Las Noticias de hoy 09 Marzo 2018

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    viernes, 09 de marzo de 2018      

Indice:

Los jóvenes escriben el Via Crucis del Papa en el Coliseo

Migración: El Papa llama a buscar “respuestas más adecuadas y eficaces”

EL AMOR DE DIOS: Francisco Fernández-Carvajal

“Has de convivir, has de comprender”: San Josemaria

Reunidos en comunión: rezando con toda la Iglesia: Juan José Silvestre

Recomendaciones para vivir la Cuaresma

Peleas de dioses y otras peleas: Juan Luis Lorda

Mujer de principios: Sheila Morataya-Fleishman

Mortificación: Daniel Tirapu

El Siglo de Oro de las mujeres“:Nuria Chinchilla

8 de marzo Jornada Internacional de la Mujer: Ana Teresa López de Llergo

MENSAJES EN CAMPAÑA:LA CONVERSIÓN DEL PENSAMIENTO Y LAS OBRAS: René Mondragón

21 de marzo: ¡Día internacional de las Naciones Unidas contra el racismo, el antisemitismo, y contra todas las formas de discriminaciones!: Guy CREQUIE

Producido solo por mujeres: Jesús Domingo

 Cuaresma 2018: Josefa Romo

Las 4 etapas de la vida y sus crisis: vivirconsalud.com

Han denunciado la dramática situación: Xus D Madrid

Saber quién murió y quién mató: Suso do Madrid

QUIENES MÁS Y MENOS CONTRIBUYEN AL ESTADO: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

Con el mayor afecto. Félix Fernández

 

Los jóvenes escriben el Via Crucis del Papa en el Coliseo

Coordinado por el profesor de Religión Andrea Monda

8 marzo 2018Deborah Castellano LubovPapa y Santa Sede

Via Crucis

(ZENIT – 8 marzo 2018).- Meses antes de que el Sínodo de la Juventud se celebre Roma en octubre de 2018, el Papa Francisco ha pedido a los jóvenes que preparen las meditaciones de las 14 estaciones para el Vía Crucis tradicional en el Coliseo de Roma, que tendrá lugar el Viernes Santo, 30 de marzo de 2018.

El grupo está coordinado por el prof. Andrea Monda, Licenciado en Derecho y Ciencias Religiosas, escritor y ensayista. Los jóvenes son estudiantes de una escuela secundaria romana de Letras, donde el prof. Monda enseña Religión.

Quince jóvenes explorarán temas como el significado de la justicia, el escándalo de la cruz, el diálogo y la confrontación.

Quince estudiantes de secundaria y universitarios han preparado estos textos dividiendo las estaciones según “lo que vino de sus corazones” para leer el Vía Crucis, dijo Andrea Monda a ‘Vatican News’: “Les pedí que fueran lo que son, que no pensaran que debían escribir textos teológicos, que no estuvieran condicionados por el hecho de que se leería ante el mundo, ante el Papa”.

Injusticia y escándalo

Por lo tanto, surgieron varios temas y sensibilidades: “El sentimiento de la injusticia de la condena de Jesús, el escándalo y el carácter incomprensible de este misterio”; “La paradoja de la cruz, que solo en una dimensión de fe se entiende como un instrumento de salvación y no un absurdo que aplasta el sentido de la justicia y la humanidad”.

Los jóvenes también plantearon puntos de reflexión, señala el profesor: la lectura de las caídas y los rumbos de Jesús como anuncio previo de la Resurrección, también signo de la fuerza de Jesús que no da la última palabra a la muerte; la realidad de los inmigrantes vistos en el despojo de Jesús porque ellos también son “despojados de todo, pero no pierden su dignidad”; en el misterio de la muerte de Jesús, la observación de que la muerte es “algo que no queremos ver, que desechamos”.

Deseo de ser acompañados

El mensaje que surge de las meditaciones de los jóvenes es el deseo de ser acompañados en el camino de la vida, sin ser juzgados ni compadecerse, recalca Andrea Monda: “Acompañado por Cristo se encontró en el Vía Crucis; que tropieza y sufre, y que, abandonado, abandonado, puede entender bien la vida del adolescente y del joven que tiene que enfrentarse al mundo a menudo sin puntos de referencia”.

El Camino de la Cruz, que se lleva a cabo por la noche, saldrá del Coliseo a las 9:15 p.m. Se lleva a cabo desde el interior del Coliseo hasta el Monte Palatino.

 

Migración: El Papa llama a buscar “respuestas más adecuadas y eficaces”

Audiencia con la Comisión Internacional Católica para las Migraciones

8 marzo 2018RedaccionPapa y Santa Sede

El Papa recibe en audiencia a la Comisión Internacional Católica para las Migraciones © Vatican Media

(ZENIT – 8 marzo 2018).- “El trabajo no está terminado. Juntos debemos alentar a los Estados a que concuerden las respuestas más adecuadas y eficaces a los desafíos de los fenómenos migratorios”, ha advertido el Papa Francisco.

A las 10 horas de esta mañana en la Sala Clementina, el Santo Padre ha recibido en audiencia a los miembros de la International Catholic Migration Commission (ICMC), con motivo de su Consejo Plenario, celebrado en Roma del 6 al 8 de marzo de 2018.

Después de las palabras del saludo del  cardenal John Njue, arzobispo de Nairobi y Presidente de la ICMC, el Papa dirigió a los presentes un discurso.

Compromisos concretos

Así, el Pontífice ha explicado que para liberar a los oprimidos, a los descartados y a los esclavos de hoy, es “esencial promover un diálogo abierto y sincero con los gobernantes, un diálogo que atesore la experiencia vivida, el sufrimiento y las aspiraciones de la gente, para llamar a cada una de sus responsabilidades”.

Los procesos iniciados por la comunidad internacional hacia un pacto global sobre los refugiados y otro para la migración segura, ordenada y regular representan una oportunidad ideal para lograr este diálogo, ha señalado el Papa.

Por ello, Francisco ha expresado que debemos esforzarnos por asegurar que las palabras –codificadas en los dos Pactos mencionados– “sean seguidas de compromisos concretos en nombre de la responsabilidad global y compartida”.

****

Sigue el texto del discurso del Papa Franciscoque publicamos a continuación:

Discurso del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas:

Os doy la bienvenida con motivo del Consejo Plenario de la Comisión Católica Internacional de Migración. Agradezco cordialmente al presidente, el cardenal Njue – que tiene un gran sentido del humor – sus palabras de saludo y la breve síntesis de vuestros trabajos.

Al igual que San Juan Pablo II, haciéndose eco de las palabras del Beato Giovanni Battista Montini, quiero reiterar que la causa de este organismo al que pertenecéis es la causa de Cristo mismo (cf. Discurso a los miembros de la ICMC 12 de noviembre 2001: Enseñanzas XXIV 2 [2001], 712). Esta realidad no ha cambiado con el tiempo, de hecho, el compromiso se ha fortalecido en vista de las condiciones inhumanas en las que se encuentran millones de hermanos y hermanas migrantes y refugiados en diferentes partes del mundo. Como ocurrió en los tiempos del pueblo de Israel, esclavo en Egipto, el Señor escucha su clamor y conoce sus sufrimientos (cf. Ex 3,7). La liberación de los míseros, de los oprimidos y de los perseguidos es una parte integral, hoy como ayer, de la misión que Dios ha confiado a la Iglesia. Y el trabajo de vuestra Comisión es una expresión tangible de este compromiso misionero. Muchas cosas han cambiado desde 1951, fecha de su fundación: las necesidades son cada vez más complejas; las herramientas para responder a ellas se han vuelto más sofisticadas; el servicio se ha ido haciendo gradualmente más profesional. Ninguno de estos cambios, sin embargo, ha logrado – gracias a Dios – disminuir la fidelidad de la Comisión a su misión. Gracias.

El Señor mandó a Moisés en medio de su pueblo oprimido para secar sus lágrimas y dar esperanza (cf. Ex 3,16-17). En más de 65 años de actividad, la Comisión se ha distinguido en la realización, en nombre de la Iglesia, de una obra poliédrica de asistencia a los migrantes y refugiados en las más variadas situaciones de vulnerabilidad. Las múltiples iniciativas adoptadas en los cinco continentes son formas ejemplares de los 4 verbos – sostener, proteger, promover e integrar – con los que quise hacer explícita la respuesta pastoral de la Iglesia frente a las migraciobes (cf. Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2018 , 15 de agosto, 2017).

Espero que esta obra prosiga, animando a las Iglesias locales a afanarse por las personas que han sido forzadas a abandonar su patria y a convertirse, demasiado a menudo, en  víctimas de engaños, violencia y abusos de todo tipo. Gracias a la experiencia inestimable, acumulada durante tantos años de trabajo, la Comisión podrá prestar una asistencia calificada a las Conferencias Episcopales y a las diócesis que todavía están tratando de organizarse con el fin de responder mejor a este reto histórico.

“¡Ahora, pues, ve! Yo te envío a Faraón. Para que saques a mi pueblo, los israelitas, de Egipto” (Éxodo 03:10). Así el Señor envió a Moisés a Faraón para convencerlo de que liberase a su pueblo. Para liberar a los oprimidos, a los descartados y a los esclavos de hoy, es esencial promover un diálogo abierto y sincero con los gobernantes, un diálogo que atesore la experiencia vivida, el sufrimiento y las aspiraciones de la gente, para llamar a cada una de sus responsabilidades. Los procesos iniciados por la comunidad internacional hacia un pacto global sobre los refugiados y otro para la migración segura, ordenada y regular representan una oportunidad ideal para lograr este diálogo. También en este sentido, la Comisión está a la vanguardia para ofrecer una contribución valiosa y competente con el fin de encontrar esas nuevas formas propuestas por la comunidad internacional para responder acertadamente a estos fenómenos que caracterizan nuestra época.

Y me alegro de que muchas de las Conferencias Episcopales aquí representadas estén caminando en esa dirección, en un propósito común que da testimonio ante el mundo entero de la solicitud pastoral de la Iglesia hacia nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados.

El trabajo no está terminado. Juntos debemos alentar a los Estados a que concuerden las respuestas más adecuadas y eficaces a los desafíos de los fenómenos migratorios; y podemos hacerlo sobre la base de los principios fundamentales de la doctrina social de la Iglesia. También tenemos que esforzarnos por asegurar que las palabras – codificadas en los dos Pactos mencionados – sean seguidas de compromisos concretos en nombre de la responsabilidad global y compartida. Pero el compromiso de la Comisión va más allá. Pido al Espíritu Santo que continúe iluminando vuestra importante misión, manifestando el amor misericordioso de Dios a nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados. Os aseguro mi cercanía y mi oración; y vosotros, os lo ruego, no os olvidéis de rezar por mí. Gracias.

 

EL AMOR DE DIOS

— El amor infinito de Dios por cada hombre.

— El Señor nos ama siempre. También cuando le ofendemos, tiene misericordia de nosotros.

— Nuestra correspondencia. El primer mandamiento. Amor a Dios en las incidencias de cada día.

I. En toda la Sagrada Escritura se habla continuamente del amor de Dios por nosotros. Nos lo hace saber de muchas maneras. Nos asegura que, aunque una madre se olvidara del hijo de sus entrañas, Él jamás se olvidará de nosotros, pues nos lleva escritos en su mano para tenernos siempre a la vista1.

La Primera lectura de la Misa, del libro del profeta Oseas, es uno de esos textos que muestran el triunfo emocionante del amor de Dios sobre las infidelidades y las conversiones hipócritas de su pueblo. Israel reconoce al fin que no le salvarán alianzas humanas, ni dioses fabricados por sus manos2, ni holocaustos vacíos, sino el amor, expresado en la fidelidad a la Alianza. Se vislumbra entonces una felicidad sin límites. La misma conversión es obra del amor de Dios, pues todo nace de Él, que nos ama con largueza. Yo curaré sus extravíos –leemos–, los amaré sin que lo merezcan, mi cólera se apartará de ellos. Seré rocío para Israel, florecerá como azucena, arraigará como el álamo. Brotarán sus vástagos, como el olivo será su esplendor, su aroma como el Líbano. Volverán a descansar a su sombra: cultivarán el trigo, florecerán como la viña, será su fama como la del vino del Líbano3.

Jamás podremos imaginar lo que Dios nos ama. Para salvarnos, cuando estábamos perdidos, envió a su Unigénito para que, dando su vida, nos redimiera del estado en que habíamos caído: tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo Unigénito, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga la vida eterna4. Este mismo amor le mueve a dársenos por entero de un modo habitual, habitando en nuestra alma en gracia: Si alguno me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y en él haremos morada5, y a comunicarse con nosotros en lo más íntimo de nuestro corazón, durante estos ratos de oración y en cualquier momento del día.

«Hasta te serviré, porque vine a servir y no a ser servido. Yo soy amigo, y miembro y cabeza, y hermano y hermana, y madre; todo lo soy, y solo quiero contigo intimidad. Yo, pobre por ti, mendigo por ti, crucificado por ti, sepultado por ti; en el cielo intercedo por ti ante Dios Padre; y en la tierra soy legado suyo ante ti. Todo lo eres para Mí, hermano y coheredero, amigo y miembro. ¿Qué más quieres?»6. ¿Qué más podemos desear? Cuando contemplamos al Señor en cada una de las escenas del Vía Crucis es fácil que desde el corazón se nos venga a los labios el decir: «¿Saber que me quieres tanto, Dios mío, y... no me he vuelto loco?»7.

II. No tienes otros iguales, Señor: Grande eres y haces maravillas, tú eres el único Dios8. Una de las mayores maravillas es el amor que nos tiene. Nos ama con amor personal e individual, a cada uno en particular. Jamás ha dejado de amarnos, de ayudarnos, de protegernos, de comunicarse con nosotros; ni siquiera en los momentos de mayor ingratitud por nuestra parte o cuando cometimos los pecados más graves. Quizá, en esas tristes circunstancias, ha sido cuando más atenciones hemos recibido de Dios, como nos muestra en las parábolas en las que quiso expresar de modo singular su misericordia: la oveja perdida es la única que es llevada a hombros, la fiesta del padre de familia es para el hijo que dilapidó la herencia pero que supo volver arrepentido, la dracma perdida es cuidadosamente buscada por su dueña hasta encontrarla...9.

A lo largo de nuestra vida, la atención de Dios y su amor para cada uno de nosotros han sido constantes. Ha tenido presentes todas las circunstancias y sucesos por los que habíamos de pasar. Está junto a nosotros en cada situación y en todo momento: Yo estaré con vosotros siempre hasta la consumación del mundo10, hasta el último instante de nuestra vida.

¡Tantas veces se ha hecho el encontradizo! En la alegría y en el dolor, a través de lo que al principio nos pareció una gran desgracia, en un amigo, en un compañero de trabajo, en el sacerdote que nos atendía... «Considerad conmigo esta maravilla del amor de Dios: el Señor que sale al encuentro, que espera, que se coloca a la vera del camino, para que no tengamos más remedio que verle. Y nos llama personalmente, hablándonos de nuestras cosas, que son también las suyas, moviendo nuestra conciencia a la compunción, abriéndola a la generosidad, imprimiendo en nuestras almas la ilusión de ser fieles, de podernos llamar sus discípulos»11.

Como muestra de amor nos dejó los sacramentos, «canales de la misericordia divina». Entre ellos, por recibirlos con más frecuencia, le agradecemos ahora de modo particular la Confesión, donde nos perdona los pecados, y la Sagrada Eucaristía, donde quiso quedarse como una muestra singularísima de amor por los hombres.

Por amor nos ha dado a su Madre por Madre nuestra. Como manifestación de este amor nos ha dado también un Ángel para que nos proteja, nos aconseje y nos preste infinidad de favores hasta que llegue el fin de nuestro paso por la tierra, donde Él nos espera para darnos el Cielo prometido, una felicidad sin límites y sin término. Allí tenemos preparado un lugar.

A Él le decimos, con una de las oraciones de la Misa de hoy: Señor, que la acción de tu Espíritu en nosotros penetre íntimamente nuestro ser, para que lleguemos un día a la plena posesión de lo que ahora recibimos en la Eucaristía12. Y le damos gracias por tanto Amor, por tanta atención, que no merecemos. Y procuramos encendernos en deseos: Amor, con amor se paga. Poéticamente expresa esta idea Francisca Javiera del Valle: «Mil vidas si las tuviera daría por poseerte, y mil... y mil... más yo diera... por amarte si pudiera... con ese amor puro y fuerte con que Tú, siendo quien eres... nos amas continuamente»13.

III. Nos dice el Evangelio de la Misa: Uno de los letrados se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Qué mandamiento es el primero de todos?

Respondió Jesús: El primero es: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es el único Señor, y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser14. Él espera de cada hombre una respuesta sin condiciones a su amor por nosotros.

Nuestro amor a Dios se muestra en las mil pequeñas incidencias de cada día: amamos a Dios a través del trabajo bien hecho, de la vida familiar, de las relaciones sociales, del descanso... Todo se puede convertir en obras de amor. «Mientras realizamos con la mayor perfección posible, dentro de nuestras equivocaciones y limitaciones, las tareas propias de nuestra condición y de nuestro oficio, el alma ansía escaparse. Se va hacia Dios, como el hierro atraído por la fuerza del imán. Se comienza a amar a Jesús, de forma más eficaz, con un dulce sobresalto»15.

Cuando correspondemos al amor a Dios los obstáculos se vencen; y al contrario, sin amor hasta las más pequeñas dificultades parecen insuperables. Todo se hace llevadero si hay unión con el Señor. «Todas estas cosas, sin embargo, hállanlas difíciles los que no aman; los que aman, al revés, eso mismo les parece liviano. No hay padecimiento, por cruel y desaforado que sea, que no lo haga llevadero y casi nulo el amor»16. La alegría mantenida aun en medio de las dificultades es la señal más clara de que el amor de Dios informa todas nuestras acciones, pues –como comenta San Agustín– «en aquello que se ama, o no se siente la dificultad o se ama la misma dificultad (...). Los trabajos de los que aman nunca son penosos»17.

El amor a Dios ha de ser supremo y absoluto. Dentro de este amor caben todos los amores nobles y limpios de la tierra, según la peculiar vocación recibida, y cada uno en su orden. «No sería justo decir: “O Dios o el hombre”. Deben amarse “Dios y el hombre”; a este último, nunca más que a Dios o contra Dios o igual que a Dios. En otras palabras: el amor a Dios es ciertamente prevalente, pero no exclusivo. La Biblia declara a Jacob santo y amado por Dios; lo muestra empleando siete años en conquistar a Raquel como mujer, y le parecen pocos años, aquellos años –tanto era su amor por ella–. Francisco de Sales comenta estas palabras: “Jacob –escribe– ama a Raquel con todas sus fuerzas y con todas sus fuerzas ama a Dios; pero no por ello ama a Raquel como a Dios, ni a Dios como a Raquel. Ama a Dios como su Dios sobre todas las cosas y más que a sí mismo; ama a Raquel como a su mujer sobre todas las otras mujeres y como a sí mismo. Ama a Dios con amor absoluto y soberanamente sumo, y a Raquel con su amor marital; un amor no es contrario al otro, porque el de Raquel no viola las supremas ventajas del amor de Dios”»18.

El amor a Dios se manifiesta necesariamente en el amor a los demás. La señal externa de nuestra unión con Dios es el modo como vivimos la caridad con quienes están junto a nosotros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos...19, nos dejó dicho el Señor: en la delicadeza en el trato, en el respeto mutuo, en el pensar del modo más favorable de los otros, en las pequeñas ayudas en el hogar o en el trabajo, en la corrección fraterna amable y oportuna, en la oración por el más necesitado...

Pidámosle hoy a la Virgen que nos enseñe a corresponder al amor de su Hijo, y que sepamos también amar con obras a sus hijos, nuestros hermanos.

1 Is 49, 15-17. — 2 Cfr. Os 14, 4. — 3 Primera lectura. Os 14, 2-10. — 4 Jn 3, 16. — 5 Jn 14, 23. — 6 San Juan Crisóstomo, Homilías sobre San Mateo, 76. — 7 San Josemaría Escrivá, Camino, n. 425. — 8 Antífona de entrada. Sal 85, 8. 10. — 9 Cfr. Lc 15, 1 ss. — 10 Mt 28, 20. — 11 San Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa, 59. — 12 Oración después de la comunión. — 13 Francisca Javiera del Valle, Decenario al Espíritu Santo, Rialp, Madrid 1974, 4ª edic., p. 139. — 14 Mc 12, 28-30. — 15 San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, 296. — 16 San Agustín, Sermón 70. — 17 ídem, De bono viduitatis, 21, 26. — 18 Juan Pablo I, Audiencia general, 27-9-1978. — 19 Jn 13, 35.

 

“Has de convivir, has de comprender”

Has de convivir, has de comprender, has de ser hermano de tus hermanos los hombres, has de poner amor –como dice el místico castellano– donde no hay amor, para sacar amor. (Forja, 457)

Jesucristo, que ha venido a salvar a todas las gentes y desea asociar a los cristianos a su obra redentora, quiso enseñar a sus discípulos -a ti y a mí- una caridad grande, sincera, más noble y valiosa: debemos amarnos mutuamente como Cristo nos ama a cada uno de nosotros. Sólo de esta manera, imitando -dentro de la propia personal tosquedad- los modos divinos, lograremos abrir nuestro corazón a todos los hombres, querer de un modo más alto, enteramente nuevo.
Un escritor del siglo II, Tertuliano, nos ha transmitido el comentario de los paganos, conmovidos al contemplar el porte de los fieles de entonces, tan lleno de atractivo sobrenatural y humano: mirad cómo se aman, repetían.
Si percibes que tú, ahora o en tantos detalles de la jornada, no mereces esa alabanza; que tu corazón no reacciona como debiera ante los requerimientos divinos, piensa también que te ha llegado el tiempo de rectificar.
El principal apostolado que los cristianos hemos de realizar en el mundo, el mejor testimonio de fe, es contribuir a que dentro de la Iglesia se respire el clima de la auténtica caridad. Cuando no nos amamos de verdad, cuando hay ataques, calumnias y rencillas, ¿quién se sentirá atraído por los que sostienen que predican la Buena Nueva del Evangelio? (Amigos de Dios, nn. 225-226)

 

Reunidos en comunión: rezando con toda la Iglesia

El Canon Romano nos da la medida de la oración de la Iglesia, que abraza el espacio y el tiempo, como los brazos abiertos de Jesús en la Cruz.

Año Litúrgico 29 de mayo de 2017

«Celebro la Misa con todo el pueblo de Dios. Diré más: estoy también con los que aún no se han acercado al Señor, los que están más lejanos y todavía no son de su grey; a ésos también los tengo en el corazón. Y me siento rodeado por todas las aves que vuelan y cruzan el azul del cielo, algunas hasta mirar de hito en hito al sol (...). Y rodeado por todos los animales que están sobre la tierra: los racionales, como somos los hombres, aunque a veces perdemos la razón, y los irracionales, los que corretean por la superficie terrestre, o los que habitan en las entrañas escondidas del mundo. ¡Yo me siento así, renovando el Santo Sacrificio de la Cruz!»[1]

Venimos recorriendo los diversos momentos del año litúrgico, profundizando en todo el arco de tonalidades que adquiere, en el tiempo, la oración de la Iglesia. Estas palabras de san Josemaría sobre la Eucaristía, «corazón del mundo»[2], ponen ante nosotros el verdadero alcance del culto cristiano, que, como anunciaba ya uno de los salmos mesiánicos, abraza todo el espacio –«a mari usque ad mare, de mar a mar»[3]– y todo el tiempo –«como el sol y la luna, de generación en generación»[4]–. Todo empezó en la Cruz: Jesús recogía ya entonces en su oración a toda la Iglesia, y daba así cuerpo a la communio sanctorum de todos los lugares y de todos los tiempos. Y todo vuelve a la Cruz: «omnes traham ad meipsum, atraeré a todos hacia mí»[5]. En cada celebración eucarística está toda la Iglesia, cielos y tierra, Dios y los hombres. Por eso en la Santa Misa quedan superadas no solo las fronteras políticas o sociales, sino las que separan cielo y tierra. La Eucaristía es katholikē, que en griego significa universal, católica: tiene la medida del todo, porque allí está Dios, y con Él estamos todos, en unidad con el Papa, con los Obispos, con los creyentes de todas las épocas y lugares.

Todo empezó en la Cruz: Jesús recogía ya entonces en su oración a toda la Iglesia, y daba así cuerpo a la comunión de los santos de todos los lugares y de todos los tiempos.

Vamos a asomarnos, ya al final de esta serie, a algunos recodos de la Plegaria Eucarística, a través del Canon Romano[6]. Entreveremos así esa amplitud de la oración de la Iglesia, que surge de la amplitud de Dios. Si procuramos rezar en la Misa con ese sentido universal, de no estar solos, el Señor nos dilatará el corazón –«dilatasti cor meum»[7]–, nos hará rezar con todos nuestros hermanos en la fe; nos hará ser memoria de Dios, bálsamo de Dios, paz de Dios para toda la humanidad.

Sanctus, Sanctus, Sanctus

La Plegaria Eucarística inicia con el Prefacio, que siempre pone ante nuestros ojos motivos de acción de gracias. A veces no seremos capaces de apreciarlos, todos ellos, como algo que nos toca de cerca. Pero la Iglesia sí sabe lo que agradece, y nos podemos confiar a su sabiduría, aunque a veces no entendamos. Precisamente el final del Prefacio nos recuerda que es Ella, la Iglesia de todos los lugares y de todos los tiempos, la que celebra la Eucaristía, igual si participan miles de personas que «si ayuda al sacerdote como único asistente un niño, quizá distraído»[8].

El Prefacio concluye con el Sanctus, «la alabanza incesante que la Iglesia celestial, los ángeles y todos los santos, cantan al Dios tres veces santo»[9]. Cantamos, unidos a la liturgia del cielo, y lo hacemos no solo en nombre propio, sino en el de toda la humanidad y en el de la creación entera, que necesita de la voz del hombre. Somos por eso liturgos de la creación, intérpretes y sacerdotes del canto que las criaturas quieren entonar a Dios: «Hacemos mención del cielo y de la tierra, del mar, del sol y de la luna, de los astros y de todas las criaturas racionales e irracionales, visibles e invisibles, de los ángeles, las virtudes, las dominaciones, las potestades, los tronos, los querubines de muchos rostros (cf. Ez 10, 21), con el anhelo de decir aquello de David: Engrandeced conmigo al Señor (Sal 33, 4)»[10].

Memento Domine...

Esta oración eclesial, este rezar juntos, se percibe también en las intercesiones: «Memento Domine, acuérdate Señor», le decimos, y nos convertimos entonces nosotros mismos en «memoria de Dios» para nuestra familia y amigos, para las personas que se confían a nuestra oración, y también para todos aquellos de los que quizá solo Él se acuerda. Se trata de algo esencial en «nuestra Misa»[11], porque «si falta la memoria de Dios, todo queda rebajado, todo queda en el yo, en mi bienestar. La vida, el mundo, los demás, pierden la consistencia, ya no cuentan nada (…). Si perdemos la memoria de Dios, también nosotros perdemos la consistencia, también nosotros nos vaciamos, perdemos nuestro rostro como el rico del Evangelio»[12].

El Prefacio siempre pone ante nuestros ojos motivos de acción de gracias: aunque a veces no seremos capaces de apreciarlos, la Iglesia sí sabe lo que agradece, y nos podemos confiar a su sabiduría

La oración de intercesión nos mete de lleno en la oración de Jesús, que es el único intercesor ante el Padre en favor de todos los hombres. «Interceder, pedir en favor de otro es, desde Abraham, lo propio de un corazón conforme a la misericordia de Dios. En el tiempo de la Iglesia, la intercesión cristiana participa de la de Cristo: es la expresión de la comunión de los santos»[13]. Las primeras comunidades cristianas vivieron intensamente esta forma de petición que no conoce fronteras, como se percibe ya desde las primeras anáforas eucarísticas. Procuraban adquirir los sentimientos de Aquel que «quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad»[14]. En la Plegaria eucarística, si ponemos cariño de nuestra parte, Dios nos agranda el corazón, lo hace a la medida del de Cristo.

Con esa magnanimidad pedimos en primer lugar por toda la Iglesia: «para que le concedas la paz, la protejas, la congregues en la unidad y la gobiernes en el mundo entero…». Y comenzamos por unirnos al Papa, al obispo de nuestra diócesis y, por supuesto, al Padre: rezamos así «bien apiñados, formando una familia muy unida»[15].

Después, la intercesión se convierte en petición por todos los fieles presentes y en favor de aquellos por los que se ofrece el sacrificio: «Memento, Domine, famulorum famularumque tuarum N. et N. et omnium circumstantium... Acuérdate, Señor de tus hijos N. y N., y de todos los aquí reunidos cuya fe y entrega bien conoces…». La Plegaria eucarística primera pone ante el Señor las necesidades de aquellos, cristianos o no, por los que se reza específicamente, aunque no sea necesario decir sus nombres en voz alta. El sacerdote, dicen las rúbricas, junta las manos y ora unos instantes por quienes tiene intención de encomendar a Dios. San Josemaría habitualmente podía detenerse un poco más: «Hago un Memento muy largo. Cada día hay unos coloridos diversos, unas vibraciones distintas, unas luces cuya intensidad va de aquí para allá. Pero el común denominador de mi ofrecimiento es éste: la Iglesia, el Papa y el Opus Dei. (...) Me acuerdo de todos, de todos: no puedo hacer una excepción. No voy a decir de éste no, porque es mi enemigo; de ése tampoco, porque me ha hecho mal; no de aquél, porque me ha calumniado, me difama, miente... ¡No! ¡Por todos!»[16].

Communicantes et memoriam venerantes...

El Canon Romano nos recuerda también que en la Santa Misa estamos no solo con el Señor, sino también con los hombres de cualquier lugar y tiempo. Por eso se habla no solo de la Trinidad y del Verbo encarnado, de su muerte y de su resurrección; se pronuncian también los nombres de otras personas importantes en la familia, porque nos sabemos también en su compañía.

"Me acuerdo de todos, de todos: no puedo hacer una excepción. No voy a decir de éste no, porque es mi enemigo; de ése tampoco, porque me ha hecho mal (...) ¡No! ¡Por todos!" (San Josemaría)

«Communicantes et memoriam venerantes... Reunidos en comunión con toda la Iglesia veneramos la memoria...» de la Santísima Virgen, Madre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor, en primer lugar; después, san José[17], seguido por los nombres de doce apóstoles, entre los que se incluye a san Pablo[18], y doce mártires de los primeros cuatro siglos de la era cristiana[19].

No se trata de una “enumeración honorífica”, como las que a veces presenciamos en los actos oficiales, no sin cierto tedio y prisa por que acaben. Se trata de nuestra familia, «la gran familia de hijos de Dios que es la Iglesia Católica»[20]. En la Santa Misa estamos en comunión no solo con nuestros hermanos «dispersos por el mundo»[21], sino también con nuestros hermanos glorificados en el cielo, y con los que se purifican para ver con ellos el rostro de Dios. «Mientras nosotros celebramos el sacrificio del Cordero, nos unimos a la liturgia celestial, asociándonos con la multitud inmensa que grita: La salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero (Ap 7, 10). La Eucaristía es verdaderamente un resquicio del cielo que se abre sobre la tierra (…) y proyecta luz sobre nuestro camino»[22].

Memento etiam, Domine...

Poco después de la consagración, donde las demás plegarias eucarísticas concentran sus peticiones, el Canon Romano las continúa: «Acuérdate también, Señor, de tus hijos que nos han precedido con el signo de la fe y duermen ya el sueño de la paz». El celebrante se recoge unos instantes y ora por los difuntos; después prosigue con unas palabras tiernas, de gran calado: «A ellos, Señor, y a cuantos descansan en Cristo, concédeles el lugar del consuelo, de la luz y de la paz».

En la Plegaria eucarística, si ponemos cariño de nuestra parte, Dios nos agranda el corazón, lo hace a la medida del de Cristo.

El recuerdo de nuestros hermanos difuntos pone ante nuestros ojos, una vez más, la fraternidad: los demás. El Espíritu Santo ensancha de nuevo nuestros corazones, porque podemos rezar aquí no solo por nuestros difuntos más cercanos, sino también por todos los hombres y mujeres que Dios ha llamado a sí desde el día anterior; algunos habrán muerto quizá muy solos, y Dios ha salido a su encuentro, a enjugar las lágrimas de sus ojos[23]. «Cuando llega el memento de difuntos, ¡qué alegría rezar también por todos! Naturalmente pido en primer lugar por mis hijos, por mis padres y mis hermanos; por los padres y hermanos de mis hijos; por todos los que se han acercado a mí o al Opus Dei para hacernos el bien: con agradecimiento entonces. Y por los que han intentado difamar, mentir... ¡con mayor motivo!: los perdono de todo corazón, Señor, para que Tú me perdones. Y además ofrezco por ellos los mismos sufragios que por mis padres y por mis hijos (...). ¡Y se queda uno tan contento!»[24]

De multitudine miserationum tuarum sperantibus

El Canon se acerca a su conclusión, e intercede aún por los presentes, celebrante y fieles: «Nobis quoque peccatoribus famulis tuis, de multitudine miserationum tuarum sperantibus... Y a nosotros, pecadores, siervos tuyos, que confiamos en tu infinita misericordia, admítenos en la asamblea de los santos apóstoles y mártires...»[25]. Se nombra aquí a san Juan Bautista, seguido de siete mártires varones y siete mártires mujeres: siete es un número que, como el doce que encontrábamos más arriba, tiene una fuerte impronta bíblica: si el doce recuerda la elección divina (de las tribus de Israel, de los Apóstoles, etc.), el siete, es símbolo de plenitud, totalidad.

Ponemos nuestra mirada en el cielo: el Pueblo de Dios se acoge a sus santos en los momentos más trascendentales de su culto, y la santa Misa es el lugar en el que la Iglesia en el cielo y la Iglesia en la tierra se saben más unidas. Benedicto XVI nos alentaba a dar gracias a Dios «porque nos ha mostrado su rostro en Cristo, nos ha dado a la Virgen, nos ha dado a los santos, nos ha llamado a ser un solo cuerpo, un solo espíritu con Él»[26]. Y como agradecer es apreciar, le podemos decir, con santo Tomás de Aquino, «Tú que todo lo sabes y puedes, que nos alimentas en la tierra, conduce a tus hermanos a la mesa del cielo, a la alegría de tus santos»[27].

Juan José Silvestre


[1] San Josemaría, palabras pronunciadas en una reunión familiar, 22-V-1970 (citado en J. Echevarría, Para servir a la Iglesia, Rialp, Madrid 2001, 189-190).

[2] San Juan Pablo II, Enc. Ecclesia de Eucharistia, 17-IV-2003, n. 59.

[3] Sal 71 (72), 8.

[4] Sal 71 (72), 5.

[5] Jn 12, 32.

[6] Cuando no se indica otra cosa, las citas que siguen son, pues, de la Plegaria Eucarística I.

[7] Sal 118 (119), 30.

[8] San Josemaría, Es Cristo que pasa, n. 89.

[9] Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1352.

[10] San Cirilo de Jerusalén, Catequesis mistagógica V, 6 (PG 33, 1114).

[11] Es Cristo que pasa, n. 169.

[12] Francisco, Homilía, 29-XI-2013.

[13] Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2635.

[14] 1 Tm 2, 4.

[15] Beato Álvaro del Portillo, Carta, 29-VI-1975 (en Cartas de familia II, n. 19 [AGP, Biblioteca P17]).

[16] San Josemaría, notas de reuniones familiares del 1-IV-1972 y del 10-V-1974 (citado en J. Echevarría, Vivir la Santa Misa, Madrid, Rialp 2010, 106).

[17] Su nombre se introdujo por decisión de san Juan XXIII en 1962. El Papa Francisco, por medio del Decreto Paterna vices de 1-V-2013, introdujo la mención de san José en las Plegarias eucarísticas II, III y IV.

[18] San Matías es citado en el segundo elenco, tras la consagración.

[19] Son cinco Papas, un obispo, un diácono, seguidos de Crisógono –del que no se sabe si era clérigo o laico– y cuatro laicos.

[20] Javier Echevarría, Carta, 9-I-2002 (en Cartas de Familia V, n. 4 [AGP, Biblioteca P17]).

[21] Misal Romano, Plegaria Eucarística III.

[22] San Juan Pablo II, Enc. Ecclesia de Eucharistia, n. 19.

[23] Cfr. Misal Romano, Plegaria Eucarística III.

[24] San Josemaría, Notas de una reunión familiar, 10-V-1974 (citado en J. Echevarría, Vivir la Santa Misa, 151).

[25] Si bien en su origen el “nosotros, pecadores, siervos tuyos” podría referirse únicamente al sacerdote celebrante y a sus ministros, en la actualidad parece evidente –a la vista de las otras Plegarias eucarísticas– que se pide para todos la unión con la Iglesia celeste.

[26] Benedicto XVI, Discurso, 20-II-2009.

[27] Santo Tomás de Aquino, Himno Lauda Sion.

 

 

Recomendaciones para vivir la Cuaresma

Ofrecemos una selección de libros que pueden ayudar para recorrer el camino de conversión que se nos propone en la cuaresma.

Del Opus Dei 2 de marzo de 2015

Ofrecemos una selección de libros que pueden ayudar para recorrer el camino de conversión que se nos propone en la cuaresma. La selección que ofrecemos proviene de la web www.encristiano.com

 


Cuaresma y Semana Santa 2015: Útil y actual guía para la Lectio Divina de los días de Cuaresma. La Lecio Divina diaria nos ayuda a preparar este tiempo de Cuaresma y Semana Santa. Sin duda, se trata de un buen instrumento para vivir este "tiempo fuerte" y acercarse a la Palabra de Dios un poco más.

 

Hablar con Dios: Cuaresma, Semana Santa y Pascua : El lector se siente ayudado a conversar con Dios de la vida misma: de sus situaciones reales cotidianas, de sus penas y afanes concretos. Por eso Hablar con Dios no es un tratado para "especialistas", sino para la gente que encontramos cada día por la vida: para la madre de familia, para el empleado, para el oficinista, para el sacerdote, para el profesor. Los más de dos millones de ejemplares vendidos son un ejemplo de esto.

Cuaresma - Semana Santa: vívela con Él : 31 meditaciones, desde el 2º domingo de Cuaresma al Martes Santo (1 de marzo al 31 de marzo), acompañadas del Evangelio del día y un santoral seleccionado del mes.

Orar en Cuaresma: "Mirad que subimos a Jerusalén" (Mc 10,33).
Mediante estas palabras el Señor invita a los discípulos a recorrer junto a Él el camino a Jerusalén, que los Evangelistas presentan como la culminación del itinerario terreno de Jesús. Éste constituye el modelo de vida del cristiano, comprometido a seguir al Maestro en la vía de la Cruz. Cristo, también, dirige esta misma invitación a 'subir a Jerusalén' a los hombres y mujeres de hoy. Y lo hace con particular fuerza en el tiempo de Cuaresma, favorable para convertirse y encontrar la plena comunión con Él, participando íntimamente en el misterio de su muerte y resurrección.

Via Crucis con el Papa Francisco: "Tantos hombres y mujeres, ancianos y chicos, tantos entre nostros, copartimos este camino con nuestros sufrimientos, nuestros abandonos, nuestros graves problemas.
Él nos precedió. Porque Él caminó por este camino de la Cruz, porque Él murió -y cada uno puede decir 'murió por mí'-, y porque resucitó y venicó a la muerte, por eso precisamente, tenemos Esperanza. Una Esperanza que nos impulsa a trabajar, a llevar el mundo adelante, a mirar a nuestro lado y a dar una mano a todos aquellos que hoy necesitan la ayuda para llevar la Cruz". (Jorge M. Bergoglio-Papa Francisco)

Via Crucis (San Josemaría): «Entre todos los relatos evangélicos, San Josemaría Escrivá de Balaguer se detenía con especial detalle y amor en los de la Muerte y Resurrección de Jesús. Como fruto de su contemplación de las escenas del Calvario, el Fundador del Opus Dei preparó este Via Crucis». Su propósito era que sirviese «para ayudar a hacer oración y, con la gracia de Dios, para crecer en espíritu de compunción -dolor de amor- y de agradecimiento al Señor (...). Con esa misma finalidad, se han incorporado, como puntos de meditación, palabras de Mons. Escrivá de Balaguer, recogidas de sus predicaciones, de su conversación, de aquel afán apostólico suyo por hablar sólo de Dios y nada más que de Dios» (del Prólogo de Mons. Álvaro del Portillo).


En Cuaresma Dios nos prepara a la gran fiesta de la Pascua: Este libro, dirigido a niños, incluye un capítulo por cada día de Cuaresma y Semana Santa y nos explica el verdadero significado de este tiempo litúrgico especial.

Señor, ten piedad: Este titulo se centra en el Sacramento de la confesión y la sanación obtenida por medio de ella.
Escrito por el famoso ex ministro evangelico y ahora profesor católico el Dr. Scott Hann.

 

Peleas de dioses y otras peleas

Escrito por Juan Luis Lorda

Publicado: 08 Marzo 2018

Lo propio de una sociedad de personas es precisamente que se respete y se promocione la personalidad de cada uno, salvando lo que es necesario para el bien común

Leo siempre con interés lo que escribe Jesús Mª Osés, Catedrático de Sociología. Me ayuda a pensar y suelo estar de acuerdo con él. He leído con interés su artículo sobre “Peleas de dioses” del 23 de febrero y me ha ayudado a pensar, pero hay tres cosas en las que no estoy de acuerdo.

La primera es que invita al Gobierno de Navarra a asumir la dirección ideológica de la educación, decidiendo lo que es enseñable o no, lo que es científico o no, y lo que es común a todos o no. Y concluye que “cuanto más se escamotea lo común en favor de lo particular en las instituciones estatales, más cerca estamos del caos”. Para no aburrir, basta señalar que con este argumento, sin pensarlo, se invita a convertir la sociedad en una granja, donde todo es igual para todos. Y, además, se otorga graciosamente al cuatripartito en el Gobierno, que tiene poco en común, la tarea de decidir qué es lo común. Pero lo propio de una sociedad de personas es precisamente que se respete y se promocione la personalidad de cada uno, salvando lo que es necesario para el bien común. Esto es precisamente la democracia liberal, muy distinta por cierto de las democracias populares socialistas, donde todo era común excepto para los que mandaban. Lo propio de una democracia auténtica es que aumente todo lo posible el espacio de las libertades personales en el pensamiento, en la religión, en las opiniones, y hasta en los equipos de fútbol.

El segundo punto que merece ser repensado es declarar que en las aulas solo se puede enseñar lo “científico”. Yo me siento muy partidario de las ciencias, pero por eso mismo percibo los límites tan grandes que tienen cuando tratan las cosas humanas. Si solo se enseñara lo científico en clase, no se podría enseñar que es feo mentir o que no está bien robar, que es mejor no meterse el dedo en la nariz, que existen los derechos humanos, que la democracia es un buen sistema político, que es bonito tocar el violín o qué significa el Olentzero. De paso, Jesús Mª Osés da por supuesto que las religiones y en concreto la cristiana, no tienen razones. Pero en esto quizá se deja llevar por prejuicios ilustrados ya poco sostenibles. La religión cristiana tiene muchas razones, aunque no sean “científicas”, son razones humanas y morales. Por ejemplo, es perfectamente razonable sostener que el mundo ha sido creado por un Dios de la nada. Y, en cambio, resulta bastante impensable y sin ninguna evidencia científica, decir que el mundo se ha hecho él solito a sí mismo de la nada. De todas formas, el Gobierno de Navarra no tiene competencias para decidir cuál es la solución de este precioso enigma, porque, en este punto, como en todos los demás, está al servicio de la libertad de los ciudadanos para pensar lo que quieran, siempre que respeten el bien común.

El tercer punto es suponer que, porque sean de distinta religión, los chicos se van a pegar en el patio. En realidad, los chicos se pegan por cosas como el fútbol, las novias, los recelos y los nacionalismos. Y lo mismo sucede con los adultos. Es muy raro que se peguen a la salida de la iglesia, pero se pegan a la salida del fútbol, de la discoteca, de una huelga o de una manifa. El tópico ilustrado era que la religión genera violencia. Pero las estadísticas demuestran científicamente que las personas religiosas son menos violentas que las no religiosas. Y, si queremos una demostración histórica, basta decir que la religión cristiana apenas tiene signos de violencia desde hace trescientos años. Pero en el siglo XX, lo que ha generado mareas de violencia han sido los socialismos ateos construyendo granjas. Los nacional-socialistas mataron a unos seis millones de judíos. La unión de repúblicas socialistas soviéticas más de cuarenta y cinco millones de sus indefensos ciudadanos. Y no contamos los que mataron los socialistas chinos, camboyanos, vietnamitas y cubanos estabulando a los suyos. En Navarra mismo el terrorismo socialista y nacionalista de ETA nos ha dejado muchos muertos en los últimos cincuenta años. Pero la religión cristiana, no. Estoy seguro de que Jesus Mª Osés, que es un hombre sabio y puede comprobarlo, estará de acuerdo.  

Juan Luis Lorda
Profesor de Teología
. Universidad de Navarra.

 

Mujer de principios

Sheila Morataya-Fleishman
7 marzo 2018

¿Qué es una mujer de principios?

Ante esta pregunta es posible que se turbe la mente, se agite el corazón y hasta se asuste el alma. Es difícil responderla porque nuestra época se caracteriza por la sobreabundancia de filosofías ligeras, porque está contaminada por religiones en las que el esfuerzo y el sacrificio están fuera del verdadero sentido de la vida, y los principios parecen no ser más que un estorbo. A ti y a mí nos ha tocado protagonizar una era en la que el éxito personal es ferozmente perseguido, anhelado y visto como la meta última del ser humano; por ello, hablar de principios es sumamente complejo, pues se trata de aspirar a llegar al núcleo específico que tienes tú como mujer: tu corazón.

Éxito femenino

¿Qué significa, en realidad, tener éxito como mujer? ¿Qué es el éxito para ti? ¿Aspiramos todas las mujeres a ello? ¿Vale la pena tener éxito a costa de cualquier precio? ¿Qué sentido tiene para tu vida tenerlo así, y hacia dónde te conducirá que lo tengas o no? Analiza por un momento, amiga, lo que significa ser una mujer de principios, que, aunque el mundo esté tan moderno, revuelto y desorbitado, es una aspiración, necesidad y anhelo que palpita en el corazón de muchas, miles, millones de mujeres jóvenes, maduras y aquellas mujeres que han alcanzado esa tan importante sabiduría humana. Si profundizas conmigo, advertirás y te darás cuenta de que:

• Una mujer de principios se caracteriza por tener convicciones profundas, que no ceden ante la moda o presión de la sociedad en la que se mueve. Un ejemplo de la conducta de estas mujeres fueron las vidas de Juana de Arco, Teresa de Ávila, Drothy Grey, Edith Stein y, nuestra contemporánea, Teresa de Calcuta. Estas fueron mujeres que tuvieron como rasgo principal en su personalidad a la fe. Eran mujeres de oración y de temperamento recio cuando era necesario, mujeres profundamente enamoradas de su Dios y comprometidas con lo femenino.

• En una mujer de principios sus convicciones son prácticas, es decir, que en su forma de ser no hay actitudes demasiado extraordinarias. Ella está en el mundo de una manera natural, como todos los demás, pero con un sentido de integridad diferente. Esto se ve, sobre todo, en la sencillez con la que se viste y la delicadeza en el trato que tiene para con los demás.

• Una mujer de principios puede ser una gran líder, pero sin por eso masculinizarse. Sus convicciones son reales, las cree, las vive, por lo que las puede transmitir y enseñar a otros. Es decir, una mujer de principios sustenta su conducta por verdades con las que se puede de una manera segura conducir la propia vida, sin caer en idealismos o posturas falsas. Puedo mencionar aquí a Benazzir Butto, primera ministra de Pakistán. La mujer de principios es aquella que se ha dado cuenta de que vivir de una forma contemplativa en medio del mundo, para cristianizarlo, es absolutamente necesario. Vive dispuesta y comprometida a tener una existencia coherente, de acuerdo con sus ideas, pues es profundamente consciente de su razón de ser en el mundo: ayudar a muchas almas a alcanzar la eternidad. Una mujer admirable en este aspecto es nuestra contemporánea Jutta Burgaff experta en Teología de la Universidad de Navarra, y la cual ha sido invitada por el Santo Padre a disertar sobre el papel de la mujer en la familia.

Convicciones de verdad Tú, como mujer de principios, no sólo debes tener convicciones, sino también debes conocerlas y esforzarte por comprenderlas, comportándote de acuerdo con ellas: inspirada, motivada y empujada por ellas. Por lo tanto, tus decisiones, no deben ser inseguras, arrebatadas o emocionales, sino decisiones últimas, que nacen directamente de la fuerza de esas mismas convicciones. Si te planteas alguna convicción y luego sacas conclusiones, pero te quedas a la mitad del discurso de tu propia danza mental, entonces no eres una mujer de principios convencida, pues hay ambivalencia en tus decisiones. Un ejemplo muy claro es decir: me divorcio porque se acabó el amor. Luego, ¿a dónde queda la convicción con la que fundaste tu familia? Sí, aunque te parezca bastante duro, porque hacer
eso es como decir que el blanco parece negro o que el negro a veces parece blanco. Trata de meterle cabeza a esto.

Convicciones que perseveran

La mujer de principios no se detiene; no baja dos, tres, cuatro, cinco libras y cuando llega ahí dice: “¡Basta!, ya no me interesa seguir, ya no me importa tener 20 libras de más o 15 de menos, es más, ya no quiero que sean veinte las que tengo que perder. Tengo otra opinión, ahora van a ser 15, o tal vez siete y medio, quizás con cinco sea suficiente…”

Esto no es una mujer de principios, de voluntad, de convicción profunda, de una pieza. Si tú eres así, entonces no sabes ni quién eres, ni lo que quieres, ni lo que puedes sembrar o no en los corazones de otros. No has descubierto el verdadero sentido de un ser femenino en el mundo. Si pretendes ser una mujer de principios, no tendrás más remedio que llegar hasta las últimas consecuencias. Se trata de estar, en la medida de lo posible, constantemente sacando conclusiones, logrando respuestas, hasta llegar al final de lo que te has propuesto.

Los principios te llaman a esforzarte y a dar lo mejor de ti. Te gritan que el sacrificio que hagas hoy, dará su fruto en aquellos que en este momento estén a tu cuidado. A veces te parecerá tonto e ingenuo, pero es ahí en donde descubrirás si eres una mujer que conoce y vive su fe así como tus convicciones en el amor, la amistad y el trabajo.

Siempre Dios

Claro está que hay un momento en que una puede darse cuenta de que la última consecuencia de todo está prácticamente al principio de todo, es decir, está en Dios.

“En el principio era el Verbo y el Verbo estaba en Dios y el Verbo era Dios”, así comienza el prólogo del “Evangelio de San Juan”.

Verdaderamente, la idea que contienen estas palabras es maravillosa, o, mejor dicho, como para quedarse con la boca abierta: Dios es el Principio y el Fin; A y Z; la Primera y la Última palabra; los Principios y el Sentido último de la vida.

Hay un libro excelente que puede aclararte un poco más todo, es El hombre en busca de sentido, escrito por Viktor Frankl, fundador de la logoterapia, tercera escuela de psicoterapia; un gran hombre, que fue sobreviviente de los campos de exterminio de Austria y cuya teoría está basada en que el hombre no es sólo biología y psiquismo, sino todavía más: espíritu. Lo espiritual amiga, es lo específicamente “humano” y es, en ese núcleo, donde descubres los valores y te decides a vivir una vida anclada en los principios, lo cual te lleva a ascender como persona. Si tienes un compromiso con Cristo, entonces desde ese núcleo trabajas para hacerte santa, vives la mortificación y el sacrificio. Todo, absolutamente todo lo arrojas al cielo.

Una mujer que reflexiona

La mujer de principios es la mujer que examina y reflexiona; que ha aprendido a pensar y a ponderar; la que piensa en los principios y trata de descubrir los valores con su inteligencia y corazón, que no los pierde de vista a lo largo de todo su vivir y actuar en el mundo. Esta mujer actúa así, porque está consciente de que todo lo que diga, haga o deje de hacer afectará a los que están inmediatos a ella, a los que están más allá de ella y a los que están fuera de ella. Valores y conducta van de la mano. Por esto mismo, la Madre Teresa de Calcuta alcanzó a hacer tanto por los más pobres de entre los pobres, por la fuerza de sus convicciones, por la claridad de las mismas, por su incuestionable amor a Cristo.

Lo que es, es La virginidad es…, la castidad es…, el matrimonio es…, Dios es…Tú estás llamada a llevar principios de amor al mundo y a sembrar los valores en el corazón de tus pequeños, aunque muchas veces te parezca que estás dando algo que se lo lleva la corriente, por la densidad del superficialismo que invade el mundo. El éxito, las modas, las casas lujosas, la frivolidad en las conversaciones, etc. Cuando eso te suceda, cuando dudes, pregúntate siempre: ¿por qué hago esto? ¿Qué sentido tiene para mí el hacerlo o dejar de hacerlo? ¿Qué dice de mí como mujer que permanece atenta? ¿Con quién pretendo quedar bien? Respóndete, y entonces decide.

Si tú eres una mujer de principios, razonas a partir de ellos, ponderas e interiorizas, resuelves en torno a ellos, sacas consecuencias, incluso lo que haces, todo lo que haces, lo comienzas a partir de tus principios, de tus propios valores. Eliges esposo a partir de tus principios (por esto es tan importante no dejarse apasionar, ni deslumbrarse a la primera; si lo haces, existe el peligro de que a la hora de las decisiones importantes vengan los conflictos entre valores y olvidándote de ellos te dejes llevar por el sentimentalismo), inicias un negocio con ellos presente, tienes amigos que comparten tus convicciones, aunque tu mente es universal; lees de acuerdo con un criterio recto y eliges qué tipos de programas de televisión verás siendo guiada por ellos. Lo mismo puede decirse de la ropa que te pones y de la forma en que decoras tu casa. Todo habla de lo que eres interiormente, lo quieras o no, pues los principios se manifiestan en todo lo que es exterior y conducta.

Convicciones y libertad

Como mujer de principios, que tiene claridad de ellos, no tienes que resolver conflictos entre tu libertad y Dios, ya que en todo momento sabes que ésta (la libertad) es un regalo que se te ha dado para conducirte siempre al bien. Comprenderás que la libertad se te da para realizar algo: tu vida, tu vocación, tu trabajo profesional. La libertad es maravillosa, porque es una invitación a seguir el principio del amor, de los valores universales y naturales, implícitos en el corazón de cada hombre. La libertad bien utilizada te lleva a humanizar el mundo, contribuyendo al levantamiento existencial de los hijos de Dios. Por lo tanto, como mujer de principios, que quiere cristianizar el mundo con su vida, deberás pensar bien si estás tomando decisiones o actuando de formas que te lleven siempre a la conquista de este bien y el buen uso de esa libertad.

Si ya eres madre, tus hijos deben ser testigos de que vives, lo que crees y enseñas.

El amor se enseña con paciencia, delicadeza y compasión en la mirada. El amor no grita, no maltrata, no minimiza. El amor está consciente de la dignidad de la persona humana que tienes a tu cargo, por eso ser madre es llevar a su fin más alto la educación de cada niño.
Mujer de principios es la que es y obra de modo racional, coherente; que sabe distinguir lo verdadero de lo falso, lo bueno de lo malo. Procura hacer el bien y evitar el mal sin excepciones. Sin justificar acciones que quizá sean ventajosas, pero contrarias a los principios verdaderos.

Con lo anterior quiero decirte que, si buscas ser una mujer de principios, no adoptes una doble forma de ser o actuar, según le convenga a tus propósitos. Atiende a tu propia conciencia, ponte la mano al pecho y mira con frecuencia tu conducta, para descubrir errores, lo que también es descubrir verdades; así alcanzarás verdades cada vez más radicales.

Conocimiento propio

Ser una mujer de principios, es llegar a la raíz de tu mismo ser, en donde encontrarás los valores de tu existencia, es en esa raíz saturada del amor divino donde encontrarás a Dios y a ti misma, donde descubrirás que eres su hija. Encontrarse con Dios siempre implicará una revisión de tus propios principios, una reforma de tu conducta (es imposible tener una conversión sin cambios notables) y reencuentro con la verdad de nuestras enseñanzas católicas. Descubrir a Dios en tu vida y convencerte de que es y está en ella día a día, en lo ordinario, en la rutina, y no reservado sólo para los domingos o fiestas especiales, te llevará a tener un pensamiento radical de mujer, firme y tierno, recio y audaz; equilibrado y maduro.

La palabra “radical”viene de “raíz”, esos extremos de las plantas desde donde obtienen las sustancias nutricias indispensables para su desarrollo armónico. En este sentido, la mujer radical es aquella que va a la raíz de las cosas, de los sucesos, de su propio ser y de los diversos aconteceres. A la que no le interesa quedar bien con nadie que no sea la Iglesia, Jesucristo y su palabra.”El pensamiento radical es pues el pensamiento más profundo, más serio, más inteligente y también el más gozoso y pleno, porque es la radical superación de cualquier tipo de nihilismo, de indiferentismo, de aburrimiento, de pasotismo, de superficialismo, etcétera” (Antonio Orozco Desclos).

Hacia la raíz más honda

Es cierto que la mujer que piensa radicalmente —que llega hasta las raíces de las cosas— puede caer en el vicio del fanatismo, porque al obtener un conocimiento mucho más objetivo (sin apasionamientos) y verdadero de lo que son las cosas puede entrarle el orgullo, el afán y la testarudez de imponer su descubrimiento, por alguna especie de fuerza distinta a la de la misma verdad. Por lo cual, debes tener paciencia y acudir a la sabiduría, para poder comenzar un proceso de formación de la conciencia en los otros, sin llegar a imponerte de forma agresiva, pues los principios y valores no pueden imponerse, es necesario que se descubran por la inteligencia de cada uno y a través de las vivencias de tus propias experiencias. Sin duda alguna, la mujer que se atreve a llegar a la raíz de las cosas descubre con satisfacción al apóstol San Juan cuando, enseñado por Cristo e inspirado por el Espíritu Santo, escribió: “Dios es amor”. Aquí está la razón última de todo lo que acontece, incluso la refutación del pecado, el odio, la envidia, el rencor, las rivalidades y todas las demás barbaridades, que no proceden del amor, sino de la libertad de muchísimas mujeres, que se han deformado o han dejado deformar la inteligencia y la voluntad, virtudes que existen, porque el amor existe. Es, desde luego, un misterio, pero está ahí: innegable.

Profundizando

El fanatismo es un error posible en mujeres de principios, pero acabamos de ver que el error estriba en un pensamiento de insuficiente radicalidad: no se ha atendido al más radical de los principios: “Dios es amor”. Porque si me fijo en él, yo, por amor, debo defender ese principio, como realmente absoluto y como el único realmente absoluto, y pasar enseguida a las conclusiones más importantes: Dios crea por amor, Dios ama todas sus criaturas. Si pienso eso, saco la conclusión inevitable de que yo también debo amarlas. Si yo soy una mujer de principios, si soy coherente con mi principio radical, yo tendré que invitar a todo el mundo a que descubra el gran primer principio de todo ser y que ha de serlo de todo obrar. No puedo pasar de largo sobre esas consecuencias.

Es por esto importante no hablar por hablar, o tomar decisiones acaloradamente, pues el principio del amor estará siempre presente y vivo, latente en todo lo que tú hagas consciente o inconscientemente.
Todo está relacionado con este principio absoluto. Por tanto, aunque tú estés, como es lógico, aferrada a tu primer gran principio —Dios es amor—, si ves que otros no le aman, si ves incluso que muchos le odian, no tienes derecho a odiarles, juzgarlos o criticarlos porque Dios no los odia, critica y juzga. Dios los ama con un misterioso e infinito dolor. Por tanto, el radicalismo cristiano no tiene nada que ver con el fanatismo, a no ser como herejía. (Todo lo anterior adaptado de Antonio Orozco Desclos.)

Amor de mujer

Para la mujer cristiana, el Amor con mayúscula es el valor absoluto, incondicional e intraicionable, el ingrediente activo y principal sobre el cual gira tu vida y todo lo que haces o dejas de hacer. Todo está en relación con este valor o participa de la verdad y fuerza de este principio Absoluto. Por eso, ante el mal, tu corazón de mujer se duele, la compasión está presente activamente, el perdón se ejerce diariamente si es preciso. Tu ser femenino está más capacitado para esto.

Si como mujer te niegas a tener una conducta que viene desde el amor y va hacia el amor, entonces no podrás ser una mujer de encuentro, pues tenderás al egoísmo, que genera envidias, divisiones, impide el perdón o la disculpa. Cuando, por ejemplo, te irritas con tu esposo, y claramente se nota que él es el culpable en ese momento, puedes ejercitar puntualmente el principio del amor, pues, aun sabiendo que está equivocado, hay algo interior que te hace ceder, abrir la puerta a algo más grande y frondoso que lo humano-animal, el amor.

Este valor se vive desde tu dimensión poética o espiritual, pues sólo se puede ceder, perdonar y sacrificarse, apelando a la dimensión específica de humano: el espíritu como ya te lo he explicado anteriormente.
Si te quedas en lo emocional, en lo psíquico por supuesto, no perdonas, te vuelves egoísta y, en ti misma, decides no luchar, pues predomina más el orgullo. Si, por el contrario, te dejas gobernar conscientemente por el principio del amor, e incluso sabiendo que se te debe una disculpa y te sientes herida, cedes, lo haces porque decides seguir el encuentro con el otro, porque es tu convicción, porque es el valor que hay detrás para sostener tu decisión y decidido vivir, a esto se le llama autotrascendencia, que quiere decir ir más allá como mujer, esposa y madre. Nadie te lo impone, eres dueña de tu libertad. Es decir, lo haces porque a ti te da la gana hacerlo. Punto. No existe conflicto alguno entre autoestima y principio.

La falsedad del ateísmo

Hay verdad y verdad absoluta. La tuya y la mía es que Cristo vino expresamente para reivindicar nuestra dignidad perdida por el pecado. Vino para que tú y yo, metiéndonos en su vida contenida en las Sagradas Escrituras, lleguemos a la conclusión de que es todo lo que necesitamos saber para vivir una vida centrada en el amor. Esa verdad te invita a amar, a enseñar, a practicar, a donarte totalmente, porque esa es la voluntad del Padre y estás convencida de ello.

Jesús te dejó a Pedro, fundador de la Iglesia, para mantener vivos esos principios, tus principios, los principios que heredarán tus hijos. El principio del amor a su Iglesia, a Nuestro Santo Padre, la devoción a la Virgen y la comunión con los santos. Tu bautismo, amiga, te llama a todo ello y te da ese derecho.

Es hermoso ser mujer y descubrir esa capacidad innata que tenemos para llevar el amor, para ser mujeres valientes. El don de la vida humana es eso, un verdadero regalo. Tú estás llamada a hacerte un enorme regalo para el mundo. Tú tendrás muchos sueños, pero ten presente siempre que tus sueños han existido mucho antes en la mente de Aquel que por Amor te creó. La semilla de la bondad, como diría Edith Stein, filósofa y mártir de nuestra Iglesia, está en tu corazón y en el mío. Por eso debes luchar por descubrir los valores y así enseñar a los que vienen el arte de llegar a convertirse en una mujer y hombre de principios. Tal y como lo hicieron Juana y Catalina, Martha y María, Teresa de Ávila y Teresita del Niño Jesús. Tal como lo hizo en nuestro hoy la Beata Teresa de Calcuta. (Este texto ha sido inspirado en el artículo original de Antonio Orozco Desclos “Hombre de Principios” y adaptado con el permiso del autor).

 

 

Mortificación

Daniel Tirapu

De pequeño solía decir hacer algún sacrificio. Mortificarse es morir un poco a nosotros mismos, para tener vida y darla a los demás.

Hoy la gente se mortifica mucho , aunque no lo sepa: regímenes draconianos para estar como una modelo, tener un perrito que te obliga a las seis de la mañana del domingo a salir para que haga pipí , footing, gimnasio, incluso hay quien se opera o le parten la nariz para mejor aparentar.

Lo que no se entiende es que algo de eso se pueda hacer por Dios, por unirse a El en la cruz, por reparar por nuestros pecados. No te hablo de hacer cosas raras, de meterte una piedra en el zapato o así, levantarse a la hora, trabajar duro cuando te ve el jefe y cuando no, hacer amable la vida a los demás, ser paciente, escuchar.

Cualquier madre o padre hace por sus hijos cosas increíbles de amor y cariño. No comerse las patatas fritas antes de que lleguen a la mesa,  sonreír, no decir un taco, comer con agradecimiento lo que nos ponen, etc. Cuaresma es un buen tiempo para ejercitarse.

 

 

El Siglo de Oro de las mujeres“

Me siento orgulloso de que más del 34% de los altos directivos en Alibaba Group sean mujeresHacen a la empresa equilibrada como el ying y el yang. Las mujeres equilibran la lógica y el instinto. Diría que este es el ‘ingrediente secreto’ de la empresa. Los hombres piensan más en sí mismos, y las mujeres piensan más en los demás. Las mujeres piensan en cómo cuidar a sus padres y a sus hijos.”

Lo dice Jack Ma, consejero delegado del gigante chino de internet. Si bien es cierto que en su consejo de administración no ha sentado a ninguna mujer, Jack Ma acierta cuando habla de los diferentes tipos de inteligencia, la intelectual, la emocional y la emotiva o del amor. En este vídeo podéis escuchar su motivador discurso:

Esta semana lo explicaba yo en el IESE a las participantes en las II Jornadas de Fomento “Entrenando tu talento”, hablándoles de identidad personal. Quién soy, a dónde voy, los valores, competencias y compromisos que tengo, si me disperso o soy preciso y, así, más proactivo… Me gusta recordarles también una frase atribuida a Gandhi que nos recuerda que todo empieza en nuestra cabeza:

Por eso siempre las animo a estudiar más, a formarse mejor. Está claro que no todos piensan como Jack Ma, pero el crecimiento orgánico de mujeres en consejos es imparable.

Así lo vemos en el VI Informe Mujeres en los Consejos del IBEX-35, que este año acompañamos de la I Radiografía Presencia femenina en los Consejos del mercado continuo al completo, y que acabamos de presentar junto con Atrevia.

El año 2018 se ha iniciado con  una notable aceleración en el ritmo de avance: un 20% comparado con el 1,1% de incremento a inicios de 2017. Se constata que la reducción del tamaño de los Consejos no ha penalizado a la mujer, ya que su presencia sigue creciendo en el selectivo IBEX-35.  A este ritmo en dos años años más llegamos al 30% que pide la CNMV para las empresas cotizadas en el 2020.

Sin embargo, en la totalidad de los consejos del resto de cotizadas hay solo un 19% (15 empresas no tienen ninguna mujer y 42 solo una). Destacan dos empresas, Realia y Grupo Ezentis, que cuentan con más mujeres que hombres (57,14%) en sus Consejos.

La publicación de estos datos en medios de comunicación en los años anteriores ayuda a que las empresas reaccionen y cambien positivamente. Pero hasta ahora no se había publicado estudio alguno sobre las empresas del continuo. Esperamos que el próximo año, tras la publicación de su radiografía, se vean ya algunas mejoras.

En este enlace podéis leer el informe completo.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, la vía más poderosa con la que contamos para conseguir mejoras necesarias es seguir

trabajando, y no de cualquier modo, sino trabajar para llegar a la raíz del conflicto, para diagnosticar con conocimiento de causa dónde radica su origen y ser capaces de diseñar una hoja de ruta que nos permita solventarlo de la mano de los hombres. Porque la huelga programada para hoy no hace más que alejarnos de las verdaderas mejoras en las que nos deberíamos concentrar: eliminación de la brecha salarial por razón de sexo, tanto en sueldos como en jubilaciones, e igualdad de oportunidades en las empresas.

La reivindicación de los derechos de la mujer está hoy muy presente -y debe estarlo- porque estamos hablando de la

En Aloya: cincuenta años rompiendo techos de cristal y de cemento

mitad de la humanidad. Pero no ayuda mezclar esa reivindicación con alusiones ideológicas, como si esas fueran las únicas legítimas.

La formación continua e integral de hombres y mujeres es lo que ayuda a superar los distintos techos de cristal y de cemento. Anteayer fui invitada al foro “Mujer, empresa y formación” de Aloya, Centro de Estudios Superiores de Vigo, donde pronuncié una conferencia con ocasión de la celebración de sus bodas de oro (50 años formando mujeres de manera integral e integrada), ya cuenta con más de 5.000 alumni que contribuyen con su trabajo remunerado o como emprendedoras a dinamizar el tejido empresarial gallego.

Y hablando de bodas de oro, este debería ser el Siglo de Oro para las mujeres, como hace años vimos Maruja Moragas y yo. Nunca antes hemos tenido tantos recursos ni tanta formación para poder llevar adelante los cambios necesarios para un progreso equilibrado, sostenible y en femenino.  También de oro es la cruz que me entregará este sábado la Fundación de Fomento Europeo, “a la personalidad que en su trayectoria ha destacado en pro de los valores universales y los derechos humanos en la unión de los pueblos y las personas”.

Me gusta recordar la frase de Ward: El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas. La gran mayoría de mujeres estamos ajustando las velas para ceñirnos a unos vientos que pueden ser muy favorables para todos.

 

 

8 de marzo Jornada Internacional de la Mujer

Ana Teresa López de Llergo

Última actualización: 08 Marzo 2018

La presencia de la mujer en el mundo tiene muchas caras: madre, esposa, hermana, hija, amiga, compañera y, actualmente también el toque femenino en un sinfín de profesiones.

Women of the World, grupo internacional al que pertenecen 25 miembros de todo el mundo, subraya el papel de la mujer como madre y presenta la siguiente Declaración Mundial de Madres, que llevarán a la CSW de la ONU en Nueva York, y también la harán llegar a políticos de diferentes países:

“Las mujeres desempeñan una función decisiva en la familia. La familia es el núcleo básico de la sociedad y como tal debe fortalecerse (…) Las mujeres hacen una gran contribución al bienestar de la familia y al desarrollo de la sociedad, cuya importancia todavía no se reconoce ni se considera plenamente”. (Plataforma de Beijing 1995 capítulo II párrafo 2).

1. Las madres son el corazón y el sustento de la familia y de la sociedad. Las madres aportan a sus hijos el cuidado, la ternura, comprensión y empatía que una sociedad necesita para progresar en humanidad. El hecho de dar la vida, sostener y alimentar a sus hijos convierte a las madres, en colaboración con los padres, en la fuerza y el sostenimiento de la humanidad. Madres y padres desarrollan cada cual un papel fundamental en la sociedad.

2. La sociedad necesita familias estables que permitan a sus hijos crecer felices y seguros de sí mismos. El conjunto de la sociedad se beneficia cuando los niños crecen en un entorno familiar estable, junto a madres dedicadas a su crianza y educación.

3. La maternidad y la dedicación a la familia es uno de los trabajos más importantes y gratificantes para una mujer y beneficioso para la sociedad. Y sin embargo resulta infravalorado en el mundo de hoy. Al ignorar o menospreciar la maternidad y la dedicación de la mujer a la familia, se dificulta la construcción de sociedades sostenibles.

4. Con demasiada frecuencia, las mujeres son discriminadas en el mercado laboral por ser madres o querer serlo. Las madres han de tener igualdad de oportunidades, consideración y respeto en el mundo laboral.

5. La maternidad y la dedicación a la familia son también un beneficio para las propias mujeres le aportan plenitud y realización personal, fortaleciendo su identidad femenina. Junto a ello, le proporcionan otras oportunidades de desarrollo humano y aprendizaje de habilidades de liderazgo, comunicación y gestión.

La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. (…)” Artículo 25.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Así pues:

I. Las madres y sus hijos deben ser respetados y considerados como miembros importantes de la sociedad.

II. La maternidad y la dedicación a la familia exigen y merecen reconocimiento social y político.

II. La dedicación exclusiva a la familia no puede seguir siendo ignorada y, menos aún, ser considerada una razón para condenar a las madres a la muerte social.

“La familia es la unidad básica de la sociedad" (Plataforma de Beijing 1995) y la maternidad es el corazón de la familia. Por tanto las madres deben ser respetadas tanto en la política como en la sociedad y en el propio hogar.

En Roma otra iniciativa: Con el tema “La mujer, pilar de la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”, del 6 al 9 de marzo, se lleva a cabo la asamblea plenaria de la Comisión pontificia para América Latina (CAL) sobre las mujeres. De este modo se reafirma la conclusión del CELAM en Bogotá: “¡La esperanza en América Latina tiene un rostro femenino!”. Los miembros de la Comisión son cardenales y obispos, e invitaron a un pequeño grupo de mujeres de América Latina con responsabilidades sociales y eclesiales, para conocer sus puntos de vista. El Papa tendrá audiencia con los participantes el viernes 9 de marzo.

En cuatro conferencias se exponen los siguientes temas: Ana María Bidegain tratará de “los obstáculos y las fuerzas para la promoción de las mujeres en la realidad latino americana; Guzmán Carriquiry Lecour, secretario de la CAL, hablará de “las mujeres y la transformación cultural “; el Cardenal Francisco Robles Ortega Arzobispo de La Habana (Cuba) tratará de ”la presencia de la Virgen Marie y el papel de las mujeres en la evangelización de los pueblos latinoamericanos”, y el Cardenal Marc Ouellet, presidente de CAL, “la mujer a la luz del misterio de la Trinidad y la Iglesia”.

Las feministas argentinas: convocan para el 8 de marzo una huelga en la que haya representación de mujeres de todo el mundo para plantear otros modos de vida y otros espacios. Desean quebrantar los privilegios de las sociedades patriarcales y capitalistas, racistas y heteronormativas.

Quieren ocupar el espacio público, decidir sobre su cuerpo, sobre su vida, reafirmar la fuerza política de las mujeres, lesbianas y trans, y preservar nuestro planeta.

Con la huelga quieren mostrar que sin el trabajo de la mujer no hay producción ni reproducción.

 

Conclusión:

No podemos ignorar las dos posturas diferentes que abordan la realidad de la mujer. Una reconoce injusticias y busca soluciones, pero también reconoce la realidad de la maternidad como la característica distintiva e insustituible que ha de cuidarse desde la política, las instituciones y los medios. La maternidad y la dedicación a la familia son valores irrenunciables, hacen grandes a las mujeres, a los hombres y a las sociedades, pero especialmente a las personas más vulnerables: los hijos pequeños.

La otra también reconoce las injusticias, pero reniega de la maternidad y del trabajo del hogar, incluye y se apoya en las ideologías, rompe drásticamente con el pasado. Adopta un lenguaje marxista. Una de sus propuestas textuales dice: “Para ocupar el espacio público, de ocio y la noche sin temor a ser acosadas con espacios de disfrute, encuentro y diversión.”

El futuro se forja en el presente. ¿Qué queremos las mujeres? Cultivar el hogar o desvincularnos de él, esa es la disyuntiva.

 

 

MENSAJES EN CAMPAÑA:LA CONVERSIÓN DEL PENSAMIENTO Y LAS OBRAS

Por René Mondragón

MUCHAS QUEJAS

En efecto. Muchas personas se quejan de la guerra de lodo que presenciamos todos los días, y de la falta de contenido, visión, principios y propuestas que las distintas narrativas ofrecen los presidenciables y los demás candidatos a cualquier número de cargos de elección popular.

No es para menos. El Nembutal de spots al que se encuentra expuesto el target-elector es formidable.

Carlos Castillo Peraza acostumbraba decir (“Apuesta por el Mañana”) que, si las ideas no se convierten en palabras, son malas ideas;  si la palabras no se convierten en acciones, son malas palabras. Y con frecuencia, lo que se aprecia en el horizonte de los consumidores de información, es simple: malas ideas, deficientes palabras y peores acciones.

¿QUÉ SE REQUIERE?

Descubramos el agua tibia: Se necesita, con urgencia, una “conversión de las obras”, como bien lo califica un destacado pensador contemporáneo. Se trata, efectiva y eficazmente, de hacer obras nuevas, realizaciones con un profundo sentido humanista y contenido trascendente. Esto es, ser capaces de mirar más allá de la obra pública o los programas de asistencia social.

Si de verdad, los liderazgos políticos quieren –en serio, el escribano reitera- transformar a este bendito país, se debe iniciar por una conversión de sentimientos, percepciones y emociones. Y no se trata de instrumentar modelos sentimentaloides o cursis como “la república amorosa”, sino de medidas eficaces, políticas públicas y visión de gobernanza verdadera, aplicada desde los sentimientos de cada persona y su puesta en escena por la comunidad.

CONVERSIÓN DE LOS SENTIMIENTOS

Un primer impacto: En expresión del Maestro Agustín Basave Fernández del Valle, entender que “no hay nada más democrático que, el ‘amaos los unos a los otros’”. De esta forma, la virtud de la compasión a favor de quienes menos tienen, menos pueden o menos saben, se aleja del clientelismo electoral, para dar paso a la virtud práctica derivada del espíritu de un buen samaritano.

De esta forma, las despensas dejarán de comprar conciencias, y las cobijas dejarán de alquilar voluntades, para poner encima de todo ello, el respeto fundamental a la dignidad de la persona humana.

CONVERSIÓN DEL PENSAMIENTO

En un segundo momento, a la conversión de obras y sentimientos, sucede necesariamente, la conversión del pensamiento. Como dijo certeramente el pensador: se trata de convertir “no lo que pensamos, sino de cómo pensamos”. Esto es, de un nuevo y disruptivo “estilo de pensamiento”

La pregunta es obligada: pensamos con un estilo superior y trascendente de lo que nos rodea? o ¿pensamos con estilo meramente utilitarista, cortoplacista, convenenciero, manipulador y rastrero?

Este estilo de pensamiento no es extraño. Como destaca un espléndido colaborador y maestro, es el pensamiento que obedece “a la cuarta ley de Newton” que a la letra dice: “Todo lo que se arrastra, tiende a subir”.

Dentro de esta misma conversión de pensamiento, se encuentra la urgente actitud de evidencia una sincera “Humildad por Aprender”, por encima de las descalificaciones, los señalamientos de deficiencias, y “las evidencias” que “demuestran” el nivel de estupidez de los demás contendientes. Se trata pues, de edificar. A los mediocres y frustrados les encanta destruir, no porque quieran lo que usted tiene, su pretensión es quitarle a usted lo que tiene.

Y esta propuesta conlleva una transformación de la actitud. Actitud que se traduce en evolucionar y dejar de resistirnos a asegurar que ninguno de los que nos rodean, tiene autoridad para corregirnos. Como actitud, la vanidad intelectual y la soberbia, son pésimas consejeras. Se le hace más caso al que trae más ruido, al que causa mayores dislates en las redes; al que nos divierte con sus múltiples ocurrencias.

Esta campaña rumbo a la presidencia de la República, es una espléndida oportunidad para la conversión del pensamiento… empezando por el nuestro como dicen mis adorables lectoras y amables lectores.

 

 

 

21 de marzo: ¡Día internacional de las Naciones Unidas contra el racismo, el antisemitismo, y contra todas las formas de discriminaciones!

Debo ausentarme hasta finales de marzo, de ahí el envío antes de mi contribución antes de la fecha internacional del día.

En primer lugar, el nombre de racismo = no tiene el de criterio científico como lo expongo más abajo en este texto.

Lo utilizo:y ello, ya que el nombre racismo a una connotación precisa en el lenguaje popular, y tiene un significado sociológico incluido por todas y todos.

Este año: este día ocurre en un contexto internacional tenso y complicado, lo que desgraciadamente no favorece las actitudes respetuosas de ciudadano universal.

Ahora bien, pertenecemos todas y muy cualquiera que sea nuestro continente al género humano universal en su fase desarrollada de Homo sapiens.

Las guerras en Prójimo y Oriente Medio y en África subsahariano, y en este contexto el conflicto israelopalestino que se perpetúa = causan posiciones cortadas en favor de un campo, a menudo según las opciones ideológicas. Y ello, no favorece un comportamiento sereno de recepción de los flujos migratorios, esto, debido a la subida del terrorismo con sus atentados en el mundo, y sus tomas de rehenes bajo sus distintos nombres de: DAECH, AL QAIDA, AQMI, BOKO HARAM, .....

En efecto, estos actos odiosos criminales, crean miedos, angustias, de los temores y complican la recepción comprensiva de los refugiados políticos en Europa víctimas de las guerras, a veces de las epidemias y catástrofes climáticas, y de la pobreza cuando desgraciada a veces se acumula todo.

Ciertamente, países como el Líbano, Jordania, Turquía reciben por decena de millares de los refugiados y en Europa las costas italiana y griega son las más solicitadas por las llegadas incluidas numeroso embarcados en embarcaciones de fortuna por pasadores de fronteras sin escrúpulo, se mueren en el mar antes de afectar el suelo esperado.

Pero eso crea tensiones en la UE (Unión Europea), entre los partidarios de la recepción como Alemania y otros países como Hungría, Polonia y de otros que los rechazan y que intentan detenerlos por protecciones: Paredes, alambres de espinos, fronteras militarizadas…

En este contexto, es desgraciadamente fácil constatar las confusiones que se operan entre la pertenencia a una etnia, a una cultura, una religión, con el Islam y de su versión ridícula del Islamismo fundamentalista y político.

Y ello, mientras que la crisis económica de 2008 causó una comitiva de desempleado, de distintas crisis: alojamiento, bloqueados salarios, trabajo precario, y tales circunstancias facilitan los repliegues idénticos o las reagrupaciones communautaristes.

Las tensiones que se han desarrollado estos dos últimos años entre Rusia los Estados Unidos y la Unión Europea, abastecen también la angustia y la ausencia de visión de un futuro deseable.

LA ONU: parece ya no tener pesos sobre los Estados nación y en particular más potentes militar y económicamente que se liberan de algunas de sus obligaciones, o que usan erróneamente su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, la mejor manera de respetar a los ciudadanos del mundo que somos todas y disponerlo todos, sería de los medios y del apoyo que favorece el desarrollo sobre todo el planeta.

A continuación, la recepción de los emigrantes para los y las que hacen la elección del éxodo empujados por condiciones climáticas o de seguridad con tal perspectiva encontrarían otro eco, y favorecerían el diálogo entre las civilizaciones y la armonía entre el pueblo.

Entonces: imposible dirán algunos. Sin embargo, si se les evade se contabilizan todas el en los paraísos fiscales y si se añade: todos los gastos militares gigantescos vinculados a las armas nucleares, químicas y bacteriológicas, habría de que solucionar muchos problemas del planeta.

Desgraciadamente, estos últimos años, los actos antisemitas se han desarrollado en Francia, y también discriminaciones racistas persisten para el acceso al empleo, a una formación, a un alojamiento, según su etnia, su nombre, su facies….

Esto dicho, mientras que en Francia con el estado de urgencia a raíz de los atentados terroristas, el oficio de policía es muy difícil, fatigante, y su mediatización demanda de los policías de una competencia y probidad ejemplares, respetuoso de los valores de la República, pero mejor pagados, mejor equipados, pudiendo justificar su intervención por cámara y recibo los cuales se vuelven necesarios, pero que añadirán a la complejidad de su situación.

Una policía de proximidad: conociendo el terreno y a sus habitantes, apto al diálogo, pero sin tuteo u otra situación suficiente, muy siendo firme sobre el trabajo a hacer = es un equilibrio que queda por encontrar. Ya me acuerdo a principios de los años 2000, de abordar estas cuestiones en una formación con el terapeuta social:Charles ROJZMAN.

Y sin embargo, la ciencia nos aporta un alumbrado sobre nuestra realidad psicobiológica. Somos todos seres humanos, no existe raza en sentido.

Cuando las grandes plagas que amenazan a nuestra humanidad:  el terrorismo, las guerras, las epidemias, los desórdenes climáticos, la pobreza, el acceso al agua, a las energías, estarán en curso de Resolución, muchos males desaparecerán que favorecerán nuestro pasar a ser común. Aunque algunos venenos pedirán aún mucho tiempo una vigilancia democrática y que las diferencias lejos vivirse como obstáculos o taras, pero como riquezas inevitables y fértiles.

¡En Estados, a sus Gobiernos, ser conscientes! Sobre todo:al pueblo de dirigirlos en este sentido ya que esto es la única susceptible de salvar la humanidad. Desde esta opinión de los jefes espirituales como el Papa FRANCOIS y Daisaku IKEDA y Dalaï Lama para el budismo, son éveilleurs de conciencia, pero ha un método también científico de investigación para la paz iniciada por el pensador ruso Léo SEMASHO, que dispone de enlace sobre todos los continentes, que supera la pertenencia a tal filosofía y religión, y que por un planteamiento científico la ciencia global para la paz (GPS), con la interacción de las esferas, ofrece un medio pedagógico universal para movilizar al pueblo para la paz y la armonía.

Copyright Guy CREQUIE

Poeta, escritor - observador social y cantante francés

Complementos sobre el tema tratado este día:

Los conceptos de raza, de subvenciones innatas, justificando desigualdades, sirviendo de base a las teorías racistas y antisemitas, siguen abasteciendo las crónicas y los comportamientos.

Ahora bien, la historia social de los hombres y mujeres, sólo es nunca la de su desarrollo individual.

También de MARX en los manuscritos de 1844, a Simone de Beauvoir,…; a Judith Butler (deshacer la clase; ediciones de Amsterdam, 2006) todo indica claramente, que la pregunta de las mujeres, se toma el en consideración esencialmente los hombres. La Clave de la feminidad se encuentra en la relación histórica con la masculinidad. Ciertamente, los largos y dolorosos combates de feministas acentúan el acontecimiento de la consideración de sus derechos fundamentales; sin embargo su emancipación pasa por la transformación de las mentalidades y prácticas masculinas para una emancipación global del género humano.

Como lo escribió Lucien SEVE, en su prueba magistral “el Hombre”; ediciones el Conflicto, 2009: el desarrollo antropológico no puede ya tener por objeto aclar el propio del hombre sino el de la humanidad concretamente en cuestión en su desarrollo histórico. El tema psíquico no es un invariante natural, sino una producción histórica inherente a cada clase de formación social…. La contribución esencial es que el único acceso verdadero a la personalidad pasa por la biografía. La idea principal es que el psiquismo específicamente humano, toma fuente en el mundo social, pero adquiere su identidad en la vida individual. El único lugar o los antecedentes y el biológico coinciden de verdad, es el paso al individuo concreto, su existencia hecha de todo lo que pasa entre su nacimiento y su muerte (observación de Georges POLITZER).

Así pues, por lo que se refiere a la crítica de la ideología de las subvenciones, la realidad es otra: las capacidades mentales, son el fruto de una apropiación cuyo secreto es de carácter no neuronal: el innato, pero biográfico. La forma psíquica (como tal) de la individualidad, no procede de la sociabilidad, pero de la individualidad. Quién dice: percepción, emoción, memoria, inteligencia, voluntad, dicha por el mismo individuo con su corporalité, su sexualidad, su cerebralidad, su actividad, su temporalidad….

Así por ejemplo, decir que se retrasa a los indígenas o autóctonos de Australia y América Latina, peligrosos obstáculos al progreso por naturaleza, son incorrectos, y sólo sirve el único pensamiento, discriminatorio.

En su libro:“El Hombre”; ediciones el Conflicto, 2008/2009, Lucien SEVE puede escribir, cito: “utilizando el concepto néologique de juxta estructura: aunque vienen determinados funcionalmente por el conjunto de los informes sociales, los individuos, no surgen sobre esta base, pero se adaptan hasta cierto punto lateralmente en ella, sin allí tener su fuente propia…”

Así pues, discurso de raza alimentando el racismo y el antisemitismo, es una tentativa peligrosa, criminal, dividir los seres humanos. Ahí tienes lo que escribí a este respecto en mi prueba “Filosofía y autonomía ciudadana de pensamiento”; ediciones Universitarias, en octubre de 2010, con un prólogo de mi amigo Ernesto KAHAN:

Ciertamente, en período de crisis, de angustia del día siguiente, la subida del desempleo, el temor del futuro alimenta los miedos, la de comprender las diferencias que pueden vivirse: = no como riquezas inevitables y fértiles, pero como obstáculos o taras. Todo comienza como lo indicaron:  los filósofos Martin Buber y Emmanuel Lévinas, por nuestra mirada hacia otro, el diferente.

No es necesario confundir el diálogo que (como lo expresó en sus obras y sus propuestas para la paz dirigidas cada 26 de enero al Secretario General de la ONU, el ensayista budista Daisaku IKEDA) pasa en primer lugar por interiorizar la realidad del otro, con el debate: que lo que está en juego es frecuentemente (como para las luchas políticas) = ganar sobre otro, superlo intelectualmente.

Entonces ciertamente a veces existe un racismo, al sentido sociológico se pone de acuerdo; esto ya que el concepto de raza no tiene ningún fundamento científico, sin embargo los miedos o la historia particular de tal o tal, en su contexto histórico y social que pueden convertirse en las de todo un grupo social, pueden transformarse en prejuicios, incomprehensiones, o incluso hostilidad frente al blanco, el árabe, el africano, del judío, así mismo frente a otro sexo, de una confesión o concepción de la existencia….

CON RESPECTO A LA PROBLEMÁTICA

¿O DE LAS RAZAS HUMANAS?

Para responder a la cuestión, ya sería necesario definir correctamente el término de “raza humana”.

En términos de clasificación de las especies, la especie es la última clasificación y no existe más que una única raza humana: homo sapiens. El término “raza” no tiene pues sentido estrictamente científico.

El término “raza” sólo se aplica normalmente a las especies domésticas, para hacer una diferenciación fina, basado en criterios morfológicos. Por ello se distingue Labrador del pastor alemán según criterios morfológicos. Pero esta distinción completamente artificial, se debe a la selección forzada por los ganaderos durante los siglos para poner a continuación tal o cual característica morfológica particular. “Razas” de gatos así fueron creadas por cruces juiciosos en gran número durante el último siglo.

Del mismo modo, se pueden distinguir “razas” humanas según criterios morfológicos. Los EE.UU reconocen así totalmente oficialmente el término de “raza” para definir ethniquement su población a menos que él mismo corresponde a cada uno definir a qué “raza” se siente pertenecer.

Resultante de una madre blanca y un padre de Kenya, Barack Obama se define él mismo como “afroamericano” pero si se hubiera definido como “blanco” debido a que su madre es blanca y de nacionalidad americana, eso no le habría sido impugnada desde una opinión estrictamente administrativa.

Sin embargo, esta clasificación sigue siendo una vista del espíritu, según criterios puramente morfológicos. Se eligió alegar el color de la piel porque a un tiempo, era representativa de una distribución espacial. Pero se habrían podido elegir otros criterios: la “raza” del rubios la diferente de la “raza” del marrones. Una “raza” para los ojos azules y otra para los ojos marrón.

No hay ninguna diferencia que definir una “raza” sobre el color de la piel o sobre el color de los ojos, científicamente hablando.

Resumidamente, se puede utilizar el término “raza “para definir ethniquement una población. Corresponde entonces a la sociología definir qué reparto es pertinente para qué objetivo, acordándose al mismo tiempo que eso no tiene otras realidades que sociológicas.”

También: para responder a una amiga, cuando jóvenes hijos de inmigrantes, probado el caso, no respetan las normas del país de recepción: Francia u otro, esto no procede de una incapacidad inscrita por naturaleza en sus genes, ni de la realidad de una etnia que no se adaptaría, sino es un problema de educación parental, una responsabilidad del sistema escolar por estudiarles la lengua e historia del país, y al propio país, en su responsabilidad oficial y ciudadana, a enseñarles a respetar su legislación jurídica, social, y esto: del municipio en el Estado central y estas exigencias se validarán más difícilmente si las discriminaciones cesan.

Algunas palabras relativamente al antisemitismo:

En cuanto al antisemitismo, corroe algunos cerebros, se inscribe en las viejas tradiciones de la extrema derecha, y se rehace entre juventud de algunos guetos en suburbio para quien el idéntico es el medio de compensar un mal vivir empresarial, y de rechazar sobre otro, el judío la causa de los tormentos. Se alberga frecuentemente detrás de un análisis geopolítico del conflicto israelopalestino, tiene siempre un resultado idéntico:El essentialisation y la designación de un chivo-emisario:odiar el judío para quien es, volverlo culpable de todo el resto.

Judíos se hacen amenazar, insultar, atacar, secuestrar, a veces se asesinan. No es ya posible enseñar al a Shoah en algunos centros escolares, y se identifica al judío al dinero, a la denegación del Cristo como hijo de Dios, a la expoliación de los árabes y a la creación del Estado del Israel… tanto de temas destaconados que hacen aún ingreso en Europa.

Ahora bien, somos una única raza humana:pertenecemos todas y muy al género humano en su fase desarrollado del Homo - Sapiens, las 3 religiones monoteísta del libro dibujan muy en la filiación del antiguo testamento, en la biblia

El Antiguo Testamento, es la parte que reanuda el Tanakh es decir, el Torah (la Ley), el Neviim (los profetas) y el Ketouvim (los otros escritos) y de otros textos antiguos no recogidos por la tradición judía.

Antes del Siglo XX siglo, las investigaciones arqueológicas sólo estaban en sus comienzos y la interpretación a la carta de los textos bíblicos era de norma (salvo raras pocas excepciones como Baruch Spinoza). Ningún documento extra bíblico conocido corroboraba o invalidaba esta historia y se describía enteramente era admitido por que el origen del Judaísmo en la Biblia y de manera fiable. Esta historia se conoce en gran medida: según la Biblia, el judaísmo nace de la alianza de Dios con Abraham1. Los exegetas de la Biblia estimaban esta fecha, hasta aún el final del Siglo XX siglo, en 1800 delanteros J. - C.

Las investigaciones arqueológicas modificaron mucho esta visión bíblica de la historia. Esta fácil evolución del conocimiento y no se aceptó rápidamente, dado que siempre se impugnó algunos lados entre especialistas. Al principio del XXIe siglo, se comparte a la comunidad científica aún en cuanto a las respuestas precisas a una serie de cuestiones sobre esta aparición. Algunos consideran que, “al final del reino de Juda, a la Vida siglo antes de nuestra era, varios libros de la Biblia pudieron existir bajo una forma cercana de la que conocemos”. La Biblia se habría completado a continuación durante el exilio de Babilonia a la Vida siglo delantero J. - C. el porqué es todavía discute.  Por lo que se refiere al origen del judaísmo, algunos consideran los textos descubiertos a Ougarit más próximos a la realidad histórica que los textos bíblicos….Esto:mérito un libro de expertos, pero sin certeza que solo uno pueda pretender a la verdad histórica.

El judaísmo: sin embargo se constituyó históricamente el primero, precedió la llegada del cristianismo, luego la confesión musulmán como religión.  ¡Tiene pues derecho a la existencia! Ambas son religiones universales respetables, como lo son otros, el budismo, el hinduismo, el taoísmo, etc… Como lo es también: el pensamiento humanista y filosófico laico, etc. ¡!

CON RESPECTO A LA ACTUALIDAD EN 2018!

Sobre los temas delicados del derecho de asilo y ley sobre la inmigración, es necesario evitar: ¡Y el angelismo feliz, y la caricatura xenófoba y los actos reprensibles!A la divisa de Ministro de Interior Gérard Collomb, y del Gobierno: Humanidad y firmeza” prefiero el nombre” humanidad y posibilidades”

Al hecho de clasificar entre los refugiados políticos, los exiliados climáticos, y los inmigrantes económicos, prefiero la presentación” recepción posible y política seguida “

En efecto, cómo reconciliar derechos universales: ¿que Francia fue la pionera, y legislación nacional en función de las necesidades para una comida juntas indispensable? No olvidan, que la selección según criterios morales, económicos, y políticas, pueden olvidar una característica común a toda situación: Los inmigrantes y exiliados no son delincuentes naturales. Son víctimas en primer lugar de la guerra, la violencia, la miseria. Ahora, su citación forzada demasiado numeroso en centros conduce a oposiciones entre etnias, y como en Calais = causa situaciones permanentes de zonas que niegan los derechos y deberes, agotando las poblaciones locales.

Ahora bien actualmente, sólo un 8% de los emigrantes en situación regular se expulsan, y cuando lo son, estas expulsiones implican situaciones dolorosas, inhumanas.

Francia, como lo indicaba Michel Rocard, no puede recibir toda la miseria del mundo, puede además de a los exiliados políticos y climáticos, ciertamente recibir a más inmigrantes económicos, y esto en cooperación entre el Estado, las regiones, metrópolis, ciudades. Pero ciertamente, teniendo en cuenta sus necesidades, y sin aceptar las situaciones de guetos, o la presencia a largo plazo de nacionales extranjeros no deseados.

Tratándose de la inmigración económica, es sobre todo a nivel internacional, que coordinaciones y decisiones deberían tomarse para la ayuda a la Resolución in situ de los conflictos y la ayuda económica con el fin de evitar la necesidad de ir.

Sin embargo, esta exigencia se choca con las 2 realidades:el repliegue nacional de número de grandes países que conduce a una desvalorización del papel la ONU. A continuación, las decisiones coordinadas en la UE (Unión Europea) y las proyecciones son milimétricas, y resultan en parte de una Europa demasiado rápidamente ampliada 27, con los antiguos países del Este y la armonía es que delicada más.

¡Por esta opinión, en muchos países del antiguo bloque soviético, hay bien que hacer!La Xenofobia a gran escala y el antisemitismo se desarrollan;la instalación de paredes y alambres de espinos, nunca ha sido una protección, ya que pertenecemos muy al género humano:¡el Homo sapiens!

El acuerdo europeo dicho de DUBLÍN, en absoluto es una facilidad a nivel práctico, pero una aberración desde la opinión solidaria. Después de los dramas en el Mediterráneo, en Grecia, a Lampedusa, a Gibraltar, ahora, él allí a los que llegan a Briançon, los que están en Calais para incorporarse a Inglaterra… Ahora bien, el acuerdo de Dublín impone al primer país de recepción europeo que debe regularse la situación de los inmigrantes, e ignora la solidaridad de soluciones coordinadas.

Por el contrario, más allá del acuerdo europeo con Turquía, sus ventajas y problemas, esto, habida cuenta de la naturaleza del régimen turco, Francia puede sin toda aún mejorar su relación con los países mediterráneo. Y ello, cuenta tiende la proximidad, de la historia, la herencia de la colonización, y buscar a mejorar lo que existe: Las normas de la inmigración posible en interés de los países en cuestión. Y ello, no altera en ningún caso la necesidad de una armonización europea a la situación. La composición del Gobierno alemán después de meses de bloqueo, puede ayudar a avanzar sobre este punto. ¡Pero hay urgencia! Si dificultad: un primero acuerdo a 12 países se sentiría en el deber buscarse.

Por fin numerosos nacionales:nuevos, precarios, en paro, agricultores, artesanos…. ¡Viven también situaciones difíciles! Una política solidaria adaptada es difícil, pero debe tener en cuenta las 2 realidades, lo infelices de causas múltiples:  ¡los vivo en Francia, y los que hay! ¡Y ello, con el fin de evitar las tensiones, repliegues idénticos, el miedo del otro, los actos y observaciones xenófobos!

Por esta opinión, las declaraciones del Presidente americano Donald TRUMP, con respecto a Haití primero país en salirse del esclavismo, y de los países africanos son indecentes, abusivas, emanando del Presidente de un gran país occidental.

Copyright Guy CREQUIE

Escritor observador social,

Autor de 30 pruebas de sociedad: algunos introducidos por grandes intelectuales de nuestro tiempo. Ahí tienes algunas contribuciones: - “Cultura y humanidad” saludado por el Subdirector a la cultura de la UNESCO; - “Religiones y sociedad = qué perspectiva para la humanidad” (introducido por un Director de investigación al CNRS y Director de estudios a la escuela de los altos estudios en ciencias sociales); - “Occidente, te despierta te "; - “Llamada al humanos”; - “Los Cristianos y los retos del IIIe milenario”; - “La Revolución del espíritu” (para el humanismo en acción); - “Reconciliar los derechos y los deberes” (para el futuro de la humanidad) introducida por el Presidente de la federación francesa de los clubes UNESCO; - “Formaciones y sociedad” introducido por uno de los redactores de las cuestiones de educación en el Concile Vatican II…. - “Filosofía y autonomía ciudadana de pensamiento” con un prólogo de Ernesto KAHAN que fue a buscar el Premio Nobel de la paz en 1985 de conformidad con la asociación mundial de los médicos para la prevención de los riesgos nucleares; - “Crónicas sobre el mundo y lo que está en juego a niveles planetarios” que valoriza el planteamiento de las Naciones Unidas de las cartas (UNILETRAS) en favor de la educación ciudadana de juventud con la contribución del arte y la literatura. Antes, Guy CREQUIE, se alimentó con las contribuciones de Jean LACROIX, el gran filósofo personalista, cristiano, que tuvo la crónica filosófica al periódico de gran tirada “el Mundo” de 1950 a 1980, y de Emmanuel Lévinas, quien Jean LACROIX, le presentó en 1980. Recientemente, en 2015 y 2016 publicó” Filosofía aujourd' hoyfilosofía mañana” - y “Poesía de la paz y la armonía” - Qué ocurrir con para Homo sapiens en el horizonte 2120” estas 3 obras publicadas de manera bilingüe en los EE.UU, con prólogos de personalidades nacionales e internacionales.

¡Así pues, va nuestra humanidad y nuestro tiempo, y mientras será así, mientras no habrá un despertador ciudadano de las conciencias = la humanidad irá decayendo! Todo depende: si la humanidad quiere ser creativa de valores con una espiritualidad creativa de paz y armonía, o si los valores del poder del dinero, del éxito individual por la manipulación del pueblo = el fin justifica los medios, son nuevo Dios de los Amos del momento.

Guy CREQUIE, escogí la alternativa del la más humilde, yo combates las ideologías de legitimación, el racismo y el antisemitismo de todo tipo, predico, otro modelo de desarrollo.

Personalmente, tomo la contribución si es útil al desarrollo de la humanidad de todo autor desde el origen y más recientemente de KANT LEVINAS, WEIL, HARENDT, IKEDA, KAHAN, GALTUNG, SEMASHKO, AZCONA, LINDER, CHANDRA, etc….   : ¡hombre o mujer, europeos o de otro continente, cualquiera que puede ser su nacionalidad, su compromiso social y político, su filosofía y confesión, si él allí a. si aporta a la humanidad, lo reconozco como tal o tal!

 

Producido solo por mujeres

“Madeira Vintners”, el vino licoroso producido solo por mujeres

La Denominación de Origen Protegida (DOP) “Vino Madeira” se ha hecho un hueco en el mercado internacional, sobre todo en Francia y Estados Unidos, gracias a una marca de este vino, denominada “Madeira Vintners”, que destaca porque toda su elaboración depende exclusivamente de doce mujeres.

La iniciativa surgió en 2012, cuando un grupo de mujeres -enólogas, ingenieras agrónomas o economistas- decidieron crear la nueva marca bajo el paraguas de la DO Vino Madeira, que es un tipo de vino licoroso (parecido al Jerez pero no tan fuerte) muy apropiado para el aperitivo o el postre.

El primer vino lo lanzaron en 2016 ya que, al ser licoroso, ha de estar en barrica en proceso de envejecimiento durante, al menos, tres años, según explicó una de las responsables de “Madeira Vintners”, Suzanne Pedro.

Tras la buena aceptación que tuvo en el extranjero. Hoy, 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, este grupo de viticultoras presenta su nuevo vino en Funchal, capital del archipiélago luso de Madeira.

Otra de las novedades es que tiene la graduación mínima que permite la DO Vino Madeira, 17 grados, y que, al ser licoroso, se presenta en cuatro variedades: dulce, semi-dulce, semi-seco y seco.

Está elaborado con dos variedades del archipiélago portugués, tinta negra (60 %) y complexa (40 %), y el precio de lanzamiento en el mercado rondará los siete euros, según Pestana.

El vino, producido por esta docena de mujeres, ha sido también distinguido a nivel europeo como modelo emprendedor a seguir, por lo que ha recibido importantes ayudas para el proceso de internacionalización, ya que fue galardonado en los Premios Europeos de Promoción Empresarial.

Se enmarca en la DOP Vino Madeira, una variedad de licoroso muy exclusiva, ya que tan sólo existen 400 hectáreas en todo el archipiélago con uvas aptas para dicho caldo.

Por lo general, las variedades más generalizadas para su producción son la malvasía (para el dulce), boal (semi-dulce), verdejo (semi-seco) y la sercial (seco).

La marca “Madeira Vintners” lanzada por este grupo de mujeres se ha convertido en la única que se ha creado en los últimos 80 años bajo el paraguas Vino Madeira.

Este tipo de vino licoroso se elabora en el archipiélago desde hace “al menos, cinco siglos”, explicó Gabriela Pestana.

Sin embargo, este grupo de mujeres quiere darle un “toque innovador” para abrirse a todos los mercados posibles. Tras ser catado por muchos expertos, Pestana explicó que las variedades seco y semi-seco “maridan muy bien con el sushi”.

La Denominación de Origen vinícola de Madeira, que a lo largo de los siglos se ha convertido en uno de los iconos del archipiélago, juega un papel importante en la economía de la región y, además, se usa como ingrediente de numerosos platos típicos.

Su historia va de la mano del descubrimiento de Funchal, en el año 1419. Las primeras cepas llegaron desde Grecia y a lo largo del siglo XV también se plantaron las cuatro cepas más generalizadas: malvasía, boal, verdejo y sercial.

Esperemos que esta iniciativa de estas pioneras doce mujeres sea un éxito, más tratándose de un vino producido solo por mujeres.

Jesús Domingo

 

 

 Cuaresma 2018

La Cuaresma, cuarenta días que nos preparan para la Pascua del Señor, comenzó el miércoles de ceniza (14 de febrero),  con las iglesias llenas ese día todos los años, un día laborable. Es un “tiempo fuerte”, penitencial. Si siempre hemos de vivir la caridad, característica de un verdadero cristiano,  mucho más en Cuaresma, tiempo en que deben acentuarse la práctica del ayuno, la oración  y la limosna. Ayuno no sólo de alimentos; también de cosas.  Muchos fieles ofrecen, a los pobres, el valor material de sus privaciones. Es característica de este tiempo,  un mayor recogimiento para reflexionar sobre el rumbo de nuestra vida y su meta, el Cielo, porque esto que vivimos es pasajero. El Papa nos da ejemplo de retiro orante: salió fuera de Roma, al principio de la Cuaresma, para hacer Ejercicios Espirituales, y, antes,  nos obsequió con una carta que hace pensar. En ella, nos recuerda que la Cuaresma es un “tiempo de gracia”, que  “anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida”. Con palabras del Apóstol y evangelista Mateo, dice: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12). Afirma que “algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio”. Evoca la imagen del Infierno que hace Dante Alighieri: “imagina al diablo sentado en un trono de hielo, su morada es el hielo del amor extinguido” .Dice el Papa que “lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (1 Tm 6,10)”; “el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas”. Muy interesante su reflexión sobre la realidad que nos rodea.

Josefa Romo

 

 

Las 4 etapas de la vida y sus crisis

vivirconsalud.com - 23.02.2018

Foto: Freepik 

 

Desde que nacemos nos esperan 4 etapas de la vida importantes. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes de estas etapas y de las crisis que hay en cada una de ellas, conocerlas es fundamental para afrontarlas de la manera adecuada.

La infancia

La primera de las etapas de la vida no podría ser otra que la infancia. Pero, ¿qué tipo de crisis pueden existir en uno de los periodos más dulces para el ser humano?

Sin duda alguna, el hogar y los padres. Muchos son los niños que se crían en familias desestructuradas, inestables y donde no se les transmite el cariño que necesitan. Algunos de estos niños tendrán heridas emocionales y carencias que se manifestarán en su vida adulta y les causarán graves problemas para relacionarse con los demás.

Compartir tiempo de calidad con los más pequeños, permitirles ser niños, que jueguen, que disfruten de la vida y que no tengan que ser el objetivo de las frustraciones de los adultos será necesario para evitar una de las primeras grandes crisis que se manifestarán con el tiempo.

La adolescencia y la juventud

La adolescencia es un periodo clave en la formación de la personalidad. Aquí es donde hay una mayor presión por sentirse bien con uno mismo y, también, por encajar en el mundo.

Es en esta etapa donde se gestan las primeras crisis relacionadas con el cuerpo. Cumplir con los cánones de belleza, o el hecho de sucumbir ante llamadas de atención sobre el físico, puede provocar diversos problemas.

Establecer vínculos saludables con las demás personas y solucionar cuanto antes cualquier problema que pueda suceder y que tenga como consecuencias la baja autoestima e incluso la depresión será esencial.

Los adolescentes pronto pasarán a ser jóvenes adultos que verán potenciados todos esos problemas no solventados y que repercutirán de forma importante en su vida.

La madurez

Esta es una etapa de la vida caracterizada por la estabilidad, pero donde la crisis también tiene su cabida. Tener un trabajo estable, pero que quizás nos aburre, o estar presionados por tener una familia e hijos puede abrumarnos en esta etapa tan importante de nuestra existencia.

Muchas personas no se atreven a cambiar de trabajo y los que lo hacen pasan por una crisis que a veces cuesta superar porque la decisión podría haber sido mejor.

En cuanto a formar una familia, las personas en esta etapa intentan escapar de la temida soledad y sus ansias por encontrar pareja o formar una familia debido a la presión social puede hacer que terminen con quien no quieren estar. Es importante no dejarse guiar por lo que otros dicen o por todas esos comentarios de “te va a dejar el tren” que, aunque no lo creamos, existen.

La vejez

Ya hemos cumplido tres de las etapas de la vida y ahora nos encontramos en la última, la vejez, donde la jubilación se hace presente y podemos gozar más de la vida.

Esta etapa se caracteriza a veces por la soledad. Aquellas personas cuyos hijos se han ido a hacer su vida o cuya pareja ha fallecido pueden encontrarse con un hogar silencioso que los suma en una depresión.

No obstante, es un momento vital para poder hacer todo aquello que nos apetece y que nunca hemos podido hacer. Viajar, conocer nuevas personas y realizar actividades que nos llenen de alegría… Todo esto es posible con ganas y con actitud.

Cada una de las etapas de la vida tiene su lado positivo y negativo. No obstante, lo realmente esencial es poder vivir cada una de ellas de forma plena, tal y como queremos y siendo siempre nosotros mismos. La vida pasa deprisa y no estamos para perder el tiempo experimentándola con desazón. Hagamos lo posible para que nuestro paso por este mundo sea enriquecedor e intentemos centrarnos siempre en el aquí y el ahora.

 

Han denunciado la dramática situación

Los obispos venezolanos han denunciado la dramática situación que vive el país, donde faltan los alimentos, las medicinas, el trabajo, y por supuesto, la seguridad. La Iglesia no tiene como tarea propia el cambio directo de las estructuras sociales y políticas, pero sí está obligada al anuncio del Evangelio con una opción explícita por la justicia y la libertad. Maduro ya ha pedido a la Fiscalía General que investigue por delitos de odio a dos obispos por la cruda denuncia de sus desmanes.

La convocatoria anticipada de las Presidenciales pretende aprovecharse de la fragilidad y desunión de los partidos de la oposición democrática, que ahora afrontan un desafío histórico. Sin unidad, y sin un programa fiable, será imposible batir a Maduro en las urnas, y el riesgo es que la dictadura eche raíces en Venezuela.

Xus D Madrid

 

Saber quién murió y quién mató

La violencia, especialmente la que se practica como forma de extorsión política mediante el terror, es intrínsecamente perversa, moralmente aborrecible e incompatible con ejercicio de la democracia y la libertad.

Tras el horror de tantos años de plomo, corremos el riesgo de querer olvidar deprisa, como si el hecho de que ETA ya no matara nos eximiera de reconocer a las víctimas el papel que deben jugar en la construcción de una sociedad reconciliada. Hay que esclarecer la gran cantidad de asesinatos que todavía están por resolver. Hay que contar adecuadamente el relato de lo sucedido, se tiene que saber quiénes son las víctimas, sus nombres y apellidos. Hay que saber quién murió y quién mató, para evitar que, en tiempos de postverdad, otros nos cuenten los hechos edulcorados, o directamente tergiversados. En los últimos días, tristemente, hemos asistido a algún caso de estos.

Suso do Madrid

 

QUIENES MÁS Y MENOS CONTRIBUYEN AL ESTADO

(La desinformación como norma general)

 

                                Llenar las páginas de un periódico diario tiene que ser un trabajo enorme, por la rapidez e improvisación que necesariamente tienen que hacer, puesto que veinticuatro horas pasan rápido y al siguiente día “hay que hacer uno nuevo”. No digamos si ese periódico es impreso en papel y llega a pesar medio kilo o más”. En la radio y TV pasa algo parecido, puesto que todo es “dar noticias para seguidamente taparlas o enterrarlas con otras nuevas superpuestas”; o sea “la desinformación más atroz, sobre la base de una información basura que ya nadie puede asimilar”.

                                Por todo ello, “han de meter en ese guiso diario”, todo tipo de ingredientes, más o  menos “morcilleros, troleros (de trola) o vete a saber” y sobre todo titulares, llamativos para sorprenderte diciéndote que te dan “la gran noticia”: copio unos titulares que parecen decir mucho y luego no dicen apenas nada.

                                “Madrid aporta a Estado 11.576 más que Cataluña: La Comunidad usa el 9,5 % de su PIB para financiar a otras regiones, frente al 3,75 % catalán. – 13 autonomías reciben más que lo que dan”.

                                Dada así la noticia, pareciera que Madrid es de una generosidad cuasi divina y todas las demás que “dan” son de una caridad cuasi santa; pero la realidad es otra muy diferente y necesita un desmenuzamiento exhaustivo y que por descontado, nadie acomete; simplemente por cuanto hay que arropar a los que aparecen como más fuertes en una política injusta por demás y en la que los débiles no tienen quien los defiendan y han de aguantarse con los abusos que les caigan encima.

                                Viendo las contribuciones en una medida más justa, imagino debiera ser más o menos así; ¿cuántos kilómetros cuadrados tiene todo el territorio nacional y cuantos habitantes lo pueblan? El que contribuye es en definitiva el ser vivo que habita y consume, produciendo esos consumos que en realidad es donde carga el Estado todos o casi todos sus impuestos.

                                Esos habitantes pagamos infinidad de facturas, cuyas empresas están radicadas en Madrid, Barcelona, Valencia, Vascongadas y “otros centros o grandes centros”, que son los que pagan en esos lugares los impuestos al Estado.

                                Por ello, un kilovatio consumido en cualquier rincón de España, una botella de gas butano, un litro de gasolina u otro cualquier carburante, una medicina, o cualquier otro producto o servicio, incluidos los bancarios; que generalmente, están centralizados en esos lugares que aparecen “tan generosos”, simplemente pagan lo que recaudan a muchísimos kilómetros de distancia y que como grandes “pulpos” industriales o financieros, luego han de liquidar como si los produjeran en sus sedes centrales, donde en realidad no producen nada; allí simplemente están los ordenadores y los cerebros que dirigen el gran negocio, pero el que paga es el consumidor a través de lo que consuma.

                                Más justo a mi entender sería, hallar lo que paga cada habitante de cada provincia española, a tenor con su riqueza provincial (PIB) o incluso su extensión territorial, sabiendo separar de esta los terrenos más o menos productivos o estériles-desérticos; cuyas rentas también “vuelan” de su lugar natural, por cuanto la propiedad de muchas de ellas, vive en otras latitudes, que es donde recibe la mayor parte de la renta que le produce, “el más o menos grande latifundio o territorio minero, u lo que sea”.

                                Como contrapartida, verdaderamente niveladora, habría que saber lo que invierte y gasta en servicios públicos, el Estado, en esos grandes centros de poder, donde un solo kilómetro de tren suburbano, otro de circunvalación, adecuación viaria, hospitalaria, y de cualquier otro servicio, cuestan cantidades astronómicas al contribuyente en general, el que en muchos casos, vive en lugares “semi africanos o subsaharianos” y donde apenas le llega ninguno de los servicios que sí que abundan en esos centros (“para mí ya infiernos humanos”) masificados de la gran ciudad, área metropolitana y donde todos los recursos se gastan para conseguir como contrapartida, una vida cada vez más deshumanizada por cuanto cada vez ocurren “de cosas” en esos ya hormigueros o termiteros humanos, que han empeorado mucho desde que alguien con visión de futuro los denominó como… “la selva del cemento y asfalto”.

                                En definitiva que muchas de las noticias que se dan, son mentiras “a secas” o mentiras piadosas, puesto que al final es como en las encuestas… “si usted se ha comido un pollo y yo no lo he catado… las encuestas dirán que hemos consumido medio pollo cada uno”.

                                Pero hay que dar noticias, hay que “emborrachar a la gente con infinidad de noticias, que nos importan un rábano y que no nos sirven para nada en absoluto; de las que podría enumerar aquí muchísimas pero prefiero dejarlo para mis lectores que las deduzcan por ellos mismos, hay para hartarse y de paso reírse a mandíbula batiente, de lo que se asigna sin rubor alguno como… “el poder de la información, que en realidad es desinformación más que otra cosa”.

 

NOTA: Lo escribí hace ya bastantes años “a la orilla del mar”.

 

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php