Las Noticias de hoy 21 Noviembre 2018

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    miércoles, 21 de noviembre de 2018      

Indice:

ROME REPORTS

Francisco agradece a la comunidad libanesa “mantener el equilibro entre cristianos y musulmanes”

Panamá 2019: Agenda oficial del Papa Francisco en la JMJ

Mensaje del Papa por la iniciativa ‘Venecia en rojo’, en apoyo a los cristianos perseguidos

Albania: El Papa rinde homanaje al héroe nacional Jorge Castriota Skanderbeg

PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN*: Francisco Fernandez Carbajal

“Es tiempo de esperanza”: San Josemaria

Vida de María (III): Presentación de la Virgen: J.A. Loarte

Ayudarles a saltar el muro del idioma

50 años de la publicación de la Humanae Vitae: Justo Aznar

Viejas y nuevas reformas litúrgicas: Salvador Bernal

La enseñanza de la Teología como tarea evangelizadora: Ramiro Pellitero

Lo que hagamos con ellos con nosotros harán…: Mary Velázquez Dorantes

«Salvar a la vejez es salvar a la civilización»: Robert Redeker

SOCIEDAD CIVIL O CLUB DE SIMPATIZANTES: René Mondragón

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata: Libros y amistad: Alfonso Mendiz

Perú: producción de cocaína por el narcotráfico: ALFREDO PALACIOS DONGO

¿LAS LECCIONES DEL MOVIMIENTO DE LOS CHALECOS AMARILLO EN FRANCIA?: Guy CREQUIE

Las mujeres católicas: Jesús Martínez Madrid

Comprar y vender personas: JD Mez Madrid

Restricción del ejercicio de la libertad: Suso do Madrid

Tristemente… “todo seguirá igual o peor”: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

 

ROME REPORTS

 

 

 

Francisco agradece a la comunidad libanesa “mantener el equilibro entre cristianos y musulmanes”

Audiencia del Papa con la ‘Fundación Maronita’

noviembre 20, 2018 20:48Rosa Die AlcoleaPapa y Santa Sede

(ZENIT – 20 nov. 2018).- Francisco ha dado las gracias a la comunidad libanesa por todo lo que hace en el Líbano. En concreto, por dos cosas: Mantener el equilibrio, -este equilibrio creativo, tan fuerte como los cedros-, entre cristianos y musulmanes, sunitas y chiíes; un equilibrio de patriotas, de hermanos. “Gracias ante todo por esto”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/OR20181120103042_00017-413x275.jpgEsta mañana, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia a los miembros de la “Fundación Maronita” y a las Autoridades del Líbano a quienes acompañaba el Cardenal Béchara Boutros Raï, Patriarca de Antioquía de los Maronitas, al final de la visita ad Limina Apostolorum de la Iglesia Patriarcal de Antioquía de los Maronitas.

Y también les ha agradecido su generosidad: “Vuestro corazón acogedor con los refugiados: tenéis más de un millón”, les ha dicho el Papa.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/20181120104134_0054-413x275.jpgEl Papa ha calificado de “interesante” lo que ha dicho previamente el Patriarca (Raï), sobre el hecho de que la visita ad limina estuviera acompañada por los fieles: “Es una buena idea, se puede formalizar, ¡para que puedan hablar mal de los obispos! ¡Se puede hacer! Así conocemos las cosas más concretas de la comunidad”.

“¡Gracias por haber venido tantos!” ha expresado el Santo Padre de manera improvisada. “Me habían dicho que habría alrededor de cuarenta [personas] para saludar, ¡pero he sido testigo de la multiplicación de los libaneses!”.

El discurso del Santo Padre ha terminado con la bendición: “Que el Señor os bendiga, así como a vuestras familias, a vuestra patria, a vuestros hijos, a vuestros refugiados. Que os bendiga a todos”.

 

 

Panamá 2019: Agenda oficial del Papa Francisco en la JMJ

Del 23 al 27 de enero de 2019

noviembre 20, 2018 19:17Rosa Die AlcoleaJornada Mundial de la Juventud, Viajes pontificios

(ZENIT – 20 nov. 2018).- La agenda del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud, del 23 al 27 de enero, en Panamá, ha sido anunciada este jueves, 20 de noviembre de 2018, en una rueda de prensa celebrada en Panamá a las 18 (hora de Roma).

El Santo Padre participará en esta visita, que se caracteriza por un “acercamiento al mundo del dolor, en donde hay jóvenes que viven en la marginalidad y la enfermedad”, han anunciado los organizadores de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.

Respondiendo al llamado misericordioso de “estaba desnudo y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.” (Mt. 25, 36), el Pontífice dedicará parte de su tiempo en Panamá con jóvenes imposibilitados de compartir con él los actos centrales de la XXXIV Jornada Mundial de la Juventud.

En la presentación de la agenda del Papa han participado Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, Arzobispo de Panamá y Presidente del Comité Organizador Local de la JMJ; Miroslaw Adamczyk, Nuncio Apostólico de la Santa Sede en Panamá; e Isabel de Saint Malo de Alvarado, Vicepresidenta de Panamá y Ministra de Relaciones Exteriores.

Detalles de la visita

El Nuncio Apostólico, Miroslaw Adamczyk, confirmó que el Santo Padre llegará desde Roma a Panamá el miércoles 23 de enero a las 16: 30 en un vuelo de Alitalia, donde se le rendirán al Santo Padre los honores que le corresponden como Jefe de Estado.

Igualmente, el Arzobispo Ulloa Mendieta indicó que al día siguiente (jueves 24), el Papa Francisco mantendrá encuentros con el Presidente de la República, autoridades gubernamentales, cuerpo diplomático, y representantes de la sociedad, además de encabezar un cálido encuentro con más de 70 obispos centroamericanos.

Encuentro con jóvenes presos

A las 17:30 horas del mismo jueves 24 de enero se realizará la ceremonia de acogida y apertura de la JMJ en el Campo Santa María La Antigua (ubicado en la Cinta Costera). Monseñor Ulloa añadió que el viernes 25 de enero en horas de la mañana tendrá lugar un “evento muy especial”: el Papa asistirá al Centro de Cumplimiento de Menores en Las Garzas de Pacora, donde los jóvenes privados de libertad compartirán la liturgia penitencial con el Santo Padre, en un acto de arrepentimiento, reconciliación y perdón.

Monseñor Ulloa detalló que ese mismo día en horas de la tarde, se realizará el Via Crucis con los jóvenes peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud en el Campo Santa María la Antigua.

Catedral Santa María de la Antigua

El sábado 26 de enero en horas de la mañana el Papa dedicará el altar de la Catedral Basílica Santa María la Antigua, un momento en el que la Iglesia Arquidiocesana “se viste de gala” -según palabras de Monseñor Ulloa- para celebrar con sacerdotes, consagrados y movimientos laicales de todo el territorio diocesano.

La Catedral Basílica, totalmente remozada y con más de 400 años de historia, tiene una capacidad para 600 personas, pero en la Plaza de la Independencia que vigila el atrio, se ubicarán a 1800 feligreses de las parroquias arquidiocesanas.

Una vez terminada esta actividad, Su Santidad se reunirá en privado con un grupo representativo de jóvenes de los cinco continentes, en el Seminario Mayor San José, con quienes dialogará sobre su visión del mundo y de la fe.

Misa de Envío

Ya en horas de la tarde se reunirá con los peregrinos en la Gran Vigilia en el campo San Juan Pablo II – al este de la ciudad capital-, donde pernoctarán hasta la gran Misa de Envío el domingo 27 de enero a las ocho de la mañana.

Luego de este multitudinario encuentro, el Papa visitará la Casa Hogar el Buen Samaritano, un centro de acogida para pacientes que padecen VIH-Sida, sin distingo de sexo, religión u orientación sexual, procedencia geográfica, carentes de recursos para vivir y afrontar su condición, y a quienes se les ofrece un acompañamiento integral.

A continuación ofrecemos la agenda del Santo Padre:

***

Miércoles, 23 enero 2019
ROMA-PANAMÁ

  • 9:35 horas: Salida en avión de Roma/Fiumicino a Panamá
  • 16:30 horas: Llegada al aeropuerto internacional Tocumen de Panamá
    Acogida oficial
  • 16:50 horas: Traslado a la Nunciatura Apostólica

Jueves 24 enero 2019
PANAMÁ

  • 9:45 h. Ceremonia de bienvenida en la entrada principal de la Presidencia de la República, Palacio de las Garzas.
    Visita de cortesía al presidente de la República en el Palacio de las Garzas
  • 10:40 h. Encuentro con la autoridad, con el Cuerpo Diplomático y con representantes de la Sociedad en Palacio Bolívar – Ministerio de Asuntos Exteriores. Discurso del Santo Padre
  • 11:15 h. Encuentro con los Obispos Centroamericanos en la Iglesia de San Francisco de Asís              Discurso del Santo Padre
  • 17:30 h. Ceremonia de acogida y apertura de la Jornada Mundial de la Juventud en el Campo Santa María la Antigua – Cinta Costera. Discurso del Santo Padre

Viernes, 25 enero 2019
PANAMÁ

  • 10:30 h. Liturgia penitencial con los jóvenes privados de libertad en el Centro de Cumplimiento de Menores Las Garzas de Pacora. Homilía del Santo Padre
  • 11:50 h. Traslado en helicóptero a la Nunciatura Apostólica
  • 17:30 h. Via Crucis con los jóvenes en el Campo Santa María la Antigua – Cinta Costera        Discurso del Santo Padre

Sábado, 26 enero 2019
PANAMÁ

  • 9:15 h. Santa Misa con la dedicación del altar de la Catedral Basílica de Santa María la Antigua con los sacerdotes, consagrados y movimientos laicales. Homilía del Santo Padre
  • 12:15 h. Comida con los jóvenes en el Seminario Mayor San José
  • 18:30 h. Vigilia con los jóvenes en el Campo San Juan Pablo II – Metro Park.  Discurso del Santo Padre

Domingo, 27 enero 2019
PANAMÁ -ROMA

  • 8 h. Santa Misa para la Jornada Mundial de la Juventud en el Campo San Juan Pablo II – Metro Park. Homilía del Santo Padre
  • 10:45 h. Visita a la Casa Hogar del Buen Samaritano. Discurso del Santo Padre
                    Ángelus del Santo Padre
  • 16:30 h. Encuentro con los voluntarios de la JMJ en el Estadio Rommel Fernández                       Discurso del Santo Padre
  • 18 h. Ceremonia de Salida al Aeropuerto Internacional de Panamá
  • 18:15 h. Salida en avión a Roma

Lunes, 28 enero 2019
ROMA

  • 11:50 h. Llegada al Aeropuerto de Roma/Ciampino

 

 

Mensaje del Papa por la iniciativa ‘Venecia en rojo’, en apoyo a los cristianos perseguidos

Iniciativa de Ayuda a la Iglesia Necesitada 

noviembre 20, 2018 15:09Rosa Die AlcoleaPapa y Santa Sede

(ZENIT – 20 nov. 2018).- El Papa espera que la iniciativa Venecia en rojo, que tendrá lugar esta tarde, 20 de noviembre de 2018, organizada por el Patriarcado de Venecia y por Ayuda a la Iglesia Necesitada, “despierte la debida atención de todos al grave problema de discriminación que sufren los cristianos en muchas partes del mundo”.

Así dice el Santo Padre en un mensaje enviado al Patriarca de Venecia, monseñor Francesco Moraglia, firmado por el Secretario de Estado Card. Pietro Parolin, con motivo de la iniciativa Venecia en rojo, que recuerda a los millones de cristianos perseguidos hoy y en particular modo Asia Bibi, cuya inocencia fue reconocida por la Corte Suprema de Pakistan el pasado 31 de octubre.

Hoy se iluminarán de rojo varios monumentos y canales de esta ciudad italiana en memoria de los mártires cristianos del pasado y del presente. Un evento que, se recuerda en el mensaje, “tiene el fin de sensibilizar la opinión pública sobre el drama de tanto cristianos perseguidos a causa de su fe”.

Francisco expresa “su saludo cariñoso” a los jóvenes que participarán en la peregrinación diocesana, a las 18:15 horas, guiada por el Patriarca de Venecia, que precederá a la iluminación de la Basílica de la Virgen de la Salud, del tramo frente al Gran Canal, del Puente Rialto y de otros lugares simbólicos de la ciudad.

En el encuentro habrá una mención especial a Asia Bibi, y contará también con el testimonio de Mons. Botros Fahim Awad Hanna, obispo copto de Mynia, Egipto. Mañana, 21 de noviembre de 2018, se celebrará una Misa solemne en el Basílica del Longhena, presidida por Mons. Moraglia.

Derecho fundamental

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/Javier-Menéndez-Ros-489x275.jpg

En el texto se lee que “De hecho, hay países donde se impone una única religión, otros donde se asiste a una persecución violenta o burla cultural sistemática de los discípulos de Jesús”. La libertad religiosa es un derecho “fundamental del hombre” –dice el mensaje– que debe ser reconocido porque “refleja su más alta dignidad”.

Por eso, es esencial organizar eventos similares al veneciano y a otros análogos promovidos por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, que ha iluminado importantes monumentos como el Coliseo para llamar la atención del mundo a las numerosas violaciones de la libertad religiosa.

Sagrada Familia de Barcelona

Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona © Flickr (Diego Miras)

Del mismo modo, la Sagrada Familia de Barcelona se iluminará de rojo el próximo 23 de noviembre de 2018, de 20 a 24 horas, para sensibilizar a la sociedad y reivindicar el cumplimiento del derecho a la libertad religiosa en todo el mundo, igualmente promovido por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

El evento tiene lugar dentro de la presentación del nuevo Informe Libertad Religiosa en el mundo 2018, editado por la fundación, que recoge la realidad de este derecho en 196 países del mundo y referente a todas las religiones. Para ello se llevará a cabo un acto público a las 19 horas en el mismo templo.

Con Barcelona, ACN España se une a otras ciudades donde también se han iluminado monumentos relevantes como el Coliseo de Roma, el Cristo Redentor de Río de Janeiro o el Parlamento de Londres.

Ayuda a la Iglesia Necesitada es la única institución católica que elabora un informe sobre la libertad religiosa en todo el mundo y para todas las religiones. Desde el año 2000, este estudio se edita cada dos años y es elaborado a nivel internacional. Será presentado también en París, Roma, Londres o Nueva York

 

 

Albania: El Papa rinde homanaje al héroe nacional Jorge Castriota Skanderbeg

Discurso del Papa a los peregrinos albaneses

noviembre 20, 2018 16:29Rosa Die AlcoleaPapa y Santa Sede

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/2-6-413x275.jpg(ZENIT – 20 nov. 2018).- En el día de ayer, el Papa recibió en audiencia a a los participantes en la peregrinación de Albania, reunidos en Roma con motivo del 550 aniversario de la muerte de Jorge Castriota Skanderbeg, héroe nacional albanés.

El Pontífice lo recordó como el “hijo heroico de un pueblo fuerte y generoso, que defendió valientemente los valores espirituales y el nombre cristiano”.

El encuentro tuvo lugar el lunes, 19 de noviembre de 2018, a las 17 horas, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano.

El albanés Skanderbeg, “interpretando de la mejor manera el carácter y las tradiciones de vuestro pueblo expresó certeramente la albanesidad” –advirtió el Papa–, término utilizado por el escritor del siglo XIX Pashko Vasa para indicar la identidad espiritual que unía a todos los albaneses más allá de las distinciones de carácter religioso.

Esta convicción impulsó en Albania la “coexistencia pacífica de personas pertenecientes a diferentes religiones”, aplaudió Francisco, “que con el tiempo se convirtió en colaboración y fraternidad. Aquí vemos el ejemplo”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/3-4-413x275.jpgAsimismo, Francisco gradeció la presencia del grupo de arberesh, es decir, los ítalo-albaneses, que con sus tradiciones y expresiones lingüísticas transmitidas durante siglos, “nos lleva con la imaginación a la atmósfera de la Albania de Skanderbeg” –dijo el Papa– y confirma que el héroe albanés sigue siendo un “puente válido para el mantenimiento de los fructíferos vínculos de los arberesh con su tierra de origen”.

Asimismo, recordó a Teresa de Calcuta, natural de Albania como santa mártir que atestiguó “su fe al precio de la vida”.

RD

Publicamos a continuación  el discurso que el Papa ha dirigido a los presentes en el encuentro:

***

Discurso del Santo Padre

Queridos hermanos y hermanas:

Me alegra daros  mi especial bienvenida aquí con motivo del 550 aniversario de la muerte de vuestro héroe nacional, Jorge Castriota Skanderbeg. Doy las gracias a la sra. Embajadora por sus amables palabras Dirijo un grato saludo a los presentes y un pensamiento a todos los albaneses, en su patria y en https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/5-2-413x275.jpgotras partes del mundo que, en nombre del antiguo vínculo de amistad y de costumbre de relaciones, siempre han mirado con cariño a la Sede de Pedro. Y en este sentido me gusta recordar que hace 50 años, San Pablo VI quiso recibir una representación de los albaneses.

Albania, tierra de historia antigua y gloriosa, es parte integral de Europa y, a través de sus tradiciones más nobles y vivas, documenta los orígenes de su misma civilización. Hoy recordamos y celebramos a Jorge Castriota Skanderbeg, hijo heroico de un pueblo fuerte y generoso, que defendió valientemente los valores espirituales y el nombre cristiano, hasta el punto de merecer el título de “Athleta Christi“, y forjó con sus obras la identidad cultural albanesa, convirtiéndose en símbolo indiscutible de cohesión y unidad nacional, y de intérprete en el más alto grado de los valores de escrupulosa lealtad a los compromisos asumidos libremente.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/6-4-413x275.jpgLa peculiar relevancia de la figura y de la obra de Castriota está bien representada por vuestra bandera, con el águila negra bicéfala sobre un fondo rojo, que reproduce el emblema del héroe. Pocas veces en la historia, un solo individuo ha encarnado de una forma tan clara y en una medida tan vasta las virtudes de un pueblo, hasta el punto de que es difícil entender su espíritu sin detenerse a pensar en los principios y valores propios de aquella personalidad.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/9-1-413x275.jpgDespués de la muerte del héroe y la invasión de Albania, muchos albaneses prefirieron emigrar y tantos se establecieron en Italia, en el centro de la península y en el sur, especialmente en Calabria y Sicilia, dando origen a las circunscripciones eclesiásticas albanesas de Lungro, Piana degli Albanesi y Grottaferrata.

La presencia hoy en este encuentro de un grupo de arberesh, es decir, los ítalo-albaneses, con sus tradiciones y expresiones lingüísticas transmitidas durante siglos, nos lleva con la imaginación a la atmósfera de  la Albania de Skanderbeg, y confirma que el héroe albanés sigue siendo un puente válido para el mantenimiento de los fructíferos vínculos de los arberesh con su tierra de origen.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/8-1-413x275.jpgDado el significado particular de la figura y de la obra  de Jorge Skanderbeg, se comprende perfectamente que Albania quisiera proclamar este año como “Año Nacional de Skanderbeg“.

Espero sinceramente que este acontecimiento no se limite a la celebración de la gloria de las gestas pasadas, sino que brinde también a Albania la ocasión propicia de un compromiso renovado de todos, instituciones y ciudadanos, en favor de un desarrollo auténtico y equilibrado, para que las jóvenes generaciones no tengan que elegir la emigración, debilitando el país de fuerzas y capacidades  esenciales para su crecimiento humano y civil.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/1-3-413x275.jpgLa acción coral de todos en vista de este objetivo demostrará ser la mejor manera de encarnar en el presente el amor de la patria, que inspiró en su época a Jorge Castriota Skanderbeg. Él, interpretando de la mejor manera el carácter y las tradiciones de vuestro pueblo expresó certeramente la albanesidad, término utilizado por el escritor del siglo XIX Pashko Vasa para indicar la identidad espiritual que unía a todos los albaneses más allá de las distinciones de carácter religioso. Esta convicción impulsó en Albania la coexistencia pacífica de personas pertenecientes a diferentes religiones, que con el tiempo se convirtió en colaboración y fraternidad. Aquí vemos el ejemplo.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/7-2-413x275.jpgComo tuve la oportunidad de afirmar con motivo de mi visita a Albania, “El clima de respeto y confianza recíproca entre católicos, ortodoxos y musulmanes es un bien precioso para el país y adquiere un relieve especial en este tiempo” (Encuentro con las autoridades, 21 de septiembre de 2014: Enseñanzas II, 2 [2014], 271). Eso demuestra que la coexistencia pacífica de ciudadanos que pertenecen a diferentes religiones es un camino que se puede recorrer concretamente y que produce armonía y libera las mejores fuerzas y la creatividad de todo un pueblo, transformando la simple convivencia en verdadera colaboración y fraternidad. La buena disposición para considerar las diferencias como una ocasión para el diálogo, la estima y el conocimiento mutuo, también favorece el desarrollo de caminos espirituales auténticos y se convierte en un ejemplo válido al que mirar con verdadero interés para construir una paz duradera, basada en el respeto por la dignidad de la persona humana.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/11/10-1-413x275.jpgEn la memoria grata de los santos mártires que atestiguaron su fe al precio de la vida, así como de Santa Teresa de Calcuta, me complace pedir al Señor que bendiga a todos y a cada uno de vosotros aquí presentes. Dios bendiga a vuestros familiares y a todo el pueblo albanés. Por favor no os olvidéis de rezar por mí. Gracias.

© Librería Editorial Vaticano

 

 

PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN*

Memoria

— El sentido de la fiesta. La entrega de María.

— Nuestra entrega. Correspondencia a la gracia.

— Imitar a Nuestra Señora. Renovar la entrega.

I. Nada sabemos de la vida de Nuestra Señora hasta el momento en que se le aparece el Arcángel para anunciarle que ha sido elegida para ser Madre de Dios. Llena de gracia desde el primer momento de su Concepción Inmaculada, la existencia de María es completamente singular Dios la miró y la custodió en cada instante con un amor único e irrepetible y a la vez fue una Niña normal, que llenó de gozo a todos cuantos la trataron en la vida corriente de un pueblo no demasiado grande.

San Lucas, tan diligente en examinar todas las fuentes que le pudieran aportar noticias y datos, omite cualquier referencia a María Niña. Muy probablemente, Nuestra Señora nada dijo de sus años primeros porque poco había que contar: todo transcurrió en la intimidad de su alma, y en un diálogo continuo con su Padre Dios, que esperaba, sin prisas, el momento inefable y único de la Encarnación. «¡Madre! ¿Por qué ocultaste los años de tu primera juventud? Luego vendrán los Evangelios apócrifos e inventarán mentiras; mentiras piadosas, sí, pero al fin y al cabo imágenes falsas de tu ser verdadero. Y nos dirán que vivías en el Templo, que los ángeles te traían de comer y hablaban contigo... Y así te alejan de nosotros»1, ¡cuando estás tan cerca de nuestro vivir cotidiano!

La fiesta que hoy celebramos no tiene su origen en el Evangelio, sino en una antigua tradición. La Iglesia no ha querido aceptar las narraciones apócrifas que suponían a Nuestra Madre en el Templo, desde la edad de tres años, consagrada a Dios con un voto de virginidad. Pero sí acepta el núcleo esencial de la fiesta2, la dedicación que la Virgen hizo de sí misma al Señor, ya desde su infancia, movida por el Espíritu Santo, de cuya gracia estaba llena desde el primer instante de su concepción. Esta entrega plena de María a Dios conforme va creciendo sí que es real y ejemplar para nosotros, pues nos mueve a no reservarnos nada.

Hoy es la fiesta de la absoluta pertenencia de la Virgen a Dios y de su plena entrega a los planes divinos. Por esta plena pertenencia, que incluye la dedicación virginal, Nuestra Señora podrá decir al Ángel: no conozco varón3. Desvela delicadamente una historia de entrega que había tenido lugar en la intimidad de su alma. María es ya una primicia del Nuevo Testamento, en el que la excelencia de la virginidad sobre el matrimonio cobrará todo su valor, sin menguar la santidad de la unión conyugal, que Cristo mismo elevará a la dignidad de sacramento4.

Hoy le pedimos a Ella que nos ayude a hacer realidad cada día esa entrega del corazón que Dios nos pide, según nuestra peculiar vocación recibida de Dios. «Ponte en coloquio con Santa María, y confíale: ¡oh, Señora!, para vivir el ideal que Dios ha metido en mi corazón, necesito volar... muy alto, ¡muy alto!

»No basta despegarte, con la ayuda divina, de las cosas de este mundo, sabiendo que son tierra. Más incluso: aunque el universo entero lo coloques en un montón bajo tus pies, para estar más cerca del Cielo... ¡no basta!

»Necesitas volar, sin apoyarte en nada de aquí, pendiente de la voz y del soplo del Espíritu. Pero, me dices, ¡mis alas están manchadas!: barro de años, sucio, pegadizo...

»Y te he insistido: acude a la Virgen. Señora repíteselo: ¡que apenas logro remontar el vuelo!, ¡que la tierra me atrae como un imán maldito! Señora; Tú puedes hacer que mi alma se lance al vuelo definitivo y glorioso, que tiene su fin en el Corazón de Dios.

»-Confía, que Ella te escucha»5.

II. La Virgen María ha sido la criatura que ha tenido la intimidad más grande con Dios, la que ha recibido más amor de Él, la llena de gracia6. Nunca negó a Dios nada, y su correspondencia a las gracias y mociones del Espíritu Santo fue siempre plena. De Ella debemos aprender a darnos por entero al Señor, con plenitud de correspondencia generosa, en el estado y en la vocación que Dios nos ha dado, en el quehacer concreto que tenemos encomendado en el mundo. Ella es el ejemplo a imitar. «Tal fue María -enseña a este respecto San Ambrosio, que su vida, por sí misma, es para todos una enseñanza». Y concluía: «Tened, pues, ante los ojos, pintadas como una imagen, la virginidad y la vida de la Bienaventurada Virgen, en la que se refleja como en un espejo el brillo de la pureza y la fuerza misma de la virtud»7.

Nuestra Madre Santa María correspondía y crecía en santidad y gracia. Habiendo estado llena de los dones divinos desde el primer instante, en la medida en que era fidelísima a las mociones que el Espíritu Santo le otorgaba, alcanzaba una nueva plenitud. Solo en Nuestro Señor no existió aumento o progreso de la gracia y de la caridad, porque Él tenía la plenitud absoluta en el momento de la Encarnación8; como enseña el II Concilio de Constantinopla, sería falsa y herética la afirmación: Jesucristo se hizo mejor por el progreso de las buenas obras9. María, por el contrario, fue creciendo en santidad en el curso de su vida terrena. Más aún, existió en su vida un progreso espiritual siempre creciente, que fue aumentando en la medida en que se acercaban los grandes acontecimientos de su vida aquí en la tierra: Encarnación de su Hijo, Corredención en el Calvario... Asunción a los Cielos.

Así ha ocurrido en el alma de los santos: cuanto más cerca van estando de Dios, más fieles son a las gracias recibidas y más rápidos caminan hacia Él. «Es el movimiento uniformemente acelerado, símbolo del progreso espiritual de la caridad en un alma que en nada se retrasa, y que camina cada vez más rápido hacia Dios cuanto más se le acerca, cuanto más es atraída por Él»10. Así ha de ser nuestra vida, pues el Señor nos llama a la santidad allí donde nos encontramos. Y serán precisamente las alegrías y las penas de la vida las que nos sirvan para ir cada vez más de prisa a Dios, correspondiendo a las gracias que recibimos. Las dificultades normales del trabajo, el trato con las personas que vemos todos los días, los pequeños servicios de la convivencia, las noticias que recibimos... han de ser motivos para amar cada día más al Señor. La Virgen nos invita hoy a no dejar nada escondido en el fondo del corazón que no sea de Dios por entero: «Señor, quita la soberbia de mi vida; quebranta mi amor propio, este querer afirmarme yo e imponerme a los demás. Haz que el fundamento de mi personalidad sea la identificación contigo»11, que cada día esté un poco más cerca de Ti. Dame esa prisa de los santos por crecer en tu Amor.

III. Nuestra Señora se dedicó por entero a Dios movida por el Espíritu Santo, y quizá lo hizo a esa edad en que los niños comienzan a tener uso de razón, que en Ella, llena de gracia, debió de ser de una particular luminosidad; o quizá desde siempre... sin que mediara ningún acto formal. «Sobrado conocido tenía afirma San Alfonso M.ª de Ligorio, la niña María, que Dios no acepta corazones divididos, sino que los quiere por completo consagrados a su amor en conformidad con el precepto divino: Amarás a Yahvé, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas (cfr. Dt 6, 5), por lo que, desde el momento en que empezó a vivir, comenzó a amar a Dios con todas sus fuerzas y se le entregó por completo»12. María siempre perteneció a Dios; y esta pertenencia cada vez debió de ser más consciente, con un amor que alcanzaba en toda ocasión y circunstancia una nueva plenitud.

Hoy puede ser una buena oportunidad todos los días lo son para que, meditando en esta fiesta de María, en la que se pone de manifiesto su completa dedicación al Señor, renovemos nosotros nuestra entrega a Dios en medio de los normales quehaceres cotidianos, en el lugar en el que nos ha puesto el Señor. Pero hemos de tener en cuenta que todo paso adelante en nuestra unión con Dios ha de pasar necesariamente por un trato más frecuente con el Espíritu Santo, Huésped de nuestra alma, a quien Nuestra Señora fue tan dócil a lo largo de su vida. Hoy, para pedir esta gracia, nos puede ayudar la oración que compuso para su devoción personal San Josemaría Escrivá: «Ven, ¡oh Santo Espíritu!: ilumina mi entendimiento, para conocer tus mandatos; fortalece mi corazón contra las insidias del enemigo; inflama mi voluntad... He oído tu voz, y no quiero endurecerme y resistir, diciendo: después... mañana. Nunc coepi! ¡Ahora!, no vaya a ser que el mañana me falte.

»¡Oh, Espíritu de verdad y de sabiduría, Espíritu de entendimiento y de consejo, Espíritu de gozo y de paz!: quiero lo que quieras, quiero porque quieres, quiero como quieras, quiero cuando quieras...»13.

Pidamos también a Nuestra Señora que haya mucha gente que, dócil al Espíritu Santo, se dé por entero al Señor, como Ella, desde su primera juventud.

1 S. Muñoz Iglesias, El Evangelio de María, Palabra, 2.ª ed., Madrid 1973, p. 22. — 2 Cfr. Pablo VI, Exhort. Apost. Marialis cultus, 2-II-1974, 8. — 3 Cfr. Lc 1, 34. — 4 Cfr. Conc. Vat. II. Const. Gaudium et spes, 48. — 5 San Josemaría Escrivá, Forja, n. 994. — 6 Oración colecta de la Misa. — 7 San Ambrosio, Sobre las vírgenes, II, 2. — 8 Cfr. R. Garrigou-Lagrange, La Madre del Salvador, p. 100. — 9 Cfr. Conc. Constantinopolitano II, Dz. 224. — 10 Ibídem, 103. — 11 San Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa, 31. — 12 San Alfonso M.ª de Ligorio, las glorias de María, II, 3. — 13 San Josemaría Escrivá, Postulación para su Causa de Beatificación y Canonización. Registro Histórico del fundador, 20172, p. 145.

En este día se recuerda la consagración de la iglesia de Santa María la Nueva, construida cerca del Templo de Jerusalén, para conmemorar la dedicación que la Virgen -según una piadosa tradición- hizo de sí misma al Señor, ya desde su infancia, movida por el Espíritu Santo, de cuya gracia estaba llena desde su Concepción Inmaculada. En el siglo xiv se introdujo la fiesta en Occidente.

 

 

“Es tiempo de esperanza”

“Es tiempo de esperanza, y vivo de este tesoro. No es una frase, Padre –me dices–, es una realidad”. Entonces..., el mundo entero, todos los valores humanos que te atraen con una fuerza enorme –amistad, arte, ciencia, filosofía, teología, deporte, naturaleza, cultura, almas...–, todo eso deposítalo en la esperanza: en la esperanza de Cristo. (Surco, 293)

Allí donde nos encontremos, nos exhorta el Señor: ¡vela! Alimentemos en nuestras conciencias, ante esa petición de Dios, los deseos esperanzados de santidad, con obras. Dame, hijo mío, tu corazón, nos sugiere al oído. Déjate de construir castillos con la fantasía, decídete a abrir tu alma a Dios, pues exclusivamente en el Señor hallarás fundamento real para tu esperanza y para hacer el bien a los demás. Cuando no se lucha consigo mismo, cuando no se rechazan terminantemente los enemigos que están dentro de la ciudadela interior -el orgullo, la envidia, la concupiscencia de la carne y de los ojos, la autosuficiencia, la alocada avidez de libertinaje-, cuando no existe esa pelea interior, los más nobles ideales se agostan como la flor del heno, que al salir el sol ardiente, se seca la hierba, cae la flor, y se acaba su vistosa hermosura. Después, en el menor resquicio brotarán el desaliento y la tristeza, como una planta dañina e invasora.
No se conforma Jesús con un asentimiento titubeante. Pretende, tiene derecho a que caminemos con entereza, sin concesiones ante las dificultades. Exige pasos firmes, concretos; pues, de ordinario, los propósitos generales sirven para poco. Esos propósitos tan poco delineados me parecen ilusiones falaces, que intentan acallar las llamadas divinas que percibe el corazón; fuegos fatuos, que no queman ni dan calor, y que desaparecen con la misma fugacidad con que han surgido.
Por eso, me convenceré de que tus intenciones para alcanzar la meta son sinceras, si te veo marchar con determinación. Obra el bien, revisando tus actitudes ordinarias ante la ocupación de cada instante; practica la justicia, precisamente en los ámbitos que frecuentas, aunque te dobles por la fatiga; fomenta la felicidad de los que te rodean, sirviendo a los otros con alegría en el lugar de tu trabajo, con esfuerzo para acabarlo con la mayor perfección posible, con tu comprensión, con tu sonrisa, con tu actitud cristiana. Y todo, por Dios, con el pensamiento en su gloria, con la mirada alta, anhelando la Patria definitiva, que sólo ese fin merece la pena. (Amigos de Dios, 211)

 

Vida de María (III): Presentación de la Virgen

Celebramos la Presentación de la Virgen. María es ofrecida a Dios por sus padres, Joaquín y Ana, en el Templo de Jerusalén.

La Virgen21/11/2018

Opus Dei - Vida de María (III): Presentación de la VirgenGiotto, La Presentación de María al templo, 1302-1305. Capilla Scrovegni, Padua.

► Descarga en PDF Vida de María (III): Presentación de la Virgen

► Vida de María (III): Textos del Magisterio, Padres, santos, poetassobre la Presentación de la Virgen

► Libro electrónico “María, una vida junto a Jesús”


Fueron callados, como su humildad, los años de infancia de María Santísima. Nada nos dice la Sagrada Escritura. Los cristianos, sin embargo, deseaban conocer con más detalle la vida de María. Era una aspiración legítima. Y como los evangelios guardan silencio hasta el momento de la Anunciación, la piedad popular, inspirada en varios pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, elaboró pronto algunas narraciones sencillas que luego se recogerían en el arte, en la poesía y en la espiritualidad cristiana.

Uno de estos episodios, quizá el más representativo, es la Presentación de la Virgen. María es ofrecida a Dios por sus padres, Joaquín y Ana, en el Templo de Jerusalén; lo mismo que otra Ana, madre del profeta Samuel, ofreció a su hijo para el servicio de Dios en el tabernáculo donde se manifestaba su gloria (cfr. 1 Sam 1, 21-28); igual que, años después, María y José llevarían a Jesús recién nacido al Templo para presentarlo al Señor (cfr. Lc 2, 22-38).

Como los evangelios guardan silencio hasta el momento de la Anunciación, la piedad popular, inspirada en varios pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, elaboró pronto algunas narraciones sencillas

En rigor, no hay una historia de estos años de la Virgen, sino lo que la tradición nos ha ido transmitiendo. El primer texto escrito que refiere este episodio —de él dependen los numerosos testimonios de la tradición posterior— es el Protoevangelio de Santiago , un escrito apócrifo del siglo II. Apócrifo significa que no pertenece al canon de los libros inspirados por Dios; pero esto no excluye que algunos de estos relatos tengan ciertos elementos verdaderos En efecto, despojado de los detalles posiblemente legendarios, la Iglesia incluyó este episodio en la liturgia: primero en Jerusalén, donde en el año 543 se dedicó la basílica de Santa María Nueva en recuerdo de la Presentación; en el siglo XIV, la fiesta pasó a Occidente, donde su conmemoración litúrgica se fijó el 21 de noviembre.

María en el Templo. Toda su belleza y su gracia —estaba llena de hermosura en el alma y en el cuerpo— eran para el Señor. Éste es el contenido teológico de la fiesta de la Presentación de la Virgen. Y en este sentido la liturgia le aplica algunas frases de los libros sagrados: en el tabernáculo santo, en su presencia, le di culto, y así me establecí en Sión. En la ciudad amada me dio descanso, y en Jerusalén está mi potestad. Arraigué en un pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su heredad (Sir 24, 15-16).

Lo mismo que Jesús cuando fue presentado en el Templo, María continuaría viviendo con Joaquín y Ana una vida normal. Donde Ella estaba —sujeta a sus padres, creciendo hasta hacerse mujer—, allí estaba la llena de gracia (Lc 1, 28), con el corazón dispuesto para un servicio completo a Dios y a todos los hombres, por amor a Dios.

La Virgen fue madurando ante Dios y ante los hombres. Nadie notó nada extraordinario en su comportamiento, aunque, sin duda, cautivaría a quienes tenía alrededor, porque la santidad atrae siempre

La Virgen fue madurando ante Dios y ante los hombres. Nadie notó nada extraordinario en su comportamiento, aunque, sin duda, cautivaría a quienes tenía alrededor, porque la santidad atrae siempre; más aún en el caso de la Toda Santa. Era una doncella sonriente, trabajadora, metida siempre en Dios, y a su lado todos se sentían a gusto. En sus ratos de oración, como buena conocedora de la Sagrada Escritura, repasaría una y otra vez las profecías que anunciaban el advenimiento del Salvador. Las haría vida suya, objeto de su reflexión, motivo de sus conversaciones. Esa riqueza interior se desbordaría luego en el Magnificat, el espléndido himno que pronunció al escuchar el saludo de su prima Isabel.

Todo en la Virgen María estaba orientado hacia la Santísima Humanidad de Jesucristo, el verdadero Templo de Dios. La fiesta de su Presentación expresa esa pertenencia exclusiva de Nuestra Señora a Dios, la completa dedicación de su alma y de su cuerpo al misterio de la salvación, que es el misterio del acercamiento del Creador a la criatura.

Como cedro del Líbano crecí, como ciprés de los montes del Hermón. Crecí como palmera en Engadí, como jardín de rosas en Jericó, como noble olivo en la planicie, como plátano crecido junto al agua en las plazas (Sir 24, 17-19). Santa María hizo que en torno suyo floreciera el amor a Dios. Lo llevó a cabo sin ser notada, porque sus obras eran cosas de todos los días, cosas pequeñas llenas de amor.

J.A. Loarte

 

 

Ayudarles a saltar el muro del idioma

Miles de mujeres llegan a España cada año en busca de oportunidades. Atrás han dejado su cultura, sus raíces y sus familias. A su llegada, cuando parecen alcanzar su objetivo, el muro invisible del idioma amenaza con echarlo todo a rodar. Para ayudarles, la Fundación Senara, a través del proyecto Fátima, ofrece clases de español y el apoyo de una red de mentoras que facilitan la integración de las recién llegadas.

Iniciativas19/11/2018

Naveela aún no ha cumplido los 40, pero aparenta menos; tiene los ojos grandes y oscuros como su pelo. Tras su mirada se intuye un continente entero de historias. Historias guardadas durante mucho tiempo, y que empiezan a brotar ahora, tres años después de llegar a España desde Pakistán con dos hijos a su cargo. Las cosas han cambiado mucho desde entonces. Cuando llegó, Naveela estaba sola. Ahora, gracias a las voluntarias y profesoras de la Fundación Senara, ha empezado a decir sus primeras palabras en castellano y ha roto el muro que la aislaba de los demás.

“Cuando llegué estaba sola y muy triste, siempre en casa. Lloraba mucho. Desde que estoy aquí estoy mejor”, relata. Junto al idioma, Naveela ha aprendido estética en uno de los cursos de la fundación, y ha empezado a hacer trabajos a domicilio. Incluso ha podido trabajar algunas horas en un salón de belleza. Con los conocimientos que ha adquirido puede sumar algunos ingresos a la diminuta ayuda con la que mantiene a sus hijos.

“Cuando llegué estaba sola y muy triste, siempre en casa. Lloraba mucho. Desde que estoy aquí estoy mejor”, relata Naveela

Además de aprender español, Naveela ha contado con el apoyo de una mentora, a la que ha podido confiar sus problemas y dificultades, y con la que charla periódicamente. “Es magnífica; es mi amiga”, dice cuando se le pregunta.

La historia de Naveela es un caso de éxito en materia de integración. Pero no es el único. Comparte pupitre con varias decenas de mujeres procedentes de Nigeria, China, Marruecos, Siria, India y una larga lista de países. Son muchas las que, como ella, acuden periódicamente a las aulas de la Fundación Senara en los distritos de Moratalaz o de Orcasitas para aprender a conjugar los verbos que les abrirán puertas en España.

El proyecto Fátima prevé que 60 mujeres de entre 15 y 50 años procedentes de países extracomunitarios lleguen a adquirir un nivel A2 de español después de un año intensivo de clases, además de recibir el consejo personalizado de una mentora, figura clave en su proceso de adaptación a la comunidad de acogida.

Veinte años integrando personas

La Fundación Senara lleva veinte años integrando a personas en situación de vulnerabilidad, especialmente a través de la búsqueda de empleo. Nació en 1997 en torno a la labor social desplegada desde el colegio Senara, obra corporativa del Opus Dei. En enero la fundación lanzó el proyecto Fátima, financiado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración (AMIF) de la Unión Europea, y liderado por Reino Unido en el que participan cinco entidades sin ánimo de lucro de cuatro países diferentes, como España, Polonia y Eslovenia.

“El material humano con el que nos encontramos es muy diverso. De diferentes culturas y diferentes nacionalidades”, explica Rocío Montero, coordinadora del proyecto Fátima. Desde Bangladesh llegó, por ejemplo, Maksuda, de 21 años, que gracias a la Fundación Senara trabaja algunas horas ayudando a su marido en una copistería. “Si una persona queré fotocopia, yo he hecho, o si queré imprimir, recargar móviles… Por eso yo aprender bien”, comenta.

El boca a boca ha incrementado el número de mujeres interesadas en formar parte de Fátima, por lo que desde la Fundación hacen un llamamiento para encontrar voluntarias. Únicamente se pide ser mayor de 18 años, y tener cierta responsabilidad, ya que, como recuerda Rocío Montero, “tienen en sus manos unas vidas nuevas, unas personas que no controlan o que no dominan nuestro lenguaje y que necesitan un acompañamiento para poder involucrarse”.

El papel de las mentoras

Las mentoras se entrevistan con las participantes como mínimo de forma quincenal, les acompañan a lugares clave de la ciudad y les explican las costumbres del país. También las escuchan cuando les cuentan sus dificultades, les ayudan a superarlas y elaboran con ellas un plan de desarrollo personal.

Es el caso de Bárbara Saavedra, la mentora de Maksuda. “Ha sido un placer haber podido compartir tantos momentos divertidos y enriquecedores. Hemos trabajado juntas cuando surgían obstáculos y estoy muy agradecida, porque desde el inicio ha confiado en mí, me ha ofrecido un trato muy cálido y cariñoso y me ha hecho partícipe de sus avances y de su aprendizaje”, señala la mentora.

El boca a boca ha incrementado el número de mujeres interesadas en formar parte del Proyecto Fátima.El boca a boca ha incrementado el número de mujeres interesadas en formar parte del Proyecto Fátima.

Esta experiencia le ha hecho “valorar y entender mucho más la diversidad cultural y la cantidad de cosas que nos pueden aportar tanto a nivel cultural como personal estas chicas”, comenta. Durante los meses en los que ha acompañado e Maksuda ha visto además su esfuerzo por aprender el idioma y por conocer la cultura española. “Este esfuerzo se ha reflejado en sus avances y en el logro de metas”, añade.

Sabores del mundo

Junto a las diez horas de clases de español a la semana y a la ayuda de las mentoras, la Fundación ofrece asesoramiento a través de un equipo de técnicos de empleo que cada día resuelve dudas y trámites a cientos de personas, además de orientarles sobre formación, acceso a la bolsa de empleo y todo tipo de gestiones administrativas. Fátima incluye además actividades interculturales y de integración, como los encuentros gastronómicos internacionales, en los que cada una de las asistentes ofrece al resto la degustación de uno o varios platos típicos de su país.

El Proyecto Fátima incluye además actividades interculturales y de integración

En estos concursos, algunas, como Sanaa, de Marruecos, reparten té moruno y dulces, y otras como Mónika, de Nigeria, ofrecen algunos platos africanos. En medio del certamen las más avispadas van pidiendo recetas, que se van compartiendo también en español.

Ninguna de estas mujeres es la misma que hace un año. Ninguna hubiera logrado sola lo que muchas están consiguiendo: una red de personas en las que apoyarse e incluso un puesto de trabajo y un billete para un futuro mejor.

 

 

50 años de la publicación de la Humanae Vitae

El pasado 25 de julio se cumplieron 50 años de la publicación de la Humanae Vitae. Esta efeméride es la que nos ha animado a promover una relectura del documento, tanto desde un punto de vista histórico, como científico, sociológico, teológico o pastoral, para elaborar un informe sobre ello.

En 1955 se sintetizó el primer contraceptivo oral, el Enovid, y los ensayos clínicos para valorar su uso se llevaron a cabo en Puerto Rico en 1956, y en 1957 la FDA norteamericana autorizó su utilización. A nuestro juicio, la puesta a punto de la píldora contraceptiva constituyó una de las más importantes revoluciones sociales del pasado siglo XX. Si no la mayor. En efecto, algún autor ha señalado que las dos prácticas médicas más significativa de dicho siglo fueron el descubrimiento de la penicilina y la puesta a punto de la píldora contraceptiva.

Su definitivo uso en la década de los años 60 del pasado siglo, constituyó la base y fundamento de la revolución sexual de esos años, para muchos, bandera indiscutible de la máxima expresión de la libertad personal. El poder separar en el acto sexual el placer de la reproducción, modificó sustancialmente las prácticas sexuales, con la consecuencia innegable de que hoy día la sexualidad se plantea, en la mayoría de los casos, como una fuente de placer, quedando relegada la función unitiva de la pareja, que debe estar abierta a la procreación, a una práctica constreñida a reducidos grupos sociales, generalmente motivados por una visión trascendente de la vida.

Este planteamiento hizo que desde un principio el uso de la píldora contraceptiva suscitara una viva controversia social decantada en gran parte en contra de su utilización. Esta controversia propició que la Iglesia Católica tuviera que manifestarse con diligencia sobre la moralidad del uso de los métodos contraceptivos, mostrándose contraria a los mismos, pues ya en 1951 su santidad Pio XII manifestó “que la esterilización directa, como medio o como fin, para hacer imposible la procreación es una grave violación de la ley natural y por lo tanto es ilícita”. Pero ya con respecto a la píldora contraceptiva, tan pronto como en 1958, prácticamente un año después de su puesta a punto, Pío XII manifestaba que “provocar una esterilización directa es ilícita, cuando se impide la ovulación a fin de preservar el útero y el organismo de las consecuencias de un embarazo que no es capaz de soportar”. Afirmando también que, “es necesario rechazar la opinión de muchos médicos y moralistas que permiten su uso cuando una indicación médica hace indeseable una concepción muy próxima, o en otros casos semejantes que no es posible mencionar aquí”.

ASPECTOS HISTÓRICOS SOBRE EL ORIGEN DE LA HUMANAE VITAE

Como se ve, ya antes de la publicación de la Humanae Vitae, se había planteado una gran controversia sobre el uso de los métodos contraceptivos, y especialmente la píldora anticonceptiva, y sobre su valoración moral.

Esta realidad social animó al papa Juan XXIII a crear, el 27 de abril de 1963, una Comisión de seis miembros para reflexionar, y en su caso emitir, un documento, sobre Población, Familia y Control de la Natalidad, para iniciar estudios sobre los principios morales que deberían regular la fertilidad humana. Pero el Papa murió antes de que la Comisión pudiera celebrar su primera sesión.

Nada más iniciar su pontificado, Pablo VI, activó dicha Comisión, aumentándola a 72 miembros, e incluyendo en ella no solamente clérigos y teólogos, sino médicos, sociólogos, psicólogos y laicos.

El objeto fundamental de la Comisión fue elaborar un Informe para el Santo Padre que le sirviera como fundamento, siempre con carácter asesor, especialmente en lo que hacía referencia a los aspectos biomédicos que se daban alrededor de los métodos que se podían utilizar para la regulación de la fertilidad humana, para elaborar un juicio moral sobre su uso.

La Comisión se reunió cinco veces. En la primera convocatoria, posiblemente auspiciada por el Cardenal Suenens, que tuvo lugar el 12 y 13 de octubre de 1973, se establecieron las bases de trabajo de la misma. En las otras cuatro ocasiones la Comisión se reunió en Roma. La segunda del 13 al 15 de abril de 1964; la tercera del 13 al 14 de junio, también de 1964; la cuarta del 25 al 28 de marzo de 1965 y la quinta y última, del 18 de abril al 15 de junio de 1966.

En esta última sesión los expertos participantes se dividieron en dos grupos bien definidos, uno, que incluía la Mayoría de ellos, que opinaba que la doctrina tradicional del Magisterio de la Iglesia sobre la regulación de la fertilidad humana, podía ser reformable y cuyas conclusiones, con el título de “Schema Documenti di Risponsabili Paternitate”, se redactó el 26 de mayo de 1966 y fue valorada y aprobada, en Sesión Plenaria de la Comisión, que tuvo lugar del 4 al 9 de junio de 1967. El otro grupo, el de la Minoría, redactó otro informe bajo el título “Status Quaestionis: Doctrina Eclesiae eiusque Auctoritas”, que fue entregado al Secretario de la Comisión, el 23 de mayo de 1966. El contenido de este segundo informe era esencialmente teológico, no aludiendo prácticamente a los aspectos médicos de la píldora contraceptiva, y especialmente a su mecanismo de acción, no especificando si éste pudiera llevarse a cabo o no impidiendo la implantación del embrión en el útero materno, es decir, actuando por un efecto abortivo, lo que moralmente haría su uso inaceptable. Desde un punto de vista teológico se mostraron contrarios a modificar el Magisterio de la Iglesia, que especificaba que el uso de métodos artificiales para regular la fertilidad humana es moralmente ilícito y que intrínsecamente es un acto pecaminoso.

Los documentos finales de la comisión fueron fundamentalmente dos: la “Relatio Generalis”, destinada a la Comisión de Cardenal y Obispos y el “Final Report”, para el Santo Padre.

Tras la entrega a Pablo VI de este último documento, el Papa debería decidir si lo incluía o no en el texto de su Carta Encíclica, cosa que al parecer no ocurrió, pues Pablo VI, dando su apoyo total a lo manifestado en la encíclica Casta conubii, reafirmó el Magisterio tradicional de la Iglesia Católica con respecto a las normas morales que deben regir la regulación artificial de la fertilidad humana. No nos cabe ninguna duda que fue el Espíritu Santo el que movió al Santo Padre a tomar tal actitud, consciente de lo que podría suponer para la suerte espiritual de muchos millones de personas.

Esta controversia motivó que, en la alocución del miércoles siguiente a la publicación de la Encíclica, el mismo Pablo VI confiara a los fieles los sentimientos que lo habían guiado en el cumplimiento de su mandato apostólico, afirmando que: "El primer sentimiento ha sido el de una gravísima responsabilidad nuestra. Ese sentimiento nos ha introducido y sostenido en lo vivo del problema durante los cuatro años requeridos para el estudio y la elaboración de esta Encíclica. Os confesamos que este sentimiento nos ha hecho incluso sufrir no poco espiritualmente. Jamás habíamos sentido como en esta coyuntura el peso de nuestro cargo. Hemos estudiado, leído, discutido cuanto podíamos, y también hemos rezado mucho, invocando las luces del Espíritu Santo. Hemos puesto nuestra conciencia en la plena y libre disponibilidad a la voz de la verdad, tratando de interpretar la norma divina que vemos surgir de la intrínseca exigencia del auténtico amor humano, de las estructuras esenciales de la institución matrimonial, de la dignidad personal de los esposos, de su misión al servicio de la vida, así como de la santidad del matrimonio cristiano; hemos reflexionado sobre los elementos estables de la doctrina tradicional y vigente de la Iglesia, y especialmente sobre las enseñanzas del reciente Concilio; hemos ponderado las consecuencias de una y otra decisión, y no hemos tenido duda alguna sobre nuestro deber de pronunciar nuestra sentencia en los términos expresados por la presente Encíclica".

Haciendo referencia a ello, el padre Zalba, miembro de la Comisión de Expertos que asesoró al Papa, comentó que esta controversia había dado lugar a un grave problema eclesial acerca del cual «su Santidad Pablo VI manifestó que se daba perfecta cuenta de la gravedad y la trascendencia del problema y de sus implicaciones», incluso afirmando, en la intimidad de una conversación privada, «que la Iglesia no tuvo que afrontar en los siglos un problema semejante».

La falta de asunción por parte de numerosos católicos de las normas morales definidas por la Humanae Vitae ha continuado a lo largo de estos cincuenta años, e incluso se mantiene en la actualidad, volviendo a replantearse muy recientemente, al hilo de las declaraciones de dos moralistas de prestigio, Maurizio Chiodi y Gerhard Höver, que han manifestado en sendas conferencias que podría ser conveniente, repensar la Encíclica Humanae Vitae, a la luz de la Exhortación Apostólica “Amoris laetitia”, del Papa Francisco.

En efecto, Chiodi, en una ponencia en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, bajo el título «Relectura de la Humanae Vitae (1968) a la luz de la “Amoris laetitia” (2010)», manifestó, el pasado 9 de enero de 2018, que es licito e incluso responsable recurrir a los contraceptivos artificiales, pues «hay circunstancias que precisamente por el bien de la responsabilidad requieren anticoncepción». «Cuando los métodos naturales son imposibles o inviables es necesario encontrar otras formas de responsabilidad». “En tales circunstancias «un método artificial para la regulación de los nacimientos podría ser reconocido como un acto de responsabilidad, que se lleva a cabo, no para rechazar el regalo de un niño, sino porque en esas circunstancias la responsabilidad llama a la pareja y a la familia a otras formas de bienvenida y hospitalidad». Al referirse explícitamente a la encíclica Humanae Vitae manifestó que «ésta se ha convertido en un tema simbólico, criticado o rechazado por aquellos que estaban decepcionados por sus conclusiones o considerado, por otros, como un verdadero pilar de la doctrina moral católica sobre la sexualidad».

Relacionando la Humanae Vitae con el capítulo 8 de “Amoris laetitia”, Chiodi se pregunta sobre «la relevancia objetiva de las circunstancias atenuantes y la realidad de la conciencia» y también «la relación constitutiva entre la norma y el discernimiento”, por lo que el moralista milanés afirma que “las normas morales no se pueden reducir a la objetividad racional, sino que pertenecen a la vida humana, entendida como salvación y gracia. Las normas conservan lo bueno y estudian el camino del bien, pero son históricas».

Por otro lado, el teólogo moral Gerhard Höver (21), se manifiesta contrario al pensamiento de que todo es blanco o negro, en relación con la regulación moral de la fertilidad humana, pues si así fuera implicaría que “se cierra el camino de la gracia y del crecimiento”.

Ante estas controvertidas declaraciones, el expresidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Gerhard Müller, manifiesta una opinión contraria. Así, Müller, el pasado 7 de marzo, en una Conferencia en la Universidad Lateranense de Roma, auspiciada por el Instituto Pontificio Juan Pablo II, subrayó la infalibilidad de la Humanae Vitae, lo cual fue también ratificado en la misma sesión por el profesor Livio Melina, presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II (23), desde 2006 a 2016, al manifestar que, aunque la doctrina de la Iglesia contraria a la contracepción no ha sido nunca definida como Ex-cátedra, sin embargo, sus enseñanzas «pertenecen al Magisterio Ordinario Universal de la Iglesia», y como tal es infalible.

ASPECTOS BIOMÉDICOS

En 1950 los doctores Gregory Pincus y John Rock comenzaron a desarrollar experiencias con compuestos hormonales con una finalidad contraceptiva. En el año 1956, en Puerto Rico, Pincus anunció el descubrimiento de la píldora. Sus investigaciones fueron financiadas por la asociación Planned Parenthood Federation of America. En sus comienzos, colaboró con el investigador Min Chueh Chang, además de con el mencionado John Rock.

En 1955 sintetizaron el “Enovid”, una combinación de estrógenos y progestágenos, a base de 150 microgramos de mestranol y 10 miligramos de noretinodrel. La administración del fármaco provocaba un bloqueo en el proceso ovulatorio. Los ensayos clínicos se iniciaron en Puerto Rico en 1956, y en Haití y Ciudad de Méjico al año siguiente. La aparición de importantes efectos secundarios en las mujeres que participaros en los ensayos clínicos no fue suficiente para frenar la difusión de la noticia de la obtención de un anticonceptivo hormonal “eficaz y seguro”.

En 1957 La “Food and Drug Administration”, agencia estadounidense reguladora del uso de productos farmacéuticos, autorizó el preparado, pero no como anticonceptivo, sino como tratamiento para regular la menstruación.

No fue hasta tres años después, el 23 de junio de 1960, cuando se autorizó su comercialización como fármaco anticonceptivo. Este hecho marcó un antes y un después en la cultura de la anticoncepción y, por tanto, en la concepción de la sexualidad humana, que ahora se desligaba de la procreación de una forma eficaz.

La evolución de los preparados hormonales de administración oral ha sido imparable. Los combinados de estrógenos y progestágenos han dado paso a la aparición de progestágenos de segunda y tercera generación, evolución no exenta de polémica. En 2015 un artículo publicado en BMJ, concluye que “en los estudios de casos y controles basados en población utilizando dos grandes bases de datos de atención primaria, los riesgos de tromboembolismo venoso asociados con anticonceptivos orales combinados fueron, con la excepción del norgestimato, más altos para las preparaciones de fármacos más nuevas que para las drogas de segunda generación.” Estos nuevos progestágenos incluyen desogestrel, gestodene, drospirenone) y cyproterone.

Posteriormente han ido apareciendo contraceptivos hormonales, como los implantes subcutáneos liberadores de hormonas de larga duración, que fueron estudiados hacia 1967 por Sheldon Segal y Horacio Croxatto. El primer contraceptivo autorizado con este sistema fue el Norplant, desarrollado en 1983 en Finlandia, a base del progestágeno levonorgestrel.

Otra forma de implante son los anillos vaginales, aparecidos en 2002. También los contraceptivos de emergencia ofrecen nuevas formas de administración, menos rigurosas, que pueden resultar más atractivas para muchas usuarias, pero que entrañan otros inconvenientes relacionados con su mecanismo de acción y eficacia.

Un aspecto concreto, que hace referencia a lo que, a nuestro juicio, afecta más directamente a la valoración moral del uso de los contraceptivos es si actúan por un mecanismo antiimplantatorio (abortivo) o no, pues ello incide directamente en la valoración moral de su uso, ya que no es lo mismo impedir un embarazo dificultando la concepción de un nuevo ser humano, que impedirlo eliminándolo una vez que ya ha iniciado su andadura vital.

De forma resumida, podemos afirmar que, en la gran mayoría de los casos, algunas píldoras contraceptivas actúan por un mecanismo anticonceptivo, aunque también, de una forma complementaria, pueden tener una acción antiimplantatoria, es decir abortiva. Otros métodos contraceptivos, como el DIU o la contracepción de emergencia, actúan preferentemente por un mecanismo antiimplantatorio, o sea, abortivo. Los preparados hormonales inyectables, son los que con mayor seguridad desarrollan su acción de modo casi exclusivo por un mecanismo anovulatorio, es decir, no abortivo. Posiblemente la presentación en la que estos fármacos muestran una acción anticonceptiva más significativa son los inyectables subdérmicos, como el Depo-Provera. Por ello, si por razones médicas, distintas a la finalidad contraceptiva, hubiera que utilizar uno de estos fármacos, posiblemente los inyectables subdérmicos serían los más aconsejables.

LA REGULACIÓN NATURAL DE LA FERTILIDAD

A diferencia de los métodos contraceptivos cuya finalidad es convertir en infecundo un acto sexual con el fin de evitar un embarazo, la regulación de la fertilidad por métodos naturales no altera el acto sexual en sí mismo, que mantiene sus posibilidades naturales de fecundación, sino que estudia los periodos fértiles e infértiles del ciclo menstrual de la mujer con el fin de elegir unos u otros en función de que se pretenda concebir o no en una relación sexual. Su práctica fiable requiere, en primer lugar, del conocimiento del cuerpo y la fisiología rítmica del ciclo menstrual; en segundo lugar, se hace necesario para su puesta en práctica un ejercicio en el autodominio y respeto mutuos en la pareja, que deben adquirir mediante el autocontrol, la capacidad de dirigir su actividad sexual en función de su decisión de hacerla fecunda o infecunda y el sentido que deben otorgar a esta actitud. La ausencia de interferencias físicas o químicas sobre los cuerpos de la mujer y el varón los libera de efectos secundarios indeseables y estimula las virtudes del autodominio y la donación mutua basada en el amor y el respeto.

Entre los métodos utilizados para tal fin cabe destacar los que se basan en la duración de los ciclos sexuales de la mujer como base para los cálculos, teniendo en cuenta que la ovulación se produce unos 14 días, de manera bastante constante, antes de la menstruación. Especialmente fueron dos los métodos utilizados, el Ogino-Knaus o del ritmo y de los Días Fijos, ambos ya desechados.

En 1964 se introdujo el denominado método Billings, basado en los cambios observados en el moco cervical durante el ciclo menstrual. Esos cambios podrían usarse para determinar el momento de la ovulación y, por lo tanto, el período fértil de la mujer.

El otro método utilizado es el de la temperatura basal, medida de forma sistemática al despertarse tras un periodo de sueño mínimo de 5 horas. Consiste en el registro de los valores de temperatura basal, para detectar la ligera elevación, de hasta 0,5 grados centrígados, que se produce en el ciclo menstrual de la mujer a partir del momento de la ovulación y se mantiene hasta la menstruación, volviendo a los valores previos a la ovulación tras ésta.

Por último, también es posible identificar el momento de la ovulación mediante la detección de la elevación súbita de la concentración de hormona luteinizante (LH) en la orina de la mujer uno o dos días antes del momento de la ovulación. Esta cuantificación puede realizarse cómodamente introduciendo una tira reactiva en su orina, detectándose un incremento en sus niveles mediante un cambio de color en la zona reactiva.

La combinación de dos o más métodos de regulación de la fertilidad puede incrementar sensiblemente la fiabilidad en la detección del momento de la ovulación, de modo que la pareja conozca con más precisión sus días fértiles e infértiles. Así la combinación de la estimación de la duración del ciclo más corto conocido y el método de la temperatura basal constituye el método del ciclo-térmico.

La combinación de los métodos Billings y temperatura se denomina método “muco-térmico”. Si, además, se añade a este método el control de la posición y apertura del cuello uterino, que experimenta variaciones durante el ciclo menstrual, además del método del ritmo, se tiene el denominado “método sintotérmico”.  

El análisis de la concentración urinaria de determinadas hormonas, puede completar el método antes mencionado, de modo que a la determinación de la hormona luteinizante puede añadirse la de estrógenos, que, con un dispositivo que realiza un análisis estadístico de los resultados (Clearblue®), puede predecir la ovulación con mucha fiabilidad.

La combinación del método de la lactancia materna y la amenorrea (ausencia de ovulación y menstruación), se basa en el efecto anovulatorio de la hormona prolactina, cuyas concentraciones se elevan significativamente en la sangre de la madre lactante.

ASPECTOS DEMOGRÁFICOS Y SOCIALES

Ya desde la década de los años 60 y hasta nuestros días, algunas corrientes ideológicas habían logrado imponer sus ideas. Entre ellas, la inminencia de una «explosión demográfica» que pondría en peligro la supervivencia del planeta, con la consiguiente necesidad de impulsar programas antinatalistas para lograr un «desarrollo sostenible»; la reivindicación feminista, a propósito del derecho de las mujeres a decidir sobre su fecundidad, disociando el acto sexual de la función procreativa y finalmente la conveniencia de una procreación selectiva, en términos eugenésicos, para la mejora de la especie y el bienestar social.

Entre las fuentes empleadas destacan los propios informes del Fondo de Población de Naciones Unidas y los datos en materia sociodemográfica actualizados por el Banco Mundial; también se examinan los informes de Naciones Unidas sobre los objetivos del Milenio, por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático y por el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Informes, todos ellos, que pretendiendo dar fundamento a las políticas antinatalistas, probablemente las invalidan.

De los datos analizados, se concluye que la Humanae Vitae no sólo situó el mensaje de la Iglesia Católica respecto de la transmisión de la vida humana en el discurso político internacional, sino que sentó las bases de una estrategia comunicativa de “aggiornamiento” que, sin menoscabo de la doctrina, emplea las herramientas del lenguaje científico y jurídico para hacer frente a la imposición de la tríada contracepción/esterilización/aborto/ como bandera de los derechos de las mujeres y del movimiento ecologista.

En efecto, desde la publicación de Humanae Vitae, la crítica a esta tríada ha ido adquiriendo peso en los documentos de la Santa Sede, como evidencian las encíclicas Evangelium Vitae de Juan Pablo II (1995) y Caritas In Veritate de Benedicto XVI (2009). También la Instrucción Donum Vitae (1987) y la Instrucción Dignitas Personae (2008), de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En todos ellos, junto al despliegue de razones teológicas, que instan al reconocimiento de la vida humana como un don recibido de Dios, se desgranan contundentes argumentos de orden bioético, médico y jurídico.

Además, la Humanae Vitae devolvió el discurso sobre la procreación a la lógica del don, apartándolo de la lógica del deseo, lógica, esta última, que en nuestros días se hace evidente con la maternidad subrogada y el empleo de las Técnicas de Reproducción Asistida.

En una línea similar, cabe destacar que la previsión de Pablo VI sobre la intención eugenésica que subyace en los argumentos antinatalistas, se vea hoy materializada con propuestas como el Principio de Beneficencia Procreativa, defendido por Julian Savulescu, y la selección de embriones producidos in vitro para su implantación.

Además, se muestra que la amenaza de superpoblación del planeta carece de fundamento. En realidad, no caminamos hacia la «explosión demográfica» vaticinada por los ideólogos neomalthusianos, sino hacia un invierno demográfico en el que la baja natalidad y el incremento de la esperanza de vida ponen en riesgo los sistemas públicos de salud y pensiones.

Igualmente, se muestra que la miseria que padece gran parte de la población mundial no obedece al tamaño de sus familias, sino a la inequidad en la distribución geopolítica de las riquezas, la corrupción y la inacción culpable de los países desarrollados; así como a los modos de vida, consumo y producción de una pequeña parte de la población mundial.

Tampoco el momento demográfico, que durante algunas décadas continuará siendo creciente como consecuencia del ciclo demográfico precedente, constituye la verdadera causa del deterioro medioambiental. Como evidencian los datos aportados por las Agencias Internacionales y la principales ONG’s, la huella ecológica de los pobladores de los países desarrollados es mucho mayor que la de los habitantes de las regiones más desfavorecidas del planeta. Tener hijos no es, en ningún caso, un ecocrimen.

En definitiva, las críticas contra la Humanae Vitae por cuestiones demográficas y sociales, esgrimidas desde el ámbito político, el feminismo y el ecologismo radical, se han mostrado inconsistentes.

ASPECTOS MORALES

Para interpretar adecuadamente la Encíclica Humanae Vitae, es preciso tener en cuenta la forma de plantear la cuestión moral del acto conyugal en la Iglesia católica hasta dicho momento. Durante veinte siglos se pretendió aplicar la teología dogmática sobre los fines del matrimonio -singularmente el fin procreador, sin olvidar el de la mutua ayuda-, a la teología moral. Sin embargo, ya el Concilio Vaticano II -contexto próximo de la Encíclica- comprobó las limitaciones de semejante planteamiento.  No obstante, ante las presiones neomalthusianas por el control demográfico, el Concilio confirmó que los hijos no constituyen ningún estorbo al amor conyugal. De ahí que confirmara, una vez más, que para la licitud moral del acto conyugal se requiere absoluto respeto a la apertura a la vida. Negar o disimular el carácter fecundo del amor conyugal sería desvirtuar la doctrina conciliar.

El Vaticano II constituyó el primer documento magisterial que abordó de forma global el principio de paternidad responsable, mediante la distinción de dos momentos diferentes: ética de la decisión y ética de la ejecución. Sin embargo, no pudo afrontar directamente que métodos eran lícitos o no para la regulación de la fertilidad humana, porque pesaba la reserva de una Comisión Pontificia que estaba estudiando un tipo nuevo de contracepción, la píldora contraceptiva. El Concilio, consciente de las limitaciones argumentativas sobre la moralidad del acto conyugal desde la doctrina de los fines, propuso un cambio decisivo. El cardenal Giovanni Colombo, en el Aula conciliar, afirmó que eran dos -no uno- los significados que se han de respetar para la licitud del acto conyugal. Durante dos mil años el Magisterio había exigido con todo acierto que, para la licitud de cada acto conyugal, se debía respetar el significado procreador; sin embargo esto no basta; para su licitud también se requiere que constituya un acto de donación plena de amor entre los esposos (GS 51 c).

Fue mérito de la Encíclica Humanae Vitae descubrir que no sólo son dos los significados del acto conyugal, el procreador y el unitivo, sino que son antropológica y moralmente inseparables. Cuando se dan los dos significados, los esposos no pueden promover uno a costa del otro, porque, sencillamente, no respetarían ninguno de los dos. Si se pretende fomentar el significado procreador a costa del unitivo, precisamente por esto, si se transmitiera la vida no se haría en condiciones mínimamente dignas. La conclusión es que sólo mediante un gesto, no basta el contexto, de amor conyugal es lícito transmitir la vida humana; criterio que ayudará proféticamente al discernimiento posterior de las técnicas reproductivas. Si, por el contrario, se pretendiera fomentar el significado unitivo en detrimento del procreador (por ejemplo, mediante la contracepción), por esto mismo, no fomentará el amor entre los esposos, por constituir una entrega a medias.

La Humanae Vitae enseña una única norma moral, en su formulación positiva, cada acto ha de quedar abierto a la posible transmisión de la vida, y negativa, la contracepción conlleva, en virtud de su objeto, una voluntad no sólo no procreadora, sino antiprocreativa. La aceptación de la norma moral, enseñada por la Encíclica, no depende de los argumentos, sino del grado con el cual el Magisterio ha querido comprometerse. Esta norma moral es infalible en la práctica.

La relectura de la Encíclica, por parte de Juan Pablo II, a través de sus Catequesis sobre el amor humano, hace hincapié en el Principio de inseparabilidad del doble significado, quizás el criterio más importante de los últimos 50 años en el campo de la moral sexual. Si hasta el momento había prevalecido la óptica de la transmisión del don de la vida en sus fuentes próximas, y desde ahí interpretar el significado unitivo, Juan Pablo II va a invertir la dirección en su reflexión, pues desde el significado unitivo va a considerar el significado procreador, a través del significado esponsal del cuerpo en el lenguaje de la entrega amorosa entre los esposos. La Humanae Vitae puso de manifiesto la importancia decisiva de la virtud de la castidad, antesala y custodia del amor matrimonial. Esta virtud cuesta, pero, lejos de perjudicar a la personalidad de los esposos, les hace maduros para el amor y su crecimiento (HV 21). Juan Pablo II afirmará que esta virtud comporta una doble tarea: autodominio que capacita a los esposos para la auto-donación de amor. 

Una última conclusión de esta relectura ha sido otro cambio de acento. Del sexo sin hijos, que pretendió la aparición de la contracepción en la revolución del 68, con la pretensión equivocada de querer fomentar el amor conyugal, hemos ido pasando poco a poco, a hijos sin sexualidad, mediante la creciente aparición de las técnicas de reproducción asistida. Basta enumerar los principales documentos magisteriales sobre el tema, Humana Vitae (1968); Donum Vitae (1987), Evangelium Vitae (1995), Dignitas Personae (2008), para comprobar que la preocupación principal de la Encíclica Humanae Vitae y de la Iglesia ha sido la vida humana, anticipada ya desde sus fuentes próximas. También en esto la encíclica fue profética, sin pretenderlo.

 

Valoración moral de los métodos contraceptivos

En cuanto a la licitud o no de utilizar la píldora u otros métodos contraceptivos para regular la fertilidad humana, la Encíclica propone una única norma moral en virtud de la definición de su objeto ético. Dicha norma tiene una doble formulación: una positiva, que indica que la Encíclica promueve la vida humana y otra negativa, que especifica en su punto 14 que “en conformidad con estos principios fundamentales de la visión humana y cristiana del matrimonio, debemos una vez más declarar que hay que excluir absolutamente, como vía lícita para la regulación de los nacimientos, la interrupción directa del proceso generador ya iniciado directamente querido y procurado, aunque sea por razones terapéuticas”.

“Hay que excluir igualmente, la esterilización directa, perpetua o temporal, tanto del hombre como de la mujer; queda además excluida toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación”.

Continúa la Encíclica en el mismo punto 14 “tampoco se pueden invocar como razones válidas, para justificar los actos conyugales intencionalmente infecundos, el mal menor o el hecho de que tales actos constituirían un todo con los actos fecundos anteriores o que seguirán después y que por tanto compartirían la única e idéntica bondad moral. En verdad, si es lícito alguna vez tolerar un mal moral menor a fin de evitar un mal mayor o de promover un bien más grande, no es lícito, ni aun por razones gravísimas, hacer el mal para conseguir el bien, es decir, hacer objeto de un acto positivo de voluntad lo que es intrínsecamente desordenado y por lo mismo indigno de la persona humana, aunque con ello se quisiese salvaguardar o promover el bien individual, familiar o social. Es por tanto un error pensar que un acto conyugal, hecho voluntariamente infecundo, y por esto intrínsecamente deshonesto, pueda ser cohonestado por el conjunto de una vida conyugal fecunda”.

Valoración moral de los métodos naturales

En cuanto a la licitud moral sobre el uso de los métodos naturales de regulación de la fertilidad la Encíclica especifica en su punto 16 su licitud moral, siempre que exista una razón proporcionada para utilizarlos, siendo además un aspecto positivo de la misma incluir la abstinencia periódica como elemento integral de la virtud de la castidad, virtud que resulta absolutamente imprescindible para los casados. En ausencia pues, de tales razones proporcionadas, la utilización de los métodos naturales con la misma intención contraceptiva que los métodos artificiales, no variaría la calificación negativa de éstos. 

CONVICCIONES SOBRE LA HUMANAE VITAE

Este informe se finaliza con una serie de convicciones, que se han producido a lo largo de los cincuenta años que han transcurrido desde la publicación de la Encíclica.

La primera convicción es la necesidad de “desprivatizar” la doctrina de la Encíclica Humanae Vitae y situarla en el contexto de la Doctrina Social de la Iglesia. Transcurridos los cincuenta años, podemos constatar “los frutos amargos que se han seguido por no admitir las enseñanzas de Pablo VI”, aunque también, desde un punto de vista positivo, hay que admitir que la asunción de la doctrina de la Humane Vitae, es, el futuro de la sociedad y del hombre y la garantía del bien común.

La segunda es “resaltar la grandeza del amor conyugal, orientando la libertad humana hacia los fines de una fecundidad responsable”.

La tercera es valorar “la primacía de la gracia y el acompañamiento de la comunidad cristiana”, para poder vivir las enseñanzas de la Humanae Vitae en las relaciones de pareja.

La cuarta convicción, es la necesidad de favorecer la virtud de la castidad dentro del matrimonio, integrando los dinamismos de la persona para vivir de acuerdo con el lenguaje del cuerpo, propuesto por San Juan Pablo II en su catequesis sobre el amor humano.

La quinta, hace referencia al hecho de que el cuerpo tiene un significado y un lenguaje que nos remite al Creador, por lo que, si no se acepta a Dios en la relación matrimonial, el lenguaje del cuerpo queda sin fundamento. Este es el drama de la secularización de la sexualidad humana, pues con la aceptación de la mentalidad contraceptiva se niega un nuevo elemento esencial del lenguaje que abre dicha relación a Dios.

La última convicción es su carácter profético, pues ya anunció Pablo VI acerca de las consecuencias que se podrían derivar de no aceptar el Magisterio de la Iglesia en un tema como éste, afirmando que “los hombres rectos podrán convencerse todavía de la constancia de la doctrina de la Iglesia en este campo si reflexionan sobre las consecuencias de los métodos de la regulación artificial de la natalidad, lo que abriría un camino fácil y amplio a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad. Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las practicas contraceptivas acabase por perder el respeto a la mujer, llegando a considerarla como simple instrumento de goce egoísta y no como compañera respetada y amada. Parece que esta premonición del Papa no ha dejado de cumplirse.

Terminamos afirmando “que la canonización de Pablo VI es el mejor espaldarazo para reconocer la obra de la gracia que nos llegaba hace 50 años y que nos invita a reconocer la grandeza del amor humano”, a la vez que como recordaba el papa Juan Pablo II, el 5 de junio de 1987, “cuanto enseña la Iglesia acerca de la anticoncepción no puede ser materia de libre disputa entre los teólogos. Enseñar lo contrario equivale a inducir a error en la conciencia moral de los esposos”.

Justo Aznar

Julio Tudela

Enrique Burguete                       

Alfonso Fernández                     

Juan Antonio Reig                      

 

Observatorio de Bioética

Instituto de Ciencias de la Vida

Universidad Católica de Valencia

 


[1] Todas las referencias bibliográficas que podrían incluirse en este artículo se pueden consultar en el libro https://www.sekotia.com/catalogo/opinion-y-ensayo/1637-la-regulacion-de-la-fertilidad-humana-a-a-luz-de-la-carta-enciclica-de-la-humane-Vitae-9788416921652.html

 

Viejas y nuevas reformas litúrgicas

Salvador Bernal

En mis lecturas de prensa italiana, he visto recientemente el debate sobre la nueva edición del misal romano, aprobada en la última asamblea plenaria del episcopado. Incorpora las modificaciones de la typica tertia, no editada ya en versión “de bolsillo”, es decir, accesible a todos. Los aficionados al latín tenemos ahora menos problemas, gracias a las versiones digitales que circulan en la Red (la tela totius terrae, según la traducción de la triple “w”). Pero siguen existiendo lugares sin cobertura, en que es útil la editio altera del Missale romanum cum lectionibus de la Libreria Editrice Vaticana.

Desde luego, no dejaré de manifestar –afirmación tajante, ciertamente- la preferencia del derecho de los fieles laicos en materia litúrgica –incluida la belleza expresiva de las lenguas clásicas‑, sobre la creatividad de los celebrantes, tantas veces pobretona, reiterativa, cansina, capaz de espantar a quienes no tengan una firme creencia en el misterio.

En este contexto, me hizo gracia leer en tempi.it, a punto de desaparecer en su día, pero que perdura como mensile, un artículo con una información para mí desconocida: la influencia de Agatha Christie para que se mantuviera el latín en Westminster, tras imposiciones que contradecían el texto del correspondiente documento del Concilio Vaticano II.

Se trata de la amplia traducción de un artículo de Joseph Shaw, presidente de la Latin Mass Society, aparecido el 2 de noviembre en Catholic Herald. También incluye el texto original inglés. Relata cómo en diciembre de 1971 The Times publicó la noticia de que el papa había autorizado la celebración de la misa tradicional en latín en Gran Bretaña. De hecho, comenzó la costumbre de celebrar dos misas al año en el altar mayor de la catedral de Westminster, y una mensual en la cripta, ahora trasladada a la capilla de la Virgen.

Por aquel tiempo, como en Alemania, también en el Reino Unido habían surgido asociaciones para defender el hoy rito extraordinario, de acuerdo con la sabia decisión del papa Benedicto XVI, que subrayó más el contenido histórico y teológico de las fórmulas litúrgicas que la lengua en que se expresaban, a diferencia de grupos como el de Latin Mass Society o el Una Voce de otros países. (De hecho, no hay inconveniente en celebrar el rito extraordinario en lenguas vernáculas, como tampoco el casi desaparecido canon romano del rito ordinario).

Y surgió una iniciativa promovida por Alfred Marnau, poeta eslovaco que llegó a Gran Bretaña en 1939. Utilizó sus contactos en el sector del arte para obtener firmas en apoyo de una petición que lamentaba la pérdida de la antigua misa en el contexto de la "historia del espíritu humano": "Estamos ignorando la experiencia religiosa o espiritual de millones de personas. El rito en cuestión, en su magnífico texto latino, ha inspirado también una avalancha de realizaciones artísticas inestimables, no sólo místicas, sino obras de poetas, filósofos, músicos, arquitectos, pintores y escultores de todos los países y épocas. Pertenece a la cultura universal y no sólo a los hombres de Iglesia y a los cristianos".

El llamamiento de Marnau se dirigió también a no católicos, y en sólo tres semanas consiguió reunir las firmas de más de 50 figuras públicas, entre ellas un miembro del parlamento de cada uno de los principales partidos políticos, dos obispos anglicanos y varios escritores, artistas y músicos, como Graham Greene, Colin Davis, Iris Murdoch, Frank Raymond Leavis, Malcolm Muggeridge, Yehudi Menuhin y Nancy Mitford. William Rees-Mogg, director entonces de The Times, hizo que la petición alcanzase gran difusión en el país.

Al parecer, cuando el cardenal Heenan la presentó al papa Pablo VI, la hojeó silenciosamente y, de repente, exclamó: "¡Ah, Agatha Christie!” Y dio su aprobación. Concluye Joseph Shaw que Christie no era católica, pero la gran creación de su fantasía, el católico belga Hércules Poirot, ciertamente habría estado de acuerdo.

Se no è vero, è ben trovato.

 

 

La enseñanza de la Teología como tarea evangelizadora

Posted: 19 Nov 2018 07:59 PM PST


https://1.bp.blogspot.com/-z_5wG1VjUp4/W_N4ZnV-sQI/AAAAAAAACdc/j8ykq0mbIpsiwbEkifPVE3k5Kn0Zy0VqwCEwYBhgL/s200/Teologia%2By%2BNE.jpgLa teología es fruto de la “fe que busca entender” (fides quaerens intellectum). Esa fe que sostiene la teología es la fe viva: por eso, la teología es también e inseparablemente esperanza y caridad“que buscan entender” (cf. Comisión Teológica Internacional, Teología hoy: perspectivas, principios y criterios, 2011). Esto es lo que tendríamos que hacer posible para nuestros alumnos: que la fe ilumine su inteligencia, e ilumine igualmente su sentir y actuar, esperanzado y con amor.

Proponemos primero algunas consideraciones en relación con las distintas vertientes de la teología (científica, eclesial y social) y a continuación algunas orientaciones prácticas para la enseñanza de la teología y de la religión en el contexto actual.


La teología como ciencia y sabiduría

1. La teología es ciencia (conocimiento cierto por sus causas) y también sabiduría. Ciertamente, la teología avanza por reflexión intelectual y no directamente por el amor a Dios como sucede en la vida espiritual. Pero esto no quiere decir que la teología pueda concebirse ni hacerse al margen de la vida, pues en ese caso sería una forma más de gnosticismo utópico. La teología vive de la vida cristiana como participación en la vida de Dios. Por tanto el amor entra en la teología como impulso interior al rigor intelectual, pues el amor (a Dios y al prójimo) moviliza al teólogo para alcanzar un conocimiento que la razón de por sí sola no puede alcanzar y, por tanto, solo así podrá movilizar también al estudiante a tratar de alcanzarlo.

La teología está al servicio de la sabiduría cristiana. Una sabiduría que permite conocer y amar a Dios y sus obras; y, como consecuencia, lleva a vivir ayudando a los demás, colaborando en el bien común, mediante el diálogo amable y el trabajo por transformar este mundo en un camino que recorremos con otros hacia la casa del Padre (cf. Francisco, Mensaje a las Academias pontificias, 28-I-2014).

Al teólogo, y derivadamente a todo aquél que enseña teología o religión cristiana, le corresponde abrir las inteligencias de sus alumnos a la unidad viva y orgánica de la fe. Esto requiere en el educador de la fe una apertura grande a cuanto le rodea y dejarse interpelar y dar respuestas nuevas ante cuestiones nuevas, sobre la base del “depósito de la fe” cristiana.

Es de interés tener en cuenta que hoy el “camino educativo de la belleza”, valor en alza por su capacidad de impacto, pide, en lo que respecta a la fe, más capacidad de atracción que de demostración. Se trata de proveer a los alumnos de las herramientas adecuadas que, desde el resplandor de la belleza, les faciliten adentrarse en la búsqueda de la Verdad y del Bien que están en el origen y raíz vivos de la Belleza. Así, poco a poco y con la confianza de los hijos de Dios, podrán recorrer los caminos de la razonabilidad del mundo creado y los anhelos del corazón humano, sin satisfacerse con explicaciones fáciles o con actitudes cómodas ante la vida.

Como señalaba ya el Concilio Vaticano II, nos es preciso “escuchar atentamente, discernir e interpretar los distintos lenguajes de nuestro tiempo, y saberlos juzgar a la luz de la Palabra de Dios, para que la verdad revelada sea entendida cada vez más a fondo, sea mejor comprendida y pueda ser presentada de forma más adecuada” (Gaudium e spes, 44).

Al servicio de la misión de a Iglesia y la vida cristiana

2. Como ciencia profunda sobre Dios y sabiduría sobre el hombre y el mundo, la teología está al servicio de la misión de la Iglesia y de la vida de los creyentes.

Con el Concilio Vaticano II comenzó una nueva etapa de la evangelización por los caminos de la “reforma o renovación en la continuidad” (cf. Benedicto XVI, Discurso, 22-XII-2005). Esto implica la distinción entre el inmutable depósito de la fe (lo que en un sentido amplio abarca los fundamentos y la sustancia de la liturgia y de la moral cristiana) y las expresiones variables de ese depósito en todos sus niveles. Comporta así mismo la fidelidad creativa también en la teología, tarea sostenida por la comunidad teológica y por la familia de la Iglesia, desde la fe vivida –se ha dicho ya– y la oración.

El docente de la teología debe ser capaz de transmitir con claridad el depósito de la fe de la Iglesia, con las expresiones adecuadas a las circunstancias (tiempo y lugar) de sus alumnos. Ya el tono de las explicaciones ha de ser adecuado a la calidad de lo que se transmite. Tendrá presente que la teología está al servicio de la fe y la oración de los cristianos, y especialmente de la devoción de los sencillos. Es este un buen indicador de calidad teológica junto con el dejarse ayudar por el Magisterio del Papa y de los obispos. Otro indicador es si la tarea teológica o pedagógica de la fe se puede configurar como un camino de santidad ante todo para el profesor. Como ha señalado Francisco, en ese camino no faltan algunas tentaciones para el docente, concretamente la aridez de corazón, el orgullo y la ambición.

En relación con nuestra tarea, cabe hacer algunas observaciones relativas al lenguaje teológico, especialmente cuando se usa fuera del ámbito profesional o académico. El lenguaje excesivamente técnico –sobre todo si no utiliza términos asumidos por la tradición evangelizadora de la Iglesia– debería ser evitado en el anuncio de la fe, cuando no se pueda suponer en los interlocutores una suficiente formación teológica. En segundo lugar, hay algunos términos y esquemas teológicos que, habiendo servido quizá durante siglos para explicar la fe, ya no sirven del todo para eso e incluso podrían causar más desconcierto que luz, por haber adquirido significados culturales nuevos (un ejemplo puede ser el término “satisfacción” como justificación de la muerte de Cristo).

Al mismo tiempo hay que ser conscientes del significado más común de las palabras para mostrar el sentido con que la teología las usa, y, por tanto, el alcance de la analogía. Así, términos como santidad, prudencia, virtuoso, ejemplo, dogma, doctrina, meditación o alianza necesitan ser explicados, en sus similitudes y diferencias con el uso corriente que van adquiriendo, para comprender el sentido que tienen en la tradición cristiana. En otros casos es posible el itinerario inverso, es decir, que un término admitido en el uso ordinario en determinados campos (como por ejemplo, en informática, como sucede con las palabras actualización, icono, reiniciar, etc.), puede ser útil para profundizar en la realidad o en la experiencia propiamente cristianas.

 Función social de la teología

3. En tercer lugar, la teología tiene también una función social, por lo que no puede conformarse con ser una “teología de escritorio” (exhort. ap. Evangelii gaudium, n. 133). Por su carácter de ciencia la teología puede y debe entrar en diálogo con las diversas culturas y con las ciencias empíricas, humanas y sociales, en el marco de un trabajo interdisciplinar que hoy se pide por todas partes en la educación. Sobre el trasfondo del humanismo cristiano y con el testimonio de coherencia de los cristianos –hoy el testigo tiene también un gran impacto, vinculado a la belleza que resplandece en su conducta–, la teología puede fomentar un espíritu constructivo ante las crisis morales y sociales.

De esta manera, la teología está llamada a acompañar los procesos culturales y sociales, y a confrontar los conflictos que surgen tanto en la Iglesia como en la sociedad. “También los buenos teólogos –ha señalado el papa Francisco–, como los buenos pastores, huelen a pueblo y a calle y, con su reflexión, derraman ungüento y vino en las heridas de los hombres”. La teología debe ser además expresión de una Iglesia que es “hospital de campaña” y por tanto puede y debe reflejar la centralidad de la misericordia (cf. Carta a la Pontificia Universidad Católica de Argentina, en el centenario de su Facultad de Teología).

Finalmente, un teólogo no debería ser, en los gráficos términos del papa argentino, un “teólogo de museo”, que acumula datos e información sobre la Revelación, sin saber qué hacer con ellos; ni tampoco un “balconero de la historia”, alguien que observa desde arriba los acontecimientos sin implicarse en ellos; sino “una persona capaz de construir en torno a sí la humanidad, de transmitir la divina verdad cristiana en una dimensión verdaderamente humana, y no un intelectual sin talento, un eticista sin bondad o un burócrata de lo sagrado” (Ibid.).

Algunas orientaciones prácticas

4. A partir de los aspectos considerados en los párrafos anteriores acerca del carácter científico, eclesial y social de la teología, se pueden proponer algunas orientaciones, conectadas entre sí, para la docencia de la teología o de la religión como tarea evangelizadora.

1) Continuidad entre la vida cristiana como vida teologal y la tarea teológica sistemática o profesional. Por ejemplo, al plantearse una cuestión como la santidad, el profesor debe preguntarse qué tiene que ver con el hombre (con su inteligencia, su corazón y su trabajo), tanto en su propia vida como en la de los demás. Y planteárselo no solo como cuestión en sí misma, sino en relación con los posibles prejuicios que se deriven de lo que saben previamente “esos” alumnos, en el contexto de su educación y su cultura; a partir de ahí se pueden prever algunas dificultades y reacciones y adelantarse en algunos casos, para protegerles de esos posibles prejuicios sin privarles de madurar con “motor propio”.

2) Unidad de la teología o de las disciplinas teológicas (entre las materias teológicas más especulativas como las que estudian las verdades de la fe, y las más prácticas que se ocupan de la vida y de la misión de los cristianos, así como aquellas que exponen los conocimientos procedentes de los estudios bíblicos e históricos). Así, conviene plantearse qué aporta a nuestros alumnos lo que estamos enseñando al sentido de su vida y cómo puede mostrarse de un modo atractivo según la cultura actual (que lleva a contar historias, utilizar imágenes, emplear la tecnología audiovisual, etc.). La dimensión histórica responde a la pregunta de dónde viene una cuestión determinada y cómo se plantea ahora, sin necesidad para ello de estancarse en un sinfín de prolegómenos y explicaciones eruditas.

3) La orientación de la teología a la vida cristiana, a la comunión eclesial y a la evangelización. Ante cualquier cuestión es bueno preguntarse qué relación tiene con estos aspectos esenciales de la vida cristiana, es decir, primero con mi vocación y en consecuencia con mi misión como profesor y con la vocación y misión de estos alumnos en conjunto (en lo que pueden tener en común) y en lo que pueden tener de personal e intransferible.

4) La atención a las circunstancias concretas de la sociedad y al diálogo con las Ciencias y las Humanidades: ¿Cómo se plantea esto hoy en la calle? ¿Con qué lenguaje y presupuestos, prejuicios, sospechas y horizontes? ¿Qué datos hay que tener en cuenta, por ejemplo, en relación con los signos de los tiempos? ¿Y las aportaciones de las Ciencias?

5) En definitiva, como vemos, es preciso realizar el discernimiento teológico-práctico del tema que se trate de enseñar, al servicio de la Iglesia y la sociedad. Y para eso debe tenerse en cuenta, ante todo, nuestra propia identidad de educadores cristianos conscientes de su propia misión. Y desde ahí el conocimiento de la realidad. Es decir, los datos con los que contamos, tanto desde el punto de vista humano y racional como en la tradición cristiana y eclesial.

A la mirada y escucha de la realidad le seguirá, en la preparación y desarrollo de las clases, una valoración de las cuestiones de que se trate, alimentada por un tiempo suficiente de oración, estudio y también diálogo con los colegas y con los alumnos.

La sabiduría práctica del cristiano

De una manera central, en la educación de la fe, conviene tener en cuenta todo lo relacionado con la mejora personal de las actitudes básicas del cristiano, es decir, la unión con Dios por medio de la oración y la vida sacramental, y, como consecuencia, el servicio a los demás; y llevarlo a cabo con la “prudencia o sabiduría práctica cristiana”, cultivada a partir de la formación de la conciencia.

Todo esto es, de un lado, tarea que el profesor tiene que realizar consigo mismo. Pero es también su tarea transmitir a los alumnos ese modo de hacer y de actuar en la vida que consiste en adquirir y ejercitar la sabiduría práctica del cristiano que discierne los datos por medio de la oración, del estudio y el trabajo, de las relaciones con los otros (familia, amigos, conocidos) y de las demás actividades cotidianas; porque todo eso tiene que ver con el “formarse Cristo en ellos”.

En tercer lugar, convendrá pensar qué actuaciones o proyectos concretos se podrán proponer para que los alumnos contribuyan a edificar el misterio de la Iglesia y colaboren en la misión evangelizadora. Convendrá pensar cómo incidirán estas acciones en la fe, esperanza y caridad de los estudiantes y en la vida de sus familias, en su aportación al bien común de la sociedad y al cuidado de la Tierra; es decir, en la mejora del mundo que hemos recibido y hemos de legar a los que nos seguirán. Finalmente deberá preverse con realismo cómo podrán llevarse a cabo esas acciones (personas, medios, tiempos) y cómo podrán y deberán ser evaluadas.

 

 

Lo que hagamos con ellos con nosotros harán…

Lo que hagamos con ellos con nosotros harán…

Por Mary Velázquez Dorantes

Pareciera ilógico escuchar que nuestros adultos mayores viven en el abandono, la soledad y el olvido; sin embargo, en México más del 20% de nuestros adultos de la tercera edad viven en condiciones de orfandad y desamparo. Se estima que para el 2025 existan más de 14 millones de ancianos. Entonces se requerirá humanidad para acompañarlos en la tercera etapa de la vida. Los ingresos económicos de nuestros adultos son insuficientes para vivir con calidad de vida; aproximadamente 5 millones de ellos carecen de un ingreso que les permita acceder a servicios de salud, alimento y educación.

Alrededor de 12 millones de personas en el país son de la tercera edad. El 1.6% de ellos vive en soledad y la mayoría son mujeres.

Actualmente el abandono de los adultos mayores es considerado una tipificación de violencia, dado que tienden a sufrir cuadros depresivos y de aislamiento. Las consecuencias de quien vive en el abandono comienzan reduciendo su vida útil y productiva; por lo tanto el desplazamiento hacia un asilo o albergue hace que se inicie un proceso de maltrato psicológico o incluso discriminación. Detrás de este fenómeno existe una desprotección social que no ayuda a que la transición de la adultez a la vejez sea humana.

¿ABANDONO FAMILIAR?

Las nuevas formas de vida están desarmando los núcleos familiares. Los adultos mayores sufren cada vez más desatención: son víctimas de enfermedades crónicas degenerativas y los familiares, enrolados en dinámicas diferentes, están olvidando a sus adultos mayores; la vulnerabilidad en la que se encuentran ha obstaculizado su independencia, su auto realización y su dignidad humana. La sociedad de adultos mayores es ahora un reto y desafío para muchos. Los abuelos de México están enfrentándose a condiciones de desamparo, sin falta de programas gubernamentales que ayuden a la situación. El abandono es sinónimo de soledad, de acuerdo con los expertos. Los familiares dejan de visitar a sus adultos en sus propias casas o cuando fueron ingresados a un albergue. El 4.7% de los adultos sobrevive con una pensión mensual de $600 pesos en México. Ocho de cada 10 adultos viven en la pobreza y el 16% sufre algún grado de abandono y maltrato. Las vivencias de una persona olvidada por sus propios familiares inician cuando enfrentan crisis de salud: el sentido de utilidad desaparece y las pequeñas labores que hacen les provocan rechazo o sentimientos de carga. Los especialistas en geriatría señalan que una persona que sufre los temores del abandono se vuelve hostil y agresiva, su fragilidad la expone a un daño afectivo en el que muchos de los familiares no hacen reparo alguno.

ANCIANIDAD VS. INCAPACIDAD

La tercera etapa de vida significa un motivo de buenos tratos. Las oportunidades de convivir con los adultos mayores son tesoros invaluables de la sociedad. No obstante, muchos sectores están relacionando la ancianidad con la incapacidad, especialmente los familiares que actúan bajo beneficios personales. Para el 2050 más de la cuarta parte de la población será de adultos de la tercera edad. Las llamadas relaciones intergeneracionales se contraponen con los valores de aceptación de los adultos mayores. Erróneamente se está haciendo a un lado a los mayores, dado que no se valoran las capacidades de actividad que pueden realizar. Nuestra percepción de la vejez nos hace observarla como una etapa crítica y no comprendemos los aspectos del cambio de una etapa a otra. Obviamente se requiere respeto y protección a la vejez para evitar el deterioro emocional de la persona.

El papel de la familia es un factor detonante para que el adulto mayor envejezca con dignidad, por lo que se requiere de la solidaridad de todos los miembros de un hogar; se trata de ir más allá de las políticas sociales.

El bienestar físico, emocional y mental de un adulto mayor está cobijado por las familias; a medida que él envejece se requiere de actividades seguras, saludables y de autoestima para hacerlo sentir integrado y no olvidado. México es un país con personas mayores. La esperanza de vida dentro de 30 años será de 79 años de edad. Esto significa que una cantidad mayor de niños podrá conocer a sus abuelos o bisabuelos, en especial mujeres. Incluso los países más pobres tendrán abuelos. Sin embargo, es necesario cuidarlos y entender que su ritmo de vida ha cambiado: el abandono, la soledad y el olvido no son los recursos para hacer que nuestra sociedad sea fuerte y con esperanza de vida. La población mundial de mayores de 60 años se duplicará; por lo tanto, se tiene que reducir el maltrato físico, el abuso sexual y económico; pero, sobre todo, la desatención, la fragilidad y la debilidad no deben ser factores de sufrimiento.

 

 

«Salvar a la vejez es salvar a la civilización»

«Salvar a la vejez es salvar a la civilización»

Robert Redeker es un filósofo francés, nacido en 1954. Es famoso porque en sus ensayos no tiene miedo de analizar la realidad aunque ello signifique ir en contra de las ideologías imperantes; y, aunque a causa de esto viene recibiendo frecuentes insultos y hasta amenazas de muerte, no teme seguir razonando aunque ello signifique continuar marchando contracorriente. Ha publicado, entre otros, los siguientes libros: El progreso o el opio de la historia, Depresión y filosofía. Del mal del siglo al mal de este siglo, El poder del deporte, y Egobody, la fábrica del hombre nuevo. Como complemento de este último, escribió Bienaventurada vejez, un libro punzante y contundente que devuelve a la ancianidad el valioso lugar que le corresponde

La idea que plasma Redeker en Bienaventurada vejez destaca que la ancianidad no tiene por qué suscitar temor y represión, como viene sucediendo actualmente en nuesta civilización. Esto se evidencia, por ejemplo, en esa extendida obsesión por vivir aparentando que se es eternamente joven, tanto en en el aspecto corporal, en la forma de vestir y hasta en el estilo de vida.

En el tiempo actual la vejez se ve como frustración, negación de la vida, e incluso como muerte antes de
la muerte.

Por el contrario, tanto en el pasado reciente como en el remoto, la vejez era preparación para un tránsito a otra vida, es decir, el umbral de otro porvenir. Hoy, en cambio, hay una pérdida del sentido de la trascendencia; por eso puede decirse que la negación de la vejez es la consecuencia de haber expulsado a Dios de nuestras vidas. Así, dice Redeker, desde el momento en que Nietzsche declaró muerto a Dios, se dio una corriente de «antihumanismo» que odia todo lo humano, incluyendo el desarrollo natural de su curso de vida.

La visión de la vejez como edad de sabiduría y plenitud tiene, pues, cada día menos importancia. Pero, al mismo tiempo, cada vez hay más viejos; y, para encajar en este mundo, ellos mismos se niegan a reconocerse como tales.

La sociedad ha perdido de vista que el temor y rechazo a la vejez en realidad nos aparta de la condición humana y de la vida misma en su plenitud. No se puede aspirar a una felicidad humana plena sin la vivencia y la valoración de la vejez.

Gracias a la lentitud y el ocio, la vejez es un tiempo privilegiado para la meditación y la reconciliación. Igualmente, la edad avanzada obliga, tarde o temprano, a abandonar vanidades y apariencias, lo cual ayuda a la persona a ser más libre y más sabia.

Ya por sólo esos aspectos la vejez es bienaventurada, y por ello Redeker anima a saber aceptarla para asumirla y vivirla.

Pero no sólo eso: si es comprendida en su justa dimensión, la vejez garantiza la conservación de las raíces que la sociedad se empeña en destruir y de la que ya no quiere oír hablar. Por ello es tan necesario salvar la vejez del aniquilamiento, pues sin ella la civilización está en peligro de extinción.

Es en la vejez donde está el porvenir y la salvación del mundo. Redeker resalta que no hay nada más humano que llegar a la ancianidad, y expone, en resumen, tres de los más grandes valores que tiene la vejez, que hay que proteger y celebrar:

  1. La sabiduría que trae la experiencia. Es el gran valor de los ancianos que en las antiguas comunidades eran llamados sabios y prudentes.
  2. El testimonio del pasado en el presente. Los viejos son parte de la memoria histórica de los pueblos y, por ello, indispensables para la evolución de cualquier nación.
  3. La posibilidad de transmitir. Siempre tienen algo que contar y enseñar a los más jóvenes, aunque su información parezca obsoleta.

Redacción

PALABRAS DE REDEKER

«Durante muchos siglos la vida del hombre estuvo constituida por tres dimensiones: dimensión del alma, dimensión psicológica —el yo— y dimensión del cuerpo. A finales del siglo XIX y a comienzos del XX abandonó el alma, y hoy abandona el yo para quedarse solamente con el cuerpo».

«Es un cuerpo… que se fabrica a través de la imagen, del deporte, para lograr su mejor desempeño; y del supermercado, porque a todos los productos se les añaden cada día componentes nuevos para regenerarlos y repararlos, y no se les permite ser naturales».

«Vivimos en una civilización que nos hace creer que libera nuestro cuerpo natural, cuando, en realidad, nos esclaviza a un cuerpo fabricado que probablemente nunca llegará a ser como el de los modelos que se imponen, pero que no cesa de buscar perpetuarse. Es decir, de alcanzar una falsa inmortalidad».

«Hoy se nos está privando de la experiencia de la edad y con ello de la vejez. En las nuevas dinámicas a las que sometemos al cuerpo, en el fondo lo que hay es la fantasía de una juventud eterna, y en la juventud no hay, por ejemplo, enfermedades fatales. Aunque no es grato pensar en los dolores y las implicaciones de las enfermedades de la vejez, lo que ellas encierran son experiencias para terminar de descubrir o redescubrir el propio cuerpo».

«Biológicamente vamos a morir, no hay duda, por más esfuerzos que se hagan para evitarlo. Lo que sucede es que, con estos cuerpos fabricados, las personas van a querer aparentar siempre que son mucho más jóvenes. Así van a reducir la experiencia de su vejez para preservar la vida que han estado viviendo».

«La antropología demostró que el descubrimiento de la muerte fue el paso fundamental de la animalidad a la humanidad. Así que el riesgo es olvidar que somos mortales y, con ello, humanos».

 

 

SOCIEDAD CIVIL O CLUB DE SIMPATIZANTES

Por René Mondragón

INSISTENCIA

Este amanuense lo ha dejado en firme en más de un par de ocasiones: Eventualmente, da la impresión de que el gobierno entrante se brinca con una facilidad pasmosa, la ley, la Constitución, las formas y las indispensables y elementales técnicas de dirigir, para hacer que la realidad, se apegue y circunscriba a las promesas de campaña.

La sensación es de un make up político irresistible para la nueva clase gobernante, que aún no paladea, a plenitud, los placeres y deleites de la nueva mafia del poder fifí.

Las ocurrencias transitan de la gazmoñería a lo indecible; de los impresentable a lo indefendible, al grado de confusión entre la grandeza, con lo grandote.

Los problemas de Tepito pueden esperar para mejor ocasión; la inseguridad y la crispación en la que viven los mexicanos en la ciudad capital –con y sin caravanas- pasará, como noticia, a interiores. Todo eso va ya en segundo plano. Lo importante para la doctora Sheimbaum es que la ciudad, ya tiene nuevo logo, nueva imagen institucional “…que definirá en el camino un nuevo modelo de gobierno en la Ciudad de México” (sic) Obvio, el logo también surgió de una “consulta”.

NUEVO MODELO: ¿HACIA DÓNDE?

¿Qué se pretende…cuál es la intención, la dirección, el rumbo y el destino de todo este galimatías convertido en “nuevo proyecto de nación”? Al escribano le parece que quien ha generado una respuesta contudente, definida y definitoria, es mi admirado Federico Reyes Heroles. En su columna -https://www.excelsior.com.mx/opinión/Desnudos- el maestro plantea varios argumentos que conviene compartir y reflexionar.

Por supuesto que existe una dicotomía en el ejercicio del poder. De inicio, porque quien gobierna ¿está obligado a depender de las opiniones populares? Desde luego que no, por la misma complejidad que la tarea exige; pero sí está irrenunciablemente sujeto, a escuchar  la ciudadanía, para atender y corregir, no para fingir.

Por lo mismo, aquello consultable con los gobernados –para que se refleje el verdadero pensar y sentir comunitario- debe ser sometido a una metodología rigurosa, fiable comprobable y transparente como lo prevé el artículo 35 Constitucional. No a mano alzada, opaca, y con un terrible tufo “cuchareo” y manipulación como la que se hizo y la que se propone hacer en 10 preguntas. De hacerlo, como se hizo, cito a Federico: “El costo económico y político de esa farsa lo perseguirá mientras no corrija”

CAPRICHITOS HABEMUS

Y escuchar a la ciudadanía, a las organizaciones intermedias de la sociedad civil, a los liderazgos de opinión, los académicos y los hombres de empresa, del trabajo, y aún de la oposición que contrapesa, es elemental para no ser, como destaca el columnista, “auto-engañados”, tanto por la ideología imperante como por aquellos que ya degustan las mieles del nuevo poder económico y político.

Ciertamente, coincidimos  con el maestro, primero se escucha, se reflexiona, se observa y se documentan las investigaciones, para luego tomar la decisión a plenitud de responsabilidades. ¿O se trata de institucionalizar el engaño y la simulación? Ahí está el trenecito.

Cierto. Son las renuncias de altos funcionarios jamás escuchados, de miles de empleados de gobierno que difícilmente pasarán una “feliz navidad”, sin empleo; es callar la depredación ecológica provocada por los caprichos; es taponear al Banco de México…los demás argumentos contra la corrupción; los que reiteran su devoción a la nueva “constitución moral”, los argumentos como los de María Elena Morena o Isabel Miranda de Wallace, esos no se oyen, menos aún, se escuchan.

EL OTRO ESCÁNDALO.

Jorge Monroy, en su columna de El Economista 20-11-2018) dio a conocer que 500 intelectuales, hombres y mujeres de empresa, activistas y líderes sociales, calificaron la idea de la “Guardia Nacional” como una falsa salida a la crisi de inseguridad. Al momento, nadie los ha escuchado.

El tema es verdaderamente serio, de acuerdo con lo que nos indican nuestras hermosas lectoras y gentiles lectores, porque la pretensión es modificar la Constitución con este propósito.

Como se señala en el documento –http://causaencomun.org.mx- el mandatario electo se cansó de denostar a las fuerzas armadas por su desgaste e incompetencia frente al crimen. Como nadie ha escuchado, viene la militarización del país, con un mando único y centralizado, para que su jefe supremo haga cuanto le plazca. Adiós al espíritu republicano del Constituyente. El asunto es grave, porque el presidente electo, sigue hablando en campaña y solo a sus simpatizantes…igual que en Venezuela. Qué pena.

 

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata: Libros y amistad

 

https://2.bp.blogspot.com/-Z3qRNXB4NyY/W-xZXDhxRWI/AAAAAAAAKbc/YgfAC2eksHYAlfxzX3N2G29a2CdJ37u5wCLcBGAs/s320/lily_james.jpg

(JUAN JESÚS DE CÓZAR) La isla británica de Guernsey vivió su particular odisea durante la invasión nazi. Su estratégica situación en el Canal de la Mancha, cerca de las costas de Normandía, la convirtió en un importante objetivo para el ejército alemán, que la ocupó en junio de 1940. Pocos días antes se había conseguido evacuar a parte de la población y a casi todos los niños en edad escolar. Se calcula que se marcharon 21.000 habitantes de Guernsey, incluyendo 5.000 niños y los maestros de las escuelas.

Este contexto histórico funciona como paisaje de fondo de “La sociedad literaria y el pastel de piel de patata”, la última película del veterano director inglés Mike Newell, una agradabilísima cinta que está triunfando en la cartelera española. El guión adapta una novela póstuma de Mary Ann Shaffer, inacabada al fallecer la escritora y completada por su sobrina, Annie Barrow.

https://2.bp.blogspot.com/-_PXC-KlKX9g/W-xZYiB75OI/AAAAAAAAKbs/M3wNZTYwVGEI-KKLwdCch7KRTC_JvEDnwCEwYBhgL/s320/Patata%2B3.jpgLa acción de sitúa en 1946, en un Londres en plena reconstrucción tras la guerra. Juliet Ashton (Lily James) es una joven novelista de éxito que perdió a su familia durante la contienda bélica. Prometida con Mark (Glen Powell), un militar norteamericano, y representada por Sidney (Matthew Goode), su eficaz editor, la vida de Juliet parece orientada hacia un futuro estable y seguro, con un horizonte lleno de libros por escribir, de conferencias, entrevistas, homenajes y fiestas. Pero un día recibe una carta desde la isla de Guernsey que firma un tal Dawsey Adams (Michiel Huisman); unas letras que van a conectar el pasado con el presente y que tendrán una influencia decisiva en las aspiraciones de Juliet.

https://3.bp.blogspot.com/-OIb53WBUgzU/W-xZaEEd8gI/AAAAAAAAKbs/iGbeXtFNqMorajKap4vHwgrHFR-1rEHkQCEwYBhgL/s320/kirjallinen%2B2.jpg

La verdad es que este filme de largo título es un disfrute. Y lo es en parte porque concede al espectador lo que este desea que ocurra. Pero se trata de una previsibilidad inteligente, tan elegante y simpática que resulta muy fácil engancharse a la historia y empatizar con los personajes. Aunque no es una obra maestra ni lo pretende, Newell entrega una película que logra entretener y emocionar, gracias a una Lily James encantadora, a una exquisita ambientación muy british, y a un tratamiento muy atractivo de la amistad y de la literatura como antídotos ante el sufrimiento.

Sí. Los amigos y los libros son como las chimeneas en los días de crudo invierno: nos reúnen, nos unen y nos caldean.

 

 

 

Perú: producción de cocaína por el narcotráfico

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO

Ver mi blog  www.planteamientosperu.com

La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) es el organismo rector de política y estrategia nacional en la lucha contra las drogas, sin embargo, no registra cifras oficiales de cantidad de cocaína que produce el narcotráfico en nuestro país, refiere extraoficialmente diferentes cantidades lo que obviamente distorsiona el diseño de estrategias y políticas y la elaboración de programas para enfrentar este flagelodichas cifras oficiales deberían estar incluidas en su página web y registradas en los monitoreos anuales de cultivos de coca de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) como sucede con los demás países.

El último dato oficial (302 toneladas) fue registrado en el Monitoreo 2008 utilizando como factor de conversión 375 kg de hoja seca para producir 1 kg de cocaína (establecido en 2003), el cual está absolutamente desactualizado por la alta productividad de los cultivos (especialmente del Vraem) requiriéndose mucho menor cantidad de hoja de coca seca para producir más cocaína, según el último monitoreo publicado producimos 105,960 toneladas de hoja seca, cantidad que podría almacenarse en 3,784 contenedores (28 toneladas cada uno)Para determinar el nuevo factor de conversión se requiere una estricta validación de datos de transformación en el campo y diferentes análisis de pureza. No existe explicación razonable de la no actualización en 10 años de dicho factor, probablemente se trata de no determinarlo porque se registrarían mucho mayores cantidades de cocaína producidas por el narcotráfico.

Bajo este panorama, el pasado día 2 la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas del Gobierno de EE UU (ONDCP) publicó estimaciones de 2017 en Perú sobre cultivo de coca, 49,800 hectáreas (13% mayor que 2016), y sobre producción de cocaína, 491 toneladas con potencial puro (20% mayor que 2016 y nivel más alto en 25 años), según este informe los incrementos fueron impulsados por la mayor producción en el Vraem. Devida reaccionó explicando que no serían 491 toneladas sino una producción estimada de 449 toneladas porque no se habría considerado la reducción de hoja de coca para consumo lícito, sin embargo, lo importante no es tratar de maquillar cifras sino de reducir la producción de cocaína que se ha incrementado vertiginosamente desde hace 17 años en 248%, de 141 toneladas (año 2000) hasta 491 toneladas estimadas en 2017, cantidad que podría ser mucho mayor empleando un factor de conversión actualizado.

 

¿LAS LECCIONES DEL MOVIMIENTO DE LOS CHALECOS AMARILLO EN FRANCIA?

Hace algunos días, llamé la atención de los miembros de nuestras redes sobre la necesidad de articular la consideración de los sufrimientos diarios, y la propuesta de una visión futuro basada en un planteamiento científico que ponía en coherencia innovadora los acervos de las ciencias sociales y humanas cuyo motor es el humanismo = servida por la ciencia al servicio del pueblo.

El planteamiento propuesto por el investigador ruso de la Universidad de San Pétersbourg:Léo SEMASHKO, desarrollada y enriquecida por investigadores de paz de distintos países es un ejemplo significativo.

¡Ahora bien, nadie reaccionó a mis interpelaciones! Deduzco, que actualmente no estamos en capacidad de poner el nivel de millones de conciencias con el del estado actual del movimiento del real de movimientos sociales inéditos y espontáneos.

En Francia, el 17 de septiembre, en final de mañana = a más de 1000 manifestaciones ciudadanas espontáneas organizadas por las redes sociales que movilizaron decenas de millares de personas pusieron el país en situación de movilización inédita que escapó a los partidos políticos, a los sindicatos, a las advertencias gubernamentales, a las previsiones y comentarios periodísticos y del intelligencia del país.

¡Los sufrimientos de pueblo son tales que la única alternativa de millones de personas es la de la inmediación basada en la emoción y la acción!

Construida una visión muy, sino concebida por intelectuales no llega, más a movilizar de manera estructurada y controlada de los millones de individuos, si no se basa en las esperas concretas e inmediatas de las distintas poblaciones.

La subida de los populismes y sus resultados electorales no solamente en Europa pero en el mundo, las corrupciones constatadas en élites dirigentes, el desfase persistente entre el más rico y el más pobre, exasperan a las ciudadanas y a los ciudadanos hasta el punto que éstos se desvían cada vez más de los partidos tradicionales, sindicatos, periodistas, de los dirigentes de Estados y Gobiernos.

El alcance del fanatismo religioso que puede conducir al terrorismo, o llevado por aventureros dictadores, encuentra su eco, en particular, en jóvenes de todas las condiciones por la desesperación, la pérdida de señales sociales sanas y creíbles.

La ciencia sin ética es un riesgo todavía, la ciencia estrechada bajo el ángulo que su o sus promotores en un ámbito de aplicación solamente que preocupan por la aplicación y el resultado, pueden olvidar todo compasión y misericordia.

A la hora de las redes sociales y evoluciones considerables que constituyen una verdadera transmutación con lo que surge: las biotecnologías, la bioética, las nuevas formas de trabajo, el transhumanisme, las incidencias climáticas, la Inteligencia artificial y sus efectos positivos y negativos según las elecciones humanas que se harán, hay la definición de un nuevo humanismo.

Este humanismo pasa por filosofía de la construcción del informe global del pensamiento a los hechos y a las cosas, a los seres y a su medio ambiente natural. Las categorías filosóficas se sienten en el deber conectarse sobre las prácticas sociales informadas que se volverán estructuradas y definirán el futuro posible.

Para volver de nuevo más concretamente a la situación francesa: La aparición de un movimiento ciudadano de expresión directo, secrea, si este movimiento dura, se estructura: un nuevo cuerpo intermedio.

¿Se plantearía cómo entonces él de su articulación con los otros cuerpos intermedios? A continuación, el de su relación con los poderes institucionales. Si ningún reglamento coherente y democrático encuentra su lugar añadido a los males actuales de nuestra sociedad, nuestro país se insertará en la decadencia de los valores pasados de civilización.

Había llamado la atención sobre lo que está en juego a niveles y preocupaciones causados por este tipo de movimiento con manifestaciones no declaradas, accidentes, heridos, y una muerte conocido a Pont-de-Beauvoisin en final de mañana.

¡Esperemos, que la tarde no aportará otros dramas!

Esta es la razón por la que, había indicado que la adhesión sindical obligatoria podía ser una solución, pero las autoridades públicas como las confederaciones sindicales han faltado lo hacen muescas en no percibiendo esta necesidad ya hace una serie de años, esto, preparándola de manera concertada y reflexionada por un diálogo social profundo.

Actualmente, esta solución en el contexto actual que ocurriría repentinamente se apreciaría mal, esto, ya que la desconfianza aumentó entre una parte de la población y los cuerpos intermedios sindicales y políticos. Sin embargo, el Gobierno francés debe reflexionar y actuar = haber causado tal cólera no puede diluir sus responsabilidades.

Copyright Guy CREQUIE

Escritor francés antiguo dirigente sindical interprofesional - observador social - Últimas obras publicadas por el editor americano Bruce COOK de manera bilingüe

- Filosofía aujourd' hoy Filosofía mañana

- Poesía de la paz y la armonía

- Qué ocurrir con para Homo sapiens en el horizonte 2120

En espera de publicación en enero de 2019 mi 32e y última obra “Itinerario de un antiguo dirigente sindical que se han convertido en “Mensajero de la paz “Ediciones Edilivre París.

Blog http://guycrequie.blogspot.com

 

 

Las mujeres católicas

Hace más de un siglo nació en Francia la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), que ha celebrando hace unos días, en la ciudad africana de Dakar, su Asamblea General. Esta organización extendida en 66 países de los cinco continentes, cuenta con más de 100 asociaciones inscritas y congrega a unos 8 millones de mujeres. Pocas organizaciones de ámbito internacional poseen la fuerza y vitalidad de esta institución centenaria que, progresivamente adaptada a los cambios históricos, sigue trabajando en la promoción de la presencia, participación y corresponsabilidad de las mujeres en la sociedad y en la Iglesia.

Jesús Martínez Madrid

 

 

Comprar y vender personas

El 18 de octubre Europa celebraba el Día contra la Trata de Seres Humanos, una jornada de sensibilización para que las sociedades europeas tomen conciencia de la gravedad de un delito que vulnera los derechos humanos más elementales y afecta a millones de mujeres, hombres y niños, también en nuestro territorio.

La Trata no es algo que acontece en lugares alejados, pobres y subdesarrollados. En Europa viven miles de personas que han sido captadas bajo coacción y obligadas a ejercer actividades en régimen de semiesclavitud o esclavitud.

El ser humano se ha convertido en un recurso económico cuya explotación genera grandes sumas de dinero en una economía criminal que opera a escala global. Comprar y vender personas para ser explotadas con fines laborales o sexuales, o para aumentar los beneficios de la economía reproductiva, es hoy un negocio redondo que necesita clientes.

JD Mez Madrid

 

 

Restricción del ejercicio de la libertad

Un factor a examinar en la política educativa andaluza, además del último informe PISA, es también la política de restricción del ejercicio de la libertad de elección de centro que caracteriza al gobierno socialista andaluz, que se traduce en el recorte sistemático de conciertos y en las continuas trabas para articular el derecho de los padres a elegir el modelo de educación para sus hijos.

La Junta se empeña en achacar la responsabilidad de los resultados a factores externos socioeconómicos y a las leyes generales de educación, pero no puede eludir su responsabilidad política en esta materia trascendental para el futuro de Andalucía

Suso do Madrid

 

 

Tristemente… “todo seguirá igual o peor”

 

                                Es lo que “me dice” mi intuición; y viendo, “el discurrir del mundo a lo largo de mi ya larga vida”. “Lo reflejó Lampedusa[i] en “El gatopardo”, en su lampedusiana afirmación”… “Cambiemos algo para que no cambie nada”; y acertó plenamente.

                                En general, todo el que administra algo y con argucias o sin ellas, al final, “mete mano en lo que no es suyo” y roba lo que puede; (“y el robar no es solo dinero y bienes, se roba mucho y de muchas maneras diferentes, quede ello bien claro”); los políticos mucho más y… “sálvese el que pueda”. El mundo se ha estructurado, no “en ganar el pan con el sudor de la propia frente, sino muy al contrario, con el sudor de los demás”; y es claro que así los desastres “menores y mayores”, son “el pan nuestro de cada día”; y al final, se van acumulando estos y terminan en los “grandes desastres” en que siempre y hasta aquí, ha terminado la Humanidad; de ahí mi titular de hoy que en sí… “lo dice todo”.

                                ¿Cómo marcha la política en España? Pues similarmente a como marcha en gran parte del mundo (“y no digo todo el mundo, por reservar algunas excepciones que puedan existir, sin mácula de pudrición”).

                                Todos o la gran mayoría que arriban a ella, lo hacen para hacer su negocio, enriquecerse o como mínimo, asegurarse una vida cómoda “a costa de los demás”; también la mayoría que “militan en política”, es por cuanto nunca hicieron nada (muchos ni lo intentaron) o son fracasados, que recurren “al nuevo oficio”, por cuanto en el mismo “no se arriesga nada y sólo se necesita paciencia y saber hacerle la pelotilla al superior, para agarrado al mismo, ir escalando puestos a los que muchos llegan sin aún haber soñado nunca en ellos”; y lo estamos viendo en nuestro propio entorno, donde “individuos que nunca dieron un palo al agua”, terminan ostentando un mando y teniendo acceso a cantidades enormes de dinero, que no saben administrar; sencillamente porque nunca aprendieron a ello.

                                De ahí la gran sentencia del sabio chino (Confucio)… “Que nadie, que no sepa administrar su casa y sus bienes, entre en política; y nunca, dejarlo que mande en hombres” (Cito de memoria pero el sentido de la sentencia es éste).

                                La política se ha terminado por estructurar en “ejércitos  de arribistas o mercenarios y donde la vocación no existe; sólo los intereses individuales de cada cual y el que como sea; y por lo que sea, siempre va a lo suyo”; y jamás piensa en el interés del conjunto que dice administrar, si es que llega a ello; sólo van como las moscas a la miel; “entendiendo que la miel para el político es el dinero público, que como dijera “Carmen Calvo[ii]”, hoy vicepresidenta del Gobierno, no es de nadie”, lo que pese a esa terrible declaración, ha seguido viviendo de “ese dinero” y al final llega a ese puesto ya indicado, que indudablemente no merece, puesto que; dicho “aquel dicho”; debió ser expulsada de la política y de por vida.

                                Debido a todo ello “y la connivencia evidente entre política y gran capital” (Las multinacionales) y los avarientos que las dirigen, que no tienen escrúpulos algunos; nos cargan con impuestos insoportables y que ahogan no sólo al individuo; mucho más al emprendedor, sino que terminan por “secar” la economía, en una “nueva usura”; y donde “esos usureros máximos”; se aplican salarios y prebendas, así como retiros bochornosos, a costa de unos beneficios incalificables, por la procedencia de los mismos; pero que se llevan “limpiamente” cada  año, dejando en la miseria “a quién se tercie”; y a miles y miles de parados, que han sido sustituidos por “la tecnología moderna, que viniendo para ayudar al hombre, termina por destruirlo, mandándolo a la basura social”.

                                Los políticos “siempre al servicio del dinero, hacen lo que éste les indica puesto que si se oponen, han terminado de ser políticos”. “Hoy la política es de panza y bolsillo, como lo fue siempre” y es por lo que La Humanidad no avanza como debiera hacerlo.

                                Por todo ello me reitero y opino… “Que todo va a seguir igual o peor”. Amén.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y

http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

 


[i] Giuseppe Tomasi di Lampedusa: Escribió una sola novela, pero la que se sigue leyendo pasado el tiempo y por cuanto su contenido se va repitiendo en formas más o menos cínicas, más o menos perversas, o más o menos demagógicas (como quieran entenderlo) pero la frase que destaca en toda la obra, sigue teniendo la terrible actualidad de la época en que Italia y tras milenio y medio, volvía a estar bajo un solo gobierno... “El gatopardo, ambientada en la Unificación Italiana. El gatopardismo, o mucho más habitualmente, el adjetivo lampedusiano, ha pasado a definir el cinismo con el que los partidarios del Antiguo Régimen se amoldaron al triunfo inevitable de la revolución, usándolo en su propio beneficio; posición acuñada en una frase lapidaria: Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”.

 

[ii] Los intereses verdaderos y comunes a un pueblo, no le interesan a nadie; y lo demostró nada menos que una ministra en activo, la que dijo lo que pensaba y quedó para la historia este bochornoso hecho: "Señoría, ... "Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie." (29 de mayo de 2004)  Esto lo afirma en el Parlamento, María del Carmen Calvo Poyatopolítica miembro del Partido Socialista Obrero Español y docente. Fue Ministra de Cultura de España entre 2004 y 2007.