Las Noticias de hoy 08 Mayo 2017

Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    lunes, 08 de mayo de 2017        

Indice:

Newsletter Diario

Papa: La doble vida es una fea enfermedad en la Iglesia

“En este mes de mayo recemos el Rosario por la paz”, el Papa después del Regina Coeli

Papa: Cristo, Buen Pastor, puerta de salvación para la humanidad

Previsiones de la semana del 9 al 15 de mayo

Pascua. 4ª semana. Lunes: Francisco Fernández-Carvajal

“María, Maestra de entrega sin límites”: San Josemaria

Rezar el rosario por la paz, como ha pedido la Virgen de Fátima: Raquel Anillo

María Santísima es Madre de la Iglesia: Juan GustavoRuiz Ruiz

 La religión del cuerpo: Jorge Peña Vial

Las personas no somos imagen, somos dignidad: Sheila Morataya

 La autoridad de los imanes: Pilar Gonzalez Casado

LINCHAMIENTOS… CAUSAS?… EFECTOS?: Ing. José Joaquín Camacho

 De "Ovejas y lobos": filme familiar con metáforas para la vida: Alfonso Mendiz

 SACRIFICIO… DE UNA MADRE: Eliseo León Pretell  

Agobiante situación laboral en el Perú: ALFREDO PALACIOS DONGO

Se ha perdido la memoria y la conciencia: Jesús Domingo Martínez

 La salud sexual y reproductiva gana terreno en el acuerdo de la ONU: Suso do Madrid

¿QUIÉN CORROMPE EL PP?. : Amparo Tos Boix, Valencia.

Quioscos, reglamentos y saqueos oficiales: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

Con el mayor afecto. Félix Fernández

 

 

Newsletter Diario

 

Papa: La doble vida es una fea enfermedad en la Iglesia

El IV Domingo de Pascua, conocido como del “Buen Pastor”, el Papa Francisco presidió en la Basílica de San Pedro, la Santa Misa de ordenación presbiteral de diez sacerdotes. - AFP

07/05/2017 09:56

SHARE:

 

El IV Domingo de Pascua, conocido como del “Buen Pastor”, y en el ámbito de la 54º Jornada Mundial de oración por las vocaciones, el Papa Francisco presidió a las 9.15 en la Basílica de San Pedro, la Santa Misa de ordenación presbiteral de diez sacerdotes. Seis de los cuales para su propia diócesis, que se formaron en el Pontificio Seminario Romano Mayor y en el Colegio diocesano misionero de Roma “Redemptoris Mater”.

Concelebraron con el Santo Padre el Cardenal Vicario Agostino Vallini, el Vicegerente Filippo Iannone, los Obispos Auxiliares de la diócesis de Roma, los Superiores de los Seminarios interesados y los Párrocos de los ordenandos.

En su homilía, en este caso la ritual de la ordenación de los presbíteros, el Pontífice se alegró por estos hijos llamados al orden del presbiterado e invitó a reflexionar acerca del ministerio al que estaban a punto de ser elevados en la Iglesia, recordando que el Señor Jesús es el único Sumo Sacerdote del Nuevo Testamento, y que en Él también todo el pueblo santo de Dios ha sido constituido pueblo sacerdotal.

Además, el Papa Bergoglio destacó que el Señor, de entre todos sus discípulos, desea elegir de modo especial a algunos, para que ejerciendo públicamente en la Iglesia en su nombre el oficio sacerdotal en favor de todos los hombres, prosigan su misión personal de maestro, sacerdote y pastor.

De manera que, así como Él ha sido enviado por el Padre, del mismo modo, Él envió a su vez al mundo, primero a los Apóstoles, después a los Obispos y a sus sucesores, a los que en fin se les dio como colaboradores a los presbíteros, que, unidos a ellos en el ministerio sacerdotal, están llamados a servir al pueblo de Dios.

Dirigiéndose a los ordenandos el Obispo de Roma les dijo que no han elegido este estado de vida para hacer carrera, sino como servicio, por lo que deben tener en cuenta que ejerciendo el ministerio de la Sagrada Doctrina serán partícipes de la misión de Cristo, único Maestro. Por esta razón les pidió que dispensen a todos la Palabra de Dios que ellos mismo han recibido con alegría. “Lean y mediten asiduamente – agregó Francisco – la Palabra del Señor para creer lo que han leído, enseñar lo que han aprendido en la fe y vivir lo que han enseñado. Sin olvidar que su doctrina con el perfume de su vida debe ser alimento para el pueblo de Dios, alegría y apoyo a los fieles de Cristo construyendo con su palabra y ejemplo la casa de Dios, que es la Iglesia.

De este modo – prosiguió el Papa Bergoglio – continuarán la obra santificadora de Cristo. Y mediante su ministerio, el sacrificio espiritual de los fieles será perfecto, porque unido al sacrificio de Cristo, quien mediante sus manos, en nombre de toda la Iglesia, es ofrecido de modo incruento en el altar en la celebración de los Santos Misterios.

Entre las recomendaciones del Papa Francisco a los nuevos sacerdotes, que más allá de acumular títulos con tanto estudio, el hecho de "aprender a llevar la Cruz de Cristo". Porque podrán ser sí buenos académicos, pero no buenos sacerdotes. Que se santifiquen tocando la carne de Cristo en los enfermos. Que no hagan homilías muy elaboradas teológicamente, sino que hablen sencillamente a la gente. Y que recuerden que la palabra sin el ejemplo de la vida no sirve. Así como la doble vida que es una fea enfermedad en la Iglesia. “Por favor les pido, en nombre de Cristo y de la Iglesia, que sean misericordiosos”. Que no carguen sobre los hombros de los fieles pesos que no puedan llevar. Ni siquiera ellos mismos. Y destacó que Jesús reprochó a aquellos doctores a los que llamó “hipócritas”.

 

“En este mes de mayo recemos el Rosario por la paz”, el Papa después del Regina Coeli

El Regina Coeli, del primer domingo de mayo, IV Domingo de Pascua. - ANSA

07/05/2017 12:18

SHARE:

  “Los mártires españoles, el mes de María y su próxima peregrinación a Fátima”, en el corazón del Papa Francisco al final de la oración mariana del Regina Coeli, del primer domingo de mayo, IV Domingo de Pascual

Después de la oración a la Madre de Dios, el Santo Padre recordó que, “ayer, en Girona, España, fueron proclamados Beatos: Antonio Arribas Hortigüela y seis compañeros, religiosos de la Congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón”. Estos fieles y heroicos discípulos de Jesús – precisó el Pontífice – fueron asesinados por odio a la fe en un tiempo de persecución religiosa. “Su martirio, aceptado por amor a Dios y por fidelidad a su vocación, suscite en la Iglesia el deseo de testimoniar con fuerza el Evangelio de la Caridad”.

También, el Obispo de Roma saludó a los grupos parroquiales, a las asociaciones y a todos los peregrinos procedentes de Italia y de diversos Países presentes en la Plaza de San Pedro, especialmente a los peregrinos de Varsovia (Polonia), Aalen (Alemania), Liébana (Austria), Chennai (India) y de Texas (Estados Unidos); como también a los profesores y alumnos del “Corderius College” de Amersfoort (Países Bajos).

Así mismo, el Obispo de Roma dirigió un saludo especial a la Asociación “Meter”, que desde hace más de veinte años lucha contra toda forma de abuso sobre los menores. “Gracias por su compromiso en la Iglesia y en la sociedad, dijo el Papa; sigan adelante con valentía”. Además, el Pontífice saludó a los participantes en la reunión nacional del Arma de los Carabineros, la delegación del Sindicato Autónomo de Policía, a los fieles de Pomezia y Palestrina, a la Asociación del Santo Sepulcro de Foligno, a la Filarmónica Valsoldese y a los jóvenes de Modica.

Antes de concluir sus saludos, el Papa Francisco invitó a que mañana dirijamos una “Suplica a la Virgen del Rosario de Pompeya; en este mes de mayo – señaló el Papa – recemos el Rosario en particular por la paz, como lo ha pedido la Virgen en Fátima, a dónde me dirigiré en peregrinación dentro de pocos días, con ocasión del centenario de las primera aparición”. A todos – agregó el Papa – les deseo un buen domingo. Y por favor no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

 

Papa: Cristo, Buen Pastor, puerta de salvación para la humanidad

El Santo Padre a la hora del Regina Coeli del primer domingo de mayo, conocido como “Domingo del Buen Pastor”. - REUTERS

07/05/2017 12:20

SHARE:

 

Antes de rezar la oración mariana de este tiempo pascual, es decir el Regina Coeli del primer domingo de mayo, conocido como “Domingo del Buen Pastor”, el Papa Francisco reflexionó con el Evangelio de Juan que nos presenta a Jesús mediante dos imágenes. A saber, la del Pastor y la de la Puerta del corral de las ovejas. El Santo Padre afirmó que todos nosotros somos el rebaño, que conoce la voz del Pastor y se deja conducir por Él.

Sí, porque Jesús, es el pastor bueno y la puerta de las ovejas, es un jefe cuya autoridad se expresa en el servicio, un jefe que para gobernar da la vida y no pide a los demás que la sacrifiquen. De manera que podemos fiarnos de un jefe así, Cristo, que representa una presencia amiga, fuerte y dulce y que al mismo tiempo nos protege, consuela y cura.

El Pontífice invitó a no perder de vista la dimensión espiritual y afectiva de la experiencia cristiana.  Sabiendo que estamos unidos al Señor por un vínculo especial, al igual que las ovejas a su pastor. Y pidió que no racionalicemos demasiado la fe, porque de este modo corremos el riesgo de perder la percepción del timbre de la voz de Jesús Buen Pastor, que anima y fascina. De manera que hoy – dijo el Papa – estamos invitados a no dejarnos distraer por las falsas sabidurías de este mundo, sino a seguir a Jesús, el Resucitado, como único guía seguro que da sentido a nuestra vida.

En esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Obispo de Romapidió que invoquemos a la Virgen María para que acompañe a los diez nuevos sacerdotes a quienes ordenó durante la Santa Misa celebrada anteriormente en la Basílica Vaticana, y con el deseo de que sostenga con su ayuda a cuantos el Señor sigue llamando.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

Texto y audio del Santo Padre Francisco antes de rezar a la Madre de Dios:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En el Evangelio de este domingo (Cfr. Jn 10, 1-10), llamado “el domingo del Buen Pastor”, Jesús se presenta con dos imágenes que se completan recíprocamente. La imagen del Pastor y la imagen de la Puerta del corral de las ovejas. El rebaño, que somos todos nosotros, tiene como habitación un corral que sirve de refugio, donde las ovejas viven y descansan después de las fatigas del camino. Y el corral tiene un recinto con una puerta, donde hay un guardián. Al rebaño se acercan diversas personas: está quien entra en el recinto pasando por la puerta y quien “entra por otro lado” (v. 1).

El primero es el pastor, el segundo un extraño, que no ama a las ovejas, quiere entrar por otros intereses. Jesús se identifica con el primero y manifiesta una relación de familiaridad con las ovejas, expresada a través de la voz, con la que las llama, y que ellas reconocen y siguen (Cfr. v. 3). Él las llama para conducirlas afuera, a los prados herbosos donde encuentran buen sustento.

La segunda imagen con Jesús se presenta es la de la “puerta de las ovejas” (v. 7). En efecto dice: “Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará” (v. 9), es decir, tendrá la vida y la tendrá en abundancia (Cfr. v. 10). Cristo, Buen Pastor, se ha convertido en la puerta de la salvación de la humanidad, porque ha ofrecido la vida por sus ovejas.

Jesúspastor bueno y puerta de las ovejas, es un jefe cuya autoridad se expresa en el servicio, un jefe que para gobernar da la vida y no pide a otros que la sacrifiquen. De un jefe así nos podemos fiar, como las ovejas que escuchan la voz de su pastor porque saben que con Él se va a prados buenos y abundantes. Basta una señal, una llamada y ellas lo siguen, obedecen, se encaminan guiadas por la voz de aquel que sienten como una presencia amiga, fuerte y dulce al mismo tiempo, que dirige, protege, consuela y cura.

Así es Cristo para nosotros. Hay una dimensión de la experiencia cristiana que tal vez dejamos un poco en la sombra: la dimensión espiritual y afectiva. El hecho de sentirnos unidos al Señor por un vínculo especial, como las ovejas a su pastor. A veces racionalizamos demasiado la fe y corremos el riesgo de perder la percepción del timbre de aquella voz, de la voz de Jesús Buen Pastor, que anima y fascina. Como les sucedió a los dos discípulos de Emaús, a los que les ardía el corazón mientras el Resucitado hablaba a lo largo del camino.

Es la experiencia maravillosa de sentirse amados por Jesús. Pregúntense: ¿Yo me siento amado por Jesús? ¿Yo me siento amada por Jesús? Para Él jamás somos extraños, sino amigos y hermanos. Y sin embargo, no siempre es fácil distinguir la voz del Pastor Bueno. Estén atentos. Siempre existe el riesgo de estar distraídos por el bullicio de tantas otras voces. Hoy estamos invitados a no dejarnos distraer por las falsas sabidurías de este mundo, sino a seguir a Jesús, el Resucitado, como único guía seguro que da sentido a nuestra vida.

En esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones – en especial por las vocaciones sacerdotales, para que el Señor nos envíe buenos pastores – invocamos a la Virgen María: Que Ella acompañe a los diez nuevos sacerdotes a quienes he ordenado hace poco. He pedido a cuatro de ellos, de la diócesis de Roma, que se asomaran para dar la bendición junto a mí. Que la Virgen  sostenga con su ayuda a cuantos están llamados por Él, a fin de que estén listos y sean generosos para seguir su voz.

 

 

Previsiones de la semana del 9 al 15 de mayo

Una vista desde la Plaza de San Pedro. - ANSA

08/05/2017 09:00

SHARE:

 

 El martes 9 de mayo en el Teatro Politeama de la ciudad italiana de Catanzaro, tendrá lugar, a las 17.00, el IX Simposio internacional del Movimiento Apostólico sobre el tema: “La Iglesia escucha y acompaña a los jóvenes en el cambio de época”. Entre los relatores se destaca la presencia del Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos

Asimismo en Italia se celebrará el “Día de la memoria” dedicado a las víctimas del terrorismo. Cabe destacar que en esa fecha se recuerda la muerte del periodista, activista y poeta Peppino Impastato y del político, académico y jurista Aldo  Moro, asesinados en 1978.

Por otra parte Europa celebra su fiesta. Como todos los años, miles de personas participarán en los diversos debates, conciertos, visitas y otros eventos, organizados con la finalidad de acercar a los ciudadanos a la Unión Europea.

Del 9 al 12 de mayo en el Observatorio Astronómico vaticano de Castel Gandolfo se celebrará un Congreso científico sobre los agujeros negros, las ondas gravitacionales y la peculiaridad del espacio-tiempo.

El miércoles 10 de mayo a partir de las 10.00 en la Plaza de San Pedro el Papa Francisco celebrará su tradicional Audiencia General, ante la presencia de varios miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países, deseosos de escuchar su catequesis semanal, rezar por sus intenciones de Pastor de la Iglesia Universal y recibir su bendición apostólica.

Ese día se celebrará la fiesta budista de Vesak. Para esta ocasión, el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso envió un Mensaje que este año lleva por título: “Cristianos y budistas: recorramos juntos el camino de la no violencia”.

El jueves 11 de mayo en la Basílica romana de San Clemente, a las 11.00, se celebrará la memoria de los Santos Cirilo y MetodioPatronos de Europa. Presidirá la Misa el Metropolita y Exarca del Patriarcado Ecuménico para Italia y Malta, el Arzobispo Gennadios Zervós. 

Del 11 al 13 de mayo en Roma, se celebrará el 45º Encuentro de estudiosos de la antigüedad cristiana, en el Instituto Patrístico Augustinianum,  sobre el tema: “El niño en las fuentes cristianas del Siglo I al V.”

El viernes 12 de mayo el Papa Bergoglio realizará una Peregrinación de dos días al Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal, con ocasión del centenario de las Apariciones de la Bienaventurada Virgen María en Cova da Iria.

Francisco partirá a las 14.00 desde el aeropuerto romano de Fiumicino con destino al de la Base Aérea de Monte Real, donde a las 16.20 tendrá lugar la ceremonia de bienvenida.

A continuación, el Pontífice celebrará un encuentro privado con el Presidente de la República. Seguidamente el Santo Padre visitará la Capilla de esa Base Aérea, después de lo cual se trasladará en helicóptero al Estadio de Fátima, con destino al Santuario.

A las 18.15 el Obispo de Roma visitará la capilla de las apariciones, donde rezará. A las 21.30 Francisco procederá a la bendición de las velas y dirigirá su saludo a los presentes. Esta primera jornada del Papa en Fátima concluirá con el rezo del Santo Rosario.

El sábado 13 de mayo, en que se celebrará precisamente el centenario de las apariciones de la Bienaventurada Virgen María de Fátima, el Papa Francisco comenzará su segundo día en Portugal con un encuentro con el Primer Ministro en la Casa de “Nuestra Señora del Carmen”.

A continuación, el Sucesor de Pedro  visitará la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima. Y a las 10.00 presidirá la celebración de la Santa Misa de Canonización de los Pastorcitos hermanos Francisco y Jacinta Marto, en el atrio del Santuario. Además de su homilía, el Papadirigirá su saludo a los enfermos.

A las 12.30 Francisco almorzará con los Obispos de Portugal, en la Casa de “Nuestra Señora del Carmen”. Mientras a las 14.45 se llevará a cabo la ceremonia de despedida en la Base Aérea de Monte Real. La Partida del avión en que viajará el Santo Padre está prevista a las 15.00 y su llegada al aeropuerto romano de Ciampino a las 19.05.

También en Polonia, en la Catedral-Santuario de la Diócesis de Świdnica, con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima se llevará a cabo la ceremonia de coronación de la imagen de la “Virgen, Salud de los Enfermos”, que contará con la participación del Enviado Especial del Papa Francisco en la persona del Cardenal Zenon Grocholewski, Prefecto Emérito de la Congregación para la Educación Católica.

De la misma manera en Kazajistán, en la Catedral de “Nuestra Señora de Fátima”, en Karagandá, tendrá lugar la celebración conclusiva del Congreso Mariano en el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima, que contará con la presencia del Enviado Especial del Papa Francisco, en la persona del Cardenal Paul Josef Cordes, Presidente Emérito del Consejo Pontificio “Cor Unum”.

El 14 de mayoV Domingo de Pascua, en que se recordará asimismo al Apóstol San Matías, el Santo Padre rezará a mediodía la oración del Regina Coeli con los fieles y peregrinos que se darán cita en la Plaza de San Pedro, deseosos de escuchar su comentario al Evangelio y recibir su bendición apostólica.

Ese día en Italia se celebrará la XXVIII Jornada de Sensibilización para el apoyo económico a la Iglesia Católica.

El lunes 15 de mayo comenzará la Visita “ad limina Apostolorum”, es decir a las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo, de los Obispos de Perú.

Y en la Ciudad del Vaticano se abrirá la exposición “Menorá. Culto, historia y mito”. La muestra se ha organizado, paralelamente, en el Brazo de Carlomagno de los Museos Vaticanos y en el Museo Judío de Roma. Se trata del primer proyecto común entre ambas Instituciones como iniciativa de alto perfil institucional, cultural y simbólico, como “signo de colaboración entre judíos y cristianos en la ciudad en la que viven juntos desde hace más de veinte siglos”.

 

 

Pascua. 4ª semana. Lunes

DESEOS DE SANTIDAD

— Querer ser santos es el primer paso necesario para recorrer el camino hasta el final. Deseos sinceros y eficaces.

— El aburguesamiento y la tibieza matan los deseos de santidad. Estar vigilantes.

— Contar con la gracia de Dios y con el tiempo. Evitar el desánimo en la lucha por mejorar.

I. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo. Como el ciervo desea las fuentes de las aguas, así te desea mi alma, oh Dios... ¿Cuándo vendré y apareceré ante la cara de Dios?1. Así rezamos en la liturgia de la Misa. El ciervo que busca saciar su sed en la fuente es la figura que emplea el salmista para descubrir el deseo de Dios que anida en el corazón de un hombre recto: ¡sed de Dios, ansias de Dios! He aquí la aspiración de quien no se conforma con los éxitos que el mundo ofrece para satisfacer las ilusiones humanas. ¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si luego pierde su alma?2. Esta pregunta de Jesús nos sitúa de un modo radical ante el grandioso horizonte de nuestra vida, de una vida cuya razón última está en Dios. ¡Mi alma tiene sed de Dios! Los santos fueron hombres y mujeres que tuvieron un gran deseo de saciarse de Dios, aun contando con sus defectos. Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿tengo verdaderamente ganas de ser santo? Es más, ¿me gustaría ser santo? La respuesta sería afirmativa, sin duda: sí. Pero debemos procurar que no sea una respuesta teórica, porque la santidad para algunos puede ser «un ideal inasequible, un tópico de la ascética, pero no un fin concreto, una realidad viva»3. Nosotros queremos hacerla realidad con la gracia del Señor.

Así te desea mi alma, oh Dios. Hemos de comenzar por fomentar en nuestra alma el deseo de ser santos, diciendo al Señor: «quiero ser santo»; o, al menos, si me encuentro flojo y débil, «quiero tener deseos de ser santo». Y para que se disipe la duda, para que la santidad no se quede en sonido vacío, volvamos nuestra mirada a Cristo: «El divino Maestro y Modelo de toda perfección, el Señor Jesús, predicó a todos y cada uno de sus discípulos, cualquiera que fuese su condición, la santidad de vida, de la que Él es iniciador y consumador: Sed, pues, perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto (Mt 5, 48)»4.

Él es el iniciador. Si no fuera así, nunca se nos habría ocurrido la posibilidad de aspirar a la santidad. Pero Jesús la plantea como un mandato: sed perfectos, y por eso no es extraño que la Iglesia haga sonar con fuerza esas palabras en los oídos de sus hijos: «Quedan, pues, invitados y aun obligados todos los fieles cristianos a buscar insistentemente la santidad y la perfección dentro de su estado»5.

Como consecuencia, ¡qué clara ha de ser nuestra ansia de santidad! En la Sagrada Escritura, el profeta Daniel es llamado vir desideriorum, «varón de deseos»6. ¡Ojalá cada uno mereciese ese apelativo! Porque tener deseos, querer ser santos, es el paso necesario para tomar la decisión de emprender un camino con el firme propósito de recorrerlo hasta el final: «... aunque me canse, aunque no pueda, aunque reviente, aunque me muera»7.

«Deja que se consuma tu alma en deseos... Deseos de amor, de olvido, de santidad, de Cielo... No te detengas a pensar si llegarás alguna vez a verlos realizados –como te sugerirá algún sesudo consejero–: avívalos cada vez más, porque el Espíritu Santo dice que le agradan los “varones de deseos”.

»Deseos operativos, que has de poner en práctica en la tarea cotidiana»8.

Por tanto, es preciso que examinemos si nuestros deseos de santidad son sinceros y eficaces; más aún, si los tomamos como una «obligación» –como hemos visto que dice el Concilio Vaticano II– de fiel cristiano, que responde a los requerimientos divinos. En ese examen quizá encontremos la explicación de tanta debilidad, de tanta desgana en la lucha interior. «Me dices que sí, que quieres. —Bien, pero ¿quieres como un avaro quiere su oro, como una madre quiere a su hijo, como un ambicioso quiere los honores o como un pobrecito sensual su placer?

»—¿No? —Entonces no quieres»9.

Alimentemos esos deseos con la virtud de la esperanza: solo se puede querer eficazmente algo cuando hay esperanza de conseguirlo. Si se considera imposible, si pensamos que una meta no es para nosotros, tampoco la desearemos realmente; y nuestra esperanza teologal se fundamenta en Dios.

II. La conversión del centurión Cornelio, que se lee en la Primera lectura de la Misa, demuestra que Dios no hace acepción de personas. San Pedro explica a los demás lo que ha sucedido: el Espíritu Santo descendió sobre ellos, así como sobre nosotros al principio10.

La fuerza del Espíritu Santo no conoce límites ni barreras. Tampoco –como en el caso de Cornelio, que no pertenecía a la raza ni al pueblo judío– en nuestra vida personal. Por una parte, hemos de desear ser santos; por otra, si Dios no construye la casa, en vano trabajan los que la edifican11. La humildad nos llevará a contar siempre y ante todo con la gracia de Dios. Luego vendrá nuestro esfuerzo por adquirir virtudes y por vivirlas continuamente; junto a ese empeño, nuestro afán apostólico, pues no podemos pensar en una santidad personal que ignora a los demás, que no se preocupa de la caridad, porque eso es un contrasentido; y, por último, nuestro deseo de estar con Cristo en la Cruz, es decir, de ser mortificados, de no rehuir el sacrificio ni en lo pequeño, ni en lo grande si es preciso.

Hemos de estar prevenidos para no acercarnos a Dios con regateos, sin renuncias, tratando de hacer compatible el amor a Dios con lo que no le agrada. Debemos vigilar para alimentar continuamente en la oración nuestros deseos de santidad, pidiendo a Dios que sepamos luchar todos los días, que sepamos descubrir en el examen de conciencia en qué puntos se está apagando nuestro amor. Los deseos de santidad se harán realidad en el cumplimiento delicado de nuestros actos de piedad, sin abandonarlos ni retrasarlos por cualquier motivo, sin dejarnos llevar por el estado de ánimo ni por los sentimientos, pues «el alma que ama a Dios de veras no deja por pereza de hacer lo que pueda para encontrar al Hijo de Dios, su Amado. Y después que ha hecho todo lo que puede, no se queda satisfecha, pues piensa que no ha hecho nada»12.

La humildad es la virtud que no nos dejará satisfacernos ingenuamente en lo que hemos hecho ni quedarnos solo en deseos teóricos, pues siempre nos hará ver que podemos hacer más para traducir en obras de amor nuestros deseos, impidiendo que la realidad de nuestros pecados, ofensas y negligencias dé por tierra con nuestras ilusiones. La humildad, pues, no corta las alas a los deseos, sino al contrario: nos hace comprender la necesidad de recurrir a Dios para convertirlos en realidades. Con la gracia divina haremos todo lo posible para que las virtudes se desarrollen en nuestra alma, quitando obstáculos, alejándonos de las ocasiones de pecar y resistiendo con valentía a las tentaciones.

III. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo. ¿Es compatible esa sed con la experiencia de nuestros defectos e incluso de nuestras caídas? Sí, porque santos son, no los que no han pecado nunca, sino los que se han levantado siempre. Renunciar a la santidad porque nos vemos llenos de defectos es un modo encubierto de soberbia y una evidente cobardía, que acabará ahogando nuestras ansias de Dios. «Es propio de un alma cobarde y que no tiene la virtud vigorosa de confiar en las promesas del Señor, el abatirse demasiado y sucumbir ante las adversidades»13.

Dejar a Dios, abandonar la lucha porque tenemos defectos o porque existen adversidades es un grave error, una tentación muy sutil y muy peligrosa, que nos puede llevar a una manifestación de soberbia, que es la pusilanimidad, falta de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes. Quizá no necesitemos hacernos falsas ilusiones, porque quisiéramos ser santos en un día, y eso no es posible, salvo que Dios decidiera hacer un milagro, que no tiene por qué hacer, ya que nos da continua y progresivamente –por conductos ordinarios– las gracias que necesitamos.

El deseo de ser santos, cuando es eficaz, es el impulso consciente y decidido que nos lleva a poner los medios necesarios para alcanzar la santidad. Sin deseos, no hay nada que hacer; ni siquiera se intenta. Con deseos solo, no basta. «Hay pues, que tener paciencia, y no pretender desterrar en un solo día tantos malos hábitos como hemos adquirido, por el poco cuidado que tuvimos de nuestra salud espiritual»14.

Dios cuenta con el tiempo y tiene paciencia con cada uno de nosotros. Si nos desanimamos ante la lentitud de nuestro adelanto espiritual, hemos de recordar lo pésimo que es apartarse del bien, detenerse ante la dificultad y descorazonarse por nuestros defectos. Precisamente Dios puede concedernos más luz para ver mejor nuestra conciencia y para que emprendamos con más ánimo la lucha en nuevos frentes de batalla, recordando que los santos se han considerado siempre grandes pecadores, de ahí que procurasen esforzadamente acercarse más a Dios por medio de la oración y de la mortificación, confiados en la misericordia divina: «Esperemos con paciencia que vamos a mejorar y, en vez de inquietarnos por haber hecho poca cosa en el pasado, procuremos con diligencia hacer más en el futuro»15.

Como el ciervo desea las fuentes de las aguas, así te desea mi alma, oh Dios. Mantengamos vivo el deseo de Dios; encendamos cada día la hoguera de nuestra fe y de nuestra esperanza con el fuego del amor a Dios, que aviva nuestras virtudes y quema nuestra miseria, y saciaremos nuestra sed de santidad con el agua que salta hasta la vida eterna16.

1 Sal. 41. Salmo responsorial. — 2 Mt 16, 26. — 3 San Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa, 96. — 4 Conc. Vat. II, Lumen gentium, 40. — 5 Ibídem, 42. — 6 Dan 9, 23. — 7 Santa Teresa, Camino de perfección, 21, 2. — 8 San Josemaría Escrivá, Surco, n. 628. — 9 ídem, Camino, n. 316. — 10 Hech 11, 15-17. — 11 Sal 126, 1. — 12 San Juan de la Cruz, Cántico espiritual, 3, 1. — 13 San Basilio, Homilía sobre la alegría, en F. Fernández Carvajal, Antología de textos, n. 1781. — 14 J. Tissot, El arte de aprovechar nuestras faltas, Palabra, 11ª ed., Madrid 1986, p. 14. — 15 Ibídem, pp. 24-25. — 16 Cfr. Jn 4, 14.

 

† Nota: Ediciones Palabra (poseedora de los derechos de autor) s�lo nos ha autorizado a difundir la meditaci�n diaria a usuarios concretos para su uso personal, y no desea su distribuci�n por fotocopias u otras formas de distribuci�n.

 

 

“María, Maestra de entrega sin límites”

 

La Virgen Santa María, Maestra de entrega sin límites. –¿Te acuerdas?: con alabanza dirigida a Ella, afirma Jesucristo: "¡el que cumple la Voluntad de mi Padre, ése –ésa– es mi madre!...". Pídele a esta Madre buena que en tu alma cobre fuerza –fuerza de amor y de liberación– su respuesta de generosidad ejemplar: «ecce ancilla Domini!» –he aquí la esclava del Señor. (Surco, 33)

 

¿Quieres tú pensar –yo también hago mi examen– si mantienes inmutable y firme tu elección de Vida? ¿Si al oír esa voz de Dios, amabilísima, que te estimula a la santidad, respondes libremente que sí? Volvamos la mirada a nuestro Jesús, cuando hablaba a las gentes por las ciudades y los campos de Palestina. No pretende imponerse. Si quieres ser perfecto... (Mt XIX, 21.), dice al joven rico. Aquel muchacho rechazó la insinuación, y cuenta el Evangelio que abiit tristis (MT XIX, 22.), que se retiró entristecido. Por eso alguna vez lo he llamado el ave triste: perdió la alegría porque se negó a entregar su libertad a Dios.

Considerad ahora el momento sublime en el que el Arcángel San Gabriel anuncia a Santa María el designio del Altísimo. Nuestra Madre escucha, y pregunta para comprender mejor lo que el Señor le pide; luego, la respuesta firme: fiat! (Lc I, 38.)– –¡hágase en mí según tu palabra!–, el fruto de la mejor libertad: la de decidirse por Dios. (Amigos de Dios, 25)

 

 

Rezar el rosario por la paz, como ha pedido la Virgen de Fátima

El 8 de mayo, súplica a la Virgen de Pompeya

“En este mes de mayo”, mes de María, el Papa Francisco invita a los católicos del mundo a rezar el rosario por la paz, como lo ha pedido la Virgen María en Fátima  a donde El va estos próximos viernes y sábado.

El Papa ha hablado de su peregrinación después de la oración mariana del Regina Coeli, este 7 de mayo del 2017, en la plaza San Pedro y también de la tradicional  “Súplica“ a la Virgen María, una oración del santuario de Pompeya (Italia), que se ora en todas las parroquias de Italia. Unas 25.000 personas estaban presentes.

“Mañana haremos la oración de Súplica a la Virgen del Rosario de Pomeya. En este mes de mayo, recemos el rosario en particular por la paz. Yo les pido: recemos el rosario por la paz, como la Virgen lo ha pedido en Fátima, donde iré en peregrinación dentro de unos días con ocasión del centenario de la primera aparición”, ha dicho el Papa Francisco.

Después del Regina Coeli, el Papa ha saludado también la beatificación  en Gerona, el sábado 6 de mayo de 7 misioneros del Sagrado Corazón, mártires de la guerra civil española, y el trabajo de la asociación “Meter” para la protección de los niños. Acababa de ordenar a 10 nuevos sacerdotes en la basílica de San Pedro. Cuatro de ellos, del seminario de Letrán, han dado junto con él la bendición desde la ventana.

He aquí la traducción del francés de esta Súplica a la Virgen María escrita por el beato Bartolo Longo. Se recita tradicionalmente en Italia al mediodía, el 8 de mayo, y el primer domingo de octubre.

Súplica a la Reina del Rosario de Pompeya

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Oh Augusta Reina de las Victorias, oh Soberana del Cielo y de la Tierra, en tu nombre se alegran los cielos y tiemblan los abismos, oh Reina gloriosa del Rosario, nosotros tus hijos devotos, reunidos en tu Templo de Pompeya (en este día solemne: el 8 de mayo y el primer domingo de octubre), derramamos las afecciones de nuestro corazón” y con una confianza filial total, te expresamos nuestras miserias.

Tu Trono de clemencia, donde tu estás sentada como Reina, vuelve, oh María, tu mirada compasiva sobre nosotros, sobre nuestras familias, sobre Italia, sobre Europa, y sobre el mundo.

Ten compasión de las angustias y de los tormentos que ensombrecen nuestra vida. Mira oh Madre, mira como los peligros en el alma y el cuerpo lo mismo que las calamidades y aflicciones nos oprimen.

Oh Madre implora sobre nosotros la misericordia de tu divino Hijo y vence por la clemencia del corazón de los pecadores son nuestros hermanos y tus hijos que costaron tanta sangre a Jesús y que entristecieron tu corazón tan sensible. Muéstrate a todos tál y como tu eres , Reina de la paz y del perdón.

Dios te salve María

Es verdad que nosotros, primero aunque seamos tus hijos, por nuestros pecados, te crucificados de nuevo en nuestro corazón Jesús.

Nosotros confesamos: merecemos el más duro castigo, pero tu, acuérdate que en el Gólgota has recogido con la sangre divina, el testamento del Redentor moribundo que GE ha designado como nuestra Madre, Madre de pecadores. Como nuestra Madre ,tu eres nuestra abogada, nuestra esperanza.  Y nosotros gimiendo, extendemos nuestras manos suplicantes, hacia ti gritamos Misericordia!.

Oh Madre de bondad, ten piedad de nosotros, de nuestras almas, de nuestras familias, de nuestros padres, de nuestros amigos, de nuestros difuntos, y sobre todo  de nuestros enemigos y de todos aquellos que se dicen cristianos y que por tanto ofenden al corazón amable de tu Hijo. Imploramos hoy piedad por las Naciones equivocadas, por toda Europa, por el mundo entero, a fin de que se arrepientan y regresen a tu corazón.

Misericordia para todos, oh Madre de Misericordia!.

Dios te salve María.

Dígnate escucharnos con benevolencia oh María!  Jesús ha puesto en tus manos  los tesoros de sus gracias y de sus misericordias.

Tu estás sentada coronada Reina, a la derecha de tu Hijo, resplandeciente de tu gloria inmortal sobre los Coros de los Ángeles. Tu extiendes tu dominio sobre toda la extensión del cielo y la tierra y todas las criaturas están sometidas a ti.

Tu eres la todopoderosa por gracia, tu puedes ayudarnos. Y si tu no quieres ayudarnos por que nosotros somos hijos ingratos e indignos de tu protección, no sabríamos a quién dirigirnos. Tu corazón de Madre no permitirá ver a tus hijos perdidos. El niño que vemos en tu regazo y la Corona mística que nosotros admiramos en tu mano, nos inspira confianza de que seremos escuchados. Y nosotros tenemos plena confianza en ti, nos abandonamos como débiles hijos entre los brazos de la más tierna de las madres, y, hoy mismo esperamos de ti las gracias tan deseadas.

Dios te salve María.

Pedimos la bendición de María

Una última gracia, te pedimos ahora oh Reina , y tu no puedes rechazarla (en este día tan solemne). Concédenos a todos tu amor fiel y de una manera especial tu bendición materna.

No nos separaremos de ti hasta que tu no nos hayas bendecido. Bendíce oh María en este momento, al Soberano Pontífice. En el esplendor antiguo de tu Corona, en los triunfos de tu Rosario, por la cuál eres llamada Reina de las Victorias,  añade esto oh Maria : concede el triunfo a la religión y la paz Sociedad humana. Bendice a nuestros Obispos, a nuestros sacerdotes, y en particular a todos aquellos que se han dedicado por el honor de tu Santuario. Bendice a todos los asociados de tu Templo de Pompeya y a todos aquellos que cultivan y difunden la devoción del Santo Rosario.

Oh Rosario bendito de María, que nos une a Dios, lugar de amor que nos une a los Ángeles, torre de salvación contra los asaltos del infierno, puerto en el que el naufrago  común, no te dejaremos jamás.

Tu serás nuestro aliento en la hora de la agonía, a ti el último beso de la vida que se extingue.

Y el último acento en nuestros labios será tu suave nombre, oh Reina del Rosario de Pompeya,  oh nuestra querida Madre, oh Refugio de los pecadores, oh Soberana consoladora de los afligidos.

Bendita seas por siempre en la tierra y en el cielo.

Amén.

Salve, oh Reina.

Traducción por Raquel Anillo

 

 

 

María Santísima es Madre de la Iglesia

Juan GustavoRuiz Ruiz

El título de Madre de la Iglesia expresa una verdadera maternidad eclesial y es consecuencia del hecho mismo de la Encarnación.

María es Madre de la Iglesia. Titulo tan familiar entre los cristianos. Pero ¿cuándo fue proclamado?, ¿cuál es su significado?, ¿qué consecuencias tiene para la vida de la Iglesia y de los fieles?

PROCLAMACIÓN DE ESTE GLORIOSO TÍTULO

El título de María, como Madre de la iglesia, ha sido proclamado solemnemente el 21 de noviembre de 1964 por el Papa Pablo VI en los siguientes términos:

“… así, pues, para gloria de la Virgen y consuelo nuestro, Nos proclamamos a María Santísima Madre de la Iglesia, es decir, Madre de todo el Pueblo de Dios, tanto de los fieles como de los Pastores, que la llaman Madre amorosa; y queremos que de ahora en adelante sea honrada e invocada por todo el pueblo cristiano con este gratísimo título" (A.A.S. 56 (1964) 1015).

Con anterioridad, el Papa Pío XII ya se expresaba sobre este particular en su Enc. Mystici Corporis, año 1943 (cfr. DZ.2291); y recientemente S.S. Juan Pablo II vuelve sobre el tema, en su Enc. Redemptoris Mater (1987, nn.42,47 y passim).

SIGNIFICADO DOCTRINAL

El título de Madre de la Iglesia

El título de Madre de la Iglesia expresa una verdadera maternidad eclesial y es consecuencia del hecho mismo de la Encarnación. En efecto, si por la Encarnación se crea una unión vital entre Cristo y los fieles, por el mismo motivo se crea una unión vital entre María y la Iglesia. La razón de ello radica en que la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo; la Cabeza es Cristo, y su cuerpo son los fieles, miembros de la Iglesia.

María, por ser Madre de Cristo?Cabeza, es también Madre de todo el Cuerpo, en virtud de que ese Cuerpo forma una Persona Mística con el Cristo único, el Hijo de María. En resumen, María por ser Madre de Cristo es, a la vez, Madre de los miembros del Cuerpo Místico que es la Iglesia.

Como decía San León Magno: "Natalis Capitis, natalis corpo ris". Así pues, el fundamento de esta título se desprende de la unión hipostática como gracia capital (cfr. Anastasio Grana dos, El misterio de la Iglesia en el Concilio Vaticano II, Patmos, n.122, Madrid, 1965, pp.490 ss).

 

La Iglesia como casa o familia de Dios

Para comprender mejor este nuevo título de María, den tro de los diversos nombres que se utilizan para describir la naturaleza de la Iglesia, la expresión Casa de Dios (cfr. Cone. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, n.6), resulta particular mente apta.

Así, la Iglesia es contemplada como "Casa de Dios"" (1 Tim. 3.15) donde habita la "familia" de Dios, "habitación de Dios en el espíritu" (Ef. 2,19.22). Toda familia tiene una madre, y en la familia de los hijos de Dios esa Madre es María, de ahí que con propiedad pueda llamarse "Madre de la Iglesia".

En una familia la madre tiene tres cometidos:

a) es esposa de su esposo;

b) es madre de sus hijos y,

c) es la que cuida de todos los que de una manera u otra pertenecen a la familia.

En la Virgen Madre se dan cumplidamente estos tres aspectos:

a) es Esposa del Espíritu Santo, Vivificador de la Iglesia;

b) es Madre de Cristo y, por ello, es Madre espiritual de todos los cristianos y,

c) con cariño maternal cuida de todo y de todos sus hijos (cfr. Anastasio Granados, o.c., p.492).

 

CONSECUENCIAS PARA LA VIDA DE LA IGLESIA Y DE LOS FIELES

María es tipo y modelo de la Iglesia

María Santísima es tipo de la Iglesia en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta unión con Cristo (cfr. Juan Pablo II, Enc. Redemptoris Mater, n.42). Es modelo porque vivió las virtudes con ejemplaridad suprema. Por ello, la Iglesia imita a la Madre de su Señor que conservó la fe íntegra, la sólida esperanza y la sincera caridad (cfr. Ibidem, n.44).

Dimensión mariana en la vida de los fieles

a) El cristiano, en virtud de su relación filial, procura imitar aquella caridad materna con la que la Madre del Redentor cuida de los hermanos de su Hijo: con el testimonio del ejemplo, con su ardiente acción apostólica y con el culto especial que tributa a la Virgen.

b) En particular la mujer, al mirar a María, encuentra en Ella el secreto para vivir dignamente su feminidad y para llevar a cabo su verdadera promoción (cfr. Ibidem_, n.46).

"A la luz de María, la Iglesia lee en el rostro de la mujer los reflejos de una belleza, que es reflejo de los más altos sentimientos, de que es capaz el corazón humano: la oblación total del amor, la fuerza que sabe resistir a los más grandes dolores, la fidelidad sin límites, la laboriosidad infatigable y la capacidad de conjugar la intuición penetrante con la palabra de apoyo y de estímulo" (Ibidem, n.46).

 

 

La religión del cuerpo

Jorge Peña Vial

“El hombre es un animal religioso que se equivoca de dios” escribió Baudelaire. Pase lo que pase, siempre tendremos dioses necesitados de ofrendas y sacrificios. Asfixiado el verdadero Dios, eclipsados los valores del espíritu, el secularismo, aparentemente neutral y aséptico, propone nuevos dioses sustitutivos. Éstos exigen iguales e incluso mayores sacrificios.

Ahora se adora y venera el dios del cuerpo, apolíneo, juvenil, hermoso y esbelto. Y sus demandas son perentorias. El hecho de que los kilos no pasen inadvertidos es origen de trágicas frustraciones, muchos complejos, y se instala hasta en el inconsciente de las mentalidades la obsesión febril de adelgazar.

Nuestra sociedad hedonista que tanto ha ridiculizado algunas viejas prácticas penitenciales cristianas, tildándolas de masoquistas o atribuyéndolas a un oscurantista prejuicio maniqueo, no se sorprende de que no pocos se inmolen a las divinidades menores de la buena figura y la moda, induciéndolos a privaciones alimentarías que harían palidecer a una carmelita.

Muchos que se escandalizarían si oyeran hablar de ayunos y abstinencias no tienen inconveniente en someterse a los extremos rigores de la dieta más feroz. Es la misma ascética pero con motivaciones distintas y sometimiento a distintos dioses. Y si la artillería dietética y el bombardeo químico a través de fármacos adelgazantes fracasan, se emprende el asalto a la bayoneta con operaciones quirúrgicas reductivas.

La cirugía estética, técnica desdramatizada de rejuvenecimiento y embellecimiento, se ha puesto al servicio de esta omnipresente divinidad del culto a la figura. Es que actualmente la lucha contra las arrugas y los volúmenes indeseados ya no se limita a las dietas, el ejercicio físico y a los artificios del maquillaje. Ahora se trata de reconstruirse, de remodelar el propio aspecto desafiando los efectos del tiempo.

¿Qué sentido tiene tamaña tiranía justamente en un momento en que las mujeres rechazan que se las considere como objetos decorativos? ¿Cómo no ver en las exigencias estéticas que llevan a variadas liposucciones, lifting faciales e implantes de silicona como un refinado instrumento para aplastar psicológica y socialmente a las mujeres? Y si antiguamente los escrupulosos eran la deriva patológica de la buena formación religiosa y moral, ahora la anorexia es la mórbida e inconsciente desviación que cobra crecientes víctimas de este culto al cuerpo y su apolínea figura.

Es necesario un pensamiento antiidolatra que sea capaz de establecer una verdadera jerarquía de valores, que vigorice la libertad con convicciones fuertes y resista la presión de estereotipados modelos juveniles de belleza.

Me resisto a aceptar el aforismo de La Rochefoucald que sostiene que la vejez es el infierno de las mujeres. En la cara de muchos hombres y mujeres consagrados al meticuloso cuidado de sí mismos, entre tanto estiramiento de la piel y autobronceadores, hay mucha estéril convencionalidad, irrealidad y, sobre todo, una torpe relación con el tiempo. Por el contrario, se puede ser atractiva sin someterse a lámparas de cuarzo, medicinas cosméticas y asidua asistencia a centros de cirugía estética. Con los años, el rostro se vuelven también más intenso y lleno de significado, más atractivo y seductor, más aun, cuando en él se refleja una existencia compartida vivida en el amor, en la amistad y en hondos vínculos afectivos.

La creciente utilización de instrumentos para la transformación del cuerpo es una verdadera religión. Y como tal tiene su ritual, sacrificios, culto, posee dogmas y normas morales; y también tiene sus víctimas. Su objetivo es obtener la eterna juventud en un inútil, ridículo y patético desafío al tiempo y a la muerte. La verdad es que frente a este neopaganismo banal, vacío y artificial, prefiero la grandeza salvaje del paganismo antiguo.

Trágicas frustraciones y muchos complejos es el resultado de la moderna idolatría al dios cuerpo: apolíneo, juvenil, hermoso y esbelto.

Jorge Peña Vial

Universidad de los Andes

 

Las personas no somos imagen, somos dignidad

Sheila Morataya

La que escribe sabe muy bien que no es la ropa, ni los zapatos, ni la bolsa, ni el maquillaje, ni la bisutería o las joyas, y menos andar a la última moda el elemento principal de la imagen. Es más, las personas no tenemos imagen, lo que tenemos es dignidad. Aquilino Polaino-Lorente lo expresa así: “Es cierto que las personas se manifiestan y que esas manifestaciones constituyen, en un cierto sentido, algo que las representan. Pero la persona ni “tiene” una imagen, ni “es” una imagen. El ser de la persona trasciende la imagen en que se representa. La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la comunión con Dios. El hombre es invitado al diálogo con Dios desde su nacimiento; pues no existe sino porque, creado por Dios por amor, es conservado siempre por amor; y no vive plenamente según la verdad si no reconoce libremente aquel amor y se entrega a su Creador” (Catecismo, 27). Desde mi experiencia, la mayoría de personas que acuden a mi práctica como coach y orientadora familiar, ignora esto último. No relacionamos que vestirse para los cristianos implica pensar primero en que si las vestiduras que llevamos tienen alguna conexión que como creyente tengo con Dios a lo largo de mi vida. Hasta a nosotros los cristianos nos atrapa este mundo de la publicidad con sus anuncios espectaculares que se nos meten a través de los ojos con musas modernas y Adonis perfectos invitándote: “mira si no te luces esta capa para esta temporada, estarás totalmente out. ¿Ya viste la última colección de Urban Decay? Casi quedo en bancarrota! Y para navidad por favor, quiero la paleta #1y #2 de Naked o el Nuevo brazalete de David Yurman” ¿No te parece que una persona que vive pensando en lo que va a comprar para sentirse bien con ella misma, para que los demás le admiren o incluso le quieran, ha caído completamente en ésta trampa consumista que imponen la moda? Entonces, piensa, ¿me visto para los demás o me visto y me cuido parque estoy consciente de mi dignidad y con ello busco agradar a Dios y agradecerle por mi belleza? Fui modelo, maestra de modelos y experta en desfiles de modas. Sigo siendo tan apasionada de la belleza, el arreglo personal, como el día en que descubrir mi vocación al llamado mundo de la imagen. Siempre que surge la oportunidad, disfruto de enseñar las reglas de un guardarropa básico, caminar sobre una pasarela con elegancia y aprender a maquillarse y a comer con refinamiento como el primer día en que hice mi incursión en el mundo de la imagen personal. Claro, ahora conozco en qué consiste la estructura de la persona y estoy consciente de la profunda dignidad que cada uno tiene como ser humano.

La Miss Universo entro a través de mis ojos a la tierna edad de 8 años y ya lo sabes, los seres humanos grabamos imágenes, por eso es muy importante que cuidemos lo que nuestros niños ven y leen. Pues a mí a esa tierna edad, me quedo grabada en la memoria esa imagen espectacular de la forma de caminar sobre la imponente y luminosa pasarela de las Misses, sus trajes de baño, sus vestidos largos de noche, sus peinados, su seguridad al hablar, su belleza. Fue allí donde nació mi vocación a ser modelo, era lo único que quería y lo logré: estudié en los Estados Unidos y abrí una escuela en mi país. Luego de haber tenido una escuela y agencia de modelos por años y vivir metida en el mundo de los concursos de belleza y los desfiles de moda, puedo asegurarte que la imagen, o esto que llamamos imagen, no es más que el adoctrinamiento de los medios de comunicación, que apuntaban casi siempre a la mujer pero que ahora son igualmente agresivos con sus campañas hacia los hombres para que cada uno crea que valer y ser amado y aceptado radica en la forma en la que uno se mira físicamente y proyecta su imagen personal.

En realidad, al escribir éstas líneas recuerdo dos tipos de clientes que venían a mi escuela de modelaje: hombres o mujeres cuya belleza era extraordinaria al tipo de Penelope Cruz y Brad Pitt, y hombres o mujeres que se sentían pequeños, tímidos y poca cosa, personas que querían superarse o querían ayudar a sus hijos a superarse. Estudie modelaje siendo parte del Segundo grupo. Pensaba que si aprendía a caminar bien, me ponía delgada y esculpía mi cuerpo, aprendía a maquillarme a la perfección, me compraba la ropa más costosa que pudiera y que mostrara el nombre de la marca, me convertiría en una mujer de carácter, en una mujer segura de sí misma, al estilo de Santa Teresa de Jesús y Juana de Arco o Juan Pablo II. De ésta forma no tenía en cuenta que tener carácter implica tener virtudes humanas: disciplina, orden, aprovechamiento del tiempo, responsabilidad, templanza. Ellas son fundamentales para permitir que la gracia se derrame y empape la humanidad de forma óptima. La dignidad de la persona humana se eleva, se perfecciona por medio de la correcta formación de sus potencialidades humanas, voluntad e inteligencia. Por razones que no voy a explicar aquí, no tuve los mejores referentes en mi infancia de virtudes humanas y donde estas no existen, no puede haber verdadera autotrascendencia[1]. Mis padres eran muy buenos y nos amaban, sin embargo ellos tampoco habían sido formados en estas virtudes por sus padres.

Seguramente te estarás preguntando ¿qué tienen que ver las virtudes humanas y la forma en que se proyecta uno a los demás (imagen)? Si no todo, tiene mucho que ver. La forma en que realizamos las cosas, como nos entregamos a la tarea o al trabajo profesional, como nos comportamos y tratamos a los demás habla de nosotros pero no de nuestra imagen, sino de nuestra dignidad. De un caballo, por ejemplo, no se dice que de buena imagen sino que tiene una buena estampa. Evidentemente en los animales, la imagen se transforma en estampa (Polaino-Lorente) y yo pienso, “y los caballos no tienen un ser, no son un ser”. Ahora que soy madura y miro desde mis ojos de juventud aquellos sueños que fabrique en mi imaginación, comprendo que también fui de esas personas que “sacrifican su ser a la imagen, que sustituyen el ser a la imagen que desean representar, que ofrendan como un holocausto en el altar de la popularidad, él éxito o el dinero o el poder – el ser a la imagen” (Polaino-Lorente). ¡Qué mal vivimos cuando ignoramos que no somos imagen, las personas somos dignidad! La manera en que nos presentamos ante los demás es nuestra tarjeta de presentación, esto es cierto,   pero como hijos de Dios que dice “así luce un hijo de Dios, una hija de Dios”. De manera que no es empeñarse con hacer ejercicio para parecerse a Beyonce o Belescoso (el modelo español), ni vestirse para impactar por la marca o el corte del traje que se ha elegido. Es simplemente armonizar desde el interior que es rico en vida interior: “la oración es la hazaña más sublime del espíritu humano” como escribe Edith Stein.

Dignidad y carácter forman un binomio

Yo digo que estar consciente de la dignidad de uno, es vivir con carácter. ¿Y qué es tener carácter?

1- Tener carácter es ser fiel a un conjunto de principios que rigen nuestra vida. Estos principios quedan plasmados en la forma en que nos comportamos, trabajamos, somos responsables, vestimos, maquillamos y peinamos. Y hasta bailamos y sonreímos.

2- Tener carácter es el arte de aprender a controlar nuestros estados emocionales y mantener la estabilidad de temperamento no de acuerdo a las circunstancias, sino a una forma de vida que yo misma cultivo día a día desde mi interior. A su vez, nuestro temperamento se ve manifestado en nuestras actitudes, los gustos que tengamos al vestirnos, peinarnos y maquillarnos.

3- Tener carácter es ejercitar nuestra propia voluntad. La que nos dice que soy una persona que puede aprender a ser dueña y señora de sí misma. Por lo tanto, poseo la libertad interior de escoger una forma habitual de comportamiento y no me convierto en esclava o esclavo de la moda llevando mis años con alegría y dignidad.

4- Tener carácter es no dejarse llevar por sentimentalismos, así como estar decidida a ser una mujer fuerte y completa sin dejar por eso de ser femeninas. Por tanto me controlo ante eventos fuertes y tengo la opción de ser versátil y creativas con lo que me pongo. Lo mismo aplica a los hombres.

5- Es dar a las cosas la importancia que tienen (carácter). No es la ropa la que me hace parecer importante (imagen). Es sólo el complemento y la extensión de mí misma/o. La ropa es la que sella con broche de oro mis habilidades en relaciones humanas ya que manifiesta el respeto que siento por los otros. De esta manera podemos ver la relación tan cercana que hay entre carácter e imagen.

Vivimos en una época en donde la imagen es muy importante. ¿Se te olvida que hoy nos valoran por el número de seguidores que tenemos en las redes sociales? Vivimos en un mundo más visual que nunca, cuya característica principal es el consumismo, pero el carácter (dignidad) cuenta y trasciende mucho más allá que la imagen. Además, el carácter aunque no lo parezca, también es visual ya que constantemente estamos hablando con nuestro cuerpo. La forma en que miramos a los demás, sonreímos, saludamos, caminamos, nos paramos, responden a la manifestación pura de nuestra forma de ser, sin importar a que te dediques: ama de casa, profesionista, religiosa, enfermera, secretaria, estudiante, odontólogo, ingeniero o contador.

Mi recomendación final es que antes de preocuparte por tu imagen, la ropa que te pones, el peso, el cabello, las uñas y el maquillaje, ocúpate en conocer y re-conocer que eres dignidad, alguien que posee una categoría superior y único ser en la creación que tiene capacidad para adquirir un carácter estable y armonioso de manera que el arreglo personal sirva únicamente para embellecer el magnetismo y aplomo que proviene de tu interior. Te vas a ir haciendo mayor y la belleza será sustituida por la dignidad de tu presencia, alguien con un nombre, un ser único e irrepetible. Ahora sabes que no eres imagen, las personas somos dignidad, la que te da ser hijo de Dios.

Recuerda que la primera formadora es la madre,

Sheila Morataya

 

 

La autoridad de los imanes

Pilar Gonzalez Casado

Profesora Agregada a la Cátedra de Literatura árabe cristiana de la Universidad San Dámaso.

Si en una encuesta a pie de calle se preguntara quién es la máxima autoridad en el islam, probablemente, la mayoría de las respuestas señalarían a la figura del imán. Respuesta incorrecta, según las fuentes de la fe islámica y su jurisprudencia. En el islam no hay una autoridad suprema, sino unas cuantas. Varias figuras sin organización jerárquica, sin supremacía de unas sobre otras, detentan la autoridad legítima en el islam. Califas, imanes, ulemas, jeques, faquíes, cadíes, muftíes o mullahs, eligiendo solo las más familiares para nosotros, tienen el mismo grado de autoridad entre los musulmanes.

Imán, imām en árabe, significa guía. Originariamente, era el que dirigía la oración pública en la mezquita. Históricamente, junto con el título de Príncipe de los creyentes, es el término más antiguo que emplearon los musulmanes para designar a los primeros sucesores de Mahoma. Por ello, hoy designa también al que guía la comunidad y no solo la plegaria. En el islam sunita, como es el caso del imán de la mezquita y universidad cairota de Al-Azhar, Ahmed al-Tayyeb, el imán está despojado de la infalibilidad para interpretar la revelación que le otorga el islam chiita. Su misión principal es custodiar el mensaje revelado a Mahoma y supervisar la administración de la comunidad. Nadie posee por sí mismo el derecho del imamato y, por tanto, ha de ser investido por la comunidad. El candidato ha de reunir una serie de condiciones como ser justo, poseer las competencias necesarias para interpretar la Ley, tener capacidad de gobierno y tener fuerza y coraje para dirigir el yihad. En la práctica, no se cumplen todas estas condiciones y la comunidad sólo tiene en cuenta algunas de ellas a la hora de designar a un musulmán como imán. Esta capacidad de la comunidad musulmana para designar a los imanes recae hoy generalmente en los gobiernos de cada país. Ahmed al-Tayyeb fue nombrado por Hosni Mubarak en 2010.

Su encuentro con el Papa Francisco, máxima autoridad de los cristianos, nos hace contemplarle como la máxima autoridad del islam sunita. Pero no es así. Su manifiesto deseo de mantener un diálogo con los cristianos y su visión particular de la relación entre religión y violencia, no dejan de ser eso, una valoración personal de un teólogo  prestigioso. Para la comunidad musulmana tiene el mismo valor vinculante que la valoración que pudiera emitir otro imán, otro muftí u otro jeque sunita, los cuales podrían contradecir a Al-Tayyeb investidos con la misma legitimidad. De hecho, los islamistas no tienen por qué aceptar su interpretación, que no es infalible. Al-Tayyeb goza de un gran prestigio académico en el mundo sunita por los estudios que ha realizado, pero no posee ningún carisma que dé a sus palabras un valor de verdad vinculante para todos los sunitas.

Sus palabras sobre la instrumentalización de la religión son esclarecedoras y las iniciativas de diálogo con los cristianos que ha implantado en Al-Azhar son un paso muy positivo. Pero de los que velan por conservar el mensaje del islam, se espera algo más. Igual que encuentran ejemplos en la Carta de Yatrib para apoyar este diálogo interreligioso, esperamos que encuentren en las fuentes de la fe islámica y en su trayectoria histórica la demostración de que el islam es contrario a la violencia y de que a los que la practican no se les puede considerar musulmanes. Aunque solo se trate de la valoración de un sabio, es lo que muchos estamos esperando escuchar de una vez por todas bien sea en los labios Al-Tayyeb o de otro imán, jeque, muftí o mullah del mundo sunita o chiita sin que se contradigan entre ellos.

 

 LINCHAMIENTOS… CAUSAS?… EFECTOS?

Ing. José Joaquín Camacho

Recientemente se puso de relieve en la prensa el número de linchamientos en los últimos 13 años; 2,600…

Es interesante señalar que aunque haya ido bajando el número, no puede dejar de señalarse que un sólo linchamiento es excesivo: porque no es nunca aplicar la justicia, sino un verdadero asesinato. Y nunca puede ser justificante  el que falte confianza en las autoridades públicas que no actúan debidamente o simplemente no existan en algunas zonas…

Por ello es pernicioso cuando se  habla de: los hinchadores motivados por la desesperación ante tanto crimen.... Y es muy importante aclarar a continuación que aunque algunos digan eso, un linchamiento es siempre una muestra de barbarie, un asesinato injustificable. Y esto siempre que una turba tome medidas “de hecho” sin contar o en contra del orden establecido; y aunque no acabe en asesinatos.

Recordemos que siempre hay que actuar con la cabeza –pensando…-, no con el hígado. Los linchamientos nunca son  hacer justicia: son crímenes. Ciertamente hay que exigir a las autoridades medidas claras que no den “justificaciones” –falsas- a actos como los que comentamos: fortalecer la Policía, el sistema judicial y penitenciario: fortalecer el Estado de Derecho. Cualquier otro derecho, aunque se llame consuetudinario va contra la misma noción de Derecho, que es igual para todos. Y se debe pedir a las autoridades que los responsables sean juzgados y castigados como define la ley. Y también no hacerlo rápido, es enviar el mensaje de que estas salvajadas pueden permitirse.

También debe recordarse dar el mínimo de divulgación a esos sucesos. Y al informar hay que dejar claro que son unos pobres diablos quienes hacen estos actos de barbarie, que niegan a los ciudadanos el principio fundamental de un juicio legal. Y en estos planteamientos, ser claros también en conversaciones privadas. Cuando se quiera atacar al gobierno de turno por no dar seguridad, hay que hacerlo en otro contexto, pues puede parecer que se justifican estas violencias, que verdaderamente empobrecen la sociedad: y así debe ponerse de relieve siempre. Por ejemplo, de ninguna manera puede considerarse como una justicia popular, como a veces lo llamó alguno.

Se recordaba hace un tiempo que podría hacerse como cuando en un campo deportivo el público hace desastres, aunque fuera con razones: se suspende a ese estadio un tiempo. Que cuando se hace un linchamiento, se haga un aviso público –dedicado especialmente a los turistas- recomendando no ir allí por un tiempo: los turistas se lo pensarán antes de ir;  y el mismo pueblo que se beneficia con el turismo, lo que  ayudará a que los agitadores se controlen. Y, sobre todo, se pondrá en evidencia que el país repudia esos asesinatos. 

   Un linchamiento es una muestra de maldad, y puede trastornar la conciencia de los que oyen o presencian esas escenas –no sólo de jóvenes y niños: de todos-, si no hay rechazo público y privado: todos debemos hacer algo para erradicarlos.

 

 

De "Ovejas y lobos": filme familiar con metáforas para la vida

 

(Juan Jesús de Cózar).- “¿La oveja entera y el lobo harto? ¡Gran milagro!”, dice el refrán. Y es que el antagonismo víctima-verdugo entre ambos animales es tan antiguo como mítico. Una rivalidad inspiradora también de una buena colección de sentencias populares, asociadas al peligro o a muchos de los vicios de los seres humanos.

Incluso algunos santos se las tuvieron que ver con los lobos. Como San Norberto, del que se cuenta que obligó a un lobo a liberar a una oveja tras tenerla entre sus fauces, y a cuidar luego a diario del rebaño sin tocarlo. O San Francisco de Asís, que transformó al “lobo feroz” de la aldea de Gubbio en el pacífico “hermano lobo”. Los tiempos han cambiado y actualmente el lobo es una especie “estrictamente protegida” al sur de río Duero.

La introducción viene a cuento del estreno en España el próximo 5 de mayo de la película de animación “Ovejas y lobos”, producida por Wizart Animation, una importante compañía cinematográfica rusa especialista en cine familiar. Con unos dibujos alta calidad, un original guión lleno de aventuras, de la justa dosis de tensión –para no asustar a los más pequeños– y de mucho humor, la cinta tiene elementos de sobra para gustar a toda la familia. Y además, sin concesiones de ningún tipo a la ideología de género, a la que incluso Disney ha acabado rindiéndose.

A modo de fábula, el filme nos traslada a una tierra lejana y mágica, a un pequeño y pintoresco pueblo situado entre suaves colinas y verdes praderas, donde vive felizmente un despreocupado rebaño de ovejas. Su tranquilidad se ve alterada cuando una manada de lobos establece su campamento en un barranco cercano. Y aquí comienza el enredo, porque tanto las ovejas como los lobos tienen problemas de liderazgo –qué actual, ¿verdad?–, inquietudes afectivas, dificultades organizativas, preocupaciones educativas con los más jóvenes… Para colmo, Gris, un divertido pero inmaduro lobo enamorado de la guapa Bianca, acaba transformado en oveja después de tomar la poción que le ofrece la caótica Mami.

Como habrá podido adivinar el lector, la película funciona también como metáfora de situaciones que se dan en la sociedad, a través de un segundo nivel de lectura que nunca recurre a las bromas de doble sentido. Los pequeños espectadores, por su parte, quedarán atrapados en la corriente vertiginosa de los continuos gags visuales porrazos, persecuciones, rescates y juegos verbales. Pero no se les escaparán los claros mensajes positivos de la trama, que tienen su culmen en la rotunda afirmación de Gris: “¡Cualquier vida es sagrada!”.

 

 

 

 

SACRIFICIO… DE UNA MADRE

Autor: Eliseo León Pretell  
*Poeta internacional peruano
“Ciudad Satelital”
Houston Texas, E.E. U.U.

Mayo, 2017

 

 

 

(DÉCIMA ESPINELA)

Con rima entrelazada

 

 

 

Cuenta una tétrica historia

 en un viejo camposanto,

de noche se oía un llanto

desde el fondo de su suelo.

Dicen, ella está en el cielo

porque fue una madre buena,

murió llorando de pena

por su hijito de embeleso,

sin darle ni un solo beso

se inmoló en esa condena.

☼☼☼

Lo quiso así María Elena

morir ella antes que su hijo,

en un suspiro prolijo

renunció a su propia vida.

Ya no había otra salida

por el parto complicado,

muere su Martín amado

si ella no ofrenda la suya,

el cielo grito ¡¡Aleluya!!

y lo oyó todito el prado.

☼☼☼

La gente de todo lado

vieron en la tarde aquella,

como en la vida se sella

el color de los destinos.

Sus tibios labios mohínos

quisieron dejar impreso,

la esencia de un postrer beso

para volar de repente,

cayó su pálida frente

ya era tarde… para eso.

☼☼☼

Para el tiempo no hay regreso

se va pronto de volada,

Martín no sabía nada

de su obscuro nacimiento.

Hasta que llegó el momento

cuando se enteró de todo,

corrió entre la lluvia y lodo

sin poder ahogar su llanto,

en busca del camposanto

para encontrarla a su modo.

☼☼☼

Se preocupó sobretodo

que al amor de sus amores,

debía llevarle flores,

algún canto y oraciones.

Cavó entre las dimensiones

de aquel vetusto panteón,

con su ansioso corazón

buscó cruces y señales,

arrancó los pastizales

sin hallar explicación.

☼☼☼

No le concedió razón

a la inclemencia tirana,

pensó en la fecha lejana

veinte años habían pasado.

Debe estar en algún lado

repetía en su lamento,

cuando desde su cimiento

la tierra se estremeció,

de sus entrañas se oyó

un quejido triste y lento.

☼☼☼

Al oír la voz del viento

Martín se abrazo a la tierra,

llora, más y más se aferra

a la arena humedecida.

Era su madre querida

con lo que dejó pendiente,

él sintió en su mera frente

sus labios de bendición,

volvió a su paz el panteón

así… comenta la gente.

 

 

Derechos reservados

 

¿Es que se acaba de amar alguna vez?
Hay gente que ha muerto y que yo siento que aún ama.
Honoré de Balzac

 

 

 

Agobiante situación laboral en el Perú

 

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO

Ver mi blog  www.planteamientosperu.com

El 1° de mayo, “Día Internacional del Trabajo”, tuvimos muy poco de que celebrar porque cada año en esta fecha recordamos el drama que significa conseguir un empleo formal en nuestro país. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) cada año 300 mil personas ingresan a la Población Económica Activa (PEA) pero únicamente se generan 30 mil empleos, esto significa que de cada 10 personas que buscan empleo formal solo 1 de ellas logra insertarse en el mercado laboral formal, el resto habitualmente busca empleos informales los que desde 2015 están registrando incrementos después de haber mostrado firme disminución entre 2007 y 2014. Esta informalidad laboral es altísima, de 16 millones de trabajadores en la PEA ocupada 11 millones son informales (7 de cada 10 trabajadores) principalmente en agricultura (97%), transportes y comunicaciones (80%), construcción (75%) y comercio (74%) representando un sector muy vulnerable porque reciben sueldos menores del mínimo vital y no cuentan con ninguna clase de beneficios (pensiones, salud, vacaciones).

La informalidad laboral y el desempleo (con tendencia creciente los 3 últimos años) se encuentran entre los principales problemas que afectan el desarrollo de un crecimiento económico inclusivo y ocasionan el debilitamiento de nuestra economía, el gobierno ha proyectado crear 1.5 millones de empleos formales al 2021 (300 mil por año) lo cual se avizora imposible porque ya pasó casi un 1 año y no se ha creado ni el 10% de lo planeado, además, de 16 millones de trabajadores en la PEA ocupada, según datos de marzo 2017, solo 3.1 millones tiene un empleo adecuado y con tendencia decreciente, y el subempleo (desempleo encubierto), que por el contrario aumenta, registra 1.7 millones de trabajadores.

Bajo este panorama para la creación de empleos sostenibles, además de requerirse la implementación de políticas y estrategias adecuadas para mejorar las normas tributarias, facilitar el desarrollo del sector privado (grandes y medianas empresas) y formalizar las micro y pequeñas empresas (mypes), es indispensable el consenso entre el gobierno, empresarios y centros de estudios superiores y técnicos que coadyuven a generar empleos productivos y de calidad que respondan a las demandas de la población, considerando que el mercado laboral es cada vez más competitivo siendo necesario sincronizar el mercado de trabajo y la formación educativa por requerirse de profesionales y técnicos mejor capacitados y de carreras y oficios con mayor empleabilidad en el mercado laboral.

 

Se ha perdido la memoria y la conciencia

En el discurso del Papa, al recibir el Premio Carlomagno, no podía faltar el recuerdo al empeño europeo de abatir aquel muro que dividía al continente desde Báltico al Adriático, empeño que apoyó con tanta clarividencia y pasión san Juan Pablo II, el primer pontífice eslavo de la historia. Y sin embargo, subrayó Francisco, hoy se ha perdido la memoria de ese esfuerzo y la conciencia del drama que provocó aquella división. La Europa que venció aquella batalla, es la misma que ahora discute cómo dejar fuera de su ámbito los peligros de nuestro tiempo, comenzando por la larga columna de quienes llaman sus puertas huyendo del hambre y de la guerra. 

Francisco no se anduvo por las ramas a la hora de advertir que los valores de dignidad, libertad y justicia, que conforman la identidad europea, sólo pervivirán si mantienen su nexo vital con la raíz cristiana que los engendró. En esto no hay sombra de nostalgia ni de confesionalismo, sino el cimiento para edificar una verdadera laicidad en la que puedan reconocerse y encontrarse creyentes y no creyentes.

Jesús Domingo Martínez

 

La salud sexual y reproductiva gana terreno en el acuerdo de la ONU

La familia sigue siendo un punto de debate en las negociaciones de la ONU ya que países de Europa y América intentan sentar las bases para afirmar internacionalmente las relaciones homosexuales y el derecho internacional al aborto.

En este contexto se llegó a un acuerdo final para la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) a realizarse en Quito, Ecuador en el mes octubre. Como se preveía, el acuerdo sobre el desarrollo urbano no incluye ninguna referencia sustancial a la familia.

En su lugar,  avanza el término “salud sexual y reproductiva”, en un nuevo contexto en el anteriormente había sido excluido. Este término se ha utilizado en la ONU durante más de dos décadas para apoyar financieramente y normativamente un poderoso lobby mundial del aborto.

Se espera que la Conferencia de Quito tenga mucha cobertura y atención ya que la urbanización se ha convertido en uno de los principales problemas demográficos que enfrentan los países en desarrollo.

La mención de la salud sexual y reproductiva en el acuerdo de Hábitat III, es especialmente notoria.

El término está  descalificado en previos acuerdos de la ONU los cuales excluyen el derecho al aborto y garantizan el respeto a la soberanía de los Estados. Si bien esto no implica necesariamente un cambio en el consenso, si representa una pérdida de terreno para la causa pro-vida, y un punto de partida para establecer el aborto como un derecho humano.

Suso do Madrid

 

¿QUIÉN CORROMPE EL PP?. 

 El PP no es un partido confesional, pero nació –como la vieja Europa a mitad del siglo XX- basado en principios cristianos, y eso cautivó a muchos españoles.

 Soy fiel votante del PP, lo que hace que me duelan tanto las “manos metidas en el cajón”, pero hay algo mucho más grave: la deriva a que otros destacados miembros llevan al partido.

A Paco Camps, identificado con el ideario del PP, lo mantuvieron enredado en unos trajes por los que fue juzgado por dos tribunales, saliendo absuelto. Algo parecido sucedió con Rita Barberá, la mejor Alcaldesa de Valencia.

En el PP caben todos, pero con respeto al ideario del partido. La Asamblea de Madrid, presidida por el PP de Cristina Cifuentes… ha aprobado una ley de ideología LGBT y de género que multa con hasta 45.000 euros a quien ofrezca ayuda a alguien que quiera abandonar sus sentimientos homosexuales… El adoctrinamiento LGBT será obligatorio en todos los colegios madrileños, públicos o privados.

¿Es “esto” el PP?...

            

                                                                        Amparo Tos Boix, Valencia.

 

Quioscos, reglamentos y saqueos oficiales

 

                                Me encuentro en la calle a un “propietario de quiosco de prensa y loterías”, el que ha podido aguantar en el mismo hasta su jubilación, y como es de lógica, ha tratado de alquilarlo, puesto que el mismo lo edificó él con su dinero, si bien ocupa un pequeño espacio de vía pública; pero llegado a ello, el ayuntamiento de Jaén le dice que no puede alquilarlo y se irroga la propiedad del mismo, sin pagarle lo que en su día costara la edificación; diciéndole “que es el reglamento”; cosa inexplicable por cuanto de hecho es “una confiscación de bienes”, ya que el ayuntamiento lo podrá alquilar como nuevo propietario (así hay una decena o más de casos en esta ciudad, donde nací y vivo). Digamos también, que este diminuto local, ha pagado durante muchos años, todos los impuestos que le han impuesto locales o nacionales.

                                Si estos locales hoy cerrados, continuaran abiertos al comercio, se lograría como mínimo, uno o dos “autónomos” por local, lo que significaría uno o dos nuevos puestos de trabajo y fuentes de riqueza que como comercio producirían; lo que al quedar cerrados o clausurados, lo que producen es más miseria de la ya mucha acumulada en base a sistemas que paralizan ello, y no saben aprovechar los que dicen gobernar, con lo que se confirma que son inútiles integrales.

                                El sistema de apertura de nuevas empresas comerciales o de nuevas obras a realizar es una plaga absurda, instituida por una burrocracia que no burocracia, excesiva y de una lentitud desesperante, por lo engorrosa y absurda. Sé de otro caso de un pequeño bar, que para “legalizarle” una chimenea interior, que fue instalada ya hace treinta y pico de años  y cuando se edificó el edificio, le han tenido bloqueado el establecimiento por un año o quizá más. Y así en pequeños y grandes asuntos, la que se dice administración oficial, es mucho más destructiva que constructiva por los daños que produce y de los que no puedes evadirte… ¿Es que se legisla así, para fomentar el soborno y la ya incalificable corrupción oficial española? Y se puede preguntar ello, puesto que según qué casos, algunos de ellos “vuelan las diligencias oficiales y en breve espacio de tiempo todo de soluciona”.

                                Me dijeron hace ya muchos años, que en Estados Unidos (USA) para acometer una obra o instalaciones comerciales del tipo que sean; sólo hay que llevar al departamento municipal de la población, los planos detallados de la obra o instalación, a realizar; allí te sellan o diligencian una copia y a partir de ese momento, puedes empezar y terminar la obra; puesto que se da por sentado, que el arquitecto o ingeniero que ha realizado el proyecto, conoce los reglamentos existentes para que sea legal la obra que se pretende y por tanto no infringirá los mismos, puesto que también sabe que en ese caso y cuando la autoridad municipal realice la inspección final, lo que no esté a tenor con ello, será eliminado, con cargo al infractor aparte de la sanción que corresponda por incumplimiento. ¿Qué se logra con ello? Agilidad y que no se detenga la creación de puestos de trabajo, riqueza y verdadero progreso; además el que no exista el soborno y muchos tipos de corrupción  que aquí en España es “lo normal”.

                                ¿Por qué no se obra aquí de igual forma? Sencillamente, los que gobiernan en general, no saben y los empleados oficiales, si es que saben, no tienen la autoridad que debieran; de ahí el que hay que eliminar, los ejércitos de parásitos que nos obligan a mantener, siendo solo eso, parásitos que “ni hacen ni dejan”. Por ello yo defiendo el que los empleados del Estado y cada cual en su escala, incluyendo la de directores generales, deben ser técnicos debidamente preparados, para actuar diligentemente en su escala y no estar siempre como aquí los tienen, que son algo así “como los siervos del político”; se debe elegir a las cabezas, y anular esa mentira de “asesor”, la asesoría debe ser los empleados del Estado y muy severamente vigilados para evitar estas ruinas, que nos aportan los inútiles que dicen gobernar, sin apenas haber sido enseñados a manejar “un quiosco de pipas y caramelos”.

                                Por descontado que las obras y compras públicas, deben ser como antes se hacían; propuesta de compra o realización, plica cerrada y lacrada presentada por quien pretende suministrar o construir lo que sea; y abiertas estas en público ante fedatarios que tengan que emitir el fallo con garantías máximas, se adjudica el negocio al mejor postor y sea quien sea, que igualmente aporte garantías de que tiene la suficiente fuerza económica para cumplir con el compromiso que fuere.

                                En definitiva, hay que limpiar enormemente la inservible administración pública, que nos tiene hastiados de tantos inspectores que nos amargan la vida, en vez de ayudarnos a producir con ilusión bienes y riqueza que con equidad suficiente llegue a crear un progreso hoy inexistente, por culpa de tanta “sanguijuela política, que no administrativa”, que nos viene devorando desde hace ya la infinidad de tiempo” y es que ocurre, lo que ya he recordado algunas veces, y se vivió en la terrible política en la que se consumió la URSS y el comunismo soviético y todos los demás.

                                Y fue esto: "Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican, no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrá afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada." Ayn Rand (1950).

                                ¡Basta ya de esa legión de empleados públicos que como cazadores han sido adiestrados, simplemente para imponer multas y sanciones y a ellas van para sacar más dinero al indefenso contribuyente que estamos totalmente indefensos!

 

Antonio García Fuentes

 (Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)