Las Noticias de hoy 03 Noviembre 2018

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    sábado, 03 de noviembre de 2018      

Indice:

ROME REPORTS

Día de los fieles difuntos. El Papa: Hoy es el día de la memoria y esperanza

2 noviembre. El Papa: “Jesús le ha quitado a la muerte la última palabra”

Mensaje del Papa al VIII Foro Social Mundial Migraciones

EL MEJOR PUESTO: Francisco Fernandez Carbajal

“Después de la muerte, os recibirá el Amor”: San Josemaria

La creación es la llamada del mundo y del hombre de la nada a la existencia: SS. Juan Pablo ll

Señor, ayudame a ser humilde: Ma Esther De Ariño

Día de muertos: algo más que sincretismo: Luis-Fernando Valdés

XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO: +Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres 

La gozosa aventura de buscar la santidad a través de las tareas humanas: Pablo Cabellos Llorente

Jefe autoritario o líder inspirador: Lucía Legorreta de Cervantes

Amor paterno: Juan Jesús Priego

MADURO, ¿BIENVENIDO?: René Mondragón

¡No dejemos morir la cortesía!: Acción Familia

La gramática no es sexista: Rafael Serrano

La ideología de género destruye la familia: Demetrio Fernández. obispo de Córdoba

ACTUAR CONTRA EL DESAJUSTE CLIMÁTICO = ES DE NUESTRA SUPERVIVENCIA DE RAZA HUMANA EN CUESTIÓN!: Guy CREQUIE

El modelo garantiza los principios: Jesús Martínez Madrid

El futuro demográfico: José Morales Martín

¿Menos envejecida?: Enric Barrull Casals

¿Quién y cuántos se benefician de las drogas?¿Y quién pagamos los gastos?: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

 

ROME REPORTS

 

 

 

Día de los fieles difuntos. El Papa: Hoy es el día de la memoria y esperanza

El Santo Padre celebró la Eucaristía en el cementerio Laurentino de Roma en el día en el que la Iglesia conmemora a todos los fieles difuntos.

Ciudad del Vaticano

La tarde del 2 de noviembre, conmemoración de todos los Fieles Difuntos, el Papa Francisco celebró la Santa Misa en torno a las 4 de la tarde, hora local, en el cementerio Laurentino de Roma.

Se trata de una fiesta litúrgica que responde a una larga tradición de fe en la Iglesia: orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrena y que por tanto, han trascendido el misterio de la muerte, que da inicio a un misterio aún mayor: el de la vida eterna.

Oración por los niños no nacidos

Junto con el Santo Padre concelebraron el Vicario de Roma, Cardenal Angelo de Donatis, el Obispo Auxiliar del sector sur, Mons. Paolo Lojudice, y el capellán de la Iglesia de Jesús Resucitado, ubicada dentro del cementerio, Mons. Claudio Palma. 

El Laurentino es el cuarto cementerio romano en el que el Pontífice, celebra la Misa de los difuntos. En los años 2013, 2014 y 2015 la celebración eucarística tuvo lugar en el cementerio monumental del Verano. En 2016 en el cementerio de Prima Porta, y en 2017 en el cementerio americano de la localidad de Nettuno (al sur de la capital italiana).

En esta ocasión, el Sucesor de Pedro visitó también el Jardín de los Ángeles, un espacio creado en el año 2012 dedicado especialmente en memoria de los bebés no nacidos.

Certeza cristiana: la muerte no es el final

Un año más y como es ya habitual desde el inicio de su Pontificado, Francisco oró por el eterno descanso de quienes han abandonado este mundo, e hizo especial hincapié en que contemplando el misterio de la resurrección de Jesús, el cristiano tiene la certeza de que la muerte no es el final; sino un paso más hacia la vida plena junto al Padre.

Hoy es un día de memoria

En su homilía pronunciada de manera espontánea, el Papa señaló que, “la liturgia de hoy es realista, es concreta. Nos enmarca en las tres dimensiones de la vida, dimensiones que hasta los niños entienden: el pasado, el futuro, el presente. Hoy es un día de memoria del pasado, un día para recordar a aquellos que han caminado antes que nosotros, incluso nos han acompañado, nos han dado vida. Recordar, hacer memoria. La memoria es lo que hace fuerte a un pueblo, porque se siente arraigada en un camino, arraigada en una historia, arraigada en un pueblo. La memoria nos hace comprender que no estamos solos, somos un pueblo: un pueblo que tiene historia, que tiene pasado, que tiene vida. Memoria de muchos que han compartido un viaje con nosotros, y están aquí. No es fácil de recordar. Nosotros – precisa el Pontífice – muchas veces, estamos cansados de volver atrás y pensar en lo que pasó: en mi vida, en mi familia, en mi gente. Pero hoy es un día de memoria, la memoria que nos lleva a las raíces: a mis raíces, a las raíces de mi pueblo”.

Hoy es un día de esperanza

Y también hoy, dijo el Papa Francisco, es un día de esperanza: la segunda lectura nos ha mostrado lo que nos espera. El Cielo nuevo, la tierra nueva y la ciudad santa de Jerusalén, nueva, hermosa. “La imagen que nos hace comprender lo que nos espera – señala el Papa – es la siguiente: La vi descender del cielo, descender de Dios, dispuesta como una novia adornada para su esposo”. Se espera la belleza. Memoria y esperanza, esperanza de encontrarnos, esperanza de llegar donde está el amor que nos creó, donde está el amor que nos espera: el amor del Padre.

Hoy es un día de camino

Y entre la memoria y la esperanza está la tercera dimensión, precisa el Pontífice, la del camino que debemos tomar y que hacemos. ¿Y cómo recorrer este camino sin equivocarnos? ¿Cuáles son las luces que me ayudarán a no equivocarme? ¿Cuál es el navegador que Dios mismo nos ha dado para no equivocarnos? Estas son las bienaventuranzas que Jesús nos enseñó en el Evangelio. Estas Bienaventuranzas – mansedumbre, pobreza de espíritu, justicia, misericordia, pureza de corazón – son las luces que nos acompañan para no equivocarnos: este es nuestro presente”.

Hoy pidamos la gracia de no perder la memoria

“Pidamos hoy al Señor que nos conceda la gracia de no perder nunca la memoria – invoca el Papa Francisco – de no ocultar nunca nuestra memoria, la memoria de una persona, la memoria de una familia, la memoria de un pueblo. Que nos conceda la gracia de la esperanza, porque la esperanza es un don suyo: saber esperar, mirar al horizonte, no permanecer cerrados frente a un muro. Siempre mirar al horizonte y esperar. Y nos  dé la gracia de comprender cuáles son las luces que nos acompañarán en el camino para no equivocarnos, y así llegar a donde nos esperan con tanto amor”.

“En este cementerio están las tres dimensiones de la vida: la memoria, la vemos allí; la esperanza, la celebraremos ahora en la fe, no en la visión; y las luces que nos guían en el camino para no equivocarnos, las hemos escuchado en el Evangelio: son las Bienaventuranzas”

Bendición de las tumbas

Al concluir la ceremonia religiosa, el Santo Padre bendijo las tumbas del camposanto:

"En la visita al Cementerio, de nuestros hermanos y hermanas fallecidos, renovamos nuestra fe en Cristo, muerto, sepultado y resucitado para nuestra salvación"- dijo- afirmando que con esta certeza pedimos al Padre por todos nuestros seres queridos que han dejado este mundo.

"Abre los brazos de tu misericordia, y recíbelos en la gloriosa asamblea de la Santa Jerusalén. Conforta a cuantos atraviesan el dolor de la muerte con la certeza de que los muertos viven en ti", concluyó Francisco invocando a la Santísima Virgen María como signo de luz, "para que con su intercesión sostenga nuestra fe, para que ningún obstáculo pueda hacernos desviar del camino que conduce a hacia el Padre".

 

2 noviembre. El Papa: “Jesús le ha quitado a la muerte la última palabra”

En el día en el que la Iglesia Conmemora a los Fieles Difuntos, el Papa Francisco escribe en un tweet: “Jesús le ha quitado a la muerte la última palabra: quien cree en Él será transfigurado por el amor misericordioso del Padre para vivir una vida eterna y feliz”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Jesús le ha quitado a la muerte la última palabra: quien cree en Él será transfigurado por el amor misericordioso del Padre para vivir una vida eterna y feliz”, es el tweet del Papa Francisco para este 2 de noviembre, Conmemoración de los fieles difuntos y se inspira en la homilía que pronunció el pasado 3 de noviembre de 2017, durante la celebración Eucarística, en sufragio de los Cardenales y Obispos fallecidos durante ese año.

La realidad de la muerte: dolor y esperanza

En aquella ocasión, el Santo Padre recordaba que, la realidad de la muerte nos pone una vez frente a una situación de dolor por la separación de las personas que han estado cerca de nosotros; pero al mismo tiempo, señalaba el Pontífice, la liturgia alimenta sobre todo nuestra esperanza por ellos y por nosotros mismos. “Los que duermen en el polvo, es decir, en la tierra, son obviamente los muertos, y el despertar de la muerte no es en sí mismo un retorno a la vida: algunos despertarán para la vida eterna, otros para vergüenza eterna. La muerte – precisaba el Papa – hace definitiva la «encrucijada» que ya está ante nosotros aquí, en este mundo: la senda de la vida, es decir, con Dios, o la senda de la muerte, es decir, lejos de Él”.

Jesús aceptó la muerte para salvar a los hombres

El Papa Francisco comentaba el Evangelio que la liturgia presentaba ese 3 de noviembre de 2017 y decía que, Jesús fortalece nuestra esperanza, cuando dice: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre» (Jn 6,51). “Estas palabras remiten al sacrificio de Cristo en la cruz. Él aceptó la muerte para salvar a los hombres que el Padre le había entregado y que estaban muertos en la esclavitud del pecado. Jesús – indicaba el Pontífice – se hizo nuestro hermano y compartió nuestra condición hasta la muerte; con su amor rompió el yugo de la muerte y nos abrió las puertas de la vida. Con su cuerpo y su sangre – Cristo, afirma el Santo Padre – nos alimenta y nos une a su amor fiel, que lleva en sí la esperanza de la victoria definitiva del bien sobre el mal, sobre el sufrimiento y sobre la muerte. En virtud de este vínculo divino de la caridad de Cristo – agrega – sabemos que la comunión con los muertos no es simplemente un deseo, una imaginación, sino que se vuelve real”.

“La fe que profesamos en la resurrección nos lleva a ser hombres de esperanza y no de desesperación, hombres de la vida y no de la muerte, porque nos consuela la promesa de la vida eterna enraizada en la unión con Cristo resucitado”

La esperanza del encuentro final con Dios

Del mismo modo, comentando el Salmo 42: «Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios?», el Obispo de Roma afirmaba que, estas palabras, son palabras poéticas que expresan de manera conmovedora nuestra espera vigilante y sedienta del amor, de la belleza, de la felicidad y de la sabiduría de Dios. “Esta esperanza, que la Palabra de Dios reaviva en nosotros, nos ayuda a tener una actitud de confianza frente a la muerte: en efecto – precisaba el Pontífice – Jesús nos ha mostrado que esta no es la última palabra, sino que el amor misericordioso del Padre nos transfigura y nos hace vivir en comunión eterna con Él. Una característica fundamental del cristiano es el sentido de la espera palpitante del encuentro final con Dios”.

La esperanza no defrauda

Finalmente, recordando a los Cardenales y Obispos que habían fallecido en ese año, el Papa Francisco dijo que ellos, nos han dejado después de haber servido a la Iglesia y al pueblo que se les confió con la mirada puesta en la eternidad. Por tanto, damos gracias por su servicio generoso al Evangelio y a la Iglesia, al mismo tiempo que nos parece oírles repetir con el Apóstol: «La esperanza no defrauda» (Rm 5,5). Sí, no defrauda. Dios es fiel y nuestra esperanza en Él no es inútil.

 

Mensaje del Papa al VIII Foro Social Mundial Migraciones

Es necesaria la colaboración de todos para desarrollar propuestas políticas y poner en práctica medidas concretas. En el mensaje al Foro Social que se lleva a cabo en México el Papa recuerda que las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos populares, están invitadas a comprometerse para promover una repartición de responsabilidades más equitativa en la asistencia de los solicitantes de asilo y refugiados

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

Un foro que se propone abordar siete ejes temáticos directamente relacionados con las migraciones contemporáneas: derechos humanos, fronteras, incidencia política, capitalismo, género, cambio climático y dinámicas transnacionales, tiene inicio este 2 de noviembre por tres días, en la Ciudad de México.

El VIII Foro Social Mundial de las Migraciones como respuesta a la actual crisis humanitaria de migrantes y refugiados a nivel global con el lema “Migrar, Resistir, Construir y Transformar”, resulta emblemático en este 2018 cuando falta poco más de un mes para el Pacto Mundial convocado por la Organización de  las Naciones Unidas, que busca promover una migración “segura, ordenada y regular”.

Rechazo de las injusticias basadas en la "cultura del descarte"

El Papa Francisco se hace presente en estos días de debate con un Mensaje en el que anima a las organizaciones de la sociedad civil y a los movimientos populares a “colaborar en la difusión masiva de aquellos puntos de los Pactos Globales que apuntan a la promoción humana integral de los migrantes y refugiados —como también de las comunidades que los acogen—, evidenciando las buenas iniciativas propuestas”.

En el mensaje el Papa compara el programa de acción de esta octava edición del Foro al mandato del profeta Jeremías “enviado por Dios «para extirpar y arrasar, para destruir y derrocar, para reconstruir y plantar» (Jr 1,10)”. Como en el tiempo del profeta, - escribe el Papa- hoy hay maldades que extirpar, injusticias que arrasar, discriminaciones que destruir, privilegios que derrocar, dignidades que reconstruir y valores que plantar.

“La transformación positiva de nuestras sociedades - prosigue- comienza por el rechazo de todas las injusticias, que hoy buscan su justificación en la 'cultura del descarte' —una enfermedad 'pandémica' del mundo contemporáneo—. Esta oposición se pone como una primera actuación de justicia, sobre todo cuando ella logra dar voz a los 'sin voces'. Y entre estos últimos están los migrantes, los refugiados y los desplazados, que son ignorados, explotados, violados y abusados en el silencio culpable de muchos”.

Necesario identificar soluciones concretas y viables

Francisco observa que, sin embargo, la acción transformadora no se limita a denunciar las injusticias, sino que es necesario identificar pautas de solución concretas y viables, aclarando roles y responsabilidades de todos los actores, y afirma: 

"En el ámbito migratorio (migrar),  la transformación (transformar) se alimenta de la resiliencia (resistir) de los migrantes, refugiados y desplazados, y aprovecha sus capacidades y aspiraciones para la construcción (construir) de sociedades inclusivas, justas y solidarias, capaces de restituir dignidad a aquellos que viven con gran incertidumbre y que no logran soñar con un mundo mejor".

Aludiendo luego a la complejidad del fenómeno migratorio que se desprende de los siete ejes temáticos, el Papa recuerda los dos procesos de consultaciones y negociaciones en los que está comprometida la comunidad internacional, que tiene como objetivo la adopción de dos pactos mundiales, uno para una migración segura, ordenada y regular, y otro sobre refugiados:

“Como contribución a estos procesos-refiere- , la Sección Migrantes y Refugiados, bajo mi dirección, ha preparado un documento, titulado 20 puntos de Acción para los Pactos Mundiales, que aboga por una serie de medidas eficaces y acreditadas que, en su conjunto, constituyen una respuesta coherente a los retos que se plantean en la actualidad. Los 20 Puntos se articulan en torno a cuatro verbos —acoger, proteger, promover e integrar— que sintetizan la respuesta a los «desafíos planteados a la comunidad política, a la sociedad civil y a la Iglesia”.

Los Pactos Mundiales son puntos de referencia

Tras evidenciar las coincidencias entre el documento preparado por la Sección Migrantes y Refugiados de la Santa Sede y las declaraciones suscritas por la sociedad civil en vista de los Pactos Mundiales de las Naciones Unidas, Francisco reconoce que más allá de las limitaciones y  de la naturaleza no vinculante de estos últimos, los Pactos constituyen un marco de referencia para “desarrollar propuestas políticas y poner en práctica medidas concretas” y augura poder contar con la colaboración de los participantes en el foro y de las organizaciones representadas en él también “para mejorar los acuerdos bilaterales y multilaterales en el ámbito migratorio, y que sean siempre para mayor beneficio de todos”.

El Santo Padre concluye el mensaje recordando que las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos populares, están invitadas “a comprometerse para promover una repartición de responsabilidades más equitativa en la asistencia de los solicitantes de asilo y refugiados”, y remarca la importancia de su actuación “para identificar con prontitud las víctimas de la trata, realizando todos los esfuerzos necesarios para liberarlas y rehabilitarlas”.

El Foro Social Mundial de las Migraciones 2018 reúne a personas migrantes, defensoras, activistas, académicas y movimientos de resistencia del mundo entero con el objetivo de coordinar acciones globales, diálogos y encuentros alrededor de los ejes temáticos nombrados que engloban la complejidad de las migraciones actuales.

 

 

EL MEJOR PUESTO

Los primeros puestos.

— Humildad de María.

— Frutos de la humildad.

I. Todos los días son buenos para hacer un rato de oración junto a la Virgen, pero en este, el sábado, son muchos los cristianos de todas las regiones de la tierra que procuran que la jornada transcurra muy cerca de María. Nos acercamos hoy a Ella para que nos enseñe a progresar en esa virtud fundamento de todas las demás, que es la humildad, pues ella «es la puerta por la que pasan las gracias que Dios nos otorga; es la que sazona todos nuestros actos, comunicándoles tanto valor, y haciendo que resulten y sean agradables a Dios. Finalmente, Ella nos constituye dueños del corazón de Dios, hasta hacer de Él, por decirlo así, nuestro servidor; pues nunca ha podido Dios resistir un corazón humilde»1. Es tan necesaria para la salvación que Jesús aprovecha cualquier circunstancia para ensalzarla.

El Evangelio de la Misa2 nos refiere que Jesús fue invitado a un banquete. En la mesa, como también ocurre frecuentemente en nuestros días, había lugares de mayor honor. Los invitados, quizá un tanto atropelladamente, se dirigían a estos puestos más considerados. Jesús lo observaba. Quizá cuando ya estaba terminando la comida, en los momentos en los que la conversación se hace más reposada, el Señor les dice: Cuando seas invitado a una boda, no te sientes en el primer puesto... Al contrario..., ve a sentarte en el último lugar, para que cuando llegue el que te invitó te diga: amigo, sube más arriba. Entonces quedarás muy honrado ante todos los comensales. Porque todo el que se ensalza será humillado; y el que se humilla será ensalzado.

Jesús se situaría probablemente en un lugar discreto o donde le indicó el que le había invitado. Él sabe estar, y a la vez se da cuenta de aquella actitud poco elegante, también desde el punto de vista humano, que adoptan los comensales. Estos, por otra parte, se equivocaron radicalmente porque no supieron darse cuenta de que el mejor puesto se encuentra siempre al lado de Jesús. Por llegar hasta allí, junto al Señor, es por lo que debieron porfiar. En la vida de los hombres se observa no pocas veces una actitud parecida a la de aquellos comensales: ¡cuánto esfuerzo para ser considerados y admirados, y qué poco para estar cerca de Dios! Nosotros pedimos hoy a Santa María, en este rato de oración y a lo largo del día, que nos enseñe a ser humildes, que es el único modo de crecer en amor a su Hijo, de estar cerca de Él. La humildad conquista el Corazón de Dios. «“Quia respexit humilitatem ancillae suae” —porque vio la bajeza de su esclava...

»—¡Cada día me persuado más de que la humildad auténtica es la base sobrenatural de todas las virtudes!

»Habla con Nuestra Señora, para que Ella nos adiestre a caminar por esa senda»3.

II. La Virgen nos enseña el camino de la humildad. Esta virtud no consiste esencialmente en reprimir los impulsos de la soberbia, de la ambición, del egoísmo, de la vanidad..., pues Nuestra Señora no tuvo jamás ninguno de estos movimientos y fue adornada por Dios en grado eminente con esta virtud. El nombre de humildad viene del latín humus, tierra, y significa, según su etimología, inclinarse hacia la tierra. La virtud de la humildad consiste esencialmente en inclinarse ante Dios y ante todo lo que hay de Dios en las criaturas4, reconocer nuestra pequeñez e indigencia ante la grandeza del Señor. Las almas santas «sienten una alegría muy grande en anonadarse delante de Dios, y reconocer prácticamente que Él solo es grande, y que en comparación de la suya, todas las grandezas humanas están vacías de verdad, y no son sino mentira»5. Este anonadamiento no empequeñece, no acorta las verdaderas aspiraciones de la criatura, sino que las ennoblece y les da nuevas alas, les abre horizontes más amplios. Cuando Nuestra Señora es elegida para ser Madre de Dios, se proclama enseguida su esclava6. Y en el momento en que escucha la alabanza de que es bendita entre todas las mujeres7 se dispone a servir a su prima Isabel. Es la llena de gracia8, pero guarda en su intimidad la grandeza que le ha sido revelada. Ni siquiera a José le desvela el misterio; deja que la Providencia lo haga en el momento oportuno. Llena de una inmensa alegría canta las maravillas que le han sucedido, pero las atribuye al Todopoderoso. Ella, de su parte, solo ha ofrecido su pequeñez y su querer9. «Se ignoraba a sí misma. Por eso, a sus propios ojos no contaba. No vivió pendiente de sí misma, sino pendiente de Dios, de su voluntad. Por eso podía medir el alcance de su propia bajeza, de su, a la vez, desamparada y segura condición de criatura, sintiéndose incapaz de todo, pero sostenida por Dios. La consecuencia fue el entregarse, el vivir para Dios»10. Nunca buscó su propia gloria, ni aparentar, ni primeros puestos en los banquetes, ni ser considerada, ni recibir halagos por ser la Madre de Jesús. Ella solo buscó la gloria de Dios.

La humildad se funda en la verdad, en la realidad; sobre todo en esta certeza: es infinita la distancia que existe entre la criatura y su Creador. Cuanto más se comprende esta distancia y el acercamiento de Dios con sus dones a la criatura, el alma, con la ayuda de la gracia, se hace más humilde y agradecida. Cuanto más elevada está una criatura más comprende este abismo; por eso la Virgen fue tan humilde. Ella, la Esclava del Señor, es hoy la reina del Universo. En Ella se cumplieron de modo eminente las palabras de Jesús al final de la parábola: el que se humilla, el que ocupa su lugar ante Dios y ante los hombres, será ensalzado. El que es humilde oye siempre a Jesús que le dice: amigo, sube más arriba. «Que sepamos ponernos al servicio de Dios sin condiciones y seremos elevados a una altura increíble; participaremos en la vida íntima de Dios, ¡seremos como dioses!, pero por el camino reglamentario: el de la humildad y la docilidad al querer de nuestro Dios y Señor»11.

III. La humildad nos hará descubrir que todo lo bueno que existe en nosotros viene de Dios, tanto en el orden de la naturaleza como en el de la gracia: Mi sustancia es como nada delante de Ti, Señor12, exclama el Salmista. Lo específicamente nuestro es la flaqueza y el error. A la vez, nada tiene que ver esta virtud con la timidez, con la pusilanimidad o la mediocridad. Lejos de apocarse, el alma humilde se pone en las manos de Dios, y se llena de alegría y de agradecimiento cuando Dios quiere hacer cosas grandes a través de ella. Los santos han sido hombres magnánimos, capaces de grandes empresas para la gloria de Dios. El humilde es audaz porque cuenta con la gracia del Señor, que todo lo puede; acude con frecuencia a la oración –es muy pedigüeño–, porque está convencido de la absoluta necesidad de la ayuda divina; es agradecido, con Dios y con sus semejantes, porque es consciente de las muchas ayudas que recibe; tiene especial facilidad para la amistad y, por tanto, para el apostolado... Y aunque la humildad es el fundamento de todas las virtudes, lo es de modo muy particular de la caridad: en la medida en que nos olvidamos de nosotros mismos, podemos preocuparnos de los demás y atender sus necesidades. Alrededor de estas dos virtudes se encuentran todas las demás. «Humildad y caridad son las virtudes madres –afirma San Francisco de Sales–; las otras las siguen como polluelos a su clueca»13. La soberbia, por el contrario, es la «raíz y madre» de todos los pecados, incluso de los capitales14, y el mayor obstáculo que el hombre puede poner a la gracia.

La soberbia y la tristeza andan con frecuencia de la mano15, mientras que la alegría es patrimonio del alma humilde. «Mirad a María. Jamás criatura alguna se ha entregado con más humildad a los designios de Dios. La humildad de la ancilla Domini (Lc 1, 38), de la esclava del Señor, es el motivo de que la invoquemos como causa nostrae laetitiae, causa de nuestra alegría. Eva, después de pecar queriendo en su locura igualarse a Dios, se escondía del Señor y se avergonzaba: estaba triste. María, al confesarse esclava del Señor, es hecha Madre del Verbo divino, y se llena de gozo. Que este júbilo suyo, de Madre buena, se nos pegue a todos nosotros: que salgamos en esto a Ella –a Santa María–, y así nos pareceremos más a Cristo»16.

1 Santo Cura de Ars, Sermón para el Domingo décimo después de Pentecostés. — 2 Lc 14, 1; 7-11. — 3 San Josemaría Escrivá, Surco, n. 289. — 4 Cfr. R. Garrigou-Lagrange, Las tres edades de la vida interior, vol. II, p. 670. — 5 Ibídem. — 6 Cfr. Lc 1, 38. — 7 Lc 1, 42. — 8 Lc 1, 28. — 9 Cfr. Lc 1, 47-49. — 10 F. Suárez, La Virgen Nuestra Señora, pp. 138-139. — 11 A. Orozco, Mirar a María, Rialp, Madrid 1981, p. 238. — 12 Sal 38, 6. — 13 San Francisco de Sales, Epistolario, fragm. 17, en Obras selectas de..., BAC, Madrid 1953, p. 651. — 14 Santo Tomás, Suma Teológica, 2-2, q. 162, aa. 7-8. — 15 Cfr. Casiano, Colaciones, 16. — 16 San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, 109.

 

 

“Después de la muerte, os recibirá el Amor”

Ahora comprendes cuánto has hecho sufrir a Jesús, y te llenas de dolor: ¡qué sencillo pedirle perdón, y llorar tus traiciones pasadas! ¡No te caben en el pecho las ansias de reparar! Bien. Pero no olvides que el espíritu de penitencia está principalmente en cumplir, cueste lo que cueste, el deber de cada instante. (Via Crucis, 9ª Estación, n. 5)

¡Qué maravilloso será cuando Nuestro Padre nos diga: siervo bueno y fiel, porque has sido fiel en las cosas pequeñas, yo te confiaré las grandes: entra en el gozo de tu Señor! ¡Esperanzados! Ese es el prodigio del alma contemplativa. Vivimos de Fe, y de Esperanza, y de Amor; y la Esperanza nos vuelve poderosos. ¿Recordáis a San Juan?: a vosotros escribo, jóvenes, porque sois valientes y la palabra de Dios permanece en vosotros, y vencisteis al maligno. Dios nos urge, para la juventud eterna de la Iglesia y de la humanidad entera. ¡Podéis transformar en divino todo lo humano, como el rey Midas convertía en oro todo lo que tocaba!
No lo olvidéis nunca: después de la muerte, os recibirá el Amor. Y en el amor de Dios encontraréis, además, todos los amores limpios que habéis tenido en la tierra. El Señor ha dispuesto que pasemos esta breve jornada de nuestra existencia trabajando y, como su Unigénito, haciendo el bien. Entretanto, hemos de estar alerta, a la escucha de aquellas llamadas que San Ignacio de Antioquia notaba en su alma, al acercarse la hora del martirio: ven al Padre, ven hacia tu Padre, que te espera ansioso. (Amigos de Dios, nn. 221)

 

 

La creación es la llamada del mundo y del hombre de la nada a la existencia

1. La verdad de que Dios ha creado, es decir, que ha sacado de la nada todo lo que existe fuera de Él, tanto el mundo como el hombre, halla su expresión ya en la primera página de la Sagrada escritura, aun cuando su plena explicitación sólo se tiene en el sucesivo desarrollo de la Revelación.

Al comienzo del libro del Génesis se encuentran dos "relatos" de la creación. A juicio de los estudiosos de la Biblia el segundo relato es más antiguo, tiene un carácter más figurativo y concreto, se dirige a Dios llamándolo con el nombre de "Yavé", y por este motivo se señala como "fuente yahvista".

El primer relato, posterior en cuanto al tiempo de su composición, aparece más sistemático y más teológico; para designar a Dios recurre al término "Elohim". En él la obra de la creación se distribuye a lo largo de una serie de seis días. Puesto que el séptimo día se presenta como el día en que Dios descansa, los estudiosos han sacado la conclusión de que este texto tuvo su origen en ambiente sacerdotal y cultual. Proponiendo al hombre trabajador el ejemplo de Dios Creador, el autor de Gen 1 ha querido afirmar de nuevo la enseñanza contenida en el Decálogo, inculcando la obligación de santificar el séptimo día.

2. El relato de la obra de la creación merece ser leído y meditado frecuentemente en la liturgia y fuera de ella. Por lo que se refiere a cada uno de los días, se confronta entre uno y otro una estrecha continuidad y una clara analogía. El relato comienza con las palabras: "Al principio creó Dios los cielos y la tierra", es decir, todo el mundo visible, pero luego, en la descripción de cada uno de los días vuelve siempre la expresión: "Dijo Dios: Haya...", o una expresión análoga. Por la fuerza de esta palabra del Creador: "fiat", "haya", va surgiendo gradualmente el mundo visible: La tierra al principio es "confusa y vacía" (caos); luego, bajo la acción de la palabra creadora de Dios, se hace idónea para la vida y se llena de seres vivientes, las plantas, los animales, en medio de los cuales, al final, Dios crea al hombre "a su imagen" (Gen 1, 27).

3. Este texto tiene un alcance sobre todo religioso y teológico. No se pueden buscar en él elementos significativos desde el punto de vista de las ciencias naturales. Las investigaciones sobre el origen y desarrollo de cada una de las especies "in natura" no encuentran en esta descripción norma alguna "vinculante", ni aportaciones positivas de interés sustancial. Más aún, no contrasta con la verdad acerca de la creación del mundo visible -tal como se presenta en el libro del Génesis-, en línea de principio, la teoría de la evolución natural, siempre que se la entienda de modo que no excluya la causalidad divina.

4. En su conjunto la imagen del mundo queda delineada bajo la pluma del autor inspirado con las características de las cosmogonías del tiempo, en la cual inserta con absoluta originalidad la verdad acerca de la creación de todo por obra del único Dios: ésta es la verdad revelada. Pero el texto bíblico, si por una parte afirma la total dependencia del mundo visible de Dios, que en cuanto Creador tiene pleno poder sobre toda criatura (el llamado dominium altum), por otra parte pone de relieve el valor de todas las criaturas a los ojos de Dios. Efectivamente, al final de cada día se repite la frase: "Y vio Dios que era bueno", y en el día sexto, después de la creación del hombre, centro del cosmos, leemos: "Y vio Dios que era muy bueno cuanto había hecho" (Gen 1, 31).

La descripción bíblica de la creación tiene carácter ontológico, es decir, habla del ente, y al mismo tiempo, axiológico, es decir, da testimonio del valor. Al crear al mundo como manifestación de su bondad infinita, Dios lo creó bueno. Esta es la enseñanza esencial que sacamos de la cosmología bíblica, y en particular de la descripción introductoria del libro del Génesis.

5. Esta descripción, juntamente con todo lo que la Sagrada Escritura dice en diversos lugares acerca de la obra de la creación y de Dios Creador, nos permite poner de relieve algunos elementos:

1º. Dios creó el mundo por sí solo. El poder creador no es transmisible: "incommunicabilis".

2º. Dios creó el mundo por propia voluntad, sin coacción alguna exterior ni obligación interior. Podía crear y no crear; podía crear este mundo u otro.

El mundo fue creado por Dios en el tiempo, por lo tanto, no es eterno: tiene un principio en el tiempo.

4º. El mundo, creado por Dios, está constantemente mantenido por el Creador en la existencia. Este "mantener" es, en cierto sentido, un continuo crear (Conservatio est continua creatio).

6. Desde hace casi dos mil años la Iglesia profesa y proclama invariablemente la verdad de que la creación del mundo visible e invisible es obra de Dios, en continuidad con la fe profesada y proclamada por Israel, el Pueblo de Dios de la Antigua Alianza. La Iglesia explica y profundiza esta verdad, utilizando la filosofía del ser y la defiende de las deformaciones que surgen de vez en cuando en la historia del pensamiento humano.

El Magisterio de la Iglesia ha confirmado con especial solemnidad y vigor la verdad de que la creación del mundo es obra de Dios, en el Concilio Vaticano I, en respuesta a las tendencias del pensamiento panteísta y materialista del tiempo. Esas mismas orientaciones están presentes también en nuestro siglo en algunos desarrollos de las ciencias exactas y de las ideologías ateas.

En la Constitución "Dei Filius" de fide catholica del Concilio Vaticano I leemos: "Este único Dios verdadero, en su bondad y 'omnipotente virtud', no para aumentar su gloria, ni para adquirirla, sino para manifestar su perfección mediante los bienes que distribuye a las criaturas, con decisión plenamente libre, 'simultáneamente desde el principio del tiempo sacó de la nada una y otra criatura, la espiritual y la corporal, es decir, la angélica y la material, y luego la criatura humana, como partícipe de una y otra, al estar constituida de espíritu y de cuerpo' (Conc. Lateran. IV)" (DS 3002).

7. Según los "cánones" adjuntos a este texto doctrinal, el Concilio Vaticano I afirma las siguientes verdades:

1º. El único, verdadero Dios es Creador y Señor "de las cosas visibles e invisibles" (DS 3021)

2º. Va contra la fe la afirmación de que sólo existe la materia (materialismo) (DS 3022).

3º. Va contra la fe la afirmación de que Dios se identifica esencialmente con el mundo (panteísmo) (DS 3023).

4º. Va contra la fe sostener que las criaturas, incluso las espirituales, son una emanación de la sustancia divina, o afirmar que el Ser divino con su manifestarse o evolucionarse se convierte en cada una de las cosas (DS 3024).

5º. Va contra la fe la concepción, según la cual, Dios es el ser universal, o sea, indefinido que, al determinarse, constituye el universo distinto en géneros, especies e individuos (ib).

6º. Va igualmente contra la fe negar que el mundo y las cosas todas contendidas en él, tanto espirituales como materiales, según toda su sustancia han sido creadas por Dios de la nada (DS 3025).

8. Habrá que tratar aparte el tema de la finalidad a la que mira la obra de la creación. Efectivamente, se trata de un aspecto que ocupa mucho espacio en la Revelación, en el Magisterio de la Iglesia y en la teología.

Por ahora basta concluir nuestra reflexión remitiéndonos a un texto muy hermoso del Libro de la Sabiduría en el que se alaba a Dios que por amor crea el universo y lo conserva en su ser:

"Amas todo cuanto existe / y nada aborreces de lo que has hecho; / pues si Tú hubieras odiado alguna cosa, no la hubieras formado./ ¿Y cómo podría subsistir nada si Tú no quisieras, / o cómo podría conservarse sin Ti? / Pero a todos perdonas, / porque son tuyos, Señor, amigo de la vida" (Sab 11, 24-26).


Saludos

Queridos hermanos y hermanas:

Deseo saludar ahora de modo particular a todos los peregrinos y visitantes de lengua española.

En primer lugar, a las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, que se encuentran en Roma haciendo un curso de renovación espiritual. A vosotras, así como a todas las personas consagradas presentes en esta Audiencia, os aliento a ser testigos vivos del amor de Dios en su Iglesia.

Saludo también al grupo de jóvenes, hijos de emigrantes italianos en Argentina; y, juntamente, al grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Tucumán.

A todas las personas, familias y grupos procedentes de los diversos países de América Latina y de España imparto con afecto la bendición apostólica.

 


© Copyright - Libreria Editrice Vaticana

 

 

Señor, ayudame a ser humilde

Desconéctame, Señor, de las cosas de mi vida que tanto amo....quiero que tu me ayudes a vivir en la humildad.

Por: Ma Esther De Ariño | Fuente: Catholic.net

http://imagenes.catholic.net/imagenes_db/2fe815_humilde.jpgAquí estoy, Señor, para darte ese tiempo de mi vida, que es muy poco, comparado con el tiempo que siempre tengo para trabajar, para distraerme y pasear. Es muy poco pero quiero que sea tuyo y que será el mejor de mi tiempo porque es para ti.

Dame paz, tranquilidad. Auséntame de todas mis preocupaciones, quedarme vacía de todos los problemas y dolores que llevo en mi alma, muchas veces causados por mi equivocado proceder, y entregarme de lleno a ti.

Desconéctame, Señor, de las cosas de mi vida que tanto amo.... quiero que tu me ayudes a encontrar esa "perla escondida" que es aprender a vivir en la humildad.

A veces pienso, al acercarme a ti, que es el único momento en que siento mi nada, mi pequeñez, porque cuando te dejo y me voy a mis ocupaciones me parece que piso firme, que hago bien las cosas, muchas de ellas, muy bien y casi sin darme cuenta reclamo aplausos, reclamo halagos y me olvido de ser humilde, de aceptar, aunque me duela, mis limitaciones, mis errores, mis faltas y defectos de carácter, que siempre trato de disimular para que no vean mi pequeñez y cuando llega el momento de pedir perdón... ¡cómo cuesta! Qué difícil es reconocer que nos equivocamos, qué juzgamos mal, que lastimamos y rogar que nos perdonen.

Ante ti, Señor, buscando alcanzar esa HUMILDAD, que tanta falta me hace, me atrevo a rezarte la hermosa:

ORACION POR LA HUMILDAD

Señor Jesús, manso y humilde.
Desde el polvo me sube y me domina esta sed de que todos me estimen, de que todos me quieran.
Mi corazón es soberbio. Dame la gracia de la humildad,mi Señor manso y humilde de corazón.

No puedo perdonar, el rencor me quema, las críticas me lastiman, los fracasos me hunden, las rivalidades me asustan.

No se de donde me vienen estos locos deseos de imponer mi voluntad, no ceder, sentirme más que otros... Hago lo que no quiero. Ten piedad, Señor, y dame la gracia de la humildad.

Dame la gracia de perdonar de corazón, la gracia de aceptar la crítica y aceptar cuando me corrijan. Dame la gracia, poder, con tranquilidad, criticarme a mi mismo.

La gracia de mantenerme sereno en los desprecios, olvidos e indiferencias de otros. Dame la gracia de sentirme verdaderamente feliz, cuando no figuro, no resalto ante los demás, con lo que digo, con lo que hago.

Ayúdame, Señor, a pensar menos en mi y abrir espacios en mi corazón para que los puedas ocupar Tu y mis hermanos.

En fin, mi Señor Jesucristo, dame la gracia de ir adquiriendo, poco a poco un corazón manso, humilde, paciente y bueno.

Cristo Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo. Asi sea.
(P. Ignacio Larrañaga)

 

Día de muertos: algo más que sincretismo

Nov 2, 2018

Día de muertos: algo más que sincretismo

Por Luis-Fernando Valdés

La celebración popular del Día de difuntos hoy día se parece a una mezcla de elementos prehispánicos (flores de muertos), cristianos (visitas al cementerios) o neopagano (Halloween). Ante este aparente sincretismo, ¿qué significado le da el cristianismo a la muerte?

  1. La muerte cristiana. El cristianismo ha buscado que las grandes verdades de fe se conviertan en cultura popular. En el tema de los difuntos, la muerte y la resurrección de Cristo son el punto de referencia para reelaborar las tradiciones sobre el recuerdo y las oraciones por los difuntos.

Jesucristo, Dios hecho hombre, asumió la muerte y volvió a la vida, de manera que para el cristianismo la muerte ya no es un hecho definitivo, pues todos resucitaremos al final de la historia.

La muerte ya no es permanente, y esto permite darle un particular carácter festivo a la celebración del Día de muertos, como sucede en México, donde se decoran las escuelas y universidades con flores de cempasúchil, altares de muerto, y se componen rimas jocosas llamadas “calaveritas”.

  1. La muerte neopagana. El “neopaganismo” es un fenómeno que ocurre en los países de tradición cristiana y que consiste en la pretensión de negar las aportaciones culturales de esta religión con el objeto de retornar a la visión autóctona de la vida, previa a la Evangelización.

Esto ha generado un problema: que las personas no saben cuáles elementos de la celebración de este día corresponden al cristianismo y cuáles al culto pagano ancestral. En consecuencia, algunos piensan que son cristianas algunas prácticas paganas, como las siguientes: la devoción a la “Santa Muerte”, la invocación de los muertos para prácticas adivinatorias; la atribución de un significado real a la situación de evocar en el sueño a una persona difunta; pensar que hay un mundo paralelo de difuntos.

Además, las empresas de entretenimiento han creado todo un género llamado “sobrenatural”, en el que hay fantasmas, demonios y videntes de muertos; y a esto habría que añadir el tema de los muertos vivientes o zombis. Nada de esto tiene que ver con la visión cristiana de la muerte.

  1. Ocultar la muerte y sus signos. Más allá de la celebración del Día de los fieles difuntos, el problema más serio no es el folklore de las celebraciones, sino que hoy se pretende ocultar la realidad de la muerte, en vez de afrontarla como parte de la existencia humana y darle un significado trascendente.

Por ejemplo, no es infrecuente que familiares, médicos y enfermeros le oculten al un enfermo grave la inminencia de la muerte, y de esta forma le quitan la oportunidad de prepararse: despedirse de los suyos, pedir perdón y, en su caso, abrirse a la fe, para afrontar el deceso con paz y esperanza.

Además, ya no hay lugares para despedirse de los difuntos. Podrá decirse que “en las grandes ciudades de los vivos no hay sitio para los muertos”, pues en las casas no hay espacio suficiente para velar a los difuntos, el tráfico vehicular no permite hacer cortejos fúnebres y los cementerios quedan cada vez más lejos de la ciudad. (Directorio Piedad Popular, n. 258)

Epílogo. La muerte –que siempre trae momentos de tristeza y de dolor– forma parte de la existencia humana y de nuestra vida cotidiana. Durante milenios, las religiones han buscado darle un sentido y encontrarle una esperanza, pero nuestra época, al emanciparse de ellas, nos ha privado de una fuente de esperanza y, a cambio, nos ha traído un gran miedo a hablar de la muerte. Por eso, hoy el mensaje cristiano sobre la muerte y la resurrección se alza como una potente alternativa para no ocultar la muerte y tener una esperanza con fundamento.

 

 

XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Mc. 12, 28-34

ESCUCHA, ISRAEL

Cuando los domingos en Completas  rezo en la lectura breve con el Shema Israel  me hace vivir y dormir en la paz de  poner el corazón en lo esencial de amar a Dios y al prójimo como a uno mismo.

La vida de un cristiano debe estar determinada por la escucha de la Palabra de Dios. La primacía  de la Palabra de Dios nos lleva a la centralidad de la Eucaristía. Cuando el Señor es el centro de nuestra vida y de nuestro corazón y escuchamos sus Palabras, siempre son de vida eterna; nuestro corazón se estremece y nos llenamos de la alegría de “quien ha conocido el Amor”.

Jesús responde para dejar claro a las preguntas que tienen las ideas claras y el corazón abierto a la voluntad del Padre y a la entrega de los que sufren.

El primer mandamiento es escuchar y vivir que el Señor, es el Único Señor, al que tenemos que amar con todas las fuerzas de nuestra vida y de nuestro corazón. Sin el Amor de Dios, sin esta dimensión vertical, sin la relación con el Absoluto nos quedamos sin respuesta y vivimos en blanco y negro.

El segundo mandamiento, semejante al primero es amar al prójimo como a ti mismo. Lo cual significa que de entrada el Señor también nos pide que nos amemos a nosotros mismos. El Señor nos enseña a no despreciar nada, solo aborrecer al pecado que nos aleja de la gente porque no nos hace hermanos sino mundanos y egoístas.

Estos dos mandamientos son los mayores. El amor al Señor como el Padre que cuida de nosotros y a los hermanos que nos hacen formar la familia de los hijos de Dios.

Jesús en el Amor al prójimo va a llegar más lejos. Se puede decir que el amor al prójimo como a ti mismo es de donde partimos, pero luego vendrá  el ver en cada persona a Jesús (cfr Mt. 25)  y por último amar a cada persona que Dios nos pone en el camino como Jesús los ha amado. Amar a los que nos aman como los quiere Jesús, es la cumbre del amor cristiano. Amar con los sentimientos del Corazón de Cristo.

+Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres 

 

 

La gozosa aventura de buscar la santidad a través de las tareas humanas

Escrito por Pablo Cabellos Llorente

Publicado: 03 Octubre 2018

https://www.almudi.org/images/ExuperyW.jpg

Para todos, en cualquier actividad humana honesta, en todas las situaciones sociales

Fue tachado de loco, se habló de él como el hombre más capaz de engendrar polémica del siglo XX. ¿Por qué? Nunca quiso pelear con nadie. En todo caso, trataba de sacar adelante contra viento y marea un encargo divino que se le entregó hace hoy noventa años. Ahí no cejó; nunca se consideró dueño de lo que Dios le confiaba; fue Él quien fundó su Obra, afirmaba. Ese convencimiento de la divinidad de la empresa que Dios ponía en sus manos le proporcionó muchas incomprensiones y sinsabores. Bien se puede afirmar que sufrió mucho para mostrar que el Opus Dei puede ser llamado sin jactancia la Obra de Dios. Se autoafirmó como fundador sin fundamento, siempre persuadido de que él no inventó nada, pero no menos convencido de que tenía en sus manos y en su corazón un don del Señor para hacerlo fructificar con la gracia. Es san Josemaría.

Esta actitud topaba frontalmente con un ambiente en el que escandalizaba la predicación de una santidad laical y secular cuando el patrimonio de tal actividad se tenía como asunto de órdenes y congregaciones religiosas en exclusiva, de quienes no se consideraba heredero, ni siquiera con adaptaciones oportunas. Si quería enlazar con alguien, se remontaba a los primeros cristianos que vivían su fe siendo iguales que los demás. Bastaría leer la Epístola a Diogneto, los escritos de Tertuliano o a San Ireneo. En la Epístola citada se escribe que los cristianos no se distinguen de los demás hombres ni por su tierra, ni por su habla, ni por sus costumbres. No habitan en ciudades exclusivamente suyas, ni hablan una lengua extraña, ni llevan un género de vida aparte de los demás… Sí los distingue un tenor de vida al decir de todos admirable y por confesión de todos sorprendente.

Trato de explicar esta realidad no sin afirmar que aquellos hombres, igual que los miembros del Opus Dei de hoy, tendrían sus pecados y sus luchas, debían comprenderse y comprender, pero habían iniciado en mitad de la calle esa apasionante aventura de la santidad que no es otra cosa que la imitación de Cristo cumpliendo con los deberes laborales, familiares, sociales… Monseñor Ocáriz, actual Prelado del Opus Dei, ha escrito que se ha de exponer el ideal de vida cristiana sin confundirlo con el perfeccionismo, enseñando a convivir con la debilidad propia y la de los demás, asumiendo con todas sus consecuencias una actitud cotidiana de abandono esperanzado, basada en la filiación divina. Con palabras de la Escritura bien podemos exclamar: porque tú eres, Señor mi fortaleza. San Josemaría afirmó frecuentemente que nuestra fortaleza es prestada, no es la del súper-hombre o de la súper-mujer.

Tiene tan hondamente aferrada la misión del laico cristiano que no encuentra oposición entre su quehacer en el mundo y su labor en la Iglesia: no son dos tareas diferentes −explicará− porque la específica participación del laico en la misión de la Iglesia consiste precisamente en santificar “ab intra” −de manera inmediata y directa− las realidades seculares, el orden temporal, el mundo. Pueden también realizar otras funciones, pero no son las netamente específicas. Una magistral homilía, pronunciada en el Campus de la Universidad de Navarra, definía con trazos fuertes la confusión a que puede llegarse cuando el templo se convierte en el lugar por antonomasia de la vida cristiana, conduciendo a una especie de mundo segregado, mientras el mundo común recorre su propio camino. Crecía más fuerte y firme su voz: ¡Qué no, hijos míos! Que no puede haber una doble vida, que no podemos ser como esquizofrénicos, si queremos ser cristianos: que hay una única vida, hecha de carne y espíritu, y esa es la que tiene que ser −en el alma y en el cuerpo− santa y llena de Dios. “Allí donde están vuestros hermanos los hombres, allí donde están vuestras aspiraciones, vuestro trabajo, vuestros amores, allí está el sitio de vuestro encuentro cotidiano con Cristo”.

En este marco se encuadra la apasionante aventura de buscar la santidad a la que todos somos llamados. Ninguno está convocado a la mediocridad, nadie es buscado para la chapuza, todos pecadores, pero con la ayuda del Cielo para que la santidad no sea cosa de privilegiados. No sé si es propio decirlo de este modo: la llamada a la santidad es absolutamente democrática: para todos, en cualquier actividad humana honesta, en todas las situaciones sociales. Es universal. Pero es posible, y enlazo con el principio −como afirmaba en su homilía Hacia la Santidad− que se levante contra el afán de ser santos una tan vehemente y bien orquestada técnica de terrorismo psicológico −de abuso de poder− que arrastre en su absurda dirección incluso a quienes, durante mucho tiempo, mantenían una conducta más lógica y recta. Lo sufrió.

Ahora es indispensable tornar también al convencimiento de la divinidad de la empresa, conductor de la idea de que nadie lo pararía en el mundo. Los noventa años de vida son pocos pero dan firme fe de esa realidad. Dios quiera que siempre sea así con la fidelidad de todos.

Pablo Cabellos Llorente, en lasprovincias.es.

 

 

Jefe autoritario o líder inspirador

Lucía Legorreta de Cervantes

Para un mejor desempeño de nuestros trabajos es importante adaptar la personalidad de un líder inspirador, antes que la de un jefe autoritario.


http://www.yoinfluyo.com/images/stories/hoy/nov18/011118/lideres_inspiradores.jpg


Me gustaría compartir con ustedes la diferencia que existe entre un líder que realmente inspira a sus trabajadores y un jefe autoritario.

Hoy en día, abundan los políticos, gobernantes, dirigentes, directores y ejecutivos centrados en sus propios intereses, y faltan verdaderos líderes al servicio del bien común y de la sociedad.

El escritor Borja Vilaseca define claramente los rasgos de ambas personalidades:

JEFE AUTORITARIO

* Creen en la jerarquía: siguen pensando en términos de superiores e inferiores. De aquí que traten a las personas en función de su cargo profesional. Tienden a mostrar su mejor cara a los de arriba y su peor versión a los que consideran de abajo.

* Están centrados en su carrera profesional: les importa poco el impacto que tiene su trabajo sobre la sociedad. De hecho, muchos cambian de compañía por motivos económicos. Su objetivo es subir en el escalafón empresarial, ostentando puestos de mayor reconocimiento, prestigio y remuneración.

* Dan órdenes: se creen que su principal función consiste en decirles a los miembros de su equipo lo que tienen que hacer, abusando de su poder. En general, no escuchan las ideas de su equipo ni tienen en cuenta otros puntos de vista que no sean los suyos.

* Penalizan los errores: debido a la presión a la que están sometidos para lograr unos resultados a corto plazo, no toleran los fallos de sus colaboradores. En ocasiones echan broncas cuando las cosas no salen como esperaban, creando un ambiente laboral basado en el miedo a ser castigado.

* Llevan máscara: basan su identidad en el puesto que ocupan. Están tan obsesionados con la productividad que no tienen en cuenta la dimensión humana de sus colaboradores. No suelen hablar de lo que sienten ni permiten a los demás hacerlo.

* Se atribuyen todo el mérito: compiten con los miembros de su equipo y no soportan que alguno destaque más que ellos. Culpan a los demás cuando los resultados son mediocres y se ponen todas las medallas cuando se cosecha algún éxito colectivo.

* Son desconfiados y controladores: dedican mucho tiempo a supervisar y corregir el trabajo realizado por sus trabajadores. No contemplan la opción de que las personas empleen las nuevas tecnologías para trabajar desde cualquier lugar, impidiéndoles gozar de autonomía y libertad. Son la principal causa de la desmotivación de sus equipos.

Probablemente esto funcionó durante muchos años, pero la realidad es otra: las empresas confían cada vez más en sus empleados, existe una mayor flexibilidad de tiempo y lugar de trabajo, lo que se valora son los resultados.

Es por esto, que los jefes autoritarios deben quedar atrás y ser substituidos por líderes conscientes, que saben quiénes son y cuál es el verdadero propósito de su vida, dirigido más hacia el bien común que hacia el propio. Sus rasgos:

* Cuestiona su sistema de creencias: están abiertos al cambio, atreviéndose a cuestionar las creencias de su entorno social y familiar.

* Conocen su sombra: están comprometidos con su propio autoconocimiento y auto liderazgo, y se convierten en personas inspiradoras.

* Hacen lo que aman: al conocerse a sí mismos, eligen un camino vocacional. Desprenden un entusiasmo, una pasión y un optimismo muy contagiosos porque disfrutan profundamente con lo que hacen.

* Poseen visión y determinación: tienen muy claro hacia donde van. Y este sentido de dirección les dota de una profunda convicción para superar cualquier obstáculo que surja por el camino.

* Cultivan su inteligencia emocional: saben relacionarse con empatía, respeto y asertividad. Tratan a sus colaboradores como ellos necesitan ser tratados para que voluntariamente se comprometan y den lo mejor de sí mismos. De este modo crean un agradable clima laboral marcado por la confianza.

* Inspiran a través de su ejemplo: no esperan a que las cosas cambien, ellos mismos son el cambio que quieren ver en sus empresas. Se ganan su autoridad como consecuencia del servicio que prestan a la sociedad.

* Desarrollan el potencial de sus colaboradores: invierten lo necesario para que sus equipos desplieguen todo el talento, la inteligencia y la creatividad que llevan dentro.
Si tienes a uno, dos o muchos colaboradores o empleados, pregúntate: ¿Qué tipo de jefe eres: autoritario o inspirador? En palabras de Martin Luther King: “La grandeza de un líder no se mide por el tamaño de su ego, sino por la altura del propósito al que sirve”.

 

 

Amor paterno

Juan Jesús Priego

La idea de que el cristianismo es la causa de todos los males actuales en Europa carecer de todo sustento histórico, y tiene que ver más con prejuicios que con apego a la veracidad.


http://www.yoinfluyo.com/images/stories/hoy/oct18/311018/europa_cristiana.jpg


En una conferencia reciente, George Steiner, disertando acerca de La idea de Europa, se atrevió a decir que sólo hasta que Occidente reniegue y se purgue de la herencia malévola del cristianismo, «tal vez la Europa de Montaigne y Erasmo, de Voltaire y de Immanuel Kant pueda una vez más ofrecer orientación». «La brutal verdad –dijo Steiner en aquella ocasión– es que Europa, hasta ahora, se ha negado a reconocer y analizar el múltiple papel del cristianismo en la medianoche de la historia, cuanto más a retractarse de él».

¡Qué lástima que un humanista de vuelos tan altos haya dejado que sus prejuicios raciales (Steiner es un judío de pura cepa), al menos en este punto, le impidieran hablar del asunto con mayor objetividad! ¿De veras es responsable el cristianismo de esa medianoche de la historia de la que desde hace tiempo es ya moda hablar? ¿De veras es así? Pensemos en una institución tan laica y tan aparentemente moderna como es la de la salud pública. ¿Existían, por ejemplo, hospitales en el mundo antiguo, o ya por lo menos en el Israel de antes de Cristo? ¡Por supuesto que no! Antes de Jesús, los enfermos no contaban; es más, cierto tipo de enfermedades (como por ejemplo el estar cojo) eran ya un impedimento para participar en el culto del Templo, y si hoy hay hospitales a todo lo largo y ancho del planeta ha sido gracias a la mirada cristiana, que supo ver en sus hermanos enfermos, desde el principio, el rostro doliente del Señor.

Si hoy la educación se ha democratizado ha sido gracias a que la Iglesia, en el Medioevo –ese periodo de la historia que algunos llaman tenebroso–, fundó las Universidades. Y de las mujeres, ¿qué decir? Un maestro en Israel no podía permitir siquiera que una mujer se le acercase, y aún hoy todo judío piadoso debe decir por la mañana la triple bendición contenida en el Sidur, oración que, por si no lo sabe el lector, en español suena así: «Bendito seas, Señor, porque no me has hecho gentil, porque no me has hecho esclavo, porque no me has hecho mujer».

Y la mujer, que está dispensada de recitar dicha oración, puede decirla, siempre y cuando adapte la tercera bendición, diciendo: «Gracias, Señor, porque me has hecho según tu voluntad».

Fue Cristo el primero en aceptar en su grupo a las mujeres; fue él quien las defendió de los abusos a las que eran sometidas por la fuerza legal de que gozaban los varones, quienes con mucha frecuencia las repudiaban para irse en busca de otras más de su gusto. Una vez, según refiere el evangelio de Mateo (19, 3-6), un maestro de la Ley preguntó a Jesús: «¿Le está permitido al hombre divorciarse de su esposa por cualquier motivo?». Jesús le respondió: «¿No han leído que el Creador desde el principio los hizo hombre y mujer, y les dijo: Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, para unirse a su mujer, y serán los dos una sola cosa? De modo que ya no son dos, sino una sola cosa. Así pues, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre».

Con estas sencillas palabras Jesús hizo en favor de la mujer lo que no han podido hacer, juntas, todas las feministas de la historia: ponerla en un plano de estricta igualdad jurídica con el varón.

Por último, hablemos de los niños. ¿Eran estimados en la antigüedad? La historia dice que no, y la expresión amor paterno como sinónimo de cariño incondicional y de amor desinteresado es más nueva de lo que se piensa: por lo pronto, un habitante de la antigüedad griega o romana no la habría entendido. ¿Amor paterno? ¿Y qué es eso? «Si –¡toco madera!– llegas a tener un hijo, déjalo vivir, si es varón; pero si es una niña deshazte de ella». Así escribió a su mujer un ciudadano griego en el año 1 a. C. en un documento que todavía se conserva para deleite y regocijo de los historiadores.

En su tratado De la ira explicó Séneca (4 a.C. – 65 d.C.), el filósofo estoico, qué era lo que se hacía en Roma con los niños que, al nacer, no acababan de gustar a sus padres a causa de algún defecto físico que hubieran traído con ellos: «Acabamos con los perros rabiosos, matamos al buey feroz e indomable y hundimos el hierro en el ganado enfermo para que no contagie al rebaño; nos deshacemos de los fetos monstruosos, incluso ahogamos a los niños si han nacido débiles y con malformaciones; y no es ira, sino razón, apartar a los sanos de los seres inútiles» (Sobre la ira, XV, 2). Cuando, siempre en Roma, un niño no era aceptado por su padre, se lo exponía para que lo recogiese de la calle quien quisiera hacerlo; si sobrevivía a la experiencia, los que por lo regular lo tomaban a su cuidado eran: 1) damas acaudaladas que buscaban evitarse las fatigas del parto, 2) magos o hechiceros con el fin de extraerles el cerebro y la médula «para finalidades mágicas y nefastas», –según se lee en la Historia natural de Plinio, 28, 2– y 3) dueños de burdeles para explotarlos sexualmente. Dice san Justino en una de sus apologías (I, 27) que no era extraño que un hombre, yendo de lupanar en lupanar, acabara teniendo, sin saberlo, relaciones con su propia hija.

En un antiguo documento que se conserva en la Iglesia, la Carta a Diogneto (año 150), puede leerse lo siguiente: «Los cristianos no se distinguen de los demás hombres ni por su tierra ni por su habla ni por sus costumbres. Porque ni habitan ciudades exclusivas suyas, ni hablan un lenguaje extraño, ni llevan un género de vida aparte del de los demás... Se casan como todos; como todos engendran hijos, pero no matan a los que les nacen. Ponen mesa en común, pero no lecho». Los cristianos también tienen hijos, pero no los matan: he ahí la gran diferencia. Amar al prójimo sobre todo en la persona de los hijos fue otra de las muchas revoluciones que Cristo vino a hacer. Amor al enfermo, a la cultura, a la mujer, a los niños. ¿Es ésta la herencia que ha contribuido a oscurecer la historia de Occidente? Se me permita esbozar una sonrisa que no será, precisamente, de simpatía.

 

 

MADURO, ¿BIENVENIDO?

Por René Mondragón

RECIENTE

Apenas el primer día de marzo del 2018, el maestro Krauze volvía a tocar el tema de Venezuela. (“La destrucción de Venezuela” - https://www.letraslibres.com) Un tema que va y viene porque la crisis humanitaria, las loqueras del presidente Maduro, sus excesos, su consuetudinaria esquizofrenia contra todo lo que le parezca “compló” y las impresentables e “econofantas” medidas que tienen sumido a su pueblo en la miseria y la desesperación, cuando nos enteramos de que, a pesar de las solicitudes de muchos países del mundo para que corrija sus errores o renuncie, el gobierno electo de México, lo invita a la toma de protesta de López Obrador.

DISTINCIÓN

En efecto. Es necesario distinguir entre la cortesía diplomática y el comportamiento “políticamente correcto”, de la fascinación que algunos colaboradores del presidente electo han tenido –y tienen- por incorporar a México al eje marxista bolivariano-chavista. Recuérdense los infaustos discursos de la señora Padierna, de Fernández Noroña, de Batres o de Polevnsky, ansiando que el modelo socialista se implantara en nuestro país.

La felicidad de Marcelo Ebrard, así le parece a nuestras hermosas lectoras y amables lectores, no es la derivada de una audacia personal, sino del actuar y la filosofía de un gobierno que quiere aglutinar a todas las izquierdas autóctonas.

LA RUTA

Para el escribano es claro desear que a López Obrador le vaya bien en su gobierno, porque si a él –lo hemos sostenido desde siempre- le va mal, al país le va peor.

Por lo mismo, reiteramos que es necesario respaldar a la nueva administración en todo aquello que contribuya a construir bien común, bien ser y bien estar para nuestro pueblo; justamente a “ese pueblo”  en el nombre de quien, MORENA dice que va a hacer un montón de cosas.

Sin embargo, el camino dibujado hasta ahora, parece idéntico al andado por el dictadorzuelo.

Se respira en el ambiente, un ferviente deseo de darle “esquinazo” a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con la idea de montarle una rémora jurídica, tal y como lo hizo Maduro para conservar el poder absoluto. Ese fue el resultado con la funesta Asamblea Nacional Constituyente del monarca bananero.

Lo mismo con la extrañísima Guardia Nacional Civil, que vendrá a sustituir al CISEN, y que a partir de ahora, será equivalente a la KGB rusa. Es decir, será la nueva policía política que mantendrá a raya a los disidentes del régimen amoroso. La impresión es que se trata de un acto similar a lo sucedido en Venezuela en diciembre del 2015.

Las consecuencias son evidentes (“un colapso sin precedentes”, al menos en el mundo occidental, escribe Ricardo Hausmann, antiguo ministro venezolano de Planificación y actual director del Center for International Development en la Universidad de Harvard. En su estudio reciente, “Background and recent economic trends”, Hausmann demuestra que el descenso del pib y el pib per cápita entre 2013 y 2017 (el 35% y el 40%, respectivamente) es más agudo que en la depresión estadounidense de 1929 a 1933…)

Proponer al autor de la crisis humanitaria más despiadada, como el prototipo de gobernante, al escribano le parece un desatino. Sin embargo, el escribano no es el único. Damián Zepeda, pastor albiazul en el senado (https://politico.mx/minuta-politica) exigió el retiro de la invitación formulada al dictadorzuelo.

LA SERIE

Insistimos, como destaca la sabiduría popular, “la suerte está echada”, en particular, por lo que se refiere a las formas que harán fondo en el siguiente gobierno de México.

“El precio del dólar se disparó a $19.70 luego de que el equipo de transición reveló los resultados de la consulta”, ese ejercicio rarísimo de “democracia” mal hecho, deficiente, amañado y descalificado por expertos como Buendía y Laredo o Roy Campos de Mitovsky (https://www.excelsior.com.mx/nacional) y al  que le abonan las desafortunadas declaraciones de Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, que destacó que, el  “ 69.95% de la votación Santa Lucía ganó la Consulta Nacional sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México”

La escasa puntería y falta de asesoramiento se reflejó, cuando Calderón Alzati indicó con Gómez Leyva, que todos aquellos que descalifican la “consulta”, son los que se oponen a Santa Lucía y optan por Texcoco. Obvio, ¿no?

Jorge Castañeda, en su espacio con el mismo periodista indicó que la simulación de consulta, no fue otra cosa, sino la presencia de los mismos que votaron por AMLO y que, supusieron –como en reiteradas ocasiones lo señaló su jefe- que había que tronar el nuevo aeropuerto.

Cierto, 748 mil 335 decidieron por esa opción. Pero, ¿cuántos –como el escribano- no quisimos “votar” para no convalidar un acto ilegal y mal hecho? La jugada fue genial: Si los ciudadanos salen a votar, convalidan la “consulta”, si no votan, los seguidores decidirán por Santa Lucía.

Tanto el CCE como la COPARMEX pidieron continuar con el aeropuerto de Texcoco. Andrés Manuel indicó en la rueda de prensa, que gracias a la decisión, “se salvarán los patos” del lago.

LA VUELTA

Como bien refiere mi admirado Paco Calderón, “el cambio” no resultó otra cosa, sino “la vuelta” a lo mismo. Vuelve Elba Esther a dirigir la educación de los niños mexicanos; vuelve el control de precios a “esterilizar al campo”; vuelve el tercermundismo ramplón con el modelo de Evo y Maduro; vuelve el endiosamiento del petróleo como “motor del crecimiento”; vuelven el acoso a los medios y a quienes pensamos distinto; vuelve el capitalismo de cuates y el retorno al absolutismo que, algún día, creímos superado. Pobre México.

 

¡No dejemos morir la cortesía!

https://www.accionfamilia.org/images/cortesia_1.jpg

El egoismo es la negación de la vida en sociedad

¿Se acuerda Usted todavía de que la palabra cortesía existe?

Si efectivamente, los tiempos que corren no son muy aptos como para tener presente este concepto, y menos todavía para practicarlo.

Sin embargo creo que debemos hacer un esfuerzo para salvar esto que hoy día se podría considerar como “un enfermo terminal”

La importancia de la cortesía se comprende cuando se considera que todos somos criaturas de Dios, que nos mandó amar al prójimo como a nosotros mismos (bien entendido por amor a El). Por otro lado, la vida social se torna más llevadera en este valle de lágrimas, que está lleno de sinsabores y disgustos. Esto se parece a cuando hacemos una mudanza de casa y envolvemos la vajilla y los cristales en unos papelillos, aparentemente inútiles. Pero esos papelillos, hacen que los objetos no se quiebren. Así es la cortesía en las relaciones humanas, “los papelillos” que ayudan a disminuir fricciones y golpes.

https://www.accionfamilia.org/images/cortesia_2.jpg

Con los buenos modales brillan las cualidades de todos

Más un espíritu que unas fórmulas

No se trata aquí de buscar formulas rebuscadas en viejos manuales. Todos sabemos ser amables, e incluso muy amables cuando queremos. Eso nace del espíritu y no de manuales.

Una sonrisa, un ceder el paso, un saludo amigable, ayudar a alguien a llevar un paquete, son cosas que están al alcance de todo el mundo. Y sin embargo cada día están más ausentes de nuestra sociedad, en que lo que se privilegia son los derechos individuales, la preocupación enfermiza con los propios intereses, y por qué no darle su nombre: el egoísmo más desatado. Y lo sabemos, el egoísmo es la negación de la vida en sociedad. Precisamente la Iglesia católica al civilizar a tantos pueblos bárbaros, enseñó que la caridad cristiana consiste también en renunciar por amor a Dios, incluso a ciertos derechos que uno tiene.

La cortesía parece no estar de moda, pero…nunca es tarde cuando la dicha es buena… podemos comenzar hoy.

 

 

La gramática no es sexista

       Un informe sobre “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”, obra del académico de la Lengua Ignacio del Bosque y suscrito por 26 colegas, critica algunas guías de “lenguaje inclusivo” aparecidas en los últimos años. El texto se publicó en El País el 4 de marzo, en vísperas del Día Internacional de la Mujer, y el mismo diario ha atizado una polémica en sus páginas pidiendo comentarios a unos y otros. Unas nociones de gramática comparada pueden ayudar a comprender que el género no es el sexo, y una expresión será o no sexista según lo que signifique, no por la extensión que se dé al masculino.

    La correspondencia entre los géneros gramaticales y los sexos de algunos seres vivos es a lo sumo parcial, y no existe en todas las lenguas.

    Los filipinos son un pueblo falto de iniciativa. En efecto, en su idioma, la voz verbal no marcada es pasiva. Por defecto, el tagalo –como otras lenguas austronesias– pone el foco en el objeto en vez del agente. Para entendernos: si el español fuera una lengua del mismo tipo, en “un búho cazó un ratón”, el ratón sería el depredador y el búho, la presa. Esta forma de expresar acciones en esos idiomas es muestra de la pasividad de sus hablantes.

    Salta a la vista que lo anterior es una estupidez. La pasividad gramatical no tiene que ver con la del carácter. Hay millones de filipinos emprendedores, y en cambio se puede hablar una lengua en que la voz activa sea la directa y la pasiva derivada, y ser un holgazán redomado.

    Pues bien, no menos absurdo es tachar de sexista el uso del masculino para mentar hombres y mujeres. Ocurre simplemente que en muchos idiomas, como el español, el masculino es el género no marcado, de suerte que tiene mayor extensión, a costa de ser menos preciso. Al revés, el femenino tiene mayor precisión y es excluyente. Por eso, “los alumnos” puede significar todo el estudiantado o solo los hombres, mientras que “las alumnas” no son más que las mujeres.

    Interpretar eso como sexismo es buscar tres pies al gato. Con la misma base, podríamos ver un indeseable prejuicio antimasculino en el ruso porque los equivalentes de “hombre” (muzhchina) y “tío” (diadia) terminan en -a y se declinan según el modelo femenino; o, si se prefiere, cabe denunciar machismo porque a esas mismas palabras, pese a su morfología femenina, se las obliga a concordar con adjetivos en versión masculina. Y ¡qué sexismo el de los alemanes –y las alemanas–!, que hacen neutras Fräulein (señorita) y Mädchen (chica), haciendo invisible la feminidad. En cambio, los hablantes de inglés, turco o euskera, lenguas sin géneros gramaticales, han de ser los paladines de la igualdad sexual. El caso de los holandeses es dudoso, pues por una parte casi han desterrado de su idioma el femenino, pero por otra, lo han hecho fundiéndolo con el masculino en un género común que se contrapone al neutro.

    Cuando hay conductas sexistas, como presionar a una empleada para que no tenga hijos, la batalla contra el género masculino es una pérdida de tiempo.

    Los 16 géneros del swahili Quédense tranquilos esos a quienes se les antojan los dedos huéspedes cuando no oyen “los alumnos y las alumnas”. El género de las palabras no guarda relación necesaria con el sexo de los seres significados. Como su denominación indica, el género es una clase o tipo. En virtud de esta categoría gramatical, los nombres y pronombres se dividen en clases que se distinguen, en algunos casos, por la morfología, y sobre todo, por concordar con unas u otras formas de artículos, adjetivos o incluso verbos. La correspondencia entre los géneros gramaticales y los sexos de algunos seres vivos es a lo sumo parcial, y no existe en todas las lenguas. El swahili tiene 16 géneros o clases nominales, y ninguno tiene que ver con el sexo: en dos (uno para singulares, otro para plurales) entran los nombres aplicados a personas, sin distinción de mujeres y hombres; otros dos son para árboles y fuerzas naturales; hay dos más para animales...

    La clasificación de nombres, o sea la distinción de géneros, tiene la ventaja de evitar ambigüedades con economía de palabras. Por ejemplo, el género del pronombre disipa toda duda en una frase con dos posibles objetos directos: “Hay allí un jardín con una fuente, pero no lo encontré”, o bien: “... no la encontré”.

    Ni jardines ni fuentes tienen sexo, pero en muchos idiomas los nombres tienen género, y se aplican a las realidades significadas con independencia que estas sean de un sexo, del otro o de ninguno. Decimos, pues, “él es una persona muy simpática” y “ella es el miembro más activo del grupo”. Hay también en español sustantivos comunes en cuanto al género, que concuerdan con artículos y adjetivos femeninos o masculinos, indistintamente (artista, detective, juez...); y adjetivos de una sola forma que concuerdan con nombres de cualquier género (sagaz, fuerte, fácil...). Pero si un nombre tiene variante de género y ha de designar a hombres y mujeres conjuntamente, lo más económico es usar una de las formas. La lengua cayuga, de la familia iroquesa, para referirse a varias personas de uno y otro sexo emplea la forma femenina del pronombre personal, godi (ellas), mientras que la masculina, hodi (ellos), no sirve más que para un grupo de hombres solos. ¿Hemos de acusar a los iroqueses de sexismo contra los varones?

    Bordeando el ridículo.   La corrección política en esta materia bordea el ridículo en su empeño de implantar el lenguaje no sexista. Es curioso que la paranoia comenzara con un idioma sin géneros, el inglés, a propósito de los pocos casos en que no se emplea una misma palabra para hombres y mujeres (he/she, man/woman...). Hay feministas que quieren suprimir women porque incluye el plural de man. No se han puesto de acuerdo en el término sustituto (womyn, wimmin, womban...), y los otros 375 millones de angloparlantes nativos siguen aferrados al de siempre.

    En el caso del español, el filósofo Jesús Mosterín propone el término humán (pl. humanes) para designar a mujeres y hombres sin referencia al sexo. Bien poco se adelanta con ese neologismo, pues en cuanto se le adjunta el artículo, reaparece el género. Mosterín, concretamente, dice “los humanes”, no sin lógica, pues “las humanes” serían solo mujeres. Los demás seguimos diciendo “los hombres”, “los seres humanos” o “las personas”.

    Por supuesto, como las palabras no son signos naturales, la norma última del lenguaje es el uso común. Es posible que la generalidad de los hablantes se acostumbre a decir “voy al cine con las amigas y los amigos” o “esto es bueno para nosotros y nosotras”. Aunque, si ha de cambiar el uso, yo preferiría que adoptáramos el femenino como género no marcado, y así bastara decir “nosotras” para referirse a nuestro grupo de amigas (incluidos, pues, los amigos). Pero si eminencias como las antedichas apenas han logrado seguidores, menos cabe esperar que se imponga mi opinión.

    En todo caso, el lenguaje sexista no lo es por la gramática, sino por el significado injurioso o despectivo contra las personas de un sexo. Y peor aún que el de las palabras es el sexismo de los hechos: presionar a una empleada para que no tenga hijos, la pornografía que reduce a la mujer a un objeto erótico, que un hombre deje a su pareja en la alternativa de abortar o ser abandonada. Cuando abundan conductas como esas, la batalla contra el género masculino es una pérdida de tiempo.

 Rafael Serrano

 

 

La ideología de género destruye la familia

  El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, advierte de que “la ideología de género destroza la familia, rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza”, como es el sexo con el que se nace, “sitúa al hombre por encima de Dios, y entonces Dios ya no es necesario para nada, sino que hemos de prescindir de Él, porque Dios es un obstáculo para la libertad del hombre”.

   Así lo manifiesta el obispo en su carta semanal, recogida por Europa Press, y en la que alude a la frase de Simone de Beauvoir (1908-1986), pareja de Jean Paul Sartre: “Mujer no se nace, sino que se hace”, que, a su juicio, “expresa que el sexo es aquello que uno decide ser”, de modo que “ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer”.

   De este modo, lamenta que aunque la ecografía diga “claramente que es niña, lo que vale es lo que el sujeto decida”, de manera que “si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer” y viceversa, a lo que agrega que “al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos o escolares, que tratan de hacer tragar esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”.

   En este sentido, considera que “la ideología de género no respeta para nada la propia naturaleza en la que Dios ha inscrito sus huellas: soy varón, soy mujer, por naturaleza. Lo acepto y lo vivo gozosamente y con gratitud al Creador”. Y es que, “relacionar con la naturaleza, y por tanto con Dios, mi identidad sexual es una esclavitud de la que la persona tiene que liberarse”, según esta ideología “equivocada”, como subraya monseñor.

   Feminismo radical en las escuelas

   Asimismo, el obispo apunta que de esta ideología viene “un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho”. Un feminismo, según él, que “se va extendiendo implacablemente, incluso en las escuelas”. Además, Fernández indica que “la iglesia católica es odiada por los promotores de la ideología de género, precisamente porque se opone rotundamente a esto”.

   Valor de la familia

   Y, sin embargo, agrega, “una de las realidades más bonitas de la vida es la familia”, según su “estructura originaria, donde existe un padre y una madre, porque hay un varón y una mujer, iguales en dignidad, distintos y complementarios”, e igualmente “donde hay hijos, que brotan naturalmente del abrazo amoroso de los padres”, a lo que añade que “Dios quiere el bien del hombre, y por eso ha inventado la familia”.

   Así, aunque la ideología de género “intenta destruir” a la familia, “la fuerza de la naturaleza y de la gracia es más potente que la fuerza del mal y de la muerte”. Por ello, considera que “la familia necesita la redención de Cristo, porque Herodes sigue vivo, y no sólo mata inocentes en el seno materno, sino que intenta mentalizar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes con esta ideología, queriendo hacerles ver que hay otros tipos de familia”.

   Entretanto, el obispo cordobés cree que “es ocasión para pedir por las familias que atraviesan dificultades, para echar una mano a la familia que tengo cerca y cuyas necesidades no son sólo materiales, sino a veces de sufrimientos por conflictos de todo tipo”, al tiempo que asevera que “sólo en la familia, tal como Dios la ha instituido, encuentra el hombre su pleno desarrollo personal y, por tanto, la felicidad de su corazón”. Para Fernández, “en la familia está el futuro de la humanidad, en la familia que responde al plan de Dios”.

 Demetrio Fernández. obispo de Córdoba

 

 

ACTUAR CONTRA EL DESAJUSTE CLIMÁTICO = ES DE NUESTRA SUPERVIVENCIA DE RAZA HUMANA EN CUESTIÓN!

¡El n° especial del 70e aniversario de “Ciudadanos del mundo” de noviembre de 2018 nos suministra algunos datos decisivos para nuestra supervivencia!

Fue necesario esperar 2009 para que un vínculo esté establecido oficialmente entre el recalentamiento climático y el recalentamiento de los océanos;

la conciencia universal va más lentamente que la utilización de las nuevas tecnologías al servicio prioritario de economía y políticos que para su futuro electoral favorecen el corto término.

ONG internacionales y sus animadores de Léo SEMASHKO a Maria CRISTINA AZCONA, al pasar por Daisaku IKEDA, Germano DUFOUR, Ernesto KAHAN, Delasnieve DASPET, José BEROLO, Johan GALTUNG, ADA AHARONI, Marie ROBERT y tanto de otros igualmente movilizados en GHA, GPS, y en bien otras estructuras que proponen, alertan, tienen una visión humanista científica, llaman al cambio interior.Algunos recibieron distinciones prestigiosas como el Premio Nobel.

Pero ha anónimos igualmente merecedores que no reciben ninguna atención por parte de las élites dirigentes.

A pesar de todo: mientras el pueblo no ejercerá directamente presión sobre sus Gobiernos para nuestra supervivencia, las proyecciones serán milimétricas, esto, mientras que los desórdenes climáticos se revelan en la fase de degradaciones registradas a un mayor ritmo.

Es necesario esta presión conjunta ya que mientras las legislaciones no se armonizarán: ¡serán insuficientemente eficaces!

480 mil millones = es el número de botellas en plástico producidas cada año en el mundo. Cada segundo (lo que es que confunde), más de se vierten 400 kilos de plástico en los mares. Hasta ahora, 5000 mil millones de micropartículas de plástico contaminan el océano mundial en superficie pero también en las aguas profundas.

Soluciones son posibles para limpiar los océanos como estos aspiradores gigantes ellos mismos que tratarán alrededor un 1% de los residuos movilizando al mismo tiempo medios tecnológicos muy contaminantes.

Al ritmo actual; sin una revolución de los espíritus y su paso al acto, habrá más plástico que de pescados en los mares y océanos en 2050.

Confundimos por suficiencia instrucción y las aplicaciones de la ciencia y las tecnologías con la sabiduría humana que en su ámbito respectivo:filosofía y los distintos pensamientos religiosos no dejaron de desafiarnos sobre el sentido de la existencia y sobre la necesaria armonía entre los humanos, ya que durante demasiado mucho tiempo sin embargo, son los budistas y los taoïstes que hacían la relación con el mundo animal y las especies mineral y vegetales.

2000 toneladas, es el volumen de mercurio que las actividades humanas rechazan cada año en la naturaleza. Extremadamente tóxico, su inconveniente principal es el no deteriorarse. Se encuentra directamente mercurio en la cadena alimentaria al ejemplo del bonito. Ahora bien, a pesar de esta acta alarmando un gran número de Estados nación se niega siempre a ratificar el convenio de Minamata.

10 años han bastado para que las actividades humanas modifiquen la composición química de los océanos .............. él prevean así que las aguas de superficie más frías se volverán corrosivas especialmente para las cáscaras de algunos moluscos.

Aunque el fenómeno esté definido, los arrecifes coralinos siguen sufriendo los efectos de esta degradación.

Deberá: ¿ciudadano universal ordinario, solucionarme escribir un 33e obra? Hasta ahora, conocí los tanques, expulsiones, bolas, vigilancias de mi persona, pero las Instituciones de mi país del departamento al Gobierno = ignoraron soberbiamente mi compromiso. Mejor: sobre el centenar de reconocimientos y distinciones en mi posesión = sólo 6 proceden de organismos de mi país.

Habría 15.000 plataformas de perforación en el mundo;ahora bien la perforación extraterritorial permanece poco regulada. Los accidentes se multiplican. ¡Para respetar la subida de temperatura esperada por el COP 21, sería necesario renunciar absolutamente explotar las zonas aún vírgenes!

Ahora bien, es todo el revés que se produce deforestación, perforación, etc

Cada año, se destruyen un 1% del litoral. el turismo de masa así como el uso exacerbado de los productos fitosanitarios acentúan el deterioro masivo del litoral. Las poblaciones se acercan peligrosamente del litoral.

Ahora bien, grandes países practican por egoísmo nacional la fuga a continuación que pretexta defender la economía y la condición social del país en cuestión, y en verdad, ellos acentúan el desorden climático.

7 de cada 10 especies es el número de las a bordo del hundimiento a causa de la pesca intensiva. Los buques factoría se dirigen hacia las aguas profundas esto, mientras que cada vez más los pescados viven en las zonas de pequeña profundidad.

Se me moviliza desde 1968, y reconozco cansado, ser usado ante tanto indiferencia culpable.

¡Con un volumen de 80 millones de toneladas al año la acuicultura superó la pesca en 2018! Cuando las granjas destruyen el ecosistema del litoral, se desplazan en lugares vírgenes.

A pesar de las declaraciones de intención, la subida de la temperatura probable al final de los XXI e siglo será de 4,8¨° En 2015, y antes del TRUMP, John Kerry se negó un texto jurídicamente vinculante lo que cortó seriamente las perspectivas resultantes del COP 21.

Decido esta contribución propia en cólera, esto, ya que el compromiso ciudadano así predicado en los hechos = molesta a las Instituciones. Desgraciadamente, la situación de los lanzadores de alerta (y sus preocupaciones), confirma mi observación.

Copyright Guy CREQUIE

Poeta, escritor y cantante

blog http://guycrequie.blogspot.com

No hago ya mención de mis títulos, no es mi ego el objetivo, pero el futuro de nuestro planeta.

 

 

El modelo garantiza los principios

En el marco del Congreso “La Iglesia y la Sociedad Democrática”, Pérez Rubalcaba defendió la enseñanza concertada por ser un sistema que “desarrolla el pacto escolar y establece lo que tiene que ser: la existencia de centros concertados y de centros públicos para poder ofrecer una educación para todos”. Pese a que reconoció que este no es un tema tranquilo para la izquierda, el que fuera Secretario General del PSOE apuntó que el modelo de enseñanza concertada garantiza los principios sobre los que se debe desarrollar la educación en España, establecidos en el pacto constitucional. Esos principios son los de libertad y gratuidad.

Convendría, no deja de ser mi opinión, que los responsables educativos de las autonomías gobernadas por los socialistas tomaran buena nota de la experiencia y del criterio de un político que reconoce la contribución de la Iglesia a la educación como servicio al bien común de una sociedad plural.

Jesús Martínez Madrid

 

 

 

El futuro demográfico

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, dice que la población española va a aumentar en los próximos 30 años hasta en 13 millones de personas. No obstante  hay que mirar con detalle estos datos. Este incremento de la población será posible si llegan a España 270.000 inmigrantes al año y si la tasa de fertilidad se eleva del 1,3 al 2. El futuro demográfico de España depende pues de la llegada de extranjeros y de un drástico aumento de la cantidad de hijos que tenemos.

Sin duda los flujos migratorios tienen que ser ordenados, los países del sur de Europa tenemos que contar con los del norte, y es necesario garantizar la seguridad. La llegada de los inmigrantes nos invita a pensar, a contar quienes somos, qué significa ser español, para poder conseguir una integración auténtica.

José Morales Martín

 

 

¿Menos envejecida?

En la primera semana del mes hemos tenido una buena noticia en uno de los grandes retos que tiene por delante España y del que se habla poco. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, un organismo prestigioso y no sometido a controles políticos directos, ha corregido las previsiones negativas del Instituto Nacional de Estadística y de Eurostat

La población española, dice este organismo, va a aumentar en los próximos 30 años hasta en 13 millones de personas. Podemos llegar a ser 60 millones. Buena noticia porque el resto de previsiones hablan de un auténtico invierno demográfico que pone en peligro nuestro sistema de vida.

Enric Barrull Casals

 

 

¿Quién y cuántos se benefician de las drogas?¿Y quién pagamos los gastos?

 

                                Está visto que éste es uno de los más grandes negocios que hay hoy en el “podrido mundo actual”; por tanto en el mismo se mueven inmensas cantidades de dinero “libre de impuestos” (cosa inexplicable en ese mundo donde las denominadas “Haciendas Públicas”, son similares a los recaudadores de impuestos en la época medieval y donde imperaba el feudalismo y el derecho de pernada); por lo que en ese “muy obscuro mundo de delincuencia múltiple”, abundan todo tipo de sobornos, amén de crímenes horrendos y empleando “un brutal ajuste de cuentas”, que siembra de cadáveres el entorno donde se desarrolla y a lo que ningún gobernante del tipo que sea, le da otra importancia, que el decomiso de ingentes cantidades de drogas, las que una vez apresadas por las autoridades, desaparecen “de la escena” y nadie sabe a dónde van a parar muchas de esas partidas, pues nada se dice de ellas; incluso recuerden los robos de grandes cantidades en sedes precisamente de las policías encargadas de custodiarlas; lo que no entra en mente humana, ya que los ladrones debieron ser, “de los que en estos especiales lugares tenían que tener entrada más que suficientemente clara para no llamar la atención, puesto que otra cosa no se explica si imaginamos la escena del robo”.

                                “MALLORCA: Imputan a dos jefes policiales por cobrar de un narco”: “Un juez de Palma ha imputado a dos mandos de la Policía Nacional, por aceptar, supuestamente, sobornos económicos de los clanes de Son Banya” (Diario ABC del 04-08-2018, página 20 y donde se amplía la noticia de forma muy peculiar y en la que se dan bastantes detalles “muy pringosos”. Y no es noticia sorprendente, puesto que a lo largo de los años, son muy numerosos los casos en que personas “de uniforme y altos cargos”, se han visto “pringadas” en el negocio de las drogas; puesto que es natural, que dónde hay mucho dinero, hay siempre “muchas tentaciones”, para llevárselo cada cual y según los escrúpulos que posea y el cargo que ocupe.

                                Llevo muchos años tocando este tema y como prueba de ello, les copio parte de mi artículo:

LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS: POR ENÉSIMA VEZ:                   Titulo así por cuanto llevo “lustros” hablando y escribiendo sobre ello.

                                De hecho las drogas que “más matan” (alcohol y tabaco) ya están legalizadas y tan pronto se empiece a cumplir la nueva ley que éste Gobierno ha lanzado, para que se amplíe la red de estancos y que incluso puedan abrir las veinticuatro horas; el consumo aumentará, pese a las hipócritas campañas para mentalizar por lo contrario. Por otra parte si se “nos otorga” (que no es necesario puesto que la tenemos otorgada por Ley Natural o Divina) la libertad; ¿por qué no se deja al adulto, que se drogue o se ahorque si así lo prefiere… es que el Estado puede controlar a cada uno de los individuos que dice –iluso- gobernar? ¿Entonces para qué tanta hipócrita tutela si en infinidad de cosas necesarias nos deja abandonados y a nuestra propia suerte? Pensemos.

                                ¿Por qué la conveniencia de legalizar la venta de drogas y que con ello, el Estado recaude impuestos en cantidades enormes? Por cuanto de hecho, las drogas “ya están legalizadas”; ya que se venden en cualquier rincón del país que las consume y ello, se realiza las veinticuatro horas del día en infinitos lugares; además se adulteran, lo que representa un peligro añadido para el consumidor. Además y pese al despliegue enorme de personal y medios, el consumo crece, crece y crece.

                                Y crece, por cuanto se han llegado a incautar alijos de hasta 21,5 toneladas de cocaína en Los Ángeles (1989); de 1,3 toneladas de heroína en Tailandia (1988); 36 toneladas de hachís en España (2 enero 1996, en el puerto de Marín) y fue el mayor alijo incautado de los de toda Europa. Es claro que no se sabe las ingentes cantidades que circulan, sencillamente porque no son controlables. Y si todo ello ocurre, es porque todos los planes y sistemas de control, eliminación, educación, etc. han fracasado y siguen fracasando estrepitosamente.

                                Los incalculables beneficios de este negocio clandestino; se lo están llevando bandas de bandidos y con ello, producen unos enormes daños añadidos, por los sobornos y otras calamidades que provocan. Mientras esto escribo, leo en prensa que se está juzgando a un juez, un abogado, “y otro”, en Málaga por hechos de ésta índole (ABC: Andalucía: página 52, del día 02-03-2007); el fiscal del caso, dice en su escrito que el propio juez es “aficionado a la cocaína”… ¿…? ¿Cuántos más casos hay conocidos y cuántos habrá desconocidos, entre las propias “autoridades” que se supone lo son para evitar todo ello? Pero el dinero es el dinero y el ser humano débil… sea juez o “sin oficio ni beneficio”… el dinero fácil gusta a la mayoría de humanos.  

                                Si la venta se legaliza… ¿Cuánto trabajo inútil se quita de los por otra parte atestados juzgados españoles? ¿Cuántos miles o decenas de miles de funcionarios, con uniforme o sin él, con toga o sin ella, quedan liberados y pueden dedicar sus necesarios saberes, para el resto de la delincuencia común que nos asola? Y… ¿cuántos miles y miles de presos, no hubieran entrado en la cárcel por lo que hoy lo están? Pensemos. Y pensemos también en economía y valoremos el cuantiosísimo gasto inútil que hay.

                                Y no, no hablo de que sean vendidas en las farmacias (ya tienen bastante con lo que venden hoy) sino que la venta sea en el sólo y exclusivo beneficio del Estado; para lo que debería arbitrar un nuevo tipo de comercio de venta; atendido por “nuevos” médicos y farmacéuticos que hay muchos en paro; y en equipos de medicina preventiva para y trabajando a sueldo; no sólo vender el producto, sino lo que es más importante; tratar de aconsejar al consumidor, para que salga de la droga. Y con esas ingentes cantidades, que presumo habría de nuevos ingresos; arbitrar verdaderas campañas de educación, reeducaciòn y formación, para desde la escuela hasta la calle y pasando por la Universidad, formar integralmente al individuo para que no entre en el infierno de las drogas y si entró; que salga si quiere… pues sé “de buena tinta”, que de las drogas sale el que quiere salir, si no es así todo sistema falla. (Escrito el 12 de Marzo del 2007 y publicado en aquellas fechas)

****************************

                                ¿Hasta cuándo vamos a estar pagando todos estos cuantiosísimos gastos, quienes ni consumimos drogas y quienes queremos que se legalicen y paguen impuestos como lo que ya son, o sea un producto de consumo usual y muy extendido por todo el mundo consumista? ¿Qué hacen los políticos que no tienen en su escaño este tema como de interés nacional e incluso mundial?

*************************

                                Anoche, los noticieros informaron que Canadá ya ha declarado legal, el consumo, venta y cultivo de la marihuana o hachís; puede ser el primer paso, para la legalización del resto de drogas.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y

http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes