Las Noticias de hoy 23 Marzo 2017

                    Ideas Claras

DE INTERES PARA HOY    jueves, 23 de marzo de 2017       

Indice:

Newsletter Diario

El Papa en la Catequesis: “Hoy el Señor nos pide ser sembradores de esperanza”

Papa: Hacerse cargo del hermano más débil sin caer en la autocomplacencia

Catequesis del Papa: la esperanza fundada en la Palabra

24 horas para el Señor y nuevo apremiante llamamiento del Papa ante tragedia de refugiados

Cuaresma. 3ª semana. Jueves: Francisco Fernández-Carvajal

“Acude prontamente a la confesión”: San Josemaria

 Aficiones al servicio de los demás

La novedad en Cristo: P. O'Callaghan

Amar la vida, defenderla y cuidarla: + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm.  Arzobispo de Oviedo

El arte de amar a todos: Pablo Cabellos Llorente 

Laicismo y respeto a la religión: Pedro María Reyes

 La soledad de Frankenstein: Ángel Cabrero

Manos Unidas: «Es inadmisible que la falta de agua es hoy sinónimo de muerte»: Manos Unidas

 Centro Jurídico Tomás Moro pide al Congreso que respete la Libertad Religiosa

Consecuencias cuando un matrimonio se rompe: Lucía Legorreta de Cervantes

 Los padres ante la televisión: Carlota Sedeño Martínez

¡LA CONSECUENCIA DE LAS AVENTURAS DE LA VIDA POLÍTICA FRANCESA!: Guy CREQUIE

 En vez de dar facilidades pierden bonificaciones: Xus D Madrid

 La escuela concertada: Valentín Abelenda Carrillo

 Una nueva iniciativa de Scholas Occurrentes: Suso do Madrid

Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre: Antonio García Fuentes

Te  pido que reces por el PAPA FRANCISCO que el Señor le ilumine y por tu Obispo, si te queda un poco acuérdate de mí. Si estimas que vale la pena el “Boletín” difúndelo entre familiares y amigos. ¡¡¡Gracias!!!

ALTA EN EL BOLETIN: boletin-help@ideasclaras.org

BAJA BOLETÍN: boletin-unsubscribe@ideasclaras.org

Con el mayor afecto. Félix Fernández

 

Newsletter Diario

 

El Papa en la Catequesis: “Hoy el Señor nos pide ser sembradores de esperanza”

El Papa Francisco en la Audiencia General del cuarto miércoles de marzo de 2017. - AFP

22/03/2017 10:48

SHARE:

 

“En las Escrituras el Padre de nuestro Señor Jesucristo se revela como el Dios de la perseverancia y de la consolación. Y es ahí que nos hacemos conscientes de que nuestra esperanza no se funda en nuestras capacidades y en nuestras fuerzas, sino en el fundamento de Dios y en la fidelidad de su amor, es decir, en la fuerza de Dios y en la consolación de Dios”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del cuarto miércoles de marzo, que la esperanza cristiana tiene como fundamento a Dios mismo.

Continuando su ciclo de catequesis sobre “la esperanza”, el Obispo de Roma dijo que, el Apóstol Pablo nos ayuda a entender mejor en que consiste esta virtud, y hoy “lo hace uniéndola a dos actitudes aún más importantes para nuestra vida y nuestra experiencia de fe: la perseverancia y la consolación”. “La perseverancia – afirmó el Pontífice - podríamos definirla también como paciencia: es la capacidad de soportar, llevar sobre los hombros, ‘soportar’, de permanecer fieles, incluso cuando el peso parece hacerse demasiado grande, insostenible, y seremos tentados de juzgar negativamente y de abandonar todo y a todos”. Y la consolación, precisó el Papa, es la gracia de saber acoger y mostrar en toda situación, incluso en aquellas marcadas por la desilusión y el sufrimiento, la presencia y la acción compasiva de Dios.

Por ello, San Pablo nos recuerda que la perseverancia y la consolación nos son transmitidas de modo particular por las Escrituras, es decir, por la Biblia. De hecho, señaló el Papa Francisco, la Palabra de Dios, en primer lugar, nos lleva a dirigir la mirada a Jesús, a conocerlo mejor y a conformarnos a Él, a asemejarnos siempre más a Él. En segundo lugar, la Palabra nos revela que el Señor es de verdad «el Dios de la constancia y del consuelo», que permanece siempre fiel a su amor por nosotros. Y también se preocupa por nosotros, curando nuestras heridas con la caricia de su bondad y de su misericordia.

Texto completo y audio de la catequesis del Papa Francisco

 

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Ya desde hace algunas semanas el Apóstol Pablo nos está ayudando a comprender mejor en que cosa consiste la esperanza cristiana. Y hemos dicho que no era un optimismo, no: era otra cosa. Y el Apóstol nos ayuda a entender que cosa es esto. Hoy lo hace uniéndola a dos actitudes aún más importantes para nuestra vida y nuestra experiencia de fe: la «perseverancia» y la «consolación» (vv. 4.5). En el pasaje de la Carta a los Romanos que hemos apenas escuchado son citados dos veces: la primera en relación a las Escrituras y luego a Dios mismo. ¿Cuál es su significado más profundo, más verdadero? Y ¿En qué modo iluminan la realidad de la esperanza? Estas dos actitudes: la perseverancia y la consolación.

La perseverancia podríamos definirla también como paciencia: es la capacidad de soportar, llevar sobre los hombros, “soportar”, de permanecer fieles, incluso cuando el peso parece hacerse demasiado grande, insostenible, y estamos tentados de juzgar negativamente y de abandonar todo y a todos. La consolación, en cambio, es la gracia de saber acoger y mostrar en toda situación, incluso en aquellas marcadas por la desilusión y el sufrimiento, la presencia y la acción compasiva de Dios. Ahora, San Pablo nos recuerda que la perseverancia y la consolación nos son transmitidas de modo particular por las Escrituras (v. 4), es decir, por la Biblia. De hecho, la Palabra de Dios, en primer lugar, nos lleva a dirigir la mirada a Jesús, a conocerlo mejor y a conformarnos a Él, a asemejarnos siempre más a Él. En segundo lugar, la Palabra nos revela que el Señor es de verdad «el Dios de la constancia y del consuelo» (v. 5), que permanece siempre fiel a su amor por nosotros, es decir, que es perseverante en el amor con nosotros, no se cansa de amarnos: ¡no! Es perseverante: ¡siempre nos ama! Y también se preocupa por nosotros, curando nuestras heridas con la caricia de su bondad y de su misericordia, es decir, nos consuela. Tampoco, se cansa de consolarnos.

En esta perspectiva, se comprende también la afirmación inicial del Apóstol: «Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos» (v. 1). Esta expresión «nosotros, los que somos fuertes» podría parecer arrogante, pero en la lógica del Evangelio sabemos que no es así, es más, es justamente lo contrario porque nuestra fuerza no viene de nosotros, sino del Señor. Quien experimenta en su propia vida el amor fiel de Dios y su consolación está en grado, es más, en el deber de estar cerca de los hermanos más débiles y hacerse cargo de sus fragilidades. Si nosotros estamos cerca al Señor, tendremos esta fortaleza para estar cerca a los más débiles, a los más necesitados y consolarlos y darles fuerza. Esto es lo que significa. Esto nosotros podemos hacerlo sin auto-complacencia, sino sintiéndose simplemente como un “canal” que transmite los dones del Señor; y así se convierte concretamente en un “sembrador” de esperanza. Es esto lo que el Señor nos pide a nosotros, con esa fortaleza y esa capacidad de consolar y ser sembradores de esperanza. Y hoy, se necesita sembrar esperanza, ¿eh? No es fácil.

El fruto de este estilo de vida no es una comunidad en la cual algunos son de “serie A”, es decir, los fuertes, y otros de “serie B”, es decir, los débiles. El fruto en cambio es, como dice Pablo, «tener los mismos sentimientos unos hacia otros, a ejemplo de Cristo Jesús» (v. 5). La Palabra de Dios alimenta una esperanza que se traduce concretamente en el compartir, en el servicio recíproco. Porque incluso quien es “fuerte” se encuentra antes o después con la experiencia de la fragilidad y de la necesidad de la consolación de los demás; y viceversa en la debilidad se puede siempre ofrecer una sonrisa o una mano al hermano en dificultad. Y así es una comunidad que «con un solo corazón y una sola voz, glorifica a Dios» (Cfr. v. 6). Pero todo esto es posible si se pone al centro a Cristo, su Palabra, porque Él es el “fuerte”, Él es quien nos da la fortaleza, quien nos da la paciencia, quien nos da la esperanza, quien nos da la consolación. Él es el “hermano fuerte” que cuida de cada uno de nosotros: todos de hecho tenemos necesidad de ser llevados en los hombros del Buen Pastor y de sentirnos acogidos en su mirada tierna y solícita.

Queridos amigos, jamás agradeceremos suficientemente a Dios por el don de su Palabra, que se hace presente en las Escrituras. Es ahí que el Padre de nuestro Señor Jesucristo se revela como «Dios de la perseverancia y de la consolación». Y es ahí que nos hacemos conscientes de como nuestra esperanza no se funda en nuestras capacidades y en nuestras fuerzas, sino en el fundamento de Dios y en la fidelidad de su amor, es decir, en la fuerza de Dios y en la consolación de Dios. Gracias.

 

 

Papa: Hacerse cargo del hermano más débil sin caer en la autocomplacencia

Papa: Quien experimenta el amor fiel de Dios y su consuelo tiene el deber de estar cerca de los hermanos más débiles. - AP

22/03/2017 10:35

SHARE:

 

“Quien experimenta en la propia vida el amor fiel de Dios y su consuelo, es capaz, es más, tiene el deber de estar cerca de los hermanos más débiles y de hacerse cargo de sus fragilidades”. Pero esto ha de hacerse sin “auto complacerse”, sino sintiéndose simples “canales” que transmiten los dones del Señor, tal fuera la indicación del Papa Francisco en el miércoles 22 de marzo, al impartir su catequesis sobre la esperanza cristiana.

Después de escuchar junto a los fieles presentes en la plaza las palabras que el Apóstol Pablo dirige a los Romanos, aquellas que hablan de la perseverancia y del consuelo en virtud de las cuales los cristianos tenemos viva la esperanza, el pontífice hizo hincapié en el modo en que estas dos actitudes iluminan la realidad de la esperanza.

Así explicó que la perseverancia, también definida como paciencia, es la capacidad de soportar y de permanecer fieles aun cuando el peso a soportar es demasiado grande y tenemos, en consecuencia, la tentación de juzgar negativamente y de abandonar todo y a todos. Mientras que la consolación es la gracia de saber captar y mostrar en cada situación, aun en aquellas marcadas por la desilusión y el sufrimiento, la presencia y la acción compasiva de Dios.

De esto se desprenden la afirmación y la aclaración del Santo Padre: por una parte la afirmación de que quien experimenta en la propia vida el amor fiel de Dios y su consuelo, es decir, los ‘más fuertes’ según el apóstol, tienen el deber de estar cerca de los hermanos más débiles y de hacerse cargo de sus fragilidades. Y por la otra, la aclaración de que esto no significa que el fruto de este estilo de vida sea una comunidad en la cual algunos son de serie A - es decir los fuertes - y otros de serie B - los débiles - , sino que, porque quien en es ‘fuerte’ antes o después experimenta la fragilidad y necesita del consuelo de los demás, y quien experimenta la debilidad siempre puede ofrecer una sonrisa o una mano al hermano en dificultad, es necesario poner siempre en el centro a Cristo y a su palabra, que alimenta una esperanza que se traduce en el compartir y en el recíproco servicio, dado que Él y sólo Él, es el “hermano fuerte” que cuida de cada uno de nosotros.

A continuación, el resumen de la catequesis que el Papa presentó en nuestro idioma:

San Pablo continúa ayudándonos a comprender mejor en qué consiste la esperanza cristiana. Hoy señala dos actitudes importantes para nuestra vida y nuestra experiencia de fe. La perseverancia o paciencia es la capacidad de soportar, de permanecer fieles, sobre todo en medio de las situaciones adversas. Por otra parte, la otra actitud, la consolación es la gracia de saber acoger y mostrar en todo momento, especialmente en aquellos momentos marcados por el sufrimiento y la desilusión, la presencia y la acción compasiva de Dios que nunca nos abandona y permanece siempre fiel en su amor por nosotros.

Por eso el Apóstol afirma que somos fuertes, porque en la lógica del Evangelio nuestra fuerza no viene de nosotros sino del Señor, que nos concede experimentar su consolación y su amor fiel, y nos da la capacidad de estar cerca de los hermanos más débiles y de hacernos cargo de su fragilidad.

La Palabra de Dios alimenta en nosotros la esperanza, que se traduce concretamente en servicio recíproco y en el compartir. Esto es posible sólo cuando en el centro está Cristo y su Palabra, porque él es el “hermano fuerte” que nos cuida y nos carga sobre sus hombros de “Buen Pastor”, tierno y solícito.

**************************************

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los provenientes de España y Latinoamérica. Agradezcamos al Señor el don de su Palabra y no olvidemos que nuestra esperanza no depende de nuestras capacidades, sino de la ayuda de Dios y de la fidelidad de su amor. Muchas gracias.

 

 

Catequesis del Papa: la esperanza fundada en la Palabra

El Papa Francisco durante la Audiencia General del cuarto miércoles de marzo - AFP

22/03/2017 11:06

SHARE:

“Agradezcamos al Señor el don de su Palabra y no olvidemos que nuestra esperanza no depende de nuestras capacidades, sino de la ayuda de Dios y de la fidelidad de su amor”.  Fue la invitación del Santo Padre al saludar a los fieles y peregrinos de nuestro idioma que participaron en la audiencia general del cuarto miércoles de marzo.

Prosiguiendo con su serie de catequesis sobre la esperanza cristiana, con la lectura de un pasaje de la Carta de San Pablo a los Romanos, el Papa Bergoglio dedicó su reflexión semanal a la esperanza fundada en la Palabra; puesto que – como escribe el Apóstol – las Escrituras hacen que mantengamos la esperanza.

Hablando en italiano el Pontífice recordó que desde hace algunas semanas el Apóstol Pablo nos está ayudando a comprender mejor en qué consiste la esperanza cristiana. Y en esta ocasión, explicó, lo hace relacionándola con dos actitudes sumamente importantes, tanto para nuestra vida como para nuestra experiencia de fe, a saber: la “perseverancia” y la “consolación”.

Al preguntarse acerca de su significado más profundo y verdadero, el Obispo de Roma afirmó que la perseverancia puede definirse “también como paciencia”, es decir, la capacidad de soportar, de permanecer fieles, incluso cuando el peso parece demasiado grande e insostenible, y nos sentimos tentados de abandonar todo y a todos.

Mientras la consolación, en cambio – prosiguió diciendo Francisco – es la gracia de saber comprender y mostrar en cada situación, incluso en las más marcadas por la decepción y el sufrimiento, la presencia y la acción misericordiosa de Dios.

Después de recordar que quien experimenta en su propia vida el amor fiel de Dios y su consolación es capaz de estar cerca de sus hermanos más débiles, haciéndose cargo de su fragilidad – sin autocomplacencia – sino sintiéndose como un “canal” que transmite los dones del Señor, llegando a ser así, un “sembrador” de esperanza; el Sucesor de Pedro afirmó que el fruto de este estilo de vida no es una comunidad con personas de “serie A” y otras de “serie B”. Sino que el fruto es – como dice San Pablo – tener unos por otros los mismos sentimientos, siguiendo el ejemplo de Cristo Jesús”, Palabra de Dios que alimenta una esperanza que se traduce concretamente en participación y servicio recíproco.

Queridos amigos – dijo el Papa Francisco al concluir esta catequesis – jamás agradecemos suficientemente a Dios por el don de su Palabra, que se hace presente en las Escrituras. Sí, porque es allí –  añadió – donde el Padre de nuestro Señor Jesucristo se revela como “el Dios de la perseverancia y de la consolación”. De donde se deduce la seguridad de que “nuestra esperanza no se funda en nuestras capacidades y fuerzas, sino en el apoyo divino y en la fidelidad de su amor”.

 

 

24 horas para el Señor y nuevo apremiante llamamiento del Papa ante tragedia de refugiados

El Papa Francisco llega a la Plaza de San Pedro para la audiencia general - ANSA

22/03/2017 11:31

SHARE:

 

El Papa Francisco invitó a los fieles del mundo a participar en la iniciativa  “24 horas para el Señor”, que se celebra el viernes y sábado que anteceden el IV Domingo de Cuaresma, como pidió él mismo en la Bula Misericordiae Vultus (n.17), convocando el Jubileo de la Misericordia, para hacer redescubrir el Sacramento de la Reconciliación:

«Invito a todas las comunidades a vivir con fe la cita del 23 y 24 de marzo, para redescubrir el sacramento de la reconciliación: “24 horas para el Señor”. Anhelo, que también este año, este momento privilegiado de gracia del camino cuaresmal se viva en tantas iglesias del mundo para experimentar el encuentro alegre con la misericordia del Padre, que a todos acoge y perdona».

En su audiencia general de la tercera semana de la Cuaresma 2017, el Obispo de Roma, hizo hincapié en que en especial en el camino cuaresmal «estamos llamados a estar disponibles siempre, con una sonrisa y la mano tendida a los que están en dificultad, volviéndonos así sembradores de esperanza».

Y, una vez más el Papa Francisco recordó la tragedia de los refugiados y alentó la acogida de los que buscan refugio huyendo de violencias y hambre:

«Saludo a los participantes en el encuentro para directores Migrantes y los aliento a proseguir en su compromiso para impulsar la acogida y la hospitalidad de los refugiados, favoreciendo su integración, teniendo en cuenta los derechos y deberes recíprocos para el que acoge y el que es acogido. No olvidemos que esta tragedia de los refugiados, de los emigrantes es la tragedia más grande después de la Segunda Mundial».

En su bienvenida a los peregrinos de lengua inglesa, el Papa recordó el Día Mundial del Agua y el de los Bosques:

«Dirijo mi cordial saludo a los participantes en la Conferencia “Watershed: Replenishing Water Values for a Thirsty World”, promovida por el Pontificio Consejo para la Cultura y por el Capítulo Argentino del Club de Roma. Justo hoy se celebra el Día Mundial del Agua, instituido hace 25 años por Naciones Unidas, y ayer se celebró el Día Internacional de los Bosques. Me alegro por este encuentro, que marca una nueva etapa en el compromiso conjunto de varias instituciones para sensibilizar sobre la necesidad de tutelar el agua como bien de todos, valorizando también sus significados culturales y religiosos. Aliento en especial vuestro esfuerzo en el campo de la educación, con propuestas dirigidas a los niños y a los jóvenes ¡Gracias por lo que hacen y que Dios los bendiga»

«La Cuaresma nos llama a la conversión y a la penitencia: nos indica el ayuno, la oración y la limosna como caminos de trasformación; nos alienta al examen de conciencia y a admitir humildemente nuestras culpas y la confesión de nuestros pecados», reiteró luego el Santo Padre, en su cordial saludo a los peregrinos polacos:

«Como dijo San Juan Pablo II “aprendan a llamar blanco lo que es blanco y negro lo que es negro, mal al mal y bien al bien. Aprendan a llamar pecado al pecado y no lo llamen liberación y progreso” (A los universitarios, 26 de marzo de 1981). Llenos de confianza en el poder de la Palabra de Dios, abramos nuestros corazones al don de su misericordia y de su perdón. Alabado sea Jesucristo».

En sus palabras a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, el Papa Francisco destacó la Solemnidad en la que la Iglesia universal celebra el ‘sí’ de la Madre de Dios:

«El próximo sábado celebraremos la Solemnidad de la Anunciación del Señor a la Virgen María. Queridos jóvenes, sepan ponerse a la escucha de la voluntad de Dios, como María; queridos enfermos, no se desalienten en los momentos más difíciles, sabiendo que el Señor no da una cruz superior a las propias fuerzas; y ustedes, queridos recién casados, edifiquen su vida matrimonial sobre la roca firme de la Palabra de Dios».

 

 

Cuaresma. 3ª semana. Jueves

SINCERIDAD Y VERACIDAD

— El «demonio mudo». Necesidad de la sinceridad.

— Amor a la verdad. Sinceridad en primer lugar con nosotros mismos. Sinceridad con Dios. Sinceridad en la dirección espiritual y en la Confesión. Medios para adquirir esta virtud.

— Sinceridad y veracidad con los demás. La palabra del cristiano. La lealtad y la fidelidad, virtudes relacionadas con la veracidad. Otras consecuencias del amor a la verdad.

I. Nos dice el Evangelio de la Misa que estaba Jesús echando un demonio que era mudo, y apenas salió el demonio, habló el mudo, y la multitud se quedó admirada1.

La enfermedad, un mal físico normalmente sin relación con el pecado, es un símbolo del estado en el que se encuentra el hombre pecador; espiritualmente es ciego, sordo, paralítico... Las curaciones que hace Jesús, además del hecho concreto e histórico de la curación, son también un símbolo: representan la curación espiritual que viene a realizar en los hombres. Muchos de los gestos de Jesús para con los enfermos son como una imagen de los sacramentos.

A propósito del pasaje del Evangelio que se lee en la Misa, comenta San Juan Crisóstomo que este hombre «no podía presentar por sí mismo su súplica, pues estaba mudo; y a los otros tampoco podía rogarles, pues el demonio había trabado su lengua, y juntamente con la lengua le tenía atada el alma»2. Bien atado le tenía el diablo.

Cuando en la oración personal no hablamos al Señor de nuestras miserias y no le suplicamos que las cure, o cuando no exponemos esas miserias nuestras en la dirección espiritual, cuando callamos porque la soberbia ha cerrado nuestros labios, la enfermedad se convierte prácticamente en incurable. El no hablar del daño que sufre el alma suele ir acompañado del no escuchar; el alma se vuelve sorda a los requerimientos de Dios, se rechazan los argumentos y razones que podrían dar luz para retornar al buen camino. Por el contrario, nos será fácil abrir con sinceridad el corazón si procuramos vivir este consejo: «... no te asustes al notar el lastre del pobre cuerpo y de las humanas pasiones: sería tonto e ingenuamente pueril que te enterases ahora de que “eso” existe. Tu miseria no es obstáculo, sino acicate para que te unas más a Dios, para que le busques con constancia, porque Él nos purifica»3.

Al repetir hoy, en el Salmo responsorial de la Misa, Ojalá escuchéis hoy su voz: no endurezcáis vuestro corazón4, formulemos el propósito de no resistirnos a la gracia, siendo siempre muy sinceros.

II. Para vivir una vida auténticamente humana, hemos de amar mucho la verdad, que es, en cierto modo, algo sagrado que requiere ser tratado con respeto y con amor. La verdad está a veces tan oscurecida por el pecado, las pasiones y el materialismo que, de no amarla, no sería posible reconocerla. ¡Es tan fácil aceptar la mentira cuando viene en ayuda de la pereza, de la vanidad, de la sensualidad, del falso prestigio...! A veces la causa de la insinceridad es la vanagloria, la soberbia, el temor a quedar mal.

El Señor ama tanto esta virtud que declaró de Sí mismo: Yo soy la Verdad5, mientras que el diablo es mentiroso y padre de la mentira6, todo lo que promete es falsedad. Jesús pedirá al Padre para los suyos, para nosotros, que sean santificados en la verdad7.

Mucho se habla hoy de ser sinceros, de ser auténticos o de palabras similares, y, sin embargo, los hombres tienden a ocultarse en el anonimato y, con frecuencia, a disfrazar los verdaderos móviles de sus actos ante sí mismos y ante los demás. También ante Dios intentan pasar en el anonimato, y rehúyen el encuentro personal con Él en la oración y en el examen de conciencia. Sin embargo, no podremos ser buenos cristianos si no hay sinceridad con nosotros mismos, con Dios y con los demás. A los hombres nos da miedo, a veces, la verdad porque es exigente y comprometida. Y en determinadas ocasiones puede llegar la tentación de emplear el disimulo, el pequeño engaño, la verdad a medias, la mentira misma; otras veces, podemos sentir la tentación de cambiar el nombre a los hechos o a las cosas para que no resulte estridente el decir la verdad tal como es.

La sinceridad es una virtud cristiana de primer orden. Y no podríamos ser buenos cristianos si no la viviéramos hasta sus últimas consecuencias La sinceridad con nosotros mismos nos lleva a reconocer nuestras faltas, sin disimularlas, sin buscar falsas justificaciones; nos hace estar siempre alerta ante la tentación de «fabricarnos» la verdad, de pretender que sea verdad lo que nos conviene, como hacen aquellos que pretenden engañarse a sí mismos diciendo que «para ellos» no es pecado algo prohibido por la Ley de Dios. La subjetividad, las pasiones, la tibieza pueden contribuir a no ser sincero con uno mismo. La persona que no vive esta sinceridad radical deforma con facilidad su conciencia y llega a la ceguera interior para las cosas de Dios.

Otro modo frecuente de engañarse a sí mismo es no querer sacar las consecuencias de la verdad para no tener que enfrentarse con ellas, o no decir toda la verdad: «Nunca quieres “agotar la verdad”. —Unas veces, por corrección. Otras –las más–, por no darte un mal rato. Algunas, por no darlo. Y, siempre, por cobardía.

»Así, con ese miedo a ahondar, jamás serás hombre de criterio»8.

Para ser sinceros, el primer medio que hemos de emplear es la oración: pedir al Señor que veamos los errores, los defectos del carácter..., que nos dé fortaleza para reconocerlos como tales, y valentía para pedir ayuda y luchar. En segundo lugar, el examen de conciencia diario, breve pero eficaz, para conocernos. Después, la dirección espiritual y la Confesión, abriendo de verdad el alma, diciendo toda la verdad, con deseos de que conozcan nuestra intimidad para que nos puedan ayudar en nuestro caminar hacia Dios. «No permitáis que en vuestra alma anide un foco de podredumbre, aunque sea muy pequeño. Hablad. Cuando el agua corre, es limpia; cuando se estanca, forma un charco lleno de porquería repugnante, y de agua potable pasa a ser un caldo de bichos»9. Con frecuencia nos ayudará a ser sinceros el decir en primer lugar aquello que más nos cuesta.

Si rechazamos ese demonio mudo, con la ayuda de la gracia, comprobaremos que uno de los frutos inmediatos de la sinceridad es la alegría y la paz del alma. Por eso le pedimos a Dios esta virtud, para nosotros y para los demás.

III. Sinceros con Dios, con nosotros mismos y con los demás. Si no lo somos con Dios, no podemos amarle ni servirle; si no somos sinceros con nosotros mismos, no podemos tener una conciencia bien formada, que ame el bien y rechace el mal; si no lo somos con los demás, la convivencia se torna imposible, y no agradamos al Señor.

Quienes nos rodean han de sabernos personas veraces, que no mienten ni engañan jamás. Nuestra palabra de cristianos y de hombres y mujeres honrados ha de tener un gran valor delante de los demás: Sea pues, vuestro modo de hablar, sí, sí; no, no, que lo que pasa de esto, de mal principio procede10. El Señor quiere realzar la palabra de la persona de bien que se siente comprometida por lo que dice. La verdad en nuestro actuar debe ser también un reflejo de nuestro trato con Dios.

El amor a la verdad nos llevará a rectificar, si nos hubiéramos equivocado. «Acostúmbrate a no mentir jamás a sabiendas, ni por excusarte, ni de otro modo alguno, y para eso ten presente que Dios es el Dios de la verdad. Si acaso faltas a ella por equivocación, enmiéndalo al instante, si puedes, con alguna explicación o reparación; hazlo así, que una verdadera excusa tiene más gracia y fuerza para disculpar que la mentira»11.

Otra virtud relacionada con la veracidad y la sinceridad es la lealtad, que es la veracidad en la conducta: el mantenimiento de la palabra dada, de las promesas, de los pactos. Nuestros amigos y las personas con las que nos relacionamos han de conocernos como hombres y mujeres leales. La fidelidad es la lealtad a un compromiso estricto que se contrae con Dios o ante Él. A Jesús se le llama el que es fiel y veraz12. Y constantemente la Sagrada Escritura habla de Dios como el que es fiel al pacto con su pueblo, el que cumple con fidelidad el plan de salvación que tiene prometido13.

La infidelidad es siempre un engaño, mientras que la fidelidad es una virtud indispensable en la vida personal y en la vida social. Sobre ella descansan, por ejemplo, el matrimonio, el cumplimiento de los contratos, las actuaciones de los gobernantes...

El amor a la verdad nos llevará también a no formarnos juicios precipitados, basados en una información superficial, sobre personas o hechos. Es necesario tener un sano espíritu crítico ante noticias difundidas por la radio, la televisión, periódicos o revistas, que muchas veces son tendenciosas o simplemente incompletas. Con frecuencia, los hechos objetivos vienen envueltos en medio de opiniones o interpretaciones que pueden dar una visión deformada de la realidad. Especial cuidado hemos de tener con noticias referentes, directa o indirectamente, a la Iglesia. Por el mismo amor a la verdad, hemos de dejar a un lado los canales informativos sectarios que enturbian las aguas, y buscar una información objetiva, veraz y con criterio, a la vez que contribuimos a la recta información de los demás. Entonces se hará realidad la promesa de Jesús: La verdad os hará libres14.

1 Lc 11, 14; Mt 9, 32-33. — 2 San Juan Crisóstomo, Homilías sobre los Evangelios, 32, 1. — 3 San Josemaría Escrivá, Surco, n. 134. — 4 Sal 94. — 5 Jn 14, 6. — 6 Jn 8, 44. — 7 Cfr. Jn 17, 17 ss. — 8 San Josemaría Escrivá, Camino, n. 33. — 9 ídem, Amigos de Dios, 181. — 10 Mt 5, 37. — 11 San Francisco de Sales, Introd. a la vida devota, III, 30. — 12 Apoc 19, 11. — 13 Cfr. Rom 3, 7. — 14 Jn 8, 32.

 

† Nota: Ediciones Palabra (poseedora de los derechos de autor) s�lo nos ha autorizado a difundir la meditaci�n diaria a usuarios concretos para su uso personal, y no desea su distribuci�n por fotocopias u otras formas de distribuci�n.

 

 

“Acude prontamente a la confesión”

Si alguna vez caes, hijo, acude prontamente a la Confesión y a la dirección espiritual: ¡enseña la herida!, para que te curen a fondo, para que te quiten todas las posibilidades de infección, aunque te duela como en una operación quirúrgica. (Forja, 192)

Voy a resumirte tu historia clínica: aquí caigo y allá me levanto...: esto último es lo importante. –Pues sigue con esa íntima pelea, aunque vayas a paso de tortuga. ¡Adelante! –Bien sabes, hijo, hasta dónde puedes llegar, si no luchas: el abismo llama a otros abismos. (Surco, 173)

Has entendido en qué consiste la sinceridad cuando me escribes: "estoy tratando de acostumbrarme a llamar a las cosas por su nombre y, sobre todo, a no buscar apelativos para lo que no existe". (Surco, 332) «Abyssus, abyssum invocat...» –un abismo llama a otro abismo, te he recordado ya. Es la descripción exacta del modo de comportarse de los mentirosos, de los hipócritas, de los renegados, de los traidores: como están a disgusto con su propio modo de conducirse, ocultan a los demás sus trapacerías, para ir de mal en peor, creando un despeñadero entre ellos y el prójimo. (Surco, 338)

La sinceridad es indispensable para adelantar en la unión con Dios. –Si dentro de ti, hijo mío, hay un "sapo", ¡suéltalo! Di primero, como te aconsejo siempre, lo que no querrías que se supiera. Una vez que se ha soltado el "sapo" en la Confesión, ¡qué bien se está! (Forja, 193)

A la hora del examen ve prevenido contra el demonio mudo. (Camino, 236)

 

 

Aficiones al servicio de los demás

El Club Juvenil Rueiro (La Coruña) es una cantera de talento cultural y social. Con motivo del Año de la Misericordia puso en marcha Hospiband, una banda de música especialista en cantar al que más lo necesita. Ahora sus socios hacen también teatro y explotan la magia. Aprenden y crecen, y, a la vez, alegran la vida de personas a las que no conocen, pero con las que se va generando una profunda sintonía.

Iniciativas sociales 22 de Marzo de 2017

 

Desde hace algún tiempo la música ha cobrado protagonismo en el Club Juvenil Rueiro (La Coruña, Galicia). La clásica actividad de guitarra de los viernes por la tarde empezó a crecer. Los más pequeños disfrutaban grabando canciones versionadas con temas que triunfaban en los viajes en coche con sus familias… Las guitarras, las baterías y los pianos formaban, cada vez más, parte del ambiente del club.

 

os componentes de Hospiband en pleno concierto.

​Los componentes de Hospiband en pleno concierto.

 

Con motivo del pasado Año de la Misericordia, nos planteamos qué más podíamos hacer desde esta asociación juvenil, además de las habituales visitas a personas necesitadas que hacemos desde siempre, y se nos ocurrió que podíamos comenzar una iniciativa solidaria en torno a la música.

Así nació Hospiband: un grupo de música compuesto por chicos de entre 15 y 17 años que ensayaba en Rueiro y con los que participamos en diversos encuentros que pretendían hacer pasar un rato agradable a personas que necesitan despertar o remover su ilusión, o un rato de compañía, de ritmo, de marcha.

Uno de nuestros primeros conciertos fue en un centro de menores, donde chicos sin hogar se divirtieron mucho (...) También actuamos en un refugio para personas necesitadas

Uno de nuestros primeros conciertos fue en un centro de menores, donde chicos sin hogar se divirtieron mucho. Tuvimos ocasión de hablarlo con ellos después tranquilamente. También actuamos en un refugio para personas necesitadas, en un centro para personas con discapacidad y en varias residencias de ancianos.

 

onzalo y José durante una actuación de magia.

​Gonzalo y José durante una actuación de magia.

 

A muchos padres de Rueiro les ha gustado especialmente esta actividad, que permite a sus hijos desarrollar una afición, pasárselo estupendamente y dedicar su tiempo a los demás. Nos dimos cuenta de que todo aquello estaba en sintonía con los objetivos del Club, que busca ser un lugar en el que los jóvenes adquieren virtudes humanas en un ambiente de amistad para ser personas preocupadas por los demás.

Teatro y magia

Como somos muchos y distintos, mientras unos seguían con la música, otros iban avanzando por derroteros similares. Además, no todo el mundo está dotado para la melodía. Pensamos en otras habilidades o gustos que tenían los chicos de Rueiro y decidimos embarcarnos en dos vías paralelas: teatro y magia.

Desde entonces, un grupo de unos 25 chicos de 14 a 17 años se juntan todos los viernes en Rueiro para participar en una de estas tres actividades… y se sigue sumando gente

Así, juntando el talento de los que vienen por el club y sus amigos, nació Living for others, un proyecto que toma su nombre de la última campaña de la ONG Cooperación Internacional, con la que colaboramos. Su enfoque encajaba a la perfección con lo que pretendíamos: desarrollar aficiones enriquecedoras y divertidas para ponerlas al servicio de los demás. Desde entonces, un grupo de unos 25 chicos de 14 a 17 años se juntan todos los viernes en Rueiro para participar en una de estas tres actividades… y se sigue sumando gente. Algunos se apuntaron encantados con la idea y otros lo hicieron venciendo su inicial resistencia a actuar en público al pensar en la finalidad de la actividad.

 

espués de un festival en Pai Menni.

Después de un festival en Pai Menni.

 

Hace poco acudimos a Pai Menni, un centro para personas con discapacidad donde ya había tocado la Hospiband y al que acudimos con bastante frecuencia a desarrollar otras labores asistenciales. Celebraban una fiesta a la que habían invitado a otras asociaciones similares. Hubo representaciones teatrales, números de magia y, por supuesto, música. A los pocos días nos escribía la responsable del centro diciendo: “Quería agradeceros vuestra colaboración en la jornada que tuvo lugar el pasado sábado, las actividades que realizaron los chicos quedaron genial. La verdad es que su actuación fue muy completa, entre el teatro, la magia, la música… por nuestra parte quedamos encantados y nuestros usuarios y los del resto de asociaciones lo pasaron muy bien gracias a ellos, ¡fue el broche final perfecto! A mí, personalmente, me gustaron mucho, hacen una gran labor y tienen mucho talento”.

La Hospiband sigue su marcha, ahora con un repertorio más completo. En muchos sitios se hacen fotos con los chicos y en una residencia de ancianos incluso nos pidieron un disco... La gente se lo pasa bien, aunque, como dijo uno de los chicos del grupo, "no sabemos si lo pasan mejor ellos o nosotros”… Es lógico.

Diversión y educación

 

Tenemos una postdata antigua de la pasada Navidad que tiene que ver con la música, y con los padres, las familias, y la tarea de Rueiro. El mes de diciembre pasado –hace ya unos meses, pero viene al caso- grabamos un villancico en colaboración con Los Limones, un conocido grupo musical de la ciudad que fue líder de ventas nacional hace unos años, y que siguen siendo muy conocidos en Galicia.

El vocalista fue socio de Rueiro y le hizo mucha ilusión que se lo propusiéramos. Versionamos una conocida canción suya y la convertimos en villancico con el título Ahora es cuando, Belén es donde. Quedamos con tres integrantes del grupo en la sede del club y avisamos a nuestras familias para que viniesen a cantar con ellos.

 

anti y su grupo 'Los Limones' tocando con las familias de Rueiro.

​Santi y su grupo 'Los Limones' tocando con las familias de Rueiro.

 

El resultado fue un vídeo clip que aprovechamos para presentar en el Festival de villancicos de familias que este año celebramos en la cafetería de un concurrido centro comercial. Un periódico de la ciudad explicaba: “Rueiro es un club creado por padres cuyo fin es ofrecer a sus hijos una forma divertida y educativa de ocupar su tiempo libre. Este villancico es una gran muestra de ello”. 

 

 

La novedad en Cristo

Dios se ha hecho hombre para darnos la vida eterna, pero también para hacernos felices en la vida terrena. Este ensayo es una reflexión sobre las implicaciones que tiene para el cristiano la venida de Cristo a la Tierra.

Cristo 20 de Febrero de 2016

pus Dei - La novedad en Cristo​ "La novedad en Cristo", artículo escrito por P. O'Callaghan.

El sentido de novedad recorre todo el Evangelio, desde la Anunciación a la Virgen María hasta la Resurrección del Señor. El Nuevo Testamento habla en mil modos diversos de un nuevo comienzo para la humanidad. La misma palabra “evangelio” quiere decir justo eso: la “buena noticia”. Desde el arranque de su ministerio público, Cristo anuncia abiertamente el cumplimiento de los tiempos y la venida del Reino de Dios: el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está al llegar; convertíos y creed en el Evangelio[1].

Pero esto no significa que el Señor quiera cambiar todo. No es un revolucionario o un iluminado. De hecho, por ejemplo, para hablar de la indisolubilidad del matrimonio, toma como punto de partida lo que Dios hizo en el origen, cuando creó a la mujer y al hombre[2]. Por eso declaró: no penséis que he venido a abolir la Ley o los Profetas; no he venido a abolirlos sino a darles su plenitud[3]; y, en repetidas ocasiones, conminó a los discípulos a que cumplieran fielmente los mandamientos que Moisés había comunicado al pueblo de parte de Dios.

Y sin embargo, en la predicación del Señor hay, sin duda, un aire nuevo, liberador. Por una parte, la doctrina de Jesús desarrolla elementos ya presentes en el Antiguo Testamento, como son la rectitud de intención, el perdón, o la necesidad de amar a todos los hombres sin restricción, en particular a los pobres y a los pecadores. En Cristo se da cumplimiento a las antiguas promesas que Dios hizo a los profetas. Por otra parte, la llamada del Señor se dirige de modo radical y perentorio no a un pueblo, sino a todos los hombres, a los que llama uno por uno.

La novedad de la presencia y actuación de Jesucristo se percibe también de otro modo, desconcertante a primera vista: muchos hombres lo rechazan. Vino a los suyos, y los suyos no le recibieron[4], dice San Juan. Ese rechazo de parte de los hombres pone todavía más de relieve, si es posible, lo incondicional de la entrega y de la caridad del Señor hacia la humanidad. Además, este rechazo lo llevó derechamente a su muerte en la Cruz, libremente abrazada, sacrificio único y definitivo, fuente salvífica para todos los hombres.

Pero Dios fue fiel a su promesa, y la potencia del mal no pudo apagar la entrega divina de Jesús, como manifestó la Resurrección. La fuerza salvífica que Dios introdujo en el mundo por la Encarnación de su Hijo, y sobre todo por su Resurrección, es la novedad absoluta, universal y permanente. Esto se aprecia desde el inicio de la predicación apostólica: con alegría desbordante, los apóstoles proclamaron por toda Judea, por el Imperio Romano y por el mundo entero que Jesús había resucitado; que el mundo podía cambiar, que cada mujer, cada hombre podían cambiar; que ya no estábamos sometidos a la ley del pecado y de la muerte eterna. Cristo, asentado a la derecha del Padre, dice: mira, hago nuevas todas las cosas[5]. En Cristo, Dios ha tomado de un modo nuevo las riendas del mundo y de la historia humana, sumidos en el pecado, para llevarlos a su realización plena. A pesar de todas la dificultades que los cristianos de la primera hora tuvieron, miraban al futuro con esperanza y optimismo. Y contagiaban sin cesar su fe entre todas las personas que tenían alrededor.

La novedad de la vida eterna después de la muerte

En el mundo pagano era común considerar el futuro como una simple réplica del pasado. El cosmos existía desde siempre y, dentro de grandes mutaciones cíclicas, perduraría para siempre. Según el mito del eterno retorno, todo lo que tuvo lugar ayer, volvería en el futuro. En este contexto antropológico-religioso, el hombre sólo podía salvarse escapando de la materia, en una especie de éxtasis espiritual separado de la carne; o viviendo en este mundo, como decía San Pablo, sin miedo ni esperanza[6]. En los primeros siglos del cristianismo, los paganos siguen una ética más o menos recta; creen en Dios o en los dioses y les dirigen un culto asiduo, en búsqueda de protección y consuelo; pero les falta la esperanza cierta de un futuro feliz. La muerte era un puro truncamiento, un sinsentido.

Por otra parte, la voluntad de vivir para siempre es profunda en el hombre, como manifiestan los filósofos, los literatos, los artistas, los poetas y, de modo eminente, los que se aman. El hombre ansía perdurar; y tal deseo se manifiesta de múltiples modos: en los proyectos humanos, en la voluntad de tener hijos, en el deseo de influir sobre la vida de otras personas, de ser reconocido y recordado; en todo esto, se puede adivinar la tensión humana hacia la eternidad. Hay quien piensa en la inmortalidad del alma; hay quien entiende la inmortalidad como reencarnación; hay, en fin, quien ante el hecho cierto de la muerte decide poner todos los medios para conseguir el bienestar material o el reconocimiento social: bienes que nunca serán suficientes, porque no sacian, porque no dependen sólo de la propia voluntad. En esto el cristiano es realista, pues sabe que la muerte es el término de todos los sueños vanos del hombre.

En medio del dilema de la muerte y de la inmortalidad, el poder recreador de Dios se hace presente en la vida, pasión y resurrección de Jesucristo. El fiel cristiano, unido con Él por el Bautismo y los demás sacramentos, reproduce los hitos principales del paso del Señor por la tierra. Como escribe San Pablo a los romanos, fuimos sepultados juntamente con él mediante el bautismo para unirnos a su muerte, para que, así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros caminemos en una vida nueva. Porque si hemos sido injertados en él con una muerte como la suya, también lo seremos con una resurrección como la suya [7].

En efecto, el cristiano tiene la certeza de que Dios le ha dado la vida creándolo a su imagen y semejanza [8]. Sabe que cuando experimenta la angustia de la muerte que se acerca, Cristo actúa en él, convirtiendo sus penas y su muerte en fuerza corredentora. Y está seguro de que el mismo Jesús, al que ha servido, imitado y amado, le recibirá en el Cielo, llenándolo de gloria después de su muerte. La grande y gozosa verdad de la fe cristiana es que, por la fe en Cristo, el hombre puede superar con creces al último enemigo [9], la muerte, abriéndose a la visión perpetua de Dios y a la resurrección del cuerpo al final de los tiempos, cuando todas las cosas se hayan cumplido en Cristo.

La vida no termina aquí; estamos seguros de que el sacrificio escondido y la entrega generosa tienen un sentido y un premio que, por la misericordia magnánima de Dios, van más allá de lo que el hombre podría esperar con las propias fuerzas. Si alguna vez te intranquiliza el pensamiento de nuestra hermana la muerte, porque ¡te ves tan poca cosa!, anímate y considera: ¿qué será ese Cielo que nos espera, cuando toda la hermosura y la grandeza, toda la felicidad y el Amor infinitos de Dios se viertan en el pobre vaso de barro que es la criatura humana, y la sacien eternamente, siempre con la novedad de una dicha nueva? [10].

Los novísimos empiezan de algún modo en la tierra

Aunque es cierto que la novedad cristiana se refiere principalmente a la otra vida, al más allá, la Iglesia enseña que la novedad de la Resurrección de Cristo ya está presente, de algún modo, en la tierra. Por más que dure el universo tal como lo conocemos, estamos ya “en los últimos tiempos”, seguros de que el mundo ha sido redimido, pues Cristo ha derrotado el pecado, la muerte, al demonio.

El Reino de Dios está ya en medio de vosotros [11]; en medio no sólo como una presencia externa, sino también como dentro del creyente, en el alma en gracia, con una presencia real, actual, eficaz, aunque todavía no del todo visible y completa. «La plenitud de los tiempos ha llegado, pues, hasta nosotros (cfr. 1 Cor 10, 11), y la renovación del mundo está irrevocablemente decretada y empieza a realizarse en cierto modo en el siglo presente, ya que la Iglesia, aun en la tierra, se reviste de una verdadera, si bien imperfecta, santidad (...). Somos llamados hijos de Dios y lo somos de verdad (cfr. 1 Jn 3, 1); pero todavía no hemos sido manifestados con Cristo en aquella gloria (cfr. Col 3, 4), en la que seremos semejantes a Dios, porque lo veremos tal cual es (cfr. 1 Jn 3, 2)» [12].

La Iglesia es depositaria en la tierra de esa presencia por adelantado del Reino de Dios; camina como peregrina en la tierra, pero todo el poder salvífico de Dios actúa ya de algún modo en el siglo presente, por medio de la Palabra revelada y de los sacramentos, especialmente la Eucaristía; poder salvífico que se manifiesta también en la vida santa de los cristianos, que viven en el mundo, sin ser del mundo [13]. El cristiano es, ante el mundo y en el mundo, alter Christus, ipse Christus, otro Cristo, el mismo Cristo: se establece así una cierta polaridad en la vida de la Iglesia y de cada creyente entre el ya y el todavía no, entre el momento presente –ocasión de acoger la gracia– y la plenitud final; tensión que tiene muchas consecuencias para la vida del cristiano y para la comprensión del mundo.

Esta realidad confirma la distinción que existe entre el orden natural y el orden sobrenatural. La vida sobrenatural, basada en la fe y en la gracia de Dios, se inserta en el alma del cristiano, aunque no haya informado plenamente todos los aspectos de su existencia. El cristiano vive metido en Dios y para Dios, y se esfuerza por comunicar los bienes divinos a los demás hombres. En la vida futura, la gracia, o vida sobrenatural, se convertirá en gloria, y el hombre alcanzará una inmortalidad completa en la resurrección de los muertos. En la vida presente, en cambio, aunque esté perfeccionada por la gracia, la existencia humana posee leyes propias, que han de aplicarse en los distintos ámbitos: personal, familiar, social y político. La vida sobrenatural acoge, perfecciona y lleva a plenitud la naturaleza, sin anularla ni sustituirla.

Otra consecuencia de la tensión entre el ya y el todavía no se expresa en la noción cristiana del tiempo y de la historia. Para el pensamiento pagano, casi siempre fatalista, los eventos de la historia estaban previstos y determinados de antemano por el fatum, el destino. El tiempo pasaba intocable e impertérrito, como espectador mudo y pasivo, enmarcando el curso de la historia. Pero el tiempo cristiano no es sólo tiempo que pasa; es espacio creado por Dios para crecimiento y progreso, para la historia y la redención. Dios actúa con su Providencia en el tiempo, para llevar el mundo y la historia hacia su plenitud.

El Señor ha querido contar con la respuesta inteligente y libre de los hombres, con las oraciones de los santos y las buenas acciones de muchos, para influir en el curso de los eventos. Como imagen suya, los hombres pueden cambiar la historia: en unos casos para mal, como ocurrió con el pecado de Adán y Eva; pero sobre todo de un modo positivo, participando activamente en la realización del designio divino, precisamente porque el evento más relevante y eficaz, el que dio a la historia del mundo el viraje más radical, fue la Encarnación del Hijo de Dios. Por eso, la colaboración humana más profunda y duradera en los planes divinos para cambiar el curso de la historia ha sido llevada a cabo por la Virgen, cuando acogió con un decidido fiat! al Hijo de Dios en su seno.

Los cristianos viven en el mundo conscientes de los pecados propios y ajenos, pero convencidos de que el mejor modo de aprovechar el tiempo es servir a Dios, para mejorar el mundo que nos ha confiado. De algún modo, el tiempo es plasmado por el hombre, es humanizado. La tensión escatológica se hace patente en la Providencia divina, siempre presente en la vida de la Iglesia y de cada cristiano. «La creación tiene su bondad y su perfección propias, pero no salió plenamente acabada de las manos del Creador. Fue creada “en estado de vía”, hacia una perfección última todavía por alcanzar, a la que Dios la destinó. Llamamos divina providencia a las disposiciones por las que Dios conduce la obra de su creación hacia esta perfección»[14]. El Señor no ha hecho todo, hasta el último detalle, desde el inicio. Poco a poco, contando con la inteligente y perseverante colaboración de las criaturas, va acercando a todas y cada una de ellas hacia su fin. Como hemos visto, el poder salvífico de Dios normalmente se hace presente en la vida del hombre de forma escondida e interior; de manera similar, la Providencia divina obra suave y ordinariamente, no sólo en los grandes eventos, sino también en los que, en apariencia, son más pequeños. Por eso el Señor invita a la plena confianza: así pues, no andéis preocupados diciendo: ¿qué vamos a comer, qué vamos a beber, con qué nos vamos a vestir? Por todas esas cosas se afanan los paganos. Bien sabe vuestro Padre celestial que de todo eso estáis necesitados. Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas se os añadirán [15].

Dios –explicaba san Josemaría–, que es la hermosura, la grandeza, la sabiduría, nos anuncia que somos suyos, que hemos sido escogidos como término de su amor infinito. Hace falta una recia vida de fe para no desvirtuar esta maravilla, que la Providencia divina pone en nuestras manos. Fe como la de los Reyes Magos: la convicción de que ni el desierto, ni las tempestades, ni la tranquilidad de los oasis nos impedirán llegar a la meta del Belén eterno: la vida definitiva con Dios[16].

Desde el inicio de su existencia terrena, el Señor llenó a la que sería la Madre de su Hijo con una extraordinaria abundancia de dones, humanos y sobrenaturales. Concebida sin pecado original, Ella era lallena de gracia[17]. Durante su vida, en medio de un sinfín de pruebas y oscuridades, vivió heroicamente la fe, fortaleciendo con su ejemplo a los primeros discípulos. Al final de su vida, exenta de cualquier pecado, fue asunta al cielo en cuerpo y alma, participando para siempre, como Reina de los Ángeles y de toda la creación, en la gloria del Señor. En Ella se ha verificado plenamente la promesa divina de llevar a los hombres a la gloria. Por eso, la Virgen es para cada hombre spes nostra, faro que nos ilumina y causa de nuestra esperanza.

Autor: P. O'Callaghan

------------------------------------------------

[1] Mc 1, 15.

[2] Cfr. Mt 19, 3-9; Gn 2, 24.

[3] Mt 5, 17.

[4] Jn 1, 11.

[5] Ap 21, 5.

[6] Cfr. 1 Ts 4, 13; Ef 2, 12.

[7] Rm 6, 4-5.

[8] Cfr. Gn 1, 27.

[9] 1 Cor 15, 26.

[10] Surco, n. 891.

[11] Lc 17, 21.

[12] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, n. 48.

[13] Cfr. Jn 17, 14.

[14] Catecismo de la Iglesia Católica, n. 302.

[15] Mt 6, 31-33.

[16] Es Cristo que pasa, n. 32.

[17] Lc 1, 28.

 

 

 Amar la vida, defenderla y cuidarla

La vida nos importa, toda la vida. En cualquiera de sus tramos y en todas sus circunstancias. Es el don primero que se nos da por parte de Quien nos la regala: antes que cualquier otro talento se nos entrega la existencia como tal, con ojos abiertos de par en par, manos buscando el abrazo, y un corazón que aprende a palpitar con los latidos que nos hablan por dentro. Dios nos llama así en el primer instante, nos llama continuamente como en el primer momento. Y no deja de decirnos la palabra para la que nacimos, que aún siendo siempre la misma jamás se repite al pronunciárnosla Aquel que hace todas las cosas sencillamente diciéndolas. Sí, la vida importa como lo más precioso y lo más preciado por Dios que con sus manos de divino alfarero la forma del barro de todos los tiempos y de todos los espacios haciendo de cada ser una obra de arte única que llena de belleza inimitable y que rubrica luego con la firma de su maestra autoría.

Cada 21 de marzo da comienzo oficialmente la primavera. Pueden quedar atrás o guardar sus guaridas los signos del invierno lluvioso y nevado que ha sido algo más huraño con la luz del sol de amanecida. Pero resulta imparable que la vida se haga hueco por las estaciones de nuestras circunstancias con sus gozos y sus cuitas.

En esta primavera a flor de vida, hay una fiesta entrañable para los cristianos el 25 de marzo: la Anunciación a María y la Encarnación del Verbo. El arcángel Gabriel le trajo a aquella doncella el mensaje más decisivo de toda la historia, un anuncio que venía grávido de vida, encarnando humanamente a quien hizo el ser humano. Un sí que pendía en aquellos labios de joven mujer, del cual después tanto dependía. Aquel sí se pronunció, teniendo la misma palabra, idéntico argumento, que el que Dios creador utilizara en el principio de las cosas: hágase, fiat. Y al igual que al principio todo fue hecho desde el hágase en los labios creadores de Dios, así ahora María diciendo su hágase, su fiat, la nueva creación llegó recién nacida desde su entraña virginal nueve meses después de haber sido virginalmente concebida. Es una reflexión de primavera creyente, cuando la flor rompe su anonimato de semilla y brota con toda su potencia chistándonos despacio que tras ella vendrá el fruto siempre. Porque en ese día bendito, 25 de marzo, nueve meses antes de la Navidad, la Iglesia ha querido que también celebremos la Jornada por la Vida.

Estamos en unos tiempos en los que hasta la misma vida se pone en entredicho, y los hay que una vez más escenifican la única tentación que el hombre errante y errado ha sentido siempre: querer ser como Dios jugando a ser dioses. Les molesta la creación y llegan a odiarla hasta el punto de querer pervertirla de tantos modos en la ruleta de la confusión y en la noria del vale todo. Es la vida la que fuerzan con artificio artificial hasta desnaturalizarla del todo precipitando su orden y su armonía, su belleza y bondad, su mismo ser tal y como fue soñado y regalado por las manos creadoras de su Dios creador.

Este año tiene una particularidad especial en nuestra archidiócesis de Oviedo: la inauguración del nuevo Centro de Orientación Familiar (COF). Durante años nuestra Iglesia en Asturias ha acogido a personas que tenían necesidad de ser atendidas en las dificultades que comporta una familia. Es justo agradecer la labor realizada por quienes de modo pionero llevaron adelante esta impagable labor con verdadera entrega pastoral y desinteresadamente. Como una continuación se abren los locales del COF en Oviedo con la intención de acompañar no sólo la familia sino también la vida, especialmente en los primeros momentos cuando ésta se halle amenazada. Una buena noticia que nos llena de alegría y de esperanza.

 

         + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm.  Arzobispo de Oviedo

 

 

El arte de amar a todos

La virtud de la caridad exige estar en gracia de Dios, y así, poder amar con el mismo corazón de Cristo.

Por: Pablo Cabellos Llorente 

Son muchas las palabras cuyo contenido cambia, bien por las permutas normales introducidas por escritores o por el pueblo llano e imaginativo, bien por intereses menos claros. No es infrecuente que un mismo vocablo sea utilizado deliberadamente para vaciar su contenido natural por otro que puede resultar ser exactamente lo contrario. Un ejemplo: lo que para algunos es un valor –el derecho al aborto-, para muchos es un desvalor –muerte de un inocente y muy probable padecimiento psicológico de la madre-.

El ejemplo puede ser tomado como brutal, pero es real como bien sabemos todos. Mas no es menos atroz el uso destinado a la palabra amor. Originariamente, la voluntad podría considerarse –como hace Rafael Alvira- en cinco modos de querer: el primer uso sería el deseo como tendencia al fin, la búsqueda de la unión o posesión de lo deseado. La segunda manera de querer aprueba o rechaza hechos sucedidos. Sería la tercera cuando nos dirigimos al futuro, en cuyo caso la voluntad es poder y elegir. La capacidad creadora del ser humano ocuparía el cuarto puesto. Finalmente, hay un uso de la voluntad que llamamos amor y que viene a consistir en el reconocimiento y afirmación de una realidad por lo que en sí misma es y vale.

Estos usos de la voluntad se entremezclan en nuestras vidas y si alguno se ausenta, debilitará el resto y al hombre mismo. Mas si no se encaminan al amor, que es su cúspide, la ruina será mayor. Porque la persona está hecha para abrirse a otros. Muchos autores coinciden en que el hombre es un ser constitutivamente dialogante. Si no hubiese con quien establecer este diálogo manifestativo de la creatividad, de nuestra intimidad, de la capacidad de donación, en lugar de una persona lograda hallaríamos un fracasado. Digamos también que las relaciones interpersonales pueden medirse por el amor y la justicia.

Si saltamos a la caridad –virtud teologal por la que amamos a Dios sobre todas las cosas por Él mismo y a nuestros prójimos como a nosotros mismos por amor de Dios-, observaríamos una virtud que no deroga nada de cuanto va dicho sobre los modos de ejercitar la voluntad y, por tanto, la libertad. No hay espacio para tratar con amplitud sobre la caridad, de la que afirma Tomás de Aquino que es una cierta participación en la infinita caridad, que es el Espíritu Santo, lo que, para ser pleno, exige estar en gracia de Dios. Y así, poder amar con el mismo Corazón de Cristo. ¡Qué lejos queda este planteamiento del pobre concepto de caridad consistente en la limosna dada a un pobre!

Naturalmente, el mundo andaría mejor estructurado con lo escrito en los primeros párrafos, pero no hay duda de que si los cristianos viviéramos una caridad plena, seria más factible disfrutar del arte de amar a los demás. Estoy llamando arte al ejercicio de la primera de las virtudes porque, a pesar de que la creatividad ha sido el enunciado cuarto de las formas de querer, también se afirmó que todas confluyen en el amor, lo que conlleva siempre arte: para relacionarse y dialogar, para tender al bien amado, para rechazar lo que estorba, para elegir el amor.

Ahora vendría bien considerar dos ideas agustinianas: “no se pregunta si ama, se pregunta qué ama”. Aquí aparecerían con toda seguridad discrepancias de apariencia insalvable, que no lo será tanto si enterramos los propios egoísmos para expresar el amor que es donación al otro: a Dios y a los demás. Luego san Agustín expresó aquello tan banalmente entendido por algunos: “Ama y haz lo que quieras”. Esta idea agustiniana no puede comprenderse como una especie de libertinaje suicida, la torpeza de prostituir el amor, lo que puede suceder en toda relación humana que ve a los demás como objetos: de placer, de negocio, de poder…

Dos ideas más sobre el amor a los demás, extraídas de san Josemaría: en “Es Cristo que pasa”, escribió: “la caridad cristiana no se limita a socorrer al necesitado de bienes económicos; se dirige, antes que nada, a respetar y comprender cada individuo en cuanto tal, en su intrínseca dignidad de hombre e hijo del Creador”. En “Amigos de Dios”, puntualiza más este aspecto al afirmar que amar es “buscar el bien de las almas sin discriminación de ningún género, logrando para ellas, antes que nada, lo mejor: que conozcan a Cristo, que se enamoren de Él”
Estaría en sintonía con la reiterada alusión del Papa Francisco a que la Iglesia no es una ONG.

En la otra cara de la moneda queda el reproche del fundador del Opus Dei hacia “la mentalidad de quienes quieren ver el cristianismo como un conjunto de actos o prácticas de piedad, sin percibir su relación con las situaciones de la vida corriente, con la urgencia de atender a las necesidades de los demás y de esforzarse por remediar las injusticias”, expresando a continuación que quien así pensara no habría comprendido todavía lo que significa que el Hijo de Dios se haya encarnado. Así saldremos a las periferias de miseria y marginación.

 

 

 

Laicismo y respeto a la religión

Pedro María Reyes

A pocos ha sorprendido el ataque de un conocido líder político a la Misa que transmite Televisión Española. En efecto, se debe inscribir en el contexto de un laicismo agresivo que intenta confinar la religión al ámbito exclusivo de la vida privada. Quizá por eso, lo notable es que el mismo personaje haya defendido la Semana Santa. Preguntado por ello, respondió: “Mi padre vive en Zamora donde hay una Semana Santa preciosa”. Añadió que “jamás quitaría la celebración de la Semana Santa”, porque “no es solo una manifestación religiosa sino también cultural que es interesantísima para entender nuestro país”.

Se agradece que vea en la Semana Santa los aspectos culturales de esta celebración cristiana, que indudablemente los tiene, pero yerra en los fundamentos. En el fondo de su declaración insinúa que el hecho religioso debe ser ajeno a cualquier manifestación pública, salvo que haya un interés en un acto por otra materia, como puede ser la cultural.

Esta concepción contradice el tenor literal de nuestra Constitución, que afirma claramente que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” (art. 16, 3), autorizando expresamente cualquier manifestación de fe (pública o privada) “sin más limitación (...) que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley” (art. 16, 1).

Sería injusto desconocer la trascendencia cultural y artística de la religión en la vida de las naciones. En España los museos se quedarían huecos si hubiera que sacar las obras religiosas, las ciudades y los pueblos resultarían casi vacíos de edificios artísticos si hubiera que clausurar las iglesias, perderíamos la mayoría de las fiestas populares que asombran a tantos visitantes si se prohibieran las celebraciones religiosas, etc. Pero sigue siendo un asunto secundario.

El núcleo de la cuestión es que no hay motivo para entender que la religión deba recluirse a la vida privada. En efecto, los creyentes tienen derecho, como los demás ciudadanos, a tener manifestaciones públicas de su fe, y las autoridades deberían respetar y cooperar con ellas en atención al arraigo de cada una de estas en la sociedad. No se les pide que se conviertan en fervorosos creyentes, sino que respeten la fe de sus conciudadanos y cooperen con sus manifestaciones de fe.

No se puede alegar la neutralidad del Estado. Ser neutros no es dar la espalda. Así lo entienden las autoridades públicas en otros ámbitos, pues los mismos que se niegan a ir a actos religiosos en nombre de la neutralidad, van a los partidos de fútbol cuando se juega una competición importante. Y nadie considera que las autoridades violan la debida neutralidad en cuestiones futbolísticas por hacerse presente si juega, por ejemplo, el equipo de su ciudad. Igualmente, financian exposiciones de arte, sin que nadie considere que eso comprometa la neutralidad de los poderes públicos ante las corrientes artísticas vigentes en esta época. O subvencionan películas, sin que lo consideren un atentado a la neutralidad ante los valores que promueven.

Una auténtica neutralidad, por lo tanto, debe incluir el respeto al hecho religioso en sí mismo y a los creyentes porque son creyentes, no por los demás aspectos que conlleva la religión. Ojalá que las autoridades públicas comiencen a respetar la religión por sí misma y no por la cultura que hay en las procesiones.

 

 

La soledad de Frankenstein

Ángel Cabrero

Hace dos siglos se publicó la novela titulada Frankenstein, versionada en cine con tintes de película de terror, en las que es difícil llegar a saber casi nada de las pasiones y sentimientos de un engendro, que pretende ser humano -es ficción, está claro- pero que nace monstruoso por culpa de su creador. Creador que es el científico Víctor Frankenstein, que en la memoria del espectador, no del lector, ha cedido el apellido al engendro.

Probablemente, la idea inicial de la autora es advertir del peligro de sobrepasar los límites lógicos de la ciencia, presentes en las tentaciones de muchos científicos, más en los tiempos que vivimos que en los años en que se escribió esta historia. La aberración que supone la falta de ética al maniobrar la vida humana. Véase el ejército innumerable de embriones congelados, desechados sin más, una vez que se han conseguido hijos de otros óvulos fecundados. ¿Alguien tiene una solución? La mentalidad abortista presente en un gran porcentaje de conciudadanos nuestros, que no entienden nada de la dignidad de la vida de la persona, incluidos los no nacidos, no va a tener ningún problema en destruir esos seres vivos si estorban.

Pero la tentación de construir a un hombre mucho más perfecto que nosotros está presente en muchos futuribles de científicos modernos, que afirman que “los ordenadores podrán combinar los puntos fuertes de la inteligencia humana con los puntos fuertes de las máquinas”. O que “hacia el final de esta década tendremos el hardware necesario para emular la inteligencia humana con superordenadores”. Y así siguiendo. Serán capaces de hacer el ciber hombre, pero lo que no puede el científico es dar la vida.

Sin embargo creo que la idea subyacente en esta novela es la soledad. El monstruo creado por Víctor Frankenstein está condenado a vivir solo. Él se da cuenta desde el momento en que empieza a ser consciente de su vida. Va a quedar solo porque es repugnante a los ojos de cualquier persona, y porque el científico no está dispuesto a hacerle una compañera.

Aquel engendro pudo aprender algo sobre la vida espiando a una familia en una cabaña en el bosque. Espía durante meses, puede verlos sin ser visto, y se supone que en ese tiempo aprende a hablar, a leer, y sobre todo va entendiendo qué es una familia y cuáles son los sentimientos de cada uno de aquellos personajes que va conociendo. Un aprendizaje de la vida totalmente antinatural, porque no ha tenido infancia.

Todo esto no son más que historias imaginadas, pero nos muestra a un seudo hombre -todo es ficción- que quiere integrarse en la sociedad, y la sociedad no le admite. Los sentimientos del personaje son amables. Dedica bastante tiempo a conseguir leña para los habitantes de la cabaña, sin que ellos sepan quien lo ha hecho. Tiene el proyecto de mostrarse como “una buena persona” ante aquella familia cercana, que él llega a querer en la medida que los va conociendo. Él, que se ha visto reflejado en el agua y se da cuenta de su fealdad, hace planes para ser acogido a pesar de todo. Pero la primera vez que le ven quedan aterrorizados y lo expulsan con violencia.

Este monstruo amable hace favores a los hombres, salva la vida a una niña a punto de ahogarse, pero cuando quiere llevarla con su familia solo recibe un violento rechazo, porque es un monstruo. Eso hace que su bondad se vaya convirtiendo en rencor. Y todos los pormenores del resto de su vida tienen que ver con el odio a su creador, que le deja solo y repugnante. Víctor Frankenstein no es capaz de reconocer su culpa, y solo piensa en cómo destruir su obra. El engendro, en su soledad, se llena de odio y de violencia.

Podríamos quedarnos con este problema de la soledad. El problema de tantas personas que no son aceptadas, que son marginadas de modo cruel simplemente por una enfermedad desagradable, por la fealdad, por la pobreza, por la raza. Quizá vista así, esta novela nos ayude a pensar en cómo acogemos los demás.

 

 

        Manos Unidas: «Es inadmisible que la falta de agua es hoy sinónimo de muerte»

Foto: Manos Unidas/Beatriz Hernáez

 

Cerca de 1,5 millones de niños corren el riesgo de morir de hambre en cuatro países. Mil millones de personas se enfrentan a la escasez de agua en las regiones más secas del planeta. Los pequeños agricultores de África son los más afectados por la escasez de agua y dependen ya de la ayuda exterior para garantizar su alimentación. Aunque la situación es de emergencia extrema, el mundo parece estar mirando a otro lado

En los últimos cuatro años, Manos Unidas ha aprobado en el continente africano más de 140 proyectos relacionados con el agua por un importe superior a 8 millones de euros.

En el Día Mundial del Agua, Manos Unidas vuelve los ojos hacia los millones de personas que, en estos momentos, se enfrentan en el mundo a los graves efectos de la escasez de agua, derivada de la sequía recurrente que padecen en sus países, consecuencia del cambio climático y del mal uso de los recursos.

El pasado mes de enero, Jose Graziano da Silva, director general de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lo advertía en el Foro Global para la Alimentación y la Agricultura: «El cambio climático está alterando los regímenes hidrológicos en todo el mundo. Se estima que cerca de mil millones de personas en las regiones más secas, con mayores índices de pobreza y hambre, van a enfrentarse a una creciente escasez de agua a corto plazo».

Mabel Ibáñez, coordinadora de proyectos de Manos Unidas en África, el continente más castigado por una sequía que dura ya demasiados años y que está provocando la que, según Naciones Unidas, podría ser la mayor crisis humanitaria desde que terminó la II Guerra Mundial en 1945, asegura que «es inadmisible que, en pleno siglo XXI, en algunas zonas del mundo la falta de agua siga siendo sinónimo de muerte».

Otra vez África

En África, donde la amenaza del hambre es una constante, la escasez de lluvias ha agravado la situación hasta el punto de hacer saltar todas las alarmas. En Sudán del Sur, el país más joven del mundo, sumido en un conflicto tribal que parece no tener fin, la falta de precipitaciones ha contribuido al descenso en la producción de alimentos, muy mermada ya a causa de la guerra. La situación ha llevado a Naciones Unidas a una declaración formal de hambruna en Unity, una zona situada en el centro-norte del país, aunque se prevé que el hambre se extienda a otras regiones e, incluso, a la capital. Esta es la primera vez en seis años que Naciones Unidas declara la hambruna; la última vez fue en el año 2011 en Somalia, donde murieron de hambre 260.000 personas.

«Desgraciadamente, estamos hablando de una crisis regional que afecta a varios países. En Africa Este se está sufriendo una sequía muy fuerte. En algunas zonas no ha llovido en 3 años, y, en otras, por el efecto de El Niño, el año pasado las lluvias fueron muy cortas y escasas», asegura la coordinadora de proyectos de Manos Unidas en el continente africano.

«Es terrible que la amenaza de muerte por inanición penda otra vez sobre las cabezas de cerca de 1,5 millones de niños en cuatro países», afirma.

Nigeria, Somalia, el noreste de Kenia y diversas regiones de Etiopía, son algunos de los territorios en los que la población corre mayor riesgo de padecer hambre. Los pequeños agricultores y ganaderos, el sector de población más afectado por la falta de de lluvia y la consecuente escasez de agua, dependen ya, en gran medida, de la ayuda externa para poder asegurarse la alimentación. «En algunas de estas zonas hace mucho tiempo, demasiado, que no llueve y, en otras, las precipitaciones han sido tan escasas que no ha sido posible cosechar lo suficiente para garantizar el sustento», dice Ibañez, quien señala que «aunque la situación es de emergencia extrema, el mundo parece estar mirando a otro lado».

Manos Unidas y el agua en África

Desde hace 58 años, Manos Unida dedica grandes esfuerzos a la puesta en marcha de programas específicos de abastecimiento de agua potable y de regadío a través de la construcción de presas y traídas de agua, la perforación de pozos o los programas de regadío, básicos para evitar emergencias como la actual.

Para ello, solo en África y en los últimos cuatro años, Manos Unidas ha aprobado más de 140 proyectos relacionados con el agua por un importe superior a 8 millones de euros. «El agua es un elemento fundamental para el ser humano. Y en África puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Por eso, está presente en gran parte de nuestros proyectos y en todos los sectores de actuación: agrícola, educativo, sanitario, de promoción social y de promoción de la mujer», afirma Mabel Ibáñez. Consulta aquí la lista de proyectos.

«Con su trabajo, Manos Unidas pone su granito de arena para paliar los efectos del cambio climático, pero nadie tiene capacidad para predecir y evitar sequías tan brutales como las de los últimos años», asegura la coordinadora de proyectos de Manos Unidas en África. «Lo que sí que podemos hacer es prevenir sus efectos y, sobre todo, trabajar para evitar que en el mundo la falta de agua sea sinónimo de muerte para muchos millones de personas a día de hoy».

Manos Unidas

 

 

Centro Jurídico Tomás Moro pide al Congreso que respete la Libertad Religiosa

NOTA DE PRENSA: El Centro Jurídico Tomás Moro pide al Congreso de los Diputados respeto para la Libertad Religiosa 

El Centro Jurídico Tomás Moro inicia su nueva campaña #LosCristianosTenemosDerechos

Madrid, 21 de marzo de 2016.- Ante los últimos ataques a la libertad religiosa, que ahora quiere suprimir la Misa de La 2, el Centro Jurídico Tomás Moro inicia su nueva campaña #LosCristianosTenemosDerechos  y recuerda a los españoles que cualquier ciudadano puede constatar que en los últimos años la libertad religiosa está siendo objeto de agresión con creciente virulencia.

Es evidente que la ocupación de capillas, la agresión a sacerdotes y fieles, los actos vandálicos a templos y lugares de culto, la retirada del patrimonio cultural cristiano presente en nuestros pueblos y ciudades, y la pretensión de borrar la religión de la televisión y de cualquier acto público es  una triste realidad.

El Centro Jurídico Tomás Moro denuncia que se está tratando de imponer a la mayoría social una concepción de la vida minoritaria y resentida, pretendiendo eliminar el disenso a través de desprestigiar las creencias de la mayoría social e imponiendo así una falso consenso totalitario. Efectivamente, unas minorías intolerantes tratan de imponer a la mayoría un espacio público del que se hayan extirpado las expresiones de religiosidad vivas en una sociedad, pues nadie puede pretender que la práctica religiosa quede limitada al ámbito privado.

Ahora el último ataque a la religiosidad del pueblo español pretende eliminar la Misa de 2 Televisión, por eso consideramos que es necesario defender los derechos de los cristianos, pues nosotros no somos ciudadanos de segunda y nuestros derechos no son más que los de los demás, pero tampoco pueden ser menos.

Por todo ello ante el Congreso de los Diputados el Centro Jurídico Tomás Moro realiza las siguientes manifestaciones:

1.- Expresamos nuestra solidaridad, cercanía y apoyo a todas las víctimas de la intolerancia, de las agresiones y de las persecuciones por motivos religiosos, sea cual sea el credo que profesen.

2.- Manifestamos que la libertad de religión y de creencias es una libertad esencial y un bien precioso para cualquier sociedad.

3.- Solicitamos a todas las instituciones públicas que adopten medidas en defensa  de la libertad religiosa, al ser esta uno de los pilares en que deben basarse la paz, la justicia y la libertad, e impulsen iniciativas encaminadas a promover la libertad religiosa y de creencias de todos, sea cual sea su actitud ante la religión, así como a eliminar toda forma de intolerancia y discriminación por razón de las propias creencias. 

Desde el Centro Jurídico Tomás Moro instamos al Congreso de los Diputados para que apruebe una Proposición de Ley  en defensa  de la Libertad Religiosa.

Igualmente ponemos a disposición de la sociedad civil, celosa de su libertades, una petición para recordar a nuestros representantes políticos que según el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión", petición que se puede firmar en la dirección web: http://www.tomasmoro.info/2017/03/21/loscristianostenemosderechos/

Para más información:

www.tomasmoro.info

info@tomas-moro.org

 

 

Consecuencias cuando un matrimonio se rompe

Lucía Legorreta de Cervantes

Última actualización: 22 Marzo 2017

Solemos pensar que la solución es el divorcio o la separación cuando un matrimonio ya no quiere seguir unido; creemos que los problemas se van a solucionar y que reinará la paz.

 

ucía Legorreta de Cervantes

En la mayoría de los casos esto no sucede, ya que de inmediato vienen las consecuencias, tanto en el hombre como en la mujer:

Físicas:

* Soledad: ambos quedan “solos”, cuando han estado acostumbrados a compartir con el otro un espacio, su tiempo, sus bienes, sus conversaciones, buenos y malos momentos.

* Enfermedades: pueden aparecer ciertos padecimientos; recordemos que cuando la mente no está tranquila, el cuerpo somatiza y puede el hombre o la mujer empezar con dolores de cabeza, estómago, u otra enfermedad.

* Labores domésticas: lo que antes hacían los dos, ahora lo tiene que hacer cada uno solo en su nueva casa.

Económicas:

* Distribución de bienes: la negociación de quién se quedará con qué. La mayoría de las veces no resulta fácil, ya que alguno o ambos están dolidos y susceptibles.

* Mantenimiento de dos lugares para vivir: después de la separación se tienen que cubrir los gastos de dos lugares, cuando antes era solo uno. Esto aumenta la presión para ambos.

* Volver a trabajar: la mujer es quien en muchos casos tiene que salir a trabajar para recibir una compensación económica, cuando hace muchos años que no lo hacía.

* Pensiones mensuales: se tiene que establecer una cantidad para la pensión mensual, sobre todo cuando los hijos son menores.

Psicológicas:

* Recuperar la autoestima: con la ruptura, la seguridad en uno mismo suele disminuir, y hay que recuperar este sentimiento de seguridad.

* Asumir nuestra responsabilidad: en una relación de dos, la culpa no es de uno solo, sino de ambos. Cada uno debe asumir su responsabilidad y reconocer sus errores y fallas.

* Aceptar la pérdida: el divorcio o la separación es un duelo, una pérdida que se debe aceptar y aprender a vivir con ella.

* Celos: surgen celos hacia otras personas que se relacionan con la ex pareja.

Sociales:

* Alejamiento de grupos sociales: la convivencia con amigos y familiares ya no es la misma. Cada uno empieza a verlos por separado, o bien, a dejar de verlos.

* La crítica: surge el famoso “qué dirán” los demás, ahora ya soy una “mujer o un hombre divorciado”, y esto puede afectar mucho a la persona.

* Soledad: nuevamente este sentimiento de estar solo o sola de ahora en adelante.

Para los hijos:

* Menos tiempo con ellos: es lógico que después de una ruptura del matrimonio, el papá y la mamá pasen menos tiempo con sus hijos que el que pasaban antes. Se empiezan a turnar para verlos.

* Rendimiento escolar: se ha visto que un niño o un joven puede bajar su rendimiento en la escuela cuando sus padres se separan.

* Enfermedades físicas: hemos mencionado que el cuerpo somatiza los sentimientos y los hijos de padres que se separan pueden empezar a enfermarse.

* Culpa: en algunos casos aparecen sentimientos de culpabilidad en los hijos, que piensan que la ruptura de sus padres se debe a algo que hicieron o dejaron de hacer.

* Decepción: saber que sus papás ya no están juntos puede ocasionar sentimientos fuertes de decepción.

* Manipulación: los padres utilizan a sus hijos para enviar mensajes, obtener información del otro, o bien, para atraer su cariño y atención. O también, los hijos pueden aprovecharse de este momento para manipular ellos a sus padres y obtener beneficios tanto materiales como humanos.

* Se puede presentar la situación de que los papás separados utilicen a sus hijos como forma de conflicto.

Si está en crisis tu matrimonio y estás pensando en separarte o divorciarte, reflexiona mucho antes de hacerlo; es una decisión muy importante que puede terminar con una mala relación, pero que también da lugar a varias consecuencias, como las que hemos platicado el día de hoy.

Antes de tomar esta decisión: “piénsalo dos veces”.

 

 

Los padres ante la televisión

Carlota Sedeño Martínez

Última actualización: 22 Marzo 2017

Abundan los estudios sobre los efectos negativos que la televisión produce en el desarrollo cognitivo infantil.

 

éxico; televisión, padres, hijos

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford a unos 400 chicos de tercer grado, a lo largo de un año, en escuelas primarias del norte de California, indica que los chicos de alrededor de 9 años que tienen un televisor en su habitación obtienen resultados más bajos en pruebas estandarizadas que aquellos de sus compañeros que no disponen de televisor personal. Además, disponer de televisión en la propia habitación incentiva el aislamiento, provoca adicción y es contrario a la vida de familia.

La televisión bien utilizada puede ser un medio para educar a los hijos. Han de ser enseñados por sus padres para que vean espacios televisivos gratificantes y enriquecedores. Igualmente, deben ser enseñados a no ver aquellos programas que degradan su dignidad humana. Los padres son totalmente responsables de esta importante tarea. Usar la televisión como “niñera electrónica” es un perjuicio claro para los niños. Posteriormente, echarle la culpa a la televisión es una salida fácil.

Los padres son los responsables de que en la casa se vea buena televisión y, en la mayoría de los casos, será conveniente que los hijos estén acompañados por ellos. Así se podrán comprobar los efectos que los programas producen en ellos y comentar juntos lo que todos están viendo en la pantalla. Nunca es conveniente que los niños vean los programas que se les antoje, ni solos ni acompañados por sus padres. Se sabe muy bien que los llamados programas “infantiles” son, en muchos casos, totalmente inadecuados y, a veces, negativos.

La capacidad de imitación que tiene el niño es enorme y, por ello, hay que esforzarse para que vean en televisión personajes reales y ejemplares, por ejemplo: deportistas, héroes de nuestra historia, escritores destacados, etc. Hay que escoger espacios televisivos que se relacionen con el desarrollo de valores familiares, amor a la naturaleza, ocupación positiva del tiempo de ocio, cultivo de la cultura y del espíritu, etc., y no programas frívolos y superficiales.

Es importante enseñar a los hijos a ver determinados programas de televisión y no a darle al botón del televisor a ver que sale... Sólo así se puede desarrollar la capacidad de selección y discriminación que irá habilitando a las personas a ver aquello que conviene y dejar aquello que es inadecuado o rechazable. Cualquier espacio que incluya sexualidad, violencia, maldad, permisividad, delincuencia, racismo, etc. no es apto para niños.

Hay que tener muy claro la gran influencia que la televisión ejerce en la conducta de los hijos. Muchos comportamientos negativos en niños y adolescentes han tenido su origen en la contemplación de las llamadas series “juveniles”. Los padres se encuentran, posteriormente, inermes ante actitudes desbordadas de los hijos. No es nada fácil educar en estos tiempos, ya se sabe, pero la responsabilidad paterna y materna hay que ejercerla desde el principio, hay que adelantarse para no lamentarse después.

Hay revistas como “Hacer familia” que pueden ayudar mucho a los padres en este sentido y páginas web como, por ejemplo, interrogantes.net.

Las familias tienen que buscar ayudas positivas. Por otra parte, nunca puede olvidarse que los hijos aprenderán los valores morales, antes que nada, en el ámbito familiar y en la convivencia con los demás, no en los personajes y acciones de la televisión.

Es muy importante evitar que los hijos vean televisión-basura. Confundirán la realidad con la ficción, se desorientarán y equivocarán al valorar el sentido de la vida e irán deformando su propia conciencia. La televisión no es imprescindible ni es el único medio para llenar el tiempo libre. Y otra cosa: el ejemplo va por delante. Si los padres ven mucha televisión o televisión de mala calidad, ¿con qué criterio van a evitar que sus hijos vean programas negativos para ellos?

He querido hablar de televisión, pero ¿qué decir de Internet a través de móviles, ordenadores, tabletas, etc.

 

 

¡LA CONSECUENCIA DE LAS AVENTURAS DE LA VIDA POLÍTICA FRANCESA!

Este lunes 20 de marzo, se ha desarrollado el primer debate entre los 5 candidatos a las elecciones presidenciales que podían sobrepasar el 10% de intención de voto según los sondeos. Los se excluyen 6 otros. Es nuevo desde hace tiempo, que a partir de la primer vuelta de la elección un debate esté organizado entre los candidatos considerados poder ganar la elección.

 

Así pues, la vida de información se basa en las previsiones de los organismos de sondeo al momento T, lo que elimina inmediatamente el conocimiento de otros proyectos de candidatos.

¡Así pues, va la vida política bajo la protección de democracia!

 

Otra particularidad: hubo anteriormente candidatos sospechados por la justicia: tal Nicolas Sarkozy, por otra parte liberado en el asunto BETANCOURT, pero este año, las puestas en examen o investigaciones judiciales sobrepasan todo, sobre todo como en el asunto FILÓN el cual, ciertamente se pone en examen lo que: no es una condena sin la cosa juzgada, y la presunción de inocencia corre siempre.   

  

Sin embargo, es la primera vez bajo el Ve República que se sospecha a un candidato considerado susceptible de triunfar así entre los jefes de investigación. Otra candidata: Marine Le Pen, justifica de su inmunidad parlamentaria sólo para no presentarse al juez en absoluto que alega su expediente no es reciente, y que constata que su convocatoria lo está en época de elecciones. 

 

Se le sospecha a emmanuel MACRON, de hase aprovechado de su estatuto ministerial para una reunión organizada en los Estados Unidos, pero de la que no era el organizador. Las francesas y los franceses son cada vez más numerosos a preguntarse y en a indignarse, ante este triste espectáculo inconcebible para muchos países extranjeros.El candidato FILÓN hizo referencia a la probidad del General DE GAULLE, indicó sobre la cadena de televisión TF1 que no se presentaría si se ponía en examen, sino, él rechazó este compromiso asumido delante de los franceses, alegando su persecución judicaire = la irrupción de la justicia en la vida política en una campaña presidencial.

 

El grupo político UDI, alegó un corto momento la ética para suspender su apoyo al candidato FILÓN, luego se sumió ante la determinación del candidato y su reunión al Trocadéro, pero, se puede lógicamente pensar que es sobre todo debido a seguros dados cuando la reserva de circunscripciones concedidas por el partido Republicano para las próximas legislaturas que seguirán las elecciones presidenciales.

 

En cuanto a la izquierda: dividida con 2 principales candidatos, y con divisiones incluso en el PS, o líneas divergentes se enfrentan = ella hipotecó sus oportunidades de victoria para las elecciones presidenciales, y son el más pobre, modesto, las capas populares, que pagarán el precio.

 

¡Se puede imaginar, que acerca de las elecciones presidenciales, por despecho, o incluso aversión en algunos electores, el tipo de abstención será superior a las consultas anteriores!

 

¡Lo que es grave, es que manteniendo la puesta en examen de un candidato se trivializa como no acontecimiento = circulan, no hay nada que ver, deja la vida política hacer su obra, esto, independientemente de toda consideración ética y moral! A este ritmo: la corrupción política en nuestro país va a incorporarse a la de algunos países del continente sudamericano.

 

outer certains commentateurs, ou dirigeants politiques et économiques, la philosophie ne servirait plus à rien, serait à ranger aux archives, dans ce monde corrompu,  miné par les pouvoirs de l’argent et de la réussite individuelle. Heureusement : qu’il reste des puissances spirituelles de grandes Religions comme le Pape FRANCOIS, les bouddhistes : Daisaku IKEDA, et le Dalaï LAMA.. Qui indiquent le sens, la direction..

En este mundo, donde los progresos científicos y tecnológicos van más rápidamente que la conciencia moral, sería urgente releer las contribuciones de grandes filósofos: KANT, HEGEL, MARX, NIETSCHE, HEIDDEGER, ....... et plus récemment lire: RICOEUR, LEVINAS, LACROIX, SAVIA, FOUCAULT, INVERNADEROS, CONDE SPONVILLE….

 

Los trabajos propuestos por el grupo de investigadores internacionales: GHA (asociación global de armonía) que propone el método GPS (ciencia global para la paz), impulsado por el filósofo y sociólogo ruso Léo SEMASHKO, se sentirían en el deber ser tenidos en cuenta por las instancias dirigentes, como la contribución del método del rebasamiento por la creatividad que inauguró el Profesor GALTUNG, pionero de las investigaciones para la paz.

 

En cuanto a debate él mismo, este 20 de marzo entre los 5 candidatos, me inspira estas algunas reflexiones: Este debate irá seguido de 2 otros, de los que el último sobre el servicio público con todos los candidatos (11). Esta novedad antes de la primer vuelta, fue inspirada por el éxito de información de los debates en las enseñanzas primarias de la derecha “y en la bonita alianza” para estas últimas palabras = divertido de nombre cuando se conoce a la división en el PS. 

 

Sin embargo, mientras que el debate de fondo ya fue alterado por el asunto François Fillon principalmente, luego el ciertamente diferente acerca Marine Le Pen y Emmanuel MACRON, la mediatización acentuada de esta primer vuelta puede tener el efecto perverso que no sean las ideas de fondo que dominan, sino la habilidad o de los candidatos el más a la comodidad en la bandeja. La organización de los dos últimos debate con todos los candidatos no va a ser fácil a organizar. En cuanto al contenido de los intercambios este 20 de marzo = cada una, cada uno, hará su convicción según sus señales personales. Tengo los nuestros basados que la opción preferencial para los más escasos y maltratados.

 

El Consejo constitucional volvió su veredicto. Habrá 11 aspirantes a la función de Presidente de la República en la primer vuelta de las elecciones presidenciales. A 32 días del escrutinio, minado por los asuntos en todas las clases, el debate político sobre el fondo va t por fin a comenzar. ¡Este lunes 20 de marzo en el debate televisado aunque este primer intercambio sólo se refiera a 5 candidatos se entró en el meollo de la cuestión pero que de tiempo perdido con el serial dicho de los asuntos!

 

A tener en cuenta, que si los 2 candidatos de extrema izquierda recogieron las 500 firmas para presentarse, a la derecha: el PR (partido republicano) y sus aliados, hicieron presa para preservar a su candidato: Michèle Alliot-Marie, Henri Guaino, remó YADE, no obtuvieron los 500 patrocinios indispensables.

 

FN (front national).

Présentement, l’inquiétude est de mise chez nombre de commentateurs politiques et au sein des autres parActualmente, la inquietud es de puesta en muchos comentaristas políticos y en los otros partidos. ¿Se consagran algunas películas, reportajes, al FN, las OBS, acaban de consagrar un expediente especial, y a continuación?

 

ne peuvent  innocemment tempêter, s’offusquer, mettre en garde :C’est leur mise en œuvre inconséquente, qui est en grande partie responsable du développement du FN (Front national) ! Crier au loup est une chose, assumer ses choix passés :ceux qui ont pénalisé essentiellement les couches populaires, les plus fragiles, les laissés pour compte, la jeunesse et les seniors, en est une autre !

 

Si c’est MACRON ou LE PEN , qui l’emportait au second tour = quelle majorité¿Si es MACRON o LE PEN, que triunfaba a la segunda vuelta = qué mayoría saldría en las elecciones legislativas que seguirán, y con que controlaría o ella? A menudo:¡se dice que las electoras y electores confirman el voto en las elecciones presidenciales pero con tanto aventuras, y con algunas candidaturas inéditas en cuanto a su funcionamiento fuera de los 2 bloques tradicionales, nada no se adquiere! Se oyó a François Bayrou indicar el 9 de marzo sobre BFM TV: “cada tema a su vez, el inmediato es el resultado de las elecciones presidenciales….pero: ¿es eso prever, y administrar? 

 

¿Ciertamente, con tales repercusiones, François Fillon, a pesar de sus asuntos aún no perdió, y puede aún tener un milagro para la izquierda? ¿A continuación, qué ocurrirán con el PS y el PR después de las legislaturas? ¡El tiempo de los Reglamentos de cuenta será quizá doloroso!

 

Copyright Guy CREQUIE

 

Escritor francés con finalidad filosófica, publicó 29 obras cuyos algunos en el extranjero, cuyas 16 pruebas de sociedad: algunos introducidos por grandes intelectuales de nuestro tiempo. Ahí tienes algunas contribuciones: - “Cultura y humanidad” saludado por el Subdirector a la cultura de la UNESCO del tiempo; - “Religiones y sociedad = qué perspectiva para la humanidad” (introducido por Emile POULAT, entonces Director de investigación al CNRS y Director de estudios a la escuela de los altos estudios en ciencias sociales); - “Occidente, te despierta te "; - “Llamada al humanos”; - “Los Cristianos y los retos del IIIe milenario” trabajan más que original para el tiempo (1985) con un triple prólogo o advertencia final de personalidades: católico, protestante, comunista; - “La Revolución del espíritu” (para el humanismo en acción); - “Reconciliar los derechos y los deberes” (para el futuro de la humanidad) introducida por el Presidente de la federación francesa de los clubes UNESCO; - “Formaciones y sociedad” introducido por Edmond VANDERMEERSCH, uno de los redactores de las cuestiones de educación en el Concile Vatican II…. - “Filosofía y autonomía ciudadana de pensamiento” con un prólogo de Ernesto KAHAN, que fue a buscar el Premio Nobel de la paz en 1985 de conformidad con la asociación mundial de los médicos para la prevención de los riesgos nucleares; - “Crónicas sobre el mundo y lo que está en juego a niveles planetarios” que valoriza el planteamiento de las Naciones Unidas de las cartas (UNILETRAS) en favor de la educación ciudadana de juventud con la contribución del arte y la literatura. Filosofía aujourd' hoyfilosofía mañana con prólogos de los pensadores de distintos continentes y confesiones. Qué pasar a ser para Homo sapiens en el horizonte 2120 “con un prólogo d Jacques BRUYAS Président de la unión de los escritores Ródano Alpes-Auvernia “Antes, Individuo CREQUIE se alimentó con las contribuciones de Jean LACROIX, el gran filósofo personalista, cristiano, que tuvo la crónica filosófica al periódico de gran tirada “el Mundo” de 1950 a 1980 y de Emmanuel Lévinas, quien Jean LACROIX, le presentó en 1980. Recientemente en 2015 y 2016” Filosofía aujourd' hoyfilosofía mañana” - y “Poesía de la paz y la armonía” - Qué ocurrir con para Homo sapiens en el horizonte 2120” estas 3 obras publicadas de manera bilingüe en los EE.UU, con prólogos de personalidades de paz y académicos internacionales. 

Mis 13 recopilaciones poéticas fueron introducidas por de la personalidad nacional e internacional de la cultura, la ciencia y las artes = recientemente Poesía de la paz y la armonía” introducido por el historiador lionés Jean ETEVENAUX, Presidente de la sociedad de los autores Rhônalpin, Jean-Paul de BERNIS, Presidente del mérito y dedicación francesa, Presidente de la Academia internacional de las artes y cartas, las versiones internacionales por de la personalidad de la India y China, las de las cuales del actual Presidente de la Academia mundial de la cultura y las artes y del congreso mundial de los poetas. Nadie que no es Maître en su ámbito = que debe tenerse en cuenta, que si recibí distinciones académicas:nacional, europea y mundial para mis compromisos literarios y vocales en favor de la paz y la armonía = las Instituciones locales y regionales ignoran mis actividades. Ahora bien, en septiembre de 2017, esencialmente, pongo fin a 74 años, a la parte fundamental de mis responsabilidades.

 

 En vez de dar facilidades pierden bonificaciones

Las familias numerosas valencianas se han dado cuenta de que no basta con protestar, y han dado la solución a la Consellería: que desde las direcciones territoriales (es decir, provinciales) se puedan expedir los carnets con una vigencia transitoria mientras se tramita el carnet definitivo, y así no perder los beneficios a los que tienen derecho.

Desde la Consellería han visto con buenos ojos la solución aportada por las familias numerosas, tras más de un año de protestas ante el atasco burocrático de la Consellería: ahora se podrán obtener en las direcciones territoriales de Alicante, Castellón y Valencia. Y al menos han arrancado de la Consellería lo que ellos han propuesto para resolver el problema burocrático, muy poco comprensible en la etapa actual de la gestión telemática y “online” de tantos asuntos económicos y administrativos, y ahora esperan que la Consellería se tome más interés en la gestión administrativa de sus derechos, incluido que se pueda obtener el carnet o renovar por vía telemática: desde la Consellería dicen que lo van a estudiar.

Xus D Madrid

      

La escuela concertada

El valor que supone la educación que ofrece la escuela concertada en España no necesita demostración. Podría hacerse con las cifras en la mano de lo que el Estado se ahorra, pero basta con mostrarlo acudiendo al testimonio de los miles de padres que, año tras año, confían en este tipo de centros para sus hijos. Fruto de connivencias políticas con partidos radicales de izquierda, la hoja de ruta contra los colegios concertados se ha empezado a aplicar desoyendo el clamor de la gente, que como en el caso de Valencia ha llegado a echarse a la calle bajo el lema “Salvemos la concertada”, plantando cara a la Administración y reclamando algo tan obvio como que no se les coarte la libertad de elección a las familias.

La última andanada se ha producido hace tres semanas en Andalucía, con el pretexto de quitar cualquier tipo de ayuda a la Escuela Diferenciada. Sin esperar el fallo definitivo del Tribunal Supremo, la Junta ha aplicado el rodillo ideológico y ha anunciado que para el próximo curso no renovará el concierto a ocho colegios andaluces, cinco de Sevilla y tres de Córdoba. En el fondo todo este acoso, y la amenaza de reducción paulatina de los conciertos, ponen de manifiesto una concepción estatalista de la educación, enemiga de la iniciativa social y de la libertad de las familias.

Valentín Abelenda Carrillo

 

 

Una nueva iniciativa de Scholas Occurrentes

La cultura del encuentro se siembra en el corazón de la persona a través de la educación. La Universidad Hebrea de Jerusalén, uno de los centros de educación superior más prestigiosos del mundo, será el próximo verano sede de un encuentro de paz al que asistirán jóvenes de Oriente Medio y del mundo. Es una iniciativa auspiciada por Scholas Occurrentes. El Papa Francisco, junto con los responsables de esta institución educativa destinada a crear vínculos entre pueblos y culturas para una nueva educación en el mundo, se ha encontrado recientemente en Roma con el presidente de la Universidad Hebrea de Jerusalén, profesor Menahen Ben-Sasson.

Francisco ha recordado que la religión nos une y enseña a crear vínculos de amistad: “con la intuición de Scholas y el prestigio e historia de la Universidad Hebrea, este encuentro producirá grandes cambios en el mundo”, ha apuntado el Papa. A la convocatoria del verano en Jerusalén han sido invitados también destacados representantes del mundo académico y profesional. El cambio hacia un mundo más fraterno y solidario, es una condición para un futuro de paz. Y este cambio debe comenzar por romper las barreras que levantan los hombres y hacer posible la convivencia entre personas de distinta razas y religiones. 

Suso do Madrid

 

Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre

 

            Jaén ya existía como ciudad a la llegada de los cartagineses y romanos, Tito Livio la llama AURINGI y ORIGEN; Polibio, ELINGA, y en el Concilio de ILLIBERIS se menciona con el nombre de ADVINGE. En ella, por ser muy fuerte se refugiaron Magón y los dos Asdrúbales, cuando fueron derrotados por los romanos en la batalla de Baécula o Bécula (“guerras Púnicas”), por Publio Cornelio-Escipión, el Africano. Los romanos no se atrevieron a emprender el asedio por sus fuertes defensas, sólo cayó después de la conquista de “Cartagonova”; y tras aquella odisea (digna de una superproducción cineasta), los romanos la hicieron municipio con el nombre de Flavia; después de casi un milenio, los musulmanes tras conquistarla le asignaron el nombre de CHIEN o GEEN y  tras del Califato, fue cabeza de un gobierno (reino, taifa o Cora musulmana), manteniendo su categoría de plaza fuerte, durante muchos siglos. Así nuestra ciudad está inserta en la historia desde muchos siglos atrás. Del nombre musulmán derivó el actual de Jaén. Y este es el resumen histórico conocido y escrito en la historia de Occidente, pero al parecer hay mucho más. 

National Geographic : Ha difundido unos vídeos difundiendo “ese otro misterio” cuál es la busca de “La Atlántida”: En esta nueva aventura los investigadores han estado en mi ciudad, donde muy recientemente se descubrieron unos amplísimos vestigios arqueológicos denominados “Marroquíes Bajos”; los que son datados más de tres milenios, antes de los que indico en mi preámbulo, que ya lo son, de más de dos milenios antes de Cristo. Por tanto si todo es así, estamos hablando de hace la friolera de seis mil años; lo que situaría “las ruinas de esta primigenia Jaén” (que afirman tenía entonces cuarenta o cincuenta mil habitantes) y cuyo nombre permanece en el misterio, en el principio de lo que se sabe de la civilización occidental, cuyos orígenes europeos se cree “nacieron” en la isla de Creta,[i] (ver video  y sobre todo el final del mismo que se dedica al descubrimiento en Jaén. https://www.youtube.com/watch?v=Mdw-ZwH-mSs

                                Ni que decir tiene el que este hecho, “es más importante que si se hubiese descubierto petróleo en el lugar”; ya veremos qué hacen ahora “las fuerzas vivas de Jaén entre las que hay hasta arqueólogos que has excavado y descubierto cosas nuevas en Egipto”; espero y deseo sepan organizarse y mover todos los hilos, que hay muchos por mover, puesto que no se trata sólo de “Jaén-Andalucía-España… SE TRATA DE EUROPA Y LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL; y hay fondos para ello en muchos organismos, nacionales e internacionales, Y UN MUSEO SIN EXTRENAR. Y por descontado “trabajos inmensos por realizar y crear un Turismo a tenor de ello. Confío en que la sucia política y demás parásitos, no entren en el meollo y sea dirigido por verdaderos expertos en los temas que requiere… “este nuevo tesoro de Jaén”.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y 

http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

 


[i] En ella se alzan los restos del palacio de Cnosos, el más importante del periodo minoico y el más conocido de los complejos arqueológicos desde su descubrimiento en 1878. Su aspecto y su tamaño han hecho de ella un lugar reseñable e ineludible de las civilizaciones de la Europa arcaica. Recibe medio millón de visitantes anualmente.