Las Noticias de hoy 29 Mayo 2017

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    lunes, 29 de mayo de 2017    

Indice:

Newsletter Diario

«Anunciar al mundo el Evangelio es el mayor honor en la Iglesia», el Papa en la fiesta de la Ascensión

El Papa reza por las víctimas de los atentados de Egipto y Manchester: el Señor convierta el corazón de los terroristas

El Papa en Génova: “El problema se resuelve con trabajo para todos”

Pascua. 7ª semana. Lunes: Decenario al Espíritu Santo: Francisco Fernández-Carvajal

"El Dulce Corazón de María"​: San Josemaria

¿Qué significa la virginidad de María?

En Pentecostés la Iglesia de Cristo echa a andar: Pedro Beteta López

La autoestima a la luz de Dios: Sheila Morataya-Fleishman

 Mayor Oreja: “La crisis que vivimos arrancó el día en que el aborto se hizo derecho”

El Regreso del Ahorcado: Jorge Hernández Mollar

Secularización hasta en la Liturgia: Alejo Fernández Pérez 

Internet 50 INTERNET Y FUTURO DEL LIBRO: Jose Joaquin Camacho 

Disminución de consumo alimentario en los hogares: Jesús Domingo

 Modernización del puerto de Ilo en la nebulosa: ALFREDO PALACIOS DONGO

LA AMISTAD: Eliseo León Pretell

Cómo evitar los berrinches de los hijos: Silvia del Valle Márquez

Desaparece la iniciativa privada : Xus D Madrid

 Daniel con excelente técnica de abogado​: Juan García.

 Una doctrina con agenda política en el primer mundo : Enric Barrull Casals

 Pedro, Pablo, sus ambiciones, España  y los españoles: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

Con el mayor afecto. Félix Fernández

 

 

Newsletter Diario

 

«Anunciar al mundo el Evangelio es el mayor honor en la Iglesia», el Papa en la fiesta de la Ascensión

El Papa saluda a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro. - AFP

28/05/2017 11:23

SHARE:

A la hora del rezo de la oración mariana del Regina Coeli, el 28 de mayo, VII domingo de Pascua y fiesta de la Ascensión del Señor, el Papa Francisco reflexionó sobre el pasaje del Evangelio (Mt 28,16-20) que presenta el momento de la despedida final del Resucitado a sus discípulos en Galilea, a quienes Jesús deja "la inmensa tarea de evangelizar el mundo", concretando este encargo con la orden de predicar y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (cf. v. 19).

"La Ascensión de Jesús al cielo constituye el fin de la misión que el Hijo ha recibido del Padre y el inicio de la continuación de esta misión de parte de Iglesia", dijo el Sucesor de Pedro, señalando que es precisamente a partir de este momento, cuando la presencia de Cristo en el mundo es mediada por sus discípulos: "aquellos que creen en Él y lo proclaman". 

De esta manera, Jesús nos revela porqué existe la Iglesia: "¡existe para anunciar el Evangelio!", explicó el Papa recordando que la Iglesia está conformada por todos los bautizados, quienes estamos llamados a "comprender mejor que Dios nos ha dado una gran dignidad y la responsabilidad de anunciarlo al mundo, de hacerlo accesible a la humanidad". "¡Esta es nuestra dignidad, este es el mayor honor en la Iglesia!", afirmó el Obispo de Roma.

Haciendo alusión al miedo que experimentó la primera comunidad de Jesús al recibir el encargo de "llevar por todo el mundo la Buena Nueva", y siendo concientes de las actuales limitaciones de cada uno de nosotros, continuadores de esta misión; el Santo Padre insistió en que para desempeñar esta tarea contamos con la ayuda del propio Jesús y del Espíritu Santo: "Sólo con la luz y el poder del Espíritu Santo podemos cumplir eficazmente nuestra misión de dar a conocer y experimentar cada vez más a los demás, el amor y la ternura de Jesús", concluyó Francisco invitándonos a pedirle con fe a la Virgen María, que nos ayude a "contemplar los bienes celestiales, que el Señor nos promete, y a convertirnos en testigos más creíbles de la resurrección, de la verdadera Vida". (SL-RV)

Palabras del Santo Padre a la hora del rezo del Regina Coeli

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy se celebra, en Italia y en otros países, la Ascensión de Jesús al cielo, que tuvo lugar cuarenta días después de Pascua. El pasaje del Evangelio de hoy (Mt 28,16-20), con el cual concluye el Evangelio de Mateo, presenta el momento de la despedida final del Resucitado a sus discípulos.

La escena se desarrolla en Galilea, lugar donde Jesús les había llamado a seguirlo para formar el primer núcleo de su nueva comunidad. Aquí por tanto, los discípulos han pasado por el "fuego" de la pasión y de la resurrección; a la vista del Señor resucitado se postran ante Él, aunque algunos siguen todavía dudosos. A esta comunidad llena de miedo, Jesús deja la inmensa tarea de evangelizar el mundo; y concreta este encargo con la orden de predicar y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (cf. v. 19).

Por tanto, la Ascensión de Jesús al cielo constituye el fin de la misión que el Hijo ha recibido del Padre y el inicio de la continuación de esta misión por parte de Iglesia. De hecho, a partir de este momento, la presencia de Cristo en el mundo es mediada por sus discípulos, aquellos que creen en Él y lo proclaman. Esta misión durará hasta el final de la historia y gozará de la ayuda del Señor resucitado, el cual asegura: “Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (v. 20) .

Su presencia aporta fortaleza en la persecución, consuelo en el sufrimiento, apoyo en las situaciones de dificultad a las que se enfrentan la misión y el anuncio del Evangelio. La Ascensión de Jesús nos recuerda de esta ayuda de Jesús y de su Espíritu que da confianza y seguridad a nuestro testimonio cristiano en el mundo. Nos revela porqué existe la Iglesia: ¡existe para anunciar el Evangelio!, ¡sólo para ésto! La Iglesia somos todos nosotros, los bautizados. Hoy, estamos invitados a comprender mejor que Dios nos ha dado una gran dignidad y la responsabilidad de anunciarlo al mundo, de "hacerlo accesible a la humanidad". Esta es nuestra dignidad, ¡este es el mayor honor en la Iglesia!
 
En esta fiesta de la Ascensión, mientras volvemos nuestra mirada al cielo, donde Cristo ascendió y está sentado a la derecha del Padre, fortalecemos nuestros pasos sobre la tierra para continuar con entusiasmo y coraje nuestro camino, nuestra misión de testimoniar y vivir el Evangelio en cualquier entorno. Sin embargo, somos conscientes de que ésto no depende, ante todo, de nuestras fuerzas ni de la capacidad de organización o de los recursos humanos. Sólo con la luz y el poder del Espíritu Santo podemos cumplir eficazmente nuestra misión de dar a conocer y experimentar cada vez más a los demás, el amor y la ternura de Jesús.
 
Pidamos a la Virgen María que nos ayude a contemplar los bienes celestiales, que el Señor nos promete, y a convertirnos en testigos más creíbles de la resurrección, de la verdadera Vida.

 

 

El Papa reza por las víctimas de los atentados de Egipto y Manchester: el Señor convierta el corazón de los terroristas

"Rezo para que el Señor convierta el corazón de los violentos". El Papa en el Regina Coeli - AP

28/05/2017 11:50

SHARE:

En el domingo 28 de mayo Solemnidad de la Ascensión del Señor después de la oración del Regina Coeli el Papa Francisco reiteró su cercanía a su Santidad el Papa Tawadros II y a toda la nación egipcia, por el feroz acto de violencia del pasado viernes 26 de mayo, que provocó la muerte de 29 fieles egipcios, entre los cuales algunos niños, que se dirigían al monasterio de San Samuel para rezar, y que fueran asesinados tras haberse negado a renunciar a su fe cristiana:

“Deseo volver a expresar mi cercanía al querido hermano el Papa Tawadros y a toda la nación Egipcia, que hace dos días sufrió otro acto de violencia feroz. Las víctimas, entre las cuales también niños, son fieles que se dirigían hacia un santuario para rezar, y fueron asesinados después de que se negaron a renunciar a su fe cristiana. Que el Señor reciba en su paz a estos testigos valientes, estos mártires, y convierta los corazones de los terroristas”.

Asimismo el Santo Padre rezó por las víctimas del atentado en Manchester, Inglaterra, en donde fueran destrozadas tantas jóvenes vidas:

“Rezamos también por las víctimas del horrible atentado del lunes pasadoen Manchester, donde tantas jóvenes vidas fueron cruelmente destrozadas. Estoy cerca de las familias y de todos los que lloran su pérdida”.

El Papa recordó también la 51 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, y elevó una plegaria para que la comunicación, en todas sus formas, sea efectivamente constructiva y al servicio de la verdad:

“Hoy se celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, sobre el tema «No temas, que yo estoy contigo» (Is 43,5). Los medios de comunicación social ofrecen la posibilidad de compartir y difundir inmediatamente noticias de manera capilar; estas noticias pueden ser bonitas o feas, verdaderas o falsas; recemos para que la comunicación, en todas sus formas, sea efectivamente constructiva, al servicio de la vida rechazando los prejuicios, y difunda esperanza y confianza en nuestro tiempo”.

Entre los saludos que dirigió a los diversos grupos de peregrinos y romanos, a las familias, a los grupos religiosos, mencionó la celebración de los 150 años de fundación de los misioneros combonanios:

“Saludo a todos ustedes, queridos romanos y peregrinos: a las familias, los grupos religiosos, asociaciones, escuelas. En particular, saludo a los fieles provenientes de Colorado; a los grupos folclóricos bávaros que han venido para el gran desfile en el centenario de la fiesta de la Patrona Bavariae; saludo a los fieles polacos, con una bendición también para los participantes en la peregrinación al Santuario de Piekary. Saludo a los Misioneros Combonianos que están celebrando los 150 años de su fundación; a la peregrinación de las Hermanas Hospitalarias de Ascoli Piceno; a los grupos de Nápoles, Scandicci, Thiesi, Nonantola, y a los alumnos de la escuela 'Sagrado Corazón del Verbo Encarnado' de Palermo”.

Un pensamiento especial y un aliento del Papa fue a los representantes de las asociaciones de voluntariado que promueven la donación de órganos, un “acto noble y meritorio” (CIC, n. 2296), dijo, citando el Catecismo de la Iglesia Católica.

Por último saludó a los trabajadores de Mediaset Roma, “con el augurio de que su situación laboral se pueda resolver, teniendo como finalidad el verdadero bien de la empresa, no limitándose al mero beneficio, sino respetando los derechos de todas las personas involucradas, de los cuales el primero es el derecho al trabajo”.

 “Quiero concluir con un gran saludo a los genoveses y un gran gracias por la calurosa acogida que me dispensaron ayer. Que el Señor los bendiga abundantemente y la Virgen de la Guardia los cuide. Y a todos les deseo a todos un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta y hasta pronto!”

 

 

El Papa en Génova: “El problema se resuelve con trabajo para todos”

El Santo Padre Francisco celebra un encuentro con el mundo del trabajo en la planta industrial Ilva de Génova. - ANSA

27/05/2017 10:07

SHARE:

 

En el ámbito de su Visita pastoral a Génova, del último sábado de mayo, el Santo Padre Francisco – antes de celebrar un encuentro con los obispos, el clero, los seminaristas y religiosos de la Región italiana de Liguria, sin olvidar a los colaboradores laicos de la Curia, así como a los representantes de las demás confesiones religiosas – comenzó, muy temprano, sus actividades públicas encontrándose con el mundo del trabajo en la planta industrial Ilva.

Ilva es una sociedad por acciones, con administración extraordinaria – con establecimientos en diversas localidades –, que se ocupa de la  producción y transformación del acero. Fue fundada en 1905, convirtiéndose en el mayor complejo industrial de Europa en este sector. Su nombre deriva del latín y corresponde a la Isla de Elba, de donde se extraía el hierro que alimentaba los primeros altos hornos que se construyeron en Italia. Esta empresa ha padecido diversas vicisitudes desde el punto de vista económico cuyas soluciones están ultimándose precisamente en estos días.

El Obispo de Roma se dirigió en automóvil a planta industrial Ilva para celebrar, a partir de las 8.30, su primer encuentro familiar y en forma de diálogo, con el mundo del trabajo. Aquí respondió a cuatro preguntas:

Un empresario del distrito de reparaciones navales, aludió a los tantos obstáculos, entre los cuales la excesiva burocracia y la lentitud en la toma de decisiones públicas, junto a la falta de servicios e infraestructuras adecuadas, pidiéndole a Francisco una palabra capaz de reconfortarlos y animarlos.

Una representante sindical le presentó al Santo Padre la situación actual de esta realidad, que se encuentra ya en la “cuarta revolución industrial”, conocida también como “industria 4.0”. Y si bien afirmó que el mundo del trabajo está preparado para aceptar los nuevos desafíos productivos, su preocupación es que en esta “nueva frontera tecnológica”, junto a la reactivación económica y productiva, que antes o después llegará, no traigan consigo nueva ocupación de calidad, sino que más bien contribuyan a incrementar la precariedad y el malestar social.

Un trabajador que realiza un camino de formación organizado por los Capellanes, puso de manifiesto que en los ambientes de trabajo suelen prevalecer la competición, la carrera y los aspectos económicos, mientras el trabajo representa una ocasión privilegiada de testimonio y de anuncio del Evangelio, vivido adoptando actitudes de fraternidad, colaboración y solidaridad. De ahí la petición al Sucesor de Pedro de algunos consejos para caminar mejor hacia estos ideales.

En fin, una desocupada le dijo al Papa Francisco que su categoría siente que las Instituciones están lejos y orientadas más hacia un asistencialismo pasivo que a trabajar para crear las condiciones que favorezcan el trabajo. Y puso de manifiesto que los consuela el calor humano con que la Iglesia está cerca de ellos, también con la acogida que encuentran en la casa de los Capellanes. A la vez que le preguntó al Papa dónde pueden encontrar la fuerza para seguir creyendo y yendo hacia adelante a pesar de todo esto.

Al tomar la palabra el Pontífice recordó que se trataba de su primera visita a Génova, desde cuyo puerto partió su papá, lo que lo llenaba de emoción, y les agradeció el calor con que lo recibieron. Al mismo tiempo, explicó que ya conocía las preguntas que le habrían formulado, por lo que las respondería según lo que había pensado sobre este tema.

“El mundo del trabajo es una prioridad humana”

El Pontífice afirmó que el mundo del trabajo es una prioridad humana. Y, por lo tanto, una prioridad cristiana, una prioridad nuestra y también una prioridad del Papa. Tras destacar que Jesús era un trabajador, teniendo en cuenta que la primera pregunta la formuló un empresario, un ingeniero, el Santo Padrese refirió a la creatividad necesaria tanto para crear un nuevo producto como el mismo trabajo.

De ahí que haya afirmado que “no hay buena economía sin un buen empresario”. Porque el verdadero empresario conoce a sus trabajadores; trabaja junto a ellos y con ellos. Y dijo que ante todo, un buen empresario “debe ser un buen trabajador. Debe tener la experiencia del trabajo. Y ser capaz de compartir las fatigas de los trabajadores y sus logros”. A la vez que destacó que “ningún buen empresario ama despedir a su gente”.

“Ningún buen empresario ama despedir a su gente”

Quien piensa resolver los problemas de su empresa despidiendo a los trabajadores es sólo un comerciante que vende a su gente y que mañana venderá su propia dignidad, manifestó Francisco. A la vez que aludió al sufrimiento del que pueden surgir nuevas ideas. Y recordó que hace poco más de un año, saludó a un hombre que lloraba tras haber participado en la Misa matutina que celebra en la capilla de la Casa de Santa Marta, que le había confiado su dolor ante la decisión de tener que despedir a sus trabajadores tras la quiebra de su empresa. “Y lo hacía con dolor y llorando”, dijo el Papa.

“No a la transformación de empresario en especulador”

También afirmó que el empresario no debe transformarse en un especulador. Y propuso una analogía entre el mercenario y el Buen Pastor, tal como afirma Jesús en el Evangelio. Despedir, cerrar – reflexionó el Pontífice – a estos especuladores no les crea ningún problema porque usan a la gente. Sin embargo la empresa debe ser “amiga de la gente”. Por eso dijo “no a la economía despiadada”. Y agregó que más que al empresario, hay que temer al especulador; porque se sabe que  los reglamentos y las leyes están pensados para los deshonestos y terminan penalizando a los honestos. Pero no se debe olvidar que hoy hay tantos verdaderos empresarios honestos que aman a sus trabajadores, a la empresa, que trabajan con ellos para llevar adelante la empresa, y éstos son los menos aventajados por las políticas que favorecen a los especuladores.

“La mística del amor” de los buenos empresarios

Después de referirse a lo que podría definirse “la mística del amor” de los buenos empresarios, tras la intervención de la sindicalista el Papa respondió con un juego de palabras: “rescate social” - “chantaje social”. Y relató una anécdota referida a una trabajadora a la que le ofrecían 800 euros al mes por once horas de trabajo diario. También se refirió al trabajo en negro. Y recordó que conoce a una persona que no trabaja todos los meses del año, porque en un determinado mes la despiden, para meses después volver a hacerle firmar su contrato de trabajo.

Francisco aludió a la doctrina social de la Iglesia. Y dijo que en la tierra hay pocas alegrías grandes como las que se experimentan trabajando. También afirmó que el trabajo es amigo del hombre y el hombre amigo del trabajo, a pesar de que a veces nos hiere. Asimismo destacó que en torno al trabajo se construye el entero pacto social. Porque cuando no se trabaja, o se trabaja mal, o se trabaja poco o se trabaja mucho, la democracia está en crisis.  Y dijo que si la República Italiana no estuviera basada en el trabajo, no sería una democracia. Porque el lugar del trabajo lo ocuparían sólo las castas.

El Santo Padre impulsó con fuerza la existencia del trabajo en contraposición con la jubilación forzada o anticipada, independientemente de los cambios que el mismo trabajo implique. Porque sin trabajo se pierde la dignidad. También destacó que el trabajo de hoy será diferente, por eso mientras sin trabajo se puede sobrevivir, para vivir – dijo – se necesita el trabajo. Ahí está la elección: entre vivir o sobrevivir. De manera que reafirmó que el trabajo debe ser para todos, comenzando por los jóvenes. Puesto que de lo contrario se establece una hipoteca para el futuro. “El problema – añadió – se resuelve con trabajo para todos”.

“El problema se resuelve con trabajo para todos”

Tras escuchar al trabajador que realiza un camino de formación organizado por los Capellanes el Papa aludió al error antropológico de la competición, y afirmó que la empresa es ante todo cooperación mutua. Y puso de manifiesto que el pobre suele ser considerado una persona sin méritos y culpable, mientras los ricos se sienten exonerados de hacer algo.

Por último, el Pontífice se refirió a los trabajos que no son buenos, porque no respetan los derechos de los trabajadores ni de la naturaleza. Una paradoja de nuestra sociedad es el creciente número de personas que querrían trabajar y no lo logran, en contraposición a quienes trabajan tanto, demasiado, y que querrían trabajar menos, pero que tampoco lo logran porque han sido “comprados por las empresas”. Por eso destacó que debe existir el tiempo de la fiesta y del descanso. Sí porque para poder celebrar la fiesta, es necesario poder celebrar el trabajo.

“Para poder celebrar la fiesta, es necesario poder celebrar el trabajo”

Francisco también dijo que “el consumo es un ídolo de nuestro tiempo”. Aludió a los nuevos templos que prometen la salvación y la vida eterna, templos de puro consumo y placer. Mientras el trabajo “es fatiga y sudor, como nos lo recuerda la Biblia”. Lamentablemente, una sociedad hedonista que no comprende esto se vuelve una idolatría de puro consumo. Donde “los ídolos no trabajan”. Una cultura debe saber estimar la fatiga y el sudor.

“Los ídolos no trabajan”

El trabajo es el centro de todo pacto social. De donde parten el honor, la libertad, los derechos para todos. Con dignidad, libertad, respeto. Hay que seguir amando el trabajo y aprender a rezar, terminó diciendo el Papa. Porque el trabajo es amigo de la oración. Recordó además que un mundo que no conoce el valor del trabajo no puede conocer el valor de la Eucaristía. Y dijo que también se puede rezar con las manos y en el trabajo.

Francisco concluyó su sentido diálogo con los trabajadores invitando a rezar la antigua oración del Ven Espíritu Santo, a la vez que impartió a todos su bendición apostólica.

 

 

Pascua. 7ª semana. Lunes: Decenario al Espíritu Santo

EL DON DE CONSEJO

— El don de consejo y la virtud de la prudencia.

— El don de consejo es una gran ayuda para mantener una conciencia recta.

— Los consejos de la dirección espiritual. Medios que facilitan la actividad de este don.

I. Son muchas las ocasiones de desviarnos del camino que conduce a Dios, muchos son los senderos equivocados que a menudo se presentan. Pero el Señor nos ha asegurado: Yo te haré saber y te enseñaré el camino que debes seguir; seré tu consejero y estarán mis ojos sobre ti1. El Espíritu Santo es nuestro mejor Consejero, el más sabio Maestro, el mejor Guía. Cuando os entreguen –prometía el Señor a los Apóstoles refiriéndose a situaciones extremas en las que se encontrarían– no os preocupéis de cómo o qué hablaréis, porque se os dará en aquella hora lo que debéis decir. No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre será el que hable por vosotros2. Tendrían una especial asistencia del Paráclito, como la han tenido los cristianos fieles a lo largo de los siglos en circunstancias similares.

La conducta de tantos mártires cristianos prueba cómo se ha cumplido en la vida de los fieles aquella promesa que les hizo Jesús. Conmueve el comprobar la serenidad y la sabiduría de personas a veces de escasa cultura, incluso de niños, según ha quedado constancia en numerosos documentos. El Espíritu Santo, que nos asiste aun en las circunstancias de menos relieve, lo hará de una manera singular cuando debamos confesar nuestra fe en situaciones difíciles.

El Espíritu Santo, mediante el don de consejo, perfecciona los actos de la virtud de la prudencia, que se refiere a los medios que se deben emplear en cada situación. Con mucha frecuencia debemos tomar decisiones; unas veces en asuntos importantes, otras, en materias de escasa entidad. En todas ellas, de alguna manera, tenemos comprometida nuestra santidad. Dios concede el don de consejo a las almas dóciles a la acción del Espíritu Santo, para decidir con rectitud y rapidez. Es como un instinto divino para acertar en el camino que más conviene para la gloria de Dios. De la misma manera que la prudencia abarca todo el campo de nuestro actuar, el Espíritu Santo, por el don de consejo, es Luz y Principio permanente de nuestras acciones. El Paráclito inspira la elección de los medios para llevar a cabo la voluntad de Dios en todos nuestros quehaceres. Nos lleva por los caminos de la caridad, de la paz, de la alegría, del sacrificio, del cumplimiento del deber, de la fidelidad en lo pequeño. Nos insinúa el camino en cada circunstancia.

La vida interior de cada uno es el primer campo donde este don ejerce su acción. Ahí, en el alma en gracia, actúa el Paráclito de una manera callada, suave y fuerte a la vez. «Es tan hábil para enseñar este sapientísimo Maestro, que es lo más admirable ver su modo de enseñar. Todo es dulzura, todo es cariño, todo bondad, todo prudencia, todo discreción»3. De estas «enseñanzas» y de esta luz en el alma vienen esos impulsos, las llamadas a ser mejores, a corresponder más y mejor. De aquí vienen esas resoluciones firmes, como instintivas, que cambian una vida o son el origen de una mejora eficaz en las relaciones con Dios, en el trabajo, en el actuar concreto de cada día.

Para dejarnos aconsejar y dirigir por el Paráclito debemos desear ser por entero de Dios, sin poner conscientemente límites a la acción de la gracia; buscar a Dios por ser Quien es, infinitamente digno de ser amado, sin esperar otras compensaciones, tanto en los momentos en que todo se presenta más fácil como en situaciones de aridez. «A Dios hay que buscarle, servirle y amarle desinteresadamente; ni por ser virtuoso, ni por adquirir la santidad, ni por la gracia, ni por el Cielo, ni por la dicha de poseerle, sino solo por amarle; y cuando nos ofrece gracias y dones, decirle que no, que no queremos más que amor para amarle; y si nos llega a decir pídeme cuanto quieras, nada, nada le debemos pedir; solo amor y más amor, para amarle y más amarle»4. Y con el amor a Dios llega todo lo que puede saciar el corazón del hombre.

II. El don de consejo supone haber puesto los demás medios para actuar con prudencia: recabar los datos necesarios, prever las posibles consecuencias de nuestras acciones, echar mano de la experiencia en casos análogos, pedir consejo oportuno cuando el asunto lo requiera... Es la prudencia natural, que resulta esclarecida por la gracia. Sobre ella actúa este don; es el que hace más rápida y segura la elección de los medios, la respuesta oportuna, el camino que debemos seguir. Existen casos en los que no es posible aplazar la decisión, porque las circunstancias requieren una respuesta segura e inmediata, como la que dio el Señor a los fariseos que le preguntaban con mala fe si era lícito o no pagar el tributo al César. El Señor pidió una moneda con que se pagaba el tributo, y les preguntó: ¿De quién es esta imagen y esta inscripción? Le respondieron: del César. Entonces les dijo: Dad, pues, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Al oírlo se quedaron admirados y dejándole se marcharon5.

El don de consejo es de gran ayuda para mantener una conciencia recta, sin deformaciones, pues, si somos dóciles a esas luces y consejos con que el Espíritu Santo ilumina nuestra conciencia, el alma no se evade ni autojustifica ante las faltas y los pecados, sino que reacciona con la contrición, con un mayor dolor por haber ofendido a Dios. Este don ilumina con claridad el alma fiel a Dios para no aplicar equivocadamente las normas morales, para no dejarse llevar por los respetos humanos, por criterios del ambiente o de la moda, sino según el querer de Dios. El Paráclito advierte, por sí o por otros, acerca de la senda recta y señala los caminos a seguir, quizá distintos de los que sugiere el «espíritu del mundo». Quien deja de aplicar las normas morales, importantes o menos importantes, a su conducta concreta es porque prefiere hacer su antojo antes que cumplir la voluntad de Dios.

Ser dóciles a las luces y mociones interiores que el Espíritu Santo inspira en nuestro corazón de ningún modo excluye «el que se consulte a los demás, ni el que se escuchen humildemente las directrices de la Iglesia. Al contrario, los santos se han mostrado siempre presurosos a someterse a sus superiores, con el convencimiento de que la obediencia es el camino real, el más rápido y seguro, hacia la santidad más alta. El Espíritu Santo inspira Él mismo esta filial sumisión a los legítimos representantes de la Iglesia de Cristo: Quien a vosotros oye, a mí me oye, y el que a vosotros desecha a mí me desecha (Lc 10, 16)»6.

III. Este don de consejo es particularmente necesario a quienes tienen la misión de orientar y guiar a otras almas. Santo Tomás enseña que «todo buen consejo acerca de la salvación de los hombres viene del Espíritu Santo»7. Los consejos de la dirección espiritual –por los que tantas veces y de modo tan claro nos habla el Espíritu Santo– debemos recibirlos con la alegría de quien descubre una vez más el camino, con agradecimiento a Dios y a quien hace sus veces, y con el propósito eficaz de llevarlos a la práctica. En ocasiones estos consejos tienen particulares resonancias en el alma de quien las recibe, promovidas directamente por el Espíritu Santo.

El don de consejo es necesario para la vida diaria, tanto para los propios asuntos como para aconsejar a nuestros amigos en su vida espiritual y humana. Este don corresponde a la bienaventuranza de los misericordiosos8, pues «hay que ser misericordiosos para saber dar discretamente un consejo saludable a quienes de él tienen necesidad; un consejo provechoso, que lejos de desalentarles les anime con fuerza y suavidad al mismo tiempo»9.

Hoy pedimos al Espíritu Santo que nos conceda ser dóciles a sus inspiraciones, pues el mayor obstáculo para que el don de consejo arraigue en nuestra alma es el apegamiento al juicio propio, el no saber ceder, la falta de humildad y la precipitación en el obrar. Facilitaremos la acción de este don, si nos acostumbramos a llevar a la oración las decisiones importantes de nuestra vida: «no tomes una decisión sin detenerte a considerar el asunto delante de Dios»10; si procuramos despegarnos del propio criterio: «no desaproveches la ocasión de rendir tu propio juicio», aconseja San Josemaría Escrivá11; si somos completamente sinceros a la hora de pedir un consejo en la dirección espiritual, o a la hora de hacer una consulta moral en algún asunto que nos afecta muy directamente: de ética profesional, o para valorar si Dios pide más generosidad para formar una familia numerosa... Si somos humildes, si reconocemos nuestras limitaciones, sentiremos la necesidad, en determinadas circunstancias, de acudir a un consejero. Entonces no acudiremos a uno cualquiera, «sino a uno capacitado y animado por nuestros mismos deseos sinceros de amar a Dios, de seguirle fielmente. No basta solicitar un parecer; hemos de dirigirnos a quien pueda dárnoslo desinteresado y recto (...). En nuestra vida encontramos compañeros ponderados, que son objetivos, que no se apasionan inclinando la balanza hacia el lado que les conviene. De esas personas, casi instintivamente, nos fiamos; porque, sin presunción y sin ruidos de alharacas, proceden siempre bien, con rectitud»12.

El que me sigue no anda en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida13. Si procuramos seguir al Señor cada día de nuestra vida, no nos faltará la luz del Espíritu Santo en todas las circunstancias. Si tenemos rectitud de intención, no permitirá Él que caigamos en el error. Nuestra Madre del Buen Consejo nos conseguirá las gracias necesarias, si acudimos a Ella con la humildad del que sabe que por sí solo tropezará y tomará frecuentemente sendas equivocadas.

1 Sal 32, 8. — 2 Mt 10, 19-20. — 3 Francisca Javiera del Valle, Decenario al Espíritu Santo, Rialp, 4ª ed., Madrid 1974, p. 96. — 4 ídem, loc. cit. — 5 Mt 22, 20-22. — 6 M. M. Philipon, Los dones del Espíritu Santo, Palabra, Madrid 1983, pp. 273-274. — 7 Santo Tomás, Sobre el Padrenuestro, en Escritos de Catequesis, Rialp, Madrid 1975, p. 153. — 8 ídem, Suma Teológica, 2-2, q. 52, a. 4. — 9 R. Garrigou-Lagrange, Las tres edades de la vida interior, Palabra, 9ª ed., Madrid 2003, vol. II, p. 637. — 10 San Josemaría Escrivá, Camino, n. 266. — 11 Ibídem, n. 177. — 12 ídem, Amigos de Dios, 86 y 88. — 13 Jn 8, 12.

 

† Nota: Ediciones Palabra (poseedora de los derechos de autor) s�lo nos ha autorizado a difundir la meditaci�n diaria a usuarios concretos para su uso personal, y no desea su distribuci�n por fotocopias u otras formas de distribuci�n.

 

 

"El Dulce Corazón de María"

Acostúmbrate a poner tu pobre corazón en el Dulce e Inmaculado Corazón de María, para que te lo purifique de tanta escoria, y te lleve al Corazón Sacratísimo y Misericordioso de Jesús. (Surco, 830)

Cumplido el tiempo de la purificación de la Madre, según la Ley de Moisés, es preciso ir con el Niño a Jerusalén para presentarle al Señor. (Luc., II, 22.)

Y esta vez serás tú, amigo mío, quien lleve la jaula de las tórtolas. –¿Te fijas? Ella –¡la Inmaculada!– se somete a la Ley como si estuviera inmunda.

¿Aprenderás con este ejemplo, niño tonto, a cumplir, a pesar de todos los sacrificios personales, la Santa Ley de Dios?

¡Purificarse! ¡Tú y yo sí que necesitamos purificación! –Expiar, y, por encima de la expiación, el Amor. –Un amor que sea cauterio, que abrase la roña de nuestra alma, y fuego, que encienda con llamas divinas la miseria de nuestro corazón. (Santo Rosario. 4º misterio gozoso).

 

¿Qué significa la virginidad de María?

Una de las 50 preguntas frecuentes sobre Jesucristo y la Iglesia, respondidas por un equipo de profesores de Historia y Teología de la Universidad de Navarra.

Preguntas 28 de Mayo de 2016

pus Dei - 4. ¿Qué significa la virginidad de María?

Libro 50 preguntas sobre Jesucristo y la Iglesia

Gratis en iTunes iBooks - Gratis

en Amazon Kindle - Gratis en Google Play Books

Descargar ePub - Descargar Mobi - Descargar PDF

*****

Que María concibió a Jesús sin intervención de varón se afirma claramente en los dos primeros capítulos de los evangelios de San Mateo y de San Lucas: “lo concebido en ella viene del Espíritu santo”, dice el ángel a San José (Mt 1,20); y a María que pregunta “¿Cómo será eso pues no conozco varón?” el ángel le responde: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra...” (Lc 1,34-35).

Por otra parte, el hecho de que Jesús desde la Cruz encomendase su Madre a San Juan supone que la Virgen no tenía otros hijos. Que en los evangelios se mencionen a veces los “hermanos de Jesús” puede explicarse desde el uso del término “hermanos” en hebreo en el sentido de parientes próximos (Gen 13,8; etc), o pensando que San José tenía hijos de un matrimonio anterior, o tomando el término en sentido de miembro del grupo de creyentes tal como se usa en el Nuevo Testamento (Hch 1,15). La iglesia siempre ha creído en la virginidad de María y la ha llamado “la siempre virgen” (Lumen Gentium 52), es decir, antes, en y después del parto como confiesa una fórmula tradicional.

La concepción virginal de Jesús hay que entenderla como una obra del poder de Dios –“para él nada hay imposible” (Lc 1,37)- que escapa toda comprensión y toda posibilidad humanas. Nada tiene que ver con las representaciones mitológicas paganas en las que un dios se une a una mujer haciendo las veces del varón. En la concepción virginal de Jesús se trata de una obra divina en el seno de María similar a la creación. Esto es imposible de aceptar para el no creyente, como lo era para los judíos y los paganos entre los que se que se inventaron burdas historias acerca de la concepción de Jesús, como la que la atribuye a un soldado romano llamado Pantheras. En realidad, ese personaje es una ficción literaria sobre la que se inventa una leyenda para hacer burlas a los cristianos. Desde un punto de vista de la ciencia histórica y filológica, el nombre Pantheras (o Pandera) es una parodia corrupta de la palabra parthénos (en griego: virgen). Aquellas gentes, que utilizaban en gran parte del imperio romano de oriente el griego como lengua de comunicación, oían hablar a los cristianos de Jesús como del Hijo de la Virgen (huiós parthénou), y cuando querían burlarse de ellos lo llamaba «el hijo de Pantheras». Tales historias en definitiva sólo testimonian que la Iglesia sostenía la virginidad de María, aunque pareciera imposible.

La concepción virginal de Jesús es un signo de que Jesús es verdaderamente Hijo de Dios por naturaleza -de ahí que no tenga un padre humano-, al mismo tiempo que es verdadero hombre nacido de mujer (Gal 4,4). En los pasajes evangélicos se muestra la absoluta iniciativa de Dios en la historia humana para el advenimiento de la salvación, y que ésta se inserta en la historia misma, como muestran las genealogías de Jesús.

A Jesús, concebido por el Espíritu Santo y sin concurso de varón, se le puede comprender mejor como el nuevo Adán que inaugura una nueva creación a la que pertenece el hombre nuevo redimido por él (1 Cor 15,47; Jn 3,34).

La virginidad de María es además signo de su fe sin sombra de duda y de su entrega plena a la voluntad de Dios. Incluso se ha dicho que por esa fe María concibe a Cristo antes en su mente que en su vientre, y que “es más bienaventurada al recibir a Cristo por la fe que al concebir en su seno la carne de Cristo” (S. Agustín). Siendo virgen y madre María es también figura de la Iglesia y su más perfecta realización.

Bibliografía

Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 484-511;

Francisco Varo, Rabí Jesús de Nazaret (B.A.C., Madrid, 2005) 212-219.

 

 

En Pentecostés la Iglesia de Cristo echa a andar

 

Pentecostés se opone a la confusión de Babel. La religión católica tiene en Jesucristo su Fundamento. El destino del hombre no es vagar en la orfandad angustiosa del olvido de quien fue su Creador sino participar en su misma vida y permanecer en la intimidad de Dios. De lo hondo del alma emerge el grito agradecido de San Pablo: “Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre!”. Gracias al Verbo que se encarna por obra del Espíritu Santo en el seno de María Santísima, el hombre ha recibido el inmenso don de la filiación divina.

 

Hoy, ante un pasado histórico asaetado por sus infidelidades, el hombre alza su voz como Cristo en Getsemaní y en la Cruz, “con poderoso clamor y lágrimas” y grita al descubrir su verdad más íntima: la de ser hijo de Dios por obra del Espíritu Santo. “El Espíritu Santo, que el Padre envió en el nombre de su Hijo, hace que el hombre participe en la vida íntima de Dios; hace que el hombre sea también hijo, a semejanza de Cristo, y heredero de aquellos bienes que  constituyen la parte del Hijo. En esto consiste la religión del permanecer en la vida íntima de Dios, que se inicia con la encarnación del Hijo de Dios”[1].

 

El Espíritu Santo, Espíritu del Hijo que se manifestó en Pentecostés hace posible la manifestación gloriosa del Hijo encarnado al final de los tiempos. Desde Abel, el primer justo e inocente, hasta el último de los elegidos antes del Juicio universal, serán congregados en la casa del Padre, la Iglesia universal. La misión de la Iglesia viene a ser como la prolongación o expansión histórica de la misión del Hijo y del Espíritu Santo.

 

La Biblia presenta el pecado como fuente de hostilidad y violencia que se observa bien en el fratricidio de Caín y en la división de los pueblos que se fragmentan al no entenderse entre ellos como se ve en el episodio de la Torre de Babel. En Pentecostés, cuando la Iglesia naciente echa a andar se verifica el hecho contrario: hablan los Apóstoles en su idioma galileo y todos los habitantes, en aquellas fechas en Jerusalén, venidos de todo el mundo conocido les entienden cada uno en su propia lengua. Es el don de glosolalia.

 

La era de la Iglesia. Mirando todo lo sucedido en la historia de la humanidad, desde el nacimiento de Jesucristo, brota con espontaneidad el sentido de gratitud, de alabanza y de responsabilidad hacia la Iglesia, porque Cristo vive no ya sólo en el Cielo para nunca más morir sino que también vive en su Iglesia. La era de la Iglesia comenzó en Pentecostés, con la venida del Espíritu de Cristo sobre María, su Madre, los Apóstoles y sobre los discípulos que estaban reunidos en oración en el Cenáculo. “Dicha era empezó en el momento en que las promesas y profecías, que explícitamente se referían al Paráclito, el Espíritu de la verdad, comenzaron a verificarse con toda su fuerza y evidencia sobre los apóstoles, determinando así el nacimiento de la Iglesia”[2]. Verdaderamente nace la Iglesia en Pentecostés y con ello da comienzo la era de la Iglesia, pero la gestación que precede al nacimiento lo compone la vida terrena de Cristo, es decir la acción del Espíritu Santo en todos y cada uno de los actos –gestos y palabras– que acompañaron el transitar terreno del Verbo hecho Hombre.

 

Tras el envío del Espíritu Santo anunciado y prometido por Jesucristo, comienza la Iglesia su andadura, su era. Del comienzo de esta era, difícil por demás, nos habla San Lucas, con amplitud en los Hechos de los Apóstoles. Allí se ve el protagonismo que adquiere el Espíritu Santo y el consuelo que regala a los primeros cristianos aunque no les sean ahorrados los dolores;  sufrimientos que son, por otra parte, caricias y muestra de su cercanía. Estos primeros cristianos, nuestros primeros hermanos en la fe de la Iglesia con la venida del Espíritu Santo, fueron hechos capaces de realizar la misión que se les había confiado. Se sintieron llenos de fortaleza. Precisamente esto que obró en ellos el Espíritu Santo lo sigue obrando continuamente en la Iglesia, en los que somos sus sucesores[3].

 

La Iglesia es un misterio. La Iglesia es un misterio de Dios y, por tanto, un misterio trinitario. Un misterio que responde a una realidad compleja para nuestra inteligencia y que por ser precisamente un misterio del amor de Dios, es imposible alcanzar a definir. Un misterio al que deseamos acceder, porque la fe busca entender y en el que para penetrar, conviene –como dice el Catecismo de la Iglesia– “contemplar su origen dentro del designio la Santísima Trinidad y su realización progresiva en la historia”[4]. Dadas estas premisas y, no obstante las inmensas dificultades que se dan –por su misma y transcendente misteriosa riqueza– para delinear con palabras el misterio de la Iglesia, se puede intentar una aproximación verbal. En este acercamiento al misterio, creemos que puede ser válido aunque siempre será también deficiente, afirmar que la Iglesia es la comunión de todos los hombres con Dios Padre, y de ellos entre sí, en Cristo por el Espíritu Santo[5].

 

Según el Concilio Vaticano II, la Iglesia es en su esencia más íntima un misterio de fe, profundamente vinculado con el misterio infinito de la Trinidad. Según el magisterio del Concilio, heredero de la tradición, el misterio de la Iglesia está enraizado en Dios-Trinidad y por eso tiene como dimensión primera y fundamental la dimensión trinitaria, en cuanto que desde su origen hasta su conclusión histórica y su destino eterno la Iglesia tiene consistencia y vida en la Trinidad[6].

 

Esa perspectiva trinitaria resuena en boca de Jesús en las últimas palabras que dijo a los Apóstoles antes de su retorno definitivo al Padre: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”[7]. Todas las gentes, invitadas y llamadas a unirse en una sola fe, están marcadas por el misterio de Dios uno y trino. Todas las gentes están invitadas y llamadas al bautismo, que significa la introducción en el misterio de la vida divina de la Santísima Trinidad, a través de la Iglesia de los Apóstoles y de sus sucesores, signo visible de la comunidad de los creyentes[8].

 

La Iglesia es un hecho histórico, cuyo origen es documentable y está documentado. Dios ha pensado en todos. Es el pueblo de Dios. El pueblo de un Padre que convoca a quienes creen en Cristo, en su Santa Iglesia. Iglesia escogida antes de la creación del mundo, preparada admirablemente en la historia de Israel y en la Antigua Alianza y constituida en estos tiempos definitivos. En la Iglesia tiene la creación su fin[9]. Y esto porque es definitiva la plenitud que Cristo –Dios con nosotros– otorga al tiempo al entrar Dios en la historia humana mediante la encarnación del Verbo.

 

Dios Padre modela la Iglesia y Cristo y el Espíritu son sus manos. La respuesta de Dios al pecado original fue el comienzo, como el big-bang de la Iglesia, su comienzo. Se inicia y se expansiona primero bajo unas coordenadas espacio-temporales para trascenderlas después. La comunión de Adán con Dios y en Él, por Él y con Él con todos los hombres, haciéndose solidaria la humanidad, se rompió por el pecado. En Adán todos los hombres pecaron[10] y la comunión con Dios se destruyó. Por eso, si Dios en su infinita misericordia decide volver a unirnos con Él mediante su Hijo y por su Amor que todo lo puede, entendemos que la Redención sea la esencia de la Iglesia. Después del pecado tuvo lugar la promesa hecha a nuestros primeros Padres en el Paraíso, al ser expulsados de él. Adán primero, después Abel, más tarde Enoc, y en suma todos los justos hasta Cristo, prefiguraban la Iglesia que Él había de fundar. Los Santos Padres hablan, quizá por esto, de la Iglesia “antes de la Iglesia”.

 

La Iglesia es una realidad viva, que se está realizando. No se trata pues de una institución ya concluida, que tuvo su momento y ya está. No es así. La Iglesia es una realidad viva, dinámica, que está en crecimiento constante; una realidad que se está realizando hoy, ahora. Una realidad que, por tanto, no está acabada; pero que es tan rica y sublime que no es posible definirla con precisión. Estamos, insistimos, ante un misterio de Dios al que siempre habrá que acercarse con la cabeza sumisa y de rodillas.

 

De modo poético han visto algunos al Espíritu Santo y a Cristo como las dos manos del Padre con las que ha hecho la Iglesia[11], dando a entender con ello las dos misiones: la del Verbo y la del Espíritu Santo en la Iglesia. La Iglesia, Pueblo de Dios, tiene su origen en el Padre por la doble misión del Hijo y del Espíritu[12]. La Alianza que establece Dios con su pueblo elegido es, en todos sus pasos, una prefiguración de la Iglesia de Cristo. El origen único de la Iglesia se fundamenta en la unidad de un Dios tripersonal. Es una acción única, simultánea, como toda obra trinitaria ad extra y que posee la unidad operativa de las tres divinas Personas. No es un reparto, pues, de funciones dentro de la Trinidad[13]. No hay que extrañarse de que en ocasiones se haya empleado esta manera de hablar, pues venía acompañada del deseo de defender al pueblo cristiano de los modernistas, para quienes los Apóstoles reinventaron la Iglesia tras recoger las enseñanzas de Jesucristo. Pero quedarse ahí habría sido una deficiente defensa de la Iglesia; habría sido medirla con un rasero no sólo excesivamente humano sino sobre todo erróneo lo cual ya no sería disculpable. Tampoco es verdad lo que afirma Boff cuando dice que se predicó el Reino y salió la Iglesia[14].

 

Vino Jesucristo a lo que vino y realizó con plenitud su deseo; es decir, le salió lo que predicó. Cristo fundó la Iglesia porque quiso, y porque así lo quiso, lo hizo. Es el Fundador y su Fundamento porque es lo que quiso hacer, lo hizo –es Fundador– y en Él –su Fundamento– pervive. Hay una continuidad esencial entre el Jesús de Nazaret y el Cristo resucitado ya que se trata de la misma Persona. La acción fundacional de la Iglesia es en todos sus pasos la de una sola Persona, el Verbo encarnado, tanto durante su caminar histórico como después de su Resurrección.

 

Pedro Beteta López

Doctor en Teología

 

[1] Tertio Millennio Adveniente, n. 8

[2] Carta Encíclica Dominum et Vivificantem, n.7

[3] Cfr. Carta Encíclica Dominum et Vivificantem, n.7

[4] Catecismo de la Iglesia, n. 758

[5] Cfr. Pedro Rodríguez, El Opus Dei en la Iglesia, Ed. Rialp, (1993)

[6] Cfr. San Cipriano, De oratione dominica, 23; PL 4, 553

[7] Mt, 28, 19

[8] Cfr. Audiencia general, 9-X-1991

[9] Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 760

[10] Cfr. Rom 5, 12

[11] Cfr. San Ireneo, Adv. Haer., V, 6, 1

[12] Cfr. Pedro Rodríguez, Eclesiología 30 años despues de Lumen gentium, Ed. Rialp (1994), p. 184

[13] Cfr. M.M. Garijo-Guembre, La comunión de los santos. Fundamento y estructura de la Iglesia, Biblioteca Herder, sección de Filosofía y Teología, nº 190, Barcelona 1991, 37-45.

[14] Cfr. L. Boff, Eclesiogénesis, Paris 1978, 79s y 84

 

 

La autoestima a la luz de Dios

Sheila Morataya-Fleishman

La auto-estima es un campo fascinante y dentro de la superación personal todavía más, pero también es un tema profundo…

​Todos hemos envidiado alguna vez ese tipo de persona que emana confianza absoluta en sí misma.

Lo percibimos a través de su forma de “estar”. Lo vemos en su forma de caminar, de saludar, de expresarse verbalmente y en lo bien que se está a su lado. Podemos decir de él o ella, que es una persona que goza de una sana auto-estima o de un sano concepto de sí mismo.

Uno de los factores psicológicos que más afecta nuestras relaciones humanas, es la auto-estima o amor ordenado por uno mismo. Una de las vertientes que más afecta la personalidad y la conquista de relaciones estables con uno mismo y el mundo es la auto-estima.

Lamentablemente de los miles de artículos y cientos de libros que existen en el Mercado sobre este tema, hay muchos que lo que han hecho es dar una orientación que confunde a las personas.

La auto-estima es un campo fascinante y dentro de la superación personal todavía más, pero también es un tema profundo y que requiere de mucha investigación y estudio para poder ser efectivos en la transmisión de la misma a los nuestros. Para nosotros los cristianos, la auto-estima o el amor que debemos sentir hacia nuestra propia forma de lucir y ser viene dada por el hecho de pertenecer a una categoría superior a la de los animales y las plantas.

Somos hijos de Dios. Seres humanos dotados de un alma que está destinada a ser eterna y en donde radican las potencias singulares que nos distinguen de los demás seres de la creación. Inteligencia y voluntad. Porque somos inteligentes, podemos pensar, reflexionar, decidir, actuar, y construir un auto-concepto que nos conduzca hacia el bien de nosotros mismos y por efecto, al bien de los demás.

La inteligencia es la chispa de Dios en nuestra alma y su propósito primero y último es conocerlo.(Si el hombre puede olvidar o rechazar a Dios, Dios no cesa de llamar a todo hombre a buscarle para que viva y encuentre la dicha. Pero esta búsqueda exige del hombre todo el esfuerzo de su inteligencia, la rectitud de su voluntad, “un corazón recto”, y también el testimonio de otros que le enseñen a buscar a Dios).

Para esto se nos dio la voluntad. La voluntad me empuja a decidirme a emprender una tarea del conocimiento de mí mismo. Conocerme a mí mismo y saber quien soy y que hago aquí en esta tierra, es importante para poder conocer a los demás y exprimir lo mejor de ellos a través de nuestro trato.

Se necesita voluntad para zambullirse dentro de las aguas del yo profundo. Sin Dios como Capitán en ese bucear, se nos puede llevar por caminos equivocados de egoísmo permisivo hasta hacer que terminemos creyendo que somos dioses. No lo somos.

Somos hijos de Dios y es esta la razón más alta de nuestra dignidad

Se nos ha dado el regalo de ser hechos a su imagen y semejanza. Es por esto , que es importante antes de entrar en la pura psicología de la auto-estima que sepamos, que somos comos hombres a partir de Dios y las vías que nos llevan al conocimiento del mismo.

Vías para acercarse a Dios como punto de partida y la creación

El mundo: Del orden y de la belleza del mundo se pude conocer a Dios como origen y fin del universo.

Podemos ponerlo más claro con palabras de San Agustín: “Interroga a la belleza de la tierra, interroga a la belleza del mar, interroga a la belleza del aire que se dilata y se difunde, interroga a la belleza del cielo…interroga a todas estas realidades. Todas te responden: Ve, nosotras somos bellas. Su belleza es una profesión. Estas bellezas sujetas a cambio, ¿quién las ha hecho sino la Suma Belleza , no sujeta a cambio?

Contemplar la naturaleza, el cielo y sus diferentes movimientos de nubes; lograr asombrarse ante la caída de una catarata y la majestad de un águila en pleno vuelo, es contemplar y conocer la belleza de la Majestad y Potencia de Dios.

 

El ser humano

Con su apertura a la verdad y a la belleza, con su sentido del deber, con su libertad y a la voz de su conciencia, con su aspiración al infinito y a la dicha, el hombre se interroga sobre la existencia de Dios. En estas aperturas, percibe signos de su alma espiritual. La “semilla de la eternidad que lleva en sí, al ser irreducible a la sola material”, su alma, no puede tener origen más que en Dios.

Es importante que si somos solteras, solteros, esposos, esposas, madres y padres, tengamos claro que la tarea educativa de sembrar auto-estima en nuestros hijos, tenga su raíz a partir de Dios. No podemos quedarnos a nivel de psicología pura, ya que el hombre no es sólo psiquis. La naturaleza del hombre es sobre todo “espiritual”, esto, es lo que nos hace ser, seres humanos. Una educación en la auto-estima que no considere esto, a la larga hará que el hombre o la mujer tambalee ya que su fuerza estará enraizada en el hombre mismo para su funcionamiento y confianza en sí mismo, y no en Aquel que por amor lo creo. Así pues, sirva esté amplio preámbulo para entrar al mundo fascinante de la auto-estima.

 

 

Mayor Oreja: “La crisis que vivimos arrancó el día en que el aborto se hizo derecho”

RC

Más de 600 personas de toda Europa se han dado cita el pasado 27 de mayo en el II Foro Europeo One Of Us celebrado en Budapest bajo el patrocinio del primer ministro húngaro, Viktor Orbán y de la ministra de Estado para la Familia y Juventud, Katalin Novák.

Este Foro se ha celebrado con el objetivo de abrir un debate que fomente el desarrollo de una Europa fundamentada en valores sólidos, como la protección de la vida humana. Además, ha querido testimoniar el apoyo y agradecimiento a los países que defiende la familia y la vida con políticas efectivas. 

“El objetivo ha sido insistir en la importancia de potenciar una corriente de opinión en la defensa de los valores humanistas, ha señalado Mayor Oreja, presidente de la Federación One of Us.  

“La crisis que vivimos arrancó el día en que el aborto se hizo derecho: a partir de ahí, se abren las puertas a la imposición de la ideología de género, los vientres de alquiler y todas aquellas tendencias que atacan la persona y los valores del verdadero humanismo. Aquí hemos estado los que no nos resignamos, venimos a mirar las raíces de la crisis y a hacerles frente”, ha manifestado el ex diputado del Partido Popular.

La participación española estuvo representada por Jaime Mayor Oreja, ex ministro del Interior y Presidente de la Federación One of Us; María San Gil, ex diputada en el Parlamento Vasco y miembro de la Fundación Valores y Sociedad; Lourdes Méndez Monasterio, ex diputada del PP, Coordinadora de la Plataforma por las libertades y Presidenta de la Asociación Familia y Dignidad humana; Jose Luis Pérez, director de informativos de Cadena COPE; o el profesor Alberto Bárcena, de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Por su parte, María San Gil apuntó también a la defensa de la libertad y al drama que el aborto con uno de los mayores atentados contra la vida humana.

aime Mayor Oreja en el Foro europeo One of Us.

Jaime Mayor Oreja en el Foro europeo One of Us.     

 

 

El Regreso del Ahorcado

Algo inusual empieza ya a moverse en este país cuando un acontecimiento político como el que ha protagonizado Pedro Sánchez, desplaza de las cabeceras de todos los medios de comunicación al Real Madrid flamante campeón de liga de esta temporada.

Los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 nos llevaron a un callejón sin salida, obligando a que el pueblo español tuviera que volver a pronunciarse hace ya casi un año, el 26 de junio de 2016, con un resultado ligeramente diferente del anterior y que como estamos comprobando, mantiene al Estado en una inestabilidad política francamente alarmante.

Si hubiera que buscar un título novelesco a las recientes primarias que ha celebrado el PSOE, ninguno mejor que el de aquella novela del oeste de los años 70 “ El regreso del ahorcado.” Sánchez, revestido de una tenaz y persistente obsesión por echar al PP no se sabe dónde, ha movilizado y convencido  a más de sesenta mil  militantes y militantas de toda España en su cruzada personal y viajera.

Durante todo ese largo periplo intentó exitosamente, hay que reconocerlo,  que  sus compañeros y compañeras descubrieran en él no al líder que iba a fortalecer la unidad y cohesión de España; no al líder que iba a afrontar el grave problema que hoy acucia a la sostenibilidad de nuestras pensiones; no al líder que iba a combatir la desigualdad sanitaria, fiscal y educativa o la politización de la justicia que hoy padecemos los españoles y menos aún al líder que iba a continuar con la senda de crecimiento y creación de empleo que nos exigen nuestros compromisos con Europa. No, ese no era ni es su objetivo.

Pedro Sánchez ha implorado a sus afiliados y afiliadas que descubrieran en él, al líder que acometiera la tarea de algo tan profundamente intelectual y ambicioso como era y es “echar al PP”. Naturalmente ese mensaje tan sólido y comprometido para los intereses de España ha sido y es jaleado y aplaudido por quienes, como los y las de Podemos, le urgen a alcanzar semejante proeza, uniéndose a su virtual moción de censura y presentándola, con estudiada ingenuidad, como sus compañeros de viaje.

Me temo que “el regreso del ahorcado” va a suponer también el regreso a la tediosa cantinela de los primeros meses de la frustrada legislatura de diciembre de 2015. El regreso a las cansinas e inútiles conversaciones en el atomizado parlamento de papel que sufrimos. El regreso también al descuartizamiento mediático protagonizado por los presentadores y tertulianos televisivos que al grito de “echar al PP” sin más, recuperan la razón de su existencia.

Creo que ante este panorama tan poco aleccionador, el partido popular tiene la gran oportunidad de situarse ante la sociedad española  como el defensor de unos principios que  se reclaman, cada vez con más insistencia, desde sus tradicionales y fieles votantes. El respeto a las libertades propias de una sociedad moderna y tolerante como la libertad de expresión, de elección de centros o de libertad religiosa. La disminución real del gasto público con la consiguiente disminución de la carga impositiva, especialmente la que pesa sobre la clase media que siente hoy duramente penalizada sus rentas de trabajo y ahorro.

La nueva ola del PP no parece darse cuenta de que resulta  un grave error unirse a la izquierda radical en medidas proteccionistas del aborto libre y gratuito en lugar de defender el derecho a la vida o dejarse llevar por los grupos de presión, como son los del colectivo LGTB, que preconizan la ideología de género con la intención de desprestigiar la institución del matrimonio civil o religioso entre un hombre y una mujer, manipulando la educación de niños y jóvenes para adoctrinarlos convenientemente.

 Por otra parte la antigua alianza con los socialistas para defender la unidad y la cohesión territorial de España, se vislumbra hoy más débil que nunca y sólo Ciudadanos parece ser un socio fiable para esta empresa. La amenaza de la desconexión de España no es solo cultural, como infantilmente nos quiere hacer creer el nuevo líder socialista, es de naturaleza estatal y gravemente inaceptable para los intereses de los españoles y de los propios catalanes.

Como acertadamente sentenció el escritor y periodista Josep Pla” la patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie”.  En esta España nuestra, hay quienes creen que la patria solo coincide con la minúscula visión de su feudo personal e imaginario fruto de una preñez histórica  falsa  e intelectualmente fraudulenta.

Jorge Hernández Mollar

Ex Subdelegado del Gobierno de Málaga

 

 

Secularización hasta en la Liturgia

Javier Sánchez Martínez, Infocatólca ( 22.05)

Notas de Alejo al final

 

Pudiera parecer sorprendente que lo más santo y sagrado, con tanta carga de sacralidad, devoción y espiritualidad como es la liturgia, pudiera secularizarse, pero así ha ido sucediendo.

 El proceso de secularización ha sido tan persistente que ha penetrado por las ventanas de la Iglesia y ha alcanzado a la misma liturgia pervirtiéndola. Un grave mal que hoy se padece es la secularización interna de la Iglesia, y como la liturgia es epifanía de la Iglesia, su manifestación visible, una Iglesia secularizada se reflejará en su liturgia igualmente secularizada.

  Detengámonos en ver los rasgos e intenciones de esta secularización y comprenderemos mejor el alcance que tiene en la liturgia.

1.        La secularización detesta lo religioso y sus expresiones, y quiere en todo caso reducirlo a la conciencia privada de cada cual.

2.        La secularización, de la mano del relativismo, piensa que no existe la Verdad y por ello todo son opiniones igualmente válidas. Es la dictadura del relativismo que denunció Benedicto XVI.

3.        La secularización sustituye a Dios o por el hombre o por el progreso social o por los valores de moda (ecología, solidaridad, paz…)

4.        La secularización sólo respeta de la religión aquello que puede servir a su proyecto: las obras asistenciales y de caridad y la enseñanza que se acomoda a sus postulados de sólo valores, sólo lo “políticamente correcto”.

5.        La secularización ignora la trascendencia y lo superior, y quiere volcarlo todo en lo terreno, en lo temporal, en el aquí y ahora.

La Iglesia misma, que no es ajena a la cultura del momento sino que recibe su influjo, ha padecido un largo proceso de “secularización interna”, apartándose de su Tradición, tomando una lectura exclusivamente social del Evangelio hasta convertir el cristianismo en una ideología por el cambio social. La secularización interna de la Iglesia adopta, acríticamente, el pensamiento del mundo y en lugar de evangelizarlo, se mimetiza con el mundo, se hace igual al mundo. Se ha vaciado la Iglesia de sí misma para convertirse en una asociación civil, o en una ONG, o algo semejante.

 Por supuesto, en todo este proceso, la liturgia no ha salido indemne, sino muy perjudicada, porque se ha manipulado la liturgia, se ha abusado de ella y cualquiera cree que puede modificarla a su propio criterio. Se ha degradado. Ha perdido su estilo. Se ha vulgarizado.

 1) Si la secularización detesta lo religioso y lo arrincona, hoy la liturgia es terriblemente antropocéntrica y con poco espíritu religioso. Por ejemplo, un solo ejemplo, las nuevas iglesias que se construyen apenas parecen lugares de culto católico –ni en la fachada ni en la distribución de los espacios litúrgicos- sino edificios que pasan inadvertidos, disimulados, y por dentro, un gran salón multiusos.

 2) Si la secularización se ha aliado con la dictadura del relativismo, negando la Verdad, hoy en la liturgia la predicación católica apenas aborda los grandes contenidos dogmáticos de la fe, o, si lo hace, cualquiera se cree con derecho para predicar sus opiniones particulares y las reinterpretaciones que se le ocurran. Ese relativismo valora la celebración litúrgica como algo que no es fijo e inmutable, sino que va a gusto del celebrante, del equipo de liturgia o de la comunidad. El relativismo secular aquí es que nada es verdadero o intocable y por tanto la liturgia hay que reinventarla siempre.

 3) Si la secularización sustituye a Dios por el hombre, la liturgia secularizada también. Un protagonismo excesivo del hombre relega a Dios a un pretexto por el que los fieles se reúnen: aquí lo importante son los hombres, no Dios. Se multiplican las intervenciones para que haya más protagonistas humanos: más moniciones, más peticiones (¡leídas cada una por un lector!), más ofrendas con más moniciones (ofrendas “simbólicas” para destacar “nuestro” compromiso, “nuestra” entrega), supuestos “testimonios” que se introducen en la homilía, discursos de “acción de gracias” después de la comunión, etc., etc. Es la subversión secular de la liturgia que ya no celebra a Dios, sino que se celebra al hombre. Es muy elocuente, por ejemplo, que se afirme tranquilamente que en la Misa “los protagonistas fueron los jóvenes de Confirmación”, “los protagonistas fueron las parejas de los cursillos prematrimoniales”, etc.

 “La peor presencia del secularismo en la celebración litúrgica ha sido, pensando que era preciso cambiar radicalmente el culto para adaptarse a la mentalidad secularizada del hombre moderno, pasar de celebrar el misterio de Cristo y la adoración a Dios a celebrar una ideología o una realidad personal o social, convirtiendo la liturgia en una autocelebración” (Rodríguez, P., La sagrada liturgia, 302).

 4) Si la secularización sólo valora lo asistencial de la Iglesia y los valores, una liturgia secularizada se despreocupará de todo lo que no sea hablar y potenciar los valores, el compromiso y las tareas terrenas. La liturgia secularizada es pura ideología que se dedica a grabar consignas en los fieles según el estilo del mundo: es un nuevo moralismo, horizontalista. Esto se ve en la proliferación de palabras en la liturgia, o sea, el verbalismo, en muchas moniciones innecesarias y en homilías, igualmente largas, que sólo tratan de “valores”, justicia, transformación del mundo, ser felices y hacer felices a los demás.

  “Hay que recordar que el cristianismo europeo ha pasado por la grave crisis de la Ilustración, que intentó despojar al cristianismo de los elementos sobrenaturales, reduciéndolo a un vago deísmo, a una religión sin dogmas, sin revelación, sin la gracia y sin el pecado, racionalizado, o a un mero sentimiento religioso; en consecuencia, enfatizó el aspecto moralizador. Las consecuencias para la liturgia fueron negativas, pues se eliminó de ella el culto de Dios o la adoración a Dios y, en consecuencia, el amor que da la vida por el prójimo… En este sentido, se explica el racionalismo, el subjetivismo, el sentimentalismo, el didactismo, etc., que caracterizan algunas formas litúrgicas actuales” (Fernández, P., La sagrada liturgia, 103).

 5) Si la secularización ignora la trascendencia, una liturgia secularizada se convierte en fiesta humana, entretenida, arrinconando el sentido religioso y sagrado. Tres ejemplos lo pueden ilustrar.

•          El primero es la ausencia de silencio en la liturgia. Se omiten los silencios previstos en el acto penitencial, tras el “Oremos” de la oración colecta, después de la homilía, después de la comunión. El silencio sagrado se vuelve un invitado extraño y ajeno a la liturgia secularizada.

•          Un segundo elemento: la música y el canto. Ya no se puede calificar de “canto litúrgico”. Se buscan ritmos e instrumentos atronadores que impidan el recogimiento orante y gestionen mejor una psicología grupal y sus emociones; las letras son expresiones sentimentales muy ajenas a la Tradición de la liturgia y sus himnos, y además no se respetan los contenidos fijos cuyo texto es invariable (Gloria, Credo, Sanctus, Padrenuestro).

•          Y un tercer elemento: se arrinconó la adoración y culto a la Eucaristía fuera de la Misa. La exposición del Santísimo, que permite el encuentro con Cristo y la adoración contemplativa, no tenían lugar en la liturgia secularizada: ¡sólo la Misa convertida en un festival con discursos moralistas! Y, por extensión, el abandono de la Liturgia de las Horas, que muchos de los actores secularistas (sacerdotes y religiosos) arrinconaron por no encontrarle valor a la oración litúrgica, contemplativa y adorante.

 Las descripciones son claras para que se comprenda bien lo que es una liturgia secularizada y el problema grande que representa para la vida de la Iglesia:

  “Con frecuencia nos encontramos con celebraciones litúrgicas que adolecen de carencias pastorales. Por ejemplo, celebraciones que, asemejándose más a meros encuentros sociales, carecen del recogimiento que favorece el encuentro con Dios, es decir, la verdadera oración, o celebraciones cuyas homilías de sacerdotes católicos pudieran ser pronunciadas lo mismo por un pastor protestante, o cantos ejecutados durante la liturgia que invitan a mover el cuerpo, mas no mueven el alma. Y sabemos que si la celebración litúrgica no es oración y oración devota, transmitiendo en un contexto sagrado y solemne la verdadera fe, es un fraude, que ofende a Dios y engaña a los hombres” (Fernández, P., La sagrada liturgia, 291).

 Vemos así el panorama de una liturgia secularizada que no es más que una burda caricatura de la liturgia católica.

++++++++++++++++++++++++

Notas de Alejo::Gracias Javier por este excelente resumen sobre las secularizaciones y otros errores que nos atosigan y ahogan El resultado es una grave desorientación que atenaza no solo a los laicos sino también a muchos sacerdotes, frailes, monjas.

Las causas proceden en buena parte del Concilio Vaticano II,  un Concilio aceptable en si mismo, pero  cuando cayo en manos de los medios de difusión de masas, cayó en manos del diablo. El mismo Papa  se lamentó de que “El humo del diablo ha entrado en el Concilio” En estos casos los problemas adquiren una dimensión espiritual, no terrenal

Quienes leen la Bibia diariamente saben  que en ella viene todo lo que ha pasado, todo lo que está pasando y todo lo que pasará. Ademán  da las soluciones, siempre la misma, para todos los conflictos: “Volverse a Dios”. San Pablo nos recuerda  en su carta a los  Efesios 6,12-13 que: “ …nuestra lucha no es contra seres de carne y hueso, sino contra las autoridades (gobernantes) , contra las potestades, contra los soberanos de estas tinieblas, contra espíritus malignos del aire( Es decir contra el diablo) .Por tanto, requerid las armas de Dios ( oraciones, perdón, sacrificios,…) para poder resistir el día funesto y manteneros venciendo a todos .

¿Qué ha pasado  tras el Concilio Vaticano II? Consideremos unos cuantos casos conocidos por todos y poniéndolos a ras del pueblo llano. Ha pasado que:

  1. Los curas se quitaron las sotana, las monjas sus hábitos, se  cerraron muchos conventos, los seminarios están vacíos,  monjas y frailes en gran número abandonaron sus puestos. Solo los Jesuitas , que eran unos 35.000 quedaron reducidos a la mitad. En las Iglesias se reza diariamente por nuevas  vocaciones.
  2. La Iglesia se hace mundo, pero la Iglesia, en todo lo que es la palabra de Dios, el Nuevo Testamento,  es eterna y nunca variará. Es el mundo el que tiene que hacerse Iglesia, no al revés. “El cielo y la tierra pasarán pero mis palabras no pasarán” dijo Cristo
  3. En el altar, conjunto  formado por la mesa de los sacrificios, el retablo, el sagrario, etc. se han hecho cambios tan notables como discutibles
  4. El Sagrario, pequeño  recinto u hornacina cerrado, estaba  situado en el centro del altar u otra parte bien visible desde cualquier lugar,  se ha cambiado de su sitio , el mejor y más vistoso de la Iglesia y se ha traslado a rincones aparte. Al Rey de reyes se le aloja en el cuarto de los criados.
  5. Antes el sacerdote daba la espalada al público y  la cara al  Sagrario. Ahora da la cara al público y la espalda al Rey. Sin embargo, cuando u grupo de autoridades va a visitar al Rey de España , el que lleva la voz cantante da la espalda a sus compañeros y la cara al Rey
  6. Para hablar con Jesús sacramentado tenemos que buscarlo en el cuarto donde, a veces, no están ni las velas encendidas ni abierto al público
  7. El sonido de las campanillas, de las campanas  y la presencia de los monaguillos se ha evaporado
  8. La comunión de rodillas –excepto por enfermedad-  y en la boca. No en la mano y rechuparla depués
  9. Cualquier cambio que se haga en las costumbres ancestrales, aunque sean acertados, son peligrosos y hay que explicarlos previamente pues las personas ancianas que llevan muchos años rezando por ejemplo a San Pancracio, se lo camban de sitio y¡ ya la tenemos iiada!
  10. Más que peligrosa fue la idea de cambiar en la consagración la palabra “mucho” por la de “todos” lo cual originó muy fuertes y generalizadas  protestas ya que hizo inválidas a las misas. Tras muchos esfuerzos y tiempo se ha conseguido volver  la normalidad. En este caso el silencio de las jerarquías eclesiásticas fue estruendoso
  11. El silencio en la Iglesia, cuando tenemos la obligación de hablar no es a admisible. No se discute la virtud de la obediencia , se discute la necesidad de no obedecer cuado las palabras de cualquier jerarquía.. las del Papa incluidas,  se intentan poner por encima de las de Cristo y contra el Evangelio
  12. Por fortuna, Digamos también que poco a poco en algunas parroquias se están volviendo a imponer lo que nunca se debió quitar, y con el aplauso de los fieles y el rechinar de dientes de los prgres

Solución: La misma de siempre: Volverse a Cristo con la Biblia en una mano y el Rosario en la otra. Oración y sacrificios por el Papa y la Iglesia,  y reconocer, nos guste o no,  que el diablo interviene con éxito en esta lucha sin que apenas encuentre resistencia.

No olvidemos: Nuestra lucha no es contra seres de carne y hueso sino contra los espíritus infernales….

Alejo1926@gmail.com    Mérida 2017-05-24

 

 

Internet 50 INTERNET Y FUTURO DEL LIBRO

Recientemente arrancó en Europa el proyecto E-Read que lo integran más de 150 científicos de treinta países, que investigan el futuro de la lectura en la era de la digitalización, para lo que examinan tanto la dimensión individual como la social de los nuevos usos. Estudian todos los aspectos relacionados con la lectura, desde los intelectuales hasta los emocionales

Un punto que se tocaba, lo introducían con una escena que todos conocemos: que a

l poner la tablet sobre la mesa familiar no sólo podemos sufrir una adición, sino también una sustitución. La mesa familiar, es por excelencia lugar del reencuentro, de la hospitalidad… mientras que la tablet nos puede aislar: A pesar de su valor en sí, puede ser algo que sustituya la fuerza atractiva de la mesa familiar.

Concretando en el tema de la lectura, recientemente la prensa española (El País) que señalaba que nunca ha sido más fácil tener buenos textos a disposición de los lectores, pero que  el proceso de la lectura, de la comprensión profunda de lo que se lee, está sufriendo cambios de importancia. Y algunos no son para bien.

Porque actualmente hay personas que, en sus dispositivos móviles, leen rápida pero superficialmente, sin ahondar en el contenido; también por estar atentas constantemente a la entrada de un whatsapp, un correo electrónico, etc…

Esto es algo que preocupa a científicos, que trabajan la hipótesis de que esta manera de leer está incidiendo en una modificación incluso de los procesos cerebrales. Así lo estima Maryanne Wolf, neurocientífica de la Universidad de Tufts, EE.UU., quien dice temer que “la lectura digital esté cortocircuitando nuestro cerebro hasta el punto de dificultar la lectura profunda, crítica y analítica… Nuestra mente es plástica y flexible –señala–, y es un reflejo de nuestros actos. Las investigaciones nos dicen que ha disminuido mucho nuestra capacidad de concentración. Los jóvenes cambian su atención unas 20 veces a la hora, de un aparato a otro. Cuando se sientan a leer, tienden a reproducir esa lectura interrumpida y en zigzag. Tenemos que ser conscientes de que podemos estar en medio de un cambio muy profundo.

También debe señalarse que nunca se ha leído tanto en el mundo ni ha habido tanta información disponible, lo que  si se maneja bien puede ser algo extraordinariamente positivo. Y debe aclararse que la lectura rápida (lo que denominan “picoteos”) no está reñida con la lectura en profundidad, y que ambas puede –deberían- ser complementarias. Y la escuela es donde debe adiestrarse al estudiante en esa complementariedad; y el sistema educativo debe centrarse en esta capacitación que debería ser un objetivo prioritario; pero no está ocurriendo.

Sin duda hay un peligro de dispersión en internet. Y  dada la realidad actual no nos extrañe que entre nosotros proliferen adolescentes impulsivos, poco dados a la reflexión, a la responsabilidad. Y al hablar de adolescentes no es referirse  sólo a los jóvenes, porque como alguien señalaba, actualmente, millones de adolescentes (jóvenes) están siendo educados por otros adolescentes (adultos irresponsables)… Alerta: afecta a todos…

 

 

Disminución de consumo alimentario en los hogares

Tras analizar los datos del último informe del MAPAMA, “La alimentación mes a mes”, datados de febrero de 2017, se constata la tendencia en la bajada de consumo de algunos alimentos en los hogares.

Según el último informe disponible, la disminución del consumo en febrero de 2017 respecto al mismo período en 2016 es del 6,3% que, además, el MAPAMA achaca a que en 2017 ha habido un día menos.

La organización profesional Unión de Uniones afirma por su parte, que, si bien este hecho influye, si se hace una aproximación, la disminución del consumo sería de un 3,3% una cifra que en cualquier caso no debería pasarse por alto.

No obstante, se puede señalar que el aumento de precios en el lineal, del 2,9% en febrero de 2017 respecto del mismo mes en 2016, puede haber sido uno de los motivos principales. Dicho aumento de precio medio destaca en carnes, con un 2,1 %; en frutas frescas, con un 7,1 % y en hortalizas, con un 11,7 %.

Respecto al acumulado en el interanual, el informe revela que los hogares españoles se han gastado en los últimos 12 meses prácticamente lo mismo que en los precedentes, cerca de 67.000 millones de euros; pero reduciendo su consumo en 1,3 %, con un aumento general del precio medio del 1,2 %. Este encarecimiento de la alimentación a los consumidores no representa para los productores subidas proporcionales, tal y como viene denunciando la organización agraria.

Aunque parte de los alimentos no consumidos en el hogar han sido absorbidos por la exportación y la restauración gracias al aumento del turismo, en cualquier caso la tendencia es preocupante por la disminución de la capacidad de compra de la sociedad española en este sector.

Se puede afirmar que estos datos evidencian los grandes márgenes comerciales con los que cuenta la industria y la distribución e insistir en la necesidad de poner en marcha todos los mecanismos necesarios para que la Ley de la Cadena Alimentaria se cumpla.

Jesús Domingo

 

 

Modernización del puerto de Ilo en la nebulosa

 

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO

Ver mi blog  www.planteamientosperu.com

El pasado día 18 el ex Ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, después de su interpelación en el Congreso por la firma de la adenda al contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero (Cusco), sorpresivamente anunció que decidió cancelar la concesión del terminal portuario de Ilo (Moquegua), contradiciéndose extrañamente de lo que aseguró hace solo 5 meses (15 diciembre 2016) durante la inauguración del vuelo Lima-Ilo de la aerolínea Star Perú, que la concesión estaba en la última etapa de evaluación por ProInversión y se lanzaría en abril 2017.

La historia de la frustrada concesión del puerto de Ilo empieza hace 18 años (mayo 1999) cuando la COPRI -Comisión de Promoción de la Inversión Privada- (reemplazada por ProInversión en abril 2002) realizara la licitación de los puertos de Ilo y Matarani, pero Ilo fue declarado desierto y solo Matarani fue adjudicado al Consorcio Tisur. En 2010 hubo otro intento con una inversión de US$98.1 millones (8.2 a corto plazo y 89.9 a largo plazo), pero fue excluido por ProInversión argumentándose la otorgación de facilidades portuarias a Bolivia por la Declaración de Ilo (19 octubre 2010) para exportar desde 2014 hierro boliviano, lo cual nunca sucedió. Desde 2015 continuaron los esfuerzos para impulsar su concesión previéndose que ProInversión convocaría el primer semestre dicho proceso por 30 años, el ex ministro de Transportes. José Gallado, anunció ante la Comisión del Congreso que en julio 2016 se daría en concesión, lo cual tampoco sucedió, luego el ex Ministro Vizcarra aseguró que sería en abril 2017 pero meses después la anulo.

Bajo este panorama, es lamentable que el puerto de Ilo (administrado por Enapu) se encuentre en la nebulosa desde hace 20 años sin modernización, ampliación, ni reparaciones importantes solo moviliza 0.5 millón anual de carga (Matarani 3.8 y Arica 3.5) a pesar de proyectar gran interés comercial y estratégico por ser el más cercano a las fronteras de Bolivia y Brasil y poderse convertir en polo de desarrollo. En 7 años la inversión para la modernización se ha septuplicado, en 2010 se estimaron US$ 98 millones, pero según el MTC actualmente se requieren US$700 millones. Las consideraciones mencionadas refuerzan la prioridad de concesionar el terminal portuario de Ilo a un operador internacional de terminales con capacidad financiera y experiencia o ejecutar una Asociación Pública-Privada (APP) autosostenible. El nuevo Ministro de Transportes, Bruno Giuffra, tiene la palabra.

 

 

 

LA AMISTAD

Autor: Eliseo León Pretell
*Poeta internacional  peruano
Houston Texas, E.E. U.U.

 

 

(NUEVA ESTRUCTURA CLÁSICA)

Rima entrelazada

 

 

Yo creo no es nada fácil,
ser amigo de verdad,
ya que la pura amistad,
no es sólo “caerse bien”
Es transitar sin desdén, juntos, sin complicidad,
sendas de fidelidad, mientras en el mundo estén.
***
La amistad creo también, 
es la afinidad soñada,
esa confianza adornada, 
de harta generosidad.
Respetar la libertad y el secreto con la almohada,
ser la primera llamada, en la dura enfermedad.
***
Si llega la tempestad…,
como suele suceder,
la amistad debe crecer, 
como sombra que se empalma,
con una noche de calma, y ambos en el padecer,
más nos debemos querer, con nuestro amigo del alma.
***
Si alguno logra la palma, 
llegando a un gélido olvido,
todo el tramo recorrido,
ya no significa nada.
La amistad no fue sellada, durante el tiempo vivido,
es más, nunca se han querido, su apego fue una nonada.

Derechos reservados
Solamente el amor nos transporta en un viaje imaginario sin límites ni fronteras
llevando el abrazo y el beso a los que tanto amamos.
E L P

 

 

 

Cómo evitar los berrinches de los hijos

Silvia del Valle Márquez

Última actualización: 26 Mayo 2017

El problema de los berrinches es un tema que nos pone los pelos de punta a las mamás porque puede llegar a ser muy vergonzoso.

 

éxico; berrinches, hijos

 

¿A quién no le ha pasado el encontrarse en un centro comercial y ver a un niño tirado en el piso haciendo pataleta? ¿O ver a un niño pequeño llorando porque su mamá no le quiere comprar un dulce o el juguete de moda?

Esto en verdad puede ser un gran problema si no lo sabemos encausar adecuadamente; por eso, aquí te dejo mis 5Tips para evitar los berrinches en nuestros hijos.

PRIMERO. Más vale prevenir

Cuando nuestros hijos están muy pequeñitos, es el momento de comenzar a hablar con ellos sobre el tema.

Los niños son pequeños, no tontos, por lo que, si hablamos con ellos y les explicamos lo que está bien y lo que está mal, seguro que comprenderán y se acostumbrarán a las razones y no a los caprichos.

Si logramos establecer esta medida, estamos previniendo los berrinches. ¿Por qué? Pues porque así enseñamos a nuestros pequeños a razonar y no sólo a dejarse guiar por el deseo o el capricho.

Recuerda que las virtudes se adquieren poco a poco y con la vivencia cotidiana.

SEGUNDO. Escucha y comprende

Es importante hacernos el hábito de escuchar a nuestros hijos y tratar de comprenderlos.

Para esto es importante bajar a su nivel y verlos a los ojos para que estemos seguros de lograr que nos pongan atención y que están comprendiendo lo que les decimos.

Después, es bueno usar lenguaje entendible para su edad. Debemos recordar que están pequeñitos.

En muchas ocasiones, el problema es sólo de falta de comprensión de nuestra parte, y ellos se desesperan de que no logramos entender qué nos quieren decir.

TERCERO. Ayúdales a reconocer lo que sienten

Muy seguido, los bebés lloran por todo, porque tienen hambre, porque tienen frío, porque tienen sueño, etc. Nadie les ha enseñado a identificar y expresar lo que sienten, por lo que es necesario que nosotros los apoyemos en este punto.

Cuando son bebés, hay que buscar qué es lo que les pasa, y cuando lo encontremos, es importante decirles qué es lo que sucede. No importa que creamos que no nos entienden. Te aseguro que comprenden más de lo que nos imaginamos.

Y cuando están más grandes, podemos guiarlos para que ellos lleguen a la conclusión de lo que les pasa, así poco a poco lo podrán hacer ellos solos.

CUARTO. Ponle nombre a los sentimientos y emociones

Si logramos ponerle nombre a lo que sienten o experimentan, seguro que las cosas serán más fáciles, porque así no tendrán que llorar por todo.

Es importante que tú seas quien le diga cómo se llama lo que está sintiendo o lo que está viviendo, para que lo aprenda y después pueda decirte con claridad qué es lo que le pasa.

De ser posible, relacionarlo con algo que sí conozca o con una tarjetera que tenga un dibujo, como una carita haciendo el gesto adecuado; o si es algo que siente por un factor externo, igual podemos hacer un dibujo para que le quede bien clarito.

Los apoyos gráficos son importantes para que sirvan de refuerzo visual.

Y QUINTO. Ten calma

En el tema de los berrinches, la paciencia es básica. Nuestros hijos no deben ver que sus rabietas nos provocan angustia y menos que cedemos ante ellas, porque entonces será muy difícil controlarlos.

La calma y la paciencia nos darán oportunidad de pensar bien las cosas y tomar las mejores decisiones, sin irritarnos ni precipitarnos.

De esta forma, también les estamos enseñando a nuestros hijos a que, con paciencia y con calma, avanzamos más que con berrinches y pataletas.

¡Recuerda que educamos en todo momento!

 

 

Desaparece la iniciativa privada 

En la opinión de Ferrán Riera, director de colegio en Vic, en Cataluña ha desaparecido buena parte del empresario emprendedor, de la iniciativa privada, y se ha sustituido por un excesivo estatismo. “En Cataluña, el servicio público proporcionado por el Estado en detrimento del servicio público proporcionado por la iniciativa personal, está en alza”, señala.

Este experto pedagogo es testigo de que los obispos catalanes están muy preocupados por la educación. “La escuela concertada se está sosteniendo gracias al empeño de las familias y de los profesores que asumen, por vocación, más competencias y esfuerzos de los que les corresponde. Muchas congregaciones religiosas están manteniendo estos colegios a pesar de que existen pérdidas”, afirma.

En esta línea, destaca que para mantener la escuela concertada católica, es necesario manifestar coherencia con lo que se predica, por ejemplo, acoger a alumnos con dificultades, poner en valor la libertad y fundamentalmente, enseñar para ser en lugar de para hacer. “Hoy en día, el objetivo último de los colegios es el aprendizaje. Como consecuencia, el maestro se ha convertido  en un coach (acompañante) y un entrenador de habilidades. El esfuerzo se ha sustituido paulatinamente por la palabra motivación”, apunta.

Xus D Madrid

 

 

Daniel con excelente técnica de abogado

¿Recuerdan el pasaje bíblico? Y, ante la importancia y la "credibilidad" de sus acusadores, Susana es condenada a morir apedreada. Mas, cuando es llevada por la congregación para ser lapidada, el profeta Daniel, que por aquel entonces, es sólo un tierno niño, aprendiz de las artes de la consejería, con miras a ejercerla al servicio del rey Nabucodonosor, detiene el cortejo del pueblo que lleva a Susana hacia el sitio de su lapidación, reprende a la gente por estar actuando sin conocimiento pleno de la causa, y pide separar a los dos viejecillos para interrogarlos con inteligencia.

(Esta sencilla idea representa en sí misma un considerable aporte y adelanto temprano en materia de averiguaciones y procedimientos tendientes a aclarar y deslindar acciones y participaciones de las partes que han sido involucradas en litigios, o en hechos delictivos.)

Y, tal como sucede en los procesos en los que se implementa dicho procedimiento, los dos falsos testigos incurren en tremenda inconsistencia o contradicción en sus declaraciones cuando el jovencillo les pregunta bajo qué árbol vieron a Susana recostada con su supuesto amante. Uno de ellos dice: "Debajo de un lentisco." Y el otro de ellos dice: "Debajo de una encina." Ante la evidencia del falso testimonio de los jueces, la bella y noble dama es exonerada de todos los cargos que habían sido afincados en su contra, y los dos viejecillos mueren ejecutados en lugar de Susana.

La enseñanza moral de esta historia se centra en la elección de Susana de respetar a Dios antes que acomodarse al influjo de los malos por temor a perder todos sus privilegios como una dama noble, rica y acomodada. Y busca contrastar, por otra parte, la conducta perversa y corrupta de dos ancianos jueces prestigiados, con la sabiduría e inteligencia, candor e ingenuidad de un tierno jovencito, hacer un gran elogio a las virtudes de los más jovencitos, e ilustrar la idea de que Dios socorre a los justos que prefieren sufrir a manos de los malos antes que ofenderlo a él.

Juan García.

 

 

Una doctrina con agenda política en el primer mundo 

 “Los ciudadanos no saben con precisión en qué consiste la ideología de género, piensan  que es un modo de evitar la discriminación de la mujer, y se está imponiendo desde diversos gobiernos autonómicos sin un debate riguroso, escondiendo datos”, ha afirmado Benigno Blanco, quien califica de dañino este experimento.

Para Blanco, “atenta contra la razón defender que el sexo es una elección personal y que sólo se asigna administrativamente al nacer, para que luego cada uno elija”. Subraya que se esconde “el dato de que el 90% de los niños que tienen ciertas tendencias homosexuales con 4 o 6 años, desaparecen en la pubertad”, por lo que “se está poniendo en peligro la felicidad de muchas personas, especialmente niños”.

Por otra parte, para el vicepresidente de Red Madre y miembro del Comité Ejecutivo de la Fundación +Familia, con arraigada trayectoria en defensa de la familia -fue presidente del Foro Español de la Familia y antes de la Federación Española de Familias Numerosas- esta es una “ideología con agenda política como estamos comprobando en España, y constituye un ataque a la libertad en toda regla, ya que incluye su enseñanza en los centros educativos y la implantación en las empresas”.

Enric Barrull Casals

 

 

Pedro, Pablo, sus ambiciones, España  y los españoles

 

                                Salvo los que esperan trincar algo interesante “si gana el partido que votan y defienden”; el resto de españoles intuyo que nos son indiferentes ya, cuando no indeseables y reprobables en extremo, todos los partidos y los que los componen: ¿por qué? Sencillo; porque sus comportamientos así “se lo dicen” al más tonto de los mortales que no quiera cerrar su mínima inteligencia deductiva, de lo que es en realidad la política. Tras mentirnos hasta hastiarnos, solo se preocupan de sus intereses más directos, no se preocupan ni de España y menos de los españoles en general; a la vista está que cada vez vamos peor y si algo va cambiando no es por la acción de buena política, sino por cuanto “el individuo”, para salvarse asimismo como siempre ha sido en la España que he conocido, de paso al ir creando riqueza y pese a todas las cargas que le impone “el inútil político que dice gobernarlo”, esa riqueza crea una parte de la que se beneficia el que puede acceder a un empleo que la misma crea, puesto que la inicial empresa pequeña y que va creciendo, así lo propicia; o sea y aclarando mucho más, que el secreto para que una economía marche con la suficiente prosperidad, es cargarla con los mínimos impuestos, engorros y atranques, dejando con ello una más amplia holgura  para ese individuo dotado de esas aptitudes creativas (que son pocos), para que cada vez cree más, se haga más rico e ilusionado para seguir creando; lo contrario a la vista está en esta “desastrosa España”, llena a rebosar de parásitos e inútiles que lo que cada vez nos produce, son más cargas y gravámenes, aparte de destruir todo tipo de ilusiones; lo que termina en la pobreza y esterilidad que padece la nación, desde hace ya demasiado tiempo. Y de ello ningún político hace bandera, por lo que arriba digo y mucho más que se puede decir y que dejo a mis lectores lo deduzcan por sí mismos. “Nos han robado ya hasta la ilusión”.

                                Por todo ello las ambiciones de estos “dos nuevos apóstoles de no sabemos qué nueva religión” (hoy los denomino así por los dos apóstoles cristianos y primeros apóstoles de la religión de Cristo, que llevaron iguales nombres) puesto que “la religión de Pedro y Pablo”, se traduce a lo que yo sintetizo cuando digo “panza y bolsillo”; o sea convencer cada vez más y con su ridícula y absurda demagogia, a cada vez más españoles, de los grupos más “desesperados y desilusionados”, de los que y tristemente abundan cada vez más en este desgraciado país; convencerlos para que les aporten “las mayorías” que ambos necesitan, para llegar a “la Moncloa”; y ya sentados en la poltrona, han llegado al sumun de lo  que puede lograr un político en España, o sea, la “paga principesca y de por vida, amén de las muchas regalías que conlleva todo ello”, gracias al sinvergüenza de Felipe González Márquez, que “se la impuso a sí mismo” abusando de la mayoría absoluta que tenía en aquel momento y que al ser instituido el gran regalo (“a pagar por las costillas de los españoles que trabajamos”) lo han heredado el resto de presidentes, incluido el indeseable Rodríguez Zapatero y que cobrará igualmente el no menos inútil Mariano Rajoy (“son los dos presidentes que han acumulado la enorme deuda pública que nos tiene asfixiados) cuando lo echen del sillón monclovita, que es el afán primero que quieren lograr los mentados “Pedro y Pablo”; y para lo que son capaces (según sus intenciones) de aliarse hasta con  “el moro Muza”, e incluso devorarse “el uno al otro” si se presenta la ocasión que lo propicie.

                                Por todo lo dicho y mucho más que se pude añadir; la situación para la mayoría de españoles, es peor aún que la que nos imponen las circunstancias actuales; nada podemos esperar de unas organizaciones políticas, dirigidas en general, por políticos que “no han dado un palo al agua en toda su vida”, que han vivido y viven como profesionales de la política o a lo sumo de altos cargos en la administración pública y que caso de cese, volverán a ella incluso presumiendo de algo que no fue, puesto que presumirán de realizaciones inversas a las que ellos protagonizaron, si es que protagonizaron algo en su vida política, puesto que la mayoría sólo fueron apoyos a sus jefes para que al escalar el jefe, agarrado al mismo “escala el nepote”; con el resultado de habernos creado una administración pública ya imposible de mantener, salvo que nos quieran arruinar a la mayor parte de españoles, y de la que como estamos viendo, solo se salvan “la casta o las castas de privilegiados por leyes y concesiones públicas que mejor no detallarlas”. Y que no nos engañen, ya no hay “derechas, izquierdas y centros, ya todos son de panza y bolsillo” y España al servicio de ellos, mientras “aguante”; nosotros la inmensa mayoría, sólo les servimos para pagar “la ruina y sus excesivos gastos”; el resto que nos digan, es mentira.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y 

http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes