Las Noticias de hoy 02 Agosto 2018

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    jueves, 02 de agosto de 2018  

Indice:

ROME REPORTS

Audiencia general, 1 de agosto de 2018 – Texto completo

S. Alfonso de Ligorio: Ejemplo para vivir la fe “con alegría en las acciones simples”

JESÚS PRESENTE EN EL SAGRARIO: Francisco Fernández-Carvajal

   “El descanso no es no hacer nada”: San Josemaria

“ La razón más sobrenatural: José Ignacio Murillo

Vídeos y audios de San Josemaría sobre Jesucristo

Mons. Felipe Arizmendi: Pueblos originarios andinos

Vivir el presente: Javier López

Las protestas tumban el plan de Educación valenciano de implantar Islam en un pueblo de Castellón

«Perdamos todos el miedo a decir que somos creyentes», anima el MasterChef Pepe Rodríguez: Mónica Moreno

BAJA AUTOESTINA: Leo J. Mart.

Decisión por la vida y presión para suprimirla: Norma Mendoza Alexandry

Causas de la catástrofe educativa: José Javier Esparza

El reto de ayudar a los hijos: Arturo Ramo García

Trabajo-diversión y trabajo-heroísmo: Plinio Corrêa de Oliveira

A clamar contra la violencia: Xus D Madrid

No segregan: Jesús Domingo Martínez

VIAJE A ALEMANIA: JULIO 1977 (1): Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

Con el mayor afecto. Félix Fernández

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

 

 

ROME REPORTS

 

 

Audiencia general, 1 de agosto de 2018 – Texto completo

4ª catequesis de los Mandamientos

agosto 01, 2018 21:03Rosa Die AlcoleaAudiencia General

(ZENIT – 1 agosto 2018).- “Los ídolos roban nuestro amor, los ídolos nos ciegan al amor y, para amar verdaderamente, debemos ser libres de ídolos”, ha dicho el Papa.

“Nosotros los cristianos –ha propuesto el Papa– podemos preguntarnos: ¿Cuál es realmente mi Dios? ¿Es Amor Uno y Trino o es mi imagen, mi éxito personal, tal vez dentro de la Iglesia?”.

El Papa Francisco ha continuado el ciclo de catequesis sobre los Mandamientos en la audiencia general, celebrada esta mañana, 1 de agosto de 2018, en el Aula Pablo VI, y ha reflexionado sobre los ídolos, deteniéndose en el primer mandamiento: «No tendrás otros dioses antes que a mí» (Ex 20,3).

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/08/papa-monjas-413x275.jpg

El primer mandamiento –ha recordado el Pontífice– prohíbe hacer ídolos o imágenes de cualquier tipo de realidad: todo, de hecho, puede usarse como un ídolo. “Estamos hablando de una tendencia humana que no perdona ni a los creyentes ni a los ateos”.

“No te inclinarás ante ellos”: Esta frase hace referencia a que los ídolos “exigen un culto, de rituales; a ellos nos postramos y sacrificamos todo”, explica el Papa.

“No les servirás”

La tercera y “más trágica etapa”, ha señalado el Obispo de Roma: “No les servirás”. Los ídolos esclavizan. Prometen la felicidad pero no la dan; y nos encontramos viviendo para esa cosa o esa visión, atrapados en un vórtice autodestructivo, esperando un resultado que nunca llega.

La palabra “ídolo” en griego deriva del verbo “ver” –ha indicado Francisco–. Un ídolo es una “visión” que tiende a convertirse en una obsesión. El ídolo es en realidad una proyección de uno mismo en objetos o proyectos.

A continuación, ofrecemos la catequesis completa del Papa Francisco, traducida de manera rápida por la redacción.

***

Hemos escuchado el primer mandamiento del Decálogo: “No tendrás otros dioses delante de mí” (Éx 20: 3). Es bueno detenerse en el tema de la idolatría, que es de gran importancia y actualidad.

El mandamiento prohíbe hacer ídolos o imágenes de cualquier tipo de realidad: todo, de hecho, puede usarse como un ídolo. Estamos hablando de una tendencia humana que no perdona ni a los creyentes ni a los ateos. Por ejemplo, nosotros los cristianos podemos preguntarnos: ¿cuál es realmente mi Dios? ¿Es Amor Uno y Trino o es mi imagen, mi éxito personal, tal vez dentro de la Iglesia?. “La idolatría no se trata solo de los falsos cultos del paganismo. Sigue habiendo una constante tentación de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2113)

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/08/2-413x275.jpg

¿Qué es un “dios” en el plano existencial? Es lo que está en el centro de la vida y de lo que uno depende y piensa. Uno puede crecer en una familia nominalmente cristiana, pero centrada, en realidad, en puntos de referencia ajenos al Evangelio. Los seres humanos no viven sin enfocarse en algo. Entonces aquí el mundo ofrece el “supermercado” de ídolos, que pueden ser objetos, imágenes, ideas, roles. Por ejemplo, incluso la oración. Debemos orar a Dios, nuestro Padre.

Recuerdo que una vez fui a una parroquia en la diócesis de Buenos Aires para celebrar una misa y luego tuve que hacer las confirmaciones en otra parroquia a una distancia de un kilómetro. Fui, caminando, y pasé por un parque, lindo. Pero en ese parque había más de 50 mesas cada una con dos sillas y personas sentadas una frente a la otra. ¿Qué hacían? Jugar al tarot. Fueron allí a “rezar” al ídolo. En lugar de orar a Dios por la providencia del futuro, fueron allí para que les lean las cartas para ver el futuro. Esto es una idolatría de nuestros tiempos. Os pregunto: ¿cuántos de ustedes han ido a que les lean las cartas para ver el futuro? ¿Cuántos de ustedes, por ejemplo, han ido a que les lean sus manos para ver el futuro, en lugar de orar al Señor? Esta es la diferencia: el Señor está vivo; los otros son ídolos, idolatrías que no sirven.

¿Cómo se desarrolla una idolatría? El mandamiento describe las fases: «No te convertirás en un ídolo o una imagen […]. / No te inclinarás a ellos / y no los servirás “(Éx 20: 4-5).

La palabra “ídolo” en griego deriva del verbo “ver”. Un ídolo es una “visión” que tiende a convertirse en una obsesión. El ídolo es en realidad una proyección de uno mismo en objetos o proyectos. Por ejemplo, esta dinámica usa publicidad: no veo el objeto en sí, pero percibo ese automóvil, el teléfono inteligente, ese rol u otras cosas como un medio para alcanzar y responder a mis necesidades esenciales. Y lo estoy buscando, estoy hablando de eso, pienso en eso; la idea de poseer ese objeto o realizar ese proyecto, llegar a esa posición, parece una forma maravillosa de alcanzar la felicidad, una torre para alcanzar el cielo (véase Gen11,1-9), y todo se vuelve funcional para ese objetivo.

Luego entras en la segunda fase: “No te inclinarás ante ellos”. Los ídolos exigen un culto, de rituales; a ellos nos postramos y sacrificamos todo. En la antigüedad, los sacrificios humanos se hacían a ídolos, pero también hoy: para hacer carrera, sacrifican a sus hijos, los descuidan o simplemente no los generan; la belleza llama al sacrificio humano. ¡Cuántas horas frente al espejo! Algunas personas, algunas mujeres, ¿cuánto gastan en el maquillaje? Esto también es una idolatría. No está mal usar maquillaje; pero de una manera normal, no convertirse en una diosa. La belleza llama al sacrificio humano. La fama exige la inmolación de uno mismo, la propia inocencia y autenticidad. Los ídolos piden sangre. El dinero roba la vida y el placer conduce a la soledad. Las estructuras económicas sacrifican vidas humanas por mayores ganancias.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2018/08/3-413x275.jpg

Pensemos en tantas personas sin trabajo. ¿Por qué? Porque a veces sucede que los empresarios de esa compañía, esa empresa, han decidido despedir a las personas para ganar más dinero. El ídolo del dinero. Uno vive en hipocresía, haciendo y diciendo lo que otros esperan, porque el dios de su afirmación lo impone. Y las vidas se arruinan, las familias se destruyen y los jóvenes quedan en manos de modelos destructivos, solo para aumentar las ganancias.

La droga también es un ídolo. ¿Cuántos jóvenes arruinan la salud, incluso la vida, adorando a este ídolo de las drogas? Aquí viene la tercera y más trágica etapa: “Y no les servirás”, dice. Los ídolos esclavizan. Prometen la felicidad pero no la dan; y nos encontramos viviendo para esa cosa o esa visión, atrapados en un vórtice autodestructivo, esperando un resultado que nunca llega.

Queridos hermanos y hermanas, los ídolos prometen vida, pero en realidad la quitan. El verdadero Dios no pregunta por la vida sino que la da, la regala. El verdadero Dios no ofrece una proyección de nuestro éxito, pero nos enseña a amar. El verdadero Dios no pide hijos, pero él da a su Hijo por nosotros. Los ídolos proyectan hipótesis futuras y hacen que se desprecie el presente; el verdadero Dios nos enseña a vivir en la realidad de cada día, concretamente, no con ilusiones sobre el futuro: hoy y mañana y pasado mañana, caminando hacia el futuro.

La concreción del verdadero Dios contra la liquidez de los ídolos. Te invito a pensar hoy: ¿cuántos ídolos tengo o cuál es mi ídolo favorito? Porque el reconocimiento de las idolatrías es un comienzo de gracia y se pone en el camino del amor. De hecho, el amor es incompatible con la idolatría: si algo se vuelve absoluto e intocable, entonces es más importante que un cónyuge, un niño o una amistad. El apego a un objeto o una idea nos hace cegarnos al amor. Y así, para ir tras ídolos, a un ídolo, incluso podemos negar el padre, la madre, los hijos, la esposa, el cónyuge, la familia… las cosas más caras. El apego a un objeto o una idea nos hace cegarnos al amor. Llevad esto en vuestro corazón: Los ídolos roban nuestro amor, los ídolos nos ciegan al amor y, para amar verdaderamente, debemos ser libres de ídolos.

 

 

S. Alfonso de Ligorio: Ejemplo para vivir la fe “con alegría en las acciones simples”

A los jóvenes, ancianos, enfermos y nuevos esposos

agosto 01, 2018 12:31Rosa Die AlcoleaAudiencia General

(ZENIT – 1 agosto 2018).- Que el ejemplo de San Alfonso María de Ligorio os ayude “a vivir la fe con alegría en las acciones simples de todos los días”, ha deseado el Papa Francisco a los jóvenes, ancianos, enfermos y recién casados presentes en la audiencia general de hoy.

El Pontífice ha retomado esta mañana, 1 de agosto de 2018, la celebración de las audiencias generales en el Vaticano. Lo ha hecho en el Aula Pablo VI, por el calor que hace en el exterior, y ha hablado del primer mandamiento «No tendrás otros dioses frente a mí» (Ex 20,3).

Hoy la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Alfonso María de Liguori, “pastor celoso que ha conquistado los corazones de la gente con dulzura y ternura, frutos de la relación con Dios, que es la bondad infinita”, ha descrito el Santo Padre.

“Su ejemplo os ayudará a vivir vuestra fe con alegría en las acciones simples de todos los días”, les ha exhortado Francisco.

 

 

JESÚS PRESENTE EN EL SAGRARIO

— Dios vive en medio de nosotros.

— Presencia de Cristo en el Sagrario.

— El culto y la devoción a Jesús Sacramentado. El himno Adoro te devote.

I. A lo largo del Antiguo Testamento había revelado Dios la intención de habitar perennemente entre los hombres. La llamada Tienda de la reunión fue como el primer templo de Dios en el desierto, y allí se posaba una nube que era símbolo de la gloria de Dios y de su presencia: Entonces la nube cubrió la tienda del encuentro y la gloria del Señor llenó el santuario1. Esta nube era el signo de la presencia divina2.

Más tarde, el Templo de Jerusalén sería el lugar en el que los israelitas encontraban a Dios3; el lugar que añoraban en el destierro, recordando cuando iban a la casa de Dios con cantos de alegría y de alabanza: ¡Qué deseables son tus moradas, // Señor de los ejércitos! // Mi alma se consume y anhela los atrios del Señor, mi corazón y mi carne exultan por el Dios vivo4. Estar lejos del suntuario era estar privados de toda felicidad verdadera: Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿cuándo iré a ver el rostro de Dios?5.

Llegada la plenitud de los tiempos, el Verbo se hizo carne. En el momento de la Encarnación el poder del Altísimo cubre con su sombra a Nuestra Señora6; es la expresión de la omnipotencia de Dios. Y después de descender el Espíritu Santo sobre María, la Virgen queda constituida en el nuevo Tabernáculo de Dios: el Verbo de Dios habitó entre nosotros7. La palabra griega que emplea San Juan correspondiente a habitar «significa etimológicamente “plantar la tienda de campaña” y, de ahí, habitar en un lugar. El lector atento de la Escritura recuerda espontáneamente el tabernáculo de los tiempos de la salida de Egipto, en el que Yahvé mostraba su presencia en medio del pueblo de Israel mediante ciertos signos de su gloria, como la nube posada sobre la tienda. En multitud de pasajes del Antiguo Testamento se anuncia que Dios habitará en medio del pueblo (cfr. p. ej. Jer 7, 3). A las señales de la presencia de Dios primero en la Tienda del santuario peregrinante en el desierto y después en el Templo de Jerusalén, sigue la prodigiosa presencia de Dios entre nosotros: Jesús, perfecto Dios y perfecto hombre, en quien se cumple la antigua promesa más allá de lo que los hombres podían esperar. También la promesa hecha por medio de Isaías acerca del Enmanuel o “Dios con nosotros” (Is 7, 14) se cumple plenamente en este habitar del Hijo de Dios Encarnado entre los hombres»8. Desde entonces podemos decir con total exactitud que Dios vive entre nosotros. Cada día podemos estar junto a Él en una cercanía como jamás hombre alguno pudo soñar. ¡Qué cerca estamos del Señor! ¡Dios está con nosotros!

II. Desde el momento de la Encarnación podemos decir con sentido propio que Dios está con nosotros, con una presencia personal, real, y de una manera que es exclusiva de Jesucristo: Jesucristo, verdadero Hombre y verdadero Dios, tiene con nosotros una cercanía y proximidad mayor que cualquier otra que se pueda pensar. Jesús es Dios-con-nosotros. Antes, los israelitas decían que Dios estaba con ellos; ahora, lo podemos decir de modo exacto, como cuando afirmamos que algo que apreciamos con los sentidos está más cerca o más lejos de donde nos encontramos. En Palestina, Cristo caminaba, se acercaba a una ciudad, salía para predicar en otros lugares... Cuando acabó estas parábolas, partió de allí9, leemos en el Evangelio de la Misa. Y Dios abandonó aquel lugar para encontrarse con otras gentes. El sacerdote, cuando consagra en la Santa Misa, nos trae a Cristo, Dios y Hombre, al altar donde antes no estaba con su Santísima Humanidad. Es una presencia especial, que solo se da en la Eucaristía y que se continúa, mientras duren las especies, en el Sagrario, el Tabernáculo de la Nueva Alianza; esta presencia afecta de modo directo al Cuerpo de Cristo e indirectamente a las Tres Personas Divinas de la Trinidad Beatísima: al Verbo, por la unión con la Humanidad de Cristo, y al Padre y al Espíritu Santo, por la mutua inmanencia de las Personas divinas10. En el Sagrario está Cristo realmente presente, con su Cuerpo, con su Sangre, con su Alma y con su Divinidad. Es literalmente adecuado decir: «Dios está aquí», cerca de mí: creo, Señor, firmemente que estás ahí, que me ves, que me oyes...

El Magisterio de la Iglesia, saliendo al paso de diversos errores, ha recordado y precisado el alcance de esta presencia eucarística: es una presencia real, es decir, ni simbólica ni meramente significada o insinuada por una imagen; verdadera, no ficticia, ni meramente mental o puesta por la fe o la buena voluntad de quien contempla las sagradas especies; y sustancial, porque, por el poder de Dios que tienen las palabras del sacerdote en el momento de la Consagración, se convierte toda la sustancia del pan en el Cuerpo del Señor y toda la sustancia del vino en su Sangre. Así, el Cuerpo y la Sangre adorables de Cristo Jesús están sustancialmente presentes, y «en la realidad misma, independientemente de nuestro espíritu, el pan y el vino han dejado de existir después de la Consagración»11; «realizada la transubstanciación, las especies de pan y de vino (...) contienen una nueva “realidad”, que con razón llamamos ontológica, porque bajo dichas especies ya no existe lo que había antes, sino una cosa completamente diversa (...), y esto no únicamente por el juicio de fe de la Iglesia, sino por la realidad objetiva»12.

Jesús está presente en nuestros Sagrarios con independencia de que muchos o pocos se beneficien de su presencia inefable. Él está allí, con su Cuerpo, con su Sangre, con su Alma, con su Divinidad. Dios hecho Hombre; no cabe mayor proximidad. La Iglesia posee en su seno al Autor de toda gracia, a la causa perenne de nuestra santificación. De alguna manera podemos decir que la presencia eucarística de Cristo es la prolongación sacramental de la Encarnación.

Desde el Sagrario Jesús nos invita a que allí confluyan nuestros afectos, nuestras peticiones. En la visita al Santísimo y en los actos de culto a la Sagrada Eucaristía agradecemos este don, del que a veces no somos del todo conscientes. Allí vamos a buscar fuerzas, a decirle a Jesús lo mucho que le echamos de menos, lo mucho que le necesitamos, pues «la Eucaristía es conservada en los templos y oratorios como el centro espiritual de la comunidad religiosa o parroquial; más aún, de la Iglesia universal y de toda la humanidad, puesto que bajo el velo de las sagradas especies contiene a Cristo cabeza invisible de la Iglesia, Redentor del mundo, centro de todos los corazones, por quien son todas las cosas y nosotros con Él (1 Cor 8, 6)»13.

III. Ha sido constante la práctica de la Iglesia de adorar a Cristo presente en el Tabernáculo. Si los israelitas tenían tanta reverencia por aquella Tienda del encuentro en el desierto, y más tarde por el Templo de Jerusalén, que eran figuras anticipadoras o imágenes de la realidad, ¿cómo no vamos nosotros a honrar a Cristo, que se ha quedado con nosotros para siempre en el Sagrario? En los primeros siglos de la Iglesia, la razón principal para guardar las Sagradas Especies era prestar asistencia a aquellos que se veían impedidos para asistir a la Santa Misa, especialmente los enfermos y moribundos, y los encarcelados a causa de la fe. El Sacramento del Señor era llevado con unción y fervor para que también ellos pudieran comulgar. Más tarde, la fe viva en la presencia de Cristo llevó no solamente a visitar con frecuencia el lugar donde se reservaba, sino que originó el culto al Santísimo Sacramento. La autoridad de la Iglesia lo ha ratificado y enriquecido constantemente: «los cristianos –declaraba el Concilio de Trento– tributan a este Santísimo Sacramento, al adorarlo, el culto de latría que se debe al Dios verdadero, según la costumbre siempre aceptada de la Iglesia católica»14.

En el siglo xiii, Santo Tomás compuso un himno eucarístico que, de una manera fiel y piadosa, contiene la fe de la Iglesia. Nosotros podemos hacerlo nuestro en muchas ocasiones para alimentar nuestra piedad y honrar a Jesús Sacramentado: Adoro te devote latens deitas... Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte; acato con humildad y agradecimiento –deslumbrado ante el poder de Dios, pasmado por su misericordia– todo lo que nos enseña la fe. Dios mismo se entrega, inerme, en nuestras manos: ¡qué gran lección para mi soberbia! Y, con la confianza que se acrecienta al tenerle ahí, tan cerca, pedimos al Señor su gracia para someter nuestro yo a su Voluntad...

Junto al Sagrario aprendemos a amar; allí encontramos las fuerzas necesarias para ser fieles, el consuelo en momentos de dolor. Él nos espera siempre y se alegra cuando estamos –aunque sea un tiempo corto– junto a Él. En el Sagrario Jesús espera a los hombres maltratados tantas veces por las asperezas de la vida, y los conforta con el calor de su comprensión y de su amor. Junto al Sagrario cobran diariamente su más plena actualidad aquellas palabras del Señor: Venid a Mí, todos los que andáis fatigados y cargados, que Yo os aliviaré15. No dejemos de visitarlo. Él nos espera, y son muchos los bienes que nos tiene reservados.

1 Primera lectura. Año I. Ex 40, 34. — 2 Cfr. Num 12, 5; I Rey 8, 10-11. — 3 Cfr. Is 1, 12, Ex 23, 15-17. — 4 Salmo responsorial. Año I. Sal 83, 2-3. — 5 Sal 42, 3. — 6 Cfr. Lc 1, 35. — 7 Jn 1, 14. — 8 Sagrada Biblia, Santos Evangelios, EUNSA, Pamplona 1983, p. 1146. — 9 Mt 13, 53. — 10 Cfr. Conc. de Trento, Decr. De Sanctissima Eucharistia, cap 11. — 11 Pablo VI, Credo del Pueblo de Dios, 25. — 12 ídem, Enc Mysterium fidei, 3-IX-1965. — 13 Ibídem, 69. 14 Conc. de Trento, Sesión XIII, cap. 5; Dz 1643. — 15 Mt 11, 28.

 

 

“El descanso no es no hacer nada”

Todos los pecados -me has dicho- parece que están esperando el primer rato de ocio. ¡El ocio mismo ya debe ser un pecado! -El que se entrega a trabajar por Cristo no ha de tener un momento libre, porque el descanso no es no hacer nada: es distraernos en actividades que exigen menos esfuerzo. (Camino, 357)

Has de ser una brasa encendida, que lleve fuego a todas partes. Y, donde el ambiente sea incapaz de arder, has de aumentar su temperatura espiritual.
–Si no, estás perdiendo el tiempo miserablemente, y haciéndolo perder a quienes te rodean. (Surco, 194)
"Todo es nada, y menos que nada, lo que se acaba y no contenta a Dios" (Sta. Teresa de Jesús, Libro de la vida, 20, 26.). ¿Comprendéis por qué un alma deja de saborear la paz y la serenidad cuando se aleja de su fin, cuando se olvida de que Dios la ha creado para la santidad? Esforzaos para no perder nunca este punto de mira sobrenatural, tampoco a la hora de la distracción o del descanso, tan necesarios en la vida de cada uno como el trabajo. (Amigos de Dios, 10)

 

 

La razón más sobrenatural

Resumir la ley en el 'amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo' no es un precepto cualquiera. El amor no se puede reclamar, y Dios solo nos invita a participar de él después de haber mostrado al hombre su infinito cariño y cuidado.

Vida espiritual 01/08/2018

Opus Dei - La razón más sobrenatural

Al comenzar su predicación, en la sinagoga de Nazaret, el Señor lee ante los presentes un pasaje de Isaías: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por lo cual me ha ungido para evangelizar a los pobres, me ha enviado a anunciar la redención a los cautivos y devolver la vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para promulgar el año de gracia del Señor» (Lc 4,18-19; Is 61,1-2). Y tras enrollar el libro declara: «Hoy se ha cumplido esta escritura que acabáis de oír» (Lc 4,21).

Jesús se presenta de este modo como libertador. Ante todo de aquello que constriñe la libertad interior: la ceguera de la ignorancia, la cautividad del pecado, la opresión del diablo. De hecho, no son infrecuentes en su predicación las alusiones a la libertad y a la liberación para aquellos que le siguen: «Si vosotros permanecéis en mi palabra, sois en verdad discípulos míos, conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres» (Jn 8,31).

Los primeros cristianos tenían una profunda y exultante conciencia de libertad. Jesús era para ellos el Salvador. No los había liberado de un yugo para imponerles otro distinto, sino que había roto todas las ataduras que les impedían llevar una vida plena. Esta plenitud que ahora se les presentaba como posible se revela en la alegría que rezumaban sus vidas. «Estad siempre alegres –exhorta Pablo–, orad sin cesar, dad gracias por todo; esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús» (1 Tes 5,16-18).

Jesús se presenta como liberador de todo aquello que constriñe la libertad interior

En el principio, Dios crea al hombre como señor de lo creado, «el Artífice sumo fabricó nuestra naturaleza como una especie de instrumento, apto para el ejercicio de la realeza; y para que el hombre fuera completamente idóneo para ello, le dotó no sólo de excelencias en cuanto al alma, sino en la misma figura del cuerpo. Y es así que el alma pone de manifiesto su excelsa dignidad regia (…) por el hecho de no reconocer a nadie por señor y hacerlo todo por su propio arbitrio. Ella, por su propio querer, como dueña de sí, se gobierna a sí misma. ¿Y de quién otro, fuera del rey, es propio semejante atributo?»[1].

Por el pecado el hombre se ve reducido a la esclavitud, pero Dios le levanta con la esperanza de una salvación futura (Cfr. Gen 3,15). Este deseo de redimirnos se manifiesta, por ejemplo, cuando libera a su pueblo de la esclavitud de Egipto y le promete una tierra, que deberá conquistar, pero que será ante todo la tierra prometida: un don de Dios donde podrá rendirle culto con libertad. «Yo soy el Señor, tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de la esclavitud» (Gen 20,2). Y añade: «No tendrás otro dios fuera de mí» (Gen 20,3). Es precisamente así como Dios presenta a su pueblo los mandamientos del decálogo, como las condiciones para ser verdaderamente libre y no recaer de nuevo en la servidumbre. Dios no busca imponerse como un tirano, sino poner a su pueblo en condiciones de aceptarle libremente como Señor.

Esta apuesta de Dios por la libertad se entiende si el primer mandamiento, del que, según Jesucristo, penden la ley y los profetas (Cfr. Mt 22,40) no es otro que el amor: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo (Cfr. Mt 22,37-39). Porque este no es un precepto cualquiera. Otras cosas se pueden imperar e imponer mediante la fuerza y la coacción. Pero el amor no se puede reclamar así. Dios lo requiere, como un amante, solo después de haber manifestado el amor que abriga hacia su pueblo, solo tras haber mostrado de numerosas formas su cariño y su cuidado. Y es que al amor verdadero solo se puede invitar, hay que ganárselo, porque solo puede ser fruto de la libertad. Y para descubrir y dejarse alcanzar por este Amor, resulta imprescindible «fomentar la libertad interior, que lleva a hacer las cosas por amor»[2].

Un sentido para la libertad

Los primeros cristianos tenían una profunda conciencia de libertad porque sabían que Jesús era su Salvador

Precisamente para poder amarle de verdad, Dios nos ha creado libres. Es así como nos mira y como se deleita en nosotros. Nos cuesta entenderlo porque los seres humanos no sabemos crear seres libres. A lo sumo producimos autómatas, que llevan a cabo aquello para lo que los hemos diseñado, o remedamos la libertad creando artefactos que funcionan al azar; pero somos incapaces de suscitar algo que pueda decidir por sí mismo. Sin embargo, esto es lo que hace Dios con nosotros al crearnos y al redimirnos del pecado que limitaba nuestra libertad.

Ser libre no es en primer lugar no estar determinado o condicionado por algo externo, sino ser capaz de respaldar nuestras acciones y nuestras respuestas. Por eso la libertad va de la mano de la responsabilidad. Ser libre es ser capaz de responder y, por tanto, de establecer un diálogo pleno y real con otras personas y, ante todo, con nuestro creador.

No es, por lo tanto, la libertad algo añadido, una característica de la que podríamos prescindir y seguir siendo nosotros mismos. La libertad que Dios quiere para nosotros es verdadera y tan profunda como nuestro ser. Su reconocimiento es un gran avance del ser humano: «La pasión por la libertad, su exigencia por parte de personas y pueblos, es un signo positivo de nuestro tiempo. Reconocer la libertad de cada mujer y de cada hombre significa reconocer que son personas: dueños y responsables de sus propios actos, con la posibilidad de orientar su propia existencia»[3].

Dios, que nos quiere como somos porque nos ha creado, nos quiere libres porque nos ama por nosotros mismos y solo se conforma con la apertura libre y amorosa de nuestra intimidad: «Dame, hijo mío, tu corazón» (Prov 23,26). Así se comprende que «porque me da la gana»[4] sea, para san Josemaría, la razón más sobrenatural para hacer el bien, aquella en la que se anuda el misterio del amor creador y redentor de Dios con la respuesta auténtica de su criatura amada, que tiene en su mano reconocerle como Padre y aceptar con confianza la voluntad de quien solo puede querer el bien de su hijo.

Dios ha puesto nuestro destino en nuestras manos. No, ciertamente, en el sentido de que podemos conseguir por nuestras fuerzas aquello que nos tiene preparado, pero sí porque se encuentra en nuestras manos convertirnos a Él, que es quien nos puede hacer felices[5]. Reconocer esta capacidad de amar a Dios libremente puede, en un primer momento, producirnos temor. Sin embargo, si nos da la gana decirle que sí, esta misma convicción de que somos libres nos llena de alegría y esperanza. Como hijos de Dios, nos sentimos seguros en la medida en que queremos apoyarnos en Él. Así se entiende que San Josemaría, pensando en su propia vocación, exclamara: «¿No os da alegría comprobar que la fidelidad en buena parte depende de nosotros? Yo me entusiasmo pensando que Dios me ama, y que ha querido que su Obra dependa también de mi correspondencia. Y me da gozo poder decirle libremente: Señor, yo también te quiero, cuenta con mi poquedad»[6].

La consideración de nuestra libertad nos ayuda a asentar nuestra vida sobre la realidad de que somos hijos de Dios. No somos un ejemplar intercambiable: nuestra respuesta es insustituible porque somos criaturas queridas por Dios con amor de predilección. Pero podemos perder la conciencia de nuestra libertad en la medida en que no la ejercemos. En ese caso, es lógico que nos sintamos cada vez más limitados, condicionados y aun coaccionados por nuestros estados de ánimo o por el ambiente. Es así como puede plantearse la duda de si somos libres o incluso si ser libre merece la pena o si tiene un sentido.

Para poder amarle de verdad, Dios nos ha creado libres

El cristiano sabe, sin embargo, que la libertad tiene un sentido. No solo estamos libres de ataduras, en poder de nuestra propia decisión. De poco sirve liberar a alguien y decirle que puede ir a donde quiera, si no existe un destino al que pueda dirigirse o, si lo hay, no sabe en absoluto cómo llegar a él. Pero Dios no solo nos otorga la capacidad de deshacernos de lo que nos limita y aprisiona, sino que abre ante nosotros un horizonte ilimitado, a la altura de nuestros anhelos más profundos. Porque quien ha creado nuestra libertad no es en modo alguno un límite para su despliegue: nos abre la posibilidad de crecer sin medida, pues este es el modo en que imitamos a Dios las criaturas libres, y nos ofrece, unidos a su Hijo unigénito, la posibilidad de desplegar plenamente nuestra personalidad.

Una libertad auténtica

San Josemaría concebía su labor «como una tarea encaminada a situar a cada uno frente a las exigencias completas de su vida, ayudándole a descubrir lo que Dios, en concreto, le pide, sin poner limitación alguna a esa independencia santa y a esa bendita responsabilidad individual, que son características de una conciencia cristiana. Ese modo de obrar y ese espíritu se basan en el respeto a la trascendencia de la verdad revelada, y en el amor a la libertad de la humana criatura. Podría añadir que se basa también en la certeza de la indeterminación de la historia, abierta a múltiples posibilidades, que Dios no ha querido cerrar»[7].

Así se entiende que, para quien no conoce a Cristo, tomarse en serio la propia libertad es un camino para encontrar a Dios, pues pone en marcha una búsqueda que manifiesta las posibilidades de nuestra condición junto con sus evidentes limitaciones. Pero también quien ya ama a Dios, al ahondar de su mano en ella, se pone en condiciones de entablar con Él una relación más profunda y verdadera.

Solo es acorde con la dignidad de los hijos de Dios que se sientan «libres como pájaros»[8], que hagan lo que de verdad quieren, aun cuando, como Cristo, lo que se quiere pase por humillarse y someterse por amor. No se trata, por tanto, tan solo de que actuemos como si fuéramos libres: si queremos de verdad seguir a Jesús, hemos de buscar en nosotros esa fuente de libertad auténtica que es nuestra filiación divina y comportarnos de acuerdo con ella, de modo que alcancemos la libertad de espíritu, que «[…] es esta capacidad y actitud habitual de obrar por amor, especialmente en el empeño de seguir lo que, en cada circunstancia, Dios le pide a cada uno»[9].

Hacer pie en ella se traducirá en la espontaneidad y la iniciativa con que nos comportamos, y en que no nos dejamos atenazar por el miedo. Y es que la falta de libertad se revela a menudo en nuestra tendencia a movernos por miedo. Los teólogos denominan temor servil al de quien se aparta del pecado por temor al castigo. Este temor puede ser un inicio para volver a Dios, pero la vida cristiana no puede apoyarse en él, pues «el que teme no es perfecto en el amor» (1 Jn 4,19) y hemos de actuar «como quienes van a ser juzgados por la ley de la libertad» (St 2,12).

El miedo se puede manifestar en muchos ámbitos de nuestra vida. El que teme, aunque quiere el bien, tiene presente ante todo el mal del que desea huir. Por eso, cuando el miedo es el motor de nuestra conducta, fácilmente nos encogemos y complicamos hasta el punto de que se oscurezcan los verdaderos motivos de nuestros actos y cuáles son los bienes que perseguimos. Pero si amamos a Dios, si queremos amarlo, Él nos libera del miedo, porque para los que aman a Dios todo coopera para el bien (Cfr. Rom 8,28). Esta convicción ahuyenta nuestros temores infundados y nos permite gustar plenamente la libertad de los hijos de Dios y actuar con alegría y responsabilidad.

No decimos sí a Dios de una vez por todas: somos seres temporales y debemos renovar y hacer crecer en el tiempo nuestra respuesta

Es verdad que no decimos sí a Dios de una vez por todas. Somos seres temporales y debemos renovar y hacer crecer en el tiempo nuestra respuesta. Además, porque estamos llamados a responder libremente, el Señor busca de nosotros una respuesta cada vez más auténtica. A veces incluso parece ocultarse, para que nuestra adhesión se vuelva más libre y más plena, para purificarla de motivos externos y circunstanciales, para que no esté movida por el miedo sino por el amor. Esta circunstancia no debe inquietarnos. Es una invitación a la fidelidad, que no es la conservación de algo que ya se ha hecho, sino la renovación gozosa, en las más diversas circunstancias, de una donación a Dios que quiere ser liberal y desinteresada. La fidelidad nos lleva a volver con frecuencia sobre nuestro sí para hacerlo más pleno y para edificar desde él nuestra vida interior, desde ese punto donde se encuentran la gracia de Dios y nuestra más profunda intimidad.

Recordar con frecuencia que no somos autómatas ni animales sometidos al instinto, sino criaturas libres, con un futuro abierto que depende de nuestra iniciativa, nos ayudará a salir del anonimato y a vivir nuestra vida ante Dios y antelos hombres en primera persona, sin delegar en nadie la responsabilidad que le acompaña. Así seremos capaces de entablar con Dios un diálogo auténtico, una relación personal en la que pueda fraguar una amistad verdadera y profunda. Y fruto de esta amistad con Dios, nuestra alma se desbordará en una acuciante sed por llevar este Amor de Dios y ese sentido de libertad que lo acompaña a todas las personas. También a través de la amistad, porque «la amistad misma es apostolado; la amistad misma es un diálogo, en el que damos y recibimos luz; en el que surgen proyectos, en un mutuo abrirse horizontes; en el que nos alegramos por lo bueno y nos apoyamos en lo difícil; en el que lo pasamos bien, porque Dios nos quiere contentos»[10].

José Ignacio Murillo


[1] Gregorio de Nisa, La creación del hombre, 4

[2] F. Ocáriz, Carta pastoral, 14-II-2017, n. 8.

[3] F. Ocáriz, Carta pastoral, 9-I-2018, n. 1.

[4] San Josemaría, Es Cristo que pasa, n. 17.

[5] «(…) Pero le dio el libre albedrío, por el que puede dirigirse a Dios, que le haga bienaventurado. Pues lo que podemos por nuestros amigos, de algún modo lo podemos por nosotros mismos», Tomás de Aquino, Suma de Teología, I-II, q. 5 a. 5 ad 1.

[6] San Josemaría, A solas con Dios, n. 324.

[7] Es Cristo que pasa, n. 99

[8] San Josemaría, Carta, 14-IX-1951, n. 38.

[9] F. Ocáriz, Carta pastoral, 9-I-2018, n. 5.

[10] Íbidem, n. 14.

 

 

Vídeos y audios de San Josemaría sobre Jesucristo

“Mi amigo no cree en los curas”, le contaron a san Josemaría. “¡Yo tampoco!”, respondió el sacerdote. “Yo creo por Nuestro Señor Jesucristo”

Jesucristo 03/03/2009

Opus Dei - Vídeos y audios de San Josemaría sobre Jesucristo

VÍDEOS “Jesús y sus discípulos” ¿Cómo nos trata Jesús? El Señor nos trata como trató a sus discípulos: con cariño, con naturalidad, con paciencia ante nuestros errores. Así lo explica el Fundador el Opus Dei en este vídeo (0’59’’). 

“El amor a Jesucristo” Para amar a una persona, hay que tratarla mucho, conversar, reír con ella y sufrir juntos cuando no hay más remedio. Así hay que hacer con Jesucristo, a quien decía San Josemaría: “Yo creo en Tí, espero en Tí, te amo, tengo hambre de ser tu amigo…” (02’01’’). 

La fe se apoya en Jesucristo “Mi amigo no cree en los curas”, le contaron a san Josemaría. “¡Yo tampoco!”, respondió el sacerdote. “Yo creo por Nuestro Señor Jesucristo” (1’15’’).  

Mirar al crucifijo Acordarse de Dios en el trabajo no siempre es fácil. Un pequeño crucifijo sobre la mesa puede ayudar a dirigir el pensamiento al Señor mientras continuamos con nuestras tareas. Así lo hacía san Josemaría (00’38’’). 

El Evangelio: palabras viejas y nuevas Siendo niño, el Fundador del Opus Dei escuchaba siempre el mismo cuento protagonizado por unos ladrones. Y le encantaba oírlo una y otra vez. Así es el Evangelio, siempre igual, y siempre nuevo (01’23’’). 

Dar a conocer a Jesucristo Acoger a todos, dar cariño, no rechazar a nadie. Estos son los consejos que da el Fundador del Opus Dei para imitar a Jesucristo, porque Él “tampoco rechazaba” (vídeo: 1’31’’). 

Leer el Evangelio San Josemaría cuenta en este vídeo (1'45'') cómo hacía oración con el Evangelio: siendo un personaje más entre los discípulos de Jesús. 

"Mi mayor amor: un hebreo" Una muestra práctica de diálogo interreligioso: “Yo amo mucho a los hebreos –dice el Fundador-, porque amo a Jesucristo con locura” (0’48’’). 

AUDIOS

“En este misterio hay algo que debería remover a los cristianos” (4:49 min)

Audio parcial de la homilía de San Josemaría "El triunfo de Cristo en la humildad"

Tras los pasos del Señor (24:31 min)

"Jesús es el camino. Él ha dejado sobre este mundo las huellas limpias de sus pasos, señales indelebles que ni el desgaste de los años ni la perfidia del enemigo han logrado borrar" dice San Josemaría en esta homilía. 

Cristo Rey (14:38 min)

https://odnmedia.s3.amazonaws.com/image/3200.jpg

En el último domingo del año litúrgico se celebra la Solemnidad de Cristo Rey. Con este motivo, ofrecemos un fragmento del audio de la homilía que San Josemaría predicó el 22 de noviembre de 1970 

El corazón de Cristo, paz de los cristianos (22 min)

Dos audios de una homilía de San Josemaría pronunciada en ese día de fiesta en 1966 

En la fiesta del Corpus Christi (15:24 min)

 

 

 

 

Mons. Felipe Arizmendi: Pueblos originarios andinos

Encuentro de Comisiones Episcopales de Pastoral Indígena

agosto 01, 2018 12:38Felipe Arizmendi EsquivelCultura y sociedad

+ Felipe Arizmendi Esquivel

Obispo Emérito de San Cristóbal de Las Casas

VER

Con el objetivo de compartir experiencias, criterios y líneas de acción sobre pastoral en los pueblos originarios de la Región Andina, tuve la misión de coordinar en Lima, Perú, del 28 de mayo al 1 de junio de 2018, un encuentro de obispos y secretarios de las Comisiones Episcopales de Pastoral Indígena de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela, promovido por el Departamento de Cultura y Educación del CELAM, del cual soy miembro.

Con el método tradicional de ver, juzgar y actuar, se empezó compartiendo la realidad que viven los variados pueblos originarios de la región, que son muchos. Entre otras cosas, se anotó: Problemas por migración, salud, tierra, minería, narcotráfico, desempleo, suicidios. Pérdida de identidad y de sus valores. Falta unidad entre los pueblos indígenas. Leyes que son favorables a los derechos de estos pueblos, pero que no se ejecutan debidamente. La politización de los grupos étnicos; la política incide y divide a los pueblos. Falta diálogo entre la cultura emergente y la cultura de estos pueblos. En los juzgados y en otras instancias no se defienden los derechos humanos de los indígenas.

Como hechos positivos, resaltaron: La riqueza de la variedad de las poblaciones indígenas en sus lenguas. Mayor desarrollo de las mujeres indígenas: salen a estudiar y trabajar. Cada día más los pueblos originarios tienen acceso a la educación media y superior. Preocupación por que se reconozcan los conocimientos ancestrales y la medicina tradicional. Las celebraciones inculturadas: se hacen esfuerzos de inculturación.

A la pregunta de qué se hace, por parte de la Iglesia, por estos hermanos, estas fueron algunas de las respuestas en lo positivo: Reflexión y acompañamiento de obispos. Preocupación por las personas y las culturas. Presencia de catequistas y animadores. Traducciones de la Sagrada Escritura y de los textos litúrgicos. Las Conferencias Episcopales cuentan con una comisión de pueblos originarios y planes pastorales. Preocupación por la formación de los futuros sacerdotes. Formación de indígenas catequistas. Acompañamiento en los aspectos jurídicos, en derechos humanos, en los problemas por la minería.

En lo negativo: Debilitamiento y poco apoyo de algunos obispos y presbíteros a la pastoral de los pueblos originarios. Algunos sacerdotes y religiosas se avergüenzan de sus raíces indígenas. Concentración de sacerdotes y agentes de pastoral en los centros urbanos, descuidando el territorio de los indígenas. Abandono pastoral de los indígenas que migran a las ciudades. Se requiere más acompañamiento y defensa en sus justos reclamos por sus derechos, también socio-ambientales.

PENSAR

En Aparecida, Brasil, los obispos latinoamericanos dijimos: “Nuestro servicio pastoral a la vida plena de los pueblos indígenas exige anunciar a Jesucristo y la Buena Nueva del Reino de Dios, denunciar las situaciones de pecado, las estructuras de muerte, la violencia y las injusticias internas y externas, fomentar el diálogo intercultural, interreligioso y ecuménico. Jesucristo es la plenitud de la revelación para todos los pueblos y el centro fundamental de referencia para discernir los valores y las deficiencias de todas las culturas, incluidas las indígenas. Por ello, el mayor tesoro que les podemos ofrecer es que lleguen al encuentro con Jesucristo resucitado, nuestro Salvador”(DA 95).

“Como discípulos y misioneros al servicio de la vida, acompañamos a los pueblos indígenas y originarios en el fortalecimiento de sus identidades y organizaciones propias, la defensa del territorio, una educación intercultural bilingüe y la defensa de sus derechos. Nos comprometemos también a crear conciencia en la sociedad acerca de la realidad indígena y sus valores, a través de los medios de comunicación social y otros espacios de opinión. A partir de los principios del Evangelio apoyamos la denuncia de actitudes contrarias a la vida plena en nuestros pueblos originarios, y nos comprometemos a proseguir la obra de evangelización de los indígenas, así como a procurar los aprendizajes educativos y laborales con las transformaciones culturales que ello implica” (DA 530).

ACTUAR

Estas fueron algunas de las propuestas: Preocupación integral por la persona. Integrar los aspectos sociales y políticos con los planes de evangelización. Acompañamiento pastoral a los problemas de la minería. Presentar más el encuentro con la persona de Jesucristo, y no reducirse a dar respuesta a las dificultades económicas, educación y salud. Resaltar la importancia del Kerigma dentro del contexto cultural. Formación inculturada en seminarios y casas religiosas. Formar al clero dentro del mismo contexto y no descontextualizarlo. Adecuada inculturación de la liturgia. Evangelización de los políticos. Enfrentar la globalización, sin perder las raíces indígenas. Hacer procesos con paciencia. Entender la pastoral en clave profética y de martirio. Conversión pastoral de obispos y demás agentes hacia este pastoral. Formación de los agentes de personal en misionología, en antropología.

Acoger sin prejuicios la riqueza específica de cada cultura. Acompañar a los pueblos originarios en la promoción y defensa de sus derechos fundamentales, asumiendo los riesgos de esta opción. Peregrinar en la fe con nuestros pueblos, reconociendo las Semillas del Evangelio en todos ellos, favoreciendo al máximo sus expresiones de fe según sus momentos y ritmos litúrgicos propios.

 

Vivir el presente

http://webcatolicodejavier.org/palmeras.jpg

Mi amigo abrió el cajón de la cómoda de su esposa y levantó un paquete envuelto en papel de seda:

Esto - dijo - no es un simple paquete, es Lencería.

Tiró el papel que lo envolvía y observó la exquisita seda y el encaje.

"Ella compró esto la primera vez que fuimos a Nueva York, hace 8 o 9 años. Nunca lo usó. Lo estaba guardando para una "ocasión especial". Bueno... creo que esta es la ocasión".

Se acercó a la cama y colocó la prenda junto con las demás ropas que iba a llevar a la funeraria. Su esposa acababa de morir. Volviéndose hacia mí, dijo:

"No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial".

Todavía estoy pensando en esas palabras.. ya han cambiado mi vida. Ahora estoy leyendo más y limpiando menos. Me siento en la terraza y admiro la vista sin fijarme en las malas hierbas del jardín. Paso más tiempo con mi familia y amigos y menos tiempo en el trabajo. He comprendido que la vida debe ser un conjunto de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir. Ya no guardo nada. Uso mis copas de cristal todos los días. Ya no guardo mi mejor perfume para fiestas especiales, lo uso cada vez que me apetece hacerlo. Las frases "algún día..." y " uno de estos días", están desapareciendo de mi vocabulario. Si vale la pena verlo, escucharlo o hacerlo, quiero verlo, escucharlo o hacerlo ahora. No estoy seguro de lo que habría hecho la esposa de mi amigo si hubiera sabido que no estaría aquí para el mañana que todos tomamos tan a la ligera. Creo que hubiera llamado a sus familiares y amigos cercanos. A lo mejor, hubiera llamado a algunos antiguos amigos para disculparse y hacer las paces por posibles enojos del pasado. Me gusta pensar que hubiera ido a comer comida china, su favorita. Son esas pequeñas cosas dejadas sin hacer las que me harían enojar si supiera que mis horas están limitadas. Enojado porque dejé de ver a buenos amigos con quienes me iba a poner en contacto "algún día"... Enojado porque no escribí ciertas  cartas que pensaba escribir "uno de estos días". Enojado y triste porque no le dije a mis hermanos y a mis hijos con suficiente frecuencia, cuánto los amo. Ahora trato de no retardar, detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a nuestras vidas.

Y cada mañana me digo a mí mismo que este día es especial,....cada día, cada hora, cada minuto... es especial. Si estás leyendo esto, es porque alguien te quiere, y porque probablemente hay personas a quienes tú quieres. Si estás muy ocupado para tomarte unos pocos minutos para invitar a otras personas a que lean esta reflexión en http://webcatolicodejavier.org/presente.html y te dices a ti mismo que lo enviarás "uno de estos días"... piensa que ese "uno de estos días"...está muy lejano o puede no llegar nunca...

 

Las protestas tumban el plan de Educación valenciano de implantar Islam en un pueblo de Castellón

Padres y vecinos de Altura se concentraron contra ese polémico “experimento pionero” argumentando la falta de información en el proceso

photo_cameraManifestación en el colegio público Virgen de Gracia.

Fecha

02/08/18access_time 1:02

 

Los vecinos han podido más que la iniciativa de la Consellería de Educación valenciana de impartir la asignatura de Islam en el único centro escolar de la villa de Altura (Castellón), el colegio público “Virgen de Gracia”. No se impartirá Islam en el curso 2018/19 ni en Altura ni en ninguna localidad de la provincia de Castellón.

Como informó este digital el pasado 31 de julio, los padres sacaron a 13 hijos de ese colegio, por no estar de acuerdo con esa iniciativa “que se había gestado de espaldas a los padres”.

Padres y vecinos convocaron una concentración en protesta por la  polémica iniciativa, “por una situación que nos parece injusta por la falta de información y que poco positivo puede aportar a la convivencia en el pueblo”.

El alcalde, del PSOE, trató la cuestión con el presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, y con la Consellería de Educación, adoptando el acuerdo de retirar la asignatura.

Desde el ayuntamiento  han comunicado han “mientras algunos se han dedicado a ‘calentar la calle’, los socialistas llevamos gestionando este asunto desde hace un mes, y ahora empezamos a movilizarnos por una educación pública y de calidad, donde no tengan cabida ninguna de las religiones y contra el racismo y el odio”.

Así mismo, el ayuntamiento en su comunicado manifiesta que ha estado “a la altura, aguantando improperios e insultos, así como argumentos racistas”.

 

 

«Perdamos todos el miedo a decir que somos creyentes», anima el MasterChef Pepe Rodríguez

Por Mónica Moreno/alfayomega.es - 27.07.2018

 

http://www.lafamilia.info/images/stories/actualidad/pepemasterchef1.jpg
Foto: Pepe Rodríguez, reconocido chef español

Pepe Rodríguez, reconocido chef con una estrella Michelín y jurado del famoso programa de televisión MasterChef, abre las puertas de su restaurante El Bohío para hablar de la fama, de su familia y de la fe. A continuación, reproducimos algunos apartes de la entrevista concedida a Alfa y Omega.

¿Quién es Pepe Rodríguez?

Es un hombre que nació en Madrid el 13 de marzo de 1968, aunque toda su familia era de Illescas y se vino de muy niño aquí. Me he criado en un ambiente hostelero. En resumen, soy una persona normal que ha trabajado en aquello que sus padres le dejaron, el restaurante El Bohío, que data de antes de la guerra civil. Que fue un chico feliz, que se crió como cualquier otro niño de los años 80, jugando en la calle a las bolas, a la peonza… Uno más.

¿Cómo vive su fe en medio del mundo de la televisión y la fama?

Pues con normalidad. La fe no está reñida ni con la televisión ni con la fama; tampoco está reñida con ser arquitecto o médico. La fe se tiene o no se tiene, se vive o no se vive, se lleva o no se lleva. No sé si soy un hombre capacitado para dar ninguna norma, pero a mí no me estorba para nada en mi trabajo. Intento que la gente que está a mi alrededor entienda que soy un hombre de fe, pero tampoco lo voy pregonando ni creo que sea necesario. Cuando toca y surge lo digo con naturalidad para que todo se normalice y no parezca algo extraordinario.

¿Qué es para usted la parroquia?

Soy un hombre que vive en la parroquia, que va a la iglesia de su pueblo y participa en ella. No sé si participo todo lo que debería, pero sí intento que mi familia, mis hijos y mi mujer la vivamos desde dentro. Pero no es nada fácil enseñar a los hijos que vayan a la iglesia. En mi casa mi madre sí iba a Misa, mi padre no. Y quiero que mis hijos vean que yo voy a Misa, aunque ellos son a veces los que no quieren, por la edad y por diversos motivos. El mejor ejemplo que les puedo dar es que vean que yo voy con normalidad y naturalidad.

¿Qué ingredientes debe tener la relación de una persona con Dios?

La mía es muy profunda, pero hacer de eso una receta… ya es difícil. Yo me pregunto: ¿por qué he tenido la suerte de conocer a Dios? ¿Por qué he tenido la suerte de sentirlo cerca y otros no lo sienten? No dependerá de mí; ha sido algo que me ha venido dado. ¿Cómo dar los ingredientes? Primero, es importante haber conocido a Dios. Y luego, darte cuenta de que tienes que cultivar esa relación día a día y que te debe exigir más. Como soy una persona que fallo tanto, no soy ningún ejemplo que seguir para nadie, pero sí sé que, aunque caiga, me puedo levantar y que Dios siempre me perdona.

¿Qué es para usted la familia?

Es un pilar fundamental. Los que no han encontrado una familia seguro que viven también felices, pero yo tengo tres hijos y no encuentro nada tan grande como ellos. Nada hay más grande que mi familia.

¿Cómo conjuga la vida familiar con la televisión y el restaurante?

Seguramente lo conjugo mal, pero no sé hacerlo de otra manera. Aunque gano otras cosas, me pierdo mucho de vivencias muy importantes de mi familia y de mis hijos. Eso sí, el momento en que estoy con mi familia es único y lo vivo con mucha intensidad. No sé si lo adecuado es pasar un día entero con la familia, si basta solo con las tardes, si hay que ponerse unos horarios para estar con ellos… Yo sobre todo intento que ese tiempo con ellos sea de calidad.

¿Qué valores inculca a sus hijos?

Los que yo tengo, que no sé si son los mejores. A mi hija mayor le insisto para que vaya a Misa los domingos, pero ella no quiere. Me dice: «Papá, que estoy muy liada; papá, que no tengo tiempo, tengo que estudiar…, ¿y cómo voy a perder una hora?». Pues yo voy y doy ejemplo. Y, a veces, cuando me pregunta, le respondo: «¿No te das cuenta de que yo trabajo todos los días de la semana pero encuentro ese momento para ir; lo busco porque lo quiero, porque lo necesito?». Quiero que se dé cuenta de que ir a Misa es lo mejor que va a hacer en su vida. Si saca un siete o un nueve es secundario, pero entiendo que mi ejemplo le puede llegar. Soy lo que soy porque he visto muchos ejemplos en mis padres. A lo mejor quiere volver a ir mañana o dentro de 18 domingos, pero llevarla obligada no es la mejor fórmula.

Es usted empresario. ¿Cuál es su compromiso en la empresa como cristiano?

Intento ser el mejor empresario posible, pero también es difícil ser el mejor cocinero posible, el mejor maestro posible… Intento llevar a la empresa lo que tengo en el corazón, lo que se me ha dado. Con mis defectos, pero intento tratar a la gente que trabaja conmigo como me gustaría que me tratasen a mí si la empresa fuera de ellos. Al final, soy el administrador y ya está. Lo reflexiono muchas veces, porque es muy difícil mandar con criterio, con sentido, con pulso, con talante, sin superioridad… Mando porque tengo esa responsabilidad no porque lleve una insignia de jefe. Intento aplicar el Evangelio a la empresa y en el trato con la gente que trabaja para mí. Intento también dar ejemplo, llegar el primero, con el compañerismo…

¿Y su colaboración con Cáritas?

La labor de Cáritas es impagable, extraordinaria, solo puedo hablar bien. Me siento parte de Cáritas. Sobre la colaboración, ¡cómo no vas a ayudar a quien te pide ayuda! Si me piden ayuda ahí estoy. Ahora que uno es muy reconocido te llaman de mil asociaciones para que seas su imagen. Bueno, está bien ayudar de esa forma, pero esa disponibilidad hay que tenerla siempre y con todo el mundo. No ahora porque soy reconocido. Tampoco me parece bien que, porque seas famoso, se presuponga que lo que tú digas es lo mejor. No me parece esa la mejor manera de predicar. No me gusta que se me invite ahora que soy reconocido cuando se podría haber hecho antes y lo necesitaba tanto o más. La relación que yo tengo con Dios está por encima de la tele o de la cocina. La ayuda la necesito y la puedo prestar siempre. ¿Solo por mi imagen? No valoro más el testimonio de un famoso creyente que el de un fontanero, un taxista… A mí me interesa el pueblo llano. La gente sencilla y normal.

A los cristianos de a pie nos da miedo decir «yo soy creyente».

A mí también me da miedo. Lo he dicho en ámbitos, más pequeños… Para mí es igual de importante lo que tú me estás contando como lo que yo cuento, para mí tiene el mismo valor; No necesito que seas famosa para que me des ejemplo, ya me lo has dado. Necesitamos sensibilizar a la sociedad. Perdamos todos el miedo a decir que somos creyentes.

¿Cómo ve hoy la labor de la Iglesia?

Como todo, ha evolucionado. La cocina se está actualizando porque es un lenguaje vivo que se transforma. La Iglesia se tiene que renovar, se está renovando continuamente; lleva 2.000 años en constante renovación. Y se tendrá que renovar aún más, y lo que antes eran extraordinario se normalizará. No hay que tenerle miedo al futuro. Antes había un cristianismo con muchas obligaciones. Y ojalá la Iglesia fuese más pobre todavía; la Iglesia nació pobre, deberíamos ser más pobres para quererla más. Las palabras de don José Rivera [conocido sacerdote de Toledo] no se me olvidarán en la vida, cuando decía: «Ojalá la Iglesia se hubiera dedicado a hacer iglesias más pequeñas y más feas; hoy las tendríamos más feas, pero más llenas». En esas tenemos que seguir.

 

BAJA AUTOESTINA

Leo J. Mart.

La baja auto estima es un trauma, es una distorsión de la personalidad que lleva a la persona a creerse poca cosa, poco capaz de emprender algo con éxito, poco merecedor de algún elogio, poco merecedor de algún regalo o un honor.

La baja auto estima no es humildad sino mal formación de la humildad, porque la humildad es la verdad y la soberbia es mentira. La baja auto estima lleva a la persona a sumergirse en una mentira permanente que le impide progresar.

La baja auto estima lleva a la persona a tener mido permanente, gran inseguridad para la acción, desconfianza en sí mismo y en todos los demás. La baja auto estima lleva a la persona a ser desconfiada y suspicaz, maliciosa, pasiva, pesimista, estática; cree siempre que detrás de lo que ve hay gato escondido, hay engaño, cuando se le ofrece alguna oportunidad de progresar piensa: < ¡de esto tan bueno no dan tanto! >

La persona con baja autoestima dice de sí misma: < me conozco y ya sé que no soy capaz>, < me conozco y sé que soy muy inconstante para intentar algún proyecto>, < además soy perezoso y demasiado cómodo >; Todo lo justifica diciendo: < ¡soy muy de malas, todo me sale mal! >

La persona con baja autoestima, por supuesto que tiene mentalidad de víctima y no de vencedora, se considera: <pobrecita yo>

Causas de la baja auto estima:

La primera causa de la baja autoestima es la ausencia de papá. La ausencia del padre en un hogar vuelve a los hijos inseguros, y también a la misma esposa. El niño que siente la presencia de la autoridad paterna se acompañado y es seguro.

Segunda causa, aún más grave que la primera, es la falta de entendimiento de los padres y el discutir delante de los hijos. Los padres tienen derecho a discutir; pero nunca delante de los hijos porque en realidad les causa un grande trauma.

Tercera causa, es la falta de autoridad por parte de los padres. En este caso sí están presentes los padres; pero parecen ausentes porque para nada intervienen en la conducta y el manejo de sus hijos. Un niño no tiene noción de lo que es bueno o es malo; y si no tienen unos padres que le estén indicando qué es lo bueno que debe hacer y qué es lo malo que debe evitar, el niño se vuelve inseguro para actuar y de ahí su baja autoestima.

Cuarta causa de la baja autoestima es el niño apocado y temeroso que va a la escuela y allí es el blanco del rechazo y de las burlas de todos sus compañeros. Los muchachos son la generación más cruel que ha existido, más competitiva y más discriminadora. Cuando encuentran un compañero que no les da la talla humana lo apartan, lo aíslan, lo segregan.

Quinta causa, el profesor en la escuela o el colegio detecta de inmediato a los alumnos despejados, brillantes, audaces, lanzados y a estos los acoge con cariño y con amor; y también el profesor detecta a los alumnos retrasados, temerosos, apocados y de bajo rendimiento. A estos les exige mucho más para tratar de sacarlos de su pasividad e inercia; pero a la vez puede incrementar la baja auto estima de los que ya tienen el trauma.

Quinta causa de la baja autoestima, la vida social y la feria de la vida. Una persona con baja autoestima va a una fiesta con el ceño fruncido y haciendo mala cara y nadie baila con ella; va a un paseo y nadie comparte con ella; se presenta a una entrevista de trabajo y es de inmediato rechazada. Pero si logra obtener algún trabajo, sus bajos rendimientos hacen que se quede estancada en el lugar donde labora, hasta que sus jefes la despidan.

Soluciones:

Ponerle soluciones a un motor fundido no es cosa fácil, aunque no imposible. Es necesario volver a hacer otro motor. Es necesario volver a nacer de nuevo, como le dijo Jesús a Nicodemo. Es necesario dejarse llevar de la mano de Dios para que haga todo nuevo, como lo anunció en el Apocalipsis.

El hombre no es un saco donde se echan conocimientos sino un fuego que es necesario encender, motivar, persuadir, convencer.

¿Convencer de qué? He aquí la solución para superar la baja autoestima: ¡Convencer!

Convencer al que nada vale que vale toda la Sangre de Cristo, convencer al que se cree poca cosa que es hijo de su Padre Dios. Convencer al que nada puede que con Dios lo puede todo. Convencer al que se cree solo que Dios está a su lado con sus ángeles para brindarle compañía y ayudarle en la batalla. Convencer al pobre que es hijo de un Padre omnipotente y rico. Convencer al temeroso que nadie tiene que temer. Jesús dijo varias veces: <No tengáis miedo, Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo> Mateo 28:20

La baja autoestima está muy relacionada con el complejo de inferioridad. Pero una cosa es el complejo en sí mismo, y otra cosa muy distinta es la real inferioridad.

El ignorante realmente es inferior a la persona instruida y preparada. El necio es inferior al sabio. El impulsivo es inferior al prudente. El iracundo es inferior al hombre manso. El inculto es inferior al docto. El perezoso es inferior al laborioso que aprovecha el tiempo. El incapaz en inferior al que es capaz. El temeroso es inferior al valiente y audaz. El derrotado es inferior al victorioso. El que no busca es inferior al que sí busca. El que no intenta es inferior al que sí intenta. El que se queda acariciando sus buenas intenciones es inferior al que se dedica a hacer buenas acciones. El que no lucha es inferior al que sí lucha. El que no tiene virtudes es inferior al que lucha por obtener virtudes. Y por último, el que no tiene a Dios es inferior al que sí tiene a Dios, porque con Dios se puede todo.

¿Quieres salir de tu baja autoestima y de tu real inferioridad? ¡Lucha! Ten presente que los cobardes no entrarán en el reino de los cielos, dice Pablo. Romanos 11:35–36 

leojmart@gmail.com

 

 

Decisión por la vida y presión para suprimirla

Norma Mendoza Alexandry

La legislatura estatal de Veracruz rechazó en diciembre pasado la legalización del aborto.


http://yoinfluyo.com/images/stories/hoy/jul18/310718/iniciativa_vida.jpg


Iniciativa con proyecto de decreto, que adiciona un segundo párrafo al artículo cuarto de la Constitución Política de Veracruz de Ignacio de la Llave y recorriendo los subsecuentes, presentada por el doctor Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado.”

Esta iniciativa constituye un Proyecto de Decreto que adiciona un segundo párrafo al Artículo 4 de la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio Llave. Todos los ciudadanos que vivimos en este país deberíamos estar enterados de iniciativas como la que se presentó el mes de enero 2016, ya que da primacía al primero de todos los derechos: El derecho a la vida.

Copio algunos párrafos importantes:

V. Que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en
el Segundo párrafo del artículo 29 que hace referencia a la suspensión de garantías señala: “En los decretos que se expidan, no podrá restringirse ni suspenderse el ejercicio de los derechos a la no discriminación, al reconocimiento de la personalidad jurídica, a la vida, a la integridad personal, a la protección a la familia, al nombre, a la nacionalidad; los derechos de la niñez; los derechos políticos; las libertades de pensamiento, conciencia y de profesar creencia religiosa alguna; el principio de legalidad y retroactividad; la prohibición de la pena de muerte; la prohibición de la esclavitud y la servidumbre; la prohibición de la desaparición forzada y la tortura; ni las garantías judiciales indispensables para la protección de tales derechos”;

VI. Para el efecto, se acudió a dos peritos en la materia. En primer lugar, la Dra. María Cristina Márquez Orosco “con motivo de la acción de inconstitucionalidad número 146/2007 y su acumulada 147/2007”. La Dra. Márquez quien es Licenciada en Biología por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Maestra y Doctora en Ciencias (Biología) por la misma facultad declaró en síntesis que:

a) El embrión, es constituido por la unión de un óvulo y un espermatozoide; b) El embrión, es un ser único e irrepetible; y c) El embrión es distinto a la madre; por lo que podemos concluir que el embrión humano es un ser vivo de la especie humana a partir de la unión del óvulo con el espermatozoide.

Como perito participó además en las mencionadas acciones de inconstitucionalidad el Dr. Fabio Salamanca Gómez, Médico Cirujano por la Universidad Nacional de Colombia, especialista con postgrado en Genética Médica por la Universidad Nacional Autónoma de México; quien afirmó lo siguiente:

X. “La condición de humano, como se ha anotado con anterioridad, está presente desde la unión misma del óvulo y el espermatozoide en el proceso de la fertilización, ya que su genoma contiene las instrucciones de un plan de desarrollo corporal particular para la especie humana y como se anotó con anterioridad, cuenta con genes que son exclusivos para los seres humanos,.
Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió la siguiente jurisprudencia definida:

XI. Novena Época, Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Registro: 187816, Tesis: P./J. 13/2002, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XV, Febrero de 2002, pág. 589 Jurisprudencia (Constitucional)

‘ “DERECHO A LA VIDA, SU PROTECCIÓN CONSTITUCIONAL”.

“Del análisis integral de lo dispuesto en los artículos 1o, 14 y 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se desprende que al establecer, respectivamente, el principio de igualdad de todos los individuos que se encuentren en el territorio nacional, por el que se les otorga el goce de los derechos que la propia Constitución consagra, prohibiendo la esclavitud y todo tipo de discriminación; que nadie podré ser privado, entre otros derechos, de la vida, sin cumplir con la garantía de audiencia, esto es, mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos en el que se sigan las formalidades esenciales del procedimiento; y que la pena de muerte sólo podrá imponerse contra los sujetos que la propia norma constitucional señala, protege el derecho a la vida de todos los individuos, pues lo contempla como un derecho fundamental sin el cual no cabe la existencia ni disfrute de los demás derechos”;

XIL Que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 señala en su artículo 3o que: ‘Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. Asimismo, el artículo 4.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos refiere que: Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente” Que por su parte la Declaración de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959, en su preámbulo, párrafos tercero y cuarto, textualmente precisan: “Considerando que el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento.

Julio 2018. Semana del 9 al 13.

Tal parece que la cultura de la muerte no descansa, y se vuelve a insistir a pesar del éxito logrado hace dos años.

Agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) interfieren en un polémico debate en el Estado de Veracruz debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una decisión por la que se otorga el amparo a una mujer a quien le fue negado el servicio de salud para la ‘interrupción del embarazo’ (o “aborto”), producto de una violación sexual.

En un comunicado de prensa, emitido el 20 de abril del presente, dice lo siguiente:

Ciudad de México, 20 de abril de 2018.- “Las oficinas en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres); el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) saludamos la  decisión que tomó la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el pasado miércoles.”

“Con esta decisión (AR 117/2017), sumada a la adoptada el pasado 4 de abril (AR 601/2017), el Supremo Tribunal reconoce que la negativa de interrupción legal del embarazo producto de una violación sexual es una violación grave a los derechos humanos de las mujeres y que cuando esto suceda, la persona víctima debe acceder a los parámetros previstos en la Ley General de Víctimas, así como la reparación oportuna, plena, diferenciada, transformadora, integral y efectiva por el daño que han sufrido por el delito. Adicionalmente, el Sector Salud tiene la obligación de atender estos casos como urgentes con el fin de evitar que las consecuencia físicas y psicológicas derivadas de la agresión sexual continúen.”
Estas agencias presionan además para que se adopten medidas pro-aborto haciendo caso omiso de la decisión tomada como iniciativa de decreto en 2016. Continúa diciendo el comunicado de prensa:

“Estas decisiones representan un gran paso en la garantía de los derechos de las mujeres para el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos y para acceder a la interrupción legal del embarazo en armonía con los estándares internacionales y en cabal cumplimiento de la NOM-046-SSA2-2005.
UNODC, ONU- Mujeres, UNFPA y ONU-DH instamos a las autoridades de salud pública a tomar medidas adecuadas a fin de garantizar a las mujeres víctimas de violación sexual el acceso a la interrupción legal del embarazo de manera inmediata y en calidad de urgencia, en armonía con las decisiones de la Suprema Corte y la reciente recomendación del Comité DESC dirigida al país en el sentido de que:
Adopte las medidas necesarias para garantizar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en las circunstancias permitidas, incluso mediante la adopción de protocolos médicos adecuados..”

Hemos de tomar en cuenta que la legislatura estatal de Veracruz rechazó en diciembre pasado la legalización del aborto después de la “Alerta de Género” emitida por el gobierno federal.

Las mismas organizaciones feministas que requirieron la Alerta de Género del gobierno federal y que fracasaron en lograr que la legislatura cambiara el código de delitos en Veracruz, demandaron legalmente al Estado de Veracruz en una corte federal para imponer un cambio en las leyes sobre el aborto del Estado a través de una orden judicial.

El juez del tribunal federal de distrito estuvo de acuerdo con las organizaciones feministas y ordenó a la legislatura que despenalizara el aborto para asegurar que tanto mujeres como adolescentes tuvieran acceso a abortar. Las agencias de la ONU intervinieron para apoyar la orden del juez aun cuando el caso todavía debe ser litigado hasta llegar a una conclusión y podría llegar hasta la Suprema Corte.

Tanto ONU Mujeres como el Fondo de Población, ONU no niegan promover el aborto, pero niegan promoverlo “como método de planificación familiar”. Demandan que Veracruz “garantice” el acceso al aborto para “apoyar esfuerzos que mejoren y logren el derecho a la salud de las mujeres” basados en “estándares internacionales de derechos humanos”. Aquí hay algo importante que debe aclararse, ya que esto se refiere a documentos no-vinculantes de Naciones Unidas que dicen que el aborto es un derecho internacional, producidos por la burocracia de la ONU, pero que nunca han sido adoptados por los Estados soberanos.

Además, ningún tratado vinculante de la ONU habla del tema del aborto ni implícitamente. De acuerdo con expertos internacionales que firmaron los Artículos San José en 2011, la ley internacional favorece la protección del no-nacido. Aún más, acuerdos ONU expresamente prohíben que agencias de la ONU interfieran en debates nacionales o locales sobre aborto, al definir que este es un asunto que debe debatirse exclusivamente dentro de la legislación nacional de cada país.

Sabemos que la Ciudad de México permite el aborto dentro de las primeras 12 semanas a partir de la concepción, pero tristemente Veracruz es visto como un caso-prueba para mayores intervenciones a través del mecanismo de la “Alerta de Género” para expandir el acceso al aborto

Recordemos que el aborto es delito en 31 Estados de la República Mexicana con pocas excepciones, pero bajo nuevos componentes en la SCJN existen ahora probabilidades de que ésta no siga ejerciendo restricciones judiciales en esta materia.

 

Causas de la catástrofe educativa

    El sistema de enseñanza en España prima la vulgaridad y destierra el mérito, la excelencia y el esfuerzo. La LOE propone menos calidad, más igualitarismo por abajo, más control estatal, más fracaso. La sociedad española es hija de esa izquierda que lleva 30 años ejerciendo el monopolio cultural.

    El Informe PISA nos suspende. La educación en España roza la catástrofe. Pero hay tres razones que hacen la catástrofe más honda: una, que es la tercera vez en 10 años que pasa esto, o sea que somos tenaces reincidentes; dos, que a la mayor parte de la sociedad le da igual; tres, que esto no es un azar desdichado, sino el fruto directo de un sistema de enseñanza que nuestros gobernantes se niegan a cambiar.

    En nuestro naufragio educativo hay razones ideológicas de fondo y conviene ponerlas en claro. El modelo de educación vigente en España desde hace un cuarto de siglo, implantado por el PSOE de Felipe y Rubalcaba, obedece a un objetivo: crear una sociedad igualitaria sobre la base de “valores” supuestamente compartidos por todos. Frente a la escuela tradicional, que enseñaba materias concretas, en sentido vertical, a un alumnado desigual por naturaleza, la escuela socialista aspira a enseñar valores en sentido horizontal a unos alumnos igualados de grado o por fuerza. En ese camino, los psicopedagogos socialistas encontraron una buena herramienta en las teorías de la “escuela comprensiva”. Eso fue la Logse. Esta gigantesca operación ideológica no ha sido exclusiva de España; otros países pasaron antes por ella y vivieron sus nocivas consecuencias. Pero sólo España sigue aferrada al modelo.

    Causas del desastre

    Como la Logse era un fiasco, los Gobiernos de Aznar intentaron cambiar las cosas. Fracasaron. La primera vez, por la oposición de las minorías separatistas. La segunda, por la mala gestión del propio PP, que no acabó el proyecto de Ley de Calidad de la Educación hasta el último año de legislatura y, por eso, no llegó a entrar en vigor. Zapatero lo primero que hizo fue anular esa reforma sin contemplaciones. Y para sembrar de sal el campo, hizo aprobar una nueva ley que no es sino un ahondamiento en los desastres de la vieja Logse.

    ¿Cuáles son esos desastres? Desterrar el mérito y el esfuerzo; la LOE lo confirmó al permitir el paso de curso con dos asignaturas suspensas. Privar de autoridad a los profesores. No garantizar la libertad de elección de centro; la LOE elevó el problema al cubo al afirmar el privilegio estatal de mediatizar la elección de los padres. Arruinar la formación del espíritu con la amputación de las Humanidades y el destierro de la asignatura de Religión. En definitiva, menos calidad, menos libertad, menos excelencia; más igualitarismo por abajo, más vulgaridad, más control estatal y, evidentemente, más fracaso. En vez de proponer un horizonte de excelencia al que todos puedan llegar, se propone un horizonte de mediocridad del que nadie pueda escapar.

    Las soluciones al problema son bien conocidas. Hay que organizar la educación pensando en los alumnos y en la sociedad. La escuela está para impartir conocimientos, no ideología. Es llamativo que los dos puntos negros de la enseñanza en España sean precisamente las dos asignaturas más objetivas y menos ideológicas: Matemáticas y Lengua. Además, si las personas son diversas por naturaleza, habrá que aceptar que los resultados de la educación sean desiguales. La única manera de estimular el aprendizaje es premiar el esfuerzo, así que habrá que reintroducir el concepto de mérito. Como no hay esfuerzo sin autoridad, será preciso subrayar el papel del docente. Y aquí habrá que recordar a las familias cuál es su papel.

    Todas estas cosas, que parecen elementales, causan erisipela en las mentes “progresistas”. El problema es que su luminoso mundo no termina de amanecer. Y lo que emerge, en su lugar, es un escenario de descomposición social, incultura individual y zozobra colectiva. El gran drama de la izquierda ilustrada española es que su programa regenerador se ha resuelto en el fracaso escolar, el desamparo ético y la telebasura. La izquierda haría bien en preguntarse en qué se ha equivocado. Porque la sociedad española presente es hija de esa izquierda que lleva 30 años (¡30!) ejerciendo el monopolio del poder cultural. Esto que hay lo han hecho ellos.

    Lo que sí y lo que no

    En cuanto a los proyectos de reforma que abandera la derecha, si se limitan a acentuar el éxito de la formación técnica, so pretexto de “utilidad”, tampoco nos llevarán muy lejos. No basta con exigir más en “inglés y nuevas tecnologías”. Eso no sirve de nada si no se devuelve a las Humanidades al lugar que merecen. Porque si no sabemos dónde está lo bueno, lo bello y lo justo, ¿para qué sirve lo útil? La tragedia del utilitarismo es que termina siendo inútil. Es lo que pasa con la estúpida pregunta “para qué sirve estudiar Filosofía”: estudiar Filosofía sirve para no hacer preguntas tan tontas. La finalidad de la educación no es sólo formar seres útiles para la sociedad, fabricar buenos aparatos; criar bestias eficientes es un horizonte más bien poco prometedor. La educación sirve para cosas mucho más altas. Los griegos veían la formación del ciudadano como una obra de arte. Por eso enseñaban cosas tan poco “prácticas” que han proyectado su sombra durante milenios. Los egipcios, al contrario, limitaban la enseñanza a la instrucción técnica de los escribas; su civilización obtuvo logros, pero desapareció sin dejar rastro vivo.

    Lo que la educación socialista propone es un tipo de hombre hedonista y lúdico, una suerte de versión progre del “buen salvaje”, sin reparar en que ese hombre, por su absoluta carencia de asideros éticos y conceptuales, lo tiene todo para convertirse en un esclavo voluntario, en un épsilon sin voluntad que flota en el universo blando del consumo. La alternativa tiene que ser una idea distinta y más alta: un hombre que sepa pensar y actuar en contextos complejos, acostumbrado a exigirse y a dominarse, enraizado en una cultura y una patria, con sentido de la justicia para valorar el mérito y la excelencia, con una formación espiritual para saber que el sentido de la vida va más allá del propio apetito individual. Ahí hay que apuntar.

Por José Javier Esparza

 

 

El reto de ayudar a los hijos

   Hay padres que se preocupan de los estudios de sus hijos el día que llegan las notas y especialmente si éstas son negativas. Sólo piensan en las calificaciones. Para ellos la responsabilidad de los estudios de sus hijos recae en ellos y en los profesores y se despreocupan de cómo estudian y aprenden sus hijos cada día. Son padres que delegan todos sus derechos y deberes educativos en el colegio y no les importa buscar un centro más caro y prestigioso, con tal de que se les garantice las buenas calificaciones de sus hijos. “Es inadmisible  que tantas familias crean haber cumplido con sus deberes hacia sus hijos por el hecho de enviarlos a la escuela, sin preocuparse de colaborar íntimamente con los profesores, sobre los cuales piensan erróneamente que pueden descargar toda una parte de sus obligaciones.” Pío XII.

    Suelen ir al colegio a hablar con los profesores sólo cuando el chico tiene problemas y piensan que las malas notas se deben a la pereza del hijo y a la incompetencia de los profesores. No sospechan que la causa puede ser la poca capacidad intelectual del hijo o la falta de un buen método de estudio. Se suelen desentender de sus responsabilidades en la educación de sus hijos amparándose en su exceso de trabajo o activismo profesional.

    El papel positivo de los padres es colaborar con el profesor del colegio y sobre todo con el hijo, preocupándose por lo que hace en el centro y por los deberes diarios para casa.

    Para algunos padres es un reto el ponerse a ayudar a sus hijos en los problemas escolares de cada día. Esto facilita que ambos hablen diariamente de lo que les preocupa y de paso enseñarles a pensar, a trabajar y a vivir una serie de valores relacionados con el estudio como el orden, la laboriosidad, la responsabilidad, etc. En algunas ocasiones habrá que reducir las actividades extraescolares (música, natación, idiomas), o disminuir el tiempo dedicado a ver la televisión.

    Los padres son los primeros y principales educadores de los hijos y la labor de los profesores suele ser poco eficaz sin la colaboración positiva de los padres. Dice Charrier que “los padres deben unir sus esfuerzos a los de los maestros para que la escuela pueda ejercer una acción verdaderamente intensa y duradera.”

    Para prestar ayuda a los hijos los padres necesitan preparación cultural y mayor dedicación para ayudar a hacer los deberes del hijo. Pero lleva consigo siempre el aumento de interés del chico por las tareas escolares.

 Arturo Ramo García

 

Trabajo-diversión y trabajo-heroísmo

Fisonomías totalmente distendidas. Sonrisas en todos los labios.

Actitudes que expresan un alto grado de bienestar físico y psíquico. Los trajes en colores grises claros y discretos refuerzan esa impresión.

¿Que hacen estos jóvenes?

Esta visión del trabajo es evidentemente mentirosa. Todo trabajo exige esfuerzo. Y el esfuerzo cansa, pesa y desgasta. Ahora bien, en esta fotografía precisamente las ideas de cansancio, peso y desgaste están enteramente eliminadas. Se diría que no existió el Pecado Original, y que el sudor “ese terrible símbolo del esfuerzo penoso” no es inherente al trabajo.

Si estuviesen en un salón de té o en un salón “cursi”, su actitud no sería diferente. Pero ¿que es esta mesa? ¿Juegan en ella algún nuevo y extraño juego que les da tanta y tan distendida distracción? Lejos de esto. Son obreros que trabajan en una fábrica…

Esta visión del trabajo es evidentemente mentirosa. Todo trabajo exige esfuerzo. Y el esfuerzo cansa, pesa y desgasta. Ahora bien, en esta fotografía precisamente las ideas de cansancio, peso y desgaste están enteramente eliminadas. Se diría que no existió el Pecado Original, y que el sudor “ese terrible símbolo del esfuerzo penoso” no es inherente al trabajo.

Claro está que en circunstancias especiales la actividad profesional puede ser sumamente apacible y distendida. Pero esas circunstancias son efímeras. Por poco que el trabajo se prolongue o se repita, el cansancio y la impresión penosa de lucha comienzan a aparecer.

Que un diseñador haya resuelto presentar bajo esa falsa luz el trabajo, no es cosa de mayor monta. Lo importante está en que su diseño es expresión típica de una tendencia muy generalizada en nuestra época: un horror fundamental a todo sufrimiento que conduce a ocultar el dolor y presentar el Universo como un paraíso de delicias. El dolor sería principalmente producto subjetivo de la mente. Si el hombre sonriese delante de todo habría eliminado el sufrimiento, si no totalmente, al menos en grandísima medida.

De ahí viene la famosa frase: aunque se quiebre la pierna, continúe sonriendo.

https://www.accionfamilia.org/images/acc_vasco.jpg

Subyacente a la fisonomía de este trabajador y al ambiente que ella trae consigo, está toda una concepción católica del trabajo y del dolor

Es esta concepción de la vida, fútil, falsa, que engaña sólo a los tontos, lo que la fotografía expresa. Ella se resume en dos palabras: neopaganismo naturalista.

Rostro alargado, trazos finos y firmes, la mirada penetrante y decidida, sosteniendo con vigor varonil un gran remo, este pescador vasco tiene una ruda profesión en que su alma se modeló y dignificó. En todo el sentido de la palabra él es un hombre. Un hombre que tiene la altanería caballeresca de un verdadero cristiano, de un católico auténtico. Toda su personalidad está marcada por el esfuerzo, por la lucha, por el riesgo. Se ve que innumerables veces enfrentó los furores o las traiciones del océano y los dominó. Y que está totalmente dispuesto a una serie incontable de otras empresas audaces.

Subyacente a la fisonomía de este trabajador y al ambiente que ella trae consigo, está toda una concepción católica del trabajo y del dolor. El sufrimiento existe. Pero es un don admirable de Dios para que el hombre, auxiliado por la gracia temple y eleve su personalidad. San Francisco de Sales llamaba al sufrimiento el octavo sacramento. Ocultar el dolor es esconder uno de los más nobles e importantes aspectos de la existencia. Si se analiza bien la vida, se verá que casi toda o toda la belleza que ella contiene resulta de un dolor nítidamente previsto y noblemente soportado hasta el final. ¿Que sería de este pescador sin las grandes luchas de su existencia? ¿No son ellas su genuina y rutilante gloria?

Es obvio que sin el auxilio de la gracia, el hombre no puede soportar rectamente y en su totalidad los esfuerzos y sacrificios de mil géneros que la vida impone. Pero cuando el alma corresponde a la gracia, ella es capaz de esa gran y gloriosa conformidad con el dolor. De ahí la concepción católica del trabajo en que precisamente lo que este tiene intrínsecamente de más bello está en ser penoso.

Plinio Corrêa de Oliveira

 

A clamar contra la violencia

El encuentro que ha tenido lugar en Bari el Papa Francisco y los Patriarcas de las Iglesias del Medio Oriente y sus representantes ha sido un signo elocuente de la unidad de los cristianos. Una vez más, en esta ocasión en Bari, ventana abierta al cercano Oriente, el Papa ha querido mostrar la importancia del camino ecuménico. A nosotros nos toca, humildemente, promover la unidad de los cristianos desde el convencimiento de que no todo está en nuestras manos, que se trata de un don, que debemos acoger y hacerlo visible a todos. Y hacerlo, como ha testimoniado el Papa en Bari, sin temor al anuncio y a la denuncia; a ensalzar las raíces comunes y a clamar contra la violencia que asola Oriente Medio, ante el silencio y la complicidad de muchos.

Xus D Madrid

 

 

No segregan

Hace unos pocos años, que como algunos en estos días hacen un uso ideologizado y partidista del tema de la enseñanza, un padres con hijos e hijas, me decían haciendo la pregunta. ¿Por qué no hay que admitir que digan que las escuelas diferenciadas segregan? Y respondían: Porque es falso.

La expresión "escuela segregada" surgió en el siglo XIX en Estados Unidos en la lucha contra la discriminación racial en las escuelas que escolarizaban por separado los niños blancos y los negros debido a la menor valoración de estos últimos La supresión de la escuela segregada fue una gran victoria de la democracia y de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos Desde entonces se entiende la palabra segregación como una forma de discriminación, a menudo por razón de raza y, en algunos países, también por sexo

Durante muchos años, en los países de nuestro entorno, también existió una educación segregada, que ofrecía a niñas y niños un curriculum y facilidades educativas diferentes; con ello se perpetuaba una situación y unos roles sociales que hoy se han superado. Este tipo de educación ya no se da en nuestro país. Diferenciar no es segregar. Diferenciar no se discriminar. Porque hoy diferenciar es un derecho.

El reconocimiento de la igualdad de los derechos de los hombres no sólo no es contrario sino que incluye el reconocimiento del derecho de las personas a la diferencia, y en su atención específica en igualdad de oportunidades. Diferenciar no implica minusvalorar, y en muchas ocasiones es imprescindible para alcanzar la equidad.

Jesús Domingo Martínez

 

 

VIAJE A ALEMANIA: JULIO 1977 (1)

 

            A primeros de Julio de 1977, me surge la oportunidad de realizar un viaje al extranjero.

            Esto y como tantas cosas, se presenta de forma imprevista y la realizas o no, dependiendo de la situación en que te llegan; la mía fue la siguiente, pues no tenía entonces deseos de salir al extranjero y menos ir a Alemania (Entonces aún República Federal Alemana)[1] por cuanto al no saber idiomas y habiendo trabajado con alemanes, en mi época de viajante de comercio, sabía que es absurdo intentar entenderse con ellos idiomáticamente, ya que el español y el alemán, son enormemente diferentes como es sabido.

            Pero aquel año, fue un muy duro año para mí, pues mi aún joven madre, muere a los 57 años de edad, tras dos larguísimos años, de sufrimientos y en los que poco a poco, “la va matando un cáncer” (mejor no decir nada más, pues yo mismo llegué a desear su muerte, para que acabaran sus sufrimientos)[2] por ello, aproveché aquella ocasión la que en cierto modo, me permitiría cambiar “de aires” por el tiempo de una semana y pese a que aquel viaje, tuve que pagármelo yo, pues si bien se me propuso “en la familia”, pero.[3]

            Así las cosas, fuimos en mi coche hasta el aeropuerto de Granada, dónde cogimos un vuelo hacia Barcelona, luego en ésta ciudad otro hacia Frankfurt, dónde llegamos en el mismo día y sin novedad alguna, siendo bien atendidos y agasajados en aquellos días, que sin embargo y por cuanto diré a continuación, quedaron en “una nebulosa”, por las circunstancias ya descritas en nota escrita a pie de página y por cuanto, las notas tomadas en aquel viaje, “fueron traspapeladas” y olvidadas; incluso un rollo de fotografías en color, tomadas por mí, al regreso y en la tienda donde me revelaban las fotos, me dijeron que las habían revelado como del tipo “blanco y negro” y se perdió aquel testimonio, ¿pues qué podía yo hacer o reclamar a aquel imbécil de dependiente que me dijo aquello?; por otra parte no tenía mucha gana de polémica en las circunstancias ya citadas. Así pues, pasaron los años y hace poco tiempo (año 2002) me aparecen aquellas notas, dentro de un folleto turístico que me entregaran al realizar un pequeño crucero que realizamos por el río Rhin.

            Es claro que la nitidez inicial y después de 25 años, se ha perdido, pero qué duda cabe que de ellas (creo recordar que hice algunos comentarios para mi espacio en Radio Jaén) me quedan vivencias suficientes y trataré de reflejar lo que me recuerde la memoria, lamentando por mí mismo, el no haber hecho ese trabajo, como luego sí que he hecho, o sea, relatar el viaje tan pronto he vuelto del mismo, ampliando las cuartillas que realizo en su trayecto y sobre el terreno que visito. Pero esas notas tomadas en apretada escritura, “dicen mucho de aquel viaje”. Procuraré uniendo todo ello, reflejar aquel viaje “especial”.

FRANKFURT (“del Main”: existe otro del Oder): 04 de Julio de 1977:

Lo primero que me sorprende aquí, es que en Alemania hace calor en verano, pues veo en los termómetros exteriores que marcan 30º y algunos más aún, luego en los recorridos, pasaremos cerca de lugares dónde hay piscinas públicas y notaremos gran afluencia de bañistas, así como de una calor similar a la que disfrutamos en Andalucía estos días, o sea que la cerveza alemana, nos resultará igualmente grata y fresca  a cómo nos resulta en España.

Lo segundo que detecto en esta ciudad y a simple vista, es la enorme profusión de sedes bancarias y dónde y en grandes y lujosos edificios, están situados los bancos de casi todo el mundo, o al menos los principales de ellos tienen sucursales aquí. Ocupan digo, los más altos edificios o “rascacielos” (por los que pugnan en un afán de ostentación de su poderío) de esta ciudad (Capital del Estado federado, de Hesse). Se me dice que existen alrededor de 300 firmas bancarias, entre ellas 270 centrales de bancos, de ámbito, de la Alemania Federal (RFA) o incluso europeos, por lo que Frankfurt, es considerada como “la capital financiera de toda la Europa no comunista”[4] y todo ello se nota en gran medida, por la ostentación ya citada.

Todas estas informaciones, nos las va facilitando la guía que nos acompañará estos días en el autocar que nos lleva y trae, en todos los recorridos; la que domina muy bien nuestro español y a la que yo, incito con mis continuas preguntas, que la estimulan, puesto que le he dicho que “yo soy muy preguntón” y me gusta saber cuánto más mejor, de los lugares que visito. Ella agradece todo ello, puesto que ello la estimula profesionalmente y ayuda a perfeccionar el idioma español y así lo manifiesta.

Entre las cosas de que nos habla e informa, nos dice que, nació aquí él por ella considerado, “poeta más grande de Alemania”, se refiere a Goethe[5]. Nos dice y sobre temas opuestos, el siguiente comentario. Frankfurt es también, “la capital financiera e incluso el centro contable estatal”, puesto que aquí radica dicho control del gasto del Canciller o Presidente de la República Federal de Alemania (RFA). Prosigue nuestra guía y nos dice que aquí, eran coronados los Emperadores del Sacro Imperio Romano,  matizando que lo fueron, nada menos que cincuenta y dos de ellos, salvo Carlomagno, que fuera coronado en la propia Roma, en la Navidad del año 800, por el Papa León III[6].

Pasamos por una plaza, que se nos dice está dedicada a “La Justicia” y en ella preside una estatua, muy original, puesto que La cabeza de la misma, tiene los ojos vendados. Igualmente cruzaremos por otra, donde existe la iglesia denominada de “La Unificación” y que fuera edificada, para la asamblea constituyente de dicha unificación alemana. Dicha iglesia está dedicada a San Pablo, pero se nos dice que en ella no se celebró ni una misa. Igualmente se nos dice que fuera del templo, fue instalada una estatua o conjunto escultórico, dedicado en una alegoría a, aquella unificación, pero aquel conjunto escultórico hoy no está, pues fue destruido.[7]

            Pasamos por la catedral, reconstruida, puesto que debido a un bombardeo en la II Guerra Mundial (1939-1945), se nos dice que sólo permaneció en pie y “milagrosamente”, la torre de la misma. Veremos igualmente la estación ferroviaria y el viejo ayuntamiento de la ciudad, ambos establecimientos situados a la espalda de la catedral. La guía hace un paréntesis y nos habla de hechos concretos y trágicos, del final de la citada guerra, diciéndonos.

            “Hubo un momento en el año 1945, perdida la guerra y asolada Alemania, en que fue anulado el valor del dinero alemán, circulante en aquellos días. Entonces, el gobierno provisional instituido con el beneplácito de los países aliados y que derrotaron a Hitler, dictó la siguiente norma o ley... entregar a cada uno de los habitantes del destrozado estado alemán (la parte no comunista), la cantidad de sesenta de los nuevos marcos que se pusieron en circulación y que garantizaban, aproximadamente, dos meses de vida o subsistencia a aquellas personas... luego con el trabajo para sí y para las instituciones[8] públicas y la ayuda

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí más temas)

Jaén: 01 de Agosto del 2018

 


[1] Sabido es que hasta la caída o desintegración de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y desde que Alemania perdiera la denominada II Guerra Mundial, parte de la misma, fue retenida por la URSS y convertida en uno más... “de los muchos países, denominados satélites y que mantuvo más de cuarenta años bajo su dominio”; y así fue hasta entonces, esa parte del país, que fue denominado, “República Democrática de Alemania”; la que curiosamente luego visitaría yo, en noviembre de 1979, en mi viaje a Berlín.

[2] En aquel año y tras aquella muerte, escribí en su totalidad o en gran parte de su contenido (juro que ni lo recuerdo) mi más terrible libro: “AULLIDOS EN ANDALUCÍA” (Los lobos de Sierra Mágina) pero la verdad es que tras la muerte de mi madre, sufrí tanta agitación interior o mental, que aquel libro fue terminado en no más de cuarenta / cincuenta días y brotando de mi interior a un ritmo, que muchas veces me dejaba exhausto e incluso con los ojos bastante dañados, por algún tipo de lágrimas, que uno “no sabe ni por qué, ni de dónde brotan, tan ácidas”. Hay que significar que Franco es “enterrado” apenas año y medio antes y que las “cosas en España”, estaban bañadas de todo tipo de violencias e inseguridades y no sabíamos los españoles... “hacia dónde nos llevaban los nuevos tiempos y la nueva e insegura política, surgida tras el dictador.

[3] Mi madre casó en segundas nupcias, contando yo alrededor de 13 años; mi padrastro también llevó dos hijos, amén de otros dos que nacieron del nuevo matrimonio. Nuestras relaciones fueron bien y ambas familias se consolidaron y prosperaron, al iniciar mi padrastro un negocio de droguería / perfumería, en el que y en principio, los tres  (mi padrastro, mi madre y yo) “nos matamos a trabajar”; debido a ello, aquel negocio fue prosperando de tal forma y manera... que aquel año y por la cuantía de las ventas, ofrecieron como obsequio a la empresa familiar, un viaje a Frankfurt, en el que se visitaría la fábrica de unos afamados cosméticos (y unos días de turismo pagado), cuya filial en España, pagaba el viaje a unas treinta personas, propietarios o gerentes de diferentes perfumerías situadas en la geografía española y cuyos buenos pedidos, eran acreedores de aquellos premios. Cómo sólo era un viaje, es por lo que yo me tenía que pagar el mío, “se me dijo que a precio especial”... pero en aquel momento, creí oportuno ir, pues en gran manera, también me obligaba a ello, el acompañar a mi padrastro, con el que indudablemente prosperé... ambos necesitábamos aquel viaje y por ello, reitero fui... en absoluto me pesó ello.

[4] Recordemos que aún no está extendida la luego denominada Unión Europea o Comunidad Económica Europea (UE ó CEE) y la que hoy, 25 años después, gira en casi su totalidad con la moneda única, denominada “euro” (antes fue pensada su denominación como “ECU”) y camina hacia nuevas ampliaciones, tratando de que incluso políticamente todo gire, bajo un gobierno europeo y todo ello, para contrarrestar el poderío de EE.UU. y Japón, en lo económico, se entiende. Curiosamente en aquel viaje, y debido a que tuve que adquirir marcos alemanes, para mis necesidades adquisitivas en aquel viaje, a mi regreso, los sobrantes y debido a una devaluación de la peseta, me resultaron muy “rentables”, ya que la moneda alemana y por aquellos días, se  revalorizó, posiblemente un 40 %, sobre la española (quiero recordar) lo que ya nos dice bien a las claras... “cómo iba España en Julio de 1977”.

[5] GOETHE (Johann Wolfgang von) Escritor y poeta alemán, nacido en Frankfurt en 1749 y muerto en Weimar en 1832, autor prolífico e insertado en la literatura mundial, quizá su obra más conocida sea “Fausto”, aunque reitero, su obra en extensa y variada, puesto que escribió obras incluso científicas.

[6] Ver en Diccionarios: Carlomagno o Carlos I “el Grande”. Rey de los francos y emperador de Occidente.

[7] UNIFICACIÓN ALEMANA: Ver en Diccionarios: Bismarck (Otto-Leopold, príncipe de) 1815-1898, artífice de esta unión de los múltiples estados independientes alemanes, que dieron lugar a la moderna Alemania, no completada según algunos, puesto que existen fuera de Alemania otros territorios de habla alemana y que ya Hitler en su denominado “Tercer Reich” (tercer imperio alemán) se anexionara por la fuerza. Hechos que no fueron aceptados y esos territorios volvieron a las soberanías propietarias de ellos, al ser derrotado Hitler.

[8]  Fue instituida una llamada u orden gubernativa, en la que todos los hombres y mujeres útiles, en todo el territorio alemán, debían trabajar y fuera de su normal horario de trabajo, una o varias horas gratuitamente para las obras públicas estatales o municipales, en las que se incluyeron el derribo y traslado de las ingentes cantidades de escombros, procedentes de todo lo destruido en aquella devastadora guerra y donde ciudades enteras, quedaron casi convertidas en escombros. EL PUEBLO ALEMÁN RESPONDIÓ CON UNA INTEGRIDAD QUE HA PASADO A LA HISTORIA POR ELLO MISMO Y EN ELLO TRABAJARON TODAS LAS CAPAS SOCIALES, cosa que honra a todo ese digno y laborioso pueblo, el que supo levantarse con gran rapidez y recuperar su organización y economía, de lo que nos asombramos los contemporáneos y que supimos de tragedias similares a la alemana. Alemania después (así se ha publicado) ha llegado a ser, “la locomotora de Europa”, en lo económico e industrial. AG.F.