inscribe a una competencia perderá porque no tiene el vigor de sus contrincantes. Si un hombre trans se inscribe en una competencia ganará porque es más potente que las contrincantes. En estas circunstancias pierden siempre las mujeres. Es una lección que dice mucho.

Un titular de The Guardian puso el dedo en la llaga: “La orden de discriminación de género de Joe Biden abre esperanza a los jóvenes atletas trans”, porque los atletas masculinos de segunda categoría anularán los logros de las mujeres de primera categoría. Además, ante estos pronósticos se prevé desinterés por costear el deporte femenino y diversas actividades exclusivas para mujeres.

Es necesario volver a lo femenino, a reconocer fortalezas y debilidades de las mujeres. En lo propio son inigualables. Allí está su fuerza. El afán de mostrar su valía desacreditando a los varones o imitándolos es muy incongruente. Y al incitar a las pugnas, ellas vuelven a perder.

Aunque era de esperarse un movimiento de las mujeres para exigir sus derechos, el feminismo poco a poco se radicalizó, aunque se siguieran defendiendo los derechos que no se les concedían, hubo voces que incorporaron demandas degradantes como son el derecho al aborto. Con este supuesto derecho la mujer vuelve a perder porque se lastima moral y psicológicamente. Y como se desconoce el sexo del feto, también se destruye a futuras mujeres. Mujeres contra mujeres ¿es defender a la mujer?

La sociedad también pierde con mujeres proaborto, del mismo modo como pierde con personas que regresan de los campos de batalla. Se les recibe con inmensa alegría porque viven, pero ya no son iguales, aunque hayan tenido que matar por causas justas, esa experiencia les hiere a ellos mismos. Para sostenerse necesitan terapias muy especiales. Peor sucede con la experiencia de la muerte de un indefenso e inocente en el seno materno. En estos casos se repite la historia de Caín, esas mujeres requerirán también ayudas especiales para dejar de ser mujeres errantes.

No olvidemos que en este panorama hay historias ejemplares, hay modelos de mujeres que tienen éxito, eso es un aliciente porque son hechos que se deben multiplicar. Por ejemplo: mujeres que reconocen sus errores, y acuden a consejos y ayudas para rectificar. Lo hacen y luego ayudan a otras personas.

Hay mujeres de éxito que ocupan cargos de alto nivel como Ángela Merkel en Alemania o la juez de la Suprema Corte de los Estados Unidos Amy Barrett. Son protagonistas en su hogar y en la vida política y se les reconoce.
Se trata de que a las demás no se les impida elegir.

El resumen ejecutivo respondió afirmativamente a la pregunta, diciendo que el crecimiento explosivo de la información biológica “ha hecho cada vez más evidente que muchas funciones fisiológicas normales –y, en muchos casos, funciones patológicas– están influenciadas directa o indirectamente por diferencias sexuales. en biología ".
Debido a que la genética y la fisiología se encuentran entre las influencias en la salud de un individuo, la "incidencia y gravedad de las enfermedades varían entre los sexos".

Lejos de ser una discriminación "depender del sexo del paciente", es un requisito de una buena medicina, que es específica del sexo para el cuerpo masculino o femenino del paciente.

 

Cómo gestionar el sufrimiento

Lucía Legorreta

El sufrimiento es un sentimiento intransferible y, aunque nos demos cuenta, nadie puede hacer nada, cada uno debemos recorrer ese camino por nosotros mismos.

 Dolor humano

Aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento, afirma Gerardo Schmedlig.

El sufrimiento es un estado por el que todos en algún momento pasamos. Hemos pasado por situaciones dolorosas, pérdidas de seres queridos, de nuestro empleo, amigos, problemas financieros...

Es algo inevitable, la vida está compuesta de momentos mejores y momentos peores, lo realmente valioso es poder extraer de cada una de estas experiencias las enseñanzas que nos pueden aportar.

Sin embargo, en muchas ocasiones nos quedamos atascados en el dolor y no podemos ver la oportunidad de evolucionar y aprender que surge de cualquier problema al que nos enfrentamos.

Puedes sentirte invadido por el sufrimiento que te provoca la pérdida de un ser querido y estar años y años padeciendo. O bien, aunque hayas perdido a un hijo, un padre o un gran amigo, puedes conectar con los momentos de sentido y felicidad vividos con ellos, y aunque haya un dolor con el recuerdo, este no te nublará tu vida.

Cuando atravesamos el sufrimiento, nadie puede responder por otro. Este es un sentimiento intransferible y, aunque nos demos cuenta, nadie puede hacer nada, cada uno debemos recorrer ese camino por nosotros mismos.

Sin embargo, compartir la dificultad, darle nombre y expresarla, aligera la carga. Es más fácil si la identificamos, le ponemos nombre, lo escuchamos, lo aceptamos y trabajamos en él.

Lo que ocurre a veces es que la vergüenza o el miedo a lo que pensarán al ver nuestra vulnerabilidad o debilidad, o a quien nos etiqueten como alguien fracasado, hace más difícil que compartamos nuestro sufrimiento.

Debemos aprender a acompañar al que sufre sin juzgarle, mejor acompáñalo, escúchalo y dale tu amor.

Para aligerar el sufrimiento, puede ayudarte también el escribirlo, una carta en donde expreses tus sentimientos puede aliviar la angustia que vives.

Para poder salir de un estado de sufrimiento profundo, la clave es la aceptación. No sirve de nada atormentarte con pensamientos sobre cómo podría haber sido algo, sino hubiera sucedido los acontecimientos como lo han hecho.

Mejor vivir realmente el presente, para que no haya espacio para la preocupación ni el tormento.

Practica el agradecimiento ante cualquier situación por simple que parezca, dirige tu atención en lo que tienes y no en lo que te falta.

Busca unos minutos al día para hacer algo que te llene plenamente, dedicarte a lo que te gusta, hará que tu mente fluya y el dolor irá desapareciendo.

Y si el sufrimiento se ha vuelto crónico, no dejes pasar un día más y acude con un especialista que te apoye a gestionarlo.

La vida es corta, mejor gozarla, disfrutarla, amar a los demás y no estancarnos en un sufrimiento sin salida.

“Quiero una sociedad que proteja al débil y alivie al enfermo”​​​​​​

Escrito por Carlos Centeno / Hilda GarcíaEl director del Servicio de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra define la ley de eutanasia como una trampa y apela a la comprensión hacia el paciente:

«Lo primero que debo hacer cuando alguien quiere morir es sentarme junto a él y pedirle que me exponga sus razones»

Doctor en Medicina por la Universidad de Valladolid, Carlos Centeno dirige el Servicio de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra. Es especialista en Oncología Radioterápica por el Hospital Universitario de Valladolid, donde participó en la puesta en marcha del primer equipo de cuidados paliativos de Castilla y León.

«Cuando comprendemos por qué los pacientes quieren morir, somos capaces de aliviarlos», afirma el Dr. Centeno, que cuenta con una larga experiencia docente como profesor titular de Medicina Paliativa en la Universidad de Navarra, donde además es investigador principal del Grupo de Investigación en Cuidados Paliativos ATLANTES.

El miembro de la Pontificia Academia para la Vida alerta de que la sociedad española está dormida, al tiempo que recalca: «No debemos dejar a nadie solo si lo está pasando mal».

¿Qué opinión le merece la ley de eutanasia que se ha aprobado en el Congreso?

Aunque se aprobó por una amplia mayoría, lo que quiero poner de manifiesto es que había 140 diputados que pensaban de otra manera. Una parte importante de la sociedad votó en contra de esa ley. Lo que parece una victoria avasalladora es un avasallamiento de una parte muy importante de la población, que piensa de otra manera.

¿Qué le parece que la ley de eutanasia se apruebe sin la participación de los profesionales médicos y sin debate social?

Pienso que no ha habido oportunidad de reflexionar sobre qué estaba pasando. Tengo pena de no haber visto la noticia ni siquiera en primera página de los periódicos, cuando me parece que es uno de los hechos más relevantes de la historia de nuestra democracia. Una ley de un calado social terrible no capta la atención de los medios, no lleva al debate de la sociedad, no hace que los médicos hablen, no permite que el Comité de Bioética se explique, no hay dictámenes de las sociedades científicas… Me parece que todo esto es como una trampa, como un mal sueño.

Me pregunto cómo puede ser que en nuestro país hagamos algo tan serio sin hablarlo entre nosotros. En España nunca hemos hecho así las cosas, de tapadillo y con rapidez. En este caso, se ha dado ese paso sin pensar, usando siempre el mismo titular, que ha convencido a los partidos políticos a tomar una posición: «Metroscopia dice que el 85% de la población española está a favor de la eutanasia, hay un gran acuerdo». Los periódicos lo han repetido como un cacareo.

La ley de eutanasia es uno de los hechos más relevantes
de la historia de nuestra democracia.
Me entristece que no aparezca en todas las portadas

¿Cuál es la postura del colectivo médico sobre la eutanasia?

Hace cuatro días nos decían que todos los médicos estaban a favor de la eutanasia. Y resulta que hay una votación y sale elegido en Madrid, precisamente, el médico que habla más claro de todos estos problemas. Un doctor que se posiciona a favor de la vida, que entiende que la solución a los problemas al final de la vida es médica y que hay maneras de aliviar ese sufrimiento… Y resulta que lo votan masivamente los médicos de Madrid.

Entonces, ¿qué está pasando? El Dr. Martínez-Sellés se presenta cuando, justo antes de la pandemia, la ministra de Sanidad organiza en el Colegio de Médicos de Madrid un acto para demostrar que ni los facultativos están ya en contra de la eutanasia. Y resulta que luego le callan la boca votando claramente a una persona que representa lo contrario de lo que ella estaba diciendo. Y, por supuesto, eso ya no se comenta en los medios.

¿Cómo afecta la eutanasia a la relación médico-paciente?

Pone presión a los médicos. A veces sufrimos mucho con los pacientes y no paramos hasta que los aliviamos. Nosotros estudiamos para salvar vidas y ahora dicen que también tenemos que aplicar la eutanasia. Es otra concepción de la medicina. Lo que yo he aprendido es que la medicina era curar y aliviar. Y si no podía curar, me quedaba junto al paciente. Ahora resulta que es curar, aliviar y, si no, le facilitas adelantar la muerte. Es como el agua y al aceite, no se pueden mezclar.

Una parte importante de la sociedad ha votado
en contra de la ley de eutanasia

¿Por qué algunos pacientes solicitan la eutanasia?

Cuando comprendemos por qué los enfermos quieren morir, somos capaces de aliviarlos. La razón por la que la gente demanda la eutanasia es porque le hemos dicho: sufrimiento insoportable vs. eutanasia. Y no es así. Es: sufrimiento insoportable vs. sufrimiento aliviado o eutanasia. Si, ante un sufrimiento insoportable, pregunto: «Usted que prefiere, ¿sufrimiento insoportable o eutanasia?», el enfermo dirá: «Que me alivien». Hagamos bien la pregunta.

¿Cómo hay que tratar a un paciente que desea morir?

Mi mensaje parte de la comprensión, no de la confrontación. Yo soy médico, tengo que aliviar el sufrimiento. Y lo primero que tengo que hacer cuando alguien me dice que quiere morir es sentarme junto a él y pedirle que me exponga sus razones. He aprendido que, cuando comprendo los motivos por los cuales está expresando ese sufrimiento interior que lo lleva a pedir adelantar la muerte, el paciente se siente mejor. Y, además, yo ya sé cómo tengo que actuar. Sé cuáles son sus preferencias y el paciente se siente escuchado, más digno y mejor.

La medicina tiene maneras de aliviar. Lo que pedimos los especialistas en medicina paliativa es estar ahí. Es cierto que hay una pequeña parte a la que no podemos aliviar, pero son tan pocos que cambiar todo el marco para beneficiar a esos pocos no creo que esté bien.

Hay que enseñar al médico y al enfermero a
aliviar al paciente, no a practicar la eutanasia

¿Qué modelo de sociedad quiere?

Me siento más firme en esos valores que me presentan un modelo de sociedad que no es el que avala la eutanasia. Pienso que la eutanasia encaja en un modelo de sociedad que no es aquella en la que a mí me gustaría vivir. A lo mejor no me queda más remedio, pero quiero otra. Quiero una sociedad en la que al débil se le proteja y en la que al enfermo se le ofrezca alivio.

Yo entiendo que el bien común prima sobre el bien particular. Y primar el bien particular es un error, tanto en las leyes como en el día a día. Si por ejercer mi libertad molesto a alguien, no puedo ejercerla. Estoy a favor de la libertad, que la gente pueda decidir, siempre que la toma de decisiones no cambie el modelo de sociedad en el que viven todos los demás. Mi modelo de sociedad no es el que ofrece una alternativa a la vida que no tiene valor. La vida que no tiene valor también la peleamos, como hemos hecho los médicos siempre.

Usted ha participado en la elaboración del Atlas de Cuidados Paliativos. ¿Cómo es la situación de los cuidados paliativos en España?

Mejorable, muy mejorable. En España tenemos menos de la mitad de los servicios de medicina paliativa que el resto de los países europeos de nuestro entorno cultural, es decir, de los más avanzados. En ellos, la ratio es cercana a dos y en España está por debajo de uno. Hay que pedir cuidados paliativos para todos.

Yo siempre digo que hay tres medidas básicas que cambiarían la situación del sufrimiento al final de la vida en nuestro país.

En España tenemos menos de la mitad de los servicios
de medicina paliativa que el resto
de los países de nuestro entorno

Desglosemos esas tres medidas. ¿Cuál es la primera?

La primera es conseguir que todos los futuros médicos y enfermeros y, si es posible, los psicólogos y trabajadores sociales sepan qué hacer cuando alguien está sufriendo mucho. Que sepan manejar la morfina, aliviar el insomnio, las náuseas, los vómitos, la sensación de que me falta aire. Hay medicación para todo ello. Vamos a enseñarles a sentarse junto al paciente para escucharlo y ver qué se puede hacer. Hay mucho que hacer junto al enfermo terminal. La medicina ha creado una ciencia nueva, que se llama medicina paliativa. Enseñemos medicina paliativa a todos.

En el Atlas de Cuidados Paliativos se puede ver que en Francia, Italia, Alemania, Reino Unido e Irlanda, y hasta en otros diez países más, todas las facultades de Medicina enseñan la materia de modo obligatorio.

En España hay muy pocas facultades de Medicina que la enseñan con carácter obligatorio, menos de diez. Lo primero que hay que enseñar al médico y el enfermero es a aliviar, no a practicar la eutanasia, que, por cierto, técnicamente yo no sé cómo se hace. Tenemos a los estudiantes desconcertados, dicen que se lo preguntan en el MIR y no se lo han enseñado.

¿En qué consiste su segunda propuesta?

La segunda medida es poner en todos los hospitales un equipo de medicina paliativa. Es un recurso muy discreto, muy pequeño. Solo algunos hospitales generales van a necesitar una unidad de cuidados paliativos, no muy numerosa, pero sí bien dotada, donde haya médicos, enfermeros, psicólogos y, si es posible, también trabajadores sociales. No hace falta que tengan camas, se pueden poner equipos de soporte de cuidados paliativos para atender pacientes allí donde estén, para que se coordinen con los que atienden en los domicilios. Además, que difundan, que enseñen un modo de hacer a todos sus colegas, a los residentes, a los futuros especialistas. Se trata de ir creando ese enfoque del final de la vida de un modo distinto. Y el panorama de la atención al final de la vida cambiaría radicalmente en los hospitales en cinco años. Y enseñando a todos los otros médicos, en diez años.

Hay que poner en los hospitales un equipo de medicina
paliativa y crear una especialidad
para formar a los facultativos

¿Y la tercera y última?

La tercera medida, que es de justicia y básica para lo anterior, es crear la especialidad de medicina paliativa, porque la hay en toda Europa y no la hay en España. Vamos a reconocer y a blindar a esos profesionales, porque nos interesa que se queden. Los profesionales que atienden a los pacientes más graves tienen que tener una formación especial, no todo el mundo sabe cómo manejar un dolor difícil, cómo aliviar el sufrimiento existencial, cómo se hace una sedación paliativa cuando no funciona lo elemental y hay que utilizar otros fármacos. Hacen falta especialistas de medicina y enfermería en cuidados paliativos que enseñen en las facultades y que hagan investigación. No sé si la creación de una ley nacional de cuidados paliativos es una decisión del Ministerio de Sanidad o del Ministerio de Educación… En Alemania y Austria se hizo por una ley. En Francia, creo que el grado en Medicina se configuró con esa competencia evaluable.

¿Cómo ve el futuro de la eutanasia en España?

Como referencia, en Holanda se hizo una ley muy garantista, en virtud de la cual solamente los enfermos terminales eran susceptibles de adelantar su final. A continuación, se extendió a los enfermos graves que sufrían de modo insoportable. Después, se pasó a aquellas personas que eran mayores y tenían síndromes geriátricos. Luego, a las personas que sin estar enfermas estaban cansadas de vivir. Y por el camino se discutió si los enfermos psiquiátricos también. En Bélgica, se decidió que si los padres lo veían claro a los niños se les podía aplicar también la eutanasia. En Canadá, donde la ley existe desde hace tres años, desde que salió no han hecho más que abrir los supuestos, regularlo para que todo sea más fácil.

Ya hay gente en España que está diciendo que la ley de eutanasia no es la ley perfecta, así que se avecina lo que va a ocurrir a continuación. No sé si hay una «pendiente resbaladiza», pero en Holanda, de una ley garantista hemos llegado donde hemos llegado. Y en Canadá, en solo tres años se ha pasado a una liberalidad en la administración de la eutanasia que sobrecoge. ¿Eso va a pasar en España? Pues no lo sé. El hecho de que el tema de la ley de eutanasia no esté en las portadas de los periódicos me pone muy triste. Estamos como dormidos. Y lo que me enseñó mi madre ya no vale: que no debemos dejar a nadie solo si lo está pasando mal.

Entrevista de Hilda García

 

 

LA MASONERÍA INVISIBLE

La fundación del ´CLUB DE BILDERBERG, y la TRILATERAL, es obra de masones que hasta cierto punto pueden dejar marcada la orientación de estos organismos. Según el teológo Manuel Guerra la vinculación del grupo PRISA, llamado vulgarmente ´imperio de Polanco´ (periódico El País, la cadena de radio SER, etc.), con la masonería es ya un secreto a voces....

Ciertamente una cosa es la fundación del BG "CLUB DE BILDERBERG, de la TRILATERAL, etc., obra de masones que hasta cierto punto pueden dejar marcada la orientación de estos organismos. Otra que su dirección sea necesariamente masónica como sin duda lo es cuando está al frente un miembro de la familia Rockefeller.

 

        Creo que la vinculación del grupo PRISA, llamado vulgarmente "imperio de Polanco" (periódico El País, la cadena de radio SER, etc.), con la masonería es ya un secreto a voces. Para disipar cualquier duda residual más de un masón me ha confirmado esa vinculación de El País precisamente con la masonería irregular, la más anticristiana y tradicionalmente militante contra la Iglesia católica. Lo publican dos síntomas inequívocos de lo masónico, a saber, el silenciamiento de Jesucristo Dios y el ataque sistemático, a tiempo y a destiempo, contra la Iglesia, contra los miembros de la jerarquía católica, contra su doctrina dogmática, moral, etc. ¿Pero esto se debe a la condición masónica de Jesús Polanco, José Luis Cebrián, etc., los cuales, como es lógico, imprimen el sello masónico en sus medios de comunicación social o estos, además, merecen la calificación de organizaciones/pantalla de la masonería irregular?

 

LAS LOGIAS ENCUBIERTAS

 

        Se llaman así las logias cuya existencia es conocida solamente por los masones pertenecientes a las mismas y a los grados superiores (30º-33º). Sus miembros suelen ser personalidades del ámbito político, literario, militar, etc., que de esa forma infiltran la concepción masónica más fácil y eficazmente en su entorno socio-cultural. Las logias encubiertas son como la espina dorsal de la masonería por su influjo, tan eficaz como invisible, en el organismo socio-político, cultural y ético-moral. En ellas las personas más representativas e influyentes están agazapadas y dispuestas a lanzarse, si reciben la orden. La búsqueda de un alijo de droga, guardada en una logia en Calabria (Italia), permitió "descubrir 26 logias masónicas. De ellas solo 4 eran conocidas; las 22 restantes eran logias encubiertas” [16]. Sería interesante un estudio que estableciera la proporción entre los políticos, profesores, periodistas, jueces, etc., masones y no masones en esa región (la punta de la bota italiana) con algo más de dos millones de habitantes.

 

        Todas las obediencias masónicas tienen logias encubiertas. En España, la Logia Europa (Barcelona), integrada en la Gran Logia o masonería regular, está formada especialmente por políticos sobre todo del PSOE. Los masones camuflados de CIU pertenecen más bien a la logia encubierta de la Gran Logia Simbólica o masonería irregular. En el año 2002 un masón de los grados altos me preguntó: ¿Por qué, en su Diccionario, habla de logias encubiertas tanto del PSOE como de CIU, pero nada dice del PP? Dígame nombres y su logia figurará en la próxima edición. Espero confirmar por otra fuente la condición masónica de los tres altos cargos del PP, cuyos nombres y apellidos pronunció. Tengo como norma no escribir nada comprometido de la masonería a no ser que me conste al menos por dos fuentes consideradas por mí como fidedignas.

 

        De la Cierva habla de la Logia Propaganda Due (P2), la de Licio Gelli, logia encubierta del Grande Oriente (masonería irregular) (pp.204-249) y hasta pone la lista (nombre, profesión, etc.) de 922 miembros (pp. 213-238). Entre ellos figura Silvio Berlusconi (actual jefe del gobierno italiano), Roberto Calvi (presidente del Banco Ambrosiano), el banquero Michele Sindona, etc. Cuando fue descubierta por la policía italiana, entre los afiliados a la P2 había 3 miembros del Gobierno italiano, 43 del Parlamento, 54 altos funcionarios, 183 altos oficiales del Ejército, de la Marina y de las Fuerzas Aéreas, 19 jueces, 58 profesores universitarios y varios propietarios de periódicos. Pero no dedica un apartado a las logias encubiertas, vacío muy difícil, por no decir casi imposible de llenar, dada su naturaleza.

 

LAS ORGANIZACIONES/PANTALLA

 

        Son organizaciones sin relación visible con la masonería, pero totalmente dependientes de su pensamiento y directrices, cuyos directivos son, o masones generalmente no conocidos como tales o no masones, pero de docilidad muy probada al talante y proyectos masónicos.

La táctica y el secreto masónicos impiden o al menos dificultan en gran medida conocer con certeza cuáles son estas organizaciones, sobre todo mientras están en funcionamiento e influjo vivo.

 

1. De naturaleza y finalidad educativas

 

        La Gran Logia de España (= GLE) ofrece un buen ejemplo cuando su maestre Francisco Esteva señala, en 1925, como prioridad la "escuela laica a fin de conseguir un cambio de valores y mentalidad en España". Para ello propone la creación de una Liga de Enseñanza (en 1933 Liga de Enseñanza y Educación) encargada de propagar los principios democráticos y laicistas por medio de conferencias, congresos, publicaciones -periódicas o no-, cursos, educación física, artística y capaz de elevar peticiones al gobierno, etc. Esta Liga podía estar vinculada a otros centros de pensamiento para no comprometer a la masonería, pero todos sus directivos reales debían ser masones a fin de no exponerse a perder el control de la misma. Un documento dirigido a todas las Logias y Triángulos [17] de la GLE destaca a esta Liga "entre todas las instituciones profanas fundadas y regidas por masones" como "la que quizás merece una mayor colaboración por parte de todos los hermanos" [18].

 

La masonería ha estado siempre muy interesada en la educación.

 

        Propugna "la libertad de enseñanza", pero entendida no como la libertad de los padres de enviar a sus hijos a un centro escolar de un ideario concorde con sus creencias y deseos, sino "la libertad de cátedra", o sea, que cada profesor pueda impartir la enseñanza que quiera al margen de un posible ideario determinado del centro y de la edad de los alumnos. Es lo llamado por algunos masones "escuela omnilateral laica positiva [19]". Ha bastado que un diputado socialista masón dijera que la reforma para la calidad de la enseñanza favorecía "la enseñanza privada" en contra de "la pública" para que se haya ido repitiendo, como su eco, en cada provincia, etc., la oposición entre la enseñanza privada y la estatal, especialmente por la CEAPA, confederación de padres de alumnos en la enseñanza estatal. Parece como si se pretendiera imponer el laicismo como "religión oficial", como si laicismo se confundiera con laicidad y con libertad de enseñaza o de educación.

 

        El 29.11.1977 el diario "El País”, siempre muy interesado y de forma no desfavorable por los problemas de la Masonería y la Internacional Socialista" (p. 497), informaba de la presentación pública de la masonería en España, hecha por "las tres cabezas visibles del Gran Oriente" (Jaime Fernández Gil Terradillos, Antonio de Villar Massó -quien pronto sucederá al anterior en su función de Gan Maestro- y Antonio García Horcajo). Los tres "reconocieron que la Institución Libre de Enseñanza, creada por el masón Francisco Giner de los Ríos "nació como una idea masónica"" (p. 497). La Institución Libre de Enseñanza "controló la Residencia de Estudiantes" y representa "un horizonte tan genuinamente masónico como la secularización de la enseñanza, de la cultura y de la sociedad" (p.465). "La Institución Libre de Enseñanza, cuyos dirigentes, incluso en los frecuentes casos de que fueran masones, se preocupaban de no confesarlo abiertamente, y a la que tanto admira José Mª Aznar, es un ejemplo claro de Masonería Invisible" (p. 602). Algo similar puede afirmarse de la actual Residencia de Estudiantes. El 27 de diciembre del 2002, en la Residencia de Estudiantes, se firmó el convenio que permitirá restaurar el edificio histórico de la Institución Libre de Enseñanza, "un laboratorio espiritual" según su director actual Francisco García Velasco. El Presidente del Gobierno, José Mª Aznar, mostró su satisfacción porque "los valores de la Institución Libre de Enseñanza se vean perpetuados en el sistema educativo español"[20].

 

        Lo mismo puede decirse de la Fundación Cives instituida en 1996 en Madrid con el objetivo de"promover la ciudadanía plena en un estado social y democrático de Derecho, colaborando en la realización, efectividad y expansión de los Derechos Humanos universales y constitucionales, tomando como fundamento de su actuación la filosofía del humanismo laico" (sería más acertado calificar de "laicista"). "Basa sus actividades en el ideal pedagógico de la Institución Libre de Enseñanza". Sus actividades abarcan tres sectores, a saber, las relacionadas con cursos de formación para el profesorado [21], los seminarios dirigidos a la comunidad científica y las jornadas de reflexión. La Fundación Cives promueve también la Plataforma Ciudadana por una Sociedad Laica (laicista), presentada en Madrid el 23.X.2002 y apoya las actividades de la Liga Española de la Educación y Cultura Popular [22].

 

 

2. En los medios de comunicación social

 

        La actuación con la cara tapada o indirecta, o sea, enmascarada tras organizaciones/pantalla es típica de la masonería también en el campo de los medios de comunicación social. Algunos documentos masónicos muestran cómo actuaba la masonería argentina en la primera mitad del s. XX por medio de periódicos creados, sostenidos y dirigidos por sus adeptos o por sus simpatizantes, pero de tal manera que lo ignoraran los lectores a no ser los que lo dedujeran del contenido de sus artículos y editoriales o del "estilo" o talante de cada publicación. En este caso concreto se trata de diarios de ideas tanto liberales como socialistas [23].

 

        Creo que la vinculación del grupo PRISA, llamado vulgarmente "imperio de Polanco" (periódico El País, la cadena de radio SER, etc.), con la masonería es ya un secreto a voces. Para disipar cualquier duda residual más de un masón me ha confirmado esa vinculación de El País precisamente con la masonería irregular, la más anticristiana y tradicionalmente militante contra la Iglesia católica. Lo publican dos síntomas inequívocos de lo masónico, a saber, el silenciamiento de Jesucristo Dios y el ataque sistemático, a tiempo y a destiempo, contra la Iglesia, contra los miembros de la jerarquía católica, contra su doctrina dogmática, moral, etc. ¿Pero esto se debe a la condición masónica de Jesús Polanco, José Luis Cebrián, etc., los cuales, como es lógico, imprimen el sello masónico en sus medios de comunicación social o estos, además, merecen la calificación de organizaciones/pantalla de la masonería irregular?

 

 

3. Instituciones políticas y económicas

 

        Ricardo de la Cierva alude a varias de indiscutible influjo y las describe. Las encuadra en la Masonería Invisible, pues, fundadas o dirigidas por masones, desarrollan actividades aparentemente ajenas a la masonería, pero a impulsos de los proyectos e ideal masónicos. Aunque abiertas ordinariamente a no masones, su "filosofía" y sus directrices son masónicas. Baste enunciar ahora la mayoría y exponer el desarrollo de las más importantes.

 

        a) LOS GRUPOS DE LA TABLA REDONDA (p. 602, 609 ss.), sociedad secreta creada en 1891. Sobre ellos se estructuró la trama del Royal Institutte of International Affairs.

 

        b) EL ROYAL INSTITUTE OF INTERNATIONAL AFFAIRS (RIIA), creado en 1919 en Londres, pero con una rama en EE.UU., llamada CFR (pp. 602, 609).

 

        c) La sociedad secreta Order Skull and Bones = "Orden de la calavera y de los huesos" (su emblema: una calavera con dos huesos cruzados), llamada también simplemente The Order; "La Orden", en EE.UU., fraternidad erigida en la universidad de Yale en 1832, es una orden masónica "salvaje", independiente, o sea, no inscrita en ninguna Gran Logia regular. Su "trama de poder brotaba de las ideas del iluminismo con las del idealismo hegeliano" (p. 587). El número de sus miembros vivos no suele rebasar el de 600. Presidentes de EE.UU. iniciados en ella: Theodor Roosevelt y William Howard Taft (afiliados también a la masonería regular), George Bush I y II (el actual presidente de EE.UU.), el Secretario de Estado George C. Marshall (el del "Plan" homónimo de ayuda a Europa), etc. (pp. 579-585).

 

        d) La Sociedad Fabiana (SF) (pp. 602-608) que debe su nombre al "dictador" romano Q. Fabio Máximo, llamado Cunctator (= "El Lento, El Precavido") por sus amagos de lucha con Aníbal hasta que le dio el golpe definitivo. Orientó la fundación del Partido Laborista. Ha dominado en las universidades de Oxford, Cambridge y Harvard así como en medios de comunicación de influjo mundial (New York Times, etc.). Su obra actual más representativa e influyente es la London School of Economics and Political Science. Han sido alumnos suyos Fernando Morán, F. Fernández Ordóñez, Narciso Serra, Luis A. Rojo, Ramón Tamames, Paul Preston, etc. Pienso que la vinculación de la SF con la masonería resulta bastante laberíntica y más intuida que demostrada.

 

        e) EL COUNCIL OF FOREIGN RELATIONS (CFR) (pp. 609-614), nombre del Royal Institute of International Affairs en EE.UU., implantado en Nueva York (1921) por el banquero y masón J. Pierpont Morgan. Integrado por 3.400 personas (año 1999, el doble que en 1976), de ordinario las más influyentes en el gobierno, negocios, banca, comunicaciones e intelectualidad de EE.UU. La mitad de sus miembros son masones, bastantes de ellos de la B"naï B"rith = "Hijos de la Alianza" en hebreo), Obediencia masónica integrada ahora por 600.000 judíos, a cuyas reuniones pueden asistir solamente los judíos. Al CFR pertenecen los masones H. S. Truman, Lyndn B. Johnson, Gerald. R. Ford, G. Bush I, W. J. Clinton, H. Kissinger, los miembros de la familia Rockefeller, también grandes personalidades que no han sido o no son masones (John, Robert y Edward Kennedy, Dwight D. Eisenhower, R. Nixon, etc.).

 

        f) EL "BILDERBERGROUP", también "Bilderbergconferentie" o "CLUB DE BILDERBERG" (BG) (pp. 614-618). Miembros del CFR forman el núcleo que crea el BG por medio de Joseph Retinger, un sueco de origen judío polaco, alto grado de la masonería. Su denominación procede del nombre de la localidad holandesa, en la que está ubicado el hotel Oosterbeek, local de su asamblea constitutiva en mayo de 1954 bajo la presidencia del Príncipe consorte Bernardo de Lippe, también masón. "La financiación del BG corre a cargo del grupo Rockefeller, la Casa Rothschild, la Banca Dillon Read, la Banca Warburg, la banca Lehman y dos instituciones muy vinculadas al mundialismo: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial"

(p. 614). Al parecer está formado por:

 

        -Un círculo interno: el Steering Committee o "Comité de Dirección", compuesto por 24 europeos y 15 americanos (EE.UU.). De estos últimos casi todos pertenecen al CFR.

 

        -Además algunos de estos, pertenecientes todos al CPR, integran un círculo reducido: el Bilderberg Advisory Committee o "Comité consultivo". Su Secretario general por parte de EE.UU. es D. Rockefeller.

 

        -El círculo más exterior está compuesto por los invitados ocasionales y por lo afiliados permanentes. Todos son ciudadanos prestigiosos e influyentes, con o sin actividad oficial en los gobiernos de sus respectivos países. Durante tres días exponen de manera informal sus puntos de vista sobre los asuntos económicos y políticos internacionales para, con su propia experiencia, aportar un entendimiento de tales problemas y de sus implicaciones. Aunque se trata de una reunión (Conferentie) en la que no se toman decisiones ni publica sus conclusiones, sus discusiones influyen en tomas de posturas posteriores. "Los debates y conclusiones de las sucesivas asambleas del BG se mantienen en estricto secreto, pero el interés de los medios se concentra en la lista de participantes" (p. 616). He aquí el nombre de algunos españoles participantes: Esperanza Aguirre (1998, 1999, 2000), Joaquín Almunia (1998), Enrique Barón (1988), José Luis Cebrián (1988,1993), Rodrigo Rato (1991, 1994), Narciso Serra (1989, 1991), Javier Solana (1998, 1999, 2000), Pedro Solbes (1999,2000), la Reina Sofía (1991, 1992, 1994, 1996), etc. El BG es una sociedad secreta, satélite del CFR.

Nada sabemos sobre los criterios que utiliza para el reclutamiento y la invitación a sus miembros, que no asisten a"las reuniones a título privado, sino en virtud de sus altos puestos... El BG, como su matriz el CFR, es una promoción masónica" (p. 618). 

 

        g) LA TRILATERAL (pp. 618-620). Una selección del BC, del CFR, de la B"nai B, rith más un grupo de japoneses constituyeron en noviembre de 1972 la Trilateral Comisión en una reunión confidencial, a la cual asistieron D. Rockefeller líder del BG, George S. Franklin dirigente del CFR, Max Kohnstam, etc. Constituida, por tres años, prolongó su existencia y actividades por tres años más (Kyoto, 1975), y desde este año indefinidamente. Su nombre alude, según unos, a los "tres lados" (EE.UU., Europa, Japón) y, según algunos, también al "triángulo" de innegables resonancias masónicas. Figuran como promotor el judío de ascendencia polaca: Zbigniew Brzezinski, autor de Entre dos eras: el papel de América en la era tecnotrónica, que es "como el fundamento ideológico de la Trilateral", y como patrón de operaciones David Rockefeller. Sus miembros proceden de los ámbitos políticos, financieros, medios de comunicación social, etc. Según el informe de la Comisión parlamentaria italiana encargada de investigar lo de la Logia P2 (Relazione della Comissione parlamentare d"lnchiesta sulla Loggia Massonica P2) la Trilateral es próxima y afín a la masonería. Miembros españoles de la Trilateral: el financiero Claudio Boada, el socialista Julio Feo (asesor de Felipe González), Miguel Herrero de Miñón (miembro del Comité Ejecutivo de la Comisión desde 1995), Victoria Camps, la académica de la Historia Carmen Iglesias, Emilio Ibarra, el masón Antonio Garrigues Walter (vicepresidente de la sección europea), etc. 

 

        Ciertamente una cosa es la fundación del BG "CLUB DE BILDERBERG, de la TRILATERAL, etc., obra de masones que hasta cierto punto pueden dejar marcada la orientación de estos organismos. Otra que su dirección sea necesariamente masónica como sin duda lo es cuando está al frente un miembro de la familia Rockefeller. Y, en fin, otra que puedan ser catalogados como organización/pantalla de la masonería. Aunque el secreto masónico dificulta mucho la identificación de cada miembro y del organismo en cuanto tal, todos los síntomas e indicios convergen en la misma dirección. Invito a que alguien demuestre que estas exposiciones, hilvanadas en torno a la monumental obra de Ricardo de la Cierva, carecen de fundamento.

 

[1] La masonería invisible. Una investigación en Internet sobre la masonería moderna, Editorial Fénix, Getafe 2002, 678 pp.

[16] Cronache. Italia, "Civiltà Cattolica" 2, abril, 1994, pp. 75-76.

[17] EL Triángulo (más de 3 y menos de 7 masones) es como el embrión de la logia, oficialmente implantado cuando, en una localidad, no hay el número mínimo requerido para formar una logia.

[18] Cf. el texto en V. M. ARBELOA, La masonería y la ley de Congregaciones Religiosas en AA.VV., La masonería en la historia de España. Actas del 1er Symposium de Metodología aplicado a la historia de la masonería española, Zaragoza 1983, Zaragoza 1985 2, 185. La homónima Ligue Française de l"Enseignement, fundada mucho antes (año 1866), cambió su nombre en 1926 por Confédération générale des oeuvres laïques. Estaba integrada en lo que, en el léxico interno de las logias, se llamaba Fraternelles Maçonniques, que se desmembraban en tres clases de Cercles = "Círculos", a saber: D" Études, Politiques y Sindicales.

[19] O sea, "la que no trata de inculcar ninguna creencia o ideología particular, sino formar hombres libres e independientes... La masonería no intenta negar el derecho de los padres a que elijan el centro que prefieran para sus hijos, pero…sólo entre centros omnilaterales, pero nunca para la elección de una escuela unilateral, es decir, la confesional, donde se enseña una religión (católica, protestante, etc.) o ideología (marxista, etc.) determinada" (E ESPINAR DE LA-FUENTE (Gran Comendador del Grado 33), Esquema filosófico de la masonería, Istmo, Madrid 1981, 235-247. 

[20]. Las palabras entrecomilladas están tomadas de la prensa diaria.

[21]. Por ejemplo: el curso "Las culturas en la escuela " coordinado por la Cátedra Manuel Azaña de la Fundación Cives y organizado por el Centro de Formación e Innovación Educativa de Burgos a finales de noviembre del 2002 para inmigrantes.

[22]. Se autodefine como una ONG independiente y no confesional, integrada por profesionales de la educación y otras personas interesadas en conseguir que la educación y la cultura sean instrumentos para el desarrollo de los ciudadanos, en el seno de una sociedad basada en la tolerancia, la democracia y la solidaridad.

[23]. Cf. E. DE GUADALUPE, La masonería según sus propios documentos, Buenos Aires 1952, 38-40, 46-51. No hace falta decir que los documentos pertenecen a las logias masónicas de Argentina.

 

(*) Por MANUEL GUERRA GÓMEZ

Facultad de Teología. Burgos

 

 

Derechos humanos, sí. Y las obligaciones humanas. ¿Qué? ESCUELA PARA PADRES

Los padres tienen el deber de enseñar a sus hijos, cuáles son sus derechos en la sociedad y las obligaciones y responsabilidades que esos derechos conllevan. Pero deben evitar que lo “políticamente correcto”, en el concepto de derechos y obligaciones, suplante a la ética, al sentido común y a la objetividad.

A todo derecho corresponde una obligación. Cuando en la práctica no existen algunos de los derechos humanos, o los han conculcado, hay que intentar ganarlos a pulso, sin esperar a que el papá Estado los conceda. En este caso, primero cumplir con las obligaciones inseparables a esos derechos, para después poderlos reclamar.

Los derechos humanos que son tomados de la Ley Natural, se definen como inherentes a todos los seres humanos, sin distinción de sexo, nacionalidad, lugar de residencia, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social, cultural o económica, para que todos puedan ejercer las cualidades de la inteligencia, el talento y la espiritualidad.

Los derecho humanos nos corresponden a todos, desde la concepción hasta la muerte natural, estén o no escritos en las leyes de las naciones.

Las obligaciones humanas también deben estar escritas en las leyes civiles y religiosas, para su total cumplimiento.

Los derechos humanos no son negociables a la baja, por ningún motivo. Solamente la dejación de los ciudadanos, origina que se vaya perdiendo el derecho a disfrutarlos.

Hay muchos derechos humanos y su enumeración total es muy difícil. Cada uno los puede denominar como quiera y ponerlos en el orden de preferencia que considere conveniente, de acuerdo con sus creencias y preferencias. Aunque haya otras opiniones, relaciono los me parece que son más importantes.

El derecho a la vida y a la libertad religiosa no son unos derechos más, sino unos derechos primarios que tienen que gozar de protección especial, para poder nacer, vivir y expresar libremente la Fe de cada uno. Son unos derechos humanos que deben estar en todas las constituciones democráticas, y nunca sujeto a la dictadura de lo políticamente correcto.

  1. Derecho a y para la vida, desde la concepción, hasta la muerte natural. Contrapuesto este derecho al crimen del aborto, al de la eutanasia, al de la muerte asistida y a la utilización de los embriones humanos. Este es el derecho humano, sobre el que se asientan todos los demás derechos. Si este derecho no se cumple por los gobiernos y la sociedad, difícilmente se pueden cumplir los demás.
  2. Derecho a que los matrimonios tengan el número de hijos que quieran, teniendo en cuenta la paternidad responsable.
  3. El derecho a buscar y a obtener asilo en cualquier país, cuando en el suyo propio, se esté sometido a persecución política o religiosa.
  4. El derecho a emigrar por las malas condiciones del país de origen, relacionadas con los graves motivos de persecuciones religiosas, étnicas, racismo, xenofóbicos, homofóbicos, económicos, políticos, conflagraciones, estragos climatológicos, epidémicas, de salud, etc.
  5. El derecho a exigir que no se aborten voluntariamente, los embarazos de criaturas que parezcan diferentes. (Síndrome Down y similares).
  6. El derecho a fundar y pertenecer a asociaciones empresariales, que velen por la defensa de los intereses de los propietarios y accionistas de las empresas.
  7. El derecho a fundar y pertenecer a sindicatos laborales, no amarillos, que velen por la defensa de los intereses de sus afiliados.
  8. El derecho a la democracia política, con elecciones independientes y periódicas, voto libre y secreto, sufragio universal y participación en los diferentes niveles públicos del gobierno.
  9. El derecho a la fidelidad matrimonial.
  10. El derecho a la intimidad de la vida privada, la honra y la reputación.
  11. El derecho a la libertad de asociación y a la reunión de forma pacífica.
  12. El derecho a la libertad de expresión, opinión, difusión, investigación y recepción de la información.
  13. El derecho a la libertad de movimiento, para circular libremente por el país, cambiar de domicilio y entrar o salir del país.
  14. El derecho a la libertad de nacer todos libres e iguales, en dignidad, derechos y obligaciones, para que con razón y conciencia, comportarse fraternalmente en la familia y en la sociedad.
  15. El derecho a la libertad de profesar y practicar la religión que cada uno quiera, de forma privada y pública.
  16. El derecho a la Memoria Histórica y el Derecho al Olvido, aunque se contradigan con las leyes de algunas naciones, son dos derechos indiscutibles.
  17. El derecho a la presunción de inocencia, hasta que no se pruebe su culpabilidad.
  18. El derecho a la privacidad de la vida privada y al honor personal, familiar, social y empresarial.
  19. El derecho a la propiedad intelectual e industrial. (Patentes, libros, música, arte, etc.)
  20. El derecho a la propiedad, individual y colectiva de forma que nadie pueda ser privada de ella injustamente.
  21. El derecho a morir dignamente, sin que existan, ni leyes ni organizaciones que pueda decidir, quién y cómo vive y quién muere. (Eutanasia)
  22. El derecho a no ser detenido arbitrariamente, ni desterrado.
  23. El derecho a no ser excluidos por las nuevas políticas de la identidad racial, sexual, de género, de religión, de los derechos reproductivos, etc. que están tratando de imponer a la sociedad, a través de las leyes relacionadas con las LGTB.
  24. El derecho a no ser obligado a pertenecer a ninguna asociación política, religiosa o laboral.
  25. El derecho a no ser sometido a esclavitud o trabajos forzosos, encubiertos o legales.
  26. El derecho a no ser sometido a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.
  27. El derecho a no tener que emigrar por la fuerza y dejar la familia, los amigos, los ancestros, la tierra, la religión, el trabajo, los negocios, la estabilidad, las costumbres, los sabores, los colores, los olores, etc., debido a tener que buscar en otro sitio, las oportunidades que el país no ofrece, para poder subsistir dignamente la familia.
  28. El derecho a no tener que realizar obligatoriamente, las cosas incompatibles con la moral.
  29. El derecho a pensar y opinar en conciencia.
  30. El derecho a poder defenderse ante los tribunales, aunque no tenga medios económicos para hacerlo.
  31. El derecho a poder ejercer la insumisión y la objeción de conciencia, ante las exigencias militares.
  32. El derecho a poder elegir a los representantes políticos y sociales y a poder ser elegible.
  33. El derecho a practicar la objeción de conciencia.
  34. El derecho a que exista el apoyo a la familia, por parte del Gobierno, al ser esa una institución básica del orden social y económico.
  35. El derecho a que exista una educación pública, gratuita (las ventajas e inconvenientes las desarrollaré en otro artículo) y de calidad competitiva, con la educación privada e internacional, para que los alumnos puedan formarse bien y competir el día de mañana, en igualdad de condiciones.
  36. El derecho a que la sociedad y el Estado protejan a la familia con las leyes justas.
  37. El derecho a que ni el estado, ni los médicos, apliquen el homicidio de la eutanasia bajo ninguna circunstancia.
  38. El derecho a que ninguno de estos derechos, sea suprimido en ninguna circunstancia.
  39. El derecho a que no exista la corrupción entre los políticos y servidores públicos, en función de sus privilegios y su inmunidad e impunidad.
  40. El derecho a que no haya clonaciones humanas, pues son contrarias a las leyes morales y opuestas a la dignidad de la procreación. Cada clon humano o humanoide es un ser humano.
  41. El derecho a que no se haga apología del odio, contra ningún grupo social, religioso, político, étnico, ni económico.
  42. El derecho a que no se investigue, manipule o explore con los embriones humanos o células madres embrionarias, ya que al ser vidas humanas, hay que tenerles respeto y dignidad. Lo moralmente aceptables, es hacer las investigaciones con células madre adultas.
  43. El derecho a que no se modifiquen las leyes para perjudicar los aspectos relacionados con el género humano, la familia y los derechos de sus integrantes, el derecho a la vida del no nacido, la autonomía educativa de los padres en la educación de sus hijos, los derechos de las minorías o de los grupos históricamente discriminados, la libertad religiosa, la libertad de cultos y la libertad de conciencia.
  44. El derecho a que no se pueda practicar el suicidio asistido, aunque el enfermo quiera que se lo realicen.
  45. El derecho a que se persiga el terrorismo.
  46. El derecho a que se persigan las prácticas de usura legal.
  47. El derecho a que se reconozca, que el único y verdadero matrimonio, es la unión de un hombre y una mujer.
  48. El derecho a que solamente exista la guerra, si es justa.
  49. El derecho a ser libres de poder actuar legalmente.
  50. El derecho a ser respetados por la sociedad.
  51. El derecho a ser siempre y todos, iguales ante las leyes y recibir su protección.
  52. El derecho a tener asegurada la calidad de vida normal en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, vejez, viudez u otras situaciones de pérdida de medios de subsistencia, por circunstancias independientes a la voluntad.
  53. El derecho a tener asegurado, mediante el trabajo, a nosotros y nuestra familia, la salud, el bienestar, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales.
  54. El derecho a tener leyes laborales justas, que regulen las relaciones entre empresarios y trabajadores.
  55. El derecho a tener un horario de trabajo razonable, para dedicar tiempo de calidad a la familia, al descanso o al ocio.
  56. El derecho a tener un juicio justo y público, realizado por un tribunal independiente e imparcial.
  57. El derecho a tener un trabajo de libre elección, sin discriminación, con una remuneración equitativa y satisfactoria.
  58. El derecho a tener un trato justo, sin torturas, penas crueles, ni vejaciones, aunque se esté inculpado, en procesos penales o militares.
  59. El derecho a tener una calidad de vida, acorde con las circunstancias de la persona y del entorno social.
  60. El derecho a tener una nacionalidad y a que esta no sea privada, de una forma arbitraria, junto a la libertad de poder cambiarla si se quiere.
  61. El derecho a tener una personalidad jurídica, respaldada por documentos legales.
  62. El derecho a tener una seguridad social y universal, que cubra los aspectos de salud, económicos, laborales y sociales, indispensables para el libre desarrollo de nuestra personalidad y dignidad.
  63. El derecho a tener una vivienda digna y asequible.
  64. El derecho a una educación sin atenuantes, ni condicionantes, ni presiones, en igualdad de condiciones para todos.
  65. El derecho a voluntariamente contraer matrimonio y formar una familia, a partir de la edad núbil y sin restricciones por motivos de raza, nacionalidad, religión, casta o condición social.
  66. El derecho al orden social, incluyendo el derecho a la huelga.
  67. El derecho de los padres a poder escoger libremente, el tipo de educación que deseen para sus hijos, sin tener que aceptar obligatoriamente y con desventaja económica, la educación pública que el Estado ofrece como monopolio.
  68. El derecho de los padres a que sus hijos no sean adoctrinados en las escuelas públicas obligatorias, con ideas y hechos contrarios a la moral y a las buenas costumbres. (Ideología de Género)
  69. El derecho inalienable e innegociable a la vida, a la libertad y a la seguridad de cada persona.

La Declaración de Derechos Humanos del 10 de Diciembre de 1948 hecha por la ONU, consta de un preámbulo y 30 artículos, que recogen los derechos de carácter político, social, económico y cultural. Posteriormente se han ido matizando y ampliando.

  • Los artículos 1 y 2 recogen principios básicos en los que se sustentan los derechos: Libertad, igualdad, fraternidad y no discriminación.
  • Los del 3 al 11, los de carácter personal.
  • Los del 12 al 17, los del individuo en relación con la comunidad.
  • Los del 18 al 21, los de pensamiento, conciencia, religión y libertades políticas.
  • Los del 22 al 27, los económicos, sociales y culturales.
  • Del 18 al 30 repasan las condiciones y límites con que deben ejercerse dichos derechos.

Las obligaciones humanas:

A todo derecho humano le corresponde una obligación equivalente, de acuerdo con los valores de las personas y su ética. Las obligaciones son compromisos libres que surgen de la libertad individual o de la colectividad. Las obligaciones humanas cuando están bien cumplidas, son parte de la solución a los problemas de los derechos humanos, no cumplidos. Aunque cada vez es más difícil cumplir con una obligación, aunque sea fácil. Lo cómodo es exigir derechos y olvidarse de cumplir las obligaciones.

Los padres deben enseñar a sus hijos, que las Obligaciones Humanas tienen varios niveles: Nivel individual, nivel familiar, nivel colectivo o social, nivel nacional y nivel internacional.

Los padres tienen que asumir muchas de las obligaciones relaciones con sus hijos, mientras estos son menores de edad, aunque estos tienen que ser conscientes de cumplir, con sus verdaderas obligaciones.

Los padres tienen que explicar muy claramente a los hijos las obligaciones humanas, porque algunos se han acostumbrado a pensar, que todos tenemos derecho a todo, puesto que no les ha hablado de las obligaciones inherentes a los derechos.

Algunos se han habituado a que sea el Estado, el que provea de todos los derechos humanos, que conlleven una acción positiva y recursos económicos. Pero no suele ser lo normal y cada ciudadano tiene que intentar conseguir por su cuenta, el cumplimiento de los derechos humanos como por ejemplo: Educación, salud y vivienda.

Las naciones no pueden ser “paraíso de los derechos e infierno de las obligaciones”. Nunca ha existido esa posibilidad de conseguir derechos y no tener obligaciones, ni en las sociedades más ricas del mundo. En el primer mundo, las obligaciones suelen ser más benignas que violentas y los derechos humanos más, y más respetados.

Cada persona, según el puesto que ocupe en la sociedad, debe tener muy en cuenta estos diferentes niveles, pues no es correcto inhibirse de las Obligaciones Humanas, cumpliendo nada más las obligaciones cercanas o que crea que más le atañen. Las obligaciones no desaparecen, aunque no se practiquen. Algunos no hacen nada para cumplir con sus obligaciones, porque están muy ocupados en no hacer nada.

Los que no cumplen con las obligaciones, derivadas de los derechos humanos, producen un elevado costo social de la aplicación de los derechos humanos. Este costo tiene que ser pagado, por el resto de los ciudadanos.

La obtención de los derechos humanos, históricamente se han conseguido siempre, a través del esfuerzo colectivo de los ciudadanos, guiados por sus líderes. Nunca han sido regalados. No se pueden pedir nuevos derechos o mejorar los existentes, si previamente no se han cumplido las obligaciones ciudadanas. Por eso es necesario, ahora más que nunca, cumplir con las obligaciones que conllevan los derechos.

Existen muy pocas enseñanzas sobre el cumplimiento de las obligaciones humanas, inherentes a los derechos humanos, aunque haya muchos estudios, cursos y conferencias sobre estos derechos.

Hay leyes nacionales e internacionales, sobre las obligaciones que tienen los gobiernos, las empresas y la sociedad en su conjunto, para que establezcan y cumplan los derechos humanos, pero no hay leyes que a la sociedad le exijan cumplir, determinadas obligaciones que esos derechos conllevan.

  1. La obligación de asistir a la escuela y educarse con esfuerzo, como los padres, maestros y la sociedad exige, justificando así los gastos producido por la familia o la sociedad.
  2. La obligación de ayudar los que de verdad tengan necesidades, incluyendo a los que son diferentes o extranjeros, evitando el racismo y la xenofobia.
  3. La obligación de conocer y practicar las virtudes y valores humanos, ya que son un beneficio personal, familiar y social.
  4. La obligación de contribuir a la producción y al intercambio de bienes y servicios, de acuerdo con las capacidades de cada uno.
  5. La obligación de cumplir las leyes justas y limitaciones que marque la sociedad, relacionadas con la moral, el orden público y el bienestar social.
  6. La obligación de cumplir las leyes y respetar las costumbres, del país donde se encuentre el emigrante.
  7. La obligación de cumplir los 10 Mandamientos de la Ley de Dios.
  8. La obligación de cumplir y respetar todos los derechos humanos y enseñar con el ejemplo, a que otros los cumplan.
  9. La obligación de dar a la familia la mejor protección y dignidad, sin desviacionismos personales.
  10. La obligación de defender la reputación y honor de nuestra familia.
  11. La obligación de denunciar actos de esclavitud, servidumbre, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes o cualquier otro, que vaya en contra de los derechos humanos.
  12. La obligación de difundir la información recibida, para que otros puedan gozar también del derecho a recibirla.
  13. La obligación de educarse lo mejor posible, académica, laboral y socialmente, aunque suponga sacrificarse de otras cosas.
  14. La obligación de educarse y trabajar de acuerdo a sus posibilidades.
  15. La obligación de enseñar a los hijos a que cumplan todas las obligaciones relacionadas con los derechos humanos, para evitar que si las incumplen, se den casos de sobreprotección consentida. (Influenza)
  16. La obligación de los padres de respetar las decisiones de sus hijos, a partir de la edad núbil, para contraer matrimonio.
  17. La obligación de luchar legalmente, por un trabajo, que tenga unos ingresos que permitan el desarrollo familiar y social, incluso para conseguir mejorar lo que se tiene. Hay muchas formas de luchar para conseguir mejoras: Las votaciones políticas, la formación profesional, el trabajo bien hecho, la responsabilidad familiar y social, etc.
  18. La obligación de mantener vivo el medio ambiente, a través de la ecología en el planeta. Ver la encíclica Laudato Si.
  19. La obligación de proporcionar a todos, seguridad física y de salud, en la medida que sea posible.
  20. La obligación de realizar los trabajos en las condiciones a las que se ha comprometido.
  21. La obligación de reconocer la personalidad jurídica de los demás.
  22. La obligación de rechazar públicamente, las leyes que sean intrínsecamente malas y que vayan en contra de la ley moral.
  23. La obligación de respetar el derecho a formar asociaciones pacíficas, políticas, laborales, profesionales o religiosas.
  24. La obligación de respetar el derecho a la propiedad, el pensamiento, la conciencia y la religión de los demás.
  25. La obligación de respetar la vida privada de los demás.
  26. La obligación de respetar la vida, los bienes y la libertad de los demás.
  27. La obligación de respetar las leyes justas del país de llegada o acogida del inmigrante, comportándose como el mejor de los ciudadanos, de forma que el ejemplo de cada uno, sirva para mejorar la imagen del grupo.

francisco@micumbre.com

 

Que se defina “maltrato animal”

Ante la preparación del anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha presentado sus propuestas que van encaminadas a compatibilizar la actividad cinegética, la tenencia responsable de animales compañeros de caza y las normativas de protección de los animales dentro de esta futura legislación, buscando un ordenamiento jurídico sobre protección animal reflexivo y realista, que favorezca el bienestar animal desde la ciencia y deje a un lado prejuicios animalistas.

Recuerdo que solicita se determine claramente el ámbito de aplicación y definiciones del anteproyecto de ley, trabajando para obtener un consenso técnico con todos los agentes implicados y afectados. Así mismo, señala que la caza, como actividad esencial, cultural, tradicional y sostenible, debe ser respetada en la aplicación de las leyes de protección y bienestar animal.

Dicha Federación indica la necesidad de armonizar el concepto científico, técnico y jurídico de “maltrato animal”, señalando que una definición más coherente sería: “Toda conducta por acción o intencionada, mediante la cual se inflige a un animal dolor o sufrimiento grave, social y legalmente no justificado o no necesario”, y dejando claro que la actividad cinegética reglada nunca se puede considerar maltrato animal.

El mismo día que leía la propuesta de la RFEC era noticia “La Rioja denuncia una vez más un nuevo ataque de lobo que han sufrido ganaderías de ovino extensivo durante los últimos días, que han provocado la desaparición de dos ovejas y la muerte de cuatro. ¿Los animales atacados por lobo a por otras rapaces y/o carroñeras no sufren? No es mayor este sufrimiento que el que pueda sufrir un animal de producción o de caza? Seamos coherentes. La situación creada con la protección del lobo es un claro ejemplo de lo que no debe ser.

Pedro García

 

                                            Pensar en los demás, primero

El aviso del peligro que hizo Bill Gates, en la Conferencia de Seguridad de Múnich, en febrero de 2017, no se ha tenido en cuenta, y tal vez estamos sufriendo las consecuencias. Ha sucedido lo inesperado porque no era esperado. Con otras palabras: la Humanidad no estaba preparada para recibirlo y afrontarlo.

Gates, no es un visionario, tampoco es un irresponsable loco que anda suelto. Tiene información, asesores, medios tecnológicos y económicos para saber de qué habla.  Además del posible peligro de pandemia, advirtió: "para luchar contra las pandemias globales, también se debe luchar contra la pobreza...y corremos el riesgo de ignorar el vínculo entre seguridad sanitaria y seguridad internacional".

B. Gates se atrevió, entonces, a hablar del coste que podría suponer la preparación: "El coste global en la preparación ante una pandemia está estimado en 3.400 millones de dólares por año. La pérdida anual que una pandemia provocaría podría alcanzar los 570.000 millones".

A parte del coste, para estar mundialmente preparados, predijo que una próxima pandemia podría acabar con  30 millones de personas.

En mi opinión, el énfasis o la clave de las alertas del magnate, no solo están en el posible coste económico, ni tampoco en las pérdidas en vidas humanas, sino en que la crisis debe tomarse, por todos, tan en serio como deberíamos tomar una amenaza de guerra. Dejarse de egoísmos, burocracias y excusas.

Algunos acontecimientos mundiales, le dan la razón y otros intelectuales coinciden. Por ejemplo, el pensador francés Edgar Morin, a sus 99 años, en una entrevista, dijo: "Me sorprendió la pandemia, pero en mi vida, acostumbro a ver llegar lo inesperado. La llegada de Hitler fue inesperada para todos. El pacto germano-soviético fue inesperado e increíble... Hay que aprender que en la historia lo inesperado sucede y se repetirá. Pensábamos que vivíamos certezas...y la idea de que todo era estable, cuando todo ya estaba empezando a entrar en crisis. No nos dimos cuenta. Debemos aprender a vivir con la incertidumbre, es decir, tener el valor de enfrentar, estar preparados para resistir las fuerzas negativas. La crisis nos vuelve más locos y más sabios. Una cosa y otra... La mente debe enfrentar las crisis para dominarlos y superarlos. Si no, somos sus víctimas".

Según él "Vivimos en un mercado planetario que no ha sabido suscitar fraternidad entre los pueblos". "La unificación técnico-económica del mundo que trajo el capitalismo agresivo en los años noventa ha generado una enorme paradoja que la emergencia del coronavirus ha hecho ahora visible para todos: esta interdependencia entre los países, en lugar de favorecer un real progreso en la conciencia y en la comprensión de los pueblos, ha desatado formas de egoísmo y de ultranacionalismo. El virus ha desenmascarado esta ausencia de una auténtica conciencia planetaria de la humanidad”.

Hace muchos años, ya Martin Luther King había dicho casi lo mismo "no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos".

Bill y Melinda Gates tienen un plan para prevenir la próxima pandemia: "sistemas de alerta", "pruebas masivas", "plataformas de diagnóstico" capaces de evaluar el 20%de la población mundial a la semana y aportar "millones de dólares en inversión" en  protocolos, para no olvidarse de los países más pobres.

Tomar en serio la prevención implica a todos. Con lo cual, la Organización Mundial de la Salud, expertos, gobiernos, el sector privado, las fundaciones y por supuesto, también los particulares, deberían tomar medidas como si se tratase de una amenaza de guerra. Todos serán clave para invertir en este tipo de protocolos necesarios para evitar otra tragedia del virus que hasta ahora (5-2-2021) roza ya los  106 millones de casos y más de 2,3 millones de muertos en todo el mundo.  Hasta ahora, en España, el periodista Raúl del Pozo, (5-2-2021) habla del fracaso español ante la pandemia: "un muerto cada 5 minutos".

Ellos, van por delante con el ejemplo, las ideas y el desembolso: "Nuestra fundación ha invertido 1,750 millones en la lucha contra COVID-19. La mayor parte de esa financiación se ha destinado a producir y adquirir suministros médicos fundamentales. Apoyamos a los investigadores que desarrollan nuevos tratamientos COVID-19 y trabajamos con socios para garantizar que estos medicamentos se formulen de una manera que sea fácil de transportar y usar en las partes más pobres del mundo".

¿Qué han hecho los Gobiernos del mundo, aparte de adquirir ciertos lotes de vacunas? Es difícil saber.

¿Qué ha hecho el gobierno de España? Se hizo público en el mes de 0ctubre, que el Consejo de Ministros autorizó la adquisición de 31,5 millones de dosis de vacunas desarrolladas contra la Covid-19, de las que en principio, estarían disponibles tres millones a partir de diciembre y el resto, de forma progresiva, hasta el mes de junio. Según los datos  el coste total por inmunización es de 5,80 euros. De esta cantidad, 2,24 euros serán a cargo de la Comisión Europea y el resto, 3,56 euros, lo abonará cada Estado miembro. España prevé un desembolso inicial de 56 millones, que podría aumentar hasta los 76 si finalmente el coste de la vacuna superará las previsiones iniciales, una posibilidad que el contrato recoge de forma expresa, con un máximo de incremento del 20%.

Mientras la Deuda Pública se disparaba hasta límites indomables, (supera el 100% del PIB con más de 1.400 millones de euros), los medios manejados desde el poder, metían miedo en el cuerpo a la población para quedarse en casa y, miles de empresas tuvieron que cerrar por la pandemia, los problemas económicos y la falta de ayudas. ¿Por falta de dinero?

No parece, ya que, según Pedro J. Rodríguez, el Gobierno actual ha pagado, del dinero de todos (la Hacienda pública) 807 millones  en sobresueldos, el año de la pandemia.

Y curiosamente, había dinero de todos, para vivir del estado, pues  "735.000 empleos han creado en los últimos quince meses las empresas públicas y la Administración Central del Estado (sin contar los servicios públicos de las autonomías) mientras el sector privado se desangra por las restricciones de la epidemia y el alza continua de impuestos”, Ignacio Camacho, en  ABC 23-1-2021.

Jesús Cacho en “Vozpópuli” concluía su artículo “Un país a precio de saldo”, diciendo: "se cumplirá aquello de que… 'Entre todos la mataron y ella sólo se murió' y aquí y de alguna manera, están pringados todos los que tienen una responsabilidad innegable, principalmente los que están cobrando de nuestros impuestos y se dan la buena vida ellos y familias, y reitero son todos “los del reino; sean reyes, nobles o plebeyos, o incluso, lacayos”.

Es posible que lo dicho, con ser cierto, pueda hacer pensar que la oscuridad es tan grande que no deja que brote la esperanza. Por eso me parece necesario dejar un poco de luz hacia el futuro. B. Gates también hizo predicciones de inventos que,  cambiarán el mundo. Son declaraciones que hizo, cuando fue entrevistado por la revista MIT Technology Review y hablan de inventos que ayudarán a la Humanidad.

1) Robots con destreza. Con tecnología similar a la que usa Dactyl, una mano robótica capaz de coger el cubo de Rubik que nunca ha visto, y... resolverlo él solo. Deduciendo entre, el error y la prueba.

https://youtu.be/jm-ihc7CASY

2) Energía nuclear, limpia, barata y segura. La energía nuclear actual peligrosa y perjudicial para el planeta, puede cambiar. Los reactores de fisión de IV generación producen energía, más segura, barata y menos perjudicial.

3) Será posible predecir si un bebé será prematuro. Se eliminará una de las causan de mortalidad infantil, de forma no invasiva, para la madre y el bebé.

4) Mejor detección de enfermedades gracias a sondas en formato de pastillas.

5) Vacunas contra el cáncer. Despertarán el sistema inmunológico y le ayudarán  a reconocer y eliminar las células cancerígenas sin tocar las sanas.

6) Carne sin maltrato animal y sin dañar el medio ambiente. "Estamos haciendo carne para amantes de la carne, pero con una fracción del impacto ambiental" según el fundador de Imposible Food, Patrick Brown.

7) Purificación del CO2 a escala global. Según David Keith, de Harvard, el coste de atrapar una tonelada de CO2 sería de alrededor de 100 dólares. Un invento clave para el cambio climático: los purificadores de aire a gran escala y también a pequeña.

8) Médico digital en la muñeca. Sería una más de las funciones de los relojes de moda, relacionadas con la salud, que podría salvar muchas vidas. Capaces de medir  el ritmo cardíaco, y dar avisos en casos de emergencias.

9) Saneamientos sin alcantarillado. No contaminan. Son inodoros capaces de filtrarse a sí mismos y destruir sus desechos sin necesidad de alcantarillado.

10) Asistentes de Inteligencia Artificial que hablen y entiendan a la perfección. Bill Gates está convencido de que, en pocos años, tendremos a la Samantha de la película Her en nuestro oído. ( Her, película de ciencia-ficción, escrita, dirigida y producida por Spike Jonze. Tuvo gran éxito. Recibió 5 nominaciones a los Óscar, incluida mejor película y ganó el premio al mejor guión original).

Si avanzamos, no todo está perdido. Como dijo, Antonio Machado: "Ni el pasado ha muerto ni está el mañana, ni el ayer escrito".

José Manuel Belmonte

 

Las 25 mejores películas románticas

A nadie se le escapa que el próximo domingo es 14 de febrero, San Valentín. En todos los medios de comunicación hay artículos y propuestas para esta fecha.

Ciertamente, no hay que esperar al Patrón de los enamorados para tener un detalle con la mujer o el marido, con la novia o el novio. El amor es algo que hay que regar todos los días, como la rosa de El Principito. Nosotros necesitamos ser también ese pequeño Príncipe que riega cada día su flor delicada; con cuidados pequeños pero constantes: una sonrisa, un beso, un abrazo, un piropo...

Y evitar la rutina, y decir “te quiero” con la ilusión de la primera vez. Volver a ser novios, aunque se cuenten por decenios los años de matrimonio.

Todo eso es cierto. Pero también lo es que las fechas tienen su significado. Por eso he querido sumarme a esta celebración con una lista de 25 películas románticas que han superado la barrera del tiempo. Este fin de semana, con pandemia o sin ella, es una ocasión espléndida para sorprender a nuestra pareja con un filme que vimos hace años, o que vemos ahora por primera vez. El cine siempre ha sido “una fábrica de sueños”; y en ocasiones, una forma de demostrar el cariño.

Que paséis un gran día de San Valentín. Y, por favor, ¡decidme cuáles de ellas son vuestras preferidas! Me encantará saberlo:

1. Casablanca (1942), de Michael Curtiz
2. Vacaciones en Roma (1953), de William Wyler
3. Lo que el viento se llevó (1939), de Victor Fleming
4. Tú y yo (1957), de Leo McCarey
5. Ninotchka (1939), de Ernst Lubitch

6. Sonrisas y lágrimas (1965), de Robert Wise
7.Cartas a Roxane (2018), de Alexis Michalik
8. Cumbres borrascosas (1939), de William Wyler
9. Luces de la ciudad (1931), de Charles Chaplin
10. Cyrano de Bergerac (1990), de Jean-Paul Rappeneau

11. El hombre tranquilo (1952), de John Ford
12. Matrimonio de conveniencia (1990), de Peter Weir
13. Mejor... imposible (1997), de James L. Brooks
14. Breve encuentro (1945), de David Lean
15. Sabrina (1954), de Billy Wilder

16. West Side Story (1961), de Robert Wise
17. Algo para recordar (1993), de Nora Ephron
18. Mientras dormías (1995), de Jon Turteltaub
19. Ghost (1990), de Jerry Zucker
20. La princesa prometida (1987), de Rob Reiner

21. La Bella y la Bestia (1991), de Gary Trouslade y Kirk Wise
22. Lo que queda del día (1993), de James Ivory
23. Sentido y sensibilidad (1995), de Ang Lee
24. El camino a casa (1999), de Zhang Yimou
25. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata (2018), de Mike Newell

 

Oír misa entera…

Es una expresión que borraría de los catecismos y libros de espiritualidad, porque es manifiestamente empobrecedora. Los católicos, cuando vamos a la iglesia los domingos, o cualquier otro día de fiesta o no fiesta, no vamos a oír: vamos esencialmente a participar, porque tenemos alma sacerdotal. Vamos a unirnos a la cruz de Cristo, con afán redentor, y vamos a recibir el cuerpo de Cristo.

Oímos la liturgia de la palabra, pero solo oír sería una pobreza notoria, aunque hay que reconocer que es lo que hay. Se oye y luego, con más o menos oficio, el celebrante nos explica la Palabra de Dios. Pero esa Palabra, esa predicación, nos debe llevar a una comprensión de lo que hacemos a continuación, que es participar, con alma sacerdotal (cfr. CEC 1121) en el sacrificio de Jesucristo.

Es un poco triste que haya que estar recordando que es obligatorio ir a misa los domingos. Es desalentador que haya que insistir en que hay días de precepto en los que es obligatorio participar en la Santa Misa. El buen cristiano, comprometido, va a misa todos los días, por lo tanto, nadie tiene que explicarle si es obligatorio tal día o tal otro. Pero tenemos todavía un porcentaje importante de cristianos que lo son por los pelos. Cristianos de cumplimiento. Algo es algo, porque otros han dejado de cumplir.

Pero no podemos olvidar que, si algunos han dejado de cumplir, de practicar, es porque han pasado por la fase de cristianos de cumplimiento, sin profundizar, sin que nadie les haya explicado con detenimiento y con reiteración lo que es la Santa Misa, lo que significa participar en el sacrificio eucarístico, etc. Si han ido a misa por obligación y se han encontrado con que más de la mitad del tiempo que ha estado en la iglesia ha consistido en escuchar una homilía muy poco atrayente, lo que ocurre es que, ante la más mínima excusa, no va ni el domingo.

Domingo Martínez Madrid

 

Por su propia concepción

Por su propia concepción, las nuevas plataformas de comunicación no son medios de prensa como los tradicionales, sean vegetales o digitales. Estos tienen plena capacidad para filtrar sus contenidos, sin que quepa acción por quien aspira a salir en ellos, salvo en ejercicio legítimo del derecho de rectificación. Los demás no lo tienen, aunque muy razonablemente sometan a sus usuarios a unas reglas de comportamiento mínimas que impidan que opiniones objetiva y diametralmente alejadas de la legalidad puedan divulgarse.

Lo curioso del tema es que hasta aquí hemos llegado por la tolerancia que estos nuevos canales de comunicación, que hoy se ponen tan interesantes, han mostrado a los términos gruesos empleados en ocasiones por sus usuarios. Tiene guasa que hayan decidido actuar cuando llevan desde que se crearon amparando barbaridades, calumnias, insidias y demás lindezas, muchas de ellas enmascaradas cobardemente por sus canallas autores. Cuando esas cosas sucedían y alguien se sentía zaherido, se les invitaba a acudir a la justicia ordinaria para dirimirlo, lavándose las manos los titulares del instrumento que sirve de soporte a esa basura.

Ahora, sin embargo, han estrenado su uniforme de gendarmes internéticos para impedir estas cosas, orillando a las togas y esas otras bagatelas jurídicas. Pues va a ser que no: los dueños de estas aplicaciones no son absolutamente nadie para fijar y hacer cumplir las condiciones de su utilización fuera del marco legal establecido, como tampoco podrían serlo los propietarios de una multinacional de refrescos de cola para fijar su composición fuera de las reglas establecidas por la autoridad sanitaria, pongo por caso. Hasta ahí podíamos llegar, que se estableciera un sistema paralelo al del derecho institucionalizado, como si no hubiéramos llegado a este momento de la civilización tras evolucionar nuestras formas de organizarnos.

Enric Barrull Casals

 

El desastre del terror al virus chino

 

                                Se va cumpliendo lo que vaticiné al principio de “esta guerra devastadora”, puesto que se trata de una guerra, no olvidemos ello; y lo sigo manteniendo. “El remedio era y sigue siendo peor que la enfermedad”; y para mí es claro, que nos metieron en una guerra, pero desarmándonos y atándonos de tal forma, que nos metieron en cárceles, incluso individuales, aterrorizando a todo aquel que débil en sus propias defensas, se dejó aterrorizar, por unos gobiernos indeseables, que a la vista está, ni supieron, ni saben, solucionar el problema; y no lo tratan de resolver puesto que los más beneficiados de ello, son los gobiernos políticos, que han encontrado en “la pandemia”, la mejor arma de dominio de las masas, a las que han atenazado para que no piensen en nada más que, “el virus los va a matar; y que si se salvan es, gracias a los políticos, que antes ya lo han matado, pero de miedo”.

                                La triste realidad, es que como al principio, “se sigue contaminando el que se tiene que contaminar y sigue muriendo el que tiene que morir”; y que en realidad no son cantidades importantes, en relación a la población mundial; o de cada país donde “el virus chino”, ha tenido presencia notable; (En España sólo de Cáncer mueren 300 cada día; lo afirma el diario ABC 6-2-2021 en su anexo SALUD) las cifras son no lejanas, sino lejanísimas, de aquellas pestes medievales de las que nos habla la historia, en una de las cuales, se ha llegado a asegurar, que de cada tres vivos, moría uno (la gran peste de 1348)(1). En la actual pandemia, la mayoría de los que se contagian, sanan con la medicina que poseemos; y la inmensa mayoría es, que con sus propias “defensas naturales”, no se contagian, por cuanto repelen al virus; así pues, inexplicable para mí, las medidas que nos han impuesto y que mantienen, perversamente como, “control político de masas y que incluso con un ejército muy numeroso, no conseguirían”.

                                Veamos ya algunas consecuencias, y exijamos a nuestros gobiernos que nos digan todas las demás, en especial, los suicidios que ha habido y que sigue habiendo, a causa del “virus chino”; todo ello oculto, pues no interesa “airearlo”.

                                “Enganchados al Móvil: El aumento del tiempo de uso de las pantallas, ha modificado el cuadro del problema de las adiciones en nuestro país. La encuesta Edades del Ministerio de Sanidad, cifra en 1.139.000 el número de personas de entre 15 y 64 años que han hecho un uso abusivo de Internet. Además el juego on-line se ha duplicado y pasa del 3,5 al 6,7 por ciento. – SE DISPARA EL ALCOHOL: Bebidas como el whisky o la ginebra, son las que mayor crecimiento han experimentado en la cesta de la compra de los hogares, con una subida de un 27,5 por ciento. El último informe sobre alimentación del Ministerio de Agricultura dice, que lo siguen las cervezas (23,8 por ciento) y el vino (15,3 por ciento). Alfonso Arana, presidente del Proyecto Hombre, manifiesta que, “el alcohol es la sustancia que provoca mayores costes sanitarios, sociales laborales, personales y familiares en Occidente”. – El Banco de España adelantaba en diciembre que una de cada diez empresas españolas, podría quebrar por la situación creada por la COVID. El impacto de la pandemia ha sido mayor en sectores como la hostelería, la restauración, el ocio y los vehículos de motor. Según el Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, la creación de empresas se desplomó un 19 por ciento en 2020. – Casi un tercio de la población española siente aislamiento social y un 21,1 por ciento carece de un grupo de amigos con los que compartir su tiempo. Son datos del estudio de la Universidad de Comillas sobre lo que han denominado “la enfermedad más silenciosa”. Asegura el informe que, si antes de la crisis había un 5,2 por ciento de personas que sentían la soledad de modo grave, la pandemia ha elevado el número al 11 por ciento. ¿Los más afectados? Los jóvenes menores de 30 años”. (XLSEMANAL 24-01-2021: lo pueden comprobar en Internet).

                                Imaginemos… sin exagerar nada, las consecuencias de todo ello en, separaciones (divorcios) malestar o convivencias más o menos “violentas”; enfermedades secundarias por la inactividad y el hastío (obesidad, diabetes, colesterol, nervios, etc. etc.) amén del complejo de “presidiarios sin motivo ni delito, en que infinidad de seres humanos nos consideramos; y que estamos dispuestos a soportar otro tipo de “riesgos”, que pudieran venir por una mayor libertad de movimiento y acción, y que están por ver, digan lo que digan y lo digan como quieran, estos políticos perversos, que son los que manejan con todo secreto, esta pandemia, de la que sólo nos dan los datos que a ellos les interesan, que en muchos casos, seguro que son mentiras, ya que es lo que prodigan siempre para su conveniencia y ocultación de realidades palpables.

                                Lo que de ninguna de las maneras lógicas y humanas, debemos es, el persistir en una paralización, social y económica como criminalmente han establecido, por cuanto ESA ES LA PEOR Y MÁS MORTÍFERA PANDEMIA QUE NOS HACEN PASAR, Y A LA VISTA VAN SALIENDO LOS RESULTADOS.

ççççççççççççççççççççççççççççç

 

(1) Europa, a lo largo de su historia, se había visto afectada por distintas oleadas de peste, pero hubo una que destacó sobre las demás. La Peste Negra de 1348, la más devastadora de la historia de la humanidad, también conocida como muerte negra o peste bubónica. Con más de 50 millones de fallecimientos, entre un 60% y un 80%, de la población europea desapareció por culpa de esta terrible enfermedad, o pandemia del siglo XIV durante la Edad Media.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y

http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes