Las Noticias de hoy 15 Diciembre 2016

               Ideas  Claras

DE INTERES PARA HOY    jueves, 15 de diciembre de 2016        0001

Indice:

Newsletter Diario

Catequesis del Papa: “Seamos mensajeros de paz para un mundo que tiene hambre y sed de justicia”

Catequesis del Papa: “La desesperación será vencida”

Papa: con la humildad de María y José contemplemos al Niño Dios inerme que vence los poderes de la tierra

El mensaje de la Buena Noticia es urgente: la humanidad tiene hambre y sed de justicia, de paz y de verdad

El Papa Francisco desea a los sordos una Santa Navidad 2016 con un video en lenguaje de señas

Viernes de la semana 3 de Adviento

“Para obedecer hace falta humildad”: San Josemaria

Misas en España por el prelado del Opus Dei

Entierro de Mons. Echevarría en la iglesia prelaticia

La Guadalupana arropa al Opus Dei: José Calderero

El Adviento y María: Antonio Orozco Delclós

Lição de Natal: Carolina Ramos

CLERICALISMO : Leo J. Mart.

¡ DESTRUID LA FAMILIA !: Alejo Fernández Pérez

¿Dependes del celular?: Lucía Legorreta de Cervantes

 Navidad: ¿cómo enseñarla a los hijos?: LaFamilia.info

PRETENDEN IMPONER “EXPERTO” ONU QUE HA OFRECIDO DESHACERSE DE CATEGORÍAS HOMBRE/MUJER POR “IDENTIDAD DE GÉNERO”: Sergio Burga

 Triángulo terrestre es parte de nuestra soberanía: ALFREDO PALACIOS DONGO

Intérprete de la aconfesionalidad del Estado: Enric Barrull Casals

 Hacia un pacto educativo: Jesús Martínez Madrid

RESPETAR LA RELIGIÓN.: Amparo Tos Boix, Valencia.

 PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 135: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

Con el mayor afecto. Félix Fernández

 

 

Newsletter Diario

 

Catequesis del Papa: “Seamos mensajeros de paz para un mundo que tiene hambre y sed de justicia”

Audiencia General del Papa Francisco en el segundo miércoles de diciembre. - AP

14/12/2016 10:59

SHARE:

“También nosotros estamos llamados a despertarnos un poco, como Jerusalén, según la invitación que le dirige el profeta; estamos llamados a convertirnos en hombre y mujeres de esperanza, colaborando con la llegada de este Reino hecho de luz y destinado a todos”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del segundo miércoles de diciembre, el significado de la esperanza cristiana.

Continuando su ciclo de catequesis sobre la virtud de los pequeños, es decir, sobre “esperanza”, el Obispo de Roma señaló que, “nos estamos acercando a la Navidad, y el profeta Isaías una vez más nos ayuda a abrirnos a la esperanza acogiendo la Buena Noticia de la llegada de la salvación”.

Comentando el capítulo 52 del libro del profeta Isaías, el Santo Padre precisó que, todos estamos invitados a despertarnos, a quitarnos de encima el polvo y las cadenas del pecado y acoger la Buena Noticia del mensajero de la paz que anuncia la llegada del Reino, llegada de Dios que viene a instaurar un Reino de paz y consolación. “Dios está viniendo – agregó el Pontífice – a realizar algo nuevo, a instaurar un reino de paz; Dios ha desnudado su brazo y viene a traer libertad y consolación. El mal no triunfará por siempre, existe un final para el dolor. La desesperación ha sido vencida porque Dios está entre nosotros”.

Texto completo y audio de la catequesis del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Nos estamos acercando a la Navidad, y el profeta Isaías una vez más nos ayuda a abrirnos a la esperanza acogiendo la Buena Noticia de la llegada de la salvación.

El capítulo 52 de Isaías inicia con la invitación dirigida a Jerusalén para que se despierte, se quite de encima el polvo y las cadenas y se revista con los vestidos más bellos, porque el Señor ha venido a liberar a su pueblo (vv. 1-3). Y agrega: «Mi Pueblo conocerá mi Nombre en ese día, porque yo soy aquel que dice: ¡Aquí estoy!» (v. 6).

A este, “aquí estoy” dicho por Dios, que resume toda su voluntad de salvación y de acercarse a nosotros, responde el canto de alegría de Jerusalén, según la invitación del profeta. Es un momento histórico muy importante. Es el fin del exilio en Babilonia, es la posibilidad para Israel de encontrar a Dios y, en la fe – en la fe – encontrase a sí mismo. El Señor está cerca, y el “pequeño resto”, es decir, el pequeño pueblo que ha quedado después del exilio, el “pequeño resto” que en el exilio ha resistido en la fe, que ha atravesado la crisis y ha continuado creyendo y esperando incluso en medio de la oscuridad, aquel “pequeño resto” podrá ver las maravillas de Dios.

A este punto el profeta introduce un canto de júbilo: «¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación, y dice a Sión: ¡Tu Dios reina!. […] ¡Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén!, – las ruinas deben cantar porque llega la liberación, viene la reconstrucción – ¡Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén, porque el Señor consuela a su Pueblo, él redime a Jerusalén! El Señor desnuda su santo brazo a la vista de todas las naciones, verán la salvación de nuestro Dios» (Is 52,7.9-10).

Hasta aquí, Isaías. Estas palabras de Isaías, sobre las cuales queremos detenernos un poco, hacen referencia al milagro de la paz, y lo hacen de un modo muy particular, poniendo la mirada no sobre el mensajero, sino sobre sus pies que corren veloz: «¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia…».

Parece el esposo del Cantar de los Cantares que corre hacia su amada: «Ahí viene, saltando por las montañas, brincando por las colinas» (Cant 2,8). También así, el mensajero de la paz corre, llevando la buena noticia de liberación, de salvación, y proclamando que Dios reina.

Dios no ha abandonado a su pueblo y no se ha dejado derrotar por el mal, porque Él es fiel, y su gracias es más grande del pecado. Esto debemos aprenderlo, ¿eh? ¡Porque nosotros somos testarudos! Y no aprendemos esto. Pero yo les hare una pregunta: ¿Quién es más grande, Dios o el pecado? ¿Quién? … Ah, no están convencidos. No se escucha bien. Y ¿Quién vence al final? ¿Dios o el pecado? Y ¿Dios es capaz de vencer el pecado más grave? También ¿el pecado más vergonzoso? ¿Incluso el pecado que es terrible, el peor de los pecados, es capaz de vencerlo? Sí. Y esta pregunta no es fácil, veamos si entre ustedes hay un teólogo o una teóloga para responder: ¿Con qué armas vence Dios el pecado? Con el amor. Bien, tantos buenos teólogos. Y esto – que Dios vence el pecado – quiere decir que “Dios reina”; son estas las palabras de la fe en un Señor cuya potencia se inclina hacia la humanidad, se abaja, para ofrecer misericordia y liberar al hombre de lo que desfigura en él la imagen bella de Dios, porque cuando estamos en el pecado la imagen de Dios se desfigura. Y el cumplimiento de tanto amor será justamente el Reino instaurado por Jesús, aquel Reino de perdón y de paz que nosotros celebramos con la Navidad y que se realiza definitivamente en la Pascua. Y la alegría más bella de la Navidad es aquella alegría interior de paz: el Señor ha cancelado mis pecados, el Señor me ha perdonado, el Señor ha tenido misericordia de mí, ha venido a salvarme. Esta es la alegría de la Navidad.

Son estos, hermanos y hermanas, los motivos de nuestra esperanza. Cuando todo parece terminar, cuando, ante tantas realidades negativas, la fe se hace difícil y viene la tentación de decir que nada más tiene sentido, ahí está en cambio la bella noticia traída por esos pies veloces: Dios está viniendo a realizar algo nuevo, a instaurar un reino de paz; Dios ha “desnudado su brazo” y viene a traer libertad y consolación. El mal no triunfará por siempre, existe un final para el dolor. La desesperación ha sido vencida porque Dios está entre nosotros.

Y también nosotros estamos llamados a despertarnos un poco, como Jerusalén, según la invitación que le dirige el profeta; estamos llamados a convertirnos en hombre y mujeres de esperanza, colaborando con la llegada de este Reino hecho de luz y destinado a todos, hombres y mujeres de esperanza. Pero cuanto es feo cuando encontramos un cristiano que ha perdido la esperanza: “Yo no espero nada, todo ha terminado para mí”, un cristiano que no es capaz de mirar el horizonte con esperanza y ante su corazón solo hay un muro. Pero ¡Dios destruye estos muros con el perdón! Y por esto, nuestra oración, para que Dios nos de cada día la esperanza y la dé a todos, aquella esperanza que nace cuando vemos a Dios en el pesebre en Belén. El mensaje de la Buena Noticia que nos es confiado es urgente, debemos también nosotros correr como el mensajero sobre los montes, porque el mundo no puede esperar, la humanidad tiene hambre y sed de justicia, de verdad, de paz.

Y viendo al pequeño Niño de Belén, los pequeños del mundo sabrán que la promesa se ha cumplido, el mensaje se ha realizado. En un niño apenas nacido, necesitado de todo, envuelto en pañales y puesto en un pesebre, está contenida toda la potencia del Dios que salva. Se necesita abrir el corazón – la Navidad es un día para abrir el corazón – se necesita abrir el corazón a tanta pequeñez que está ahí, en aquel niño, y tanta maravilla que está ahí. Es la maravilla de la Navidad, a la cual nos estamos preparando, con esperanza, en este tiempo de Adviento. Es la sorpresa de un Dios niño, de un Dios pobre, de un Dios débil, de un Dios que abandona su grandeza para hacerse cercano a cada uno de nosotros. Gracias.

 

 

Catequesis del Papa: “La desesperación será vencida”

El Papa Francisco durante la Audiencia General del segundo miércoles de diciembre celebrada en el Aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano. - ANSA

14/12/2016 11:08

SHARE:

 

Al celebrar la Audiencia General del segundo miércoles de diciembre, en el Aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano – en la que participaron varios miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países – el Papa Franciscoprosiguió con su nuevo ciclo de catequesis sobre la esperanza cristiana.

A pocos días de la Navidad, el Santo Padre – hablando en italiano –  afirmó que el Profeta Isaías nos ayuda, una vez más, a abrirnos a la esperanza acogiendo la Buena Noticia de la venida de la salvación”.

En efecto, a modo de introducción, el Obispo de Roma comentó algunos parágrafos del capítulo 52 del libro de Isaías, que comienza con la invitación, dirigida a Jerusalén, para que se despierte ante la llegada del Señor que ha venido a liberar a su pueblo.

El Papa Bergoglio afirmó que Dios no ha abandonado a su pueblo porque siempre es fiel y su gracia es más grande que el pecado, lo que significa – dijo – que “Dios reina”. Son éstas – añadió Francisco – las palabras de la fe en un Señor cuyo poder se inclina sobre la humanidad para ofrecer misericordia y liberar al hombre de todo aquello que desfigura en él la hermosa imagen de Dios. Y completó esta idea reafirmando que el cumplimiento de tanto amor será, precisamente, el Reino instaurado por Jesús, ese Reino de perdón y de paz que nosotros celebramos con la Navidad y que se realiza definitivamente en la Pascua.

Todo esto – agregó el Obispo de Roma – constituye nuestro motivo de esperanza. Sí, porque cuando todo parece que se ha terminado, cuando frente a tantas realidades negativas, la fe se hace fatigosa y surge la tentación de decir que no hay nada que tenga sentido, he aquí que la Buena Noticia es que Dios está llegando para hacer algo nuevo e instaurar un Reino de Paz. Dios – prosiguió diciendo el Papa –viene a traer la libertad y el consuelo. Por eso el mal no triunfará y el dolor tendrá fin, con lo cual la desesperación será vencida.

Además, el Sucesor de Pedro dijo que también nosotros, al igual que Jerusalén, recibimos la invitación a despertarnos, para llegar a ser hombres y mujeres de esperanza, para colaborar en la venida de este Reino hecho de luz y destinado a todos. De modo que el mensaje de la Buena Noticia que nos ha sido encomendado es urgente, puesto que la humanidad tiene hambre y sed de justicia, de verdad y de paz.

Al concluir esta catequesis Francisco dijo que en el Niño Jesús recién nacido y necesitado de todo, está todo el poder de Dios que salva. De ahí la necesidad de abrir el corazón a tanta pequeñez y maravilla. Es la maravilla de la Navidad, a la que nos estamos preparando, con esperanza, en este tiempo de Adviento. Es la sorpresa de un Dios Niño, de un Dios pobre, de un Dios débil, de un Dios que abandona su grandeza para estar cerca de cada uno de nosotros.

 

 

Papa: con la humildad de María y José contemplemos al Niño Dios inerme que vence los poderes de la tierra

Tercera Audiencia General de Adviento del Papa Francisco - AP

14/12/2016 12:09

SHARE:

 

Testimoniar en el mundo la esperanza cristiana: poder y ternura divina que nace en un humilde pesebre

«Santa Teresita del Niño Jesús escribía: ‘yo no puedo temer a un Dios que por mí se hizo tan pequeño…», recordó el Papa Francisco y deseó «que la Santa Navidad de Jesús, vivida con la misma fe humilde y obediente de María y José», nos haga ver, en la «fuerza inerme de aquel Niño la victoria final sobre los arrogantes y ruidosos poderes de la tierra»

Adviento: caridad, oración, escucha de la Palabra de Dios

En la tercera Audiencia General de Adviento, con sus palabras de bienvenida a los peregrinos de tantas partes del mundo, el Obispo de Roma hizo hincapié en la importancia de este tiempo para prepararnos a acoger al Salvador del mundo y su Reino de Paz para toda la humanidad:

«El tiempo de Adviento es ocasión especial para profundizar nuestra fe, para abrir nuestros corazones a las necesidades de los demás y para vivir mejor nuestra vocación cristiana. Que, para lograr cumplir estos compromisos, los ayuden la oración de cada día, la contemplación de la Palabra de Dios, la participación en la Misa matutina Rorate y los ejercicios espirituales de Adviento. Preparen con alegría sus corazones para recibir la Buena Nueva del Nacimiento del Hijo de Dios.

Preparémonos en este tiempo de Adviento a acoger al Señor, que se nos acerca siempre, para liberarnos de lo que desfigura en nosotros la imagen bella de Dios».

Faltando pocos días para su cumpleaños, el Papa Bergoglio agradeció los saludos y felicitaciones que le está llegando de tantas partes del mundo.

Con San Juan de la Cruz, sacerdote y Doctor de la Iglesia, el saludo del Papa a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados:

«Hoy la liturgia hace memoria de San Juan de la Cruz, pastor celoso y místico Doctor de la Iglesia: queridos jóvenes, contemplen la grandeza del amor de Jesús que nace y muere por nosotros. Queridos enfermos, acepten con mansedumbre su cruz en unión con Cristo por la conversión de los pecadores. Y, ustedes queridos recién casados, dediquen más espacio a la oración, sobre todo en este Tiempo de Adviento, para que su vida conyugal se vuelva un camino de perfección cristiana».

 

 

El mensaje de la Buena Noticia es urgente: la humanidad tiene hambre y sed de justicia, de paz y de verdad

"El mensaje de la Buena Noticia es urgente" dijo el Papa en su catequesis del tercer miércoles de Adviento - AFP

14/12/2016 14:05

SHARE:

 

Con la Navidad que golpea a nuestras puertas, el Papa Francisco siguió reflexionando, en este primer período del Año litúrgico, sobre el tema de la esperanza cristiana, y el capítulo 52 de Isaías que inicia con la invitación al pueblo de Jerusalén para que despierte y vista de gala porque llega el Señor a liberarlo, es el tema con el que inició su reflexión. "Con las palabras de Isaías nos preparamos a celebrar la fiesta de la Navidad. El Profeta nos ayuda a abrirnos a la esperanza y a acoger la Buena noticia de la Salvación con un canto de alegría, porque el Señor está ya cerca", dijo. 

«Mi Pueblo conocerá mi Nombre en ese día, porque yo soy aquel que dice: ¡Aquí estoy!» (v. 6).

El Santo Padre explicó que a ese "aquí estoy" dicho por Dios, el puebloresponde con un "canto de alegría": nos encontramos en el contexto histórico del exilio del pueblo de Israel en Babilonia y con la posibilidad para éste  - un pueblo que en el exilio ha resistido en la fe, ha atravesado crisis y no obstante todo ha seguido creyendo y esperando incluso en medio de la oscuridad - de encontrar a Dios, y, en la fe, encontrarse a sí mismo.

Dios vence al pecado

Que Dios vence al pecado "quiere decir que Dios reina", enseñó el Papa, y precisó que estas son las palabras de la fe en un Señor cuya potencia se inclina hacia la humanidad, se abaja, se hace pequeño, para ofrecer misericordia y liberar al hombre de lo que desfigura en él la imagen bella de Dios, es decir, del pecado.

"La presencia de Dios en medio de su pueblo, entre los pequeños, en las realidades adversas o cuando llega la tentación de pensar que ya nada tiene sentido, se convierte, esta presencia, en portadora de libertad y de paz. Por eso son hermosos los pies de aquel que corre a anunciar esto a sus hermanos, porque ha comprendido la urgencia de este anuncio para un mundo que necesita a Dios".

Hombres y mujeres de esperanza, despiértense

Fueron dos en definitiva, las invitaciones del Papa Francisco dirigidas a los cristianos en la catequesis de este tiempo de Adviento: la primera a 'despertarnos', - como la que dirige el profeta a Jerusalén – para acoger en el corazón la maravilla de la Navidad, y la segunda, a convertirnos en hombres y mujeres de esperanza, para colaborar con la llegada de este reino de luz que está destinado a todos:

"… nosotros estamos llamados, ante el misterio del Niño Dios en Belén, a darnos cuenta de esta urgencia y a colaborar a la venida del Reino de Dios, que es luz y que debe llegar a todos. Como el mensajero sobre los montes, también nosotros tenemos que correr para llevar la buena noticia de la cercanía de Dios a una humanidad que no puede esperar, y que tiene sed de justicia, de verdad y de paz".

Preparar y abrir el corazón a la maravilla de la Navidad

De este modo el Obispo de Roma concluyó su catequesis haciendo presente que la Navidad "es un día para abrir el corazón a la pequeñez y maravilla del niño que está en el pesebre": "los invito, en este tiempo de Adviento, a preparar el corazón, para acoger toda la pequeñez, toda la maravilla, toda la sorpresa de un Dios que abandona su grandeza, y se hace pobre y débil para estar cerca de cada uno de nosotros. Muchas gracias".

 

El Papa Francisco desea a los sordos una Santa Navidad 2016 con un video en lenguaje de señas

El Papa Francisco saluda un grupo de fieles sordos con el lenguaje de señas, en mayo pasado. - OSS_ROM

14/12/2016 14:11

SHARE:

En un significativo video de pocos segundos, el Papa Francisco ha deseado a los sordomudos una Santa Navidad 2016 en lenguaje de señas, pidiéndoles que recen por él e impartiéndoles la Bendición del Señor. La secuencia fue publicada en la cuenta Twitter de Mons. Yoannis Lahzi Gaid, de la secretaría particular del Papa e inmediatamente se volvió “viral” en las redes sociales.

También el 25 de mayo pasado, al comienzo de la audiencia general en la plaza de San Pedro, Francisco había saludado a los fieles en lenguaje de señas. En efecto, ese día entre los 20 mil presentes estaba también un grupo de unas 60 personas del Ente Nacional para Sordos.

 

 

Viernes de la semana 3 de Adviento

«Vosotros enviasteis legados a Juan y él dio testimonio de la verdad. Pero yo no recibo el testimonio de hombre, sino que os digo esto para que os salvéis. Aquél era la antorcha que ardía y alumbraba, y vosotros quisisteis alegraros por un momento con su luz. Pero yo tengo un testimonio mayor que el de Juan, pues las obras que me ha dado mi Padre para que las lleve a cabo, las mismas obras que yo hago, dan testimonio acerca de mí, de que el Padre me ha enviado». (Juan 5, 33-36)

 

1º. Jesús, hoy me hablas de tus milagros: «las obras que me ha dado mi Padre dan testimonio de mí.» 

Juan también había dado testimonio de Ti, y su luz alumbró durante un tiempo. 

«Pero yo tengo un testimonio mayor que el de Juan».

Junto con las profecías del Antiguo Testamento -que se cumplieron en Ti con una exactitud inexplicable humanamente-, los milagros salidos de tus manos son una prueba irrefutable de que eres el Mesías enviado por Dios.

Jesús acompaña sus palabras con numerosos «milagros, prodigios y signos» (Hechos 2, 22) que manifiestan que el Reino está presente en Él. 

Ellos atestiguan que Jesús es el Mesías anunciado.

Hasta los dirigentes judíos se dan cuenta: «Entonces los pontífices y los fariseos convocaron el sanedrín y decían: ¿qué hacemos, puesto que este hombre realiza muchos milagros? Si le dejamos así, todos creerán en él» (Juan 11,47-48).

Sin embargo, no quieren aceptar que eres el Hijo de Dios.

Jesús, ¿cómo es posible que, viendo tus milagros, no creyeran en Ti? 

Tú mismo me das la respuesta en la parábola del rico Epulón: «Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se convencerán aunque uno de los muertos resucite» (Lucas 16,31).

Si no hago oración, si no tengo una vida de piedad en serio, si no sigo tus consejos ni los consejos de los ministros de tu Iglesia, ningún suceso extraordinario me dará la fe. 

¡Cuánta gente ha vivido verdaderos milagros y ni se ha dado cuenta de que Tú estabas detrás. 

Para verte, antes hay que tener ojos de fe o, al menos, querer tenerlos.

2º.  « ¿Has visto? -¡Con Él, has podido! ¿De qué te asombras?

-Convéncete: no tienes de qué maravillarte. Confiando en Dios           -¡confiando de veras!-, las cosas resultan fáciles. Y, además, se sobrepasa siempre el límite de lo imaginado» (Surco.-123).

Jesús, sigues haciendo milagros. 

Sólo me pides que confíe en Ti, que confíe de veras.

Sobre todo quieres hacer muchos milagros de tipo sobrenatural: conversiones, decisiones de mayor entrega, nuevos campos apostólicos, victorias en la lucha ascética contra defectos arraigados.

¡Con El, has podido! 

¿De qué te asombras? 

Jesús, quieres que me apoye mucho en Ti para mejorar mis virtudes y superar los defectos que me impiden amarte más.

También estás dispuesto a ayudarme en mis necesidades humanas y materiales, y en las de los demás. 

Por ello, es bueno que pida para que se solucione aquella dificultad familiar, o una enfermedad, o un examen. 

También es cristiano pedir por el fin de las guerras, de las injusticias y de los sufrimientos de los hombres. Tú puedes hacer -y haces continuamente- muchos milagros materiales, especialmente cuando los pedimos a través de la intercesión de tu Madre la Virgen o de algún santo.

Sin embargo, no siempre me concedes lo que te pido.

¿Es que no me escuchas? 

Jesús, Tú sabes más que yo. 

Cuando no me concedes lo que te pido, es porque no me conviene o porque me tratas como tu Padre te trató: cargándote con la cruz. 

Dios bendice con la Cruz. 

La cruz es una muestra de confianza. 

Cuando me envías una dificultad, me estás dando una ocasión de unirme y parecerme más a Ti. 

No quieres que me busque cruces, pero tampoco que me rebele cuando me las envíes. 

¡Qué gran testimonio cristiano da el que lleva con alegría su cruz. 

Dame, Jesús, la fortaleza y la fe para saberla llevar, si me la envías.

Esta meditación está tomada de: “Una cita con Dios” de Pablo Cardona. Ediciones Universidad de Navarra. S. A. Pamplona.

 

 

“Para obedecer hace falta humildad”

 

Cuando hayas de mandar, no humilles: procede con delicadeza; respeta la inteligencia y la voluntad del que obedece. (Forja, 727)

 

En muchas ocasiones, nos habla a través de otros hombres, y puede ocurrir que la vista de los defectos de esas personas, o el pensamiento de si están bien informados, de si han entendido todos los datos del problema, se nos presente como una invitación a no obedecer.

Todo esto puede tener una significación divina, porque Dios no nos impone una obediencia ciega, sino una obediencia inteligente, y hemos de sentir la responsabilidad de ayudar a los demás con las luces de nuestro entendimiento. Pero seamos sinceros con nosotros mismos: examinemos, en cada caso, si es el amor a la verdad lo que nos mueve, o el egoísmo y el apego al propio juicio. Cuando nuestras ideas nos separan de los demás, cuando nos llevan a romper la comunión, la unidad con nuestros hermanos, es señal clara de que no estamos obrando según el espíritu de Dios.

No lo olvidemos: para obedecer, repito, hace falta humildad. Miremos de nuevo el ejemplo de Cristo. Jesús obedece, y obedece a José y a María. Dios ha venido a la tierra para obedecer, y para obedecer a las criaturas. Son dos criaturas perfectísimas: Santa María, nuestra Madre, más que Ella sólo Dios; y aquel varón castísimo, José. Pero criaturas. Y Jesús, que es Dios, les obedecía. Hemos de amar a Dios, para así amar su voluntad y tener deseos de responder a las llamadas que nos dirige a través de las obligaciones de nuestra vida corriente: en los deberes de estado, en la profesión, en el trabajo, en la familia, en el trato social, en el propio sufrimiento y en el de los demás hombres, en la amistad, en el afán de realizar lo que es bueno y justo. (Es Cristo que pasa, 17)

 

 

 

Misas en España por el prelado del Opus Dei

Publicamos los datos provisionales de algunas de las misas que se celebrarán en España con motivo del fallecimiento de Mons. Javier Echevarría, obispo prelado del Opus Dei. Actualizado a las 19:30.

Últimas noticias 14 de Diciembre de 2016

Opus Dei - Misas en España por el prelado del Opus Dei

Comunidades

AndalucíaAragónPrincipado de AsturiasBalearesCanariasCantabriaCastilla-La ManchaCastilla y LeónCataluñaExtremaduraGaliciaLa RiojaComunidad de MadridRegión de MurciaComunidad Foral de NavarraPaís VascoComunidad Valenciana

Ciudades autónomas

CeutaMelilla


Andalucía

Almería: sábado 17 a las 11:00. Catedral. Obispo Mons. Mons. Adolfo González Montes.

Cádiz: miércoles 21 a las 20:00. Catedral. Obispo Mons. Rafael Zornoza Boy.

Córdoba: martes 20. a las 19:00. Catedral. Obispo Mons. Demetrio Fernández González.

Granada: miércoles 14 a las 20:00. Catedral. Arzobispo Mons. Francisco Javier Martínez.

Guadix: martes 20 a las 18:30 h. en la Parroquia de Santiago. Obispo Mons. Ginés Ramón García Beltrán.

Huelva: jueves 22 a las 20:15 Catedral. Obispo Mons. José Vilaplana Blasco.

Jaén: lunes 19 a las 19:30. Catedral. Obispo Mons. Amadeo Rodríguez Magro.

Jerez: miércoles 14 a las 20:00. Catedral. Obispo Mons. José Mazuelos Pérez.

Marbella: sábado 17 a las 13:00. Parroquia de La Encarnación.

Sevilla: miércoles 21 a las 20:00. Catedral. Arzobispo Mons. Juan José Asenjo Pelegrina.


Aragón

Huesca: sábado 17 a las 12:30. Catedral.

Torreciudad: sábado 17 a las 11.00.

Zaragoza: sábado 17 a las 13:00. Basílica de Santa Engracia.


Principado de Asturias

 


Baleares

Palma: viernes día 16 a las 20:00. Parroquia de San Nicolás.


Canarias

Las Palmas: jueves 15 a las 19:00. Catedral. Obispo Mons. Francisco Cases.

Tenerife: viernes 16 a las 19:30. Iglesia Sagrado Corazón.


Cantabria

 


Castilla-La Mancha

Albacete: miércoles día 21 a las 20:00. Catedral. Obispo Mons. Ciriaco Benavente.

Ciudad Real: lunes 19.XII a las 20:00. Catedral. Obispo Mons. Gerardo Melgar.

Cuenca: lunes 19 a las 19:00. Iglesia de S. Esteban. Obispo Mons. José María Yanguas.

Guadalajara: viernes 23 a las 19:00. Concatedral de Sta. María. Obispo Mons. Atilano Rodríguez.


Castilla y León

Burgos: viernes 16 a las 19:00. Parroquia de San Josemaría. Arzobispo Mons. Fidel Herráez.

León: martes 20 a las 19:30. Catedral. Obispo Mons. Julián López.

Palencia: jueves 15 a las 20:00. Catedral. Obispo Mons. Manuel Herrero.

Salamanca: miércoles 21 a las 20:00. Iglesia Sancti Spiritus.

Segovia: sábado 17 a las 12:00. Catedral. Obispo Mons. César Franco.

Valladolid: lunes 19 a las 20:00. Catedral. Cardenal Ricardo Blázquez.

Zamora: jueves 15 a las 20:15. Iglesia de Nuestra Señor del Tránsito.


Cataluña

Información en opusdei.cat.


Extremadura

Badajoz: sábado 17. 11:30. Catedral. Arzobispo Mons. Celso Morga Iruzubieta.

Cáceres: sábado 17. 13:00. C.P. Jesús Resucitado. Obispo Mons. Francisco Cerro Chaves.


Galicia

Ferrol: martes 20 a las 19:30. Concatedral de San Julián. Obispo Mons. Luis Ángel de las Heras.

Ourense: viernes 16 a las 20.00. Catedral. Obispo Mons. Leonardo Lemos.

Santiago de Compostela: sábado 17 a las 17.00. Catedral. Arzobispo Mons. Julián Barrio.

Vigo: lunes 19 a las 20:00. Concatedral. Obispo Mons Luis Quinteiro


La Rioja

Logroño: sábado 17 a las 13:00. Catedral. Obispo Mons. Carlos Escribano


Comunidad de Madrid

Madrid: viernes 16 a las 18:00. Catedral de la Almudena. Cardenal Carlos Osoro.


Región de Murcia

Murcia: miércoles día 21 a las 19:30 (pendiente confirmación). Catedral. Obispo Mons. José Manuel Lorca.


Comunidad Foral de Navarra

Pamplona: viernes 16 a las 19:00. Polideportivo de la Universidad de Navarra. Arzobispo, Mons. Francisco Pérez.


País Vasco

Bilbao: lunes 19 a las 19.00. Catedral. Obispo Mons. Mario Iceta

Vitoria: viernes 16 a las 19:30. Iglesia de San Miguel. Obispo Mons. Juan Carlos Elizalde.

San Sebastián: sábado 17 a las 12:00. Catedral de El Buen Pastor. Rafael Salvador, vicario del Opus Dei.


Comunidad Valenciana

Alicante: jueves día 15 a las 20:30. Parroquia de Nuestra Señora de Gracia. Obispo Mons. Jesús Murgui.

Castellón: sábado 17 a las 13:00. Concatedral de Santa María. Obispo Mons. Casimiro López.

Elche: miércoles día 14 a las 20:00. Basílica de Santa María.

Valencia: viernes día 16 a las 20:00. Catedral. Cardenal Antonio Cañizares.


Ceuta:

 

Melilla: 

 

 

Entierro de Mons. Echevarría en la iglesia prelaticia

Mons. Echevarría reposa ahora en la cripta de Santa María de la Paz, iglesia prelaticia del Opus Dei, junto al beato Álvaro del Portillo y a Dora del Hoyo. El funeral público será el jueves 15 de diciembre a las 19.00 y se transmitirá por internet.

Del Prelado 14 de Diciembre de 2016

Opus Dei - Entierro de Mons. Echevarría en la iglesia prelaticia

Cierre del ataúd con donde reposa Mons. Javier Echevarría.

El féretro con el cuerpo de Mons. Javier Echevarría se cerró a las 15.45. El prelado estaba revestido con los ornamentos sacerdotales morados, y conservaba el anillo episcopal y la cruz pectoral. Durante dos días, miles de fieles han rezado ante sus restos mortales, que fueron situados en la nave de la iglesia prelaticia, delante de la urna que contiene los restos mortales de san Josemaría, fundador del Opus Dei.

El ataúd se cerró en presencia de algunos miembros del Consejo general y de la Asesoría central, los órganos centrales que ayudan al prelado en el gobierno de la prelatura. En la parte superior del féretro, además de un crucifijo plateado, había una placa con el nombre del prelado y las fechas 1932 - 2016.

​“¡Que os queráis!”

A las cinco de la tarde, se celebró la misa de exequias previa a la sepultura. En ausencia del prelado, la cátedra de la iglesia permaneció vacía. En la homilía, Mons. Fernando Ocáriz señaló que “por la fe, Mons. Javier Echevarría se sentía muy hijo de Dios y esto le ayudaba a superar las dificultades y los sufrimientos, también físicos; vivía la caridad y urgía a vivir siempre la fraternidad: ‘¡Que os queráis!’, nos decía siempre; y, como nosotros, esperaba en la promesa del Cielo. Si uno tiene fe, esperanza y caridad las penas más grandes acaban siendo ligeras, porque las lleva Jesús”.

“Tenemos que agradecerle –añadió Mons. Ocáriz– su vida de servicio, primero junto a san Josemaría y al beato Álvaro y, luego, en los 22 años que estuvo al frente del Opus Dei. Seguía el ejemplo del Señor, que no vino a ser servido, sino a servir”.

A continuación, ocho presbíteros condujeron el ataúd en procesión hasta la cripta de la iglesia prelaticia, donde fue enterrado. La sepultura de Mons. Echeverría se encuentra situada entre la tumba del beato Álvaro del Portillo y el altar de la cripta. Mons. Ocáriz rezó un responso y, finalmente, se introdujo el ataúd en la tumba y se cubrió con una losa.

Tras el entierro, la iglesia prelaticia ha recuperado su actividad normal. Los fieles que lo deseen pueden acudir a rezar de 8.30 a 14.00 y de 17.00 a 20.30. El jueves 15 de diciembre, a las 19:00 se celebrará una misa de sufragio por el eterno descanso de monseñor Javier Echevarría en la basílica de san Eugenio (Roma), que será transmitida por internet en la dirección www.opusdei.org/live

 

        La Guadalupana arropa al Opus Dei

 

 

San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, falleció en Roma el 26 de junio de 1975. Aquel día celebró la Misa a las ocho de la mañana asistido en el altar por Javier Echevarría. Horas después tuvo un tertulia con un grupo de mujeres del Opus Dei, charla que no pudo terminar al sentirse indispuesto y tener que retirarse a descansar. Al llegar a su lugar de residencia pasó por el oratorio e inmediatamente después se dirigió a su cuarto de trabajo. Entró y dirigió su mirada al cuadro de la Virgen de Guadalupe que presidía la estancia y a la que había visitado en su basílica en numerosas ocasiones. Echevarría se había quedado atrás cerrando el ascensor y entonces oyó como Escrivá le llamaba desde dentro. «No me encuentro bien», le dijo y acto seguido se desplomó.

A san Josemaría le sustituyó el beato Álvaro del Portillo al frente de la institución. También el primer sucesor tenía una especial devoción por la Virgen de Guadalupe, patrona de México. En aquella tierra nació su madre, que desde pequeño le inculcó al pequeño Álvaro un profundo amor por la Guadalupana. Del Portillo acudió hasta en tres ocasiones a visitar a la Virgen Morenita. El 23 de marzo de 1994 don Álvaro murió y Javier Echevarría se convirtió en el segundo sucesor de Escrivá de Balaguer.

Monseñor Echevarría, que era el obispo en activo de más edad del mundo, nació en Madrid en 1932. En la capital conoció a san Josemaría, de quien fue secretario durante veinte años. En 1975 se convirtió en secretario general de la institución y en 1994, en prelado.

Después de 22 años de gobierno del Opus Dei, don Javier falleció este lunes, precisamente en la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe. Para Ella tuvo un recuerdo en la última carta pastoral que escribió a todos los fieles de la Obra. En la misiva, fechada el jueves 1 de diciembre, explicaba que «en la aridez de ciertas jornadas, la Virgen nos hará encontrar flores colmadas de buen aroma, el bonus odor Christi, como se narra en las apariciones de la Virgen de Guadalupe a san Juan Diego».

El prelado había sido hospitalizado el 5 de diciembre en el Campus Bio-Médico de Roma a causa de una infección. El cuadro clínico se complicó en las últimas horas, provocando una insuficiencia respiratoria que ocasionó el fallecimiento.

El vicario auxiliar de la prelatura, monseñor Fernando Ocáriz, pudo administrarle los últimos sacramentos pocas horas antes de su muerte, que se produjo a los 84 años de edad. Su funeral se celebrará esta jueves por la tarde, a las 19:00 horas, en Roma.

José Calderero @jcalderero

 

 

El Adviento y María

Dr. Antonio Orozco Delclós

Tiempo para acompañar a la Virgen grávida durante las últimas semanas de su Buena Esperanza, cuando el peso de Jesús se hace sentir más. Ella va nutriendo en su seno la naturaleza humana del Hijo Unigénito del Padre. Y siente el peso, un peso dulce, del Hijo de Dios humanado.

Junto a otras muchas consideraciones que obtenemos de la meditación de los textos litúrgicos del tiempo de Adviento, hay una que no me gustaría olvidar.

«Estamos ya habituados al término «adviento» -decía el Papa Juan Pablo II el 29 de noviembre de 1978-; sabemos qué significa; pero precisamente por el hecho de estar tan familiarizados con él, quizá no llegamos a captar toda la riqueza que encierra dicho concepto.

Adviento quiere decir "venida". Por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿Quién es el que viene?, y ¿para quién viene? En seguida encontramos la respuesta a esta pregunta. Hasta los niños saben que es Jesús quien viene para ellos y para todos los hombres. Viene una noche en Belén, nace en una gruta que se utilizaba como establo para el ganado. Esto lo saben los niños, lo saben también los adultos que participan de la alegría de los niños y parece que se hacen niños ellos también la noche de Navidad.»

Gran sabiduría la del Papa. Necesitamos volver una y otra vez sobre las verdades más conocidas, para ahondar en ellas y arrancarles luces nuevas: ¿Quién viene? Jesús. ¿Quién es Jesús? Es Cristo, el Mesías, el Salvador, el Señor. ¿Quién es Cristo? De nuevo responde el Papa: «Cristo es la alfa y la omega, el principio y el fin.

Gracias a Él, la historia de la humanidad avanza como una peregrinación hacia el cumplimiento del Reino, que él mismo inauguró con su encarnación y su victoria sobre el pecado y la muerte. Por eso, Adviento es sinónimo de esperanza: no es la espera vana de un dios sin rostro, sino la confianza concreta y cierta del regreso de Aquél que ya nos ha visitado, del "Esposo" que con su sangre ha sellado con la humanidad un pacto de eterna alianza.

Es una esperanza que estimula la vigilancia, virtud característica de este singular tiempo litúrgico. Vigilancia en la oración, alentada por una expectativa amorosa; vigilancia en el dinamismo de la caridad concreta, consciente de que el Reino de Dios se acerca allí donde los hombres aprenden a vivir como hermanos».

 

Esperamos a un Dios con Rostro

Esperamos a un Dios con rostro; con un rostro humano que es verdaderamente de Dios. Es el misterio esencial del cristianismo, el misterio de la Encarnación. No somos náufragos a la deriva con esperanzas inciertas de salvación. No somos nosotros los que hemos de construir puentes entre la tierra y el cielo. Hay un puente, un Pontifex, un constructor de puentes que se ha hecho él mismo Puente: Jesucristo, Dios humanado. Dios que busca al hombre. El amor a Dios no procede del hombre, es Dios quien nos ha amado primero y ha venido a buscarnos, a darnos su amor y su vida para salvarnos y vuelve una y otra vez, año tras año… con rostro de niño.

Podía haber venido con rostro de adulto, poder tenía para ello, como pudo ser concebido en el seno virginal de María Inmaculada. Pero no, quiso asumir nuestra existencia enteramente igual a la nuestra con la única salvedad del pecado. Llega a la tierra despojado de toda gloria divina y de toda posible gloria humana. Ese minúsculo ser humano casi invisible es sacratísimo, tiene valor divino, es la naturaleza humana de una Persona divina. Es la fulminación de la soberbia, de la vanagloria, de la codicia, de la envidia, de la estupidez. Es el inicio de una nueva era de la Humanidad. Dios ya tiene rostro humano. Hay un rostro humano que manifiesta el rostro de Dios. Hay un embrión que es Dios y se está gestando en el seno de una Virgen.

 

Adviento, tiempo mariano

Tiempo para acompañar a la Virgen grávida durante las últimas semanas de su Buena Esperanza, cuando el peso de Jesús se hace sentir más. Ella va nutriendo en su seno –teje que teje- la naturaleza humana del Hijo Unigénito del Padre. Y siente el peso, un peso dulce, del Hijo de Dios humanado.

Vive a la letra lo que unos siglos más tarde dirá lapidariamente san Agustín: «mi amor es mi peso» (Amor meus, pondus meus). Se refería el obispo de Hipona a que así como todas las cosas tienden a su centro de gravedad, su corazón se precipitaba al Amor inmenso de Dios, como atraído por irresistible imán. María llevaba en su seno inmaculado el verdadero Centro de todas las cosas, de todo amor, que bien es llamado Amor de los amores. ¡Qué peso! ¡Qué responsabilidad! ¡Qué cuidado! ¡Qué olvido de sí!

Adviento es tiempo para acompañar a Nuestra Madre y «ayudarla» a llevar el peso de Dios, el peso de Jesús hasta Belén. Es tiempo de confidencias con la Portadora de Dios Hijo hecho Niño en su seno (cristófora). Es muy necesario, porque lo más parecido a la Santísima Virgen de viaje a Belén es el cristiano de viaje por el mundo, sobre todo cuando acaba de recibir a Jesús Sacramentado (cristóforo). Normalmente, el cristiano que vive de la fe, está en gracia de Dios y es templo del Espíritu Santo, tanto como decir asiento de la Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo inhabitan en el alma del «justo». Habitualmente –solía decir san Josemaría- en nuestro corazón hay «un cielo». Habita o –según dicen los teólogos reforzando la expresión- «inhabita» Dios Uno y Trino.

–¿Cómo es posible? ¡Si no se nota nada!

Bueno, preciso es reconocer que nuestra sensibilidad es escasa. San Pablo dice que el Espíritu Santo clama en nuestro corazones el grito de nuestra filiación divina: «Abbá!», ¡Padre! (más exactamente: ¡Papá!). Escucha. ¿No oyes? Tal vez te faltan algunos años de silencio interior. Tendrías que empezar ya a entrenarte un ratito cada día. Lo mejor sería acudir a la Virgen:

–Mamá, no oigo nada.

–Ven, hijo mío. Con este tapón en los oídos, ¿cómo vas a oír?

Su maternidad se extiende a tantas gentes…; y muchas no conocen a su Madre ni a su Padre, no saben de su filiación divina ni de su filiación mariana y andan por derroteros que separan de su Hijo. Ha de ser un peso grave éste, para Ella.

Con Ella se aprende a llevar el peso de Dios, y de todo lo que es de Dios, lo que Dios ha querido poner sobre nuestros hombros.

En primer lugar, el peso de la propia existencia, que al avanzar el tiempo va haciéndose más gravoso. La famosa «levedad del ser» sólo puede parecer al que vive en la espuma de la vida; no a quien vive la existencia en profundidad. En ocasiones incluso el «ser», la existencia, la vida, puede hacerse muy pesada.

Además, siempre es preciso llevar el peso de otros, según la máxima del Apóstol: «llevad los unos las cargas de los otros». En ocasiones, se hace largo el camino. «Sucede que a veces me canso de ser hombre», como escribió el poeta. Es el momento de decírselo claramente, sin tapujos, a Jesús, que se preocupó de aquellos que le siguieron durante tres días y les multiplicó los panes y los peces «no sea –dijo, antes del comenzar el prodigio- que les falten las fuerzas en el camino».(Mt 15, 32). El Señor está en ese detalle vital. Por otro lado, cuando falta algo, por material que sea, la Madre de Dios siempre será atendida por su Hijo. Dirá: «No tienen vino». Y el vino correrá en abundancia, al menos en la medida que sea menester. En el vino de Caná se engloban todas las necesidades vitales del hombre y María es la sapientísima -¡graciosísima, llena de gracia humana y divina!- presentadora de la indigencia de sus hijos así como la Administradora del Paraíso.

En ocasiones, nos ayudará a comprender que lo que nos hace falta no es justamente vino, sino la voluntad de no tomarlo y caeremos en la cuenta de que el peso de la existencia -como el yugo de Cristo-, es suave y el peso ligero…, cuando permitimos que Él y Ella lo lleven con nosotros.

El peso del trabajo, de las relaciones familiares, profesionales, sociales, económicos, de la debilidad física o moral, es llevadero y quizá incluso liviano y gozoso, si lo llevamos con el espíritu de quien sabe que todo es para el bien de los que aman a Dios. De este modo vivimos el espíritu de penitencia y purificación –tan propio del tiempo de Adviento-, como debe ser, con alegría honda, esperanzada y agradecida.

Dios carga sobre nosotros «su peso» para que con Él, por Él y en Él santifiquemos esta existencia de corta duración, santificando todo lo que toquemos: los deberes de estado, los deberes de cristianos coherentes, para arribar con el espíritu enhiesto, purificado, entero, al Belén eterno, punto de referencia cierto e indispensable para recorrer con garbo el camino de la vida en la tierra.

 

Tiempo de alegrarse con María

Adviento es, pues, tiempo para conversar con María. ¿De qué? ¿Acerca de qué sueles conversar las personas? Pues de los puntos que tenemos en común, de las coincidencias. Hemos comenzando por el saludo del Ángel: ¡Alégrate! Una feliz coincidencia. ¿Acaso un cristiano no ha oído nunca de parte de Dios a un ángel –un padre, una madre, un hermano, un amigo, un pastor…- que le haya dicho «¡alégrate!», porque eres cristiano, porque has hallado gracia ante Dios, porque en las aguas del bautismo el Espíritu ha descendido sobre ti, te ha ungido y te ha llenado de gracia, te ha hecho santo, hijo de Dios, consorte de la divina naturaleza, partícipe de la vida divina…?

¿Nunca te ha dicho nadie esto? Pues ya va siendo hora. La alegría será progresiva, a medida que pasen los días y se incremente el peso de la responsabilidad.

María es mujer singular, belleza única. Pero los hijos de Dios participan de todas las facetas de su gracia. Descúbrelas. Acércate, pregunta, infórmate.

Decía Juan Pablo II aquel mencionado 29 de noviembre de 1978: «El hombre tiene el derecho, e incluso el deber, de preguntar para saber. Hay asimismo quienes dudan y parecen ajenos a la verdad que encierra la Navidad, aunque participen de su alegría. Precisamente para esto disponemos del tiempo de Adviento, para que podamos penetrar en esta verdad esencial del cristianismo cada año de nuevo». Si Dios quiere y nos da tiempo, algo podremos hacer desde aquí.

De momento preguntemos directamente a la que ya es Madre de Dios, cómo fue su alegría el día de la Anunciación, al comienzo de «su» Adviento. Enseguida se ve que no tiene palabras para decirlo, ha de emplear sus ojos, su mirada, su sonrisa, sus manos, ahora juntas en actitud orante, enseguida abiertas con los abrazos abiertos para abrazar la entera creación y al Creador…; su gesto, su respiración, toda Ella…. Tendría que saltar y bailar para decírnoslo adecuadamente. Pero quizá no hiciera nada de esto. Algún día lo sabremos.

«Llena de gracia»

¿También en esto coincidimos con Nuestra Madre? Pues, sí, en cierta en medida, sí. Nosotros con medida, Ella sin medida. La Virgen es llena de gracia desde el momento de su concepción. Nosotros necesitamos del Bautismo enseguida de nacer, para borrar el pecado de origen y restaurar la original imagen de Dios que es cada criatura humana. En ese sacramento, con el agua se derrama en el alma el Espíritu Santo, nos limpia, nos purifica, nos llena de su vida y de su amor; nos convierte en templos suyos y de la Trinidad, somos ya miembros del Cuerpo Místico de Cristo.

Nuestra medida es ciertamente menor que la de la Madre de Dios, concebida sin mancha de pecado original, dotada de todas las perfecciones humanas a disposición de su Creador y con toda la gracia divina que cabía en su inmensa capacidad de recibir con perfecta humildad. Llena de gracia desde el momento de su Concepción Inmaculada.

Nos aventaja pues en modo prácticamente infinito. Pero la gracia que los bautizados hemos recibido en el sacramento del bautismo es una medida también «llena». Y en cada momento de nuestra vida recibimos toda la gracia que somos capaces de recibir. Esa capacidad nos la da Dios, pero también depende de nosotros: depende de nuestra humildad. Es humilde la persona que «anda en verdad». Humildad es la verdad. La verdad es que «Dios es Dios» y «el hombre es criatura». Somos receptores. Dios es pura generosidad. Y no da lo queremos: «Pedid y se os dará». La palabra de Dios no puede fallar. Dios es la verdad y la fidelidad.

Si no tenemos más gracia, más vida interior, más participación en la vida divina, más intimidad con Dios, es por falta de apertura a la gracia, por falta de deseos. Toda la vida cristiana, dice Agustín, «consiste en un santo deseo» (sanctum desiderium est). El deseo ha de ser santo, fuerte, vehemente, audaz, persistente, tenaz; la petición, confiada, llena de fe, hasta conseguir lo que pedimos.

Cuanto más pedimos, más deseamos, más aumenta la capacidad de recibir. Quizá pedimos poco, porque deseamos poco y recibimos poco. «Al que tiene se le dará y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado». Parece una gran injusticia que al que tiene poco se le quite aún lo poco que tiene. Pero Dios no es injusto y nos está diciendo que nadie tiene derecho a decir que tiene poco, o a quedarse con poco. Todos estamos en condiciones de recibir mucho, pero hemos de querer recibir mucho; no un día ni dos, sino todos los días, hasta que recibamos el ciento por uno y la vida eterna. Palabra de Dios que la recibiremos.

Si acaso hemos perdido por el pecado la gracia santificante que nos abre y une a la intimidad divina, es menester ir corriendo a la confesión sacramental. De lo contrario permaneceríamos en la absurda situación de la criatura de espaldas al creador, del río desconectado de su fuente, de la vida separada del vivir. No coincidiríamos con la Llena de Gracia. Pero aún así, Ella estaría muy cerca, esperando ansiosa el momento de podernos asirnos de la mano y conducirnos al sacramento de la penitencia. Entonces: «Yo te absuelvo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…». Recobramos la gracia bautismal. Recobramos la filiación divina «viva», la vida «en Dios», Padre, Hijo y Espíritu Santo. Coincidimos con María, no sin su asistencia. «Ipsa duce», Ella misma nos ha llevado de la mano y ahora nos mantiene bajo su manto. Volvemos a estar «llenos de gracia», en la medida de nuestra capacidad de recibir.

Ahora es cosa de comprender que la «gracia santificante» es vida. Y la vida no puede estarse quieta, no puede parar ni sosegar hasta hallar su plenitud posible. Si está llena nuestra capacidad de recibir, esa capacidad nuestra no es la mayor posible. Se precisa ensanchar el corazón, amar más, pedir más, ambicionar más, porque necesitamos más, porque el Amor de Dios es infinito, nos ama infinitamente y quiere darnos infinitamente más. Nos ha creado con una naturaleza finita pero abierta por el entendimiento y la voluntad al Infinito Absoluto. No hay otro descanso para el ser racional que la posesión del don infinito que Dios nos tiene preparado, para el que nos ha creado y al que nos llama.

Cada día, a cada hora, a cada rato, en todo momento, la gracia –el Amor de Dios- nos busca, nos requiere, nos hace señas para que advirtamos su cercanía, su voluntad de donación.

Destinada a crecer, a semejanza de Jesús –y por tanto, de María- que creció en sabiduría, estatura y gracia ante Dios y ante los hombres.

Se columbra una Luz a lo lejos. Se adivina cercano el cielo de Belén, los pastores, los Ángeles, la estrella, los Magos… Allá haremos un alto en el camino, pausado y sabroso, para adorar mucho y besar al Niño Dios. Luego, le seguiremos – con María y José – a dondequiera que vaya.

 

Lição de Natal

              Carolina Ramos

 

Pura e límpida, a estrela fulgurante

iluminou os céus da Palestina!

E pastores e reis levou avante,

até a boca da gruta pequenina.

 

Naquele excelso e soberano instante,

reis e plebeu unia a luz divina

e a esperança, com brilho tremulante,

tornava a noite azul e cristalina!

 

Grande lição, Senhor, nos deu a Estrela!...

Ao levar a Belém adoradores,

provou a todos, no êxtase de vê-la,

 

que os humildes serão sempre os primeiros:

- que antes dos reis... e que antes dos pastores

...aos Teus pés se ajoelharam os cordeiros!

 

 

CLERICALISMO

Leo J. Mart.

El Papa Francisco viene atacando duramente el clericalismo y dice esto:

 “Está ese espíritu de clericalismo” – explicó el Papa Francisco 13/12/2016 15:01 –, “los clérigos que se sienten superiores, que se alejan de la gente,” que no tienen tiempo de escuchar a los pobres, a los que sufren, a los presos, o a los enfermos…El mal del clericalismo ¡es una cosa muy fea!”

 Hay dos clases de clericalismo. El clericalismo de los clérigos y el clericalismo de los laicos. El clericalismo, como todo <ismo> connota enfermedad o vicio (el paludismo, el populismo, el egoísmo) que en realidad lleva al abismo.

San Josemaría Escrivá de Balaguer, siendo este un sacerdote, decía de la Institución que él fundó: < En el Opus Dei somos anticlericales> refiriéndose con esto a que los laicos no son una longa manus de los sacerdotes, sino que tienen su independencia propia y su propia espiritualidad laical y secular.

Ya el Papa Benedicto XVI lo había advertido a los párrocos de Roma el no tener celos a los movimientos de los laicos, y los invitaba a <no apagar los carismas.>  Confrontar VATICANO, 23 Feb. 2.007 (ACI) 

Hay un clericalismo que está destruyendo a la Iglesia y es la falta de unidad que lleva a la rivalidad y envidia de parte de sus mismos miembros. Thomas Hobbes  dijo: < Homo homini lupus> (El hombre es un lobo para el hombre) y alguien refiriéndose a la rivalidad entre la misma gente de la iglesia de Dios, dijo: < Un sacerdote para otro sacerdote es súper lobo >

Hay un clericalismo que ha vaciado las iglesias y los templos permanecen siempre solos, porque cuando los laicos preguntamos por el sacerdote la respuesta es esta: <el sacerdote no está> Nos preguntamos los laicos con tristeza: < ¿a qué horas confiesa el sacerdote, a qué horas enseña el Catecismo y da doctrina? >

Cuando el Papa Benedicto XVI visitó a Fidel Castro, le preguntó el dictador en forma irreverente: < ¿Qué hace un Papa? > Pero ahora los laicos, de forma reverente, nos preguntamos: < ¿Qué hace un sacerdote? >

El otro clericalismo es el de los laicos que consideran que ser santo es reducir su espiritualidad a girar en torno del altar y el sacerdote. San Josemaría Escrivá solía repetir del dicho español: < La mujer que por el templo deja el puchero quemar tiene de ángel la mitad y de diablo la otra mitad.>

Como todo extremo es vicioso y la virtud está en el medio < in medio virtus > o siguiendo el dicho de la sabiduría popular que dice: < ni tan cerca que queme al santo ni tan lejos que no lo alumbre>, podemos decir que hay un clericalismo bueno que nos lleva a acoger con cariño a todos los sacerdotes y a rezar por ellos, como lo enseñó san Josemaría; pero los curas en el templo y los laicos en la calle: < salid a los caminos y oblígalos a entrar > Mateo 22, 9 y hay un anticlericalismo malo que lleva a despreciar y a rechazar todo lo que viene de los sacerdotes. Los liberales de mi época decían: < No hay muerto malo, ni novia fea ni cura bueno> -esto ya es un extremo que no podemos admitir, porque en medio de la crisis de la Iglesia hay y habrá siempre algunos sacerdotes santos.

 

¡ DESTRUID LA FAMILIA !

Buscando las raíces

Hoy 2016 como ayer 2007

 

¡DESTRUID LA FAMILIA! Gritó el comunista italiano Antonio Gramsci. Degradar  la vida del hombre, sus creencias cristianas, sus  tradiciones y su moral, lo consideró como la única manera de implantar el comunismo- o su primo hermano el progresismo actual- en el mundo cristiano.

 

Saltando sobre los tiempos de la historia reciente de España, el domingo, 27 de mayo del 2007 han tenido lugar las elecciones locales a los ayuntamientos y a las Autonomías. ¿ Servirán para resolver los verdaderos problemas de la sociedad o seguirán los pasos de Gramsci? En el horizonte continúan agazapados y expectantes los principales asuntos que pesan sobre nosotros: Terrorismo, la división de España, los abusos de las comunidades más ricas, el problema del agua para el  Levante, la corrupción política, una inmigración desordenada, un oscuro horizonte laboral, … y, sobre todo, la inmensa degradación moral y la ausencia de principios cada día más profunda entre nuestros hombres y mujeres: abortos, eutanasia, botellón, divorcios, prostitución,…todo bien aliñado con mucha libertad, igualdad, talante, diálogo,… con significados distintos y opuestos a los que siempre se han considerado.

 

Gramsci pensó que si se  elimina o reduce el número de hijos la familia sería más fácil de desintegrar. Siguió dos estrategias: Una, disfrazada de ciencia, que  desarrolló Malthus en su teoría demográfica de la sobrepoblación: “Si la población sigue creciendo, no habrá alimentos suficientes para todos.” La propagaron por todos los medios, con fotografías desgarradoras, de manera que pareciera la pura verdad .

 

Otra estrategia: La campaña consistía en un solo mensaje aparentemente aceptable y poco dañino: “La familia pequeña vive mejor” Repetido durante más de 20 años  consiguieron : 1) Que la gente relacionara el “vivir mejor” con el “tener más cosas”, de esa manera… el hombre olvidaría que “vivir bien” significó un día “portarse bien”, “ser bueno”. 2) Que la gente empezara a ver a los hijos como los enemigos del bienestar.  “Si quiero vivir bien, debo tener pocos hijos para poder tener más cosas”.

 

Pero todavía no lograban destruir a la familia  De nuevo, una sola frase repetida millones de veces, por todos los medios y durante mucho tiempo: “Pocos hijos para darles mucho” Esta segunda campaña, que duró otros veinte años, trajo como consecuencia una generación de padres que “dieron todo a su hijos únicos”. Y así crecieron estos niños egoístas, exigentes, acostumbrados a dar nada y recibir mucho.  Ahora, estos nenes ya son adultos y se están casando con niñas de la misma generación, igual de egoístas y exigentes que no saben dar nada  pero lo quieren todo.

 

El resultado está a la vista: matrimonios que duran uno o dos años con una verdadera epidemia de divorcios. Gramsci fue muy listo. Consecuencia: una generación de madres que se quedaron sin nada qué hacer y se aburren cuando sus hijos únicos crecen o se marchan del hogar. Aparecen los adulterios como cosa normal. En la escuela los niños se ven sometidos a una educación sexual pavorosa: “Ali Babá y los cuarenta maricones” son recomendados por la ministra de educación. “El póntelo, pónselo” están a la orden del día. Los embarazos no deseados entre los jóvenes suelen terminar en la “Interrupción voluntaria del embarazo”, que suena mejor  que “asesinar a los hijos”. ¡Este es el panorama!

 

Si  el hijo es el enemigo del bienestar, habrá que evitarlos y, llegado el caso, habrá que matarlos. Surge el aborto y todo ese mundo de frases y eslóganes dirigidos por la progresía para justificar lo injustificable.  Otra corona de laurel para Gramsci.

 

Si el niño por nacer significa un estorbo para el bienestar, mucho más lo será un anciano, un enfermo o un niño deforme. Eugenesia… selección de embriones… y eutanasia; madres  que matan a algunos hijos y se quedan sólo con los sanos , nietos que matan a sus abuelos enfermos… Por todas parte surgen Leyes que aprueben todo lo anterior: divorcio, anticoncepción (salud reproductiva), homosexualidad (ideología de género), concubinato,... Gramsci ha destruido o está en camino de destruir a la familia cristiana.

 

La cultura de la muerte se impone. En España ya se ha introducido de forma democrática (?). Condición previa es la eliminación de Dios de nuestras vidas y,cuando éste desaparezca, todo será posible: La hermandad, la igualdad,  y la  dignidad de los hombres por ser hijos de Dios se evapora. El ser humano se convierte en  un bicho más con el que se puede experimentar. ¿ Ya hemos olvidado el paraíso de los países fascistas y marxistas-comunistas?

 

La práctica totalidad de los gobiernos progres de Europa y América, encabezados por la ONU y la UNESCO, están dirigiendo el asalto a la única institución en el mundo que le está haciendo frente con un éxito relativo: La Iglesia Católica. Al mismo tiempo presionan económicamente y de forma brutal contra los países pobres, remisos a adoptar sus directrices contra el divorcio, el aborto, la educación,… y en definitiva contra  la familia.  Entre esos gobiernos el español de ZP consigue un sobresaliente. El gusto por la contracultura, el antiamericanismo primario, el ecologismo furibundo, el pacifismo a la violeta y, en general, la predilección de la progresía contemporánea por todos los enemigos del sistema occidental, tienen su origen en este revisionismo marxista de principios del siglo pasado.

 

Probablemente, Antonio Gramsci fue el primer intelectual marxista que comprendió la necesidad de trasladar la lucha de clases al terreno de la cultura de masas. Junto a Lukacs, otro teórico del “terrorismo cultural” según su propia definición, sentaría las bases para el acceso al poder mediante la demolición de los pilares morales de la tradición judeocristiana. Finalmente Willi Münzenberg, principal dirigente de la Kommintern en la primera mitad del Siglo XX, se encargaría, con eficacia estalinista, de extender por occidente las consignas para la subversión.

 

Por su parte el húngaro Gregory Lukacs llegaba en sus análisis a las mismas conclusiones que su colega italiano. Lukacs, además, tuvo la oportunidad de poner en práctica sus teorías durante la breve dictadura de Bela Kum, bajo la que desempeñó las funciones de comisario para la cultura. En el breve plazo que duró en Hungría la dictadura comunista, Lukacs –¿Quién nos librará de la civilización occidental?– instauró, como parte de su proyectado terrorismo cultural, un radical programa de educación sexual en los colegios, en el que los niños eran instruidos en las bondades del amor libre y los intercambios sexuales, así como en la naturaleza irracional y opresora de la familia tradicional, la monogamia o la religión, que privaban al ser humano del goce de placeres ilimitados.

 

Pero ¿Qué dirigente de las derechas- incluso de izquierdas-  ha leído alguna vez a Gramsci, Chomsky, Luckacs o Münzenberg? Siendo esto así ¿cómo van a poder combatir sus destructoras ideas. Si a esto le sumamos que casi nadie lee ya los Evangelios, tampoco se podrá entender los 2000 años de civilización judeocristiana que recorren nuestras venas

 

No hace falta ser un lince para comprobar que la siembra de las ideologías hechas por Gramsci, Chomsky, Luckacs y Münzenberg para destruir  a la familia, siguen dando sus frutos en la actualidad; los mismos frutos podridos y con los mismos efectos sociales que estamos recogiendo desde hace más de cien años. Sólo queda una institución mundial que se les resiste: la Iglesia Católica y con una sola arma: Los Evangelios y el amor. Un hueso duro de roer, sobre todo, desde que Cristo dijo a los apóstoles: “Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos”

Mérida (España) , 1 de junio de 2007       Alejo Fernández Pérez

Alejo1926@gmail.com         

 

¿Dependes del celular?

Lucía Legorreta de Cervantes

Última actualización: 14 Diciembre 2016

¿Si se te olvida tu celular, sientes que el mundo se acaba? ¿Duermes con él? ¿Lo acostumbras llevar en la mano? ¿Pasas horas y horas metido en tu teléfono, y no te das cuenta?  ¿Lo utilizas dentro de tu casa? ¿Cómo reaccionas si se descompone?

 

Actualmente, ya no nos resulta raro ir a un restaurante y darnos cuenta de que la mayoría de los que están comiendo acompañados de personas, a pesar de ello, están con sus celulares!

Y es que desde hace aproximadamente cinco años el uso del celular se ha vuelto un vicio que, sin darnos cuenta, va modificando desde la dinámica familiar hasta las habilidades sociales del usuario.

Este fenómeno del uso de celulares en eventos sociales ha llamado la atención de varios investigadores estadounidense, quienes lo nombraron “phubbing”, y viene de la unión de las palabras en inglés “phone” (teléfono) y “snubbing” (desatención).

Consiste en ser ignorado por la persona que te acompaña debido a que ésta se encuentra utilizando el teléfono.

Seamos sinceros y preguntémonos a cuántos no nos ha pasado que estando en una reunión hay un momento en el que todos están mirando su celular?; y así como ocurre en las reuniones familiares, pasa con los amigos, en la oficina, en la escuela, Metro, Microbús, bares, parques, en el cine, e inclusive en la iglesia.

Sin duda este fenómeno ha modificado las relaciones interpersonales y la interacción con el mundo que nos rodea.

Ahora aprendemos, nos divertimos, nos comunicamos y relacionamos a través de una pantalla, concordando con el ya famoso dicho “la tecnología acerca a los que tenemos lejos y aleja a los que tenemos cerca”.

Tras varias investigaciones, el “phubbing” se considera una adicción: el uso excesivo de celulares, tabletas, computadoras y otros aparatos electrónicos puede afectar a las personas, sobre todo a los niños y adolescentes, trayendo consigo consecuencias como: ansiedad, trastornos de sueño e incluso ciertos problemas de aprendizaje que pueden relacionarse con la atención, acostumbrándonos ahora a mirar una pantalla más que a una persona.

El celular es la nueva adicción. Leía yo sobre un estudio de la Universidad de Missouri que reportó que la gente sufre de ansiedad al separarse de su celular.

Los investigadores pusieron a dos grupos a armar un rompecabezas y, luego, a uno de ellos le quitaron sus celulares. Los participantes que estuvieron alejados de sus teléfonos aumentaron su pulso cardiaco, su presión arterial y les costó más trabajo completar el rompecabezas.

Modificar esta conducta viciosa no es imposible ni tedioso; no tenemos que prohibir el uso de celulares, ni cancelar nuestro plan de teléfono con Internet, ni cerrar todas nuestras cuentas en redes sociales, sino más bien, aprender a moderar su uso; y esto se puede manejar de manera creativa y fortaleciendo las relaciones sociales. Por ejemplo:

- En una comida con amigos en un restaurante, pedirles a todos que pongan el celular al centro de la mesa y así el primero que lo tome, será el encargado de pagar la cuenta.

- En la familia, en los momentos de convivencia, poner una alcancía en donde el primero que saque su celular tendrá que depositar cinco o diez pesos en la misma.

- Hacer actividades recreativas; por ejemplo, deporte, paseos, visitar museos, de ser posible dejando el celular en casa.

Si bien el teléfono celular es una herramienta que nos mantiene en constante comunicación con las personas que tenemos lejos y que además facilita la vida diaria, es importante ser conscientes y pensar cómo queremos que sea la cultura digital en un futuro y si queremos ser esclavos de la tecnología.

No se trata de prohibir o no utilizar las nuevas tecnologías, sino simplemente aprender a valorar las relaciones interpersonales y sobre todo tener una interacción sana con el medio que nos rodea.

Reaprender a mirarnos a los ojos y fijarnos en los detalles que no vemos por ver una pantalla. Dejemos de desatender a los que nos rodean y recuperemos el placer de comunicarnos presencialmente con las personas con las que convivimos o con las que vamos conociendo por la vida. ¡Descubriremos la alegría de simpatizar y comprendernos!

Pregúntate si realmente dependes de este aparato, y si tu respuesta es afirmativa, no permitas que una cosa cambie y domine tu vida, Mejor sé TÚ quien decida qué hacer con ella.

 

     Navidad: ¿cómo enseñarla a los hijos?

Principio del formulario

 

Final del formulario

Por LaFamilia.info

 

20161212n​Foto: Freepik

 

La Navidad es una celebración de fe, de inmensa alegría por el nacimiento de Jesús; pero… ¿nuestros hijos saben que éste es el motivo de la Navidad? ¿Saben la razón por la que nos damos regalos o nos reunimos en familia más que de costumbre? Es importante transmitirles a los niños el verdadero sentido de la Navidad y no aquella imagen que el comercio les vende, la cual en ocasiones también convence a los adultos.

 

Por esta época es frecuente encontrar padres con angustia por no poder regalar a sus hijos lo que ellos piden (tablets, móviles, videojuegos...) pero en realidad estos pedidos están muy lejanos del significado de esta celebración cristiana; por desgracia la Navidad se ha ido materializando.

 

Si fuera por los mensajes que recibimos de la publicidad, parecería que la Navidad se reduce a una temporada en que se vive la amabilidad e intercambiamos regalos. Y los niños también son víctimas de este bombardeo mediático. Por eso la misión de los padres es orientarles hacia los valores cristianos que representa esta época, a vivir la solidaridad, la humildad, la gratitud, la generosidad, la paz, la reconciliación… virtudes que los harán mucho más apreciables que los obsequios materiales (Ver: Los valores de la Navidad).

 

Cómo transmitir la fe en Navidad

 

Lo primero es contextualizar a los hijos en la auténtica festividad. Debemos explicarles que celebramos con enorme alegría el nacimiento de Jesús, quien nació entre nosotros en un humilde establo acompañado de sus padres, la Santísima Virgen y San José, y junto a ellos, los pastores y animales que les brindaron compañía y calor. La elaboración del pesebre o Belén es una magnifica actividad para enseñarles a los hijos esta historia sagrada y el significado especial que cobra cada figura (ver aquí).

 

Hay que enfatizar que de este hecho es donde germina toda la felicidad característica de esta fiesta, es por ello que nos reunimos en familia para esperar la llegada del Niño Jesús al ser un gran acontecimiento que ansiamos durante todo un año.

 

A este respecto, el Padre Juan de Dios Larrú aconseja hacer llegar a los niños que “la fe aporta alegría: es muy importante que la fe se celebre. La fe tiene que ver con la fiesta. Un niño debe percibir que la fe está unida al sentido gozoso de la vida.La Navidad es la alegría enorme de que Dios está cerca de nosotros” *CaminoCatólico.org. Por eso decimos que la Navidad es también una fiesta familiar, fiesta de solidaridad y de fraternidad universal.

 

De igual forma, el nacimiento de Jesús nos invita a hacernos conscientes de su legado en la tierra, a llevar una vida coherente con su mensaje: amor y paz; pues con su nacimiento también debemos nacer nosotros, cambiamos para ser mejores. Y ello implica vivir los valores en carne propia, como realizar en familia una actividad que así lo ratifique: por ejemplo la generosidad, compartir con niños de menores recursos o con personas necesitadas.

 

Finalmente, la labor educativa de la familia no debe pasar por alto esta fecha para transmitir a los hijos el origen y verdadero significado de la Navidad, lo que implica ubicarles en el entorno espiritual para vivir la fe. También los padres deberán ayudar a los niños a comprender el nacimiento de Jesús como eje central de la festividad y entender el tema de los regalos como una actividad que acompaña el ritual, la cual debe vivirse con moderación, con la misma humildad con la que el Niño Jesús nació en el pesebre.

 

PRETENDEN IMPONER “EXPERTO” ONU QUE HA OFRECIDO DESHACERSE DE CATEGORÍAS HOMBRE/MUJER POR “IDENTIDAD DE GÉNERO”

Vitit Muntarbhonr

Por Sergio Burga

Entre el 14 y el 16 de Diciembre, los 194 países de la Asamblea General ONU votarán la confirmación de Vitit Muntarbhorn, como Experto Independiente en Orientación Sexual e Identidad de Género. Sin embargo, Muntarbhorn ha dado muestras que de independiente no tiene nada. No sólo ha prometido imponer globalmente el pensamiento ideológico de grupos LGTBI sino que ante las protestas de algunos países ha declarado a Houston Chronicle que “su mandato ONU alcanza a todo país bajo el sol y bajo la luna”.

El pasado 30 de noviembre, Muntarbhorn dio la Conferencia de Apertura del Congreso Mundial de ILGA (coalición internacional de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) realizada en Bangkok, su tierra natal. Muntarbhorn aprovechó la ocasión para adelantar cuáles serán sus 5 prioridades de su mandato, en la cual mencionó la meta de deshacerse de conceptos binarios (hombre/mujer). Enfatizó que empezará por promover estos conceptos en la educación de los niños para producir un cambio cultural especialmente en el ámbito de la religión dirigido a integrar la orientación sexual e identidad de género.i

Las pretensiones de Muntarbhorn sobre “todo país bajo el sol y bajo la luna” llaman a reflexión sobre el rol que viene cumpliendo ONU en el mundo. Creada para defender los derechos reconocidos en la dignidad humana por el consenso mundial, hoy se ha vuelto el foro donde unos cuantos países poderosos imponen una agenda ideológica a los países pobres.

En Junio pasado, el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra aprobó la resolución que creaba la función del “Experto Independiente en Orientación Sexual e Identidad de Género” en medio de una gran polémica y escándalo. La resolución que debió ser consensuada como es tradicional y lógico ya que afectará a todos los países, se dejó al voto. Solo 23 países votaron a favor, 18 en contra y hubo 6 abstenciones. En Setiembre, el Consejo de Derechos Humanos anunció la elección de Muntarbhorn de una lista de 3 candidatos propuestos por un Consejo Consultivo.

La pregunta es: ¿Dónde queda la soberanía de los 18 que votaron en contra y los 6 que se abstuvieron? Como ya viene siendo una odiosa e inaceptable costumbre en ONU, los delegados de los países votan en un ámbito cerrado a la opinión pública y muchas veces al margen de las leyes nacionales. Muchos de los 23 países que votaron a favor de un “Experto independiente” tienen leyes locales opuestas a las pretensiones de Muntarbhorn y ni qué decir de las opiniones de los padres de familia cuyos hijos serían educados en el pensamiento- Muntarbhorn.

No existe tratado internacional firmado por los Estados que defina las categorías de “orientación sexual” o “identidad de género”. Con esta ambigüedad, Muntarbhorn tendrá total libertad de imponer su particular forma de ver la sexualidad. ¿Es que los votos de unos países darán autoridad para pedir cuentas de aquellos actos que no estén de acuerdo con el criterio de Muntarbhorn?

La resolución ahora tiene que ser adoptada por la Asamblea General en Nueva York, ya que este es el órgano máximo de las Naciones Unidas. Aquí ya empezó otro bochornoso acto de imposición al voto.

El grupo africano introdujo una enmienda a fin de que se difiera el mandato del experto con el fin de darles a los países la oportunidad de:
1. Discutir y definir a lo que se están refiriendo con orientación sexual e identidad de género (pues hoy en día existen hasta 50 clasificaciones de géneroii);
2. Definir cuáles serán las funciones exactas del experto, ya que ante la incertidumbre en la que se encuentran los países, sería abrir una caja de pandora que afectaría la autodeterminación de los países si el mandato del experto y sus limitaciones no se definen.

Argentina, por otro lado, introdujo otra resolución opuesta al razonable pedido del grupo africano. Hace unos días esta propuesta recibió 84 votos a favor, 77 en contra y 17 abstenciones. Llama la atención que hayan votado a favor muchos países de los menos poderosos con una población y leyes contrarias a la agenda Muntarbhorn – ILGA. En la región latinoamericana fueron Perú, Chile, Guatemala, El Salvador, Panamá, Bolivia, Costa Rica, México, Brasil y Uruguay.

Es decir, la idea al parecer es imponer a Muntarbhorn al voto de una mayoría simple y ajustada, con lobbies de países poderosos y ONGs con buen financiamiento de estos mismos países, y en el cual delegados de países pobres pueden votar en un cuasi anonimato que los protege de cualquier rendimiento de cuentas posterior.

Sin embargo, quedan unos días que pueden dar espacio a la razón y la democracia. Todavía hay tiempo que algunos países a través de sus autoridades y ciudadanos alcen la voz. En muchos países debería reconsiderarse la votación para que sea acorde al sentir de sus compatriotas y de las leyes nacionales. Estos delegados deben entender que la ONU no es Las Vegas (donde lo que pasa en Las Vegas queda en Las Vegas) sino que tienen una responsabilidad sobre la cual tienen que responder.

---

i. Ver http://bangkok.ohchr.org/news/press/VititFullStatement.aspx
iihttp://www.guidetogender.com/
http://techland.time.com/2014/02/13/facebook-gender-identity-zuckerberg/

 

Triángulo terrestre es parte de nuestra soberanía

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO

Ver mi blog  www.planteamientosperu.com

El pasado 11 de noviembre nuestro canciller, Ricardo Luna, aseguró que no existen problemas limítrofes con Chile, “ni en el mar ni en la tierra” y “no hay de que preocuparse” a pesar de que existe un tema muy sensible que el gobierno no quiere enfrentar sobre el triángulo terrestre (37,610 m2), un territorio que nos pertenece plenamente pero Chile no lo reconoce como peruano a pesar que el Tratado de 1929 establece que “la frontera entre los territorios de Perú y Chile partirá de un punto de costa que se denominará Concordia” representado por el Hito 1 (orilla del Mar) y fijado por una Comisión mixta ad hoc (28 abril 1930) a distancia prudencial para evitar su destrucción por oleaje.

En marzo 2001 Chile instaló una caseta de vigilancia invadiendo dicha área pero la protesta peruana obligó a retirarla. El punto Concordia se encuentra incluido en nuestra ley 28261 de Líneas de Bases del Dominio Marítimo (3 de noviembre 2005). En diciembre 2006 Chile trató de usar el hito 1 en la creación de la XV Región Arica-Parinacota, no logrando su cometido, y en el marco de la demanda boliviana contra Chile en la Corte de la Haya (24 abril 2013), en sus alegatos Chile, desconociendo el punto Concordia, presentó un mapa que señala como Punto 1 el inicio de la frontera con Perú. Además, sobre el fallo de La Haya por nuestra demanda marítima (27 enero 2014), Chile asegura que la Corte decidió a su favor sobre la soberanía del triángulo terrestre, lo cual fue desvirtuado por la misma Corte, finalmente el 7 noviembre 2015 se crea en Tacna el distrito La Yarada-Los Palos que incluye el triángulo terrestre.  

Bajo este panorama, el pasado 29 de noviembre el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski y su homóloga chilena Michelle Bachelet suscribieron una declaración conjunta sobre temas de interés común (hasta la voluntad de proveerle electricidad y gas a Chile), y según nuestro Canciller, Ricardo Luna, entre Perú y Chile confluyen factores favorables para dinamizar y potenciar la agenda común, pero nada de esto se debería concretar si Chile, sin respetar las obligaciones pactadas en el Tratado de 1929, insista en desconocer unilateralmente el triángulo terrestre como peruano, asegure que le pertenece soberanamente y hasta señale que se encuentre minado, lo cual el gobierno peruano jamás debe aceptar ni soslayar.

 

 

Intérprete de la aconfesionalidad del Estado

El rey Felipe, en su visita a la Conferencia Episcopal Española con motivo del 50 aniversario, agradeció la aportación de la Iglesia a la convivencia pacífica entre los españoles y su labor social, especialmente durante los años de crisis. Un servicio de singular relevancia fue el que prestaron los obispos durante la época de la Transición, ayudando a los españoles a sanar heridas y a mirar al futuro con esperanza y voluntad de entendimiento. Ese servicio fue en buena medida posible gracias al rey Juan Carlos, quien al renunciar al derecho a la presentación de obispos, puso las bases del régimen aconfesional después rubricado en la Constitución de 1978. El presidente de la Conferencia Episcopal reafirmó estos días que los obispos se sienten “reconocidos” en ese marco. La Iglesia no pide privilegios sino realizar su misión y servir a la sociedad en libertad. 

El problema a veces es que se ha confundido “aconfesionalidad” con hostilidad hacia la religión (laicismo), en contradicción con los principios que establece la Constitución española. Unos principios que, una vez más, ha sabido encarnar la monarquía constitucional.

Enric Barrull Casals

 

 

Hacia un pacto educativo

Con ánimo de perdurar. Ésa es una de las máximas del acuerdo del Ministerio de Educación con la comunidad educativa. De hecho, Méndez de Vigo ha consensuado con los rectores una “reválida” de Bachillerato que consistirá en un sistema “lo más parecido posible” al de la antigua Selectividad. Será el primero de una necesaria agenda política de pactos. No sabemos aún lo que Rajoy está dispuesto a dejar para llegar al pacto. Esperemos no esté relacionado con los derechos esenciales y constitucionales.

Jesús Martínez Madrid

 

 

RESPETAR LA RELIGIÓN.

En distintos ámbitos políticos se viene pidiendo y/o consumando la retirada de símbolos cristianos argumentando que “ofenden a los musulmanes”.

La religión, que es “Virtud que mueve a dar a Dios el culto debido”, es tan antigua como la presencia del hombre en la Tierra, porque es algo connatural a él.

Cada ser humano tiene su propia religión, su camino de encontrarse con Dios, y el derecho a hacerlo de forma personal o comunitaria, privada o pública.

Es curioso que quienes claman contra la “ofensa a musulmanes” son la excepción de los creyentes, o sea los ateos. 

Yo creo que hay que distinguir entre musulmanes fieles a su religión, y el resto. En España, los primeros son amantes de la paz y extremadamente respetuosos con las otras religiones. Los demás vienen a ser –en esto- como los reclamantes ateos.

Por tanto, políticos ateos, quítense la careta y no engañen al pueblo, mayoritariamente cristiano.

 

                                                                   Amparo Tos Boix, Valencia.

 

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 135

 

SOBRE LO CACAREADO EN EL PARLAMENTO RECIENTEMENTE: Así es que soñar con los deberes a hacer por los nuevos que gobiernen…? Ya que… Lo primero a hacer debiera ser el de "limpieza general de parásitos" que es el principal motivo por el que España entró en la ruina; puesto que sólo en la autonomía andaluza hay tantos enchufados al aparato estatal como oficialmente tenía Franco para toda España, se ha publicado que hay más de 700 altos cargos. Multipliquen tal dislate por toda España y llegaremos a esos 3.200.000 empleados estatales (así ha sido publicado igualmente), continuemos con los altos impuestos que nos hacen pagar, además en cada comunidad pagamos diferentes impuestos y a diferentes tipos (Impuestos de patrimonio, donaciones, herencias y...?). Aquí las altas rentas y el gran capital, amén de las multinacionales, pagan proporcionalmente mucho menos que  "un fontanero" y muchas cosas más, que espero de ustedes que leen esto las añadan... si no se abordan todas ellas, España seguirá cada vez más hundida. 

                        Y es que como dije hace ya bastante tiempo; a la mayoría de españoles, al menos a los que “movemos el caletre”; ya nos robaron hasta la ilusión, que sin ser nada material, es el mayor capital con que cuenta el ser humano y de esto los político no saben o no quieren saber nada. (De mi artículo: España: lo que habría que hacer y no se hace (25 de Octubre 2016)

 

Día mundial del ahorro y… El consumismo: “El Día Mundial del Ahorro se celebraba todos los años el 31 de octubre. Es un día en el que se pretende enseñar la importancia que tiene el ahorro en la economía de las familias y de manera personal en el individuo.

            Origen: Este día surge en el año 1924 cuando se reunieron delegados de casi todos los países en el Congreso Internacional del Ahorro. Dicho Congreso se prolongó varias jornadas siendo finalizado el 31 de octubre de ese mismo año, fecha en que fue instituido el Día Mundial del Ahorro.

            Concepto: Saber ahorrar es fundamental para el desarrollo de la persona desde niños. Los padres, los colegios, los centros de enseñanza deben enseñar a los niños desde muy pequeños la importancia que tiene para las personas tener un ahorro y por supuesto saber ahorrar. Gracias al ahorro el día de mañana podremos conseguir nuestras metas, lograr una buena calidad de vida, mayor prevención, etc. El ahorro es una parte importante del presupuesto mensual. El aspecto principal antes de ahorrar es analizar la situación económica familiar. Para ello debemos de controlar que los gastos no sean mayores que los ingresos. Por ello se debe  realizar un ajuste y estabilización de nuestra economía y de la economía familiar”.

                                Pero es que el ahorro está “escrito en el libro de la vida en este planeta” y nos da fe de ello, el comportamiento de las abejas en sus colmenas, o el de las hormigas en sus hormigueros. Y si profundizamos mucho más; en todos los cuerpos donde se condensa la vida, todos (animal, insectos, plantas) ahorran cuanto pueden, para así, poder aguantar “las épocas duras” y que sus especies continúen y no desaparezcan.

                                Con la lógica aplastante que arriba he recopilado y que a mí particularmente me ha ido magníficamente, desde que con trece años me abrieron mi primera “libreta de ahorro infantil con hucha incorporada, en una de aquellas cajas de ahorro”… y quince años después yo las había abierto a mis tres hijos… ¿Cómo hoy no se celebra ese evento a todos los niveles? ¿Por qué se oculta este gran valor?

                                A la vista está; a los políticos empujados por los grandes intereses del mundo capitalista; se les obligó a “enterrar esta buena norma” e impusieron “EL CONSUMISMO”; gastar y gastar a más no poder e incluso,  “el compre hoy y pague mucho después; o sea el endeudarse incluso a lo loco; lo que ha acarreado la ruina de muchos que hoy lamentan ya tarde, las grandes deudas contraídas que incluso les ha ocasionado la pérdida de la imprescindible vivienda propia y que a muchos les ha llevado hasta el suicidio. (De mi artículo de igual titular: Octubre 2016)

 

SOBRE LO QUE DEBIERAN SER LOS DEBATES: Lo que ni huelen la mayoría que entran en el debate es que el mismo se abre para rebatir con certeza y también para enriquecer el mismo y que todos aprendamos más, nunca para  destruir nada de lo que ya se considera construido con destacada veracidad; y es lástima, puesto que entonces lo que se consigue, es: perder el tiempo o que entren en activo, las peores vísceras que tiene el cuerpo humano y entonces es cuando la destrucción es segura: horrible pero cierto: (Debatiendo en un foro el 31-10-2016)

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php